USF Libraries
USF Digital Collections

Korad

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Korad
Physical Description:
Serial
Language:
English
Publisher:
Korad
Place of Publication:
Havana, Cuba
Publication Date:
Frequency:
quarterly
three times a year
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Science fiction, Latin America -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction fiction -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - K31-00004-n03-2011-01
usfldc handle - k31.4
System ID:
SFS0024292:00003


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

E DITORIAL Ante ustedes nuestro cuarto nmero de Korad, una revista que persigue aglutinar las producciones referidas al fantstico cubano, incluy endo la narrativa de ciencia ficci n, fantasa heroica, el comic y la poesa especulativa, pero tambin conferencias, ensayos, crnicas, crticas y reseas. Para este nmero hemos decidido incluir un pe queo dossier, con una de nuestras escritoras de ciencia ficcin ms importantes en toda la historia del gnero: Dana Chaviano, autora de libros tan emblemticos como Los mundos que amo, Historias de hadas para adultos y Fbulas de una abuela extraterrestre. Nuestra seccin de plstica fantstica cuenta con una invitada especial: la ilustradora y artista digital francesa Mira, que accedi gentilmen te a colaborar desde Nant es con nuestra revista. Tambin aparecen cuentos o fragmentos de obras ganadoras o finalistas de concursos importantes del 2010 como los de Gabriel Gil, mencin el el Premio Iberoamericano Julio Cortzar, Yonnier Torres, Premio Luis Rogelio Nogueras de CF y un fragmento de la noveleta del Yoss, que se alz recientemente con el im portante premio UPC 2010. Esperamos que la disfruten. Consejo editorial Editor: Ral Aguiar Co-Editores: Elaine Vilar Madruga, Jeffrey Lpez y Carlos A. Duarte Correccin: Zulln Elejalde Macas y Victoria Isabel Prez Plana Diseo y composicin: Ral Aguiar Seccin Poesa: Elaine Vilar Madruga Seccin Cmics: Eric Flores Colaboradores: Dana Chaviano Proyecto Editorial sin fines de lucro, patrocinado por el Taller de Fantasa y CF Espacio Abierto y el Centro de Formacin Literaria Onelio Jorge Cardoso Redaccin y Administracin Centro de Formacin Literaria Onelio Jorge Cardoso. 5ta. ave, No. 2002, entre 20 y 22, Playa, Ciudad Habana, Cuba. CP 11300 Telef: 206 53 66 e-mail. revistakorad@yahoo.com Los artculos y cuentos publicados en Korad expresan exclusivamente la opinin de los autores.

PAGE 3

ndice: Editorial..2 La ciencia ficcin venezolana de hoy, verdad ero amor al arte. Susana Sussmann....4 Derecho de admisin. Susana Sussmann....9 La culpa la tiene Menard. Gabriel J. Gil Bendita sea la Habana. Yonnier Torres.....15 Plstika fantstika: Mira Humor: Bienvenido al Consumiso. Carlos C. M. Garca del Pino y David A. Hermelo..20 Dossier Dana Chaviano ....24 Entrevista a Dana Chaviano por Yoland a Molina Gaviln..................................................24 Poesa fantstica. 4 poemas de Dana Chaviano...30 Papel de la imaginacin chamnica en F bulas de una abuela extraterrestre, de Dana Chaviano. Robin McA llister...33 Super Extragrande (Fragmento ). Yoss...38 Convocatorias: Concursos ..42 Seccin El Cmic fantsticoMatas Prez de Luis Lorenzo Sosa. Por Eric Flores..47

PAGE 4

La ciencia ficcion venezolana de hoy, verdadero amor al arte Susana Sussmann Presentada en la Ciudad de Mxi co el 09 de noviembre de 2006 Revisada y actualizada para Espacio Abierto 2011, La Habana, Cuba Resumen En este documento se presenta un breve panorama del desarro llo del gnero de la ciencia ficcin en Venezuela, desde sus primeros pasos, pasando por la gestacin del m ovimiento cienciaficcionero actual, hasta conocer a los autores modernos. Deben saber que ante ustedes tienen, por encima de cualqui er otra cosa, a una aficionada al gnero fantstico, con especial predileccin por la ciencia ficcin y una fuerte dosis de inters por el horror. Y quisiera contarles un poco sobre mi acercamiento a este mundo. Yo no fu i una adolescente que leyese mucho, todo hay que decirlo, y sin embargo mi primera aproximacin a la ci encia ficcin ocurri en mi infancia. Por aquellos das sola gastar parte de mis tardes, cuando la televisin aburra mucho, en leer la coleccin de Selecciones del Readers Digest de mi padre. Y en una ocasin, all, le Arena de Fredric Brown. No puedo negar que hoy por hoy, Brown sigue siendo uno de mis autores preferi dos. Mi entrada definitiva en este mundo fue en la universidad, cuando empec a leer a Asim ov. De all en adelante ya no par. Hace algunos aos, durante una reunin de la tertulia caraquea, conver sbamos acerca de los niveles de frikismo en la ciencia ficcin. Un compaero deca que el primer nivel era aqul en el que uno lee solo y se

PAGE 5

maravilla solo. El segundo nivel se alcanza cuando uno entr a en las listas de correo y descubre... que no est solo! Y el tercer nivel consiste en los encuentros personal es; las tertulias, ni ms ni menos. Sobre el cuarto nivel hubo opiniones muy diferentes y la discusin sigue abierta. As que yo pas al segundo nivel poco despus al par ticipar en una lista llamada Hal-9000, que nunca tuvo mucho movimiento. Luego descubr cienciaficcion, la lista espaola. Ms tarde ingres a comunidadcf y a porticocf, dos listas argentinas. Y ahora tengo mi propia lista de correo, cronicadelaf orja (en yahoogroups.com), asociada a la revista digital del mismo nombre, pero ab ierta a cualquier tpico fantstico y tecnolgico. Por supuesto, la recomiendo ampliamente. Tambin partici po espordicamente en un par de listas venezolanas. En el 2005 sin embargo, fue mi salto definitivo a nuevos niveles de frikismo, cuando retom una abandonada carrera de aprendiz de escritora ingresando a un taller virtual de escritura, y cuando empec a organizar las tertulias de ciencia ficcin en Caracas. Ahora dirijo mi propio taller virtual, Los Forjadores y edito mi propia revista, Crnicas de la Forja que pueden encontrar en FORJADORES.NET. Todas mis actividades se car acterizan por esos saltos cunticos, de nada a todo, en un dos por tres. Les cuento todo esto para hacer nfasis en el papel ta n importante que ha tenido Internet en mi carrera de friki. Y lo hago porque es en ese papel que quiero centrar este trabajo, que se puede resumir en una sola frase: la ciencia ficcin en Venezuela, hoy, se hace en y a travs de Internet. No es una novedad decir que la ciencia ficcin se cons idera un gnero de segunda, por lo que un escritor, si quiere ser considerado como tal y tener la esperanza de ser descubierto por una editorial, negar fehacientemente su gusto por la ciencia ficcin. Y no es un mal venezolano. Pasa todos los das en el mundo. Cuntas novelas hay en la calle y que tocan temas como la clonacin, el viaje en el tiempo o similares, y cuyos autores niegan haber escrito ciencia ficcin? Thrille r tecnolgico lo llaman a veces, o usan algn otro eufemismo similar. Por eso los escritores contemporneos que no temen gritarle al mundo lo que verdaderamente son se refugian en los ghettos virtuales. La facilidad de publicar en Internet hace que uno se atreva a mostrar sus creaciones. Si bien mi primer cuento sali en el ao 2000 en la antologa Visiones que edita la Asociacin Espaola de Ciencia Ficcin, Fantasa y Terror, siempre lo consider suerte de principiante. Hasta el 2005, en que ese mismo cuento fue traducido al francs, y al chino en 2009. A lo que voy es a que cuando sali mi segundo cuento en la revista electrnica Axxn, yo estaba tan feliz que se lo contaba a cualquiera. Recuerdo que todo el mundo me preguntaba: Publicaste un cuento? Para nios? Y recuerdo a mi jefa dicindome que ella no lea esas cosas, que slo lea cosas tiles. Evidentemente, no he vuelto a tocar el tema en la oficina. Internet es, entonces, un refugio en el que nosotros lo s raros podemos ser ms nosotros mismos y menos las mscaras que nos ponemos en sociedad Resulta que el verdadero surgim iento de la ciencia ficcin en Venezuela se dio en Internet. Nos cuenta Jorge De Abreu en su artculo Ciencia ficcin venezolana: historia y prehistoria publicado en 2004 en la revista virtual Alfa Eridiani, cito: La dcada de los ochenta comienza con una nueva generacin que, a diferencia de las generaciones anteriores, fue nutrida durante su infancia con los cl sicos de la CF anglosajona y no se detuvo a considerar los aspectos aparentemente no intelectuales del gnero. Ese grupo decidi organizarse primero y crear despus, aunque sin lugar a dudas emplearon la organi zacin como un medio de facilitar el proceso creador. Fue el nacimiento del fandom venezolano, de corta est atura y desnutrido, pero totalmente autctono. El movimiento del fandom organizado, a la distancia de dos dcadas parece simultneo y concertado, pero en realidad fue catico y desorganizado; sin embargo, h asta de las locuras se obtienen dividendos: en los diez aos que van desde 1982 a 1992 se ciment lo que actualm ente es la moderna CF venezolana: bsicamente aficionada, identificada con los temas del gnero y su propio pasado literario fantstico y sesudamente intelectual, pero sin pudor de decir la naturaleza de su amor a viva voz... bueno, realmente con un poquito de afona. El inicio de este cambio en la CF venezolana, el p aso de la prehistoria al perodo histrico, ocurri a comienzos de los ochenta, cuando un par de estudiantes de fsica de la Univer sidad Simn Bolvar (USB) concibieron la creacin de una asociacin de aficiona dos a la CF. Csar Villanueva (1963) y Jos Ramn

PAGE 6

Morales (1963) ya haban organizado los dos primeros c oncursos literarios de CF en la USB, como estaban inmersos en la organizacin de los concursos se topar on con dos hechos que los ilu minaron: a) no eran los nicos aficionados al gnero en la USB, es ms, haba una muchedumbre (obviamente, desde la perspectiva del que se crea solo), y b) conocieron la existencia de una Coordinacin dependi ente de la Direccin de Desarrollo Estudiantil de la universidad que apoyab a la creacin y funcionamiento de organizaciones estudiantiles. La convocatoria para la conformacin de un grupo de CF se realiz a principios de 1984 y como resultado de las reuniones realizadas mircoles tras mircoles durante un par de meses en el antiguo saln de estudiantes de fsica (llamado COF por las mala s lenguas: Centro de Ociosos de Fsica) el 24 de mayo de 1984 se inaugura oficialmente UBIK, Club de CF de la USB. Aquel grupo fundador inclua, adems de a Villanueva y Morales, a Imre Mikoss, Yam il Madi, Vctor Pineda y Jorge De Abreu. En forma independiente, durante ese mismo ao se produjo otra c onvocatoria en la Universidad Central de Venezuela con el mismo fin de constituir una agrupacin de CF; sin embargo, aque lla iniciativa aparentemente cay en el vaco y no prosper. Aqu interrumpo yo para puntualizar que fue en la mi sma Universidad Simn Bolvar donde yo estudi fsica durante ocho aos (los fsicos no solemo s graduarnos en los cinco aos regl amentarios, eso es para locos). Pero jams pertenec a UBIK. Fue mi perodo antisocial. Habi endo interrumpido a Jorge a la manera criolla, le cedo nuevamente la palabra y contino citndolo: En 1986 UBIK comienza a editar Cygnus, la primera revista conocida de CF venezolana. De Cygnus fueron publicados cinco nmeros a lo largo de oc ho aos. En las pginas de Cygnus aparecieron por primera vez los relatos de muchos de los escritores de esa nueva generacin de la CF. Para terminar de completar el crculo, en julio de 1991 Daro lvarez, Ingrid Kreksch, Francesco Pellegrini, Gonzalo Vlez y otros, crean ALFA (A sociacin Libre de Ficcin Anticipatoria) la segunda asociacin de CF venezolana, que a partir de 1993 co mienza a publicar la revista Solaris, de la cual lamentablemente slo editan un nmero. Empezando 1994, Daro lvarez en representacin de ALFA y con la colaboracin de la Fundacin REACCIUN (Red Acadmica de Cooperacin, Comunicacin e Intercambio entre Universidades Nacionales) de Ven ezuela crea la lista de correo ALFA-L, la primera dedicada al gnero en Venezuela y una de las ms antiguas de Hispanoamrica. Paralelamente, a finales de ese mismo ao, UBIK pone en lnea su BBS. As que para 1994 los aficionados de la CF de toda Venezuela por fin podan inte rcambiar opiniones y organizar actividades en forma eficiente, a pesar de las limitaciones de una tecnolog a que no estaba ampliamente distribuida. En UBIK BBS se gest entre 1996 y 1997, principalmente, el proyect o literario Historia Universal que logr juntar a varios autores venezolanos (Yvn Ecarri, Miguel ngel Gonzlez, Csar Lezama y William Trabacilo, entre otros) y ms de veinte relatos. UBIK BBS ces sus actividades en 1998 debido a la muerte sbita del computador que lo albergaba y la presencia ya dominan te del World Wide Web. De hecho, en 1997 (10 de enero) se inaugura la pgina web de la recin cons tituida Asociacin Venezolana de Ciencia Ficcin como una extensin natural de l UBIK universitario. Para 1996, Alirio y Daniel Gavidia (Alirio era un viejo conocido de UBIK, pues haba participado en varios concursos literarios) comienza n a editar la revista electrnica Ko inos. La revista public durante sus cuatro nmeros de existencia (hasta el ao 2000) varios relatos de CF. El escritor Jorge Gmez Jimnez (1971), editor de la revista Letralia, se compromete en 2000 con el gnero al publicar con su editorial digi tal Letralia, la coleccin de relatos 2000: El Futuro Presente que reuni a varios autores de CF de Latinoamrica. El pr opio Gmez Jimnez, que ha escrito varios relatos de CF, contribuy con El eco de Frankenstein una fantasa sexual cyberpunk, que apareci en esa antologa. Durante los 19 aos que han transcurrido desde la apar icin del primer nmero de Cygnus, la nueva CF venezolana ha producido autores y obras interesantes y mucho ms comprometidas con el gnero de lo que lo haban sido la literatura y escritores precedentes. De las palabras de Jorge, que no reflejan ms que la pura realidad, se deduce que en verdad tenemos poca historia. Pero tambin es fcil notar que el uso masivo de Internet ha contribuido a hacer crecer exponencialmente la cantidad de personas comprometidas c on lo fantstico. O tal vez slo a descubrirnos los unos a los otros.

PAGE 7

Hoy por hoy sobran las revistas virtuales donde publicar y, ms importante an, donde leer de manera gratuita cantidades ingentes de literatura fantstica contempornea. Mucha gente opina que esto es malo para el gnero. Dicen que merma la calidad, porque hoy publica cualquier a. Yo niego esto. No quiero decir que es mentira que publica cualquiera. Publica cualquiera. Tampoco digo que no hay cuentos de muy baja calidad en la red. Los hay. Lo que yo afirmo es que antes de la masificacin de los medios virtuales tambin haba autores sobrevalorados. Al final, antes, como ahora, todo depe nde de la opinin particular del editor, ese superhombre (o supermujer, que todo hay que decirl o) que tiene en sus manos el poder de decir que un cuento vale o no vale. Internet slo disminuye el peso del factor co mercial y acelera mucho los tiempos. Hoy es posible recibir una respuesta media hora despus de enviar un cuento. Tampoco vayan a pensar que en Venezuela los escritores de ciencia ficcin estamos peleados con las editoriales. Nada ms lejos de la verdad. Lo que sucede es que los escritores contemporneos y las nuevas estrellas que van surgiendo tenemos un acuerdo tcito con las editoriales tradicional es. Nos ignoramos mutua y concienzudamente. (Aunque en los lti mos dos aos la Fundacin Editorial El Perro y La Rana, cuya misin es la publicacin de libros y revistas en forma masiva, est mirando nuestra actividad con inters creciente, y recientemente ha salido el primer nmero de una re vista de literatuta policial y ciencia ficcin llamada Tln y los dos primeros tomos de una serie de libros de ciencia ficcin, Noticias del Futuro I y II Tal vez an es pronto para saber hacia dnde term inar esta iniciativa maravillosa.) Es por todo esto que la mejor fuente de ciencia fi ccin venezolana es la red. Y buscando en ella podemos encontrar varios nombres que se rep iten una y otra vez. Les cuento un poco sobre esos nombres. Eso s, no esperen una bibliografa exhaustiva, sino apenas un es bozo de lo que escriben nuestros embajadores de hoy en da. Comienzo, de manera un tanto caprichosa, por Jorge De Ab reu, el autor del artculo que cit largamente hace un rato, miembro fundador del club UBIK ya menciona do y escritor muy prolfico. Adems de invadir sistemticamente las revistas electrnicas, edita dos ms (Ubikverso y Necronomicn). Por lo extenso de su bibliografa, me niego en redondo a hablarles de todos su s cuentos. Pero busquen, busquen en la red y vern. Otro nombre que suena por ah es el Ronald Delgado Cruz, un joven caraqueo que ha publicado varios cuentos en la revista Axxn. Mencin especial, a mi gusto particular, merecen Conciencia recuperada un cuento que trata el tema de la clonacin, El evento de Saturno una aventura espacial, y, mi preferido, Disfrutar de esa manera un esbozo de lo que podrn ser los nios venezo lanos del futuro lejano y que nos hace reflexionar sobre cmo todo vuelve, todo se repite, y la naturaleza humana, en el fondo, nunca cambia. Recientemente, Ronald ha autopublicado su primer libro, El despertar de Meganet Podemos hablar tambin de Jorge Gmez Jimnez, el edito r de la revista electrnica Letralia Tierra de Letras y un buen amigo mo. Jorge escribe dentro del gnero fantstico en su acepcin ms amplia y generosa, con ocasionales guios de ciencia ficcin. De este gnero, mi cuento preferido es La cacera de ciclistas cuyo ttulo dice todo acerca del tema que trata. Este cuento puede leerse en la pgina personal del autor y, francamente, yo se los recomendara a todos ustedes. Cito a modo de abrebocas : Y es que un deporte como la cacera de ciclistas, que es aceptado y aplaudido por las multitud es de todo el pas, no pud o dejar de contar con sus detractores, como en otros tiempos el boxeo metalizado y la equitacin sobre azoteas. Tenemos tambin a Julia Marina Mller, recientemente fa llecida. La mejor muestra de ciencia ficcin nacida de su teclado es De repuesto escrito al mejor estilo de la ciencia ficc in norteamericana de los aos cincuenta y con la misma clase de moraleja: la humanid ad es especial, incluso cuando ya no existe. Y as como he mencionado algunos de los nombres que se leen en las revistas virtuales por estos das, no puedo evitar la necesidad de hablarles tambin de los nuevos ta lentos en formacin. Los talleres virtuales, como le hace un tiempo en un ensayo cuyo autor lamentablemente he olvidado, han sustituido a las antiguas charlas de caf en las que los poetas intercambiaban textos y se cr iticaban mutuamente. En los talleres virtuales podemos encontrar a montones de aficionados, y otros que no lo son tanto, interc ambiando conocimientos y desconocimiento, intuiciones y mtodos, preguntas, respuest as, talento y, sobre todo, creatividad. En los nuevos talentos, futuro de la ciencia ficcin de habla hispan a, sobra el entusiasmo y les rebosa una avidez de crear impresionante, sobre todo porque muchos de ellos, como inocentes criaturas, lo hacen por el puro gusto de

PAGE 8

hacerlo, sin esperar nada a cambio. Y es una faceta im portantsima, porque las nuevas generaciones apostarn, cada vez ms, por la universalidad de la cultura. Hace unos meses, un editor me preguntaba si yo crea que el libro en papel desaparecera algn da. Pienso que no, pero tambin creo que acabar siendo una pieza de museo poseda slo por gente especial. La masa, en mi opinin, beber del libro virtual. Y la masa es lo que convierte a una persona que emborrona hojas (virtuales o reales) en escritor. Esto es todo lo que tengo para uste des. Espero haberles podido mostrar un panorama no demasiado aburrido de la ciencia ficcin venezolana contempornea. Y, si no he logrado eso, al menos haberlos entretenido un rato. Susana Sussmann: Nacida en Espaa en 1972, creci y se educ en Venezuela, donde reside actualmente. Estudi fsica en la universidad, especializndose en cuerdas y supercuerdas, rea en la que realiz dos tesis de investigacin. Fue docente en fsica a nivel de pregrado en varias universidades venezolanas, la Universidad Simn Bolvar, su alma mter, la Universidad Central de Venezuela y la Universidad Catlica Andrs Bello. Fue durante tres aos la Jefe del Laboratorio de Masa de la Direccin Nacional de Metrologa, en donde adquiri conocimientos en metrologa de masa y pequeos volmenes y sistemas de la calidad para laboratorios de medicin. Tambin all se certific como auditor bajo ISO17025 y, gracias a ello, dict clases de metrologa y calidad a nivel de postgrado en la Universidad Catlica Andrs Bello. Actualmente se desempea como Coordinadora de Calidad en el Instituto de Ingeniera. Su sana combina su formacin cientfica con algunas aficiones artsticas como la escritura y el canto. Se de sempea como editora de la revista electrnica Crnicas de la Forja coordina el taller literario Los forjadores y organiza las Tertulias Caraqueas de Ciencia Ficcin Fantasa y Terror manteniendo una presencia activa en diversas listas de corr eo relacionadas con el gnero fantstico. Sus cuentos han aparecido en decenas de publicacione s electrnicas de diferentes pases.

PAGE 9

DERECHO DE ADMISIN Susana Sussmann SE RESERVA EL DERECHO DE ADMISIN. Eso dice el cartel colgado en la puerta de la disco-barrestaurante de moda. Y ms abajo, aade: SOLO SE ADMITEN HUMANOS. Un hombre gesticula ante el portero, visiblemente mo lesto. Acerqumonos a ver qu le sucede. Mientras caminamos hacia el lugar, vemos que una mujer se acer ca con un pequeo perro chihuahua en brazos, muestra un par de credenciales y el portero la deja pasar. Ahora ya estamos lo suficientemente cerca como para entender lo que el hombre dice a los gritos al portero: Cmo no me dejan entrar a m y dejan a ese m ugroso perro? Cmo me van a decir que un perro es ms humano que yo? El portero, que se ve est muy acostumbrado a escenas como sta, responde con ecuanimidad: La dama y su perro tienen, ambos, su certificado de humanidad. Usted no. No hace falta ms explicacin. El hombre se da media vuelta, tiene el rostro congesti onado, aprieta los puos, voltea con violencia y estrella su mano contra la pared para descargar su ir a. El portero sonre de medio lado. Por cosas como sa es que no se le da el certificado de humanidad a cualquiera... Noviembre 2010

PAGE 10

La culpa la tiene Menard En la hora de angustia y de luz vaga, en su Golem los ojos detena. Quin nos dir las cosas que senta Dios, al mirar a su rabino en Praga? El Golem. J.L.B. A Ral Aguiar por recordarme a Pierre Menard, autor del Quijote Borges 1 result defectuoso. No conoca las lenguas nrdicas ni tena memoria de haber ledo a ningn estructuralista ruso. El Borges 2 supo y record estas cosa s pero no tena miedo a los espejos y desdeaba de la filosofa. Borges 3 tuvo el miedo y la erudicin del bi bliotecario pero nunca le gustaron las milongas ni los gauchos. Al Borges 4 no le gustaba escribir, padeca una ceguera psicosomtica y tena un gusto casi fetichista por los escritos de Bertrand Russell. El Borges 5 despreciaba las sandeces de Coleridge y consuma mucho ms a Chesterton. Ninguno sali como yo esperaba. Haba preparado un buen duplicado del ADN original, y construido una rutina mnemnica que le indujese al cbrido la vida del escritor argentino. Haba monito rizado en detalle la clonaci n y la habilitacin del diseo neural basado en la vida, los escritos y los restos mort ales del antiguo Borges. Sin embargo, fallaba una y otra vez. La tarea resultaba muy complicada. No era Borges qui en vena a la realidad sino un Golem sin ninguna singularidad o simplemente deficiente. Nada que pudiese acep tar el departamento de Literatura Comparada de la Universidad de Cambridge. Me haban ofrecido este proyecto meses atrs; queran crear un cbrido Borges para impartir los cursos de Tcnicas Narrativas, Historia de la Literatura Universal, y dictar seminarios sobre su propia obra. Quin mejor que el mismo Borges para hablar de El Aleph?, me decan, y yo asenta porque era el nico tema de tesis de grado que estaba disponible y porque tonto yo! me pareci un trabajo pedestre y rpido.

PAGE 11

Yo estudiaba Binica. Y no haba reprobado las materias ms difciles: ni Redes Neurales ni Implantes Mnemnicos. Y por dems en los laboratorios de la fa cultad haba creado a Einstein, a Darwin, a Freud, a Churchill y a Lenin. En el pregrado no se exiga modelar la personalidad de un artista ni la de un escritor. Por algo sera, pens despus de que Borges 3 se me acerc y me pregunt si Bioy Casares era un personaje de algn cuento suyo. Por dios, haba tomado este trabajo por fcil y ya estaba prximo a la predefensa sin un buen Borges que pudiera litigar con algn Cortzar en un seminario did ctico. Acaso no podra terminarlo en tiempo? Todo eso me acuda a la cabeza cuando me sent en el sof del laboratorio cerca de uno de los Borges el quinto que aguardaba, apoltronado en un silln, a que conversase con l. Esta es mi ltima semana, Borges yo les deca a todos Borges porque no me gustaba nombrarlos con nmeros. Pero saba quin era quin. Borges 5 cruz las piernas, levant la mano derecha y comenz a sobarse la barbilla. Esa agona, ese pesar de no poder terminar una obra en el tiempo que se nos ha conferido me inspira. S, probablemente escriba un relato que explore esa im potencia, esa sensacin de irrealizacin, ese tormento acuciante Ya lo escribiste, Borges. Esa era otra cosa que no haba podido arreglar: era imposible evitar que los cbridos tratasen de escribir sus cuentos de nuevo y ms complicado que eso resultaba otorgarl e la creatividad suficiente para escribir un cuento o un poema nuevo. Por suerte no eran cosas que se requiriesen El Departamento de Literatura Comparada quera al Borges pasivo de sus ltimos das, apagado por la injusticia de los Nobel y revisando su vida infeliz y consagrada a la literatura, no al escritor constant e de relatos, ensayos y poemas. Cmo? pregunt. Explicarle era un suplicio mayor. Suspir y le contest: S, s. Ya lo escribiste. le dije mientras levantaba los pies y me acostaba en el sof del laboratorio. Lo titulaste El Milagro Secreto. Jaromir Hladk, un judo que vive en Praga, no ha terminado el segundo acto de su obra cumbre, Los Enemigos, cuando es capturado y cond enado a fusilamiento por guardias del Tercer Reich. En el segundo en que se disparan las escopetas Dios le concede el tiempo para terminar su obra, mientras el mundo queda inmutable, intemporal. Luego muere a escopeta zos, habiendo escrito el final de Los Enemigos. Nadie supo que concluy la obra pero slo el hecho de terminarla, an en el anonimato, le pareci suficiente caridad del demiurgo. Es pobre. No parece algo urdido por m. Carece de la l gica y el formalismo de mis relatos. Un cuento menor, sin duda alguna. Y dice usted que yo lo hice? Borges 5 no era modesto. Yo haba revisado la indifere ncia y la parquedad de Borges 4 y las haba pulido. Haba conseguido en vez un Borges grandilocuente, menos misntropo que el anterior pero tambin que el original. Borges 1 se sent en otro de los sillones del labor atorio mientras sorba un mate. Se inmiscuy: S. Por supuesto que lo escrib. Y no es menor, aunque s ms libre de explicaciones. No las mereca. Recuerdo cuando se lo le por primera vez a Silvina Ocampo Qu? No les interesa para nada mi problema? increp. Borges 1 abri mucho los ojos, Borges 5 frunci el ceo, y los otros que andaban desperdigados por la habitacin se acercaron y se sentaron en banquetas y sillas alrededor del sof donde yo yaca atormentado. Seguramente habr alguna forma de corregir la pe rsonalidad Borges que has creado y recuperar la autntica dijo Borges 4, con los prpados apretados, evitando ver Quizs puedas infundirle experiencias post clonacin. Eso ya lo intent con el primer Borges y o casion depresiones y sndromes de alienacin. respond desganado.

PAGE 12

S. Pero eso sucede cuando intentas atiborrarnos los sesos en el simulador. Qu tal si nos dejas participar de este mundo? Pasear por la universidad, ir a la bi blioteca y consultar la literatura moderna. Quizs la personalidad Borges necesite salir de un estancamiento, de una inercia montona, de un Zahir singular y distinto para cada cual Lo que dijo inmediatamente llam mi atencin. Me incorpor en el sof y pens en voz alta No. No, ya ustedes no tienen mane ra de cambiar. Aunque se acomode n mucho a esta realidad ha pasado mucho tiempo. Y han definido muy bien sus pe rsonalidades. Los donar a la Fundacin Mara Kodama. Pero quizs si hago otro Me puse en pie y recorr el laboratorio. Encend una de las clonocpsulas, le administr el ADN tantas veces utilizado y program las conexion es neurales tantas veces fallidas. *** Pareca que le haba cogido el golpe. El Borges 6 fue ultrasta; y cuando as lo llam se que j y debati un buen rato c onmigo. Los primeros das tuvo sueos que iban desde agarrar a S bato por el cuello hasta besar a Silvina Ocampo en una especie de Valhala maya. Recordaba a Bioy Casares y aoraba la escritura c on l bajo los seudnimos de H. Bustos Domecq o B. Surez Lynch. Se paseaba por el laboratorio y se deten a en las ventanas a mirar el horizonte con la barbilla erguida y los ojos gachos, como si imaginase a cuchillero s librando una batalla ms all de lo visible. Relea mucho a Lugones y a Alfonso Reyes. Pero yo deba cuidar que no se fuese urdiendo una personalidad equivocada. Entonces lo envi a la biblioteca a involucrarse con el mundo al que ahora pertenec a. Le recomend muchos y muy diversos tpicos, lo quera generalista como lo haba sido el bibliotecario porteo alguna vez. *** Cuando lleg haba pensado en tantas cosas Quiso explicar el paralelo so ciolgico de las favelas orbitales con el mundo gaucho de su poca. Tuvo la idea de hacer un ensayo sobre el ciberespacio y as demostrar su esencial amalgama de materialismo y metafsica. La Wiki pedia Xtra le sugiri el proyecto participativo mundial de crear en verdad la Enciclopedia de Tln. Qued maravillado al leer El xodo de Navringe y La Breve Primavera del Viajero de napre, y le resultaron muy insp iradores para su primer cuento La Luz y tu Lamento. Esa misma noche nos habl, a m y a sus hermanos de ADN, de los motores F.T.L. y el Ansible, evocando y renovando fantasas de Coleridge y de Wells: Si un hombre viajase a otro planeta, si mojase sus manos en uno de los lagos de aquel lugar remoto, si lo advirtiese a su mundo natal, y si como validacin de su prontitud y la instantaneidad de su mensaje volviese mostrando sus manos an hmedas entonces qu? *** Cuando transcurri la semana completa, y tuve que re ndir cuentas a la Ctedra de Literatura Comparada, llev conmigo al Borges 6, por supuesto. Haba evoluc ionado bien. Era conversador y creativo, y lo haba obligado tantas veces a leer y releer su propi a obra que poda recitar con soltura y fluidez A quin est leyndome y de ah pasar a una profunda reflexin sobre porqu la inmortalidad es tara y no don, con ms argumentos que los estudiosos del escritor argentino. Pero Borges 6 era slo un buen conversador y no un buen Borges. Un buen Borges no tomara partido en contra de la inmortalidad tan rpido, porque tambin ha escrito Things that might have been y teme morir infructuoso; cuidara todas las razones referentes al cambio de perspectivas, porque ha filosofado sobre un segundo escritor del Quijote; y cuando hablase del tedio le pondra corazn, pues esa desazn ha colmado su vida y le ha parecido suficiente tormento a pesar de la brevedad de esta. Mas este Borges era lo mejor que yo tena para queda r ms o menos bien parado ante un examen de un literato de la Ctedra y mi nica opc in para conseguir un aprobado medi ocre en mi tesis de grado. Suficiente haba aprendido con tantas clonaciones y por dems me haba hecho especialista en el escritor latinoamericano. Pero tendra que terminar los compro misos que tena con la Universidad de Cambridge y

PAGE 13

graduarme por fin con el ttulo de Licenciado en Tcni cas Binicas. Despus podra ocuparme de la investigacin, que era lo que ms ansiaba; ya tena varios trabajos en mente para posibles publicaciones en revistas de impacto cientfico: la imposibilidad o la dificultad, para no ser absolutos, de importar la personalidad de un artista, era obviamente uno de los temas que ms me interesaban. Cuando llegamos a Cambridge, notamos que el campus estaba colmado de estudiantes y profesores. Al parecer esperaban mi llegada. O, mejor dicho, su llegada. Y en cuanto el cbrido se baj del taxi una ovacin total inund la universidad. Todas las miradas estaban puestas en el Borges y los aplausos no sonaban nada fatuos. Borges 6 respondi, por supuesto, con humildad pero sin temor a las multitudes; hizo una reverencia, acall a todos y declam: He olvidado mi nombre. y grit, teatral No soy Borges! Aquel muri en Ginebra, abrumado \ por los das y las noches circulares. Soy apenas una sombra, slo huesos De esa ntima sombra intrincada. Soy su memoria evocada, Soy la carne y la cara, no los sesos. El campus qued en silencio por unos instantes, el est upor se dejaba ver en la expresin de todos los rostros. El silencio plcido de Borges no se quebr. Entonces aplaudieron, ahora con ms entusiasmo, rezumando la adoracin que alguna vez rindieron al Borges que escribi el cuento Hombre de la Esquina Rosada con un matiz ms intenso que era invocado por su sola presencia, por la agradable idea de que uno de los escritores ms conspicuos del siglo XX estuviese delante de ellos invirtiendo su tiempo y su poesa en deslumbrarlos. Pero haba algo ms, de eso no tena duda. Si Borges 6 no hubiese errado en la mtrica y forza do la rima, si no hubiese cambiado el discurso de ancestros de su original para convertirlo en un discurso de influencias, ms a tono con la situacin entonces pudiera pensarse que en aquellos rostros de estudiantes y profesores de la universidad de Cambridge slo se adverta el desequilibrado fetichismo de encontrarse ante su poeta preferido, y que en el silencio posterior slo hubo pensamientos crticos o el tedio que provoca escuchar tantas veces el mismo poema. Pero no, s que no. S, porque tambin sufr el agradable desconcierto, que el poema de Borges fue bien acogido. Por supuesto que era dbil y fallaba en la eleccin de ciertos vocablos, pero era muy original. Aunque no era comparable con el del Borges primigenio. Ni siquiera el hecho de que se hubiese basado en The Thing That I Am poda quitarle algn mrito, todo lo contrario, uno poda otorgarle mucho ms por la adecuada eleccin del tema en el contexto, por su ligereza y su fluidez cons onante, por la modestia y la economa de las frases. Y pensndolo bien, haba en ese poema anterior versos ms pot entes que slo vueltos a decir pudieran tener el efecto que le depar el cbrido: Soy al cabo del da el resignado. Soy a veces la dicha inmerecida. Soy el que sabe que no es ms que un eco. Soy acaso el que eres en un sueo. Pero en ellos no haba que poner nada. No haba que modificar un artculo o un adjetivo, no haba que moldear ninguna idea. Estaban perfectos y no eran suyos.

PAGE 14

Hasta ahora mismo no haba comprendido mi mayor xito con Borges 6. Era su humilde pero inquieta autenticidad lo que lo haca funcional y no el hecho de que fuese ms fiel al registro de comportamiento y conocimientos del Borges primero. Dos profesores del departamento de Literatura Comp arada nos condujeron entre la multitud a un recinto de la universidad en el que probaran al cbrido. Se pod a notar en sus rostros que est aban muy contentos con mi trabajo. *** Poco despus de que defend la tesis y saqu un buen sobresaliente, el Borges 6 fue titulado Profesor Honoris Causa de la Universidad de Cambridge. En dos meses se publicaron cuatro nuevos libros de su autora que deslumbraron a todo lector inteligente. Eran relatos nuevos, si bien fueron basados t odos en varias de las historias del genial Ficciones No pas otro mes sin que se publicara Fervor de las Favelas Orbitales colmado de poemas de una madurez estilstica considerable, en los que frase s como me sabe a cuento que las fa velas hayan sido fundadas, las juzgo tan eternas como el Sol y las rbitas no aluden a la maravilla a la que una vez aludieron, sino que son una sarcstica crtica al abandono social que el hombre no ha superado desde el medioevo. Borges 6 public tambin nuevos ensayos en el transcurso del ao. Histori la simultaneidad con el mismo criterio con que su padre gentico histori la eternidad quizs con un poco ms de concrecin, que le fue dada por los descubrimientos del Ansible y de los motores F.T.L. Poco despus recibi el Premio Nobel de Literatura. Qued atnito cuando escuch las palabras de los jueces: El premio es para ste Borges, ms prolfico, m s activo y ms real que su predecesor. Aquel no perteneci tanto a su mundo como ste pertenece al suyo. Siempre se recordar mejor -lo supo el autor argentinoel Quijote de Menard que el de Cervantes Poco despus la Fundacin Mara Kodama, albacea de los bienes de Borges, retir todo duplicado del ADN del escritor y litig la custodia de Borges 6 ante los tribunales. *** Joyce 1 no recordaba a Dubln Gabriel J. Gil Prez: (1987) Estudiante de Licenciatura en F sica en la Universidad de La Habana. Miembro del Taller de Literatura Fantstica Espacio Abierto. Egresado del Curso de Tcnicas Narrativas del Centro de Creacin Literaria Onelio Jorge Cardoso. Pese a su juventud y el poco tiempo que lleva escribiendo ficcin, ya ha obtenido algn que otro galardn literario: premio Media Vuelta 2006, del Taller Espiral, por el cuento Turista de Verano Mencin en el Festival de Artistas Aficionados de la Universidad de La Habana 2008 por Pies Firmes, Pies Errantes Primer Premio en el Concurso Salomn 2009 con Sus Jirazas son Nuestras Dos Menciones en el Primer Concurso Oscar Hurtado, 2009 en las modalidades de Cien cia Ficcin y Fantasa, Primera Mencin en el Concurso Andrmeda 2009, esta v ez dedicado al viaj e espacial, por Defasaj e Algunos cuentos suyos han aparecido en el e-zine Disparo en Red y en la revista digital Argentina Axxon. En Korad 2 publicamos Un mal da para el cultivador de Cabezas mencin en el primer concurso Oscar Hurtad o. Ha participado como conferencista en los eventos tericos Ansible 2006 y Ansible 2007 de Cienci a Ficcin y Fantasa. El cuento que aqu presentamos, La culpa la tiene Menard obtuvo recientemente mencin en el importante Concurso Iberoa mericano Julio Cortzar y es muy probable que sea la primera ve z que un relato perfectamente enmarcable en el gnero de ciencia ficcin haya sido galardonado en este concurso.

PAGE 15

Bendita sea la Habana Yonnier Torres Rodrguez Cuando comienza a llover se borra la lnea del horizonte, el cielo y el mar forman una sola superficie y es el momento que aprovechan los sobrevivientes pa ra entrar a las costas de la Habana, saltar los muros y refugiarse en la ciudad. Marcos da la or den de alerta, los soldados se ponen las mscaras, levantan los fusiles y hacen silencio. Entre el ruido de la lluvia sobre las olas oyen el sonido tenue de una lancha que acuchilla el agua. Marcos hace una seal, los soldados se sumergen, esperan visualizar la nave y abren fuego. Las rdenes son precisas, piensa Marcos mientras toma la radio para llamar a la patrulla, nadie puede entrar ni salir. Se quita la mscara, enciende un ci garro y cuenta las horas que le faltan para terminar el turno. Le ordena a la tercera escuadra que se ma ntenga dentro, las otras dos pueden replegarse a la orilla y descansar. Los soldados se sientan sobre la arena, miran los fusiles y piensan, como Marcos, que la epidemia ha durado demasiado para te ner una real solucin, cada da son ms los sobrevivientes que se acercan a las costas y aunque en la televisin digan lo contrario, ellos tienen la certeza de que la Habana es el nico territorio seguro. La patrulla se acerca, hacen seales con los focos de luz mientras barren toda la superficie. Marcos les entrega el reporte: Veinte muertos les dice todos Zombis, al parecer se transformaron durante el trayecto. Buen trabajo le responde el oficial cuando llegue el relevo dirjase a la oficina para hacerle un reconocimiento, ya es la novena embarcacin que in tercepta en la semana, este mes nadie le podr quitar el estmulo. Con una cadena enganchan la nave muerta y la re molcan hasta el cementerio de la Baha para restaurarla y convertirla en una la ncha de reconocimiento. Marcos en ciende otro cigarro, recibir el estmulo siempre lo alegra, ya puede imaginar la ca ra de su mujer cuando l entre por la puerta con dos botellas de aceite, cuatro libras de frijoles negr os y una caja de pollo. Este mes se ha esforzado, hizo todos los reportes a tiempo, cumpli con los turnos de guardia, mantuvo libre de Zombis sus cuatro millas de costa, no dej entrar a un solo sobreviviente y por si fuera poco, convoc a sus soldados a un trabajo voluntario para limpiar de sargazos la arena.

PAGE 16

Me merezco el estmulo, piensa Marcos y enciende la radio para or el parte de noticias y el discurso del presidente que est a punto de comenzar. Sustituye a la tercera escuadra por la segunda. Los so ldados entran al agua con los fusiles sobre los hombros, se ordenan a una distancia de tres metr os y fijan la mirada en el horizonte. Es la hora de la merienda dice Marcos y reparte unos mendrugos de pan y un vaso de agua con azcar. Hace dos semanas que no entra otra cosa en el almacn. Los soldados lo miran como cachorros a la espera de una caricia, pero l les da la espalda, simula revisar los informes sobre la mesa bajo la nica luz en la arena y escribe en su diario: la situacin se torna insostenible, los almacenes estn vacos, al parecer la s reservas para tiempos de guerra se agotaron, lo nico que se mantiene invariable es el estmulo, pero cada m es se lo entregan a menos personas. El proceso de evaluacin es sumamente delicado, un fallo, un solo fallo y lo pierdes. Tengo la esperanza de que esta noche no me hagan una inspeccin. En la radio termina el parte de noticias y comienza el discurso del president e con la misma frase de todos los domingos: Bendita sea la Habana, territorio libre de Zombis, ciudad en resistencia los soldados se acercan y prestan atencin. En el cu artel haban escuchado comentarios sobre las nuevas medidas. La situacin en la ciudad era distinta desd e que el anterior presidente contrajo la terrible enfermedad. Nadie supo cmo entr el virus al Palacio de Gobierno. A pesar de las mallas antispticas, los registros exhaustivos y los traj es especiales, contrajeron la enfermedad tres secretarias, dos ministros, seis guardias de seguridad, una ascensorista y el presidente. Ninguna medida de prevencin fue atinada. El pas estuvo una semana de luto, mientras las fuerzas armadas, en convenio con los inspectores de salud, saneaban la ciudad. La orientacin inmediata de la nueva etapa presidencial fue aislar La Habana, mediante fuertes alambradas elctricas, del resto de la provincias del pas, darle asilo a los secretario s provinciales del partido, los cuadros polticos y declarar la ciudad como el Primer Territorio libre de Zombis en el mundo, aunque an quedaran por el barrio de Buena Vista, algunos resquicios de la enfermedad. Marcos cierra el diario, no le gusta que sus sold ados lo vean escribiendo, hay quienes lo podran interpretar como una seal de debilidad. Limpien la arena les dice y bajen el volumen de la radio. Con ese ruido desconcentran a la gente en el agua. Cuando terminen cmbiense de ropa, dentro de un par de horas comenzar a anochecer. Con la cada de la tarde una nube de mosquitos ab andona los manglares y recorre toda la costa, el nico modo de resistir es usando los trajes de malla s que haban construido las costureras del Primer Frente Armado Occidental. Lo soldados salen del a gua, se ajustan la ropa y cambian de lugar. La vigilancia se refuerza junto a los altos muros. El fa ro barre toda la baha y las patrullas peinan en recorridos constantes cada metro de playa. Marc os tiene el presentimiento de que lo van a inspeccionar de modo sorpresivo. Ordena todos los pape les, se posiciona sobre el diente de perro al frente de sus soldados y empua unos binoculares, el silencio absoluto lo asusta, la noche es demasiado oscura. La aparente tranquilidad siempre trae consigo una tormenta dice uno de los guardias y Marcos lo manda a callar. El presidente en su discurso ha ba anunciado una posible invasin de sobrevivientes desde las costas de la Florida. En otro momento los hubiramos recibido con los brazos abiertos, pero ahora no contamos con los recursos suficie ntes, apenas tenemos para alimentar a nuestro pueblo, ya hemos identificado y puesto bajo recaudo en amplios albergues a comunidades de chinos, japoneses, neoyorkinos, alemanes, canadienses, vi etnamitas y mongoles, no nos queda espacio. La Habana no aguanta ms. La lluvia regresa como un nefasto augurio y los so ldados comienzan a temb lar bajo sus mallas. Marcos reparte algunos impermeables, guarda los in formes en bolsas de nylon y escribe en la ltima pgina de su diario: tengo la impresin de que algo est por suceder, si tan solo la tranquilidad durara un par de das podra recibir el estmulo, pero algo me dice que la noche est muy jodida.

PAGE 17

Uno de los soldados lanza un chiflido, la luz verde intermitente en la comandancia de al lado es seal de que se acerca una inspeccin. Ya pueden or el sonido de la lancha del capitn, dan las voces de guardia y Marcos recibe a los oficiales junto al mu elle. Revisan todo: informes, reportes, posicin de los soldados en la costa, raciones de pan seco y agua con azcar para el desayuno. Elogian la limpieza en la arena, la buena letra de Marcos y el rcord de embarcaciones interceptadas en la semana. Ya se van cuando uno de los soldados lanza otro chif lido, la luz roja intermitente en la comandancia de al lado es seal de que se acercan embarcaciones con posibles Zombis en la tripulacin. Los oficiales retroceden en la arena. Marcos guarda el diario dentro de su traje de mallas, cerca del pecho y agarra el fusil. De a poco entra al agua, los soldados esperan la seal para abrir fuego. En la comandancia de al lado han comenzado a disparar. Ya se pueden ver las naves, son demasiadas, los Zombis se tiran al agua y nadan hacia la costa. Ma rcos ordena que activen la ametralladora desde el diente de perro. Uno de los soldados enciende la radio, le sube el volumen y lanza todas sus granadas contra las lanchas que se arriman al muelle. Marcos se queda sin balas de fusil. Empua el re vlver. Le dispara a quemarropa a los que se acercan a la orilla. Los oficiales corren hacia los pantanos Por la radio trasmiten un concierto de Wagner. Marcos le lanza el revlver vaco a un Zombi por la cabeza. El sonido de la orquesta sinfnica es un canto de guerra. Marcos saca el cuchillo y con l as ltimas notas del concierto alcanza a ver como desde el fondo, se aproximan las naves norteamerican as de aguas internacionales, para contrarrestar la invasin. Al amanecer la arena est llena de cadveres. Ma rcos ha perdido a todos sus soldados, se quita la malla, revisa la integridad de su diario y camina hacia las oficinas de los oficiales para recibir el reconocimiento. En el cuartel izan la bandera norteamericana, el capitn ofrece un discurso de agradecimiento a los marines que combatieron la i nvasin. Presenta a Marcos, junto a otros oficiales, como uno de los hombres ms valiosos y luego en su oficina, a solas, le dice que no puede entregarle el estmulo porque fue usado para un banquete en honor a la victoria. Lo invita a un lugar en la mesa, pero Marcos rechaza la invitacin, entrega el unifo rme en la lavandera, se da una ducha en los baos colectivos y camina hasta su apartamento. La mujer le abre la puerta, le di ce que a ella tampoco le dieron la estimulacin en el Taller de Corte y Costura del Primer Frente Armado Occidental, desde el Alto Mando pidieron una entrega urgente de trajes de mallas que no pudieron cumplir en tiempo. Va hasta la cocina, extiende el mantel y le coloca sobre el plato un pedazo de pan seco y un vaso de agua con azcar. Yonnier Torres Rodrguez (Placetas, 1981). Socilogo. Narrador. Egresado del XI curso de tcnicas narrativas del Centro de Formacin Literaria Onelio Jorge Cardoso. Ha obtenido entre otros premios: tercer pr emio en el concurso nacional de ciencia ficcin Salomn 2009; mencin en el concur so nacional de ciencia ficcin de la revista Juventud Tcnica 2009; primer premio en el concurso latinoamericano de narrativa breve Tinta fresca 2010; mencin de narrativa en el premio Calendario 2010; premio nacional de narrativa El mar y la montaa 2010; mencin en el concurso nacional de ciencia ficcin Oscar Hurtado 2010; premio nacional de ciencia ficcin Luis Rogelio Nogueras 2010. Es miembro de la red mundial de escritores en espaol (remes), del consejo editorial de la web literaria boliviana Urbandina, del taller nacional de ciencia ficcin y fantasa Espacio Abie rto (EA) y de la Asociacin Hermanos Saz (AHS).

PAGE 18

. SECCIN PLSTI Mira: Mira, nombre artstico de esta ilustradora, naci en 1972 en Francia y actualmente vive en Nantes. Artista autodidacta en arte grfico, illustradora, apasionada de los comics y de la ciencia ficcin, ella se dedica esencialmente a la illustracion de portadas de lib ros, y revistas francesas como Prsence d'Esprits Gante Rouge de noveletas y cuentos sobre otros mundos, que se resisten a la desaparicin de las publicaciones del gnero. Ferviente lectora de ciencia-ficcin (Post-Apocalptica, Ucronas, Cyberpunk), su trabajo tambin incluye elementos de la literatura de fantasa heroica y el steampunk. Dibujante, sus bosquejos y personajes se sumergen dentro de una metamorfosis digital. Esto permite un trabajo mixto y ayuda a captar la luz de los universos grficos que se denominan como "Space-Art". Sus croquis plasmados sobre papeles, renacen con colores bajo su mirada grfica, las fotomanipulaciones y la pintura digital. Sus trabajos se pueden encontrar en http://galimages.free.fr/wordpress/ Prsence d'Esprits AOC : http://cms.presences-d-esprits.com/index.php http://cms.presences-d-esprits.com/publications Gante Rouge Pepin : http://page-sf.monsite-orange.fr/ http://prix-pepin.monsite-orange.fr/

PAGE 20

Seccin humor Bienvenido al Consumiso Carlos Csar Muoz Garca del Pino y David Alfonso Hermelo Buenos das, bienvenido al Consumiso. Aprovechen la oferta del da. Por cada entrada al Consumiso, le regalamos tres crditos. Tenga seor. Le agradecemos por su visita... Buenos das, bienvenida al Consumiso. Aprovechen la oferta del da. Desde su entrada le re galamos tres crditos para su uso personal. Aqu tiene seora. Le agradecemos por su visita... Buenos das, bienvenido al Consumiso... Buen da. Buenos das seor, bienvenido al Consumiso. Aprovechen de... Disculpe. Dgame seor. Estoy aqu para servirle. Es que no entiendo, dnde estoy? Est usted en el Consumiso. Y aqu tiene los tres crditos que le regalamos para su uso personal. Pero, ver, es que yo estoy muerto.

PAGE 21

Lo sabemos seor, lo sabemos. Al igual que todos nos otros. Y el Consumiso est aqu para responder a todas las necesidades que usted pueda tener en el ms all. En oferta excepcional toda la semana lavado de tnica, limpieza de alas y lustracin de aureola! Todo eso por diez crditos! Aproveche de nuestras ofert... Pero seor! No entiendo. Yo mor durante una cir uga no har ni un minuto, no se supone que tenga que ir al purgatorio, al paraso o al infierno, qu s yo!? No, seor, eso era antes. Ahora todas las almas son bienvenidas al Consumiso. Visite el Consumiso, situado en el antiguo lugar del paraso! Pase a ve rnos y le aseguramos que no se arrepentir...! Pero qu sucedi? Dnde est el paraso? No lo s, seor. Todo lo que le pue do decir es que perdieron el juicio. El juicio? Qu juicio? El juicio por el terreno, seor. El jurado se pronunci a favor de los Comerciales y el paraso se tuvo que trasladar y dejar su lugar al Consumiso. Comerciales? Quines son esos Comerciales? Son los que dirigen la empresa seor: el Consumiso. Fueron ellos los que compraron todo el terreno del paraso. No era de sorprenderse, despus de todo el pa raso era el destino ms usual. Un verdadero lugar de encuentro para posibles clientes. Pero... Dios vendi el terreno del paraso? No me lo puedo creer! No, no fue as. Los Comerciales encontraron una falla en la legislacin del paraso. Cul? Pues que no tenan... ni legislacin, ni normas, ni ley es, ni reglamentos, ni derechos de propiedad, nada! As que los Comerciales decidieron crear una Constituci n Comercial y tasar el valor del terreno para poder comprarlo. Hay dinero en el paraso? No lo haba, antes. As que decidieron crearlo y darle un valor y entonces pudieron comprar la propiedad en toda legalidad. Hoy en da todos utilizamos la misma moneda, el crdito. Esa misma que crearon los Comerciales a la... Pero... Se trabaja en el paraso? Consumiso, seor, en el Consumiso. No, slo noso tros, los ngeles y santos, tenemos el placer de trabajar para los Comerciales. Para aumentar sus tr es crditos, esos mismos que le di hace un rato, puede usted ir al Consu-casino, o al Consdromo. Qu son esos? En el Consu-casino podr usted jugar a lo que ms gus te: ruleta, pquer, tragam onedas, lotera, dados, blackjack, bingo, rifa, cara o cruz, distribuidor de be bidas, etctera. Mientras que en el Consdromo podr apostar por cualquier tipo de carreras: de caballos, de perros, de carros, de bicicletas, de carruajes, de monociclos, de ratas, de gallinas, de babosas, de escarabajos, de juguetes de cuerda, de pulgas, de recaudadores de impuestos, y dems. Pero, y si apuesto mis tres crditos y pierdo? Cmo vuelvo a ganar el dinero? No se preocupe, seor. Los chances de perder son m nimos, los juegos de naipes estn compuestos con cincuenta ases y slo dos K. Y en las carreras mientr as no se apueste especficamente al que quede en ltimo lugar, siempre seguir ganando. Pero y si de todas formas pierdo, qu sucede? Mmmmmmm... No s, y ahora, por favor permtame continuar, no ve que hay gente esperando su turno? Hgame el favor de irse y le agradecemos su visita... Buenos das, bi envenido al Consumiso! Aprovechen de nuestra oferta del da...

PAGE 22

Perdone de nuevo... Es que no me puede dejar tranquilo?! S, lo siento, pero quizs me pueda decir cmo encontrar a Dios. A quin? A Dios, sabe, el que posea antes el paraso. Ah, s! Verdad, cmo pude olvidarlo? Pues... Quizs se pueda pasar por la cerrajera, creo que ah hay alguien que le conoca, un tal San Pe lo o San algo, no recuerdo bien. San Pedro? l trabaja aqu? S, s y s, y ahora si pudiese dejarme en paz, te ngo cosas que hacer... Muy bien, por dnde iba? Ah, s... Aprovechen la oferta del da. Por cada entrada al Consumiso, le regalamos tres crditos. Tenga seor. Le agradecemos por su visita... El hombre pas las rejas de entrada y observ la a gobiante multitud de tiendas, coronadas con anuncios de colores tan vivos y brillantes que volveran ciego a cual quier ser viviente (por suerte, all no haba ninguno). Una muchacha, joven y atractiva retuvo su atencin. Buenos das, seor. Buen da, seorita. No le interesara pasar a nuestra panadera Consumapan ? Lo siento, seorita. Es que estoy buscando la cerrajera. No s dnde puede estar, seor, lo que s s es que nuestro pan est hecho con los mejores productos y est a la venta a precios muy asequibles. Adems, en estos momentos, por cada compra de doce crditos de pan le regalamos un mueco de peluche. Y para qu querra yo un peluche? No lo s, seor, lo que le puedo asegurar es que nu estro pan se hace con los mejores ingredientes y que en estos momentos tenemos una... Ya, ya. De acuerdo, comprar algo de pan. Muy bien, por favor, entre a nuestro local. Ah est. Entonces, qu se le ofrece? No lo s, a ver... cunto vale aquella hogaza? Son cuatro crditos, desea algo ms? Lo siento, slo tengo tres crditos que me acaban de dar all afuera. No tie ne nada que valga tres crditos? S, esta otra barra de pan, pero no se la puedo ve nder. Lo qu s le puedo vender es este pan de molde a dos crditos. Y porqu no me puede ve nder la barra de tres? Es que tenemos prohibido dejar a los clientes sin un solo crdito. Es completamente absurdo. Quizs, pero est prohibido. Eso no tiene sentido ninguno. Le exijo que me d la barra de tres y que me los cobre! De veras no puedo seor. Ya estoy cansado de tantas sandeces, me lo va a cobrar aunque sea la ltima cosa que haga! Mire, le dir lo que haremos, le voy a hacer una rebaja, de esa manera slo le costar dos...

PAGE 23

Nada de eso! Quiero que me lo cobre ahora mi smo o comienzo a destrozar todos sus escaparates! No, por favor, no lo haga! Mire... le podemos dar f acilidades de pago: quiere que le conceda un crdito ilimitado? no prefiere pagar a plazos? quizs le pueda dar un prstamo...? No, no y no!! Si no acepta mi dinero voy empezar a romper vidrieras y patear canastas. Est bien!, est bien. Pero lu ego no diga que no le advert. Tome. El hombre agarr su barra de pan, pero apenas hubo en tregado sus tres monedas a la tendera, el suelo de nubes se abri bajo sus pies y pas a travs de este. Mirando hacia arriba pudo ver a la panadera, saludndolo en signo de despedida. Continuaba cayendo entre nub es cada vez ms oscuras hasta que por fin, lleg a una superficie slida. El paisaje no era nada acogedor, no se vean ni haces de luz, ni vivos colores, slo espesos humos. Al lado de donde se encontraba haba un gigant e barbudo, sentado sobre una inmensa piedra. Se le acerc, disculpndose y preguntando dnde se encontraba El coloso no respondi nada, se content con un profundo suspiro, pero aquella expiracin bast. De pronto, lo comprendi todo mejor que si se lo hubiese explicado una maestra de primaria. El hombre tambin suspir, recogi la barra de pan y la parti en dos, luego se sent al lado de Dios y le ofreci una mitad. Carlos Csar Muoz Garca del Pino: (Ciudad Habana, 1981). Ingeniero en Tel ecomunicaciones y Electrnica. Particip en el curso 2004-2005 de T cnicas Narrativas en el Centro Onelio Jorge Cardoso. Miembro del taller literario de Fantasa y Ciencia Ficcin Espacio Abierto. Recibi Mencin del II concurso de cuentos Oscar Hurtado en el gnero fantasa por el cuento Bienvenido al Consumiso Public el minicuento Nuevos Mitos en Cuentos aligeros, ed. Hipalge, Espaa 2010. Recientemente recibi el tercer premio del concurso Juventud Tcnica por el cuiento Evolucin, escrito a cuatro manos con David Alfonso Hermelo. David Alfonso Hermelo : (Ciudad Habana, 1986). Graduado de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad de la Habana. Particip en el curso 2010-2011 de Tcnicas Narrativas en el Centro Onelio Jorge Cardoso. Uno de los ms asiduos miembros del taller literario de Fantasa y Ciencia Ficcin Espacio Abierto. Recibi Mencin del II concurso de cuentos Oscar Hurtado en el gnero fantasa por el cuento Bienvenido al Consumiso Public el minicuento Nuevos Mitos en Cuentos aligeros, ed. Hipalge, Espaa 2010. Recientemente recibi el tercer premio del concurso Juventud Tcnica por el cuiento Evolucin escrito a cuatro manos con Carlos Csar Muoz.

PAGE 24

DOSSIER La ltima novela de Dana Chaviano, La isla de los amores infinitos (2006), ha sido traducida a veinticinco idiomas y galardonada con la medalla de oro en la categora Mejor Libro en Lengua Espaola de los Florida Book Awards. Esta novela cierra la tetraloga compuesta, adems, por El hombre, la hembra y el hambre (1998), que recibiera el Premio Azorn ese ao, Casa de juegos ( 1999) y Gata encerrada (2001), en la que Chaviano demuestra sus dotes de narradora dentro de la literatura tradicional. Si bien su produccin ms reciente, aunque no pr ivada de elementos fantsticos, no es de ciencia ficcin, Chaviano es considerada una de las grandes exponentes de ese gnero que ha cultivado desde sus comienzos, en 1980, con Los mundos que amo (reeditada por Alfaguara en 2004). A esta coleccin de cuentos siguieron: Amoroso planeta (1983), El abrevadero de los dinosaurios (1990, 2005), y Pas de dragones (2001); el guin cinematogrfico La anunciacin (1989), las noveletas de Historias de hadas para adultos (1986, 2007) y la novela Fbulas de una abuela extraterrestre (1988, 2003). Su cuento La anunciacin fue incluido en la antologa Cosmos Latinos: Science Fiction from Latin America and Spain (2003), junto al veterano ngel Arango y el ms joven Michel Encinosa. En 2004, asisti como Invitada de Honor al 25 Congreso Internacional del Arte Fantstico (Fort Lauderdale, Florida). Su novela Fbulas de una abuela extraterrestre recibi los premios Anna Seghers (Alemania 1990 ), otorgado por la Academia de Artes de Berln; y el Premio de Fantasa Goliardos (Mxico, 2003), entregado por la asociacin homnima de crticos y escritores de CF y fantasa de ese pas. Es su calidad de autora cubana de xito, esta entrevista profundizar en las opiniones de Dana Chaviano sobre la ciencia fi ccin (CF) en Cuba, su evolucin, su presente y su futuro. Despus de Fbulas de una abuela extraterrestre (1988), usted ha publicado otras cuatro novelas y, aunque en ellas la fantasa es un componente esenci al, ninguna puede inscribirse dentro del gnero de la CF. Eso significa que ha dejado de interesarle como creadora? No, nunca me he alejado del gnero. Des pus que sal de Cuba, la mayora de los libros de CF que publiqu en la Isla volvieron a salir en editoriales de Espaa, Colombia, Mxico y otros pases. Incluso ampli el relato Los mundos que amo que fue publicado por Alfaguara como novela juvenil. He participado en eventos de CF en Estados Unidos y estoy en contacto con escritores e investigadores que se dedican a estudiar el tema. Y si bien es cierto que, hasta el momento, no he publicad o ttulos nuevos de CF, eso no significa que no vuelva a hacerlo en el futuro. Cmo vincula usted su obra anterior de CF con su obra posterior, publicada despus que sali de Cuba? Mis ltimas novelas, pertenecientes al ciclo La Habana Oculta nacen de una Dana Chaviano: un panorama de la ciencia ficcin cubana

PAGE 25

bsqueda personal. En todas he intent ado sondear temas relacionados con el origen de la nacin cubana, las vivencias de varias generaciones y mis propios vnculos histricos, biogrficos, genticos y espirituales con ese pas. Sin embargo, el elemento fantstico ha si do primordial en cada trama. Ninguna existira sin esa carga de fantasa que para m constituye una herramienta vital de creacin y exploracin. Por otra parte, cualquiera que haya ledo mis cuento s o novelas conoce de mi obsesin por mezclar gneros. Es algo que nunca he dejado de hacer. Todos mis libro s, publicados dentro y fuera de Cuba, son una continuidad en ese sentido. Y el denominador comn es el componente fantstico, que en mi universo va de la mano con lo mgico, lo paranormal, lo mtico e incl uso lo ertico. Nada ha cambiado, excepto que he ampliado las fronteras de la hibridacin. Por eso a nadie debera extraarle si, en cualquier momento, vuelvo a usar las herramientas de la CF. En 1982, usted fund y dirigi el primer taller literari o de CF en Cuba, el Oscar Hurtado. Cul cree que fue el papel que tuvo ese taller en el desarrollo de la CF cubana y en la formacin de muchos de los actuales escritores? Fund el taller Oscar Hurtado poco despus de graduarm e de la universidad. All tuve el placer de apoyar a muchachos tan o ms jvenes que yo. En ese momento tena un libro publicado que haba recibido el Premio David de CF y un segundo a punto de salir. An era una escritora en formacin, pero mi entusiasmo por estudiar tendencias y tcnicas narrativas me sirvi de mucho en la prctica de ese taller. Tambin aprend sobre la marcha. Y ten en cuenta que, por la edad, al gunos de los miembros de ese taller podran haber sido mis hermanos mayores. La verdad es que todos ramos muy jvenes, pero yo me senta feliz cuando me enteraba que uno de sus cuentos haba recibido un premio o iba a ser publicado. En aquella poca estaba en contacto con Juan Carlos Re loba, quien trabajaba en la editorial Gente Nueva a cargo de las publicaciones para lectores juveniles y siempre me dejaba saber cuando preparaba alguna antologa o seleccin de CF. Entonces le avisaba a los miembros del taller, y seleccionbamos los mejores cuentos que ya haban sido analizados para que los pr esentaran al editor Ah estn, en las antologas de esa poca, los relatos de esos jvenes que se convirtieron en escritores cuando publicaron sus cuentos, salidos de aquel taller. Sin embargo, el Oscar Hurtado fue ms que un grupo al que acudamos para discutir sobre literatura. Tambin cre una especie de vnculo que an subsiste entre algunos de sus miembros. En teora, cada sesin deba durar una hora y media, pero a veces nos extendamos hasta tres. Y eso ocurra porque realmente ambamos lo que hacamos. Estbamos literalmente enamor ados del gnero y sentamos pasin por aquellas discusiones En esas sesiones no slo analizbamos obr as de los talleristas, sino tambin de autores extranjeros y de clsicos cubanos. Invitamos a algunos para que visitaran el taller y nos dieran sus puntos de vista sobre el oficio de escribir. Por all pasaron escritores como ngel Arango y Miguel Collazo. Siempre me pareci importante establecer y reconocer la continui dad generacional. Actividades de este tipo permitieron que aquellos jvenes respetaran la obra de quienes lo s haban precedido. De una generacin a otra se producen rupturas, pero estas jams ocurriran si ant es no existieran vnculos comunes Creo que el taller Oscar Hurtado marc una poca. Muchos de sus fundador es vivimos ahora en pases diferentes. Pero no deja de ser significativo que, cuando leo las fichas biogr ficas de sus antiguos miembros, nunca dejan de mencionar que pertenecieron al mismo. Creo que eso habla del impacto que tuvo en su formacin. Cmo ha visto la evolucin del gnero en la Isla? Cules cree que son las diferencias entre las diferentes generaciones de escritores de CF en Cuba? La CF cubana tuvo su ms temprano antecesor en 1920, al publicarse la novela La corriente del golfo de Juan Manuel Planas. Pero el verdadero nacimiento del g nero ocurre en 1964, con la aparicin de tres ttulos: Adnde van los cefalomos? de ngel Arango; La ciudad muerta de Korad de Oscar Hurtado, y Cuentos de ciencia ficcin con relatos de tres autores (C. Cabada, Juan L. Herrero y A. Mart). A partir de ah, comenzaron a sucederse obras y escritores casi sin interrupcin.

PAGE 26

Hasta ahora, la historia del gnero en Cuba puede dividirse en tres etap as. La primera transcurre entre 1964 y 1979, cuando los escritores comienzan a asimilar elementos de la CF extranjera (especialmente anglosajona) y, al mismo tiempo, amplan la bs queda de temas cubanos. Fue una poca protagonizada por el cuento, donde se escribieron relatos que siguen siendo antolgicos, como No me acaricies, venusino de Juan Luis Herrero, o el escalofriante Las montaas, los barcos y los ros del cielo de Germn Piniella. No haba gran nfasis en el componente tecnolgico que, de todos modos, nunca ha sido un elemento importante en la CF hispanoamericana. El entorno familiar o social pareca ser el eje de muchas historias. Tambin surgieron intentos por reinterpretar la historia y el mito desde otra perspectiva. Recordemos los relatos Un inesperado visitante de ngel Arango, y De Tuln la lejana de Giordano Rodrguez, de temtica bblica y precolombina. En 1979, con la instauracin del Premio David de CF, comienza la segunda etapa que lleg hasta 1990, y que sigue siendo la ms prolfica en cuanto a publicaciones. En slo diez aos se publicaron 35 ttulos (comparado con 15 ttulos de la primera etapa, que dur quince a os; y unos 20 ttulos en la tercera, que an no ha concluido). Surge una generacin de nuevos escritor es, incluyendo mujeres que comienzan a publicar por primera vez dentro del gnero. Casi todos eran graduados universitarios egresados de facultades de letras, ciencias o ingeniera lo cual posiblemente contribuy a la diversificacin de estilos y temas. Dentro de esta etapa hubo dos vertientes. Una de ell as se hallaba ms apegada a la CF ortodoxa, con un compromiso social y poltico que algunos confundieron con CF dura porque varios de sus ttulos podran definirse as. Pero esa clasificacin es engaosa. En re alidad, debi denominrsele pro-sovitica pues todos sus autores desarrollaron esas historias dentro de soci edades con ambientes caribeo-soviticos. La otra vertiente intentaba romper los moldes tradicionales de l gnero, fundindose con lo fantstico y desarrollando tramas de corte sicolgico, parasicolgico o mgico-m tico. Esta variante podra catalogarse como hbrida debido a sus caractersticas. El segundo perodo concluy en 1990 por varias razones. Por un lado, el Premio David de CF dej de existir. Adems, varios de los autores ms prolficos o representativos de esa etapa decidieron abandonar definitivamente el pas, lo cual produjo un vaco mo mentneo en las publicaciones. Por ltimo, comenzaba la, hasta ese momento, mayor crisis econmica en la hist oria de la Isla con el llamado Perodo Especial, que paraliz casi por completo el pas, incluyendo la industria editorial. Desde 1990 hasta 1999 se produjo un atasco editorial de casi di ez aos en que solo vieron la luz dos ttulos de CF, ambos en 1994. No obstante, a partir de ese ao empieza una profusin de eventos dedicados al tema. Algunos de esos encuentros anuales continan hasta la fecha. Adems, en pleno perodo especial surge la primera revista de CF que, debido a la ausencia de papel, comienza a circular en formato digital, pasando de computadora en computadora a travs de centros de tr abajo, y llegando al extranjero mediante correos electrnicos. Yo dira que la tercera etapa comienza en 1999 cuando se publican simultneamente cu atro libros, tres de los cuales fueron antologas. Este detalle marcar el resto del perodo, que se ha caracterizado por la escasez de novelas y la proliferacin de antologas. Debido a la extrema pobreza material, no es de extraar que los autores hayan optado por el cuento, que les da mayores oportunidades de publicacin. La temtica en esta tercera etapa tambin ha variado. Se produjo un auge del cyberpunk Esta vertiente de la CF, que se distingue por describir mundos marginales en un ambiente tecno-futurista deshumanizado y cargado de violencia, ha sido el ingrediente bsico del que se han nutrido muchos de estos escritores que subsisten en un medio social cada vez ms enrarecido. No es casual que ahora proliferen all temas como la prostitucin y el apartheid social junto con una buena dosis de cinismo y amoralidad. Otros autores cultivan la fantasa hero ica, de la que he ledo relatos in teresantes. Y los hay que no siguen una lnea temtica definida y se mueven con ms independencia. Debo aclarar que ninguno de esos perodos ha sido ms importante que otro. Cada uno ha hecho aportes al gnero y son parte de un proceso evolutivo d onde han intervenido diferentes generaciones. Segn lo que ha podido conocer, y juzgando desde su experiencia como escritora avezada y gran lectora de narrativa y de crtica literaria, cules seran los principales aciertos y desaciertos que detecta dentro de la actual CF cubana?

PAGE 27

Hay escritores y escritoras realmente originales. Otros que no lo son tanto. Y algunos que hacen difcil entender por qu se han publicado. Por otra parte, los autores con un mayor nmero de publicaciones no son siempre los mejores. En algunos casos, la produccin litera ria excesiva podra explicar la calidad irregular de su obra. Uno de los principales problemas radica en que algunos de ellos parecen haber olvidado que el vocablo narrativa viene del verbo narrar es decir, contar una historia. As de simple. En lugar de buscar un buen tema, construir un conflicto interesante y hallar un desenlace satisfactorio, estos autores tratan de descubrir el Mediterrneo y acuden a la experime ntacin trasnochada. Abusan indiscr iminadamente de neologismos y retrucanos, dando la impresin de que estamos ante uno de esos viejos textos vanguardistas ya obsoletos. Es como si el autor intentara buscar elementos origi nales (lase extravagantes) que no hacen ms que enredar la trama. Tambin he visto una especie de posmodernismo grfico donde se mezclan estructuras del guin cinematogrfico a lo Blade Runner o situaciones propias de videojuegos y hasta de comics que, cuando son mal manejadas, producen un caos tan absoluto que ni siquiera un lector asiduo al gnero logra seguir la historia. Sospecho que esa tendencia a complicar innecesar iamente un texto se debe a un intento inconsciente por camuflar ideas. Creo que an existe el temor a ser demasiado explcito y no porque los relatos sean subversivos, sino por simple reflejo. Por si fuera poco, he ledo textos que piden a grito s un corrector de estilo. Cuando descubrimos faltas de ortografa, palabras repetidas o mala redaccin, hay que preguntarse si los editores han perdido las pautas de su oficio o simplemente la vergenza. En este caso, no creo que haya que culpar slo a los autores, sino tambin a la editorial, aunque es obvio que un escritor que no sabe manejar las herramientas bsicas de su idioma queda automticamente descalificado. Pese a todo, han aparecido autores sorprendentes, entre ellos varias mujeres, que logran aportar situaciones originales y personajes slidamente construidos. Hay abundantes muestras de talento a las que quizs no se les preste mucha atencin, pero estn ah y al gn da sern el rostro de la CF cubana. A su juicio, en qu medida influy la literatura de CF sovitica en los pioneros de la CF cubana y en los creadores que siguen sus pasos en el decenio de 1980? Qu otras influencias o modelos considera significativos? La influencia sovitica comienza y termina en la segunda etapa, es decir, ap enas abarca diez aos. Ya mencion que durante ese perodo hubo dos vertientes, una de las cuales se mantuvo fiel al modelo sovitico, con una fuerte proyeccin sociopoltica donde la ideologa comunista marcaba el ambiente y la tica de los personajes. En cambio, los autores de la vertiente hb rida, que al principio pudi eron tener alguna influencia sovitica, pronto se separaron de ese modelo. Cada uno hall mtodos para eludir la censura, dedicndose a explorar cnones filosficos y estticos cercanos al tab, a riesgo de ser considerados herejes u oscurantistas. En un artculo publicado en la revi sta Science Fiction Studies, titulado From Socialist Realism to AnarchistCapitalism: Cuban Cyberpunk ( Del realismo socialista al capitalismo anarquista: el cyberpunk cubano ), Juan Carlos Toledano, un acadmico hispano-nort eamericano que ha estudiado a fondo el desarrollo de la CF cubana, tambin nota la existencia de estos dos grupos. El acadmico se refiere al dramtico caso de Agustn de Rojas, el escritor ms representativo de la primera vertiente, a quien l llama el campen del realismo socialista. Rojas es el autor de una triloga de novelas ( Espiral Una leyenda del futuro y El ao 200 ). Toledano seala que su compromiso literario con la ideologa socialista era tan fuerte que, al desaparecer la realidad social que la sustentaba, abandon de golpe la CF y desde entonces solo ha publicado una novela que no se relaciona con el gnero. De esta influencia sovitica, pues, no queda nada. Pero existen otras. En an tologas recientes he encontrado la huella de clsicos ineludibles como Ray Bradbury, J. R. R. Tolkien, Isaac Asmov, William Gibson, el gur del cyberpunk e incluso de escritores nacionales, exiliados o no. En algunos casos, la semejanza es tan evidente que uno esperara que, al menos, su autor cita ra o dedicara el cuento a su modelo, como ocurre

PAGE 28

tantas veces en el mundo literario, pero esto nunca sucede. Pareciera como si se avergonzaran de reconocer a quienes admiran, cuando semejante actitud no es un estigma, sino una saludable seal de aprendizaje. Por otra parte, para hablar de influenc ias tambin se necesita que estas lleguen de alguna parte. Los escritores de la primera y segunda etapa tuvieron acceso a traducciones de obras extranjeras, pero st as han desaparecido con el tiempo y hoy son reliquias difciles de hallar. Las nuevas generaciones apenas conocen los nombres contemporneos que han renovado el gnero. En la Isla no se publica a Ted Chiang Serguei Luknayenko o Andreas Eschbach por citar slo tres. Hasta donde s, tampoco se consiguen novelas de clsicos ineludibles como Larry Niven o Ursula K. LeGuin. Y si un escritor no tiene puntos de comparacin o desconoce lo que se hace en el resto del mundo, es difcil que pueda salir del crculo vicioso al que lo condena ese apartheid informativo. Pese a todo, muchos hacen esfuerzos ingentes por mantenerse al da. Hay blogs boletines y revistas digitales (elaboradas por los propios escritores o por los fans) que intentan difundir obras contemporn eas. Y si alguno de ellos ha tenido la suerte de leer uno de esos libros, lo resea para los menos afortunados. Tambin se han formado peas culturales dedicadas a temticas relacionados con la literatu ra fantstica, como la cultura celta, y aprovechan sus eventos anuales para ofrecer charlas y mostrar pelculas o videos musicales que no se ven en el cine o la televisin. Pero estos chispazos de informacin no son sufi cientes. Ms que influencias, sera mejor hablar de avidez por recibir influencias. Qu opina sobre el nivel de la crtica acerca de la CF y la fantasa cubanas, dentro y fuera de la Isla? Lamentablemente, la crtica es la Cenicienta de esos gneros en Cuba. En otros pases existen congresos y revistas especializadas donde participan acadmicos que no son escritores ni aspiran a serlo. En Cuba, sin embargo, la mayora de los artculos son elaborados por los propios creadores, algunos de los cuales tienen poca o ninguna formacin acadmica y no poseen, por tanto, las herramientas adecuadas para el anlisis de una obra literaria. Desconocen que criticar, en trminos acadmicos, no significa imponer adjetivos a diestro y siniestro. Por otro lado, hay quienes creen que hacer crtica o ensayo es elaborar un listado de ttulos que han ledo, y luego afirmar festinadamente que tal libro es superior a otro, o que su generacin es mejor que la anterior; por no mencionar a quienes escrib en sobre el gnero para terminar alabndose a s mismos y mostrarse como los paladines de la mejor CF que se ha hecho en la Isla. Hay una falta de modestia casi aterradora. Por supuesto, algunos escritores escapan a esto y son capaces de mostrar mesura en sus prlogos y artculos, e xplorando el gnero sin pretensiones protagnicas. Pero, en trminos generales, no existen voces acadmicas independientes que estudien el fe nmeno con el rigor que merece. Aunque resulte paradjico, los mejores est udios que he ledo sobre CF cubana provienen de Estados Unidos y no est n hechos por cubanos. En muchas universidades norteamericanas hay ctedr as especializadas en CF que cuentan con cursos y currculos dedicados al gnero. Estos acadmicos celebran anualmente congresos donde se leen y an alizan centenares de ponencias. Entre ellos, conozco a varios investigadores que estudian la evolucin del gnero en la Isla. Adems del profesor Juan C. To ledano, quien hizo su tesis de grado universitario sobre la CF en Cuba, est tu tesis s obre la CF en Espaa e Hispanoamrica y tu libro Ciencia Ficcin en espaol: una mitologa moderna ante el cambio en el cual hay varios captulos dedicados a obras cubanas de CF. Otra importante investigador a es Andrea Bell, con numerosas publicaciones, y que, junto contigo, edit y tradujo varios cuentos de la primera antologa de CF hispanoamericana publicada en Estados Unidos. La colaboracin entre ambas, junto a ot ros investigadores del gnero en espaol y portugus, de dentro y fuera de EE. UU. (Miguel ngel Fernnd ez Delgado, Elizabeth Ginway y Luis Pestarini), ha producido, adems, una cronologa de textos de CF publicados en Latinoamrica entre 1775 y 2005, dividida

PAGE 29

por pases y en la que figuran ttulos cubanos desde 1885 h asta 2004, con un apartado que resume la historia y evolucin del gnero en Cuba. Tambin acadmicos como Robin Mc Allister, Dale Knickerbocker y Sh aron Sieber han publicado trabajos, presentado ponencias, traducido text os o participado en congresos donde se han estudiado obras y autores cubanos. Un caso significativo es el del profesor de fsica Dani el W. Koon, de St. Lawrence University (Nueva York), que mantiene, dentro de su propio sitio web otro de consulta bilinge dedi cado a la CF cubana. No slo ofrece informacin detallada y actualizada sobre obras y autores, sino que presenta fragmentos de novelas y cuentos traducidos al ingls, entrev istas, enlaces a sitios web de revist as digitales y de autores cubanos, y mucha ms informacin. Cuando los investigadores cubanos se decidan a estudiar esa zona de la literatura, tendrn necesariamente que contar con la bibliografa y los an lisis publicados antes por sus coleg as extranjeros. Pero esa interaccin tan saludable es parte de la vida acadmica. Cmo ve el futuro de la CF en Cuba? Si a pesar del encierro y las dificultades materiales de los ltimos aos se siguen produciendo obras de calidad atendible, es de esperar que ese proceso se multiplique cuando los escritores y el pas, en general puedan interactuar libremente con el resto del mundo. Cuba siempre ha sido un caldo de cultivo para la creacin. Los cubanos se han especializado en absorber lo que llega desd e el exterior para transformarlo en un producto sui gneris. Espero que algo parecido ocurra con la CF de la Isla en un futuro bastante cercano. _______________________________ Yolanda Molina Gaviln, Ph.D. (Madrid, Espaa). Licenciada en Literatura Hispanoamericana en la Universidad Estatal de Arizona. Sus temas de investigacin abarcan la literatura de ciencia-ficcin de habla hispana y el cine. Actualmente imparte clases en la Universidad Eckerd, St. Petersburg, Florida. Entrevista publicada en 2010, en la revista Encuentro de la Cultura Cubana, No. 53-54. Madrid, p. 155-161. Todos los derechos reservados. WWW.DAINACHAVIANO.COM

PAGE 30

Dana Chaviano BRUJA EN INVIERNO Cuando llega la estacin de los fuegos azules me entrego a los rituales que provienen del sur: grimorios que se mezclan con cultos remotos y ensalmos dadivosos rebosantes de amor. Subir en mi escoba, amarga y hereje, como una infusin que se evapora hirviente. Un canto de tormenta arreciar mi vuelo cuando el fro envuelto en pao de azafrn se arrebuje espantado por los huecos del monte y devore los latidos ocultos en el mar. El viento de la noche dejar caer sus mieses en los copos de leche sobre uvas en flor. Atrs quedar un rastro: festn para mi amante. No dejar una mano ni un ptalo sin poblar. Sentir de nuevo la hidromiel en los labios y la hierba alucinante que inspir la voz del dios. Nunca har recetas ni filtros para el odio. Mi boca llevar una libertad distinta. De planeta en planeta saciar el hambre de toda la sapiencia que no pude alcanzar: ser barda y nigromante, pitonisa y vestal. Buscar el rbol de los divinos celtas y evocar los nombres que olvid al morir. Cada antigua vida volver al recuerdo. Cada siglo roto encontrar su paz. La magia fue la misma en cada gruta del bosque. La magia pudo ser y an pudo quedar. Yo abrir mis manos al dominio perdido. Yo abrir mi boca al conjuro del sol. El viaje es la respuesta al verdadero hechizo: el futuro es presente y el pasado hoy. LEYENDA A la tarde siguiente regres desnuda. Y al ritmo de la suave respiracin se ergua el ardor del unicornio como vino escanciado en un bol. Cunto sabe la doncella que no guarda ms secreto que el nombre de su mtico dueo. De plata bruida eran las frases. con que ella alababa su belleza. Ahora es noche y silencio. Una virgen canta con su voz de espectro. Nunca abri su balcn a los reclamos ni al olvido que acechaba entre los muertos. En un bosque con tumbas de antao un corcel de luz cabalga en su lecho. P OESIA FANTASTICA

PAGE 31

HIJAS DE MAB Aquella espectral baronesa que so historias de duendes Aquella que ba de miel su rostro y su caballo Aquella que traz en sus senos un ojo cabalstico Aquella que urda las hebras en su rueca de arcano dorado Aquella vestida de absurdo con poses de surrealista Aquella que tuvo hambre de amores octogenarios Aquella que al fin estall y no pudo ms de silencio Aquella que don sus cantos a las grvidas noches de un muerto Aquella que ungi su nuca para alabar a un dios Aquella que ahog sus cenizas en las mrgenes del Sena Aquella sonrisa perpetua en los bosques de alabastro bebi amor en los huesos de un bosque que hace aos estuvo encantado.

PAGE 32

FANTASMA DE MUJER Un fantasma se asoma al espejo, sonre y sonre su boca de mefisto al proponer un pacto: apaga las ventanas y cierra tus afectos. Lleva en brazos los versos que maana escribir. En qu sitio del pasado dej mi corazn? Dibujo a saltos un libro, un talismn de luz para explorar otros tiempos. Cundo cerr mis alas y ca sobre esta silla? A veces pienso que estoy viva y salgo a la calle con algn disfraz. El de mujer triste requiere unos ojos oscuros, grandes para impresionar. El de mujer hermosa lleva un chal sobre los hombros y unas campanas de vida en torno a la cintura, los pies descalzos para beber la lluvia y una oracin de gozo en cada oreja. Pero todo es apariencia, En qu rincn del mundo he perdido mi sombra? (Fue enterrada por descuido junto a algn poeta enfermo?) El fantasma del espejo vuelve a llamarme por seas, sonre y sonre como si el destino existiera. Tomados del libro Confesiones erticas y otros hechizos con permiso de la autora. Todos los derechos reservados. Dana Chaviano (1957, La Habana). Licenciada en Lengua y Literatura Inglesa, en la Universidad de La Habana. En 1979 gan la primera convocatoria del Pr emio David de Ciencia Ficcin con Los mundos que amo (1980). En 1982, fund el primer taller literario de CF de Amrica Latina: Oscar Hurtado. Posteriormente public Amoroso planeta (1983, cuentos), Historias de hadas para adultos (|1986, noveletas), Fbulas de una abuela extraterrestre ( 1989, novela) y El abrevadero de los dinosaurios (1990, cuentos) Ese ao, Chaviano obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil La Edad de Oro por su coleccin de relatos fantsticos Pas de dragones En 1991 viaj para irse a vivir fuera de Cuba. Desde entonces ha publicado Confesiones erticas y otros hechizos (1994, poesa), Pas de dragones (Espasa Juvenil 2000, cuentos) y el ciclo de novelas La Habana oculta, compuesto por El hombre, la hembra y el hambre (Planeta 1998) Casa de juegos (Planeta 1999), Gata encerrada (Planeta 2001) y La isla de los amores infinitos (Grijalbo 2006), publicada en 25 idiomas y que se ha convertido en la novela cubana ms traducida de todos los tie mpos. Ha recibido numerosos reconocimientos internacionales: Premio Anna Seghers (Academia de Artes de Berln, Alemania, 1990) por Fbulas de una abuela extraterrestre ; Premio Azorn de Novela (Espaa, 1998) por El hombre, la hembra y el hambre ; Premio Internacional de Fantasa Goliardos (Mxico, 2003), por el conjunto de su obra de CF; fue la Inv itada de Honor a la 25 Congreso Internacional del Arte Fantstico (Fort Lauderdale, USA, 2004); y recibi la Medalla de Oro al Mejor Libro en Lengua Espaola (Florida Book Awards 2006, USA) por La isla de los amores infinitos En 2007 dej su trabajo como profesora en la Universidad Internacional de la Florida (FIU) para dedicarse exclusivamente a escribir. Su sitio Web es www.dainachaviano.com

PAGE 33

WWW.DAINACHAVIANO.COM PAPEL DE LA IMAGIN ACION CHAMNICA EN FBULAS DE UNA ABUELA EXTRATERRESTRE DE DANA CHAVIANO Por Robin McAllister En las novelas de Dana Chaviano, las protagonistas su elen ser mujeres profundamente complejas, aisladas y alienadas que viven en una Habana opresiva que las amen aza como el monstruo de un romance gtico. Inmersas en otros planetas, en otros mundos, en otros pasados, estas mu jeres descubren el uso de poderes especiales para ponerse en contacto con recuerdos perdidos y ocultos, cruzar l as fronteras entre universos paralelos, y hallar vnculos olvidados que solo se conservan en la memoria gentica, a menudo a travs de mensajeros espirituales y fantasmales provenientes de un pasado perdido. Ana, la protagonista de la novela Fbulas de una abuela extraterrestre de Chaviano, es una adolescente que va descubriendo sus poderes latentes como escritora, mientras discute con su novio o se refugia en el dormitorio huyendo de su madre. Para Ana, la escritura no imita ni se relaciona con la realidad. Escribir crea un mundo imaginario, un microcosmos que contiene muchos mundos, que pose autonoma, una vida propia: Su libro es un mundo noche y nieve donde las ms ex traordinarias criaturas se encuentran o evitan, obedeciendo leyes impredecibles. Y a veces ese mundo se aduea de ella, sumindola en un trance donde como un dios pequeo o una madre omnisci ente puede dar salida a seres de otro universo, cuya nocin de la felic idad parece concretarse al hecho de existir. (Chaviano, 25). Para ella, escribir es una forma de posesin que la lleva de su realidad inmediata hasta un estado de conciencia visionario que se asemeja al de un chamn. El chamn es un practicante religioso que abandona momentneamente este mundo en estado de trance y vuela al mundo de los ancest ros o espritus para regresar trayendo conocimiento y poderes sanadores y liberadores (Eliade). El chamn es capaz de cambiar su forma, de convertirse en ave u otras

PAGE 34

criaturas, de cruzar las fronteras entre este mundo y el ot ro mediante incursiones espirituales que se inician con un repliegue de la conciencia en estado de vigilia. Al igual que un chamn, Ana usa todas sus tcnicas de ejercicios mentales escritura automtica, juegos con la memoria, meditacin para desvincularse de la realidad cotidia na y retornar temporalmente a un estado de conciencia pre-literario y pre-racional. En este sentido usa la meditacin, no para viajar en busca de los ancestros, sino para hacer contacto con Arlena, el persona je de ficcin sobre el que est escribiendo: No es la primera vez que recurre a ese m todo. Siguiendo las indicaciones del folleto, es fcil llegar a ese absoluto-olvido-de-s-mismo. Pero ella no se percata de que es un juego peligroso. La mente tiene mecanismos que escapan al control de un ser humano comn y, con esos ejercicios, ciertas zonas de la conciencia dan sa lida a cualidades latentes y olvidadas. Su atencin se concentra en una zona cercana al diafragma y recorre el plexo solar hasta que la luz aflora en su interior. Hay una sbita mezc la de bienestar y miedo; un xtasis que le impide pensar en otra cosa que no sea la eternidad del instante. Luego se va hundiendo en una dimensin brumosa. Quiere gritar y no puede. Intenta move rse, pero su cuerpo es un organismo sbitamente denso. Comprende que sus sentidos habituales han cambiado: ahora surgen percepciones inditas. Se lleva las manos a la cara, se acaricia las mejillas y siente el escozor de la carne, pero sus brazos no se han movido. Es como si soara. Si grito, despertar... Sufre un desgarramiento. Algo o alguien pretende arrancarla de su propio cuerpo. Se ha convertido en un frgil capullo que fuer zas desconocidas levantan hacia las nubes. Flota. O al menos, cree flotar. Ahora es alguien compartiendo el cuerpo de otra persona. Todo est sumamente oscuro. Extiende las manos y palpa los contornos de un obj eto cuya naturaleza no puede determinar; su estructura metlica est surcada por innumerables ar istas y ngulos. Siente el terror emergiendo de sus venas. La noche avanza y el peligro crece. Ello s se acercan. Es necesario concluir cierto ritual antes de que sea demasiado tarde... Tal vez su miedo o quizs algn otro impulso la arrastra fuera de aquel cuerpo. Cierra los ojos mientras es izada de nuevo. Una voluntad aj ena tira de ella sin compasin. (Chaviano, 126) Los ejercicios mentales usados por Ana para recupera r su contacto con el subconsciente y conectarse con dimensiones inaccesibles o perdidas de la realidad escritura automtica, juegos de la memoria, meditacin se asemejan al trance chamnico y al viaje espiritual. La escritura automtica representa la escritura en su ms pura expresin: Durante varios minutos escribe sin tregua. Su cerebro recibe un aluvin de imgenes que son traducidas en palabras, y enseguida llevadas al pape l. Ahora ha abierto los ojos porque as controla mejor su escritura, extra amente deforme como si fuera la de un desconocido. Al final pestaea con estupor. Sabe que la fugaz conexin que se estable ci entre ella y algn punto del tiempo o del espacio ha terminado, pero no puede evitar la ansi edad que se desencadena despus de cada sesin. (Chaviano, 40). De dnde provienen estas imgenes, estos recuerdos que aparecen durante su escritu ra automtica? Los est imaginando? O est reviviendo recuerdos reales de vidas pasadas que convergen por accidente en su subconsciente receptivo? Ana recurre al juego de los recuerdos que tiene su origen en la memoria gentica:

PAGE 35

Es el juego de los recuerdos: es jugar a recobrar las imgenes perdidas; las molculas de amor y peligro que quedaron impresas en algn pasado; l as acciones y los versos que todos menos la ciega memoria de los genes olvidan. (Chaviano, 86). Las imgenes que han surgido del subconsciente de Ana a travs de la escritura automtica son la primera visin fragmentaria de los diversos mundos sobre los que Ana est escribiendo en las tres o cu atro tramas paralelas de Fbulas : el mundo neoltico celta de Merln y Stonehenge; Faidir, el planeta de Ijje y de los seres psquicos y alados de tres ojos; y Rybel, el mundo de Arlena, la jumen que huye por un planeta desconocido despus que su nave espacial se destruyera. Resulta significativo que Arlena sea la contrapartida de Ana en el plano de la fantasa. Se trata de una mujer con extraordinarios poderes mentales, ex iliada en un planeta que no es el suyo, que lleva consigo recuerdos de su existencia previa como astronauta; una mujer que huye sin descanso llevando consigo la Piedra del Pasado. Arlena ha escapado de las garras de unos sacerdot es vengativos, pertenecientes a una tirana patriarcal, y que ha sido encarcelada y reducida a esclava de las Cocinas Reales antes de que lograra escapar a la jungla en busca de los silfos, unas criaturas de naturaleza puramente ps quica que custodian el Espejo del Futuro. Los sacerdotes han pervertido las ideas benvolas y redentoras de Merln, el mago celta, y las han transformado en herramientas dictatoriales. Al principio, Ana haba comenzado las historias de Ijje y de Arlena como una sola, despus las continu de manera paralela. En el planeta Faidir, la abuela de Ijje tambin se encuentra en proceso de narrar una historia que resulta ser, precisamente, la historia que Ana cuenta sobre Arlena. Mien tras tanto, Merln, usando el nombre de Soio durante su exilio en el planeta Rybel, observa todo esto como parte de una visin que se desarrolla dent ro de su bola de cristal, donde se ve la imagen de Ana escribiendo en su escritorio, de la misma manera que la observa la propia Ana en un sueo. Ahora, durante esos sueos y trances de escritura au tomtica, los eventos de una historia aparecen en otra, como si esas realidades imaginarias apar entemente separadas ya no obedecieran los mandatos dictados por su autora, y en vez de seguir siendo mundos y eventos independientes, se intercambiaran y entrecruzaran en su subconsciente. Aunque Ana se encuentra escribiendo la histor ia de Arlena, nos damos cuenta de que no est inventando una fantasa como pudiera hacerlo un escritor convencional de ciencia ficcin. Ella es simplemente el centro de las visiones, no su creadora, como trata de explicarle a su amiga Rita dicindole que los sueos son tan claros como si ella los hubiese vivido, pero no tienen nada que ver con lo que aparece durante la escritura automtica: `Anoche so con un mago Lo ms extrao es que yo exista en el sueo como un persona je ms. El mago acariciaba la bola, que empez a iluminarse por dentro. Entonces aparec yo en el cristal... O por lo menos, creo que era yo; slo que me encontraba en la misma situacin de Arlena. `Quin es Arlena? Un pers onaje de la novela que estoy escribiendo. A estas alturas del libro, anda huyendo por el bosque... Arlena tena mi cara. O quizs yo era Arlena... y creo que estaba en una situacin muy peligrosa Soy incapaz de saberlo porque mi yo real lo vea todo como si fuera una pelcula, es decir, mis ojos vean la escena: el mago con su bola mgica, y una mujer que se pareca a m (o que era yo), huyendo por el bosque E lla (o yo) pareca tener mucho miedo La imagen del bosque se borr del cristal, pero el ma go sigui dale que dale, acariciando la bola, hasta que aparec yo. Y aqu s estoy segura de que era yo, porque me vea a m misma escribiendo en mi cuarto. (37-38). Ana es una escritora que est siendo creada y escrita por sus propios personajes. Las historias que ella cree estar inventando no son ficciones, sino realidades que manifiestan su existencia a travs de su escritura. Estos mundos existen como universos paralelos en diferentes dimensiones del tiempo y el espacio, y ella es una mdium o canal mediante el cual estos pueden manifestarse, primero a trav s de su subconsciente y luego a travs de su escritura. Un chamn celta, como Merln, no es ms que un hombre ala do: un merln o halcn. El otro mundo imaginario en esta novela, el planeta Faidir, donde viven Ijje y el rest o de los seres alados psqui cos, es un mundo de chamanes en trance, habitado por hombres y mujeres alados, smbol os del vuelo chamnico. A excepcin de sus alas y el tercer ojo, los zhife tienen forma humana. Su tercer ojo alude al chakra de la meditacin yoga. En la novela de Ana, Merln es otro ser nmada y exiliado en un planeta que no es el propio, pero los escritos de Ana abrirn las fronteras del espacio-tiempo para permitirle a Merln renovar su contacto con el cosmos. Merln es el smbolo de la conciencia chamnica que sustenta el mundo de la novela, en su papel de Soio (que suena como Soy yo); es la

PAGE 36

conciencia del escritor solitario, Ana, quien intenta renova r el contacto con las fuerzas csmicas a travs de la escritura. El mantra que Arlena/Ana rep ite a lo largo de la novela sirve para expandir su identidad y fusionarla con el cosmos: Estoy sola: yo y el universo. El universo es un cosmos que contiene otros paisajes, mas yo estoy sola en mi universo. Y toda su energa es ma porque YO SOY EL UNIVERSO... (17). Necesitamos una clasificacin para est a clase de ciencia ficcin que escribe Ch aviano, con su visin de mundos dentro de otros mundos, donde el Espejo del Futuro es descubierto a travs del viaje espiritual hacia el pasado. Esta ciencia ficcin chamnica combina la especulacin filosfica y religiosa ms sofisticada con un regreso transitorio del acto de escribir a los mitos y modos de conciencia pr e-racionales y pre-literarios. En la novela de Chaviano esta composicin toma una forma anloga a la prctica de un chamn, quien trae la sanacin y el conocimiento a una sociedad tribal desequilibrada, abandon ando temporalmente la vigilia consci ente para sumergirse en un trance y volar hacia la tierra de los espritus y los antepasados. Ana, la escritora chamnica, es la mdium a travs del cual los personajes pueden regresar del exilio y de situaciones peligrosas trayendo el conocimiento perdido del presente y el futuro. El romance gtico o la novela de aventuras o bsquedas, como es Fbulas de una abuela extraterrestre no es el nico gnero que he encontrado en la novela de Chav iano que nos recuerda los orgenes antiguos de lo que hoy llamamos ciencia ficcin. Al crear a su joven protagonista Ana, convirtindola en la escritora de la misma novela que estamos leyendo, Chaviano tambin hace una declaraci n sobre la potica de su propia ciencia ficcin y su concepto de lo que un escritor de ciencia ficcin hace o crea. Aunque estoy de acuerdo con Brian Aldiss acerca de que la fuente del gnero se encuen tra en el romance gtico y en el Frankenstein de Mary Shelley, tambin me arriesgar a mencionar lo que l llama la ilusin de falsa continuidad, al sugerir nueva mente una fuente remota del gnero en la stira menipea de Lucian and Apuleius (Aldiss 68). El concepto de novela como un universo en miniatura que a su vez contiene otros mundos, la id ea de universos paralelos separados, aunque capaces de establecer contacto a travs del tiempo y el espacio si uno sabe dnde y cundo debe hacer ese contacto, recuerda la antigua tradicin de contar historias donde se usa la fant asa en lugar de la especulacin histrica o filosfica, a menudo en forma de narraciones, que se conoce como stira menipea. La stira menipea tiene su origen entre los lectores y lo s escritores cosmopolitas y urbanos del perodo helenstico, y se sustenta del mito y de las ms tempranas formas oral es de la narrativa. La stira menipea apela a lectores y escritores alienados, desplazados y cosmopolitas exiliados y nmadas que habitan en un mundo que no es el suyo que intentan reanudar el contacto con los orgenes de la conciencia de los cuales se han alienado debido a los excesivos cambios sociales y tecnol gicos. A menudo, este tipo de ficcin intenta volver a captar las voces de los dioses que una vez se escucharon en el pasado, pero que permanecen silenciosas en el presente, y que son rastros de nuestra perdida conciencia bicameral, como sugier e Julian Jaynes (Jaynes). Estos escritores y artistas han aprendido a vivir una existencia espir itualmente anfibia, con un pie en un mundo anterior donde se encuentra su propio lenguaje y cultura, y otro en unas tierras e idiomas aj enos, y han aprendido a cruzar estas fronteras, el tiempo y el espacio, casi a voluntad, y a veces como juego. El mundo de la ficcin como cosmos, el uso de la fantasa para la especulacin filosfica, y la combinacin de gneros populares y contemporneos con los mitos y las narraciones orales, crean una modalidad de la ficci n que apela a todos los que intentamos renovar el contacto con las fuentes de la conciencia de las cuales los cambios tecnolgicos y sociales contemporneos nos han alejado, y que son los orgenes del mito, la magia y la memoria de la infancia. Po r ello no solo la escritora, sino tambin el lector de las Fbulas de Chaviano, deben aprender a comportarse como un chamn. ______________________

PAGE 37

Robin McAllister Profesor asociado de literatura inglesa en Sacred Heart University. Esta ponencia fue leda durante la 25 Convencin de la ICFA (International Conference for the Fantastic in the Arts). Fort Lauderdale, Florida, 25 marzo, 2004. OBRAS CONSULTADAS Arenas, Reinaldo. Mona and Other Tales Edicin y traduccin: Dolores M. Koch. New York: Vintage Books, 1995. Bakhtin, Mikhail. Problems of Dostoevsky Poetics Edicin y traduccin: Caryl Emerson. Introduccin: Wayne C. Booth. Minneapolis: U of Minnesota Press, 1984. Bakhtin, Mikhail. Rabelais and His World. Traduccin: Helene Iswolsky. Cambridge: MIT Press, 1968. Chaviano, Dana. Amoroso planeta La Habana: Editorial Letras Cubanas, 1983. Chaviano, Dana. Casa de juegos. Barcelona: Editorial Planeta, 1999. Chaviano, Dana. Fbulas de una abuela extraterrestre La Habana, Cuba: Editorial Letras Cubanas, 1988. Chaviano, Dana. Gata encerrada. Barcelona: Editorial Planeta, 2001. Chaviano, Dana. El hombre, la hembra y el hambre Barcelona: Editorial Planeta, 1998. Cowan, Tom. Fire in the Head: Shamanism and the Celtic Spirit. San Francisco: Harper, 1993. Cubana: Contemporary Fiction by Cuban Women. Ed. Mirta Yaez. Referida por Ruth Behar. Traduccin: Dick Cluster y Cindy Schuster. Boston: Beacon Press, 1998. Davies, Catherine. A Place in the Sun? Women Writers in Twentieth-century Cuba. London: Zed Books Ltd., 1997. Eliade, Mircea. Shamanism: Archaic Techniques of Ecstasy. Traduccin: Willard R. Trask. Bollingen Series LXXVI. Princeton, N.J.: Princeton U, 1964. Estatuas de sal: cuentis tas cubanas contemporneas. Editoras: Mirta Yaez y Marilyn Bobes. Habana: Ediciones Unin, 1996. Frazer, Sir James George. The Golden Bough: A Study in Magic and Religion 1 Vol. Abridged. New York: Macmillan, 1960. Frye, Northrop. Anatomy of Criticism: Four Essays. Princeton: Princeton U Press, 1957. Out of the Mirrored Garden: New Fiction by Latin American Women. Edicin: Delia Poey. New York: DOUBLEDAY, 1996. The Oxford Book of Latin American Short Stories. Edicin: Roberto Gonzlez Echevarra. New York: Oxford Press, 1997. Ross, Anne y Don Robins. The Life and Death of a Druid Prince: The Story of Lindow Man, an Archaeological Sensation. New York: Simon and Schuster, 1989. Van Pool, Christine. Flight of the Shaman. Archaeology 55 (Jan/Feb 2002): 40-43. WWW.DAINACHAVIANO.COM

PAGE 38

SUPER EXTRA GRANDE (Fragmento) El escritor cubano Jos Miguel Snchez, conocido como Yoss, gan el 20 Premio UPC de Ciencia Ficcin, dotado con 6 mil euros y la publicacin digital de la novela, con Super extra grande seleccionada de entre 78 textos en concurso. El autor accedi a que publicramos el fragmento inicial de su libro en nuestra revista. Super extra grande gira alrededor del doctor Jan Sangan, un bilogo veterinario especializado en los organismos ms grandes de toda la Galaxia y destaca por tener un tono pardico, divertido y por momentos escatolgico. Jefe Sangan, grumo delante-derecha, diez centmetr os rodilla advierte displicente Narbuk en mis auriculares. Su voz recuerda de modo no precisamente agradable al chirriar de un viejo mecanismo falto de aceite. Pero lo peor no es eso, sino cmo se empea en torturar la gr amtica y sintaxis del hispangls, al peor estilo de un indio piel roja de holoseries de tercera categora: con horrible tozudez, se come casi todas las preposiciones y slo usa verbos en infinitivo. De cualquier manera, monitoreando mi avance desde afuera y con el radar a su dis posicin, el laggoru tiene una visin de conjunto que me falta. El sitio que me indica late azul en el mapa virtual tridimensional de los intesti nos del tsunami, superpuesto al ngulo superior derecho del visor de mi casco. No me parece muy promisorio, pero en el ngulo inferior izquierdo, el rostro de iguana hipertrofiada de Narbuk insiste: Jefe Sangan, comprobar, favor, ver si ahora s ser maldita pulsera de gobernadora malcriada y poder ir nosotros ya y luego, hala a quejarse, para variar : Agua y todo aqu olor mucho extrao despus morfeorol y laxante hoy no buen da lavado intestinal tsunami. Yoss

PAGE 39

Toda operacin lleva sus preparativos; y en esta, para tranquilizar al paciente y permitir mi exploracin, disolvimos en el agua una dosis de morfeorol sufi ciente para poner a dormir por una semana a cualquier ciudad pequea. Menos mal que el morfeorol es relativamen te inocuo para el metabolismo humano. Pero, claro, no esperbamos que el an imalito tardase casi medio da en ab sorber el sedante a travs de las branquias. O habramos usado la va intravenosa. Me dan ganas de recordarle a Narbuk que, como da la causalidad de que soy yo quien se arriesga recorriendo los intestinos del tsunami, mientras que l tan solo sigue mi viaje interior desde la orilla, cmodamente y por control remoto, no debera impor tarle tanto qu da es bueno para hacerle lavados intestinales a un animal de 1 800 metros de largo. Si es que hay algn da bueno para aplicar tal procedimiento. Bueno, podra ser el ge rmen de un buen chiste. Pero no tiene sentido que me esfuerce; pese a todos sus problemas dietticos, Narbuk es siempre un laggoru, y los laggorus, simplemente, no entienden la irona. No es que no dominen nuestro lenguaje; Narbuk no es el mejor ejemplo: algunos lo hablan incluso mejor que muchos humanos de las colonias. Es slo que en su cultura las co sas son o no son y ya. Los delicados matices les son por completo ajenos. Por eso su sentido del humor es el mismo que el de una piedra: ninguno. Lo curioso es que esa misma circunstancia, por lo gene ral, los convierte en divertidsimos compaeros, aunque nunca entiendan por qu los dems se ren tanto a su lado. Por esa, entre otras razones, es que son tan apreciados en la Comunidad Galctica. He tenido mucha suerte de poder contratar a Narbuk y de conservarlo; rara vez pasa una hora sin que me haga soltar la carcajada. Adems, hay que admitir que es listo de veras: si hace tres aos sus nociones de Biologa Veterinaria equivalan a las mas sobre la gramt ica y sintaxis del chino cantons clsico, hoy ya es un secretario-ayudante ms que eficaz. Ha aprendido realmente de prisa. Sea como sea, mejor le advierto que no d la nota. Hoy hay demasiado en juego para arriesgarme a que lo estropee con sus cidos comentarios: debe haber al menos media docena de hombres del gobernador Tarkon controlando nuestra frecuencia. Y tambin podran estarlo haciendo los tres o cuatro amforios que merodean el dique; cierto es que estamos relativamente cerca de su rea de influencia, pero igual me resulta algo sospechoso verlos aqu. As que aviso a Narbuk: Modera tu lengua lagarto. Esta operacin es secreta... Luego dirijo la manga de succin hacia el sitio ma rcado, rezando para que la alhaja que hace horas buscamos nos haga el honor de estar finalmente dentro de este grumo. Pero, claro, mi prudente advertencia de hay moro s en la costa produce el efecto exactamente opuesto: Secreto, jefe Sangan? Bestia de casi dos kilmetr os en dique de reparaciones navales de isla mucho cntrica y muchos militares y no guerra? Mentira. Y qu yo decir malo? Yo no creer gobernador Tarkon descubrir ahora tercera esposa suya muy mucho malcriada y no mucho inteligente insiste l, refractario, como todos los de su especie, a cuanto sea tacto, deli cadeza o diplomacia. Y gentic amente incapaz de captar cualquier indirecta Seora bien educada y mucho inteligente no dejar caer pulsera de matrimonio de millones de solarios. No mar, no boca tsunami. Bingo! La corriente aspirada por la manga de vaco por ttil desprende al fin al objeto en cuestin de la mucosa intestinal del monstruo y Y nueva decepcin; el grumo no era ningn brazalete nupcial de platino incrustado de topacios de Aldebarn, sino el crneo semifosilizado de algn pececillo local aspirado por la bocaza del tsunami, seguro que milenios antes de que los humanos descubriramos el impulso Gonzlez y a lo mejor hasta la rueda,

PAGE 40

porque estos animalitos son longevos de veras. De hecho, hasta ahora nunca se ha visto morir a ninguno, como no sea por accidente. Puede que slo los lagotones de Brondignag vivan ms. Mierda hasta cundo tendr que hurgar en la dem de esta especie de lombriz marina sobredimensionada? Seguro que se asust cuando lo vio bostezar mostrando todos esos preciosos colmillos de veinte metros de largo intento justificar a la seora Tarkon, por pura solidaridad racial aunque su descuido tampoco me parece muy casual: por lo poco que s de ps icologa femenina, lo ms probable es que estuviera aburrida, se sintiese relegada por las mil y una ocupacion es de su atareado esposo, y slo quisiera atraer un poco su atencin Olvdalo y revisa bien esa imagen de radar; hay que encontrar esa fruslera YA. Estoy empezando a cansarme de este asuntico. Los tsunamis tienen un metabolismo muy veloz, para ser invertebrados tan grandes. Ni siquiera 6 toneladas de morfeorol podrn mantenerlo fuera de combate muc ho tiempo ms y de veras preferira estar lo ms lejos posible cuando despierte. No cr eo que me d las gracias por este tour a travs de sus tripas ni por las 11 toneladas de laxante que tambin le administramos, esas s oralmente. Ya un enema habra sido demasiado. Oficio ser oficio filosofa Narbuk con frases hechas Lo que costar valer. Esperar paga mucho generosa compensar trabajo muy mucho sucio. Yo te voy a dar a ti trabajo muy mucho sucio, Ka nt de pacotilla... y ahora mejor cllate, o la prxima vez entrars t a los intestinos del animalito lo amenazo en broma, y acto seguido trazo un amplio semicrculo ante m con la manga de succin, como un soldado de los siglos pasados que barriese a media docena de enemigos con el fuego graneado de su ametralladora lser. Alguien podra decir que perder tiempo en juegos en una tarea tan seria como esta es tentar a la suerte, pero lo cierto es que, tras 6 horas recorriendo un sistema di gestivo con fuertes nfulas de laberinto, hundido hasta los hombros o chapoteando en jugos gstricos y excr ementos, y esperanzndose ante cada grumo de materia indeterminada que encuentra adherida a sus mucosas, cu alquiera podra dejar de creer en la suerte para siempre. Y comenzar a cansarse de veras. Qu deca? La historia de siempre; tampoco esta vez es la dichosa pulsera. Dame datos, ayudante le reclamo a Narbuk, adelantndome a su rplica : Segn el mapa, en 10 minutos ms debera salir por el ano pero si no llevo el maldito brazalete de platino de la seora Tarkon, mucho me temo que ms me valdr quedarme dentro. No slo est en juego mi reputacin. Esos guardaes paldas del gobernador no se vean precisamente muy amistosos, y ni hablar de los amforios, con eso s cascos suyos que los hacen parecer bulldogs bpedos. Respiradores de metano en un mundo humano? Da bastante qu pensar. Narbuk replica, dolido: Jefe Sangan, sentir mucho, yo, pero no poder hacer eso. Dar garras de pelea por vida suya, si necesario, pero animales provocar yo alergia muy mucha como de costumbre, se pone susceptible con cada alusin ma a su curioso problema Yo proscrito laggoru por no cazar y no comer carne. Usted saber. Los reptiloides laggorus tambin son famosos en la Com unidad Galctica por consumir slo comida cazada por ellos mismos y sin usar armas de energa, lan zadores de proyectiles ni ningn otro artilugio que no sean sus terribles garras de pelea. Ortodoxsimos predadores al viejo estilo. Pero, claro, con mi suerte, me tena que tocar como asistente justo el nico extravagante vegetariano de todos. Y luego no entiende por qu me ro de l. Podra ser peor, es cierto. Narbuk no comer carne pero sabe manejar como nadie esas garras de acero retrctiles que usan los de su especie calzadas en las suyas, para cazar y combatir. Tenindolo al lado no le temo a ninguna ria de bar. Claro que no es que ltimamente frecuente muchos bar es. Y que cuando lo hago, tampoco hay muchos que se metan conmigo. Confieso que no tengo la menor idea del krate-do o del judo. Ni del wu-shu, el pa-ku, el penjat-silat, el krav-mag o ninguna otra secreta arte marcial de hecho, rara vez tengo que recurrir a los puos.

PAGE 41

Segn escribi hace milenios Sun Tzu en su siempre vigente tratado El arte de la guerra la mejor de las estrategias no es la que te permite ganar en la batalla sino la que te hace vencer sin tener que entrar en combate. Intimidacin, en una palabra. Y resulta que yo soy un experto innato en ese arte. El milenario mi-e-do. Ante el que casi todos los adversarios optan por recurri r a otro arte marcial igual de antiguo y eficaz: el corrien-do. Eh, no piensen que recurro a amenazas verbales o a infa ntiles demostraciones de fuerza, tipo romper cosas o alzar en vilo objetos pesados. En realidad, no tengo que hacer NADA. Simplemente digamos que soy un poco ms alto y corpulento que la media humana. Ms bien, bastante ms alto y ms cor pulento que la inmensa mayora de los homo sapiens Bueno, en realidad hay muy pocos seres humanos ms voluminosos que yo. Por lo tanto, lo que suele ocurrir con la mayor part e de los conflictivos habituales que buscan camorra es que me echan una ojeada y despus de caerse de esp aldas tratando de conseguir mirarme a los ojos, simplemente se aconsejan y se dedican a mirar a otro cualquiera de los presentes. Que tampoco es nunca Narbuk, por cierto. Y no slo por la reputacin de rpidos y letales con las garras de pelea que tienen (y no en balde) los su especie. Resulta que, si bien el laggoru apenas llega a la mita d de mi masa corporal (esos reptiloides son de veras esbeltos), s que me saca sus buenos diez centmetros de talla. Es todo un gigante entre los suyos, como yo entre los mos. Eso tambin fue algo que nos uni desde el principio. Vaya si es cmodo andar con alguien que no te hace pensar todo el tiempo que te sobra un buen trozo de anatoma para encajar en los estndares humanos, y que de veras comprende tus quejas sobre todos esos objetos que parecen haber sido h echos pensando slo en enanos. A la mierda la ergonoma estadstica. Los grandes tambin tenemos derechos. Y el que diga lo contrario que se busque un compinche el laggoru y yo lo desafiamos, aqu y ahora o dnde sea y cuando sea. JOS MIGUEL SNCHEZ (YOSS) (Ciudad Habana, 1971) Licenciado en Biologa por la Universidad de La Habana, 1991. Miembro de la Unin de Escritores y Artistas de Cuba ( UNEAC). Ensayista, crtico y narr ador de realismo y ciencia ficcin. Su obra ha obtenido diferentes premio s y menciones, tanto en Cuba (Premio David 1988 de ciencia ficcin; Premio Revolucin y Cultura 1993; Premio Ernest Hemingway 1993; Premio Los Pinos Nuevos 1995; Premio Luis Rogelio Nogueras de ciencia ficcin 1998 y Premio Calendario de ciencia ficcin 2004) como en el extranjero (Premio Universidad Carlos III de ciencia ficcin, Espaa 2002; Mencin UPC de novela corta de ciencia ficcin, Espaa, 2003 y el Premio Domingo Santos de cuento de ciencia ficcin, 20 05, entre otros. Ha publicado Timshel (cuentos de ciencia ficcin) 1989; W (cuentinovela de realismo) 1997; I sette peccati nazionali (cubani) (cuentinovela de realismo, en Italia) 1999; Los pecios y los nufragos (novela de ciencia ficcin) 2000; Se alquila un planeta (cuentinovela de cienci a ficcin, en Espaa, 2001); El Encanto de Fin de Siglo (noveleta, en colaboracin con Danilo Manera, en espaol en Italia) 2001; Al final de la senda (novela de ciencia ficcin) 2003; La causa che rinfresca e altre meraviglie cubane (cuentos de realismo, en Italia) 2006 ; Precio justo (cuentos de ciencia ficcin) 2006, Pluma de len (novela ertica de ciencia ficcin, en Espaa) 2007 y luego en Cuba (2009), e Historias de los cinco Reinos (Fantasa Heroica), 2011. Sus narraciones han sido incluidas en varias antologas nacionales y extranjeras. Ha sido asimismo antologador de los volmenes Reino eterno (cuentos cubanos de fantasa y ciencia ficcin, 1999), Escritos con guitarra (cuentos cubanos sobre el rock, en colaboracin con Ral Aguiar, 2006) y Crnicas del Maana en los que igualmente figuran cuentos suyos. Ha impartido Talleres de tcnicas narrativas en Cuba, Chile, Italia, Espaa y Andorra, as como asistido a varias convenciones internacionales de ciencia ficcin y fantasa: Les Utopiales 2002 y 2004 y Les Imag inales 2003, en Francia. En 2010 gan el premio UPC de ciencia ficcin con Super extra grande Yoss es uno de los asiduos participantes en el taller Espacio Abierto.

PAGE 42

CONCURSOSVII Premios Andrmeda Categora de relato 1.Se abre la recepcin de originales de narraciones inditas escritas en castellano y no prem iadas en otros concursos, ni presentadas con igual o distinto ttulo a otro premio literario pendiente de resolucin. Dentro de los mbitos de ciencia ficci n, fantasa o terror, el argumento deber especular sobre: ANDROIDES, CYBORGS Y ROBOTS. 2.La recepcin de originales est abierta hasta la fecha lmite del da 31 de Julio de 2011. Se aceptarn textos remitidos con esa fecha. 3.Se admitir un solo texto por autor, para cada categora de competicin. En el caso de relato, hasta un lmite mximo de 30 folios mecanografiados a doble espacio. Slo se aceptarn obras redactadas con le tra Times, cuerpo 12. No se establece limitacin mnima de extensin. El te ma es: ANDROIDES, CYBORGS Y ROBOTS. 4.Los originales pueden presentarse por correo electrnico a: premioandromeda@yahoo.es 5.Se conceder un trofeo conmemorativo a los tres relatos mejor valorados por el jurado y publicacin en la coleccin Libro Andrmeda. Tambin habr mencin de finalista y publicacin en la misma coleccin al resto de obras que lleguen a la ltima fase de seleccin. 6.Los escritores conservan en todo momento sus derechos de autor sobre las obras presentadas. Todos los textos que lleguen a la fase final slo ceden automticamente el de recho de reproduccin por un a nica vez a la coleccin Libro Andrmeda que podr incluirlos por una nica vez en una antologa, renunciando los autores a cualquier remuneracin econmica o de cualquier otro tipo en esta edicin; salvo los premios estipulados explcitamente en el punto 5 de estas bases: trofeos, menciones y publicacin, segn clas ificacin. El plazo de edicin de las obras ganadoras y finalistas se estima en uno s 16 meses, desde la fecha del fallo del jurado. 7.Dadas las caractersticas especiales de esta convocatoria, Libro Andrmeda slo establecer correspondencia con los autores premiados o seleccionados, una vez levantada el act a del veredicto por parte de los miembros del jurado.

PAGE 43

8.El jurado estar formado por escritores y aficionados del gnero fantstico de la provincia de Barcelona. Se dar a conocer la composicin del jurado con una antelacin como mnimo de 3 meses previos al fallo. El acta del jurado se har pblica el da 10 de Octubre de 2011. 9.Los autores editados recibirn un ejempl ar de la publicacin donde aparezcan, as como los suscriptores de la coleccin Libro Andrmeda. 10.El autor debe firmar su narracin (bien al final de la obra o en fichero o plica adjuntada) y resear sus datos personales: Nombre completo, nmero de id entificacin personal, direccin, telfono y dir eccin de correo electrnico de contacto. El formato de procesador de texto aconsejado es: Word para PC. Categora de ensayo 1.Temtica libre. Se abre la recepcin de originales de artcu los o ensayos inditos escritos en castellano y no premiados en otros concursos, ni presentados con igual o distinto ttulo a otro premio literario pendiente de resolucin. La temtica ser l ibre, aunque siempre dentro del mbito de estudio y anlisis sobre cualquier faceta de los gneros fantsticos: ciencia ficcin, ficc in especulativa, fant asa, terror... 2.La recepcin de originales est abierta hasta la fecha lmite del da 31 de Julio de 2011. Se aceptarn textos remitidos con esa fecha. 3.Se admitir un solo texto por autor, hasta un lmite mximo de 30 folios mecanografiados a doble espacio. Slo se aceptarn obras redactadas con letra Times, cuerpo 12. No se establece limitacin mnima de extensin. El tema es: LIBRE. Se admitir un slo texto por autor en cada categora de competicin. Cada categora es independiente de las otras dos. 4.Los originales pueden presentarse por correo electrnico a: premioandromeda@yahoo.es 5.Se conceder un trofeo conmemorativo al artculo o ensayo mejor valorado por el jura do y publicacin en la coleccin Libro Andrmeda. Tambin habr mencin de finalista y publicacin en la misma coleccin al resto de obras que lleguen a la ltima fase de seleccin. 6.Los escritores conservan en todo momento sus derechos de autor sobre las obras presentadas. Todos los textos que lleguen a la fase final slo ceden automticamente el de recho de reproduccin por un a nica vez a la coleccin Libro Andrmeda que podr incluirlos por una nica vez en una antologa, renunciando los autores a cualquier remuneracin econmica o de cualquier otro tipo en esta edicin; salvo los premios estipulados explcitamente en el punto 5 de estas bases: trofeo, menciones y publicacin, segn clasif icacin. El plazo de edicin de las obras ganadoras y finalistas se estima en unos 16 meses, desde la fecha del fallo del jurado. 7.Dadas las caractersticas especiales de esta convocatoria, Libro Andrmeda slo establecer correspondencia con los autores premiados o seleccionados, una vez levantada el act a del veredicto por parte de los miembros del jurado. 8.El jurado estar formado por escritores y aficionados del g nero fantstico residentes en Espaa. Se dar a conocer la composicin del jurado con una antelacin como mnimo de 3 meses previos al fallo. El acta del jurado se har pblica el da 10 de Octubre de 2011. 9.Los autores editados recibirn un ejempl ar de la publicacin donde aparezcan, as como los suscriptores de la coleccin Libro Andrmeda. 10.El autor debe firmar su narracin (bien al final de la obra o en fichero o plica adjuntada) y resear sus datos personales: Nombre completo, nmero de id entificacin personal, direccin, telfono y dir eccin de correo electrnico de contacto. El formato de procesador de texto aconsejado es: Word para PC. Categora de novela 1.Temtica libre. Se abre la recepcin de originales de no velas inditas escritas en castellano y no premiadas en otros concursos, ni presentadas con igual o distinto ttulo a otro pr emio literario pendiente de resolucin, que se puedan enmarcar dentro de los gneros de ciencia ficcin, fantasa y terror. La temtica ser libre. 2.La recepcin de originales est abierta hasta la fecha lmite del da 31 de Julio de 2011. Se aceptarn textos remitidos con esa fecha. 3.Extensin de las obras. Se aceptarn obras redactadas con letr a Times, cuerpo 12, con una ex tensin de 80 a 160 pginas escritas a interlineado simple. Se admitir un slo texto por au tor por cada categora de partic ipacin. Cada categora es independiente de las otras dos.

PAGE 44

4.Los originales pueden presentarse por correo electrnico a: premioandromeda@yahoo.es 5.Se conceder un trofeo conmemorativo a la obra ganadora y a la finalista, si la hubiese. La clasificacin de ganador o finalista conlleva la publicacin individualiz ada de la obra en un libro en exclusiva para cada novela dentro de la coleccin Libro Andrmeda, as como la cesin de los derechos de publi cacin por parte de los autores por una nica vez. 6.El compromiso de edici n por parte de la coleccin Libro Andrmeda slo abarcar a la novela ganadora y a la finalista, si la hubiese. La publicacin se realizara aproximadamente dentro de los 16 meses posteriores al fallo del jurado, renunciando los autores a cualquier remuneracin econmi ca o de cualquier otro tipo. La coleccin Libro Andrmeda no editar el resto de obras presentadas a concurso aunque, si se encuentran elemen tos de vala en ms obras, puede que se reflejen Menciones Especiales de los autores en el acta del jurado. 7.Dadas las caractersticas especiales de esta convocatoria, slo se establecer correspondencia con los autores premiados, una vez levantada el acta del veredicto por parte de los miembros del jurado. 8.El jurado estar formado por escritores y aficionados del gnero fantstico de la provincia de Barcelona. Se dar a conocer la composicin del jurado con una antelacin como mnimo de 3 meses previos al fallo. 9.El acta del jurado se har pblica el da 10 de Octubre de 2011 e incluir datos de participacin y procedencia geogrfica de las obras. 10.Los autores editados recibirn varios ej emplares de la publicacin de su novela, y un ejemplar los suscriptores de la coleccin Libro Andrmeda. 11.El autor debe firmar su narracin (bien al final de la obra o en fichero o plica adjuntada) y resear sus datos personales: Nombre completo, nmero de id entificacin personal, direccin, telfono y dir eccin de correo electrnico de contacto. El formato de procesador de texto aconsejado es: Word para PC. 12.Cualquier imprevisto no contem plado aqu ser resuelto por la organizacin de este concurso. 13.La remisin de originales para concursar en el Premio Andrmeda 2011 de Ficcin Especulativa en categora de novela, supone la aceptacin de estas condiciones. Premio Avaln de Relato Fantstico 2011 Podrn participar autores con obras inditas escritas en castellano, que puedan encuadrarse en los gneros de fantasa, ciencia ficcin o terror. Bases: 1. Podrn presentarse al Premio Avaln de relato fantstico todas aquellas narraciones escritas en castellano que puedan ser encuadradas dentro de los gneros de fantasa, ciencia ficcin o terror.. 2. Las obras debern ser inditas, no estar premiadas en otros concursos ni pendientes de resolucin en ningn otro certamen durante la convocatoria de este premio. 3. La extensin de cada relato no superar las ocho mil palabras. 4. Las obras se remitirn en papel, en una sola copia. Se enviar tambin un CD-ROM con el relato en formato Word o RTF. 5. Cada autor podr presentar tantas obras como desee, entendiendo siempre que deber realizar un envo separado para cada uno de los relatos que quiera presentar al certamen. 6. Los miembros de Avaln, Asociacin Asturiana de Ci encia ficcin, no podrn pr esentar obras al certamen. 7. Los relatos se enviarn bajo lema, acompaados de una plica en cuyo exterior se leer el ttulo y lema, y en cuyo interior figurarn los siguientes datos: titulo, nom bre completo y DNI del autor, direcci n, e-mail y telfono de contacto. 8. Se establece un premio de seiscientos (600) euros y un diploma acreditativo. El jurado podr, si as lo considera conveniente, declarar un mximo de tr es menciones honorficas, que no estarn dotadas econmicamente. El premio podr ser declarado desierto.

PAGE 45

9. El plazo de presentacin de originales finalizar el 17 de abril de 2011 se admitirn aquellos originales que lleguen antes del 24 del mismo mes siempre que en el matasellos figure la fe cha en que expira el plazo de presentacin o una anterior. 10. El fallo del jurado se har pblico durante la celebracin de la AsturCon 2011, en julio de ese ao. 11. Durante el espacio de un ao a contar desde el fallo del jurado, Avaln, Asoc iacin Asturiana de Ciencia Ficcin, se reserva el derecho de publicar el relato premiado. Pasado este pe riodo el autor del relato podr disponer de l libremente. As mismo los organizadores del certamen estudi arn la publicacin de aquellos relatos presentados que consideren de calidad suficiente, entendiendo que tal publicacin se har siempre co n permiso de los respectivos autores, quienes en todo caso cedern los derechos pa ra una nica edicin. 12. Los originales se remitir n a la siguiente direccin: Premio Avaln 2011 Apartado 6172 33203 Gijn Espaa En el exterior del sobre deber constar: Premio Avaln de Relato Fantstico 2011. 13. Cualquier caso no previsto por estas bases ser re suelto por el jurado y su decisin ser inapelable. 14. La presentacin al concurso implica la total aceptacin de las bases. XIX CERTAMEN UNIVERSITARIO DE RELATO BREVE FANTSTICO La UPV/EHU ha abierto el plazo de presentacin de trabajos para la participacin en el XIX Certamen Universitario de Relato Breve Fantstico organizado por el Vicerrectorado del Cam pus de lava. El certamen, abierto a quien desee participar y que presente un texto original indito en castellano o en eusker a, est dotado con dos premios de 1.400 uno para el mejor relato en castellano y otro para el mejor en euskera. Los trabajos premiados quedarn en posesin de la UPV/EHU y se publicarn en un libro que recopilar los relatos premiados en las ltimas ediciones y que suceder a los ya publicados, El eco del espejo, Cristales rotos y Altos vuelos. El relato breve de tema fantstico debe tener un mximo de 10 folios mecanografiados por una sola cara y a doble espacio. El jurado, elegido entre profesorado del campus y personas de reconocido prestigio en el mundo de la literatura, podra declarar desierto www.escritores.org El plazo de entrega de lo s originales concluir el 15 de abril Los trabajos debern remitirse bajo seudnimo al Servicio de Extensin Cultural del Vicerrectorado del Campus de Alava. J unto a ellos y en un sobre cerrado, se indicar el nombre del autor, DNI, telfono, as como el seudnimo utilizado. En la part e externa se escribir Para el XIX Certamen Universitario de Relato Breve Fantstico. El fallo se har pblico el 3 de junio PREMIOS MALLORCA FANTAS TICA 2011 DE NARRATIVA EDICIN PREMIOS MALLORCA FANTSTICA de Narrativa Fantstica, Terror y Ciencia-Ficcin. Bases: 1.Se abre la recepcin de originales de narraciones inditas es critas en castellano o en cataln, enmarcadlos en los gneros de fantasa, ciencia-ficcin y terror. Habr un apartado especial para las obras que puedan, adems, ser especficas de la temtica diablic a en todos sus registros: infantil (con diablitos simpticos, etc.), romntica, histrica, religiosa, clsica, etc. 2.La recepcin de originales est abierta hasta la fecha lmite de da 15 de mayo de 2011. www.escritores.org 3.Cada autor puede enviar tantos textos como desee, y no hay lmite mnimo de exte nsin. El lmite mximo es de 25 pginas. 4.Los originales se pueden presentar en formato Word por correo electrnico a:

PAGE 46

Todos los originales acompaados de imagen escaneada del DNI del autor, y de los datos completos. Si se desea se puede enviar, opcionalmente, una copia en pape l a la siguiente direccin: Mallorca Fantstica Editors Plaa Major 07250, Vilafranca de Bonany Illes Balears Espaa 5.Se conceder un trofeo Anfisbena de los Premios Mallorca Fant stica, diseado por Cr istina Puig Argente, al relato mejor va lorado por el jurado, as como su publicacin en el libro MALLORCA FANTSTICA III, que adems contendr los ganadores de los otros concursos, y diversos artculos sobre los invita dos de honor y los protagonistas del festival. 6.Todos los textos que lleguen a la fase final podrn ser incluidos por una nica v ez en una antologa, renunciando los autor es a cualquier remuneracin econmica o de cualquier otro tipo exceptuando las menci onadas en el punto 5 de estas bases. 7.Dadas las caractersticas especiales de esta convocatoria MALLORCA FANTSTICA slo es tablecer correspondencia con los autores premiados o seleccionados, una vez levantada el acta de l veredicto por parte de los miembros del jurado. 8.Los autores editados recibirn un ejempl ar de la publicacin donde aparezcan. 9.El autor debe firmar su narracin y re sear sus datos personales al principio de cada una de sus obras presentadas al concu rso: nombre completo, NIF, direccin comple ta, telfono y direccin electrni ca, as como una imag en escaneada del DNI. Si desea publicar c on pseudnimo deber indicarlo. 10.La remisin de originales para concursa r supone la aceptacin de estas condiciones. Convocatoria Concursos del Evento BEHIQUE 2011 Este ao celebraremos la 4ta edicin del Evento BEHIQUE, un evento cultural de fantasa y ciencia-ficcin de frecuencia anual, que tiene como objetivo: divulgar, promover y cultivar, el arte y la literatura fantstica en la sociedad cubana. Organizado por el Proyecto Cultural para la Divu lgacin del Arte y la Literatura Fantstica DIALFA y el Centro HispanoAmericano de Cultura, con colaboracin de varios proyectos como: el Proyecto Cultural Anime no kenkyu el Informativo Estronia el Taller Literario Espacio Abierto el sitio Web Guaicn Literario y la Asociacin Hermanos Saiz La edicin de este ao estar dedicada A la HISTORIETA !!! y con este fin hemos programado una serie de actividades (propuestas gracias a sus sugerencias y opiniones recogidas en las encuestas), que van desde conferencias magistrales, exposicin plstica, concurso de literatura y un concurso de historieta llamado Mabuya Desde ya abrimos las convocatorias a los concursos: Exposicin de Artes Plsticas Behique 2011 Concurso Mabuya de Historieta. Concurso Mabuya de Cuento. El evento se realizar en julio de este ao, y todos estn invitados a participar.

PAGE 47

SECCION DE COMICS Eric Flores Taylor Luis Lorenzo Sosa Hoy quiero comentarles acerca de un clebre dibujante de historietas cubano, conocido sobre todo por su personaje de cmic ms famoso, Matas Prez. Me refiero, por supuesto, a Lus Lorenzo Sosa. Nacido el 26 de septiembre de 1937, en Guanabacoa, Luis Lorenzo Sosa estudi dibujo desde los trece aos en el Liceo Artstico y literario de esa localidad habanera. Sin embargo, comenz a trabajar como obrero de una fbrica de toallas. Un da de 1960 le propusieron integrar un grupo de dibujantes que haca la revista Mella All estaba Virgilio Martnez, uno de los maestros en la historieta cubana. Con l y otros miembros de la casi mtica publicacin Luis Lorenzo empez a perfilar un estilo y precisamente a propuesta de Virgilio, en 1961 pas a integrar un equipo de una nueva revista: Pionero y fue el hacedor de su primera portada Tres dcadas de su vida dedic a esa revista, hasta que en 1990 pas a Zunzn Luis Lorenzo cosech una importante cantidad de personajes, dentro de lo que se denomina historieta seria. En el campo de los samurais muy en boga en los aos sesenta es padre de Kombey y de Ronin este ltimo con un guin compartido al inicio con Juan Padrn. Al autor de Elpidio Valds se debieron tambin los guiones de Jbaro que Luis Lorenzo supo convertir en fascinantes historias mambisas. Con guin de Marcelino Ortiz hizo su Capitn Fabricio y tambin tiene al negro Zombo un luchador por reivindicar su raza. Pero es en la ciencia ficcin donde Luis realiz una obra que lo distingue. Adapt numerosos cuentos y relatos de autores soviticos, como El incorpreo basada en el libro La tripulacin del Mekong de E. Voiskunski e I. Lukodianov. En ese camino de bsquedas, en 1969, naci Matas Prez

PAGE 48

En esa aventura que public la revista Pionero, Luis Lorenz o logra imbricar de forma coherente el costumbrismo y la ciencia-ficcin. En los cuadros se aprecia La Habana del siglo 19, con su arquitectura colonial, para luego dar paso al imaginario planeta Strakon, donde Matas, su amigo Smerit y Slina desarrollan sus historias. El ingenioso juego del tiempo que d esarrolla Luis Lorenzo dota a su historia de una posibilidad infinita de fabulacin. Su inquietud creativa no se estanc en un solo protagonista, aport nuevos personajes de la llamada fa ntasa heroica. Recordamos a Tatcora una de sus ltimas crea ciones basada en leyendas precolombinas para la revista Cmicos y para esa misma empresa El rescate de Matas Prez en 1991. El hombre amable, caballeroso y alegre ya no est entre nosotros. Fue perdiendo la visin hasta que casi qued ciego pocos meses antes de morir.


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 0000-0000mods:part
mods:detail volume mods:number issue 3series Year mods:caption 20112011Month January1Day 11mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2011-01-01


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim
leader 00000nas 2200000Ka 4500
controlfield tag 008 000000c19749999pautr p s 0 0eng d
datafield ind1 8 ind2 024
subfield code a K31-00004-n03-2011-01
040
FHM
c FHM
049
FHM
0 245
Korad.
n No. 3 (January-March, 2011)
260
Havana, Cuba:
b Korad
January-March, 2011
310
Quarterly
650
Science fiction, Latin America
v Periodicals.
Science fiction fiction
Periodicals.
1 773
t Korad.
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?k31.4