USF Libraries
USF Digital Collections

Disparo en Red

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Disparo en Red
Physical Description:
Serial
Language:
English
Publisher:
Disparo En Red
Place of Publication:
Havana, Cuba
Publication Date:
Frequency:
monthly
three times a year
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Science fiction, Latin American -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - D42-00009-n08-2005-02
usfldc handle - d42.9
System ID:
SFS0024301:00008


This item is only available as the following downloads:


Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 0000-0000mods:part
mods:detail volume mods:number issue 8series Year mods:caption 20052005Month February2Day 2424mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2005-02-24


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim
leader 00000nas 2200000Ka 4500
controlfield tag 008 000000c20049999pautr p s 0 0eng d
datafield ind1 ind2 040
subfield code a FHM
c FHM
8 024
D42-00009-n08-2005-02
FHM
FHM
049
FHM
0 245
Disparo en Red.
n No. 8 (February 24, 2005)
260
[Havana, Cuba] :
b Disparo En Red
February 24, 2005
310
Monthly
650
Science fiction, Latin American
v Periodicals
Science fiction
Periodicals
1 773
t Disparo en Red.
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?d42.9



PAGE 1

HOY: 24 de FEBRERO del 2005 DISPARO EN RED: Boletn electrnico de ciencia-ficc in y fantasa. De frecuencia quincenal y totalmente gratis. Editores: darthmota Jartower Colaboradores: Taller de Creacin ESPIRAL de ciencia ficcin y fantasa. Proyecto de Arte Fantstico Onrica.

PAGE 2

Anabel Enriquez Pieiro Juan Pablo Noroa. Jorge Enrique Lage. Victor Hugo Prez Gallo. Ral Aguiar. 0. CONTENIDOS: 1.La frase de hoy:. 2.Artculo: Materializar el Realismo, Germn Sierra 3.Cuento clsico: Un cubo de aire, Fritz Leiber. 4.Cuento made in Cuba: El Fin, Victor Hugo Prez Gallo 5.Curiosidades: Dentro de Mil A os, por Hans Christian Andersen. 6.Entrevista: Heinrich Rohrer, por Luis Alfonso Gmez 7.Resea: Midiclorianos entre nosotros, por Cristbal Prez-Castejn 8.Humor: El don de volar, Douglas Adams 9.Las cosas que vendrn: Jartower 10.Cmo contactarnos?

PAGE 3

1. LA FRASE DE HOY: Creen ustedes poder confundirme... con sus ro stros plidos, como las ovejas en el matadero. ¡Ahora van a sentirlo, todos ustede s! Creen haberme dejado sin un lugar en el que poder reposar, pero tengo otros. ¡Mi venganz a va a comenzar ahora! Ando por la tierra desde hace siglos y el tiempo me favorece. La s mujeres que todos ustedes aman son mas ya, y por medio de ellas, ustedes y muchos otros me pertenecern tambin... Sern mis criaturas, para hacer lo que yo les ordene y para se r mis chacales cuando desee alimentarme. ¡Bah! Drcula. Bram Stocker. 2.ARTICULO: Materializar el Realismo: De cmo la interferencia recproca entre ciencia, tecnologa y lit eratura est dando lugar a nuevos estilos de narrativa fantstica Autor: Germn Sierra A Juan Francisco Ferr y Marco Kunz Parece evidente que los lmites conceptuales del gnero fantstico se han ampliado enormemente a lo largo del pasado siglo. Entre los diversos motivos de la expansin del gnero deseara destacar, por una part e, la adopcin por las vanguardias del cuestionamiento de la realidad como instru mento de renovacin literar ia y, por otra, la predileccin de numerosos lectores por la presencia de elementos fantsticos en la narracin, hasta el punto de confer irle un status de culto a cier tas obras de ca lidad literaria bastante discutible. Sin embargo, al mismo tie mpo, una serie de autores esenciales como Raymond Rousell, Franz Kafka, Jorge Luis Bo rges, Juan Rulfo, Julio Cortzar o Thomas Pynchon, por citar slo unos pocos, han contribudo enormemente a enriquecer el gnero fantstico y, lo que ms me interesa aqu, a desdibujar sus diferencias con respecto a la

PAGE 4

denominada literatura “realista”. Ahora que exis te una cierta predileccin, desde mi punto de vista con gran acierto, por mezclar y c onfundir los gneros, algunos jvenes narradores espaoles e hispanoamericanos –como Eloy Fe rnndez Porta, Juan Francisco Ferr o Rodrigo Fresn– cuya obra no se cons idera “ortodoxamente fantstica” continan trabajando en esa lnea y consi guen fertilizar esa confusin. Una definicin actual, si eso es posible, de “literatura fantstica” re quiere mucho ms que comparar el contenido semntico de lo narrado con aquello qu e convencionalmente entendemos como “hechos reales” –o, por lo menos plausibles en el tiempo y el espacio de una actualidad que, ya desde el principio, se nos presenta hipertrofiada por el acmulo de conocimiento histrico y por nuestra cap acidad, cada vez mayor, de predecir acontecimientos futuros. Pues una definicin tradiciona l de lo fantstico –pers onajes, hechos o situaciones inexistentes, imposibles o, por lo menos, improb ables– slo puede sustentarse en un amplio consenso acerca de los lmites de la realid ad; algo que, aunque nos parezca de sentido comn, nicamente ha tenido lugar durante un breve perodo de la historia. Como han manifestado innumerables pensadores desde Her clito a Foucault, la lnea que separa la realidad de la fantasa es mvil, borrosa, subjetiva y socialmente determinada, hasta el punto de que slo puede trazarse parcialmente (objetivarse) dentro de una disciplina muy particular, y con un propsito metodolgico concreto. Cuando, para ser un poco ms precisos y objetivos comenzamos a hablar de “materia” en lugar de “realidad”, la tarea delimitadora se complica an muchsimo ms. Las propiedades que atribumos a “lo real” dependen de nuestra capacidad de percep cin y reconocimiento, mientras que las propiedades que atribumos a la materia estn en relacin directa con la capacidad de actuar sobre ella y, por lo tanto, se modifican radicalmente con la aparicin de nuevos mtodos y nuevas tecnologas. Por otra parte, algunos sectores de la literatura contempornea ms interesante con vocacin ms “realista” se ocupan pr incipalmente de situaciones en las que la conciencia de la realidad est alterada, imprimiendo as caractersticas “fantsticas” a su discurso. La materia, en cuanto nos despistamos, interfiere con la “realidad”. La presente confusin entre “materialismo” y “realismo” procede de una forma de mirar que se inicia en el Renacimiento y se desarro lla, sobre todo, a partir de finales del siglo

PAGE 5

XVIII, cuando se consigue una identificacin cas i total de “materia” con “realidad” y, al mismo tiempo, de “realidad con “percepcin”. Coin cide en el tiempo con los orgenes de la literatura realista y las tcnicas de captura de imagen (fotografa cine) que, a lo largo de los siglos XIX y XX, se han convertido en el pa trn de realidad ms comn. Existen mltiples ejemplos de ello en todos los mbitos del c onocimiento pero, para lo que aqu nos ocupa, valga el clsico ejemplo stendha liano del espejo colocado al bo rde del camino: la realidad literaria es lo reflejado en el espejo; la materia no importa. Lo real es lo ideal. Hasta la actualidad, la literatura mayoritaria, la filoso fa textualista y buena parte de las ciencias naturales continan adoptando esa postura real/i dealista. Y la narrativa fantstica no ha sido una excepcin. Mientras el narrador realista construye supuestamente sus ficciones basndose en elementos y relaciones causa-efecto observabl es, el narrador fantstico se permite recoger, adems, posibles elementos y relaciones no observ ables: causas imaginarias, relaciones inverosmiles, espacios o tiempos an no experi mentados. Pero en la mayora de los casos, los elementos y recursos narrativos utilizados por el autor de un libro con temtica “fantstica” apenas se diferencian de los elementos empleados por el autor “realista” excepto en que algunos de ellos pueden ser reco nocidos como “no naturales” por un lector acostumbrado por la divulgacin cientfica y la experiencia a clasificar “naturaleza” e “invencin” en compartimentos diferentes. Lo s personajes fantsticos son, en realidad, agentes intencionales que suelen pensar y comportarse como seres humanos ms o menos extraos, con propiedades ms o menos exag eradas, que slo parecen adecuados para reflejar un modo perfectamente antropomrfic o de percibir la in teraccin entre una realidad/imaginacin supuestamente objetiva y un sujeto supuestamente consciente. Debido a ello, en la mayora de las narracione s “fantsticas” tradicionales la estructura narrativa es idntica a la del realismo, pues lo que suele buscar el autor no es tanto una similitud o disimilitud con la “realidad” cuanto que se parezca a una “descripcin realista” de lo imaginado. Lo que persigue un autor c onvencional de novelas de terror es asustar persuadiendo de que el fantasma acta co mo un personaje de ficcin y, por lo tanto, produce el mismo efecto en el lectorque un personaje que convenimos existente En el fondo, la narrativa fantstica convencional refleja, del mi smo modo que la literatura realista, un concepto antropomrfico del universo y del ser humano, a la vez que un

PAGE 6

objetivo efectista de la narracin. Sin embargo, cuando intentamos determinar en qu gnero literario en traran las obras con “vocacin materialista”, las clasificaciones se complican. Por ejemplo, la aplicacin de tcnicas de escritura como las empleadas por Raymond Rousell en Impresiones de frica y Locus Solus o Georges Perec en La Disparition da lugar a una obra fantstica o realista? El uso de elementos no text uales e hipertextuales en House of Leaves de Mark Danielewski o en la narrativa electrnica, es realista o fantstico? &iques t;Conf iguran los elementos futuristas de La Broma Infinita de Foster Wallace una “autntica” novela de ciencia ficcin? Qu sucede cuando el nuestra visin del m undo deja de ser antropomrfica? Cuando el ser humano deja de ser considerado la medida de todas las cosas y el propsito teleolgico de la evolucin? Donde empiezan y terminan la realidad y la fantasa cuando la conciencia se entiende como un proceso natural emerge nte y no el producto de un sujeto; como una seal indeterminada que slo destaca en ocas iones del catico rudo de fondo; cuando la narrativa tradicional ha perdido sentido por que el sentido ya no es narrativo? Mi hiptesis es que, en gran medida, las definiciones convencionales de “realidad” y “fantasa” han perdido su vigencia por comple to. Por eso, lo extraordinario en la narracin deja, cada vez ms, de manifestarse en lo inslito de las relaciones semnticas, y empieza a encontrarse en el efecto de las interferencias entre la multiplicidad de nuestros diversos modos (no siempre textuales) de describir la realidad. Mark Danielewski, en su laberntica novela House of Leaves aborda esta idea de un modo para m magistral, hasta el punto que su lib ro me parece el mejor ejemplo de la nueva literatura fantstica. Hablando de una pelcu la que muestra una casa cuyas dimensiones cambian continua y misteriosamente, escribe Danielewski: Sin embargo, para considerar cmo las distanc ias dentro de la casa Navidson estn radicalmente distorsionadas, debemos aprox imarnos a la ms compleja idea de convolucin, interferencia, confusin e incluso ideas decntricas de diseo y construccin. En otras palabras, el diseo de un laberinto. Sera fantstico si a partir de la pelcula ‘The Navidson Record’ alguien fuera capaz de reconstrur un plano de construc cin de la casa. Por supuesto, esto es imposible, no slo

PAGE 7

debido al movimiento de las paredes, sino a la continua destruccin de la continuidad en la pelcula, los cortes frecuentes que impiden c ualquier mapeo preciso. En consecuencia, el film ofrece en lugar de ello una presentacin es quemtica de habitaciones vacas y largos corredores sin salida, prometiendo continuam ente, pero eludiendo para siempre, la posibilidad de una representacin inmutable. Hoy en da, tanto desde el punto de vista filosfico como fsico o biolgico, “realidad” es la interseccin de muchos modos de describir; es algo que “ promete continuamente pero elude para siempre la posibilidad de una repr esentacin inmutable”. Se nutre de aquello en lo que diversas teoras coinciden con los datos que nos aportan mltiples tecnologas. La realidad se ha convertido en un “hip erfenmeno” que no puede ser aprehendido simplemente con la ayuda de nuestros sentid os, y debemos acudir a esas tecnologas y a esas teoras para demostrar, por ejemplo, que un espritu no forma parte de la realidad y son, en cambio, muy reales, los efectos de una partcula elemental que est en dos lugares al mismo tiempo. La realidad es la materia, y la materia es fantstica. Para m, el nuevo narrador fantstico es el narrador materialista. En el intento de descripcin narrativa de esta realidad complejsima, ha surgido, a mi modo de ver, un nuevo modo de escribir que dar a lugar a esa nueva forma de “materialismo fantstico” donde el texto acta como “materia interferente”: interfie re nuestros sentidos, nuestra tecnologa y nuestro pensamiento y, c on ello, provoca la tran sformacin del lector de un modo similar a como cier tos virus interfieren nuestro material gentico con el suyo, dando lugar a hbridos, mutantes y quimeras. Aqu el efecto es ttico no se consigue por la participacin de elementos “imaginarios” o un universo narrativo con leyes diferentes, sino mediante la localizacin/desl ocalizacin de esas conti nuas interferencias que se manifiestan, una vez infectados, tanto en los mecanismos perceptuales del lector como en lo que denominamos su imaginacin. El “narrador mutante” descrito por Juan Francisco Ferr es un buen ejemplo del tipo de autores de esa nueva literatura fantstica. El narrador mutante, como Gregorio Samsa, el Axolotl de Cortzar o la Larva de Ros, es, dice Ferr, una criatura anfibia, estacionada en

PAGE 8

una fase culminante de la evolucin que no le permite, sin embargo, abandonar todava el aparato lingstico como sistema bsico en el que procede a segregar sus producciones como largas tiras desechables de material gentico. Ahora les corresponde a ustede s hacer –o no– un hueco en el cajn de la literatura fantstica para esta narrativa mutante. Germn Sierra (La Corua, 1950): Ganador del Premio Jan del 2000 con la novela “Efectos secundarios” donde relata una ciuda d apocalptica como si se tratase de un organismo vivo, una extraa forma pluricelular, ca tica e inasible, en medio de la cual se deja al personaje a su suerte como un puntito diminuto perdido en el gran mapa de la urbe. Las ficciones de Sierra tienen un alto conteni do cientfico-tcnico. Es te investigador en neurociencia y profesor univer sitario de bioqumica, cataliza la ficcin mediante el uso del lenguaje y el discurso de la ciencia. Otros t tulos suyos son “La felicidad no da el dinero” (Debate, 1999) y el libro de re latos “Alto voltaje” (Mondadori, 2004).

PAGE 9

3.CUENTO Un cubo de Aire Autor: Fritz Leiber. Pap me haba enviado a buscar otro cubo de aire. Acababa de llenarlo, y la mayor parte del calor se haba filtrado de mis dedos, cuando vi la cosa Ya se sabe, al Principio cr e que era una joven. S, la cara de una hermosa joven reluciendo en la oscuridad y mirndome desde el quinto piso del apartamento Opuesto, que poco ms o menos es el que queda por encima de la blanca manta de aire congelado que tiene cuatro pisos de espesor. Yo jams haba visto a una joven viva> excepto en la viejas revistas ~Sis es slo una criatura y mam est muy enferma y triste y me dio tal sobresalto que dej caer el cubo. Y a quin no le hubiese ocurrido> sabiendo que todos en la Ti erra estaban muertos excepto pap, mam, Sis v yo? An as, supongo que no deba haberme So rprendido. Todos vemos visiones de vez en cuando. Mam -las tiene malas, a juzgar por el modo en que se desorbitan sus ojos ante nada y se pone a gritar y a gritar. y se acurruca contra las mantas que penden en torno del Nido. Pap dice que es natural que a veces reaccionemos asi Cuando hube recuperado el cubo y pude volve r a mirar al apartamento opuesto, tuve una ligera idea de lo que mam poda sentir en aquellos momentos, porque vi que no era una joven en absoluto, sino una lucecita que se mova de manera furtiva de ventana en ventana como Si alguna de las crueles estrel litas hubiese caido del cielo sin aire, para investigar por qu la Tierra se habia aleja do del sol y quiz para cazar algo con el que atormentarla o aterrorizara ahora que la Tierra careca de la protecci6n solar. Os lo digo, el pensamiento me produjo es calofros Simplemente me qued all plantado, temblando y casi se me congelaron los pies y se me empa el casco de manera tan slida por el interior que no pude haber visto la luz incluso an cuando hubiese salido por una de las ventanas para venir a por m. Luego tuve valor para regresar dentro. Pronto encontr el camino familiar a travs de las treinta mantas y alfombras y lminas de goma poco mas o menos, que pap haba colgado y me abr paso rapidamente para disminuir un escape de aire del Nido y ya no estaba tan asustado. Empec a or el tic

PAGE 10

tac de los relojes del Nido y supe que volva el aire, porque no hay sonido exterior en el vacio, claro. Pero mi mente estaba todava at emorizada e intranquila mientras apartaba las ltimas mantas -pap las tiene forradas con laminas de aluminio para mantener el calor y entr en el Nido. * Dejadme que os hable del Nido, Es bajo e n timo, con espacio slo para los cuatro, y nuestras cosas. El suelo est cubierto de es pesas alfombras de lana. Por tres lados hay mantas y estas mantas alcanzan a formar un techo a la altura de la cabeza de pap. Me dic que estamos dentro de una habitacin mucho mayor pero jams he visto las verdaderas paredes o el cielo raso. Contra una de las paredes de mantas hay una gran estantera, con herramientas y libros y otromaterial, y encima toda una fila de relojes. Pap se preocupa mucho por mantenerlos con cuerda. Dice que no debemos ol vidar jams el tiempo y sin sol o luna eso sera muy fcil de que ocurriese. La cuarta pared tiene mantas por todas pa rtes, rodeando la chimenea, en la que hay fuego que nunca debe apagarse. Impide que nos congelemos y hace muchas cosas ms. Uno de nosotros siempre lo cuida. Algunos de los lazos son despertadores y los utilizamos para recordarnos la obligacin.' En los primeros das slo mam se turnaba con pap ---Creo que tengo que pensar en eso cuando se pone difci l -pero ahora estamos Sis y yo para ayudar tambin. Pap es el jefe guardin del fuego, sin em bargo. -Yo siempre pienso de l as: Un hombre alto sentado con las pierna s cruzadas, mirando ceudo al fuego, Su rostro arrugado dorado por la luz y a menudo, con mucha frecuenc¡a, colocando en l -un pedazo de carbon del gran montn que hay a su lado. Pap dice que habia tanto sol que no era necesario que hubiese fuego. Estaba sentado as ahora, aunque se leva nt rpidamente para tomarme el cubo y reirme por holgazanear inmediatamente se haba fijado en mi empaado casco. Eso alborot a mam y ella se uni a l en el escamn. Siempre trata de desahogar sus sentimientos, explica pap. El la hizo calla r rpidamente. Sis tambin solt un par de estpidos grititos.

PAGE 11

Papa manej el cubo de ai re con un pao doblado. Ahora que estaba dentro del Nido se poda notar en realidad su frialdad. Parec a absorver el calor y todo. Incluso las llamas crepitaron alejndose de l cua ndo papa lo puso cerca del fuego. Sin embargo su brillante blanco azulado llenaba todo el cubo y era lo que nos conservaba vivos. Lentamente se funde y desapa rece y refresca el Nido y alimenta el fuego. Las mantas impiden que escape demasiado de prisa. A pap le gustara sellar hermticamente todo el lugar, pero no puede... el edificio est dema siado desunido por los terremotos y adems tiene que dejar abierta la chimenea para que salga el hurno. Pero la chimenea, en su interior, tiene cosas especiales que pap ll ama oclusores, para impedir que el aire escape demasiado pronto por aquel lugar. A veces pap, haciendo un chiste, dice que eso le deja como recluido para impedir que siga trabajando en absoluto. -Pap afirma que el aire est compuesto de diminutas mol culas que vuelan como si fuese un fogonazo si no hay nada que las detenga. Tenemos que mant ener aguda vigilancia para que no andemos escasos de aire. Pap siempre mantiene una gr an reserva en cubos detrs de las mantas, junto con carbn y latas de comida y botellas de vitaminas y otras cosa s extra, tales como cubos de nieve para fundir; para conseguir ag ua. Tenemos que bajar ha sta el piso inferior para obtener ese material, lo que significa todo un viaje y cr uzar una puerta que nos permite alcanzar el exterior. Mirad cuando la Tierra se enfri, toda el agua del aire se congel primero y form una especie de capa -de tres metros de espesor por todas partes y luego en lo alto de esta capa cayeron los cristales de aire congelado formando otra manta principalmente blanca de veinte o quizs veinticin co metros de espesor. Claro, todas las partes del aire se congel aron y cayeron en forma de nieve al mismo tiempo. Lo primero en precipitarse fue el dixido de carbono... cuando uno est sacando paladas de agua, tiene que asegurarse de no hacerlo de demasiada altura y sacar gnero de ese mezclado, porque te hara dormir, quizs pa ra siempre, y apagara el fuego. Despus est el nitrgeno, que no cuenta de ninguna de las maneras, aunque forma la mayor parte de la manta o capa. Encima de todo y fcil de cons eguir, lo que es una so rpresa para nosotros, est el oxgeno que nos mantiene vivos. Tiene un color azul plido, que ayuda a distinguirlo

PAGE 12

del nitrgeno. El oxgeno necesita ms fro pa ra congelarse que el nitrgeno. Por esa razn el oxgeno nev el ltimo.' Pap dice que vivimos mejor que reyes, re spirando oxigeno puro y no lo notamos. Por ltimo, en la parte superior, hay una por cin de helio liquido que es un material muy gracioso. Todos estos gases forman capas separadas. Como un pastel de mil hojas, dice pap riendo, aunque nadie sabe lo que es eso. * Yo estaba impaciente por contarles lo que ha bla visto y as, en cuanto me quit el casco y mientras an estaba despojndome de l traje, empec a hablar. De inmediato, mam se puso nerviosa y comenz a dirigir miradita s a la ranra de en trada en las mantas, retorciendose las manos... la mano que habla perd ido tres dedos por congelacin, dentro de la otra buena, siempre. Pude decir que pap estaba enojado al verme asustarla y quiso explicarlo todo con rapidez, sin embargo me di cuenta de que no me engaaba. -Y contemplaste esa luz durante algn tiempo, hijo? -----pregunt cuando termin. Yo nada habla dicho sobre mi primera idea de que cre que fuese el rostro de una joven. Sin saber por qu, esa parte me embarazaba. -Lo bastante para que pasase por cinc o ventanas y fuese al piso siguiente. -Y no pareca electricidad es ttica, o un lquido que se deslizase, o luz de las estrellas enfocada por un cristal cr eciente, o algo por el estilo? No se estaba inventando todas aquellas ideas. Qcurren cosas raras en un mundo que est tan fro como pueden imaginarse y cua ndo uno cree que la materia congelada estara muerta, cobra una extraa vida nueva Un materi al resbaladizo hacia el Nido, como si un animal hubiese olisqueado el calor... se trata del helio lquido. Y lo med una ver, cuando yo era pequeo, un relmpago -ni siquiera pap podia -imaginarse de donde vino -y cay sobre la pndiente prxinia y subi y baj por ella durante semanas, hasta que el fulgor muri por ltimo. -No se parece a nada de lo que vi jams ---dije Se qued plantado ceudo durante un momento. Luego anunci: Saldr contigo y me lo ensears.

PAGE 13

Mam arm el escndalo ante la idea de que darse sola y Sis se uni en el gritero tambin, pero pap las hizo callar. Comenzamos a ponemos nuestros traj es del exterior... el mio habla estado calentndose junto al fuego. Pa p los habla hecho. Tenan cascos de triple pared de plstico que antao fueron transparen tes botes de alimentos, pero mantenlan caliente el aire y podan substitu ir la atmsfera durante un rat ito, lo bastante para nuestros viajes a por agua y carbn, comida, etc. Mam empez de nuevo a gemir. ----Siempre supe que haba algo ah afuera, esperando apode rarse de nosotros. Llevo aos presintindolo... algo que es parte del frio y que odia al calr y que quiere destruir el Nido. Ha estado vigilndonos siempre y ahora se ha decidido a at acarnos. Acabar con vosotros y luego vendr por mi. ¡Harry, no vayas! Pap se haba puesto todo excepto el cas co. Se arrodillo junto a la chimenea, extendi el brazo y sacudio la varilla metlica que sube por la chimenea y acaba con el hielo que amenaza atascarla. Un vez cada semana sube hasta el tejado para repasar si funciona bien. Ese es nuestro peor viaje y pap no me permite que lo haga yo solo. -Sis -dijo papa tranqu ilo ven a vigilar el fuego. Fijate tambien en el aire. Si baja o no parece hervir lo bastante deprisa, cojes otro cubo desde detras de la manta. Pero cuidado con las manos. Utiliza tela para coger el cubo. Sis dej de ayudar a mama ha estar asus tada y obedeci a cuanto se le dijera. Mam se tranqulliz de manera sbita, aunque sus ojos seguan teniendo el aspecto sa lvaje de ordinario, mientras contemplaba como papa se colo caba n apretado el casco, y cogi un cubo mientras nosotros dos salamos. * Pap abri la marcha y yo me agarre de su cinturon Tiene gracia, no tengo miedo de salir solo, pero cuando viene pap siempre me agarro a l. Me imagino que es por costumbre aunque en esta ocasin no podia negar que estaba algo asustado. Comprendedlo, miradlo de esta manera. Sa bemos que fuera todo est muerto. Pap oy desvanecerse

PAGE 14

-las ltimas voces por la radio hace aos y ha visto morir a algunas de las ltimas personas que no tuvieron tanta suerte o estuvier on tan bien protegidos como nosotros. Asi que sabemos que si hubiese algo acechando aqui fuera no podria ser ni humano ni amistoso Adems, hay una sensacin que se produce cuando siempre es de noche, noche fra. Pap dice que esa sensacin dominaba en los viejos tiempos, pero que luego cada maana el Sol al salir la disipaba. He de aceptar su palabra, puesto que ni siquiera recuerdo al Sol como si fuese una gran estrella. Mirad, yo no habia nacido cuando la estrella oscura nos arrebat de los dominios del sol y nos dej m s all de la rbita del planeta Plutn, segn dice pap, aunque afirma tambin que si gue arrastrndonos lejos continuamente. Podemos ver a la estrella oscura cuando cr uza el cielo porque ennegrece los dems astros y especialmente cuando queda recortad a por la Va Lctea. Es muy grande, porque estaba ms cerca de ella que el planeta Mercurio lo estaba en el Sol, dice pap, pero no les interesa mirarla mucho y pap no ajusta sus relojes de acuerdo con su paso. Yo me encontr preguntndome si no podra haber algo en la estrella oscura que quisiese apoderarse de nosotros y si por esa raz6n haba captu rado la Tierra Precisamente entonces llegamos al final del corred or y segu a pap hasta la terraza. Yo no se que aspecto tendra la ciudad de los viejos tiempos, pero ahora es hermosa. Lo que nos permite ver la luz de las estrel las queda bastante bien... hay un poquito de luminosidad en aquellas puntas firmes que refl ejan en la negrura s uperior. (Pap dice que las estrellas antes parpadeaban, pero eso era por causa del aire ). Estamos en una colina y la brillante llanura cae muy lejos de nosotros apoderndose, formando limpios cuadrados en los agujeros que solan ser calles. Algunas v eces hago que mis patatas aplastadas se le parezcan3 antes de comrmelas. Algunos edificios ms altos destacan de la plumosa llanura culminados por redondos copetes de cristales de aire como el gorro de pieles que mam lleva, slo que ms blancos En esos edificios se pueden ver los cuadrados ms oscuros de los ventanas, recortados por los salientes cristales de ai re blanco. Algunos le ellos estn inclinados, porque muchos de los edificios estan bastante retorcidos por los terr motos y todo lo dems que ocrri cuando la estrella oscura captur la Tierra. De trecho en trecho penden estalactitas de hielo, de agua tambin, procedentes de los primeros das del frio ; t ros colgajos de aire congelado se funden en los tjados y caen

PAGE 15

a gotas y vuelven a congelarse. A veces una de es tas estalactitas capta la luz de una estrella y te la enyia tan brillante que crees que ese as tro ha cado dentro de l ciudad. Esa era una de las cosas en que pap haba estado pensa ndo cuando le habl de la luz, pero yo tambien pens en ella al principio y supe que no era as. Toco su casco con el mo para que pudis emos hablar con ms facilidad y me pidi que le sealase las ventanas. Pero no haba 6ninguna luz movindose en el interior de ellas ahora, ni en ninguna otra part e. Para mi sorpresa, pap no me ri y me dijo que. haba estado viendo visiones Mir a su alrededor un ratito despues de llenar su cubo y cuando ya estbamos a punto de metemos dentro gir en redondo sin previo av iso, como si quisiese pillar desprevenido a la cosa que nos deba estar acechando. Tambin pude notarlo. 'La vieja paz haba desaparecido. Haba algo al cecho all fuera, vigilando, aguardando, preparndose. Dentro, me dijo, -tocndonos los cascos: ----Si ves algo por el estilo ot ra vez, hijo, no se lo digas a los dems. Tu mam est bastante nerviosa estos das y tenemos que proporcionara toda la sensacin de seguridad que podamos. Antao... cuando naci tu hermana... yo estaba preparado para abandonar la lucha y morir, pero tu madre me mantuvo lu chando. En otra ocasin mantuvo el fuego encendido toda una semana ella sla cua ndo yo estuve enfermo. Me cuid y se ocup tambin de vosotros dos. Conoces ese juego al que nos dedicamos a veces, sentados en corro dentro del Nido y arrojndonos una pelota? El valor es como una pelota, hijo. Una persona puede conservarlo largo rato pero luego se ve obligad a a arrojrselo a otro. Cuando se tira en tu direccin, tienes que cogerlo y sostenerlo... y esperar que haya algn otro ser a quien pasrselo cuando te canses de ser valiente. Al alabarme as me hizo sentir mayor y ms bueno. Pero no pude arrancar de 'ni memoria el recuerdo de la cosa de fuera... por el hecho de qu e pap se lo tomase tan en serio. * Resulta difcil esconder lo que uno siente sobre tal cosa. Cuando regresamos al Nido y nos quitamos las ropas del exterior, pap ri acerca de lo ocurrido y dijo a las mujeres que no era nada y brome conmigo por tener tant a imaginacin, pero sus palabras sonaban a hueco No convenci 3 a mam y a Sis, como tampoco me convenci a m. Durante un

PAGE 16

momento pareci como si todos estuvisemos tirndonos de uno a otro la pelota del valor. Algo tena que hacerse y casi antes de darme cuenta de lo que iba a decir, me o preguntar a pap que nos contase cosas sobre los vi ejos das cmo haba ocurrido todo. A veces no le importaba narrar esa historia y Sis y yo siempre disfrutbamos escuchndola, pero en ese caso capto mi prop6sito. As que nos instal amos en torno al fuego en un abrir y cerrar de ojos y mam puso unas cuantas lata s a deshelarse para cenar y pap comenzo. Antes de hacerlo, sin embargo, me fij que, tomaba un martillo de la estantera y lo ponia su lado. Era la misma vieja historia de siempre --creo que podria recitarla de un tirn aun en sueosaunque pap siempre colocaba algn detalle nuevo y los mejoraba en ciertos lugares. ~ Nos cont cmo la Tierra giraba en tor no al Sol, siempre tan tranquilo y clido y la gente se preocupaba de hacer dinero y guerras, y de pasarlo bien, y de conseguir poder, y amenazarse uno a otro diciendo que estaban en lo cierto o que se equivocaban, cuando sin previo aviso sali del espacio aquella estrel la muerta, aquel sol quemado y apagado ya, que lo trastorn todo. Ya sabis, encuentro difcil sentir como aquella gente, como tampoco puedo creer que hubiera tanta cantidad de millones de pers onas. Imaginaos la gente preparndose para la terrible clase de guerr a que estaban maquinando. Desendola incluso, por lo menos necesitandola, para que cuando pasase acaban as su nerviosismo. Como si todas las gentes no tuvieran que unirse para sumar hasta la lti rna pizca de calor con el fin de conservarse vivos Y cmo Podian haber tenido espera nzas de acabar con el peligro como tampoco nosotros lo podemos tener de acabar con el fro? A veces creo que pap exagera y que pinta las cosas demasiado negras. De vez en cuando nos miente -y probablemente minti ta mbin con respecto a aquellas personas. Sin embargo, algo de lo que he ledo en las viej as revistas tiene aspecto verdaderamente salvaje. Quiz pap tenga razn. La estrella oscura, como pap continu c ontndonos, se precipit muy de prisa y no habla tiempo de sobras para prepararse. Al prin cipio trataron de mantenerlo en secreto para

PAGE 17

la mayor parte de las personas, pero luego se filtr la verdad, por cau sa de los terremotos y de todas las inundaciones. ¡Imaginaos, ocanos de agua no helada!-. Y la gente empez a ver cmo las estrellas quedaban eclipsadas por algo en una noche clara. Al principio pensaron que el astro chocara contra el Sol y luego creyeron que lo hara contra la Tierra. Incluso, llenos de pnico, intent aron llegar a un lugar llamado China, porque la gente crey que la estrella chocra por el otro lado. No es que eso les hubiera servido de nada, el caso es que estaban locos de miedo. Pero cuando descubrieron que no iba a chocar contra ningn lado, sino que se acercara muchsimo a la Tierra, la cosa pareci variar. La mayor parte de los otros planetas se en contraban n el lado opuesto al Sol y no se vieron complicados. El Sol y el astro recin llegado lucharon por la Tierra durante un poquito.;-. tirando de aqu para all; en una curva retorcida, como dos perros pelendose por un hueso lo describi pap esta vez... y lu ego gan el recien llegado y se nos 11ev6. El Sol obtuvo un premio de consolacin, sin emba rgo. En el ltimo minuto logro retener a la Luna. Ese fue el tiempo de los monstruosos terremotos e inundaciones, veinte veces peores que los ocurridos con anterioridad. Fue tambin el momento del Gran Acelern como pap lo llama, cuando la Tierra aume nt su velocidad, entrando en una rbita prxima en tomo a la oscura estrella. Le pregunt a pap si no habla arrastrado a la Tierra. como l me lo ha hecho a m otras veces, cogindome por ti cu ello de la camisa, cuando he permanecido demasiado lejos del fuego. Pero pap contest que no, que la gravedad no funciona de esa manera. Es como un tirn, aunque nadie lo nota. Creo que es como verse arrastrado en mitad de un sueo. Mira, la estrella oscura cruzaba el esp acio ms de pnsa que el sol en direccin opuesta, y tuvo que aumentar la velocidad de l mundo en una gran cantidad con el fin de podrselo llevar. El Gran Acelern no dur mucho. Finaliz tan pronto como la Tierra se instal en su nueva rbita en torno a la estrella oscura. Pero los terremotos e inundaciones fueron terribles mientras todo esto dur , veinte veces peores que lo s ocurridos con anterioridad. Pap dice que toda clase de acantilados y edificios se desplomaron, que los ocanos ocuparon grandes zonas de terreno, que los pantanos y desiertos venenosos conocieron grandes corrimientos de tierra y enterraron a las zonas ms proxi rmas. La capa de aire de la

PAGE 18

Tierra, an en el firmamento entonces, fue estir ada y se debilit en lugares hasta tal punto que la gente se sinti mareada y se desm ay... aunque, claro, como al mismo tiempo, se vean tambin derribados por los terremotos que se sucedan durante el Gran Acelern quiz se rompieron sus huesos o se rajaron sus crneos. A menudo le preguntaba a pap cmo se compor t la gente durante esta poca, Si se mostraban asustados o eran valientes, o enloque cidos o estupefactos, o las cuatro cosas a la vez, pero trata el asunto bastan te a la ligera, lo mismo que hizo esta noche. Dice que estaba demasiado ocupado para fijarse en esos detalles. Mirad, pap y algunos amigos ci entficos haban imaginado parte de lo que ocurrira -comprendieron que nos capturar an y que el aire se congela raY trabajaron como locos para construir un lugar con paredes hermticas y puertas o aislamientos contra el fro y grandes suministros de comida y combustible y agua y aire embotellado. Pero este refugio qued destrozado en los ltimos terremotos y t odos los amigos de pap murieron entonces en medio del Gran Acelern. As que tuvo que comenzar de nuevo y montar cl Nido a toda prisa sin ninguna de las ventajas, slo utilizando el material que tena a mano. Creo que dice la verdad cuando afirma que no tuvo tiempo para mirar el comportamiento de los dems, bien enton ces o en la Gran Congelacin que sigui... y sigui muy de prisa, debis saber, porque la estrella negra nos alejaba a gran velocidad y porque la rotacin de la Tierra haba disminuido a causa de los tirones entre los dos astros y de las mareas, de modo que las noches resultaban ms largas. Sin embargo, tengo una ligera idea de alguna s de cosas que ocurrieron, gracias a la gente congelada he visto, unos cuantos en otras habitacion es de otro edificio otros apiados en torno a los hornos de los stanos a donde vamos en busca de carbn. En una de las habitaciones, hay un hombre sentado en una silla, con un brazo y una pierna entablillados. En otra1 un hombre y una mujer estn abrazados en la cama con montones de mantas encima. Slo se les puede ver asomar las cabezas, tocndose una contra otra.. Y en un tercer cuarto hay una joven hermosisima sentada con una pila de abrigos a su alrededor, mirando es peranzada hcia la puerta, como si esperase a alguien que nunca lleg con calor y comida. Todos estan rigidos como estatuas, claro, pero con. el aspecto de Vida.

PAGE 19

Papa me los ense una vez, con rpidos destellos su lintern a, cuando an tena buena existencia de pilas y poda permitirse el lujo de desperdiciar algo de luz. Me asustaron mucho e hicieron que mi corazn lati ese con fuerza, especialmente al ver a la joven. * Ahora, con pap contando su historia por centsima vez para quitar de nuestras mentes otro susto, me puse a pensar de nuevo en la gente congelada. De sbito tuve una idea que me asust todavia ms. Mirad, acababa de recordar el rostro que habla visto en la ventana. Me habla olvidado de eso al trat ar de esconder el detalle a los dems. Qu pasara, me pregunt, si la gente c ongelada recuperan la vida? Qu pasarla si eran como el helio liquido que encontraba un nuevo acceso a la Vida y empezaba a deslizarse hacia el calor cu ando uno crea que sus molculas deban congelarse y quedar slidas para siempre? O como la electricida d que se mueve de manera infinita cuando todo est tan frio como e! medio ambiente que conoc amos? Qu pasara si el frio creciente, con su temperatura bajando hasta 1os ltimos pocos grados del cero absoluto, hubiese despertado misteriosamente a la gente congelada devolvindole la vida... no una vida de sangre clida, sino a una vida de sangre helada y horrible? Eso era una idea peor que la de que alguien o algo descendi ese de la estrella oscura a por nosotros. O quiz, pens, ambos conceptos pudieron ser verdad. Algo bajando desde la estrella oscura y haciendo que la gente congelada se moviese, utilizndola como herramienta para hacer su trabajo. Eso encaj ada con las dos cosas que habi visto... la hermosa joven y la luz move diza como de una estrella. La gente congelada con mentalidades proceden tes de la,estrella oscura detrs de sus ojos que no parpadeaban, desli zndose, arrastrndose; abrin dose paso, siguiendo el rastro del calor hasta el Nido, quiz deseando el ca lor, pero probablemente odindose y deseando apagarlo para siempre, dejar he lados a nosotros y a nuestro fuego. -Os lo aseguro, ese pensamiento me impres ion mucho hasta el punto de sentir con apremio la necesidad de contar a los dems si n temores, pero record lo que pap haba dicho y apret los dientes y no habl.

PAGE 20

Todos estbamos sentados muy quietos.Incl uso el fuego arda en silencio. Slo se oa la voz de pap y el tic-tac de los relojes. Entonces, desde ms all de las mantas, me parecio oir un ruidito. Se me puso la carne de gallina. Pap estaba contando los primeros aos en el Nido y hlabia llegado al lugar en donde siempre se pona filosofico. -As que entonces me pregunt -dijo-, par a qu sirve vegetar durante unos cuantos aos? Por qu prolongar una existencia condena da de duro trabajo, de fro y de soledad? La raza humana est perdida. La Tierra esta perdida. Por qu no, abndonar?, me pregunt … y de pronto tuve la respuesta; VIv a oir el ruido, esta vez ms fuerte una especie de de arnstrarse inseguro, acercndose ms. Yo no podia ni respirar. -La vida siempre ha sido un asunto de duro trabajo y de luchar contra el fro ---deca pap-. La Tierra siempre fue un lugar so litario, a millones de kilmetros del planeta vecino. No importa cunto tiempo deba vivir la raza humana, el fin vendr alguna noche. Esas cosas no importan. Lo que importa es que la vida es buena. Tiene una textura adorable, como alguna especie de gruesa piel o ptalos de flores..,; ya s que no habis visto nunca nada de eso, pero conocis nuestras flores de hielo... o como la textura de las llamas, jams dos vecs iguales o idnticas. Es o hace que todo valga la, pena. Y es verdad tanto para el ultimo hombre como para el primero. Y todava los pasos seguan arrastrndos e rns cerca. Me pareca que la manta interna temblaba y se combaba un poquito. Como si estuvieran ardiendo en mi imaginacin segu viendo aquellos ojos penetrantes y congelados. -As que inmediatamente ----continuo pap, y asi puedo decir que tambin haba odo los pasos y que hablabaen voz alta pa ra que no los oysemos los dems-, en aqel momento me dije a mi mismo que tena que continuar como si todos tuvisemos una eternidad por delante. Tendra hijos y les ense ara cuanto pudiera. las hara leer libros. Planearia el futuro, trataria de ampliar y de sellar hermticament el Nido. Hara cuanto pudiese por mantener todo hermoso y crecie ndo. Conservara vivos mis sentimientos, incluso ante el filo y la oscu ridad y las estrellas distantes.

PAGE 21

Pero entonces la manta se movi un poc o y se alz. Hubo una luz brillante en alguna parte detras. La voz de pap se co rt y sus ojos se vol vieron hacia la ranura que se ampliaba y su mano se extencho hasta tocar y empuar el mango del martillo que tena a su lado. * A travs de la manta entr la hermosa j oven. Se qued all plantada mirndonos de la manera ms extraa y llevaba algo brilla nte que no centelleaba en su mano. Y otros dos rostros se asomaron por encima de su hombr o... caras de hombre, blancas y con la mirada fija. Bueno, mi corazn pudo haberse detenido dur ante el espacio de cuatro o cinco latidos antes de darme de que ella llevba un traje y casco como los hechos por pap, slo que ms bonito y que los hombres tambin lle vaban aparatos por el estilo. ..y gente congelada seguro que no podra llevar ninguna cosa de stas. Del mismo modo adverti que la cosa bnllante en su mano era una especie de linterna. Dejandose caer con la mxima suavidad, mam se desmay. El silencio se mantuvo un rato mientras yo tragaba saliva un par de veces y despus hubo toda clase de conmocin y balbuceos. Mirad, eran gente sencilla. No habiamos sido los unicos que -sobrevivieron; asi lo habiamos credo, por razones bastante nturale s. Estas tres persnas tambien sobrevivieron y nas pocas ms con ellas. Y cuando descubrimos cmo haban sobrevivido, pap lanz el ms grande chillido de alegra. Venlan de Ios Alamos y obtenian su calor y energa de la fisin nuclear. Utilizando slo uranio y plutonio destinado para hacer bom bas tenan bastante para seguir millares de aos. Posean una ciudad bastante regu1ar, herm tica, llena de aire, con escotillas y todo. Incluso generaba la luz elctrica y cultivaban plantas y criaban animales. (Al or esto pap emiti un segundo chillido, despertando a mam de su desvanecimiento,) Pero si nosotros estbamos abrumados por su causa nuestros vi sitantes parecan doblemente asombrados. Uno de los hombres continuaba diciendo:

PAGE 22

----Pero es imposible, os lo aseguro. No se puede mantener el suministro de aire sin un cierre hermetico Simplemente resulta niposible. Eso fue despus de que se hubiera quitado el casco y estuviera respirando nuestro aire. Mientras, la joven segua mirndonos co mo si fusemos santos y dicindonos que habiamos hecho algo sorprendente, hasta que de pronto Se dernimb y se puso a llorar. Habian estado explorando en busca de s upervivientes, pero jams pensaron en encontrar un lugar como ste. Tenan na vos cohetes en Los Alamos y abundante combustible qumico En cuanto a oxgeno lqui do, todo lo que uno tenla que hacer era saliry apalear en la capa de aire lquido en la part e superior. As que despus de que pusieran las cosas en marcha suavemente en Los Alamos, lo que les emple aos, decidieron efectuar diversos viajes a lugares probables en donde pudieran haber otros supervivientes. En intil probar con seales de radio a larga distanci a, claro, puesto que no haba atmsfera, ni jonsfera, para llevarlas en torno a la curva de la Tierra. Por .eso era que las seales de radio hablan cesado. Bueno, encontraron otras col onias en Arrime y Bruoldiav en y cuando la vuelta al mundo en Harwell y Tanna Tuva. Y ahora esta ban echando un vistaz en nuestra ciudad, sin esperar realmente encontrar nada. Pero posean un instrumento que localizaba las ms dbiles ondas de calor y les dijo que habl a algo aqu abajo, as que aterrizaron para investigar. Claro, nosotros no les habamos o do tomar tierra, puesto que no habla aire que transportase el sonido y tuvier on que investigar bastante rat antes de encontrarnos Sus instrumentos les hablan dado un rumbo equivoco y perdieron bastantes ho ras en el edificio que quedaba al otro lado de la calle. * Por ahora, los cinco adultos estaban habl ando como sesenta.Pap demostraba a los hombres cmo haba hecho el fuego y lograb a desembarazarse del hielo en la chimenea y todo eso. Mama habia reaccionado maravillosament e y mostraba a la joven cmo cocinaba y su material de costura, incluso haca pre guntas sobre como vestan las mujeres en Los Alamos. Los forasteos Sc maravillaron ante todo y nos pusieron por los cielos. Puedo decirlo por el modo en que fruncan las nari ces, indicando que habian encontrado el Nido un poco maloliente pero jams lo mencionaron y slo hicieron montaas de preguntas.

PAGE 23

De hecho, habia mucho que hablar y much a excitacin hasta el punto que pap se olvid de otras cosas y basta que todos comen zaron a sentirse mareados mir y descubri que todo el aire haba hervi do ya, evaporndose en el cubo. Consigui otro cubo de aire rpidamcnte desde detrs de las mantas. Claro, eso les a todos rer y volver otra vez a la carga con sus preguntas y respue stas. Los recin llegados a un parecian algo ebrios. No estaban acostumbrados a tanto oxigeno. Tiene gracia, sin embargo... yo no habl casi nada y Sis se colg a mam todo el rato y esconda su rostro cuando alguien la miraba. Yo me senta incmodo y turbado, incluso en lo concerniente a la joven. Al verla de rechazo en el exterior elabor toda clase de extraos pensamientos, pero ahora me sen ta embarazado y asustado de tenerla presente, aun cuando ella trat de mostrars e amable especialmente conmigo. Yo casi deseaba que todos abandonaran el Nido y nos dejasen en paz para poder poner en clan> nuestros sentimientos. Y cuando los recien llegados comenzanban a hablar de irnos tods a las Alamos, como si dieran eso por sentado, pude dart e cuenta de que un sentimiento parecido dominaba a pap y a mam tambin Pap se puso muy silencioso de repente y mam no dej de preguntar a la joven: -Pero yo no sabra comportarme al l y no tengo ropas presentables. Los forasteros al principio estaban sorpre ndidos, pero luego aceptaron la idea. Pap sigui diciendo: No me parece correcto dejar que este fuego se apague. * Bueno los frasteros se han ido pero vol vern. Todava no se ha decidido lo que ocurrira Quizs el Nido se conserve como lo que uno de los forasteros dijo ser una escuela de supervivencia>. O quiz nos unamos a los ex ploradores que van a tratar de establecer una nueva colonia en las minas de ur anio de Great Siave, o en el Congo. Claro, ahora que los forast eros se han ido, he estado pensando mucho en Los Alamos y en aquellas otras tremendas col onias Tengo ansia de verlas por mi mismo. Si me lo preguntais os dir que pap tambin desea verlas. Se ha mostrado ltimamente muy pensati vo mirando a mam y a Sis mientras stas charlan.

PAGE 24

-Es diferente, ahora que sabemos que ha y otros vivos -me explica-. Tu madre ya no se siente tan desesperanzada. Ni Yo, por lo que a eso resp ecta, al no tener que soportar la plena responsabilidad de mantner a la r aza humana en marcha, por as decirlo, Eso es capaz de asustar a cualquier persona. Mir alrededor de las paredes de mantas y al fuego y a los cubos de aire hirviendo y a mam y a Sis durmiendo en el ca lor de la luz chisporroteante. No va a ser fcil dejar el Nido ~dije, sint iendo ganas de llorar-. Esto es tan pequeo que slo hy espacio para nosot ros cuatro. Me susta la idea de los grandes lugares y de muchs desconocidos. El asinti y puso otro pedazo de carbn en el fuego. Lue go miro a la pequea pila y sonri de pronto y puso un par de puados, co mo si fuese uno de nuestros cumpleaos o Navidades. -Pronto superaremos esa sensacin, hijo ---dijo-. Lo malo del mundo es que cada vez se hace ms pequeo y ms pequeo, hasta que termina con slo el Nido. -Ser bueno ahora comenzar a construir un mundo realmente enorme, del modo en que lo era al principio. Creo que tiene razn. Os imaginis a la hermosa joven esperando a que yo crezca? La pedi eso y ella sonri para darme las gracia s y me dijo que tiene un a hija casi de mi edad y que hay cantidades de nios en los establecimientos atmicos. Imaginoslo. Fritz Leiber : La carrera literaria de Fritz Leiber (1910-1992) tie ne su origen en los aos 40, en el seno de revistas populares como Unknown y la mtica Weird Tales Ha cultivado indistintamente la fantasa, la cienci a ficcin y el terror, lle gando a destacar como maestro en todos los gneros. Es un virtuoso de la escritura y de la recreacin de ambientes, que ha sabido dotar a toda su obra de una finsima irona. Su ciclo dedicado a Fafhrd y el Ratonero Gris, sus creaciones ms populares, est unnimemente considerado como la obra maestra de la fantasa heroica, trmino c uya acuacin se debe al propio Leiber. Entre el resto de su produccin destacaremos la novela Esposa hechicera recientemente traducida al castellano y considerad a una de las obras clsicas de la literatura moderna de terror; fue llevada al cine como Night of the Eagle por Sidney Hayers en 1961.

PAGE 25

4. CUENTO MADE IN CUBA: El fin Victor Hugo Prez Gallo Y cuando volvi a mirar vio con horror la llama borrando los cielos, sinti que la carne se le quemaba, que entre el humo que le llenaba la garganta un grito quera escapar. El mundo se dilua, se difuminaba, se derrumb aba entre volutas negras, y con l tambin Alejandro Bofill, el hereje, el apstata, el traidor. Era el fin. Record la disputa con Maudolino, su lder, cuando defendan el castillo de Languedoc contra las huestes cristianas de Simon de Monfort. Volvi a ver las car as congestionadas de sus hermanos cataros cuando el humo y el fuego lo cubran todo y ya los inquisidores entraban con la espada chorreante y el humo all y aqu, y el fin all y aqu; el rostro de Maudolino contrado de rabia por verse atado por los enemigos, el mismo que lo miraba ahora con un gesto indefinido, de mrtir que tena la verdad, para el que la mu erte es un carro de triunfo. Record la discusin en el que el lder apoyaba la doctrina solip cista, de que solo exista un solo hombre que cuando mora el orbe desapa reca con l, porque todo, rboles, leones, iglesias, filosofas, dragones existan solo en la imaginacin de este hombre que era todos los hombres, como cualquiera en el momento de la eyaculacin es Shakespeare, Dante o Picasso. Y estos nombres le sonaron nuevame nte extraos a Alejandro, a Alejandro el hereje, el traidor que haba entregado a sus hermanos a cambio de su salvacin, que ahora aplicaba su antorcha(la ltima) a la pira humean te rato haca ya y vea el gesto indefinido de Maudolino y las nubes desapareciendo en el azul el gesto de mrtir que tiene la verdad y dos, tres rboles, un bosque entero que desa parece detrs de la multitud, una iglesia que se derrumba, la luz solar ms tenue por momentos, un recuerdo que no encuentra y el humo cubrindolo todo. Y aplic la t ea, despus, cerr los ojos. Victor Hugo Prez Gallo : Victor Hugo Prez Gallo ( Nuevitas, 1979). Narrador y ensayista. Premio de cuento Escalera de Papel, Stgo de Cuba,1999. Mencin Premio Cuento Ertico, Camaguey,2000. Premio Nexus -CH Cuento fantstico, La Habana, 2003. Premio Minatura de cuento corto fantsti co, La Habana 2003. Mencin Premio Celestino

PAGE 26

de Cuento, Holgun, 2003. Mencin Premio Guai cn de cuento fantstico, La Habana, 2004. Ha sido publicado en la antologa de cuen to ertico “Nadie va a mentir”, (Acna, 2001) y en revistas nacionales y extranjeras, as como en varios sitio s de Internet. Ser publicado en una antologa de cuento fantsti co en Cubaliteraria. Pertenece a la segunda graduacin del Centro de Formacin Literaria “Onelio Jorge Cardoso”. Pertenece a la AHS. Actualmente pasa su servicio social en Moa. e-mail: dantes@ismm.edu.cu solovictorhache@yahoo.es

PAGE 27

5. CURIOSIDADES: Dentro de Mil Aos. por Hans Christian Andersen. El Autor de “ El Patico Feo ”, como vas a ver, fue tambin, a su manera, un precursor de la Ci encia Ficcin. El relato que vas a ver, traducido por primera vez al espaol, muestra su brillante fantasa ... Escrito en 1853, prev, como vemos, los vuelos intercontinentales y el Canal de la Mancha, pero, en cambio, cree que estos avances no llegaran hasta un milenio ms tarde. Como ingeniosa caricatura del “ americano viajero ”, no obstante, este escrito mantiene sus valores hasta el da de hoy ... “¡Si, dentro de mil aos la gente podr volar con las alas del vapor, sobre el ocano! Los jvenes de Amrica sern los visita ntes de la vieja Europa. Vendrn a ver los monumentos y las grandes ciudades, que estarn entonces en ruinas, tal como hoy peregrinamos a los ruinosos esplendores del sur de Asia. ¡En mil aos vendrn! El Tmesis, el Danubio y el Rin seguirn por su mismo curso. El Monte Blanco se mantendr firme con su nevado pico y la Aurora Boreal alumbrar las comarcas del Norte, pero generacin tras generacin se habrn convertido en polvo, filas de los poderosos estarn tan olvidados como las del humilde que se arrastran bajo la colina, el rico mercader que ha erigido en ella su villa, desde la cual comtempla sus campos opulentos. “ A Europa ”, gritan los jvenes hijos de Amrica; “ a la tierra de nuestros ancestros, la patria de gloriosos monumentos y leyendas—a Europa ” Llega el navo areo. Est lleno de pasajero s, porque el viaje es ms rpido que por el mar. El cable magntico interocenico ha tr asmitido ya el nmero de la caravana volante. Europa est a la vista, es la costa de Irlanda lo que ven, pero los pasajeros estn an dormidos, no sern despertados hasta que estn exactamente sobre Inglaterra. All dan su

PAGE 28

primer paso en las costas europeas, en la tierra de Shakespeare, como la llaman los educados, en la de los polticos y las ma quinarias, como es llamada por otros. Aqu se quedarn un da en tero. Tal es todo el tiempo que esta raza activa puede dedicar a Inglaterra y Escocia. Entonces su viaj e continua a travs del Tnel bajo el Canal a Francia, la tierra de Carl omagno y Napolen. Se habla de Moliere, los educados hablan sobre la escuela clsica de la remota antigeda d, hay diversin y se gritan los nombres de los hroes, los poetas y hombres de ciencia, que nuestro tiempo an no conoce, pero que nacern despus de nosotros en Pars, el centro de Europa y otras regiones. La nave area vuela sobre la tierra de donde Colon parti, donde naci Corts, donde Caldern compuso sus dramas en versos sonoros. Bellas mujeres de ojos oscuros viven todava en los florecientes valles y los ms viejos cantos hablan del Cid y de la Alambra. Entonces, a travs del aire, sobre el mar, se dirigen a Italia, donde un da se alz la Roma eterna. ¡Ha desaparecido! La Campagna yace desierta, slo un muro es mostrado como los restos de San Pedro, pero hay dudas de que sea autntico. Ahora, a Grecia, a dormir una noche en el gran hotel en la cima del Monte Olimpo, para poder decir que se estuvo al l; y la jornada si gue hacia el Bsforo,, a descansar unas cuantas horas y ver el sitio donde estuvo Biza ncio. Donde la leyenda dice que estuvo el Gran Harem en la poca de los turcos y hoy al gunos pobres pescadores extienden sus redes. Sobre los restos de las Metrpolis pode rosas del amplio Danubio, ciudades que nuestro tiempo an no conoce, los viajeros pasan sin detenerse salvo aqu y all, donde descienden a veces para rem ontar el vuelo al instante. Abajo est Alemania, que cubri una v ez una red de vas frreas, la regin donde Lutero habl, Goethe cant y Mozart ostent una vez el cetro de la armona. Grandes nombres brillan aqu, en las ciencias y el arte muchos de ellos desconocidos para nosotros. Un da para ver Alemania y otro para Dinamar ca, la tierra de Oers ted y Linneo y an para Noruega, la de los hroes normandos. Islandia es visitada ya en el vuelo de regreso, los geysers ya no arden, el Monte Hecla es un volcn extinto, pero la isla rocosa est todava fija en su mar espumoso, un monume nto eterno de leyenda y poesa.

PAGE 29

“ Hay mucho que ver en Europa ”, dice el joven americano “ y lo hemos visto en una semana, de acuerdo alas orient aciones del gran viajero ... (y menciona el nombre de uno de sus contemporneos) en su celebre libro ”Como ver toda Europa en una semana” Hans Christian Andersen (Dinamarca, 1805-1875) : Autor de cuentos de hadas dans. Naci en Odense y vivi una infanc ia de pobreza y abandono. A los 14 aos se fug a Copenhague. Trabaj para Jonas Collin, dir ector del Teatro Real, que le pag sus estudios. Aunque desde 1822 public poesa y obras de teatro, su primer xito fue Un paseo desde el canal de Holmen a la punta Este de la isla de Amager en los aos 1828 y 1829, un cuento fantstico que imita el estilo del es critor alemn E. T. A. Hoffman. Su primera novela, El improvisador, o Vida en Italia (1835), fue bien recibi da por la cr tica, y public un libro con cuatro cuentos de hadas. Viaj por Europa, Asia y Africa y escribi muchas obras de teatro, novelas y libros de viaje. Sus ms de 150 cuento s infantiles le establecieron como uno de los grandes autores de la literatu ra mundial. Su obra abri nuevas perspectivas tanto de estilo como de contenido, por su innovador empleo de l lenguaje cotidiano y expresiones de los sentimientos e ideas que pr eviamente se pensaba que estaban lejos de la comprensin de un nio. Entre sus famosos cuen tos se encuentran El patito feo, El traje nuevo del emperador, La reina de las nieves, Las zapatillas rojas, El soldadito de plomo, El ruiseor, El sastrecillo valiente y La sirenita Sus cuentos han sido traducidos a ms de 80 idiomas y han sido adaptados a obras de teatr o, ballets, pelculas y obras de escultura y pintura.

PAGE 30

6. ENTREVISTA: Heinrich Rohrer, premio Nobel de Fsica por Luis Alfonso Gmez Publicado originalmente en El Correo. "Vamos a poder hacer prcticamente cu alquier cosa. No hay lmites. La pregunta es qu queremos hacer, porque no hay nada que tenga efectos slo buenos o slo malos." Heinrich Rohrer Es el mundo capaz de s oportar seres inmortales? "Nunca veo pelculas ni leo libros de ciencia ficcin. Me basta con la imaginacin", dice Heinrich Rohrer. Y lo demuestra a lo largo de la conversacin, improvisando ejemplos del futuro que se nos viene encima, o quiz no. Premio Nobel de Fsica en 1986, este cientfico suizo dio la conferencia inaugural de la Semana de la Ciencia y la Tecnologa, organizada en Euskadi por Sarete k. Habl de nanotecnologa, la posibilidad de hacer mquinas microscpicas. -Richard P. Feynman, como usted prem io Nobel de Fsica, formul en 1959 el planteamiento terico de la nano tecnologa. Ms de cuarenta aos despus, no parece que se haya avanzado mucho. -Fue durante una conferencia en la que dijo lo que podra ser la nanotecnologa. Despus de eso, no pas nada durante aos. Fue como si la idea se desvaneciera. Y reapareci en la mente de los cientficos en los aos 80 y 90. Todo lo que dijo Feynman es posible. -Todo? -La mayora de las cosas. Lo que pasa tambin, es que quiz se harn de

PAGE 31

diferente manera a como l crea. No hace falta fabricar una mquina que haga otra ms pequea, que a su vez sea capaz de fabricar otra ms pequea... -Pero no tenemos todava ninguna mquina microscpica ni ninguna mquina molecular, que es lo que persiguen los nanotecnlogos. No. Pero para qu queremos fabricar mquinas moleculares cuando la naturaleza ha hecho tantas como virus? A lo mejor, alguna vez hacemos mquinas nanomoleculares; a lo mejor, no. Ahora existe la microelectrnica; en un futuro, la nanoelectrnica. La microtecnologa comenz hace unos 250 aos con algunos co mponentes de relojes. El paso siguiente es la nanotecnologa, que llegar cuando fabriquemos componentes de uno, diez o cien nanmetros de tamao. -Es decir, que vamos a tener mquinas microscpicas 'de tuercas y tornillos'. -No pueden hacerse con tuercas y tornillos porque, cuando entras en temas de friccin, dejas de trabajar en el mbito de lo nano. Ah, todo consiste ms en doblar, en deformaciones. Mdicos microscpicos -Estamos muy lejos de las primeras nanomquinas? Ms lejos que de la conferencia de Feynman? -No creo. Pero qu deberan hacer estas nanomquinas? Ahora hay marcapasos. Podemos imaginar un futuro con enjambres de nanomquinas que recorran nuestro circuito sanguneo para controlar el estado de la sangre y eliminar elementos txicos.

PAGE 32

-Y podran eliminar la grasa cuya ac umulacin en las arterias est en el origen de los infartos, verdad? -Claro. Es fcil pensar en ese tipo de nanomquinas benefi ciosas para la salud humana, pero vamos a desarrollarlas? Es el mundo capaz de soportar seres humanos inmortales? Qu hara la Iglesia catlica con el Paraso si se le queda vaco? -Llegaremos a ser inmortales? -No sabemos de ningn tipo de organi smo inmortal. Y no veo ningn signo de que alguno vaya a alcanzar la in mortalidad. Pero yo no conozco el futuro. Y tampoco sabemos, nadie lo sa be, si las cosas funcionan de la misma manera en otros universos. -Da miedo pensar que las nanomquinas se rebelen. -Cuando fabricamos una mquina, siempre hay un riesgo. Todo lo que creamos puede fallar. Y, si algo pued e fallar, lo har tarde o temprano. Los sensores son ms sensibles cuanto ms pequeos. Pasando del mbito de la salud al del medio ambiente, con nanosensores atmosfricos, podramos comprobar la calidad del ai re que respiramos 100.000 veces en cada segundo, en vez de en todo el da, como pasa ahora. -Esos enjambres de microrrobots atmosfr icos o limpiadores de la sangre podran ser tambin de espas al servicio de un pas. -Vamos a poder hacer prcticamente cu alquier cosa. No hay lmites. La pregunta es qu queremos hacer, porque no hay nada que tenga efectos slo buenos o slo malos.

PAGE 33

-Eso pasa con cualquier avance de la ciencia y la tecnologa. -Puedes inyectar nanomquinas en el si stema circulatorio de una persona para controlar su salud y en el de otra para matarla. Pero yo no tengo ningn temor a los nanorrobots. La soci edad siempre tiene miedo de los avances y quiere controlar la ci encia. Si no hubiera existido la biologa, no habramos tenido espera nzas de controlar el sida. Aparecern nuevos peligros en el futuro y necesitaremos la ciencia para hacerles frente. Le voy a dar dos ejemplos en los que sera clave el control por parte de la sociedad. -Diga. -Puede haber un microsensor que sirva para detectar si las personas que se me acercan sufren gripe o cualquier otra enfermedad. Me protege. Es bueno para m. Pero, al mismo tiempo, vi ola la intimidad de los otros. Qu hace la sociedad ante la posibilidad de una mquina de ese tipo? Qu limites pone? Por otro lado, puede haber dispositivos porttiles, del tamao telfonos mviles, que en el futuro tengan capacidades de miles de gigas o mucho ms. Eso permitira tener una traductora universal de bolsillo que entendiera cualquier idioma. Facilitara la comunicacin entre los seres humanos, pero la gente dejara de estudiar idiomas y no se acercara tanto a otras culturas. -Una decisin responsable exige un cierto grado de conocimiento. Y parece difcil que un saber pueda generalizarse cuando, despus de aos de debate pblico, todava hay ge nte que, por ejemplo, cree que un embrin congelado es un feto. -En Suiza, se hizo un referndum so bre la investigacin con clulas

PAGE 34

madre embrionarias. Yo quise decidir no como cientfico, sino desde mi conciencia. Y cre que lo correcto era asumir un riesgo si lo podemos controlar, porque puede merecer la pena el conocimiento que consigamos. Mucha gente no tiene confianza en el ser humano. Yo quiero creer que el ser humano no tiene por qu ir a peor. Hay que tener esperanza. El pblico y la ciencia -Pero usted es un cientfico y saba de qu iba la historia. Puede tomar decisiones responsables una soci edad que no sabe exactamente sobre qu le piden la opinin? -Simplemente, no se puede. Uno no puede esperar que el pblico sepa de todo. No se puede saber de todo. Hast a los cientficos sabemos poco de lo que no es nuestra especialidad. El pblico tiene que creer que los cientficos hacemos nuestro trabajo de un modo razonable. Como tiene que creer que los polticos hacen su trabajo de un modo razonable. -Eso es an ms difcil. -La gente debe confiar en los ci entficos, tiene que creer que no queremos engaarla. Hay que conseg uir que la gente vuelva a tener confianza, porque muchas de las cosas que hacemos en la vida dependen de que creamos en otras personas. -Dnde estar en el futuro el lmite para el conocimiento y la tecnologa humanas? -Creo que no hay ningn lmite. Podemos hacer cualquier cosa, excepto que podamos demostrar que algo no puede hacerse. Y, cuando demostramos que algo no se puede hacer, la mayor pa rte de las veces la prueba est

PAGE 35

equivocada. -Ese optimismo le lleva a pensar que cualquier futuro ser mejor? -Siempre tenemos que dar una oportunidad al futuro, que puede ser mejor o peor. El futuro no depende slo de la tecnologa; ser lo que nosotros hagamos que sea. Y tenemos que ser c onscientes de que el ser humano no es el estadio final de la evolucin. Puede parecer nos que lo somos ahora en la Tierra, pero quiz no dentro de 500 millones de aos. -En la guerra entre religin y cien cia abierta en el campo de la biotecnologa, no est la pr imera condenada a la derrota? -Yo no soy muy religioso. Lo que no se puede hacer es una ciencia de la religin. Eso sera un problema. La relig in se basa en la creencia, en la fe. La ciencia tambin se basa en la fe, en la creencia de que podemos hacer cosas. Cul es la ltima razn de todo? -Eso se pregunta todo el mundo. -La religin dice que Dios. Y los cien tficos no lo sabemos. Lo que sabemos es que hay algo que hace que el Universo sea como es. Puedes decir que todo naci con el 'big bang' pero qu provoc el 'big bang? La religin debera ocuparse nicament e de las conciencias de la gente. -Daniel Goldin, ex director de la NASA, soaba con mandar enjambres de nanoexploradores a otros mundos en v ez de ingenios del tamao de un carro de golf, como 'Spirit' y 'Opportunity'. -Por supuesto, por supuesto. Ser posible

PAGE 36

-Dmosle la vuelta al argumento: cabra la posibilidad de que ahora mismo estuviramos siendo observado s por nanomquinas aliengenas? -No tenemos pruebas de que est pasando algo as. EL PERSONAJE Heinrich Rohrer naci en Buchs (Suiza) en 1933. Se doctor en Fsica en el Instituto de Tecnologa de Suiza con una tesis sobre superconductividad. Despus de dos aos de estancia en la Universidad Rutgers (Nueva Jersey, EE UU), fue contratado en 1963 por IBM para trabajar como investigador en su laboratorio de Zrich. Recibi el premio Nobel en 1986 por el invento del microscopio de efecto tnel, que se considera para la nanotecnologa lo que el telescopio para la astronoma. Esta casado y tiene dos h ijas. Se jubil en 1997 y suele pasar temporadas en San Sebastin, en el Donostia International Physics Center, y en la univers idad japonesa de Tohoku. Luis Alfonso Gmez : Periodista cientfico espaol y es cptico de los OVNIS. Es uno de los representantes ms destacados de la corriente escptica, y como tal escribe con regularidad anotaciones sobre las falacias ac ientficas que pueblan la prensa, radio o televisin. Especialmente beligerante fue en su da con J.J. Bentez, en una serie antolgica de posts sobre el programa de TVE "Planeta Encantado" que movan al mismo tiempo a la indignacin y a la carcajada.

PAGE 37

7. RESEA: Midiclorianos entre nosotr os, por Cristbal Prez-Castejn Tomado de http://www.bibliopolis.org Nota: Debido a que el universo de Star War es conocido por muchos, extenso y bien documentado, nos limitaremos en este nmero a presentar una breve resea sobre uno de los tantos detalles del mismo. Uno de los aspectos ms polmicos de La amenaza fantasma es, sin duda, el asunto de los midiclorianos. En las anteriores entregas de la serie de Star Wars, la idea de la Fuerza, el campo mstico que compartan todos los seres vivos, se haba resuelto con una adecuada mezcla de revelaciones apenas mostradas y ostentacin a veces desaforada de sus propiedades ms caractersticas, creando un aura de misterio ba stante interesante en torno al tema. En cambio, en este primer episodio Lu cas decidi cambiar de estrategia y abordar el origen de la Fuerza desde una perspec tiva sorprendente: ya no se trataba de una manifestacin ms o menos espiritual unida al concepto de vi da, sino que pas a convertirse en un efecto colateral derivado de la actuacin de unos simb iontes de los seres vivos llamados midiclorianos. Su nmero, sus ceptible de ser establecido mediante un simple anlisis sanguneo, era el que determin aba el grado de dominio de la Fuerza que poda llegar a adquirir el individuo que los hospedaba. Los midiclorianos en cuestin no parecen a priori particularmente nocivos, pues nos proporcionan una interfaz con la Fuerza y reciben de nosotros sustento y cobijo. Pero tambin sirven a sus propios intereses: el mejor ejemplo es el modo en que Anakin Skyw alker fue concebido por ellos para cumplir una oscura profeca que no parece tener demasi ado que ver con los objetivos vitales de una colonia de bacterias. Dejando aparte el hecho evidente de que cual quier explicacin, por l gica que resultase, siempre acabara decepcionando a alguien (puesto que a lo largo de las diferentes pelculas todo el mundo ha tenido ocasin de hacerse su propia idea acerca de qu era o dejaba de ser la famosa Fuerza), la utilizaci n de estos simbiontes como deux ex machina para explicar los poderes de los Jedi no parece en principi o demasiado afortunada. Despus de todo, mientras la Fuerza era algo de origen desconocido y con unas propiedades maravillosas, poda mantener los ojos del espectador esa aura de misterio de lo improbable... pero no del todo imposible. En cambio, al reducirlo todo al equivalente de una infeccin bacteriana,

PAGE 38

toda esa envoltura se desvanece para quedar reducida a los efectos secundarios de un prosaico catarro. Y sin embargo, lo que resulta m s curioso de todo es el hecho de que en la naturaleza podemos encontrar, incluso hoy en d a, una familia de bacterias parsitas que comparte algunos elementos en comn con los famosos midiclorianos. La Wolbachia abunda mucho en el mundo de los insect os y crustceos. Tanto es as que se estima que ms de 20 millones de especies acta n como hospedadores. Vive en el interior de las clulas y suele propagarse a travs de los vulos de las hembras. Lo que la hace diferente de tantos otros par sitos es el modo tan radical en que hace uso de sus huspedes: mata o incapacita a los machos, les hace cambiar de sexo e incluso puede que llegue a jugar un papel capital en la aparicin de nuevas especies al volver estriles muchos acoplamientos. La razn principal de este violento comportamiento se encuentra en su modo de propagacin. Como dij imos ms arriba, la Wolbachia se transmite a travs de los vulos, pero no del esperma. Por tanto, un macho es un callejn sin salida en el que la bacteria se encuentra atrapada. Para solucionar este pr oblema, la bacteria ha desarrollado algunas interesantes estrategias evolu tivas. Por ejemplo, en algunos casos mata a los machos antes de eclosionar los huevos, de tal modo que las hembras que nacen de esas puestas pueden alimentarse de ellos. Esto les confiere una clara ventaja sobre la s hembras normales que carecen de esa fuente adiciona l de protenas, con lo que al cabo de un tiempo toda la poblacin de hembras estar infectada, mientras que el nmero de machos ser muy escaso. Tan escaso como para invertir el comportamiento sexual de la especie, alterando el papel de ambos sexos. En otros casos, la bacteria acta de un modo ms sutil, transformando a los machos en hembras... y provocando hasta cierto punto un cambio a nivel gentico en los hospedadores. En efecto, en determinadas especies de coch inillas la determinacin del sexo tiene lugar mediante una glndula. Ahora bi en, si sta no se activa, el macho en desarrollo acaba por convertirse en una hembra... aunque mantiene la dotacin cromosmica de un macho. Esto da lugar a que las hembras infectadas solo producen hembras normales y hembras transexuales... que a su vez pr cticamente solo generan hemb ras transexuales. En estas condiciones, la poblacin de hembras normales tie nde a cero, y el sexo de la especie queda

PAGE 39

determinado por el parsito: todas las cochinilla s son del tipo transexual, las que tienen el parsito son hembras y las que no lo tienen machos. Pero el procedimiento ms efectivo de manipulaci n de esta bacteria es a travs de la obstaculizacin del apareamiento de sus hospeda dores. En efecto, en muchas ocasiones la Wolbachia lo que hace es "envenenar" el semen de los machos infectados, de modo que al aparearse con una hembra normal los cigotos re sultantes morirn, mientras que al aparearse con una hembra infectada la bacteria presente en ella genera una antito xina que convierte al cigoto en viable. El efecto a largo plazo de esta estrateg ia es demoledor: una poblacin infectada con una cepa de la bacteria se encuentra a nivel ge ntico aislada de las poblaciones que la rodean, que, o bien no est n infectadas o lo estn por otras cepas incompatibles. El resultado es que al fi nal pueden aparecer especies diferentes, incompatibles a nivel reproductivo. Resulta muy difcil comproba r el papel real de la Wolbachia en este mecanismo de aparicin de nuevas especies, debido al largo periodo de tiempo necesario para que los efectos de este fenmeno se ponga de manifies to. S es cierto que se han descubierto determinadas especies de avispas que, si endo incompatibles a ni vel reproductivo, al ser tratadas con antibiticos son capaces de genera r hbridos viables... al menos en la primera generacin, puesto que en las siguientes aparecen problemas genticos tan graves que hace pensar que la diferenciacin entre la s especies ya est en marcha. Obviamente, entre la Wolbachia y los midiclorianos existe todava un profundo abismo. Pero, como hemos visto, algunas de las caracter sticas de estas bacterias dan que pensar. Por ejemplo, es cierto que no afectan a los vertebrados, pero en cambio estn enormemente extendidas entre los insectos y crustceos, po r lo que comparte hasta cierto punto su carcter universal. Midiclorianos y bacterias medr an por igual en el interior de las clulas de sus huspedes. Tal y como veamos que su ceda con aqullos capaces de manipular la Fuerza, algunas especies son inmunes a sus ef ectos, mientras que otras son muy sensibles a ellos. Las bacterias de este gnero produce n, asimismo, profundas modificaciones sobre las especies que les sirven de anfitrin, incluso de carcter gentico, y se sospecha que pueden ser responsables de la aparicin de nuevas especi es entre ellas. Y, como todas las bacterias, sus colonias son capaces de comunicarse entr e s y hasta cierto punto incluso con los

PAGE 40

huspedes que las albergan, lo que podra entenderse como un primitivo embrin de algunas de las caractersticas que exhibe la Fuerza. Como conclusin, en las c ondiciones actuales la Wolbachia y los midiclorianos no son exactamente primos hermanos. Pero una galaxi a en la que una bacteria semejante a la Wolbachia haya evolucionado hasta desarrollar un mecanismo de comunicacin semejante a la Fuerza, al tiempo que controla el destino de las especies a las que infecta en su propio beneficio (incluso siendo capaz de crear un fenmeno gentico como Anakin Skywalker en el proceso) tampoco es exactamente un escenario completamente inconcebible. Por lo menos no a la luz de los mecanismos que hoy en da empezamos a detectar que se mueven silenciosamente a nuestro alrededor. Cristbal Prez-Castejn Carpena : Nacido en 1962 en Yecla (M urcia), vive en Madrid desde hace varios lustros. Es Ingeniero Supe rior de Telecomunicacin y trabaja en una importante multinacional alemana del sector. Sus aficiones principales son viaj ar, la fotografa, la astronoma y leer, su autor favorito es Borges. En el campo de la ciencia ficcin, mas que autores prefiere obras: Arthur C. Clarke cuando escribe relatos, casi todo lo de Stan ilslaw Lem, Philip K. Dick, Pohl, Benford... Ha escrito un sinnmero de artculos sobre los ms variados temas de ciencia ficcin. Los links pueden encontrarse en: http:/ /www.arrakis.es/~cris/articulos.htm

PAGE 41

8. HUMOR: El Don de Volar Autor: Douglas Adams El volar es un arte o, mejor dicho, un don. El don consiste en aprender a tirarse al suelo y fallar. Elija un da que haga bueno -sugieree intntelo. La primera parte es fcil. Lo nico que se necesita es simplemente la habilidad de tirarse hacia adelante con todo el peso del cuerpo, y buena voluntad para que a uno no le importe que duela. Es decir, doler si no se logra evitar el suelo. La mayora de la gente no consigue evitar el suelo, y si de verdad lo intenta como es debido, lo ms probable es que no lo gre evitarlo de ninguna manera. Est claro que la segunda parte, la de evitar el suelo, es la que presenta dificultades. El primer problema es que hay que evitar el suelo por accidente. No es bueno tratar de evitarlo deliberadamente, porque no se conseg uir. Hay que distraer de golpe la atencin con otra cosa cuando se est a medio camino, de manera que ya no se piense en caer, o en el suelo, o en cunto le va a doler a uno si no logra evitarlo. Es sumamente difcil distraer la atencin de esas tres cosas durante la dcima de segundo que uno tiene a su disposicin. De ah que fracasen la mayora de las personas y que finalmente se sientan decepcionadas de este deporte estimula nte y espectacular. Sin embargo, si se es lo suficientemente af ortunado para quedar di strado justo en el momento crucial por, digamos, unas piernas esplndidas (tentculo s, pseudopodia, segn el flum y/o las inclinaciones pers onales), por una bomba que esta lle cerca o por la repentina visin de una especie sumamente rara de esca rabajo que se arrastre junto a un hierbajo prximo, entonces, para pasmo propio, se ev itar el suelo por completo y uno quedar flotando a pocos centmetros de l en una pos tura que podra parecer un tanto estpida. Es ste un momento de soberbia y delicada concentracin. Oscilar y flotar, flotar y oscilar. Ignore toda consideracin sobre su propi o peso y djese flotar ms alto. No escuche lo que alguien le diga en ese momento, porque es improbable que sea algo de provecho.

PAGE 42

-¡Santo Dios, no es posible que ests volando! -es el ti po de comentario que suele hacerse. Es de importancia vital no creerlo, o ese alguien tendr razn de pronto. Flote cada vez ms alto. Intente unos descensos en picado, suaves al principio, luego flote a la deriva sobre las copas de los rboles respirando con normalidad. NO SALUDE A NADIE. Cuando haya hecho esto unas cuantas veces, descubrir que el momento de distraccin se logra cada vez con mayor facilidad. Entonces aprender todo tipo de cosas sobr e cmo dominar el vuelo, la velocidad, la capacidad de maniobra, y el truco consiste no rmalmente en no pensar demasiado en lo que uno quiere hacer, sino limitarse a dejar que ocurra como si fuese a suceder de todos modos. Tambin aprender a aterrizar como es debido, algo en que casi con seguridad fracasar, y de mala manera, el primer intento. Hay clubs privados que ensean a volar y en los que se puede ingresar, donde le ayudarn a conseguir ese moment o fundamental de distracci n. Contratan a personas con cuerpos u opiniones sorprendent es, chocantes para saltar de autobuses en marcha y exhibirlos y/o explicarlos en los momentos cr ticos. Pocos autoestopistas autnticos podrn permitirse el ingreso en tales clubs, pe ro algunos quiz puedan conseguir un empleo temporal en ellos. Douglas Adams : Naci en Cambridge en marzo de 1952. Autor de la clebre serie del Autoestopista Galctico conformada por lo s ttulos Gua del Autoestopista Galctico (1978), El Restaurante del Fin del Mundo (1980) La Vida, el Universo, y Todo lo Dems (1982), Hasta luego y gracias por el pescado (1984) y Mostly Harmless (1992); referente imprescindible para todos los que crecieron a fi nales de los setenta y un libro muy especial para cualquier amante de la ciencia ficcin. Douglas Adams trabaj brevemente con M onthy Pyton y escribi guiones para la mtica serie de la BBC “Doctor Who”, en la que se combinaba por primera vez la iconografa de la ficcin fantstica con una visin del mundo tpicamente britnica.

PAGE 43

Muri el 11 de mayo del 2001 de un ataque al corazn en Los Angeles a los 49 aos. El centro astrof sico de Harvard anunci que baut izar un asteroide recientemente descubierto con el nombre de Arthur Dent el protagonista de su obra ms famosa. Al momento de su muerte se encontraba trabajando en la vers in flmica de Gua del Autoestopista Galctico.

PAGE 44

9. LAS COSAS QUE VENDRAN Respecto a la aparicin en Radio Metro politana el pasado 13 de febrero (NUEVA FECHA) : Un poco despus de lanzarse el DISPARO EN RED se circul la noticia de la entrevista que, en el programa de Masvidal de Radio Metropolitana tendra lugar el domingo 13 de febrer o a las 11 de la maana. Esto no pudo ser pues ese da estaba programado para el 45 aniversari o de la emisora y la noticia no lleg a nuestros odos por falta de un telfono. Masvidal es un entusiasta del gnero, in cluso, segn l mismo, se lanz a escribir algo cuando era ms joven. Pact amos una nueva fecha y todo arreglado. Ahora enviaremos la voz al ter el prximo domingo 13 de marzo a las 11 de la maana La entrevista versar sobre la histor ia del Fantstico en Cuba, los grupos existentes que se dedican a divulgar el g nero, eventos en preparacin y el Taller Espiral. Los invitados son Gerardo Chv ez Spnola, Juan Pablo Noroa Lamas, Erick Mota Prez y Javier de la Torre Rodrguez. 2do CONCILIO DE LORIEN (9 y 10 de Abril en La Madriguera) Nos hemos propuesto con este festival, motivar a los jvenes escritores cubanos que cultivan la fantasa y promover la lectura de libros del gnero; as como dar la oportunidad a creadores de otras ra mas del arte a recrear el tema y exponer sus obras. Todos los interesados en exponer su obra, ya sea un trabajo investigativo literario o su obra plstica (slo originales) sobre algn pa rticular del gnero de la fantasa, enven un resumen de su obra a la direccin espiral@centro-onelio.cult.cu, junto con un pequeo currculum. Desde ya los estamos invitando a este encuentro.

PAGE 45

Aqu les va el plegable de l evento. Amplenlo y lean. El Proyecto ABRAPALABRA El Grupo de Creaci n ESPIRAL El Grupo ONIRICA Festival de Equinoccio de Primaver a ESPADA Y HECHICERA D D e e l l 9 9 a a l l 1 1 0 0 d d e e A A b b r r i i l l L L a a M M a a d d r r i i g g u u e e r r a a A A u u s s p p i i c c i i a a d d o o p p o o r r La Madriguera, AHS Quinta de los Molinos, Jess Peregrino (final) e Infanta Plaza de la Revolucin, Ciudad de La Habana Telfono: 879-8175 C C o o n n c c i i l l i i o o d d e e L L o o r r i i e e n n CONVOCAN ALCentro de Teatro y Danza de la Habana ACCA UNEAC Un espacio para los amantes y creadores de lo fantstico, lo pico y lo artstico. El segundo Concilio de Lorienestar dedicado a la Fantasa en todas sus expresiones artsticas: literatura, msica, danza, teatro y artes plsticas. Los aficionados y artistas que gustan de este gnero podrn disfrutar ampliamente de variadas y novedosas visiones de los jvenes cr eadores que constituyen la vanguardia del fantstico en el pas. Todos los artistas plsticos, graduados o aficionados, historietistasy arquitectos, que estn interesados en recrear en sus obras, mediante dibujos, pinturas o maquetas los estereotipos de la fantasa, estn invitados a exponer sus trabajos en la galera de La Madriguera, sede de la AHS de Ciudad de La Habana, durante los das 9 y 10 de abril durante la realizacin del Concilio de Lorien. La admisin de las obras ser hasta el 26 de marzo del 2005, en la sede anteriormente referida y sern recogidas por Jorge Enrique (Asesor de Literatura)CONVOCATORIA Las actividades principales, organizadas por el Proyecto AbraPalabradel Centro de Teatro y Danza de La Habana, el Grupo de Creacin ESPIRAL de la AHS y el Grupo ONIRICA consistirn en: Conferencias sobre la literatura de fantasa en sus diferentes expresiones. Representacin de ceremonias lficasy performance. Narraciones orales y escnicas del Silmariliony otras obras de fantasa. Presentaciones de trovador es y grupos de msica renacentista y cltica. Exposiciones de obras de pintores, ceramistas y artesanos relacionadas con temas fantsticos. Festival Infantil con actividades artsticas variadas en la maana del domingo 10.El Concilio de Loriensesionar el segundo fin de semana de Abril, a partir de las 10:00 horas y hasta la puesta del Sol. El segundo Concilio de Lorienestar dedicado a la Fantasa en todas sus expresiones artsticas: literatura, msica, danza, teatro y artes plsticas. Los aficionados y artistas que gustan de este gnero podrn disfrutar ampliamente de variadas y novedosas visiones de los jvenes cr eadores que constituyen la vanguardia del fantstico en el pas. Todos los artistas plsticos, graduados o aficionados, historietistasy arquitectos, que estn interesados en recrear en sus obras, mediante dibujos, pinturas o maquetas los estereotipos de la fantasa, estn invitados a exponer sus trabajos en la galera de La Madriguera, sede de la AHS de Ciudad de La Habana, durante los das 9 y 10 de abril durante la realizacin del Concilio de Lorien. La admisin de las obras ser hasta el 26 de marzo del 2005, en la sede anteriormente referida y sern recogidas por Jorge Enrique (Asesor de Literatura)CONVOCATORIA Las actividades principales, organizadas por el Proyecto AbraPalabradel Centro de Teatro y Danza de La Habana, el Grupo de Creacin ESPIRAL de la AHS y el Grupo ONIRICA consistirn en: Conferencias sobre la literatura de fantasa en sus diferentes expresiones. Representacin de ceremonias lficasy performance. Narraciones orales y escnicas del Silmariliony otras obras de fantasa. Presentaciones de trovador es y grupos de msica renacentista y cltica. Exposiciones de obras de pintores, ceramistas y artesanos relacionadas con temas fantsticos. Festival Infantil con actividades artsticas variadas en la maana del domingo 10.El Concilio de Loriensesionar el segundo fin de semana de Abril, a partir de las 10:00 horas y hasta la puesta del Sol.

PAGE 46

CONCURSOS II Concurso Ociojoven, de relatos de fantasa y ciencia ficcin. ( 20 de marzo de 2005) 1. Podrn participar todos los escritor es que lo deseen, sea cual sea su nacionalidad, con un mximo de dos relatos escritos en espaol por persona, originales e inditos y que no hayan sido publicado en ningn medio, fsico o digital ni estn pendientes de la resolucin de ningn certamen. Debers ser poblador de OcioJoven, si no lo eres llgate a http://www.ociojoven.com e inscrbete. 2. El relato, de uno de los temas conve nidos en el punto 7 de estas mismas bases, ser enviado en un archivo Word mediante la seccin especial del concurso, en la que se indicar la categora a la que pertenece cada relato y los datos pertinentes, rellenados mediante formular io. Estos datos sern confidenciales hasta el momento en el que se decidan los ganadores del concurso. Los datos necesarios para participar en este certamen son: el nombre completo del autor, direccin correo electrnico, NIF, categora en la que participa y su ni ck de usuario en Ociojoven, adems de una breve biografa de 2-3 lneas. Como hemos dicho, todos los archivos y los datos se introducirn en la seccin “Certamen Rela to Joven”, especialmente diseada a tal efecto y que podrs encontra r en http://www.ociojoven.c om/relatos/relatoedit/ 3. La extensin del relato no podr se r mayor de 25 folios, presentados a espacio doble, con letra Times New Ro man, 12 ptos. Aproximadamente unas 7500 palabras. El tema del relato deber pertenecer a una de las diversas categoras expuestas en el punto 7 de estas bases. Cada autor podr presentar como mximo dos relatos. 4. La convocatoria queda abierta desd e el momento en el que se publica estas bases y se cerrar a las 24: 00 del da 20 de Marzo de 2005. 5. De entre todos los relato s recibidos, se escogern tres finalistas de cada categora, que sern anunciados en la web antes de la resolucin del concurso. De entre estos, se escoger a un ganador que se llevar ntegramente el premio otorgado

PAGE 47

a su categora, sin posibilidad de que se pue da repartir entre los diversos finalistas. El fallo del concurso se har ofic ial entre los meses de Abril y Mayo. 6. El jurado encargado de tal tarea esta r compuesto por varios miembros escogidos por los patrocinadores del concur so y Ociojoven. El fallo del jurado ser inapelable. El premio no podr declararse de sierto. Ociojoven se reserva el derecho de publicar, sin coste alguno, todos los relatos finalistas en su pgina web, indicando el nick del autor que los envi , en una seccin especial dedicada al concurso. 7. Las diversas categoras de las que c onsta el concurso son las siguientes: Premio Minotauro Y Timun Mas, Atla nte, de Fantasa y Ciencia Ficcin. Al ganador se le otorgar un lote de siete libros. Premio, Dragn, patrocinado por Devir al mejor relato ambientado en cualquiera de los mundos abarcados en su catlogo de juegos de rol. El premio consistir en tres novelas, dos manuales de D&D y un pack inicial de miniaturas para D&D. Premio Leviatn, La Factoria de Ideas, de Terror/Suspense. El premio consistir en seis terror ficas y magnficas novelas. Premio EDHASA, Tcito, al mejor relato histrico. En este caso el premio sern Los seis primeros volmenes de la saga de Harry Flashman. Premio “Diletante”, patrocinado por Plaza & Jans y Grijalbo. El ganador obtendr un lote de siete libros. Premio Ociojoven Relato Joven: De entre todas estas ca tegoras, Ociojoven seleccionar un relato, que ser premiado con un cheque regalo en su tienda, por valor de 200 euros. 8. La participacin en este certamen conlleva la total aceptacin de sus bases. Ms informacin: http://www.ocioj oven.com/article/articlestatic/951127/

PAGE 48

XI edicin de los premios Ganda lf de literatura (2005-01-31) 1. Puede participar cualquier persona sea o no miembro de la Sociedad Tolkien Espaola. 2. Los relatos, escritos en castellano, deben ser inditos y estar ambientados en la Tierra Media. El jurado ser, en ltimo trmino, quien decida si cumplen este requisito, de acuerdo con el punto 11 de estas bases. 3. Los relatos deben contar con una ex tensin mxima de 10.000 palabras y se presentarn escritos a doble espacio y a una sola cara, con tamao de letra de 12 puntos. 4. Cada participante puede enviar cuantos relatos de see bajo un mismo seudnimo, aunque slo podr optar a un premio. 5. Los textos debern presentarse bajo seudnimo no reconocible. Se tendr que remitir el relato impreso, acompaado de un disquete de ordenador con el relato en formato electrnico. Se aceptarn nicam ente archivos en formato DOC o RTF. Los archivos podrn enviarse, opcionalment e, comprimidos en formato ZIP. En un sobre cerrado debern adjuntarse los datos personales del autor: nombre y apellidos, domicilio, telfono y direcci n de correo electrnico si se dispone de ella. Alternativamente, se podr optar por el en vo mediante correo electrnico, bajo las condiciones especificadas en el punto 13 de estas bases. 6. La fecha lmite de entrega de dichos relatos ser el 15 de julio de 2005. 7. El resultado se fallar el 25 de Septiembre de 2005 en la Estelcn, a celebrarse en Pamplona, y ser comuni cado con la debida antelacin a los ganadores. 8. Los premios sern los siguientes: Primer Premio, 100 Euros y una estatuilla de Gandalf; Segundo Premio, 50 Euros y diploma acreditativo; Tercer Premio, una suscripcin grat uita a la Sociedad Tolkie n Espaola durante un ao y diploma acreditativo. 9. Los premios podrn ser declarados desiertos.

PAGE 49

10. La Sociedad Tolkien Espaola se re serva el derecho de publicar los relatos ganadores. Podr, igualmente, pub licar los relatos no premiados, solicitando siempre y en todo caso el consentimien to previo y por escrito del autor. 11. El Jurado estar formado por Ad ela Torres Calatayud "Morwen", Miguel Navarro Mez "Helm", Ana Beln Palomare s Blzquez "Alfal", Juan Jos PrezPons Agudo, "Amandil", y Manuel Lpez Gm ez "Akin", y se reserva el derecho a resolver cualquier situacin no prevista en estas bases, siendo su decisin inapelable. 12. Los relatos deben enviarse a la siguiente direccin: PREMIOS GANDALF C/ San Atilano 10, 2 49003 Zamora 13. Podrn enviarse igualmente a travs de correo electrnico, a la direccin premiosgandalf@sociedadtolkien.org desde una direccin no identificativa. El cuerpo del mensaje estar vaco y se incl uirn los siguientes adjuntos: el o los relatos, identificados como ("seudnimo"-" ttulo del relato"."extensin del formato elegido"), y los datos del autor, identif icados como "seudnimo"-datos."extensin del formato elegido"). No se aceptarn archivos en txt o html ya que los gestores de correo los abren automticamente. Ejemplo: Relato aislado: Celebrinnir-De la Pena en los Caminos.rtf Relato: Celebrinnir-01.rtf (o nmero que proceda) Datos: Celebrinnir-datos.rtf 14. A esa misma direccin de correo electrnico, premiosgandalf@sociedadtolkien.org podrn enviarse dudas relacionadas con el funcionamiento de este concurso. En ese caso, deber especificarse en el Asunto del mensaje de la siguiente forma: "Gandalf: Duda". 15. La participacin en el concurso implica la aceptacin de todas estas bases.

PAGE 50

10. COMO CONTACTARNOS? S tienes algn comentario, sugerenc ia o colaboracin escrbenos a: darthmota@centro-onelio.cult.cu jartower@centro-onelio.cult.cu jartower74@yahoo.es aceptamos cualquier colaboracin seria y de sinteresada. Traten de ponerla en el cuerpo del mensaje. Advertencia: Los mensajes de direccione s desconocidas que contengan adjuntos sern borrados. Para suscribirte envanos un correo en blanco a: disparoenred@centro-onelio.cult.cu con la palabra "BOLETIN" en el asunto. Para desincribirte envanos un correo en blanco a: disparoenred@centro-onelio.cult.cu con la frase "NO BOLETIN" en el asunto.