USF Libraries
USF Digital Collections

Qubit

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Qubit
Physical Description:
Serial
Language:
English
Publisher:
Cubit
Place of Publication:
Havana, Cuba
Publication Date:
Frequency:
monthly
three times a year
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Science fiction, Latin American -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- History and criticism -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - Q01-00047-n47-2010-06
usfldc handle - q1.47
System ID:
SFS0024302:00047


This item is only available as the following downloads:


Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 0000-0000mods:part
mods:detail volume mods:number issue 47series Year mods:caption 20102010Month June6Day 11mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2010-06-01



PAGE 2

ndice: Poesa Especulativa. Wikipedia Oscuridad. Lord Byron Soneto a la ciencia / El gusano vencedor / La ciudad en el mar. Egdar Allan Poe. Hongos de Yuggoth. Poemas de horror csmico. H.P. Lovercraft El camino de los reyes. Robert E. Howard. Desde las criptas de la memoria / La antigua bsqueda. Clark Ashton Smith Vendrn lluvias suaves. Sara Teasdal Poema nocturno / Quema de lechuzas / La soledad del historiador blico. Margaret Atwood Acerca de la poesa de Ciencia Ficcin. Suzette Haden Elgin Zimmer No. 20 / Sueos / Tiempo puente en la Civoccid. Brian W. Aldiss El Manifiesto del Haik de Ciencia ficcin. Tom Brinck Poesa de ciencia ficcin hispanoamericana. 1. Estrellas que entre lo sombro... Jos Asuncin Silva (Colombia) 2. Yo estaba en el espacio. Amado Nervo. (Mxico) 3. El poema de robot. Leopoldo Marechal. (Argentina) 4. Oh hada ciberntica. Carlos Germn Belli. (Per) 5. LEDH-9. Cristina Camacho Fahsen (Guatemala) 6. Sirio. Antonio Mora Velez (Colombia) 7. El bastin. J. Javier Arnau (Espaa) 8. Coplas por los das en que dictar el Apocalipsis. Micaela Romani (Argentina) Dilogos por la luz de las estrellas. Tres enfoques para escribir poesa de Ciencia ficcin. Suzette Haden Elgin Historia del cine ciberpunk. 1995. Death Machine (Mquina letal).

PAGE 3

Para descargar nmeros anteriores de Qubit, visitar http://www.eldiletante.co.nr Para subscribirte a la revista, escribir a qubit@centro-onelio.cult.cu 3

PAGE 4

POESAESPECULATIVA De Wikipedia, la enciclopedia libre Tambin llamada indistintamente poesa de ciencia ficcin, poesa fantstica o poesa CF, la poesa especulativa es para la poesa lo mismo que la ficcin especulativa es a la ficcin. La poesa especulativa es a menudo publicada por los mismos mercados que publican la ciencia ficcin, fantasa y horror. La poesa especulativa no se define por la forma, a diferencia de la mayora de los sub-gneros de la poesa. Los poetas especulativos trabajan en la gran variedad de formas disponibles para todos los poetas, lo que hace especulativa a la poesa especulativa es en general el tema, aunque algunos poetas se han acercado a la especulacin mediante el nivel de lenguaje, experimentando con los posibles dialectos del futuro o extraterrestres o algo por el estilo. Suzette Haden Elgin, fundadora de Science Fiction Poetry Association define la poesa especulativa como "una realidad que es, de alguna manera diferente de la realidad existente." 4 Dentro del grupo de escritores de la poesa especulativa se incluyen Duane Ackerson, Brian Aldiss, Mike Allen, Michael Bishop, Bruce Boston, Ray Bradbury, Adam Cornford, Keith Allen Daniels, Thomas M. Disch, Robert Frazier, Daphne Gottlieb, Neile Graham, Joe Haldeman, Andrew Joron, David C. Kopaska-Merkel, Ursula K. Le Guin, Tim Pratt, Marge Simon, W. Gregory Stewart y Jane Yolen Gregory Stewart y Jane Yolen. El premio principal para el campo es el Premio Rhysling.

PAGE 5

Oscuridad Lord Byron Tuve un sueo, que no era del todo un sueo. El brillante sol se apagaba, y los astros Vagaban apagndose por el espacio eterno, Sin rayos, sin rutas, y la helada tierra Oscilaba ciega y oscurecindose en el aire sin luna; La maana lleg, y se fue, y lleg, y no trajo consigo el da, Y los hombres olvidaron sus pasiones ante el terror De esta desolacin; y todos los corazones Se congelaron en una plegaria egosta por luz; Y vivieron junto a hogueras y los tronos, Los palacios de los reyes coronados las chozas, Las viviendas de todas las cosas que habitaban, Fueron quemadas en los fogones; las ciudades se consumieron, Y los hombres se reunieron en torno a sus ardientes casas Para verse de nuevo las caras unos a otros; Felices eran aquellos que vivan dentro del ojo De los volcanes, y su antorcha montaosa: Una temerosa esperanza era todo lo que el mundo contena; Se encendi fuego a los bosques pero otra tras hora Fueron cayendo y apagndose y los crujientes troncos Se extinguieron con un estrpito y todo estuvo negro. 5

PAGE 6

Las frentes de los hombres, a la luz sin esperanza Tenan un aspecto no terreno, cuando de pronto Los haces caan sobre ellos; algunos se tendan Y escondan sus ojos y lloraban; otros descansaban Sus barbillas en sus manos apretadas, y sonrean; Y otros iban rpido de aqu para all, y alimentaban Sus pilas funerarias con combustible, y miraban hacia arriba Con loca inquietud al sordo cielo, El sudario de un mundo pasado; y entonces otra vez Con maldiciones se arrojaban sobre el polvo, Y rechinaban sus dientes y aullaban; las aves silvestres chillaban, Y, aterrorizadas, revoloteaban sobre el suelo, Y agitaban sus intiles alas; los brutos ms salvajes Venan dciles y trmulos; y las vboras se arrastraron Y se enroscaron entre la multitud, Sisando, pero sin picar y fueron muertas para ser alimento: Y la Guerra, que por un momento se haba ido, Se saci otra vez; una comida se compraba Con sangre, y cada uno se hart resentido y solo Atiborrndose en la penumbra: no quedaba amor; Toda la tierra era un solo pensamiento y ese era la muerte, Inmediata y sin gloria; y el dolor agudo Del hambre se instal en todas las entraas hombres Moran, y sus huesos no tenan tumba, y tampoco su carne; El magro por el magro fue devorado, Y an los perros asaltaron a sus amos, todos salvo uno, Y aquel fue fiel a un cadver, y mantuvo A raya a las aves y las bestias y los dbiles hombres, Hasta que el hambre se apoder de ellos, o los muertos que caan Tentaron sus delgadas quijadas; l no se busc comida, Sino que con un gemido piadoso y perpetuo Y un corto grito desolado, lamiendo la mano Que no respondi con una caricia muri. De a poco la multitud fue muriendo de hambre; pero dos De una ciudad enorme sobrevivieron, Y eran enemigos; se encontraron junto A las agonizantes brasas de un altar Donde se haba apilado una masa de cosas santas Para un fin impo; hurgaron, Y temblando revolvieron con sus manos delgadas y esquelticas En las dbiles cenizas, y sus dbiles alientos Soplaron por un poco de vida, e hicieron una llama Que era una burla; entonces levantaron Sus ojos al verla palidecer, y observaron El aspecto del otro miraron, y gritaron, y murieron De su propio espanto mutuo murieron, Sin saber quin era aquel sobre cuya frente La hambruna haba escrito Enemigo. El mundo estaba vaco, 6

PAGE 7

Lo populoso y lo poderoso era una masa, Sin estaciones, sin hierba, sin rboles, sin hombres, sin vida Una masa de muerte un caos de dura arcilla. Los ros, lagos, y ocanos estaban quietos, Y nada se mova en sus silenciosos abismos; Los barcos sin marinos yacan pudrindose en el mar, Y sus mstiles bajaban poco a poco; cuando caan Dorman en el abismo sin un vaivn Las olas estaban muertas; las mareas estaban en sus tumbas, Antes ya haba expirado su seora la luna; Los vientos se marchitaron en el aire estancado, Y las nubes perecieron; la Oscuridad no necesitaba De su ayuda Ella era el universo. 7 George Gordon Byron, sexto lord Byron (Londres, 22 de enero de 1788 Missolonghi, Grecia, 19 de abril de 1824) fue un poeta ingls, considerado uno de los escritores ms verstiles e importantes del Romanticismo. Se involucr en revoluciones en Italia y en Grecia, en donde muri de malaria en la ciudad de Missolonghi. Su hija Ada Lovelace contribuy en la invencin de la mquina analtica junto con Charles Babbage. Byron fue un escritor prolfico. En 1833 su editor John Murray public 17 volmenes sobre toda su obra, incluyendo la biografa de Thomas Moore. Su gran obra, Don Juan, un poema de 17 cantos, fue uno de los ms importantes poemas largos publicados en Inglaterra, desde El paraso perdido de John Milton. Don Juan influy a nivel social, poltico, literario e ideolgico. Sirvi de inspiracin para los autores victorianos. Influy en los autores romnticos del siglo XIX, sobre todo por sus hroes o antihroes. Las obras Las peregrinaciones de Childe Harold, Lara, Manfredo y Don Juan son claramente autobiogrficas. Fue un autor admirado por muchos de sus contemporneos, como Goethe, Alphonse de Lamartine, y por otros de generaciones inmediatas, como Edgar Allan Poe (quien bas muchas de sus Narraciones extraordinarias en personajes de Byron), Mijal Lermontov, Alejandro Pushkin, Jos Mrmol, Vctor Hugo, Alejandro Dumas y Karl Marx

PAGE 8

EDGAR ALLAN POE SONETO A LA CIENCIA Ciencia! verdadera hija del tiempo t eres! que alteras todas las cosas con tus escrutadores ojos. Por qu devoras as el corazn del poeta, buitre, cuyas alas son obtusas realidades? Cmo debera l amarte? o cmo puede juzgarte sabia aquel a quien no dejas en su vagar buscar un tesoro en los enjoyados cielos, aunque se elevara con intrpida ala? No has arrebatado a Diana de su carro? Ni expulsado a las Hamadrades del bosque para buscar abrigo en alguna feliz estrella? No has arrancado a las Nyades de la inundacin, al Elfo de la verde hierba, y a m del sueo de verano bajo el tamarindo? 8

PAGE 9

EL GUSANO VENCEDOR Ved!; es noche de gala en estos ltimos aos solitarios. Una multitud de ngeles alados, adornados con velos y anegados en lgrimas, se halla reunida en un teatro para contemplar un drama de esperanzas y de temores mientras la orquesta suspira por intervalos la msica de las esferas. Actores creados a la imagen del Altsimo, murmuran en voz baja y saltan de un lado al otro; pobres fantoches que van y vienen a rdenes de vastas creaturas informes que cambian la decoracin a su capricho, sacudiendo con sus alas de cndor a la invisible desgracia. Este drama abigarrado estad seguro que no ser olvidado, con su fantasma perseguido siempre por una muchedumbre que no puede atraparlo, en un crculo que gira siempre sobre s mismo y vuelve sin cesar al mismo punto; ese drama en el cual forman el alma de la intriga mucha locura y todava ms pecado y horror!.... Pero ved, a travs de la bulla de los actores como una forma rampante hace su entrada! Una cosa roja, color sanguinolento viene retorcindose de la parte solitaria de la escena. Cmo se retuerce! Con mortales angustias los actores constituyen su presa, y los ngeles sollozan viendo esas mandbulas de gusano teirse en sangre humana. Todas las luces se apagan, todas, todas. Sobre cada forma todava tiritante, el teln, como un pao mortuorio, desciende con un ruido de tempestad. Y los ngeles, todos plidos y macilentos se levantan y cubrindose afirman que ese drama es una tragedia que se llama El Hombre de la cual el hroe es el Gusano Vencedor...! 1838. LA CIUDAD EN EL MAR Ved! La Muerte se ha erigido un trono, en una extraa ciudad que se levanta, solitaria, muy lejos, en el sombro occidente, donde los buenos y los malos, los peores y los mejores han ido hacia la paz eterna. All los templos, los palacios y las torres torres carcomidas por el tiempo, y que no tiemblan nunca, no se parecen en nada a las nuestras. A su alrededor, olvidadas por los vientos que no las agitan jams resignadas bajo los cielos, reposan las aguas melanclicas. 9 Desde el cielo sagrado, ningn rayo desciende en la negra noche de esa ciudad; pero un resplandor reflejado por la lvida mar, invade las torres, brilla silenciosamente sobre las almenas, a lo hondo y a lo largo, sobre las cpulas, sobre las cimas, sobre los palacios reales, sobre los templos, sobre las murallas babilnicas, sobre la soledad sombra y desde largo tiempo abandonada, de los macizos de hiedra esculpida y de flores de piedra sobre tanto y tanto templo maravilloso en cuyos frisos contorneados se entrelazan claveles, violetas y vias.

PAGE 10

Bajo el cielo, resignadas, reposan las aguas melanclicas. Las torres y las sombras se confunden de tal modo que todo parece suspendido en el aire, mientras que desde una torre orgullosa, la Muerte como un espectro gigante, contempla la ciudad que yace a sus pies. All los templos abiertos y las tumbas sin losa bostezan al nivel de las aguas luminosas; pero ni las riquezas que se muestran en los ojos adiamantados de cada dolo, ni los cadveres con sus rientes adornos de joyas, quitan a las aguas de su lecho; ninguna ondulacin arruga, ay de mi! todo ese vasto desierto de cristal; ninguna ola indica que los vientos puedan existir sobre otros mares lejanos y ms felices; ninguna ola, ninguna ola deja suponer que han existido vientos sobre mares menos horrorosamente serenos. Pero, he ah que un estremecimiento agita el aire. Una onda, un movimiento se ha producido, all abajo. Se dira que las torres se han bamboleado y se hunden, dulcemente, en la onda taciturna, como si las cimas hubieran producido un ligero vaco en el cielo brumoso. Entonces las ondas tienen una luz ms roja, las horas transcurren sordas y lnguidas. Y cuando en medio de gemidos que no tengan nada de terrestres, esta ciudad sea engullida por fin y profundamente fijada bajo la mar, todava, levantndose sobre sus mil tronos, el Infierno le rendir homenaje. 1845. 10 Poeta, novelista y ensayista norteamericano nacido en Boston en 1809. Hurfano desde pequeo, fue adoptado por un rico comerciante de quien hered el apellido Allan. Durante cinco aos vivi con sus padres en Inglaterra donde fue internado en un colegio privado. A partir de 1820, de regreso a Estados Unidos, su carcter melanclico y rebelde, sumado a la aficin por el alcohol, se convirtieron en un obstculo para que sus padres adoptivos pudieran facilitarle el complemento a la educacin que deseaban para l. En 1831, ante la ruptura total con sus padres, se traslad definitivamente a Baltimore donde public "Poemas", seguido de su primer triunfo como escritor, "Manuscrito encontrado en una botella".Entre sus poemas ms famosos figuran "Leonore" en 1831,"El cuervo" en 1845, "Annabel Lee" en 1849 y "Las campanas" en 1849. Su mayor produccin literaria est contenida en numerosos cuentos y novelas de corte policiaco que lo llevaron a la fama. Falleci en Baltimore en octubre de 1849.

PAGE 11

HONGOS DE YUGGOTH Poemas de horror csmico H.P.Lovercraft HowardPhillipsLovecraft(Providence,EstadosUnidos,20deagostode1890ibdem,15demarzode1937)fueunescritorestadounidense,autordenovelasyrelatosdeterrorycienciaficcin.Seleconsideraungraninnovadordelcuentodeterror,alqueaportunamitologapropia(losmitosdeCthulhu),desarrolladaencolaboracinconotrosautoresyanvigente.Suobraconstituyeunclsicodelterrorcsmicomaterialista,unacorrientequeseapartadelatemticatradicionaldelterrorsobrenatural(satanismo,fantasmas),incorporandoelementosdecienciaficcin(razasaliengenas,viajeseneltiempo,existenciadeotrasdimensiones).Cultivtambinlapoesa,elensayoylaliteraturaepistolar. LaspesadillasquesufraLovecraftlesirvierondeinspiracindirectaparasutrabajo,yesquizsunavisindirectadesuinconscienteysusimbolismoexplicasucontinuorevueloypopularidad.TodosestosintereseslellevaronaapreciardemaneraespecialeltrabajodeEdgarAllanPoe,quieninfluyfuertementeensusprimerashistorias,deatmsferamacabrayocultosmiedosqueacechanenlaoscuridad.EldescubrimientodeLovecraftdelashistoriasdeEdwardPlunkett,LordDunsany,llevsuliteraturaaunnuevonivel,resultandoenunaseriedefantasasquetomabanlugarenlatierradelossueos.Otrainspiracinprovinodeunafuenteinsospechada:losavancescientficosenreascomolabiologa,astronoma,geologayfsica,quereducanalserhumanoaalgoinsignificante,impotenteycondenadoenununiversomecnicoymaterialista,unpequesimopuntoenlavastedadinfinitadelcosmos. 11 EstolollevauntronooscuroconlacreacindeloqueeshoyllamadocomnmenteelMitodeCthulhu,unpantendedeidadesaliengenasextradimensionalesyhorroresquesealimentandelahumanidadyquetienentrazosdeantiguosmitosyleyendas.Sushistoriascrearonunodeloselementosdemayorinfluenciaenelgnerodelhorror:elNecronomicn,elescritosecretodelrabeAbdulAlhazred.ElimpactoylafortalezadelconceptodelmitohallevadoaalgunosaconcluirqueLovecraftbassutrabajoenmitospreexistentesyencreenciasocultistas.EdicionesapcrifasdelNecronomicntambinhansidopublicadasatravsdelosaos.

PAGE 12

VIENTOS ESTELARES Es la hora de la penumbra crepuscular, Casi siempre en otoo, cuando el viento estelar se precipita Por las calles altas de la colina, que aunque desiertas Muestran ya luces tempranas en cmodas habitaciones. Las hojas secas danzan con giros extraos y fantsticos, Y el humo de las chimeneas se arremolina con gracia etrea Siguiendo las geometras del espacio exterior, Mientras Fomalhaut se asoma por las brumas del Sur. sta es la hora en que los poetas lunticos saben Qu hongos brotan en Yugoth, y qu perfumes Y matices de flores, desconocidos en nuestros pobres Jardines terrestres, llenan los continentes de Nithon. Pero por cada sueo que nos traen estos vientos Nos arrebatan una docena de los nuestros! SIRENAS PORTUARIAS Por encima de viejos tejados y agujas desconchadas Las sirenas del puerto cantan durante toda la noche; Gargantas venidas de puertos extraos, de blancas playas lejanas Y ocanos fabulosos, concertadas en coros abigarrados. Ajenas unas a otras, no se conocen entre s, Pero todas, por obra de alguna fuerza oscuramente concentrada Desde abismos ensimismados ms all del curso del Zodiaco, Se funden en un misterioso zumbido csmico. A travs de vagos sueos organizan un desfile De formas an ms vagas, insinuaciones y visiones; Ecos de vacos exteriores e indicios sutiles De cosas que ni ellas mismas pueden definir. Y siempre en ese coro, tenuamente entreveradas, Captamos algunas notas que ningn buque terrenal emiti jams. 12 NYARLATHOTEP Y al fin vino del interior de Egipto El extrao Oscuro ante el que se inclinaban los fells; Silencioso, descarnado, enigmticamente altivo Y envuelto en telas rojas como las llamas del sol poniente. A su alrededor se apretaban las masas, ansiosas de sus rdenes, Pero al marcharse no podan repetir lo que haban oido; Mientras por las naciones se propagaba la pavorosa noticia De que las bestias salvajes le seguan lamindole las manos. Pronto comenz en el mar un nacimiento pernicioso; Tierras olvidadas con agujas de oro cubiertas de algas; Se abri el suelo y auroras furiosas se abatieron Sobre las estremecidas ciudadelas de los hombres. Entonces, aplastando lo que haba moldeado por juego, El Caos idiota barri el polvo de la Tierra. AZATHOTH El demonio me llev por el vaco sin sentido Ms all de los brillantes enjambres del espacio dimensional, Hasta que no se extendi ante m ni tiempo ni materia Sino slo el Caos, sin forma ni lugar. All el inmenso Seor de Todo murmuraba en la oscuridad Cosas que haba soado pero que no poda entender, Mientras a su lado murcilagos informes se agitaban y revoloteaban En vrtices idiotas atravesados por haces de luz. Bailaban locamente al tenue comps gimiente De una flauta cascada que sostena una zarpa monstruosa, De donde brotaban las ondas sin objeto que al mezclarse al azar Dictan a cada frgil cosmos su ley eterna. "Yo soy Su mensajero", dijo el demonio, Mientras golpeaba con desprecio la cabeza de su Amo.

PAGE 13

ROBERT E. HOWARD EL CAMINO DE LOS REYES Cuando era un gran guerrero, resonaban Los tambores en mi honor. El pueblo esparca polvo de oro ante Los cascos de mi caballo. Ms ahora que soy rey, la gente murmura a mi paso con disgusto. Y temo hallar veneno en mi copa, y recibir una cuchillada por la espalda. Reluciente concha de una vieja mentira, Fbula de derechos divinos, T ganaste tu corona por herencia, Pero la sangre fue el precio de la ma. El trono que yo obtuve con sangre y sudor, Por Crom, que jams lo vender, Ni por un valle lleno de oro, ni ante la Amenaza de los fuegos del infierno. Qu se yo de los usos cultos, del lujo, de sutilezas y mentiras? Yo, que nac en una tierra inhspita Y que fui amamantado bajo el cielo. El lenguaje sutil, la astucia, todo fracasa Cuando cantan las espadas. Venid a morir, perros. Sabed que fui un hombre, Antes de ser rey. 13 Robert Ervin Howard (22 de enero de 1906 11 de junio de 1936) fue un escritor de aventuras histricas y fantsticas, publicadas principalmente en la revista Weird Tales en los aos 1930. Naci en Peaster, Texas (Estados Unidos). Escribi historias de varios gneros, pero su creacin ms importante es Conan, cuya primera aparicin fue en El Fnix en la espada, publicado por primera vez en diciembre de 1932. Fue probablemente para este personaje para quien Howard escribi sus mejores pginas. Algunos otros de los personajes de Howard son el rey Kull de Atlantis, el aventurero puritano ingls Solomon Kane y el jefe picto Bran Mak Morn, que lucha contra la invasin romana en Britania.

PAGE 14

Adems cre a la guerrera Red Sonya (o Sonia la Roja), aunque la mayora de los aficionados la conocen de distinta manera a como la concibi, dado que este personaje, originalmente escrito para un relato histricamente situado en el siglo XVI, fue incluido en el universo de los cmics de Conan de los aos 70. Adems de los personajes de Mak Morn, Kane o Sonya, escribi otras ficciones histricas. Por ejemplo, su historia Las puertas del imperio involucra a un personaje ficticio con las luchas de Shirkuh, Shawar y Amalarico por el control de Egipto; la historia termina con una de las famosas batallas de Saladino en primavera de 1167. De su obra de horror, la ms destacada puede ser el cuento Palomos del Infierno, en el que trata el tema de los zombies y la magia negra del sur de Estados Unidos. Howard coincidi con otros autores de la poca como Lovecraft y Clark Ashton Smith, que influyeron de alguna manera en su obra en lo que vino en llamarse el Crculo de Lovecraft. As, los protagonistas de algunos relatos de Howard llegan a encontrarse con las criaturas ideadas por Lovecraft y viceversa. El 11 de junio de 1936, se dispar en la cabeza con un Colt calibre 38. Muri a las cuatro de ese mismo da y su madre falleci al da siguiente. Compartieron funeral el 14 de junio y ambos fueron enterrados en el cementerio de Greenleaf en Brownwood. 14

PAGE 15

ClarkAshtonSmith DESDE LAS CRIPTAS DE LA MEMORIA (FROM THE CRYPTS OF MEMORY) Traduccin de Emanuel Bailo Eones y eones atrs, en una poca cuyos maravillosos mundos han desaparecido, y cuyos poderosos soles ahora son menos que sombra, moraba yo en una estrella cuyo curso, cayendo de los altos cielos sin retorno del pasado, penda justo al borde del abismo en el cual, segn afirmaban los astrnomos, su ciclo inmemorial encontrara un oscuro y desastroso fin. 15 Ah, extraa era esa estrella olvidada en las profundidades, ms extraa que ningn sueo que haya asaltado a los soadores de las esferas del presente, o que ninguna visin que haya flotado sobre los visionarios en su mirada retrospectiva hacia los pasados siderales! All, a travs de ciclos de una historia cuyos amontonados anales inscriptos en bronce estaban ms all de toda tabulacin posible, los muertos haban llegado a sobrepasar infinitamente en nmero a los vivos. Y construidos en una piedra que era indestructible salvo en la furia de soles, sus ciudades se levantaban junto a las de los vivos como las prodigiosas metrpolis de los Titanes, con muros que ensombrecan a todas las tierras circundantes. Y por encima de todo penda la negra bveda fnebre de los crpticos cielos: una cpula de sombras infinitas, donde el lgubre sol, suspendido como una enorme y solitaria lmpara, iluminaba poco y, apartando su fuego del rostro del indisoluble ter, proyectaba slo tenues y desesperados rayos sobre los vagos y remotos horizontes y amortajaba los ilimitados paisajes de esas tierras visionarias.

PAGE 16

ramos un pueblo sombro, secreto y afligido, nosotros, los que morbamos bajo ese cielo de eterno ocaso ante el cual se recortaban las siluetas de los encumbrados sepulcros y obeliscos del pasado. En nuestra sangre corra el fro de la noche antigua del tiempo, y nuestro pulso languideca con una reptante presciencia de la lentitud del Leteo. Sobre nuestros patios y campos, como invisibles e indolentes vampiros surgidos de mausoleos, se elevaban y fluctuaban las negras horas, con alas que destilaban una malfica debilidad producto del oscuro dolor y la desesperacin de muertos siglos. Los mismos cielos se hallaban cargados de opresin, y respirbamos bajo ellos como en un sepulcro, sellado para siempre con toda su estancacin de corrupcin y lenta decadencia, y con tinieblas impenetrables salvo para los agitados gusanos. En sombras vivamos, y ambamos como en sueos, como en los vagos y msticos sueos que se ciernen sobre los ltimos lmites del insondable reposo. Sentamos por nuestras mujeres, con su plida y espectral belleza, el mismo deseo que los muertos acaso sienten por las fantasmagricas azucenas de los prados del Hades. Pasbamos nuestros das vagando por entre las ruinas de solitarias e inmemoriales ciudades, cuyos palacios de calado cobre, al igual que sus calles abiertas entre largas filas de esculpidos obeliscos dorados, se vean sombros y mrbidos bajo la luz muerta, o yacan sumergidos para siempre en mares de inmvil sombra; ciudades cuyos vastos templos de hierro preservaban an su lobreguez de primordiales misterio y horror, y desde donde las esculturas de dioses siglos atrs olvidados miraban con ojos inalterables el cielo vaco de esperanza, y vean la noche ulterior, el olvido final. Lnguidamente cuidbamos de nuestros jardines, cuyas grises azucenas ocultaban un necromntico perfume que tena el poder de evocarnos los muertos y espectrales sueos del pasado. O, errando a lo largo de campos de perenne otoo, del color de la ceniza, buscbamos las raras y msticas inmortales, de sombras hojas y plidos ptalos, que florecan bajo sauces de exanges follajes similares a velos; o llorbamos bajo un dulce roco de nepente, junto al fluyente silencio de aguas aquernticas. Y uno tras otro fuimos muriendo, y nos perdimos en el polvo del tiempo acumulado. Y slo veamos a los aos como una lenta sucesin de sombras, y a la muerte como el ceder del ocaso ante la noche. LA ANTIGUA BSQUEDA (THE ANCIENT QUEST) Oh estrellas gigantes, nacidas de luz eterna, Oh llamas aladas con que el vaco est sembrado, Como terribles profetas de un Dios desconocido, Vosotras dictis la ley en medio de la luz! Si tan slo tuviramos visin para ver y comprender, Vuestros incontables fuegos seran como un lenguaje difano Que nos revelara aquello que hemos perseguido intilmente; La bsqueda terminara. Oh juveniles mundos, cuyo vuelo de alas fatigadas Escala ansiosamente la empinada e interminable profundidad! Oh arrugados planetas que oscuramente reptis Por rbitas hundidas en la noche! 16 De igual modo vacilis en la tiniebla incesante Que envuelve la verdad inmortal que tal vez no encontris;

PAGE 17

De igual modo ante vosotros los ardientes soles estn ciegos Y la luz puede no alumbrar. Pues la Vida cuyos ojos sedientos de Dios llegue a ver La verdad sublime manifestada en las estrellas, Debe mirar con visin inmutable como el Tiempo, Extensa como el Infinito. Traduccin: Pedro J. Lpez Quintana 17 Clark Ashton Smith (13 de enero de 1893 14 de agosto de 1961) fue un poeta, escultor, pintor y escritor de cuentos de fantasa, terror y ciencia ficcin. Naci en Long Valley, California. Fue recordado principalmente por su obra literaria y por la amistad que comparti con Lovecraft de 1922 hasta 1937, ao en que Lovecraft muri; durante ese perodo particip en Los Mitos de Cthulhu. Smith, Lovecraft y Robert E. Howard fueron los colaboradores ms importantes de la revista pulp Weird Tales. Smith pas casi toda su vida en la pequea localidad de Auburn, California, viviendo en una cabaa con sus padres. Los tres formaban una familia pobre de clase trabajadora. Su educacin fue muy limitada, slo fue a la escuela ocho aos en los que realiz la primaria. Nunca estuvo en el Instituto. A pesar de todo continu estudiando en soledad despus de dejar la escuela, aprendiendo francs y espaol, y gracias a su memoria fotogrfica pudo hacer acopio de una cantidad de conocimientos asombrosa a partir de muchas lecturas, en las que se incluan varias enciclopedias y diccionarios. Empez a escribir historias a la edad de once aos y dos de ellas, The Sword of Zagan y The Black Diamonds, han sido editadas recientemente. La Edad Media, Las mil y una noches, los Hermanos Grimm y Edgar Allan Poe fueron las influencias ms importantes de sus primeros cuentos. En su juventud Smith fue el protegido del poeta de San Francisco George Sterling al que conoci durante la lectura de uno de sus poemas en el Auburn Monday Night Club, donde Smith declamaba sus poemas con mucho xito. Sterling le ayud a publicar su primer volumen de poesas: The Star-Treader and Other Poems, con diecinueve aos. The Star-Treader fue valorado muy positivamente por la crtica. Cuando public su segundo volumen de poesa, Ebony and Cristal, en 1922, recibi la carta de un fan: H. P. Lovecraft. A partir de esta carta se inici su amistad, que dur 15 aos sin apenas verse en persona. Smith fue realmente pobre casi toda su vida y tuvo que trabajar de innumerables oficios para poder comer y mantener a su familia: Recoger fruta, cortar madera, albailera... Smith public casi todos sus libros de poesa antes de 1925, adems de los dos mencionados anteriormente tambin public Odes and Sonnets (1918) y Sandalwood (1925). De 1926 a 1935 escribi la mayor parte de sus cuentos dentro de los Mitos de Cthulhu, inspirado por H. P. Lovecraft. Algunas criaturas de su invencin son: Aforgomon, Rlim-Shaikorth, Mordiggian, Tsathoggua, el brujo de Eibon y muchos otros. Adems de escribir cuentos para los Mitos de Cthulhu tambin particip (o cre) en otros muchos ciclos mitolgicos: Averoigne, Hyperborea (de Robert E. Howard), Marte, Poseidonis, Xiccarph y Zothique. Las historias situadas en Zothique pertenecen al subgnero de la Tierra Moribunda. Sus cuentos aparecieron en numerosas revistas pulp de la poca, de las ms a las menos importantes: Weird Tales, Strange Tales, Astounding Stories, Stirring Science Stories y Wonder Stories. A partir de 1935 su inters por la literatura empieza a decaer y dedica la mayor parte de su tiempo a la escultura.

PAGE 18

VENDRN LLUVIAS SUAVES SARA TEASDALE Vendrn lluvias suaves y olores de la tierra, y golondrinas que girarn con brillante sonido; y ranas que cantarn de noche en los estanques y ciruelos de tembloroso blanco, y petirrojos que vestirn plumas de fuego y silbarn en los alambres de las cercas; y nadie sabr nada de la guerra, a nadie le interesar que haya terminado. A nadie le importar, ni a los pjaros ni a los rboles, si la humanidad se destruye totalmente; y la misma primavera, al despertarse al alba apenas sabr que hemos desaparecido. 18 Sara Teasdale (8 agosto 1884 a 29 enero 1933), fue una gran poetisa lrica norteamericana. Naci en San Louis, Missouri. Su primer poema se public en el Reedy's Mirror un peridico local, en 1907. Sufri de mala salud durante casi toda su vida, y slo a los 9 aos estuvo lo suficientemente bien como para comenzar la escuela. En 1898 comenz a asistir a Mara Instituto, pero cambi rpidamente a Hosmer Hall en 1899, donde termin en 1903. Su primera coleccin de poemas Sonnets to Duse and Other Poems fue publicado ese mismo ao. Su segunda coleccin de poemas, Helena de Troya y otros poemas, fue publicado en 1911. Fue bien recibida por la crtica, que elogi a su dominio lrico y su temtica romntica. A estos le seguiran Rivers to the Sea, de 1915 y Love Songs, de 1918, que gan tres premios, entre ellos el Pulitzer y el premio anual de la Sociedad Americana de Poesa. En 1933, ella se suicid con una sobredosis de pastillas para dormir. El poema que aqu presentamos, There Will Come Soft Rains ", que aparece en su coleccin Flame and Shadow de 1920, inspir y aparece ntegro en un clebre cuento, del mismo ttulo, de Ray Bradbury

PAGE 19

Margaret Atwood POEMA NOCTURNO No hay nada que temer, es slo el viento que ahora sopla hacia el este, es slo tu padre..........el trueno tu madre..........la lluvia En este pas de agua con su luna ocre y hmeda como un champin, sus muones ahogados y sus pjaros largos que nadan, donde crece el musgo por todo el tronco de los rboles y tu sombra no es tu sombra sino un reflejo, tus padres verdaderos desaparecen al bajar la cortina y quedamos los otros, los sumergidos del lago con nuestras cabezas de oscuridad de pie ahora y en silencio junto a tu cama... Venimos a arroparte con lana roja, con nuestras lgrimas y susurros distantes. Te meces en los brazos de la lluvia, 19

PAGE 20

el arca fra de tu sueo, mientras aguardamos, tu padre y madre nocturnos, con las manos heladas y una linterna muerta, sabiendo que somos solamente las sombras vacilantes que proyecta una vela, en este eco que oirs veinte aos ms tarde. De "Two -Headed Poems" (1978) QUEMA DE LECHUZAS Unos centmetros ms abajo se acaba el suelo como puerta con cerrojo. Una helada dura y adis lo no cosechado. Con qu derecho chupa una vieja las negras races, el rojo jugo que deben ser para los nios? Practicaba la magia, claro est. Cuando se tiene tanta hambre hacen falta garfios y garras. A medianoche retena el aliento, descruzaba los dedos y le salan plumas de lechuza por todo el cuerpo, como moho en la carne, slo que ms rpido. Yo misma la vi cazando ratones a la luz de la luna, silenciosa como la sombra de la mano que proyecta una vela. Buen disfraz, sin embargo la reconoc al da siguiente por la pluma blanca en el pelo. Ardi muy bien, grasa gorda al fuego, con grises gritos, devolviendo al aire lo que nos quit mientras nos resecaba. Podra haberse salvado con su voz de lechuza blanca, pero antes le cortamos ciertas partes para que no volase, como los dedos, esas alas secretas... La miramos arder hasta el hueso, y nos emborrachamos despus. Su corazn nos sirvi de brasa para reavivar la lumbre. As es nuestra cultura, nada que les importe a ustedes, gente de pies suaves que ignoran lo que es vivir pegados a la piedra. 20

PAGE 21

De Morning in the Burned House (1995) LA SOLEDAD DEL HISTORIADOR BLICO Confiese que a usted lo que le alarma es mi profesin, motivo por el que pocos me invitan a cenar, -aunque Dios sabe que me esfuerzo por no dar miedo, que el corte de mis trajes es sensato huelo a lavanda, acudo al peluquero, y no presumo de crines de profeta, con serpientes y todo, por no alarmar a los ms jvenes. Si hago girar las rbitas y farfullo a veces, si me aferro a mi corazn y grito de pavor como actriz de tercera en escena demente, lo hago en la intimidad, sin ms testigo que el espejo del cuarto de bao. Por regla general, estoy de acuerdo: no deben las mujeres contemplar la guerra, ni sopesar sus tcticas con nimo imparcial, ni evitar la palabra enemigo, ni ver ambos bandos sin decantarse por uno. Pero s deberan marchar por la paz o repartir blancas plumas como premio al valor; s deberan ensartarse en las bayonetas para proteger a los cros -cuyos crneos de todos modos sern destrozadosy ahorcarse de sus propios cabellos tras ser violadas una y otra vez: son funciones sas que inspiran paz y tranquilidad, como tambin tranquiliza verlas tejiendo calcetines para los soldados, subindoles la moral, y llorando a los muertos (hijos, amantes, etctera, todos los nios asesinados). Sin embargo, ahora dir algo franco y rotundo, nada amable. que espero se tome en serio, La verdad no suele ser bien recibida, -sobre todo a la hora del almuerzoaunque provenga de un profesional tan experto como yo. 21 Me ocupo del coraje y de las atrocidades y las contemplo sin condenarlas; escribo las cosas tal como ocurrieron, con mxima precisin en los recuerdos,

PAGE 22

sin preguntar por qu, ya que casi da igual. Las guerras ocurren porque sus iniciadores creen en la victoria. Dormido, sueo con cierta grandeza con campos que los vikingos abandonan para irse a saquear y matar unos meses al ao, como chiquillos que salen de caza cargados de esplendor regresan los que en la vida real fueron labriegosy con musulmanes que luchan contra cruzados y cimitarras que cortan seda en el aire haciendo que torres enteras de armadura se desplomen y es la lucha del fuego contra el hierro o de lo romntico contra lo banal, como dira algn poeta. Pero al despertar, ms lcido, s bien que no hay monstruos (a pesar de la propaganda, ningn monstruo que al final pueda enterrarse; que si se acaba con uno, inventarn otro la radio y las circunstancias). Cranme si les digo que ejrcitos enteros rezaron con fervor toda la noche, y los mataron igual. Suele vencer la brutalidad y hay hazaas fruto de dispositivos y de mecanismos como el radar. A veces, como en las Termpilas, cuenta el valor o tener la razn aunque a fin de cuentas el victorioso, por tradicin, decide qu es virtud. Hombres hay que se inmolan por el bien de los otros, que explotan como granadas de vsceras: loable, sin duda... Crenme que tambin el clera y las ratas y las patatas (o su caresta) ganaron muchas guerras. De nada sirve (aunque impresione, claro) poner tanta medalla al pecho de los muertos. ...Las grandes hazaas me deprimen. Al servicio de la investigacin muchos campos de batalla recorr plagados de minas y de huesos, an hmedos por la pulpa de cadveres, campos que al llegar la primavera reverdecieron sitios debidamente reseados... 22

PAGE 23

Tristes ngeles marmreos guardan como gallinas los nidos de hierba donde nada se incuba (ngeles que, segn el ngulo de la cmara, podemos llamar vulgares o implacables) y en sus portalones aparece mucho la palabra gloria. De todos esos sitios, lgicamente (porque soy tan humano como ustedes) corto siempre una o dos florecillas, para hacerme un souvenir, prensadas por la Biblia del hotel que me hospeda. ...Les ruego que no me pidan una declaracin, mis artes son la tctica y la estadstica; slo dir que por cada ao "de paz" hay cuatrocientos de guerra. MargaretAtwood/ Traduccin de Amparo Arrspide 23 Margaret Eleanor Atwood (1939), poeta y novelista canadiense. Nacida en Ottawa, estudi en las universidades de Toronto, en el Radcliffe College y en la Universidad de Harvard. Empez a escribir muy joven, y public sus primeros poemas cuando tena 19 aos. Su primer libro de poesa, Double Persephone, apareci en 1961. Continu escribiendo mientras enseaba Literatura inglesa en diversas universidades canadienses, entre 1964 y 1972, y mientras trabajaba como lectora en la Universidad de Toronto, entre 1972 y 1973. Obtuvo reconocimiento internacional con la publicacin de su primera novela La mujer comestible (1969), a la que siguieron muchas otras, como Resurgir (1972), Doa Orculo (1976), Life Before Man (1979), Ojo de gato (1988), La novia ladrona (1993) y Alias Grace (1996). Aunque algunas de sus obras han sido calificadas de feministas (vese Feminismo) por parte de la crtica, Atwood seala que ella empez a ocuparse de asuntos como la llegada a la madurez de las mujeres a los 50 aos y de los cambios de los papeles de los sexos antes de que estos temas fueran popularizados por el movimiento feminista. La respuesta crtica a los libros de poemas de Atwood fue favorable, en especial con Juegos de poder (1971) y You Are Happy (1974). The Circle Game (1966) gan el Premio del Gobernador General de Canad en el apartado de poesa, como ocurri en el apartado de narrativa con El cuento de la criada (1985). Una coleccin de sus relatos, Wilderness Tips, se public en 1991. El conjunto de su obra fue premiado con el Premio internacional del Welsh Arts Council's (1982). En 2000 obtuvo el prestigioso Premio Booker por su novela El asesino ciego y en 2003 public la novela de carcter futurista Oryx y Crake.

PAGE 24

ACERCA DE LA POESA DE CIENCIA FICCIN Suzette Haden Elgin Hablando de apasionadas controversias: la poesa de ciencia ficcin es una de las peores. Ah est el problema de cmo definir algo como un poema, en primer lugar, por no hablar de la definicin de la poesa de ciencia ficcin como un subgnero de la poesa en general. La gran pregunta, suponiendo que uno tiene las definiciones seguras, es este: Un gran poema tiene el mismo valor literario que un gran cuento, una gran novela o una gran pelcula? Un gran poema tiene tanto valor para el mundo? En teora, la respuesta tiene que ser s, no cabe duda. En la prctica, sin embargo, eso significara que alguien que escribiera un gran poema de ciencia ficcin tendra el mismo estatuto, y se beneficiara de todas las ventajas igual a la persona que escribi Cntico para Leibowitz o [aqu puede insertar el ttulo de cualquier cuento o novela o pelcula de ciencia ficcin que considere grande] En este momento un torbellino de protestas se levanta desde los rincones del mundo, trayendo las objeciones que podemos resumir ms o menos as: "Espere un minuto! En primer lugar, no hay grandes poemas de CF, e incluso si los hubiera, nadie va a leerlos! Ciertamente, nadie va a pagar nada por ellos! Y en el segundo y tercer lugar, eso no es justo! Hace falta tal vez quince minutos para escribir un poema, tiene usted alguna idea de cunto tiempo se necesita para escribir una novela??? . Esta es una triste y vieja historia, s, y este no es el lugar para remarcarlo una vez ms. Baste decir que fue porque estaba tan triste la historia que fund la Asociacin de Poesa de Ciencia Ficcin, para que hubiera por lo menos algn lugar de esta tierra, donde un puado de personas interesadas en el tema podra ponerse en contacto unos con otros y compartir sus pensamientos y sus poemas. La definicin es una barrera monstruosa. Existen estantes enteros de libros cuyo tema es "la manera de definir la poesa"; vamos a agitar una varita mgica, de la misma forma en que estamos siempre agitando el traductor universal de los cuentos. (Y para el mismo propsito: sigamos adelante con las cosas.) Supongamos que alguien ha definido "un poema" de manera adecuada. Entonces, cmo podemos definir un poema de ciencia ficcin? Supongamos que escribo: "Las estrellas de Venus brillaban entre nosotros." Es un poema de ciencia ficcin? Bueno, por qu no? Cmo se excluye? Yo estara dispuesto a aceptar su juicio de que es muy malo lo que sea ello, pero te desafo a encontrar una manera de demostrar que no es un poema de ciencia ficcin. 24 Me pareci que en el campo de la poesa de ciencia ficcin se haca muy necesario el rigor (la calidad que hace que la CF dura sea dura), de modo que hubiera una manera de defender y abogar por su valor literario. La gente mira las pinturas abstractas de Picasso y la capacidad que tiene un nio de 6 aos de hacer eso mismo pero Picasso podra poner un lpiz sobre una hoja de papel y dibujar un caballo magnficamente realista (o cualquier cosa que usted le pida) con una sola lnea, sin levantar el lpiz del papel. Eso es rigor. Debido a que podra hacerlo si quisiera, tambin podra romper todas las reglas si quisiera, y es justo.

PAGE 25

Yo deseaba que la poesa de CF primero demostrara que poda hacer las cosas con rigor, y despus si quera volar que por lo menos fuera posible sealar el punto de un trabajo riguroso y decir: "Cuando los poetas de CF lo desean, pueden escribir as, lo han demostrado, y ahora tienen el derecho de romper las reglas". As que asum "poema" como se defina, y propuse que un poema de cf era aquel que tena dos partes: una parte de ciencia, y una parte de ficcin, narrativa. Al igual que los proyectos ms grandiosos, el mo no poda ir muy lejos, los poetas de CF me refutaron a corto plazo. Pero todava creo que fue, y que vale la pena intentarlo. Aqu vengo con dos poemas uno corto y otro largo, y espero que ustedes sean tolerantes escritos con la intencin de que conozcan mi propuesta de definicin, de modo que puedan ver lo que tena en mente. Si los poemas son buenos o malos es irrelevante, aunque tengo la esperanza de que estn competentemente hechos; dejar que ustedes juzguen. Ambos tienen de ciencia, ambos tienen de ficcin. Folleto de la sala de Cuidados Intensivos: 2081 "Emerson ha escrito que el poeta es el nico mdico verdadero. Yo le creo, pues el poeta, sin el impedimento de la palabra con la que el resto de nosotros estamos afligidos, mira, registra, diagnostica, y profetiza". Richard Selzer; Mortal Lessons, page 16 Usted quedar muy complacido al conocer : que hoy tenemos terapeutas para proveer el impedimento bendito la lengua, atada en un nudo y atados decentemente los cordones de nervios. Hoy, temprano, nos encontramos cambiados de paal, anidados, antes de que los cerebros estn irremediablemente infestados con imgenes, que hoy en da, pueden ser testeadas, hecho el diagnstico, el remedio aplicado antes de que el veneno se extienda. Nuestro orgullo est justificado la poesa era un suicidio lento y doloroso. No ms de esas gotas de humedad y vida rosada. Ahora aplicamos el torniquete de la prosa Y soportamos la tortura de la verdad antes de que fluya. Salmo a un Poder Superior 25 "Vamos a la cocina, tiramos el peridico sobre la mesa, y que vemos? Una gran multitud de pequeas criaturas que huyen para salvar sus vidas. ... Aqu en la mesa de la cocina se agitan, se revuelven y tratan desesperadamente de huir hasta el otro lado". David Bodanis, writing of house hold bacteria on page 20 of The Secret House.

PAGE 26

Santsimo, Usted, el de las matemticas sagradas: Creo que todos lo olvidan. Creo que cuando decimos "un Poder Superior" hemos olvidado por completo lo que eso significa. Qu somos, se ha preguntado alguna vez, o que Usted debera estar consciente de nosotros? Y ese es precisamente el punto. El problema es de orden y grado; el problema es de alcance. Me levanto por la maana y froto mis ojos y voy a cepillarme los dientes. En las cavernas oscuras de mi boca los pequeos -que no han hecho nada malo -se retuercen, y caen, y mueren por cientos de miles. De repente, de la bruma de una maana de bano, estn atrapados en los campos de la muerte cuya cosecha son las palabras. Y mueren en su inocencia, en un instante, muertos por las duras cerdas y la espuma perfumada. Santsimo: Le dir la verdad terrible, slo por esta vez. No es que vaya a ofrecerle una reflexin cuidadosa. No me he sentado a considerar la difcil situacin de las bacterias. Yo no soy como Churchill agonizando sobre Coventry, la medicin de los condenados, unos pocos contra los muchos que podran ahorrarse. Yo no soy como Descartes, pateando perras embarazadas, seguro que a sus huesos no les importaba, no podan pensar, no tenan mente. No he concluido solemnemente, basado en una slida investigacin, que las bacterias no tienen conocimiento consciente no sienten dolor no se oponen a su sacrificio ni podra importarles menos No es as. No he pesado su bienestar en contra del mo propio o el de otros, intentar la cuadratura de m mismo. No he pensado con grave pesar que mis hijos dependen de m, y que yo no puedo ganarme la vida con una boca ftida. No es as. Aunque me gustara plantear estas excusas tan fciles, si soy llamado a rendir cuentas, la verdad es que las bacterias son tan diferentes a m, .. por tantas rdenes de magnitud significativa ... 26 Santsimo: nunca pienso en ellas en absoluto. Qu son, debo ser consciente de ellas?

PAGE 27

Bueno, son la vida, por lo que s, ellas tienen planes. Pero yo las masacro sin fin. Poniendo antispticos en las heridas. Vertiendo amonaco de botellas de plstico. Vertiendo cloro en piscinas de agua. Hago llover la muerte, y no soy consciente! Yo no soy consciente, Santsimo, en absoluto. Es una bacteria el color de la mantequilla derretida, bajo el microscopio, aturdido y dbil en las fauces de una gran molcula azul que slo puede ser agregada a ella por la prescripcin. Miro la fotografa sangrienta por casualidad, ya que me llam la atencin Justamente pasaba por all y siento compasin. (Me recuerda, aunque no tengan ojos, a las cras de foca.) Qu quejas plantean, y qu es el poder, nunca lo sabrn; "pero no puedo dejar de pensar: "Pobrecitas!" Estamos bajo el cielo y nos damos nuestros puetazos. Exigimos saber por qu nos han abandonado. Nos lisonjearnos. Santsimo: Piensa alguna vez en Somalia o el Sahel o del Sur del Bronx?: "Pobre!" tan poquita cosa? Santsimo: Tome conciencia de nosotros. Estamos agitndonos y giramos y nos revolvemos tratando de llegar desesperadamente hasta el otro lado. Suzette Haden Elgin (Missouri, EE UU, 1936) Escritora norteamericana de ciencia ficcin. Fundadora de la Science Fiction Poetry Association. Es considerada una figura importante en el espectro de un tipo de ciencia ficcin que se ocupa de construir nuevos universos de lenguaje. Elgin es tambin linguista y ha publicado artculos y ensayos, de los cuales el ms conocido es la serie de the Gentle Art of Verbal Self-Defense. 27

PAGE 28

BRIAN W. ALDISS ZIMMER No. 20 De La Patrie las glorias adornando escaleras se ven en los retratos de lienzo o tela rancia. Representan ejrcitos que luchan como fieras: para la Zimmer 20 carece de importancia. En esta cama bulle la lucha de las dudas. Ro seco y viejas sbanas: resulta familiar. La Zimmer 20 suelta carcajadas desnudas, Porque qu importancia le podra ella dar? Le hablara de mi infancia y en mi idioma materno, o bien con las plegarias antiguas de mi ta. Esta ciudad no es ms que el fondo del infierno, pero a la Zimmer 20... le ha importado algn da? Parece que a la Zimmer 20 le importa a veces. Las esclusas al agua de nuevo se abrirn de noche y dejarn en el ro ms heces. No son buenos catlicos en la ciudad podrida de Metz. Y el M`sieu se aferra a la bebida... Seguramente son mejor gente en Miln. 28 Tras las otras ventanas, neutralidad que miente. La de mi Zimmer 20 no se abre cuando salgo a empaar el cristal llorando amargamente. Quin es la Zimmer 20? Acaso me importa algo?

PAGE 29

SUEOS Tendidos bajo el finalizador del sueo enviamos seales invidentes a alguien que nos oye en la lejana Andrmeda. Enviamos seales repetidas a quienes nos escuchan en todas las Andrmedas esperando, temiendo respuestas. Mas all de las iluminadas avenidas, las autopistas mltiples del tiempo, el ayer se vomita como siempre a s mismo surcando el cerebro nervado hacia atrs, resonando por los huecos de antiguos sistemas de intervencin de lneas. Ritmos alfa, ritmos delta, trasmisiones oscuras tan antiguas como rocas convertidas en arena, bruscas como un chasquido Entre comunicados, otra forma de sueo recin inventada. Topiarios hacia arriba y hacia afuera; a travs de nuestros cuerpos opacos, planetarios, otros mensajes surgidos de los poros se emiten tambin en reversa por incgnitas bandas de frecuencias. Estas seales dbiles dimanan en nosotros en impulsos automticos para ser captadas en estrellas enanas blancas, recibidas en nebulosas, identificadas en otras galaxias como cuerpos oscuros que jams imaginamos hasta ahora. Y an entre todos los humanos ruidos nuestras formas, sus propios intereses, la luz del da atrs transmiten y el silencio. Cuando enfocas mis percepciones te leo? Mi riqueza forma parte 29 de tus dbiles seales. Mis visiones: el pecio de tu rbita.

PAGE 30

TIEMPO PUENTE EN LA CIVOCCID Alas criogenticas bordeando otra primavera graznando en la tundresierta pradira segndolo todo y se debilita la moneda de la sangre figuras encorvadas se templan en las explosiones posturas internas que no ceden a los gestos externos conocidos hierbajos que crecen en la nube de barro del hombre unidos por manosegundos en alto con la permaniebla del equinoccio en marcha la paradoja del crecer de la almendras amargas, verdes y torcidas. En las altas horas del Norte se arrastran lentamente corazones reptiles y giran las tensiones linfticas cuellos de viejos loros y leves graznando por visciones engramticas el celdebro jodido por la sueecesidad rechaza multilternativas que ha perdido, anagravas del ro que ha de or arrastrarse y dormitar cclicamente hacia un catarecodo muy lejano rodaguas flujantiguas maridensas masa y del delirio inundalvaje. (poemas tomados de la novela Barefoot in the head, de Brian Aldiss, 1969) Traduccin de Jess Gmez Garca 30 Brian Wilson Aldiss (1925), novelista, antologista y crtico ingls, uno de los mximos exponentes del gnero de ciencia ficcin. Naci en East Dereham, Norfolk, y a los doce aos se traslad a Devon. Estudi en varios internados, que detest, y entre 1943 y 1947 sirvi en el ejrcito en el Lejano Oriente. Mientras trabajaba como vendedor de libros en Oxford escribi Los diarios de Brightfount (1955). Su primera novela de ciencia ficcin, Non Stop, se public en 1958. En la dcada de 1960 colabor en la revista de Michael Moorcock, New Worlds. Sus obras de este periodo se caracterizan por el empleo de tcnicas vanguardistas (vase Vanguardias) y por un tratamiento abierto del sexo. Invernculo (1962) gan el Premio Hugo que concede la Sociedad Mundial de Ciencia Ficcin. A cabeza descalza (1969) relata el ataque de Kuwait a Europa con drogas psicodlicas. En la dcada de 1970, Aldiss explor las experiencias de un soldado joven en Birmania, en una serie de novelas reunidas con el ttulo de La saga de Horatio Stubbs. Frankenstein desencadenado (1973) es un reconocimiento a la contribucin de la famosa novela escrita por Mary Wollstonecraft Shelley, Frankenstein (1818), al gnero de ciencia ficcin. En la triloga pica Helliconia (1982-1985) aborda la historia de un sistema planetario entero. Aldiss ha escrito numerosas antologas, as como reseas habituales para las publicaciones The Times Literary Supplement, Guardian y The Washington Post. Es autor tambin de una historia de la ciencia ficcin, Mil millones de aos (1973). En 1998 public su autobiografa bajo el ttulo My Life as an Englishman.

PAGE 31

El manifiesto del haik de ciencia ficcin Una declaracin de principios (por Tom Brinck) El haik de ciencia ficcin constituye una forma de expresin poderosa y singular para la ciencia ficcin porque comprime en pocos versos toda la emocin de la agudeza humana, la tecnologa y la visin del futuro. El haik de ciencia ficcin es y no es haik. Se orienta por la inspiracin y muchos de los principios del haik; sin embargo, tiene su propio rumbo. Se desva, se expande y se libera del haik. En qu consiste el haik de ciencia ficcin? Es haik de ciencia ficcin toma su formato del haik internacional contemporneo. Un poema tpico de 3 versos que incluye aproximadamente 17 slabas. El tema es la ciencia ficcin. Su simplicidad persigue la expresin directa y la belleza. Este es una muestra representativa: La prxima vez que usted oiga los grillos que tocan el violn, mire hacia fuera a las minsculas naves espaciales. Yvonne Aburrow 31

PAGE 32

La vivencia del instante Aunque el haik de ciencia ficcin est dispuesto a experimentar y utilizar con flexibilidad las normas del haik, no obstante se inspira en el haik. Y como en el haik, el poeta busca transmitir la sensacin de la viviencia del instante: la captura del momento, lograr que el lector se sienta parte de lo que sucede. Esta vivencia del instante se puede lograr, por ejemplo, incorporando palabras que lleguen directamente a los sentidos: sonidos, olores, imgenes... Para buscar la expresin directa, el haik de ciencia ficcin le huye a los conceptos abstractos y a las metforas y describe en lugar de especular. Deja que la imaginacin del lector saque sus propias conclusiones: Esos pepinos quebradizos todava no plantados en Syrtis Cmo deseo uno! -Karen Anderson Brevedad Al igual que el haik, el haik de ciencia ficcin persigue la expresin concisa. Es breve y elegante. Lo normal es que contenga 17 slabas. El haik tradicional est compuesto por tres versos de 5,7, y 5 slabas respectivamente, lo que constituye una gua til; pero no necesariamente se debe seguir al pie de la letra. Se puede superar el lmite de 17 slabas si existe una buen razn. Se pueden utilizar menos slabas o menos versos con el fin de que el poema logre transmitir un mensaje. Terry Pratchett incluy el haiku siguiente de CF en su novela, El lado oscuro del sol( 1976). Escuche al desplome de las hojas en el otoo, la rotura violenta de las hojas cristalinas. Ciencia ficcin La temtica del haik tradicional es la naturaleza, la del haik de ciencia ficcin es la ciencia ficcin. No es necesario que se refiera a la naturaleza, aunque lo puede hacer. 32 El haik tradicional incluye una palabra que se refiere a la poca del ao: una palabra que alude a la estacin, as como la nieve alude al invierno y los tulipanes a la primavera. El haik de ciencia ficcin incluye una "palabra de ciencia" que evoca un escenario de la tecnologa o la ciencia ficcin: palabras como espacio, gentica, robot o lser. Todos los poemas deben hacer alusin a una idea de ciencia ficcin as como la expresin de los propios comentarios a dicha idea, el cual constituye tal vez el aspecto ms desafiante de la escritura de haiks de ciencia ficcin. Por lo general las palabras tcnicas contienen muchas slabas, tales como telepuerto, terraforme, extraterrestre o supernova. Este es un reto adicional para mantener la

PAGE 33

concisin del poema, debido a que esto nos deja con muy pocas slabas disponibles para terminarlo. Una de tales palabras difciles es por ejemplo "cmara de hibernacin": La compuerta de la cmara de hibernacin se cierra Mi sueo se llena De tu recuerdo. James Palmer Existen unos cuantos enfoques para enfrentar este desafo: Se permite sobrepasar el lmite de 17 slabas, sobretodo cuando el tema exige incluir un trmino tcnico complejo como metamorfosis, el cual se lleva 5 slabas, sin embargo esto se debe evitar. Se debe buscar un sustituto para las palabras muy largas (por ejemplo, robot por androide); sin embargo, no lo haga si hacerlo significa que se afecta de modo significativo la claridad o se altera la atmsfera del poema. Algunas veces el haik de ciencia ficcin se puede escribir en sucesin. En los primeros (pocos) se puede expresar la idea de ciencia ficcin, a la cual simplemente se alude en los poemas que le siguen. Sin embargo, cada poema debe tener su independencia si por lo menos se conoce el contexto. Agudeza humana Tal vez uno de los aspectos ms fascinantes de la ciencia ficcin es la forma en que nos brinda una profunda agudeza sobre la condicin humana, a pesar de que el tema que trate sean los computadores o los aliengenas. Como no se limita a lo tangible, el haik de ciencia ficcin nos permite una exploracin de los pensamientos y los sentimientos de los personajes dentro del poema: Los veo llegar El cielo matinal se llena de naves negras El terror atenaza el alma Jill Becker Otros ejemplos de haikus de ciencia ficcin Ms all de los protectores muros de acero, el vaco y la glida muerte me aguardan. 33 Jennifer D'Agostino

PAGE 34

El sonido ms solitario del universo lo produce el ltimo latido de corazn Brenda Lee Eccles Lluvias de mayo, mi mejor amigo se oxida. Greg Pass Preciosas, las estrellas a travs de estos ojos prestados. Graham Huesmann Final de ao... dentro de m estos huevos sin reventar Yuri Doy a luz y el beb me toma en sus brazos con delicadeza Darren Greer En el borde del agujero negro la indecisin me precipita dentro Todd Hoff Mil millones de rompecabezas armados... la inmortalidad comienza a aburrirme Armando Ibarra 34

PAGE 35

CRONOLOGA DE LA POESA DE CIENCIA FICCIN LATINOAMERICANA 1 1896: Silva, Jos Asuncin. Futura (Colombia) 1917 Torri, Julio. La conquista de la Luna y Era un pas pobre. Ensayos y poemas (Mxico) 1918: Nervo, Amado. El gran viaje (Mxico) 1963: Belli, Carlos Germn. Oh hada ciberntica (Per) 1963: Camacho Fahsen, Cristina. Siderales, poemas (Guatemala) 1964 Hurtado, scar. La ciudad muerta de Korad (Cuba) 1966. Marechal, Leopoldo. El poema de robot (Argentina.) 1967: Cardona Pea, Alfredo.Recreo sobre la ciencia ficcin (poema pico). (Mxico) 1968: Bajarla, Juan-Jacobo. Canto a la destruccin (Argentina) 1977: Elissalde, Enrique. Ciencipoemas: la computadora dijo basta Uruguay 1979: Camacho Fahsen, Cristina. Espacio (Guatemala). 1985: Camacho Fahsen, Cristina. Cosmoalma (Guatemala). 1990: Camacho Fahsen, Cristina. Dimensin futura 1996: Bajarla, Juan-Jacobo. Poema de la creacin. (Argentina) 1996: Camacho Fahsen, Cristina. Poesa sideral (Guatemala) 35 2001: Camacho Fahsen, Cristina. Profundidad sidrea (Guatemala). 1 Nuestro prximo Qubit estar dedicado por completo a la poesa fantstica y de cf escritas en Cuba. Por ello no se incluyen en esta lista, con la excepcin de nuestro primer libro de poemas de CF, La Ciudad muerta de Korad, escrito por Oscar Hurtado.

PAGE 36

ESTRELLAS QUE ENTRE LO SOMBRO... Jos Asuncin Silva Estrellas que entre lo sombro De lo ignorado y de lo inmenso, Asemejis en el vaco Jirones plidos de incienso, Nebulosas que ardis tan lejos En el infinito que aterra, Que slo alcanza los reflejos De vuestra luz hasta la tierra, Astros que en abismos ignotos Derramis resplandores vagos, Constelaciones que en remotos Tiempos adoraron los Magos, Millones de mundos lejanos, Flores de fantstico broche, Islas claras en los ocanos Sin fin ni fondo de la noche, Estrellas, luces pensativas! Estrellas, pupilas inciertas! Por qu os callis si estis vivas Y por qu alumbris si estis muertas?... 36 Jos Asuncin Silva (1865-1896), poeta colombiano, cuya vida apasionante y trgica le sirvi de tema para desarrollar la obra ms ambiciosa de la poesa colombiana que marc el trnsito entre el romanticismo y el modernismo. Su carcter decadente, espritu aristocrtico y visin pesimista de la vida hacen que los metros, temas y estilos adquiridos se transformen en algo propio en lo que ya es difcil hablar de influencias claras. Temas constantes de sus obras son los asuntos morbosos, los lamentos de amor, cargados de alusiones erticas, cuyo objeto principal es su hermana muerta. En general, el sesgo de su poesa es sombro y tiene un sostenido carcter de elega, pues alude con frecuencia a personas difuntas, a tumbas y fantasmas, muy en la lnea de otro de sus modelos, el estadounidense Edgar Allan Poe.

PAGE 37

YO ESTABA EN EL ESPACIO Amado Nervo Yo estaba en el espacio. En qu punto? Quin sabe! El espacio es un circulo cuyo centro se halla en todas partes y su circunferencia en ninguna. Yo estaba en alma y carne en el espacio, libre y poderoso como un ngel. En mi torno bogaban las estrellas, las estrellas gigantes, como una imponderable flota de oro incendiada, en un mar imponderable. Recuerdo de dos soles, verde el uno y el otro blanco ; errantes el uno eternamente en pos del otro, buscndose los dos sin encontrarse. 37 Qu esmeralda! Qu diamante! Qu milagro de blancuras impolutas! Qu prodigio de verdes ideales! Recuerdo de un cometa enorme, de verdosas tenuidades, cuya cauda tena la forma de un alfanje y que, bohemio sideral, cruzaba ingrvido las noches inmutables, sembrando acaso grmenes de vida en planetas distantes... Y recuerdo de un sol sin sistema, solitario coloso radiante, que alumbraba tan solo el vaco, como fuego ya intil, que arde. Y recuerdo de soles extintos, que en siniestro enjambre arrastraban sus negros planetas en donde pensaron las humanidades. Sus negros planetas helados! Sus negros planetas cadveres!

PAGE 38

Oh! no s como estoy vivo ahora Me olvid de mis temores despus de ese viaje ante aquella portentosa No s cmo me atrevo escribirlo! visin y cual mariposa Rojo padre Dante, que enloquecen los fulgores, t no viste las cosas tremendas Quise mis alas quemar que me fue dado ver, rojo Padre! en el inmenso crisol, en su pos quise volar Surgi una voz de pronto, que me dijo : Detente! Mas ay! al irlo intentar ya haba pasado el sol! (Surgi dentro de mi alma, porque el espacio es mudo) Y me detuve lleno de horrores y mi mente Un dios misterioso y fuerte, quiso exhalarse en una plegaria, mas no pudo. que, como juglar divino, en el ter se divierte, lanza y recibe con tino Detente, un sol avanza por su rbita. Pudiera sus enjambres de cometas, de soles y de planetas, cruzarse con tu ruta la lnea misteriosa en perenne torbellino. que sigue, y como pluma que cae en una hoguera, Y a tales juegos y a tal como perla de mbar, como gota de cera, torbellino, la ilusin fundir tu cuerpo en esa fotosfera espantosa! de un ingls original llam la Ley de atraccin de atraccin universal. La estrella, en tanto, creca y a medida que avanzaba Mas yo que ese juego vi, el infinito invada yo que al juglar admir, y se desredondeaba raro canto le ofrec, en tremendas explosiones ms raro libro pens. en inmensas convulsiones, y yo, vindola inmvil estaba. Y el canto lo traigo aqu! Y el libro lo escribir! Pronto mi ngulo visual fue a la estrella tangencial y apreci la mole aquella: Cuan terrible, mas cuan bella! Tomado de En voz Baja (1909) Oh, cuan bella era la estrella, roja dalia sideral! 38 Amado Nervo (1870-1919), poeta, novelista, periodista y ensayista mexicano, afiliado en sus comienzos al modernismo, evolucion hacia el misticismo con una poesa de enorme contenido espiritual. Nervo fue una personalidad marcada por la bsqueda obsesiva de Dios y por la preocupacin de establecer una relacin con la naturaleza de corte mstico trascendente. Su religiosidad le llev a apartarse del modernismo para encontrar una va propia teida de pantesmo y fervor religioso, que algunos de sus coetneos consideraron anacrnica. Su exuberancia religiosa la manifest en obras como Los jardines interiores (1905), que anuncia libros de serena intimidad, como En voz baja (1909), Serenidad (1914), Elevacin (1917) y Plenitud (1918). Pero la obra por la que Amado Nervo es recordado y ledo todava con gran inters es La amada inmvil (1922), publicada pstumamente, inspirada en la muerte de Ana Daillez, mujer a la que el poeta am en vida. Tambin escribi ensayos, como Juana de Asbaje (1910), en torno a la figura de la poetisa mexicana sor Juana Ins de la Cruz. Nervo muri en Uruguay y sus restos fueron conducidos a Mxico, donde recibieron sepultura en la Rotonda de los Hombres Ilustres.

PAGE 39

EL POEMA DE ROBOT LEOPOLDO MARECHAL 1 El ingeniero de Robot; se dijo: "Hagamos a Robot a nuestra imagen y nuestra semejanza". Y compuso a Robot, cierta noche de hierro, bajo el signo del hierro y en usinas ms tristes que un parto mineral. Sobre sus pies de alambre la Electrnica, ciendo los laureles robados a una musa, lo amamant en sus pechos agrios de logaritmos. Pienso en mi alma: "El hombre que construye a Robot necesita primero ser un Robot l mismo, vale decir podarse y desvestirse de todo su misterio primordial". Robot es un imbcil atorado de fichas, hijo de un padre zurdo y una madre sin rosas. 2 39 No es bajo el soplo de la indignacin que refiero esta historia sucia como el uranio. Yo no mat a Robot con la sal de la ira, sino con los puales de la ecuanimidad. No me gusta el furor que se calza de viento slo para barrer golondrinas y hojas: el furor es amable si responde a un teorema serio como Pitgoras. Yo viv en una charca de batracios prudentes y sonoros en su limo. Cierta vez pas un guila sobre nuestras cabezas, y todos opinaron: "Ese vuelo no existe". Yo me qued admirando la excelsitud del guila, y constru motores de volar. Los batracios dijeron: "Es orgullo". Les respond: "Batracios, la ma es altivez". El orgullo es un flato del Yo separativo, mas la altivez declara su propia elevacin. 3

PAGE 40

Y aqu estoy, agradable de aforismos, tal un rbol que empuja sus yemas reventonas. La casa de Robot est en el polo contrario del enigma, y el que a Robot destruye vuelve a mirar el rostro perdido de. la ciencia. Yo fui un ser como todos los que nacen de vientre: rosa ms rosa menos, era igual mi niez a todas las que gritan o han gritado junto a ros cordiales. Un da mis tutores, fieles a la Didctica, me confiaron al arte de Robot. Mis tutores murieron: eran santos idiotas. Yo he regado sus tumbas con yoduro de sodio 4 Pensando en el astuto cerebro de la Industria, Robot era un brillante pedagogo sin hiel, un conjunto de piezas anatmicas imitadas en cobre y en tungsteno. Su cabeza especiosa de vlvulas y filtros y su pecho habitado por un gran corazn (obra de cien piedades fotoelctricas) hacan que Robot usase un alma de mil quinientos voltios. En rigor, era nulo su intelecto y ajena su terrible voluntad. Pero Robot, mirado en sus cabales, era un hijo brutal de la memoria, y un archivista loco, respondiendo a botones o teclas numerados por la triste cordura. 5 A los que se deleitan con vistosos retratos les dir que sin duda Robot no era un Adonis. Visto de frente y con el ojo alerta, pareca una cruza de marciano y reloj; y visto de perfil, su hermosura era igual a la de un ciclotrn en vendimia de istopos. No obstante lo que ms impona en Robot era su honradez inexorable? una honradez fundida y niquelada por demiurgos envueltos en iones y sigilo. 6 Podra ser que atentos a mi ultima estrofa, se dijesen algunos que aliviano el poema con las fciles plumas de la comicidad. Advierto yo a esos hroes que naufragan en el bacn lujoso de Aristteles, que mi poema es trgico y risible como un final de siglo. La risa visceral de la Comedia no ha de ser inferior a los hipos del Drama. Si lo cmico nace de cierta privacin, lmite o quebradura de algn ser, todo lo que se instala fuera del Gran Principio ya es cmico en alguna medida razonable. La muerte de Robot me ha dictado sentencias que ya dir a su tiempo y en lugar exactos; pues escandalizar a los mayores tambin es evanglico. Desde que yo, el aeda, perpetr mi laudable quemazn, de teoras y cisnes literarios, no se aburren las Musas, y el poema recobra su abnegada vocacin de apresar lo decible y lo indecible. 7 40 A Robot entregaron mi puericia, y en esa hora solloz un arcngel y se ri un demonio Yo lo ignoraba entonces, como es justo, pues en la gloria de Robot no hay ngeles ni demonologas en su infierno, sino la exaltacin o la tristeza del tomo de hidrgeno. Se daba por sentado que yo era el Gran Vaco y era Robot la Grande Plenitud. De modo tal que abriendo la espita de Robot:, llenaba mi vaco con la ciencia ms pura, segn la ley alentadora de los vasos comunicantes. Los verdores del alma, sus trascendentes plumas y toda irradiacin que no registren los contadores Geiger eran para Robot y sus profetas o un abolido ensueo de calvas teologales o las divagaciones del mono progresista con

PAGE 41

que soaba Darwin midiendo calaveras. Y as la Didascalia se dorma feliz en su ostentosa cama de bronce y palosanto. 8 Mi primer incidente con Robot (y el que abra en mi alma la gran desavenencia que termin en un crimen de piadosa factura) sucedi cuando el noble pedagogo me dictaba el Factor de Cohesin de los ncleos estables e inestables. A los que todava sin grilletes van del apio a la rosa, bellos como almirantes; a los que an entregan a la emocin del viento una risa pentecostal en la salud del Cristo vivo; a todos esos "raros" que an perfuman el cosmos digo lo siguiente: La Fsica Nuclear suelta el olor de los gases livianos de la Tabla Peridica; y ese olor, al obrar en un alma sensible, nos da el precipitado de la Melancola. No es bueno descender a la materia sin agarrar primero los tobillos del ngel: Einstein, el matemtico, se libr del abismo porque midi la noche con el arco de un violn pitagrico. 9 Digo que ante la frgil estructura del helio, del nen y del argn, una tristeza mineral oscureci mi entendimiento: cierta nostalgia de claveles o de pichones exaltados. Y sobre las costillas de Robot solloc largamente. Robot, atento, consult sus fichas, y en el agua increble de mis ojos vio un absurdo licuado. Luego, juicioso, evapor mis lgrimas a ciento veinte grados Fahrenheit. 10 Pero las estaciones discurran en circuitos vivientes que Robot mensuraba con el dos pi por radio, Y en cierta primavera, golondrinas del norte me trajeron un signo de su polo. Se me cuaj de yemas el rbol de la sangre, y un himno, todava en sus embriones, exigi de mi lengua no se que navidad. Oprim los teclados de Robot: le pregunt la tcnica y substancia con que armar obedientes aparatos de msica. Inquir de su numen si er fcil encordar a los pjaros del ter, o agujerear las caas y ponerles registros, o hacer con el metal de las usinas percusin y sonido que fuesen ms all de su nmero atmico. Solcito a la urgencia de mi alma, Robot hizo marchar su fongrafo interno, y o la sinfona que habitaba su trax: era un largo ulular de corrientes magnticas a travs de cien filtros y cien tubos de Geissler. Y al escucharle, vi que parta el esto y cerraban sus labios todas las azucenas. 11 41 Ms tarde, cuando al fin hube redo sobre la ya desecha carcasa de Robot, entend una verdad cuya justicia me pareci un elogio de todas las balanzas. A medida que pierde o niega el hombre sus instrumentos de la inteleccin, se recata y mezquina la natura en su franco esplendor inteligible. Si negaras al ngel su posibilidad, te ha de esconder el ngel su pluma voladora. De tal modo, la rosa que miraba David no es la rosa que hoy mira la botnica. Y eso no est en la ciencia de Robot, sino en la epifana de su muerte.

PAGE 42

12 La dictadura fcil de Robot ya no lograba en mi los humores del llanto, sino la sequedad indubitable que reina en un satlite desprovisto de atmsfera. Una ganga silcea fue rodeando mi ser en el curso de un Tiempo medido hasta lo intil. Y en mi conciencia de relojera una felicidad bien aceitada se instal con el aire seguro de las diosas. Mas, de pronto, no se que flechero imprevisto desgarr mi cubierta. Y, justamente, fue cuando Amarylis entr en el perigeo de mi gravitacin. 13 Bien s que al slo nombre de Amarylis rechinan los filosos dientes de la Mecnica. Su exaltacin en Virgo me pareci tan bella como la luz que descubra Newton al recibir un golpe de manzana en el crneo. Ante mis ojos nuevos, Amarylis era el mltiplo exacto de la rosa, y sus pechos galaxias, donde mundos posibles ardan ya en fusin de protones y nardos. A mi ver, su ecuador o su cintura delimitaba en ella dos limpios hemisferios entregados a un baile de mazorcas. Amarylis habl, y enriquecan las orejas del viento; Amarylis danzaba, y al golpe de su pie saltaron las agujas del sismgrafo. 14 Borracho con las uvas de mi amada, le declar a Robot mis experiencias. Le di a entender que el flanco de Amarylis era la pieza justa que calzaba en mi flanco, segn la ingeniera. Le jur por el muslo venerable de Euclides que al integrar con ella los miembros de una ecuacin dorada, pona yo a la tierra en su equilibrio, y toda medicin era un canto al Demiurgo. Y Robot escuchaba con el aire prudente de un sordo a la deriva. Luego me dio su fallo inapelable y me justific por las hormonas. 15 No culpar a Robot de su oficio tremendo: si fue pulcro y brutal como una tuerca, debe imputarse al numen que lo pari sin llanto. En verdad, Amarylis era la poesa, y falleci de prosa natural. Yo la enterr y compuse un epitafio que dice lo siguiente: "Aqu yace un ensueo ms real que los cuatro electrones del berilio". Despus volv a la usina de Robot y a sus mutilaciones estudiadas. 16 42 En adelante se me fue aclarando la diablica esencia de Robot: oculto tras las hojas de parra de la Industria, era la imitacin de un demonio perfecto. La Demonologa como ciencia ya no deslumbra el ojo de pardos bachilleres. Al cuervo prestigioso de la Duda sucede ahora el ganso de la Incredulidad. Y a favor de las cegueras que calcul el Abismo, se destapa la olla por abajo y el cielo, arriba, obstruye las acequias. Es til, por lo tanto, conocer a un demonio, segn la ontologa que aprendieron los grandes. 17

PAGE 43

Un demonio, en la Historia Natural, es objeto de ciencia, como el tomo, aunque se opongan en el signo de sus valores absolutos. El tomo, en las lneas ascendentes del ser, construye y magnifica la expansin ontolgica; y el demonio, en la lnea descendente, ya toca la frontera de su ser con la nada. Pero lo ms notable de un demonio es que disfraza y cubre su vaco con la exterioridad de un aparato lleno de trucos y vistosidades. En el fondo, tal era la traza de Robot: era el "no ser" disimulado con mil astucias de ingeniero. Y siendo yo un alumno de Robot el Vaco, me forzaron tambin a la ciencia y conciencia de una bien redondeada vacuidad. 18 No sin temblor del alma nuevamente aprendida, recuerdo yo la hora en que mi ser, por entre los resquicios de su trama exterior, pudo ver las costillas de su propio desierto. En su atomizacin de las arenas y en su locura de la dispersin, el desierto es la imagen terrible del Abismo, y es el polo contrario de la Gracia que todo lo concentra en la unidad. Ahora bien, el desierto pide y corre al desierto, segn ya lo ensearon las juiciosas Escrituras. Y, por ser yo un desierto, me fui de las usinas y abandon la casa de Robot. Me lanc a los eriales, con el taln en fuga de un mdano aventado. 19 Cuarenta das recorr el desierto, antes de la Visin y de su fruta. El nmero cuarenta es el que rige la mortificacin y el retorno al Principio. Si excedes el cuarenta o no lo alcanzas, empezaras de nuevo tu contabilidad. Y has de seguir el orden "regresivo que usan los disfrazados astronautas. Porque sabrs que todas las empresas de altura caminan de; lo mltiple a lo uno. Si no temiese yo violentar el poema, te alabara el cero de la Gran Beatitud; no el cero de Robot, instalado en la nada, sino el que magnifica la plenitud del Todo. Y quien me pone ahora en este juego de santas aritmticas? Yo meda el desierto, y era slo un desierto que pisaba el desierto. 20 Mas, en su hora y su lugar exactos, apareci ante m no s yo qu figura semejante al aspecto del hombre (y no lo era). Entre civil y militar, su flanco derecho recoga ya las plumas vibrantes (que as se pliega el ala de un halcn en reposo) y su costado izquierdo revesta las piezas de no s qu armadura forjada en oricalco. El Hombre (y no lo era) me pareca un genio que demoraba el ojo y el quehacer entre la exaltacin y un combate previsto. Si su mano derecha lanzaba los perfumes, en su izquierda naca ya un olor astringente de futuras matanzas. Y yo lo vi de pie sobre las dunas, y me observaba el Hombre (y no lo era). 21 43 Me pregunt mi nombre: yo lo haba olvidado. La ruta que segua en los eriales inquiri, y mi silencio le contaba el vaco: en la Edad de Robot ya no importan los nombres y una ruta es asfalto que se piensa en quilmetros. Y no le habl, y el Hombre preguntaba, y entend que lo haca pro formula tan slo. Pues no ignoraba l ni mi

PAGE 44

nombre olvidado ni mi ruta perdida, como si los leyera de toda la eternidad en algn libro abierto delante de sus ojos. Y preguntaba el Hombre, y no le habl. 22 Tras de lo cual el Hombre me tom de la mano y me condujo sobre las arenas a una regin o sitio no espacial donde un rbol ergua su mstil absoluto. Un rbol slo yergue su columna, y es una ubicacin y no un Espacio. Y puesto yo debajo de la copa frutal, advert que llova desde sus espesuras un relente de oro (no es un rbol comn), y que: voces tremendas, junto al rbol, cantaban un idioma semejante a la risa y al elogio fundidos, como si all recin el silencio afirmara su msica posible (no es un rbol cualquiera). 23 Y yo, la hechura de Robot, al pie de un rbol que llova y que cantaba, pude observar en m los efectos que siguen: El relente del rbol empap mis tejidos, abland mis tendones, osaturas y mdulas, y renov el azufre de mi sangre y el fsforo quemado de mis nervios. En simultaneidad, el idioma del rbol suscit mis retoos del alma y sus potencias: en el mun de un pie vi formarse otro pie y un ala nueva en el mun de un ala. 24 Por fin, ya restaurado en estructuras, goc de mi flamante primavera con sus hojas y vinos, ignoro cuantos das: es un acontecer y no es un Tiempo, s es una ubicacin y no un Espacio. Hasta que me gan la inquietud amorosa de regresar al orbe de Robot y al planisferio de sus mutilados, con el solo designio de llevar a la usina mi leccin y experiencia de la Gracia. Y desande mi va en el desierto, con el taln liviano y el alma sin roturas. Pero ya meditaba la muerte de Robot, segn un plan cruel en su justicia. Entonces, de camino, recog en el erial un puado de arena. 25 Digo que al enfrentarme con Robot yo haba calculado los dos riesgos que siguen: uno, el de las preguntas contenciosas que iran al fichero de su caja interior; y otro, el de su dialctica infernal, tendiente a promover y medir el vaco. Por lo cual, en presencia de Robot, y cuando el pedagogo ya iniciaba el discurso, yo le arroj a la boca mi puado de arena. Se oy en los mecanismos internos de Robot un estallar de alambre y vlvulas heridos: trastabill un instante sobre sus pies tozudos y al fin se desplom con fragores de lata. Despus, con un martillo, lo reduje a fragmentos y sobre su chatarra bail piadosamente. 44 26 Aquella danza ma no fue un acto de triunfo, sino un gesto ritual. Porque la muerte de Robot no es bella, sino feliz por su aleccionamiento. No digo ms ahora que logr mi equilibrio: ya estoy en el deslinde peligroso de la sublimidad con el absurdo. Si doy un

PAGE 45

paso al frente, me asumir la luz, y si lo doy atrs volver a la tiniebla. Por eso guardo la inmovilidad que me reprochan hoy los aventados. La muerte injusta de un insecto perturbara mi balanza. Y si escrib el Poema de Robot, no fue tras un reclamo de la literatura, sino con la pasin de alertar a los hombres que pueblan el infierno de Robot y en la materia crasa de sus laboratorios han sospechado un lustre de metales alqumicos. Gloria al Seor, paz del Seor. Amn. 45 Leopoldo Marechal (1900-1970), escritor argentino. Fue maestro de primeras letras y director de Bellas Artes. Hizo un par de viajes a Europa, antes y despus de la II Guerra Mundial, colabor en las revistas literarias de las vanguardias de la dcada de 1920, manifestando siempre su fe catlica y simpatizando con el movimiento fundado por Juan Domingo Pern. Su poesa se inicia en el ultrasmo, cultivando el verso libre en poemarios como Los aguiluchos (1922) y Das como flechas (1926). Luego evolucion hacia una forma de clasicismo, volviendo a los modelos del siglo de Oro espaol: Odas para el hombre y la mujer (1929), Cinco poemas australes (1937) y, sobre todo, en Laberinto de amor (1936), El centauro (1940), Sonetos a Sophia (1940) y Heptmeron (1966). Vase Soneto y Romance. Marechal ha explicado sus convicciones estticas y polticas, que provienen del escolasticismo, en Descenso y ascenso del alma por la belleza (1939) y en Autopsia de Creso (1965). Tambin ha dejado obras de teatro donde trata mitos clsicos en clave moderna: Antgona Vlez (1951) y Las tres caras de Venus (1966). Su obra ms singular es una extensa novela, Adn Buenosayres (1948), que ocurre en tres das en una Buenos Aires cotidiana que se convierte en un infierno, donde se encuentran huellas de Dante Alighieri y James Joyce. El uso combinado del habla callejera, las figuras clsicas y la potica de vanguardia le dan un perfil muy acusado y particular. Otras novelas suyas como El banquete de Severo Arcngelo (1965) y Megafn o la guerra (1970) tambin se insertan en su mitologa bonaerense, segn palabras de Julio Cortzar.

PAGE 46

Juan-Jacobo Bajarla (Argentina) POEMA DE LA CREACIN 1. Suceso ciberntico El da an era noche en el tomo. Cruja en el signo y se mova arrastrando los bloques de silencio que la edad haba sepultado. T eras ya el anuncio de una bacteria que buscaba otra bacteria, un sonido que yo desteja para fundar el equilibrio. No haba abajo ni arriba. Lo que estaba a la izquierda estaba a la derecha y en todas partes. El centro era todos los centros en un crculo que buscaba los nmeros. Mov una idea. La palabra movi la noche, y la oscuridad la luz. Las aguas se bordaron en el da y un pez inici la rebelin de sus aletas. 46 Avanz por la lnea enardecida que separ la muerte de la no-muerte el silencio del sonido.

PAGE 47

Despus encend las estrellas las galaxias los cusares profundos que iluminaban los tomos para que el cosmos se expandiera. Te di una mujer para adornarte una clave para alimentar tu pensamiento las formas por hacer que dorman en mi mano la luz que caa desde un prpado que avanzaba en la noche donde yo y la eternidad ramos un mutismo enfurecido la imaginacin que creca en los lmites la materia que soaba. Despus puse un signo en tu lengua y el sonido resplandeci. Puse decibeles para crecer en la extensin protones invisibles devorados por el quark una columna de tomos donde descansaba la fuerza que traa de la profundidad. Puse el fuego en tus ojos la eternidad en tu cintura el mando en tu voz la idea de una llama que avanzaba en tu sangre y perforaba el pensamiento. Eras una partcula que ya no se arrastraba y ganaba altura una garra que caa en aluvin y recoga el universo en la caja de un sueo donde danzaban los espectros de otras estrellas aplastadas en rbitas enmohecidas, un tentculo que enredaba los mundos habitados para decirse el vencedor una gota de sangre para ahogar la esperanza un navo que acumulaba el espacio curvado lleno de parbolas que jams se tocaban un hilo que se enredaba en el rictus y dibujaba una palabra para telegrafiar a la muerte. Pero Einstein haba dicho que la materia es energa, y el Genio al pescador, que despus del tercer siglo destruira al que lo sacara del abismo, y Gilgamesh, que haba perdido la hierba de la vida por causa de la serpiente, y Batharly el Apcrifo, que las galaxias eran cmulos colricos donde flotaban los espectros que amanecan en el vino planetario, y yo a ti, que la eternidad es una redoma que se vaca a cada instante 47

PAGE 48

colocada en el olvido. Pero tu garra se deslizaba levantando tumbas cruces de luz que borraban el pasado palabras llenas de timbres que aniquilaban el futuro. 2. Suceso Heraclteo Ped el Libro para inscribir las hazaas. La primera: Hars el amor. Y slo brot el odio. Las rbitas espaciales se llenaron de ojos muertos. La segunda: No mentirs. Y brot la estafa. El hombre cont sus huesos y sus nervios y los puso en la balanza para venderlos. La tercera: No caers en la idolatra. Y al da siguiente levantaste un cdigo de signos en el que cada cifra era una boca sin entraas. El hombre se convirti en un nmero que andaba. La cuarta: No robars. Y estall la ausencia. El pan que te di para vivir se deslizaba en el corazn de las hienas. La quinta: Le dars una mano al necesitado. Y tus dedos se llenaron de garfios. La sexta: No traicionars al amigo. Y al da siguiente tus deseos avanzaban en el vientre de la mujer. El planeta era una matriz donde las bacterias competan con el hombre. La sptima: No construirs atades. Y se encendieron los semforos negros sobre el vaco. La luz era un cono que recoga las palabras. 48 La octava: No dividirs. Y en seguida instauraste los colores.

PAGE 49

Las razas extrajeron sus imgenes de un espejo multiplicado. La novena: No violentars tu cuerpo. Y al da siguiente el cansancio pari las invenciones, y la pereza, la inteligencia artificial. Las larvas fueron el filtro que codificaba el sexo, que accionaba el placer en pequeos puntos cuyas antenas alzaban el deseo de viejas computadoras que geman. La dcima: No matars. Y nacieron la ambicin, el desprecio, la alienacin y la destruccin. Los tomos copularon en vulvas de hierro que giraban hacia mundos pulverizados. Perdieron sus ncleos y cayeron en cadena enlazando imgenes esqueletos que colgaban de sus nmeros fotones de otras partculas que fundan el futuro con el pasado sin memoria. Juan-Jacobo Bajarla es poeta, cuentista, ensayista, novelista y dramaturgo. Naci en Buenos Aires el 5 de octubre de 1914. Bajarla fue uno de los introductores del vanguardismo en la Argentina. Entre 1948 y 1956 dirigi la revista Contempornea y form parte del Movimiento de Arte Concreto-Invencin. Recibi numerosos premios y distinciones, entre los que cabe destacar la Faja de Honor de la Sociedad Argentina de Escritores (1962), el Mystery Magazine Ellery Queen's (1964), el Konex de Platino (1984), el Premio Municipal de Teatro (1962), el Premio del Fondo Nacional de las Artes (1962) y el Premio Boris Vian (1996). Sus cuentos, una estructura en la que se mezclan lo fantstico, la ciencia-ficcin y la metafsica, integran varias antologas. Como dramaturgo escribi y estren La Esfinge (1955), Pierrot (1956), Las troyanas (1956), La billetera del Diablo (1969). Su drama Monteagudo (1962) obtuvo diversas distinciones. Escribe novelas policiales con el seudnimo de John J. Batharly, entre las que debemos mencionar Los nmeros de la muerte (1972) y El endemoniado Sr. Rosetti (1977). Considerado en su calidad de narrador, Leopoldo Marechal llam a Bajarda "zologo de la monstruosidad". Hopkins, desde Berkeley, dijo que "sus mquinas del tiempo dejan de ser instrumentos mecnicos para convertirse en dimensiones metafsicas". Su libro de poesa La Gorgona (1953) fue traducido al alemn y sobre dicha traduccin Esteban Eitler compuso Msica Dodecafnica, estrenada en Bruselas, en 1954. Fue colaborador del diario Clarn y actualmente colabora en La Nacin, La Gaceta de Tucumn, La Prensa y otros diarios de la Argentina. Es actualmente vicepresidente de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE). 49

PAGE 50

Carlos Germn Belli (Per) Oh Hada Ciberntica... Oh Hada Ciberntica Cundo hars que los huesos de mis manos se muevan alegremente para escribir al fin lo que yo desee a la hora que me venga en gana y los encajes de mis rganos secretos tengan facciones sosegadas en las ltimas horas del da mientras la sangre circule como un blsamo a lo largo de mi cuerpo. Carlos Germn Belli De su libro Dentro & Fuera (1960) 50 Carlos Germn Belli: (1927), uno de los ms importantes poetas peruanos e hispanoamericanos del siglo XX. Naci en Lima, Per. Su primer libro, breve cuaderno titulado simplemente Poemas (Lima, 1958), pas desapercibido para la mayora, pero los pocos que lo leyeron pudieron advertir la extraeza de su voz y la voluntad de ruptura con el lenguaje potico entonces vigente. En obras como Oh Hada Ciberntica! (1962), El pie sobre el cuello (1964) y Por el monte abajo (1966) encontramos una visin exasperada de la vida humana, rasgos de humor negro, una diccin lrica reducida a una queja primaria y desolada. Su parodia del lenguaje literario clsico intenta una sntesis explosiva que incorpora niveles discursivos heterogneos y un sentimiento de asfixia y horror. Sus obras posteriores confirman o ahondan, con variantes, esa perturbadora fusin de elementos poticos y antipoticos: Sextinas y otros poemas (1970), En alabanza del bolo alimenticio (1979) y Canciones y otros poemas (1982) reciben mayor atencin crtica y difunden su nombre en distintas partes del continente. Los motivos recurrentes son la alienacin, la privacin fsica, la humillacin de saberse discriminado o marginado por un sistema rgido de clases y poderes inhumanos. Entre sus obras ms recientes estn Salve, spes! (2000), En las hospitalarias estrofas (2001) y La miscelnea ntima (2003).

PAGE 51

Cristina Camacho Fahsen (Guatemala) LEDH 9 I Bajo la curva dorada del Sol veo tu silueta que crece y se agiganta volvindose infinita. Eres todo y lo llenas todo, tu mente gobierna materia y vacio, se extiende donde ya no hay nada. Eres energia centellante aumentada por el paso de los siglos, fuerza viva que ha estado alli desde que comenz el tiempo. Nuevos sistemas de mundos han surgido, miles de generaciones han pasado pero tu sigues imperturbable bajo la curva dorada del sol llenando todo lo existente, magnetizando al Universo, altivo, poderoso, inalterable. II Inalterable ante el dolor y ante la muerte, ante el grito de angustia, ante el por qu de la existencia. No son doctos tus Sacerdotes al decir que estamos solos en el firmamento, que estamos libres en este planeta-crcel en el que llevamos aunque no lo quieran nuestro ancestro de simios a cuestas. Inalterable, siempre inalterable, ante si mismo, ante todo. Eres anti-materia? Anti-vacio? Es qu no existes y nuestro pensamiento 51 no tiene eco en tu energia? III Se que soy parte de Ti y me conmuevo ante lo pequeo,

PAGE 52

ante el dolor, ante lo inconmensurable, por tanto, la respuesta nace en mi, crece, grita, se agiganta bajo la curva dorada del Sol; se vuelve fuerza que perdura con la tuya y la de todo ser viviente. Sea que eres como eres: Altivo, poderoso, inalterable, vives en mi con toda tu potencia total, con lo ms pequeo de cada tomo y si es que el secreto de existir se descubre despues de la muerte, acepto tu dominio incomprensible y creo en Ti global y matemticamente. (Tomado del libro POESIA SIDERAL, marzo 1996 Cristina Camacho Fahsen. (21 nov 1940). Poetisa y pintora de originales dotes intelectuales. Representa en Guatemala el gnero literario de la ciencia ficcin. Tanto la temtica de su poesa como de su pintura ha sido el espacio estelar y las profundidades de las galaxias en los confines del Universo. Por su singular percepcin potica es considerada por la crtica literaria, exponente fiel de la eco poesa. De los pocos guatemaltecos que cultivan simultneamente con xito dos ramas artsticas: Pintura y potica. Adems de aficionada a la Astronoma, es periodista y promotora cultural de la Municipalidad de la ciudad de Guatemala. Su poesa ha sido editada en Antologas, revistas y peridicos literarios de Guatemala, Mxico, Reino Unido, Brasil y Japn. Es considerada como una de las poetisas ms sobresalientes de la Guatemala del siglo XX. 52

PAGE 53

AntonioMoraVelez (Colombia) SIRIO Tu luz se filtr por las ranuras del pasado Y dej las huellas de otros tiempos En la cmara real del gran atlante Los dogones de Africa Te presintieron doble En las filigranas de su ancestro Tus dos caras esconden los misterios De uno de tus pueblos destruido Y la odisea de las mil naves Y el hallazgo de este erial en uno de los brazos de Amaltea Pocos saben Que la semilla de tu exilio germin En La Tierra de los simios Y que tus hijos, los gigantes -ignorando tu grandeza--An te miran con los ojos del sueo 53 Antonio Mora Vlez, escritor colombiano de ciencia ficcin ha publicado recientemente un poemario titulado "Los Caminantes del cielo". La obra ha sido bien recibida por la crtica colombiana y contiene poemas "apocalpticos, csmicos, antrpicos y mticos" segn definicin del propio autor. Mora Vlez es autor de los libros de cuentos "Glitza" (1979) "El juicio de los dioses" (1982) y "Lorna es una mujer" (1986) y del libro de ensayos "Ciencia ficcin: el humanismo de hoy". Sus cuentos han sido antologados en "Joyas de la CF" (La Habana, Editorial Gente Nueva, 1989) "Cuatro Autores de CF: Asimov, Bradbury, Samiatin y Mora Vlez" (Bogot, Editorial Magisterio, 1988) y "Contemporneos del porvenir, 1 antologa de la CF colombiana" por Ren Rebetez (Bogot, Editorial Planeta, 2000), obra esta ltima de la que dimos cuenta en una noticia anterior. Antonio Mora Velez naci en Barranquilla (Colombia) el 14 de julio de 1942. Reside actualmente en Sincelejo (Sucre, Colombia) desde 1993. Es considerado uno de los pioneros de la CF en su pas. Para algunos de sus compatriotas, sus mejores textos son los cuentos "Los Ejecutores", "Diez de plata" y "A imagen y semejanza"

PAGE 54

J. Javier Arnau (Espaa) EL BASTIN (Tomado de su libro Paisajes de Ciencia Ficcin) Desde mi atalaya observo los movimientos de la ciudad. Pequeos holorrobots recorren las calles cuando las corporaciones duermen, buscan su sitio en la Gran Ciudad de nen y plexigls de vapores de realidad y servorecuerdos. Una humanidad distante les ha dado la espalda. El ltimo Bastin, la Atalaya que domina y persevera en la ciudad, donde las Megacorporaciones airean sus sueos, planean recuerdos descansan en la encrucijada del que todo lo ve. La marcha del Tiempo, a regiones Ignotas, de firme sustento, ha acabado con las consecuencias: nadie es responsable de sus actos nadie es causa de sus efectos a nadie le arrastra la corriente. La Atalaya marca el fin ltimo de la marcha de los robots con su sueo de humanidad, Humanidad que march con el Tiempo. Recuerdos por llegar en holobandejas de mecanismos frustrados 54 e iridiscentes batallas buscando el fin ltimo, donde las Megacorporaciones lanzan andanadas eternas de Holorobots construidos por otros robots

PAGE 55

y por otros robots. Porque el Tiempo hace tiempo que march a regiones Ignotas. La Ciudad Eterna duerme, las fbricas se sientan y observan a la Atalaya, al Bastin ltimo de Plexinen y recuerdos mecanizados, desde donde observo sin descanso el movimiento del Tiempo fluyendo por las venas de las Corporaciones, por los fluidos de los robots, por la senda de los recuerdos. Las fbricas me observan, como yo observo a sus sirvientes, almas de metal, listas para el fin ltimo con su sueo de una humanidad que les abandon a sus propias batallas de sueos de nen, recuerdos frustrados y Atalayas de Observacin. Es el Fin ltimo. J. Javier Arnau Public en varias revistas, fanzines y peridicos subvencionados por Asociaciones y Ayuntamientos de la zona, e incluso la Generalitat Valenciana y la CEE. Tambin coedit, junto a su hermano Carlos con el que tiene pendiente la (auto)publicacin de un libro de relatos el fanzine Eclipse. Asimismo, escribi y dirigi para su propio grupo de Teatro Gestual, La Farola Apedre que estren tres obras, y fue guionista de un programa de TV local (Crnicas Urbanas). Con la entrada a Internet colabor en Cyberdark.net prcticamente desde su inicio, y ha publicado reseas, artculos, relatos, biografas, poesas y entrevistas en revistas, fanzines, ezines y pginas como Cyberdark.net, Pulsar, Alfa Eridiani, NGC3660, Efmero, Rock Sonora, C30, El Parnaso, La Pluma Nocturna, Fantasa y Ficcin, Abeir Toril o ANNLEA. Tiene pendiente de aparicin ms material en Necronomicn, Qliphoth o Tierras de Acero Magazine. Ha sido ganador de uno de los premios de Haikus convocados por Renfe. 55

PAGE 56

Micaela Romani (Argentina) Coplas por los das en que dictar el Apocalipsis I Desndese el ser, mostrando su vagina de hierro; exhibiendo cmo sus partes estn mecnicamente perfectas, intocables nunca cambian de identidad; permaneces frvolas y calmas como asechantes. Presionan contra los bordes ajustados por el tamao; futuristas. II Clonada y desnuda, dentro de un frasco con lquidos 56 espesos inodora y cautivante, decanta al fondo la belleza inquirida; caen cpsulas con sentimientos

PAGE 57

eferven* como el mismo mundo: autocatalco. Se salvar sola? Se salvara desnuda, y perfecta. III Antes del fin, ucronas caen de la mano talantes; ponen sugestivas del pasado las traen al presente; calmadas prohben su repeticin vencen los vencidos, siempre juegan los tmidos y ganan modestamente. IV Cataclismo sucumbe. En el fervor de la distopa le ha cambiado... Juan! El ultimo libro del Antiguo Testamento, arden sus paginas retrgradamente en fuegos cidos se desenvuelve y comienza. Lloran algunos, otros caen; mueren le temen al temor, no al dolor estn acostumbrados a sufrir. *eferven: lic. Potica: efervescer, har efervescencia. (Tomado dehttp://mikaromani.blogspot.com/) 57

PAGE 58

Dilogos por la luz de las estrellas TresenfoquesparaescribirPoesadeCienciaficcin. Suzette Haden [EsteensayofuepresentadocomoEstrofasporStarlightalaVida,elUniversoyelTodoenlaUniversidadBrighamYoungen1988yposteriormentesepublicen The LeadingEdge(enerode1989).UnaversinrevisadaaparecienlainnovadoracoleccindeensayosdePatrickD.Murphy,tituladaLapoticafantstica :Losestudiosenungneroenevolucin (NuevaYork:GreenwoodPress,1989).]Herevisadoligeramenteelensayooriginalyaadvariasnotasaclaratoriaspara StarShineandShadows.] DeacuerdoaSteveRasnicTem,lapoesadecienciaficcin,comolacienciaficcinensmisma,algunasvecessufre,bajolapretensindeunalargaydistinguidahistoria,quecrticosypoetasincluyanerrneamenteobrastandisparescomolaOdiseadeHomerooTheFourZoas.deWilliamBlake.Comoeditordela Antologa UmbraldelaPoesadeCienciaFiccin, Temrechazatalesafirmacionesexpansivas,observandoensuintroduccinquesoloincluyepoemasqueutilizanprincipalmentetemasreconociblesdecienciaficcin 58 Implcitoensudeclaracin,sinembargo,ytambinimplcitoenlacompilacindelaantologa,eselsupuestodequedichorganodelapoesa existe, quelospoemasdeSF pueden distinguirsedeotrospoemas,yque son decalidadsuficienteparasoportarunanlisis,unainspeccinminuciosay,enltimainstancia,proporcionarplacer.

PAGE 59

Enelextremoopuesto,sinembargo,estnaquellosqueargumentannosolocontralapoesadeCFcomounaformaindependiente,sinotambinyentrminosmsamplios,contralapoesafantsticaengeneral. TzvetanTodorov,unodelostericospionerosdelfantstico,secentraenlosaspectosestructurales en Lo fantstico:unenfoqueestructuralaungneroliterario,haciendo hincapienlastcnicasnarrativasquehacenqueelfantsticoseaposible.Lapoesasediferenciadelanarracinporlanaturalezadeldiscursoempleado.Lapoesa,afirmaTodorov,tiendeanoserunanarracin(esdecir,abiertamenteficticio)yesunaliteraturadelainterpretacinfigurativaynoliteral(aunqueficticios)derepresentacin.LaFiccindefineunanorealidadtextual,mientrasquelapoesaesautoreflexiva,yexistepormediodesusimgenes.Todorovconcluye: Ahoravemosporqulalecturapoticaconstituyeunpeligroparaelfantstico.Sileemosuntextoquerechazatodarepresentacin,considerandocadasentenciacomounacombinacinsemnticapura,lofantsticonopuedeaparecer:Paraelfantsticoserequiereunareaccinalosacontecimientosqueseproducenenelmundoevocado.Porestarazn,elfantsticosolopuedesubsistirenlaficcin,lapoesanopuedeserfantstica.(5960) Enunbreveartculo,lanoexistenciadelapoesadelofantstico:Comentariosobreunateora,publicadocomopartedeundilogopermanentedentrodelaScienceFictionPoetryAssociation(SFPA),JessicaAmandaSalmonsonextiendelosargumentosdeTodorovparaincluiralapoesadecienciaficcin.Teniendoencuentalofantsticocomoalgoqueesuna realidadfigurativa, yhacenotarquelapoesadeSFengeneralniegaloselementosquesecombinanparaformarunarealidadfigurativaesdecir,elcarcter,elevento,ylaaccinSalmonsonconcluyequelaideadeunapoesafantsticaesesencialmenteundispositivodela comunidad, unaconstruccintilparacrearunsentidodeidentidadentrelosescritores,peroenltimainstancia,desentido,unaespeciedeetiquetascomunesenlasquemuchabuenapoesapuedeserescrita(67). Laideadecomunidadpuede,dehecho,ofrecerunapuertadeentradaidealenunadiscusinsobrepoesadecienciaficcin. Enunextensoensayo delarevista de poesaespeculativa, AndrewJoronhaceimportantesobservacionessobrelapoesadecienciaficcinquesugierenlaaceptacinlimitadayelrechazosimultneodelaspremisasfundamentalesdeTodorovySalmonson;lapoesadeSFexiste,peroelsentidodecomunidadesfundamentalparacomprendersusfinesyfunciones. 59 Hoyenda,lapoesadeCFpodrallamarseunacomunidaddelecturaPerolapoesadeCFesmsqueeso:estambinunacomunidadde aprendizaje. Durantelaltimadcadahemosperfeccionadoytrabajadonuestrafrmula,noenunaislamientohermtico,sinovisiblemente,todosjuntos,enlaspginasderevistasdecirculacinmasiva,ascomoenpequeosboletinesoperidicos.

PAGE 60

Enestosdiezaos,hemostenidoxitoenla invencin de unatradicin,laconsolidacin yladefinicindeungnerodepoesaqueantesnoexista(salvoalgunasrarezasprematurasenfanzines,algunasmutacionesdispersasincapacesdefundirseenunapoblacincultivada)Hemoselaboradounconjuntodetrabajoscuyosmejoresejemplos(yestoesungranreclamo)puedecompararseconcasicualquiertrabajoqueactualmenteseproducenenlapoesaconvencional.(IsThisPoetry) EnunaedicinposteriordeStarline,RobertFrazierconfirmlaspalabrasdeJorn Recuerdobienelaode1975,cuandolapoesaSFeracasiinexistente(enlosEE.UU.,claro.EnelReinoUnidoyahabanvariasantologasyel NuevoMundo). Loquemsmesorprendedelatradicininventadaesquesomosmuchomsexitososqueelcyberpunktratandodeinventarunnuevomovimiento.Vencimosmuchosmsprejuicios,yalcanzamosmsmbitos(Sehavistoalgunavezunahistoriadecyberpunken Analog ?)Lomejordetodo,loestamoshaciendoconunaformadeescritura,noconunestilodeescritura.(Letter)(Carta) EstasdosdeclaracionescontienenafirmacionesimportantesparalapoesadeCFyparasuscreadores,yesconvenientequefueranescritasporJoronyFrazier.ConBruceBoston,ElissaMalcohn,DavidLunde,SusanPalwick,RogerDutcher,yoyotros,estosdospoetashanestadoalfrentedelosrecientesintentosdedesarrollarunaforma y estilodistintivo:lapoesadecienciaficcin,encontraposicinalapoesafantsticaolapoesadelaciencia.Enestesentido,hansidoayudadosporlavoluntaddeloseditoresatomarriesgosenlascoleccionesyantologasdepoesa.AdemsdelasseminalesTEMUmbralAnthology,Losltimoscincoaos[19821985],hanvistolaaparicinde BurningwithaVision:PoetryofScienceandtheFantastic (1984),editadoporFrazier;Bostons AlltheClocksAreMelting (1984);mi NakedtotheSun:DarkVisionsofApocalypse (1985);Bostons NuclearFutures (1987);Fraziers PerceptionBarriers (1987);Jorons ForceFields (1987);OceanViewPresssanthology, Poly (1987),editadoporLeeBallantine;yunaseriedetextosdeeditorialespequeas,ascomoloscontenidosde Star*Line,Velocities, y TheMagazineofSpeculativePoetry. Apesardelosquedicenlocontrario,lapoesadeCFestvivayestbieno,porlomenos,hadesarrolladounacomunidaddistintivadeconocedores.EstonoquieredecirquetodalapoesadeCFesdelamismatela.Muyporelcontrarioyconraznlasdireccionesquesiguenlospoetasindividualessontandiversascomosusinteresesysusantecedentes. 60 Losnombresquelosdiferentespoetasaplicanasupropiotrabajosugiereunaseriedeenfoques:lapoesafantstica,lapoesadecienciaficcin,poesaespeculativa,poesadeextrapolacin,poesaorientadaalaciencia. Estassonlasgrandestendenciasdentrodelcampo,sinembargo,cadaunaconcierneconunconjuntoespecficoderelacionesyconconexionesentrelaciencia,laficcinylapoesa.Algunosestnmspreocupadosconlasramificacionesdelacienciaylosavancescientficossobrelacomunidadhumana;otrosexploranlasmodificacionesy

PAGE 61

transformacionesconquelaformatradicionalsesueldaalaextrapolacin,yotrasintentancrearloquehellamadoenotraparteartefactosextrapolativos(Starshine). Adems,hayvariosnivelesdelospoetasqueparticipanenlacreacindelapoesaCFUnaseriedenovelistasdeCFtambinsonexpertosenlapoesa, UmbralAnthologyy BurningWithAVision contienenpoemasdeBrianW.Aldiss,MargaretAtwood,GregoryBenford,MichaelBishop,RayBradbury,ThomasM.Disch,PhilipJosFarmer,JoeW.Haldeman,UrsulaK.LeGuin,NancySpringer,DMThomas,GeneWolfe,JaneYolen,RogerZelazny,yotros.Delmismomodo,escritoresdelmainstreamtambinestnrepresentadosenlasantologas:TedHughes,JackAnderson,WilliamStafford,yArchibaldMacLeish. Alosefectosdeestadiscusin,sinembargo,tengolaintencindeconcentrarmeenlospoetas,cuyasobrasmuestranlasdireccionesdedesarrollodentrodelacomunidadidentificadaporJoron,especialmenteaquellosescritoresquetienendificultadesparadefinirlapoesadeCFcomoalgonicoeindividual. CienciayPoesadeCienciaFiccin RobertFrazierhasidomuyinfluyenteenladefinicindelacomunidaddelospoetasdeCF,esunodeloslderesdelaSFPA,habiendoservidocomofacttumdelaasociacinycomoeditorde *StarLine, ascomolaedicindeunaantologaclaveylapublicacindeunnmerodeboletinesypoemasindividuales.Enmuchosdesuspoemas,lconfrontadirectamentealacienciadelapoesadecienciaficcincomoelsubttulode BurningWithaVision claramentesugiere. FrazierescribeespecficamentepoesadeCF;sulibroBirdsoftheMutantRainForestyEncasedintheAmberofProbabilities,ambospublicadosenlaedicindemarzode1987de IsaacAsimovScienceFictionMagazine, exploraexplcitamentelasimgenesytemasdelaCienciaficcin. 61 Sinembargo,enpoemascomoJohannesKeplerysumisteriocsmico (PerceptionBarriers 24)yHermanandoEstrellas:NewtonyHalley (PerceptionBarriers 26),demuestraunafacetamsdelapoesadeCF:lapreocupacinporlacienciaysuinfluenciaennuestromundo.Barrerasdepercepcin,losveintisietepoemasenlneaqueproporcionalacoleccindeFrazierdeesettulo,seabreconunacitadeNigelCalderenelsentidodequelaantiguamentehumanapuedesersimplementeincapazdecomprenderalgunasdelasleyesdelanaturaleza.Comenzandoconunadeclaracinmsbienprosaica:TakethecaseofPhineasGagein1848/andthefourfootsteelbar/thatblewthroughhischeekandforebrain(13),Barrerasdepercepcinseconvierteenunadisquisicinenelpoderdelcerebrohumano,cadavezmsabundanteycientficaenelimaginarioylaconcepcin,argumentandoencontradelahiptesisdequelasensibilidadesexquisita/comounaorqudeaconvolantes,defuego/altoenunahiguerasilvestredeBrasil(68).thatsentienceisexquisite/asafrilly,fieryorchid/highinaBrazilianwildfig.

PAGE 62

Enuntonomstranquilo,RelativeDistances:Nantucket,12.29.85( PerceptionBarriers 15)muestrapoderosamentelasutilezaylafuerzadelospoemasdelacienciadeFrazier.Esencialmenteunrecuerdo,elpoemautilizalaimaginerayellenguajedelaastronomaparaexplorarnoslolasdistanciasdelespacioexterior,sinotambinlasdistanciasigualmentefrustrantesdelespaciointerior,delasrelacionesentrepadreehijoenunmundoquecambiamsrpidoqueloquepuedeentenderyenelqueelpadreyelniopueden,enciertosentidocrtico,estarmsalejadosunodelotroquedelasestrellasqueven:Eachbarelyvisibletotheother,/Evenoncoldclearnights(1920). ElmejortrabajodeFrazierenlasB arrerasdepercepcin entreotras,demuestralaslimitacionesquenoshemospuestonosotrosmismosylasposibilidadesquelacienciaabreanuevaspercepciones;almismotiempo,exploralaszonasdondelacienciaylahumanidadseponenencontacto,yatravsdesuinterfazdefineconmayorclaridadloqueeselserhumano. FiccinyPoesadeCienciaFiccin ComopararesponderaTodorovySalmonson,variospoetasdeCFrecienteshantratadodeincorporarnosololaextrapolacincientfica,sinolastcnicasdelanarrativaylaficcinensuspoemas,msalldefijarunafachadadeefectosdeCFenunmarconarrativorudimentario.Enlasmejoresdeestasobras,lacombinacindelasdosconsigueunararaintensidad.UnodeestostrabajosaparecienlaAntologade1986delos PremiosRhysling yrecibiunRhyslingporunpoemacorto:TheNeighborsWifedeSusanPalwick.Extrapolativoenelcontenido,escuidadosamentetradicionalenlaformayenlarecreacindeunanarrativaatravsdelaalusinydelaimagen. Desarrolladaporcompletoencuartetas,conunatipografaypuntuacinconvencionalesyunritmoconstante,juntoconimgenesquesonexplcitamentedecienciaficcin,sinembargo,elpoemaesuna ficcin, unrelatoconpersonajes,configuracinytramaespecficamentedefinidos.Loquedistinguealpoemaesla primaca delrelatosobrecualquieraformatradicionaloverbaldeexperimentacinimaginaria. 62 Lahistoriaensescoherente,completa,evocadoracomolapoesadebeser.Loselementosquehacendeesteunpoemalaforma,estructura,ritmo,metroaumentanelefectodelanarracin,mientrasquesutilmentelanaturalezadelpoemaesdecienciaficcinHechossorprendentesquesepresentancomosupuestossubestimados:esteMarellanuevoqueesdecolorprpuraygraznidos.Layuxtaposicindelasespeciesexticasyloshumanos,delaimagenylanarrativa,hacedelamujerdelvecinounejemploidealdeestesegundoenfoquedelapoesaSF. Delmismomodo,mipoemaTheLastPastoral (Naked 5860)intentaconscientementecerrarlabrechaentrelastradiciones.Elpoemafuefinalistaen1986paraelpremio

PAGE 63

RhyslingyrecibirecomendacionesdeprimeravotacinparaelPremioNebulaenlacategoraderelatocorto. 2 ComoenelpoemadePalwick,LaltimaPastoral,exploralaszonasdondeseenfrentanpasadoyfuturo.Elpoemaestconstruidoencuartetasderimaexplcitasobrelabasedelapoesaamorosadelrenacimiento(ydehechosehaceunacitadeChristopherMarloweyAndrewMarvel),conunaexplcitanarrativaorientadaalaCF:doshombres,solosenunaestacinlunar,observanladestruccindelaTierraydebenenfrentarseasupropioaislamientoylamuerte. Elimaginarioestbasadoenelmundonaturalsangreyplanetasmegustaexplotarcomounahierbaescarlata(11,2122)contraelvacodelespacio,ocontraelfroacero.Alolargodelpoemaseconectalotradicionalconlosdesarrollosdelconocimiento,Lenguajegrosero,violento,yenocasionesobscenoluchaconlaslimitacionesdelasquefluyesuavemente,concuidadolaslneasderimay,sinembargo,inclusolasrimassonsocavadasporelencabalgamiento.Lapoesadeamorhaceuncontrapuntoconelodioylamuerte.ElpasadoincideenelfuturocomolaspromesasdelRenacimientofueronconsumidasenlasposibilidades(probabilidades?)Deunfuturodestructivo. BruceBostonenTheEvolutionoftheDeathMurals( NuclearFutures 7)encapsulaestatcnicaanms.EnmanosdeBoston,lanarrativasecomprimeaininstantedepercepcin,aunaimagenquecontieneesencialmentetodoslostiempos:pasado,presenteyfuturo.Laimagensirvealospropsitosdelanarrativaylaficcinrepresentadaestantoespeculativacomoextrapolativa: Forchildrenwithnoknowledge/ofthatworld,thedismemberedcity/isalabyrinththeyroamatwill(2224).Paralosniossinconocimientos/deesemundo,laciudaddesmembrada/esunlaberintoqueellosdeambulanavoluntad. Usandoellenguajeverbalylasestructurasdelaprosacontempornea,ascomocomplejospatronesderimasinternas,Bostoncreaunaimagendeunmundofuturoenelquelosrestossombrosdelasvctimasdeunholocaustonuclear,sehandescrito,pintado,inclusorevestidosporlosniosartistasdeunapocafutura,creandoterrorinstantneoenlapantalla(18). ElpoemasebalanceaenlosmrgenesdelaficcinylacienciaficcinlacoleccinenssugiereclaramentelasconexionesqueBostonconsideraimportantesentreelartistay 63 2 En 2002, "The Last Pastoral" fue aceptado para su publicacin en la primera edicin del CD-ROM basado en la revista, Visionary Magazine Vol.. 1, No. 1. 1, No. 1. Para mi gran sorpresa y alegra, el editor eligi tambin publicar una traduccin del poema en klingon. Las notas del traductor indican algunas posibilidades interesantes de la CF en el acto de la traduccin en s por ejemplo, como los klingon enfocaran la palabra "pastoral", la cual no tendra lugar dentro de su cultura, tradiciones o el idioma.

PAGE 64

lasociedad,porquelasgananciasdelaventadeNuclearFuturessedonaronalacausadeldesarmenuclear,ylacontraportadalistalosnombresydireccionesdeseisorganizacionesqueproporcionaninformacinsobreeldesarmenuclear. Lospoemasdelacoleccinson,pues,demonitoreoyexhortativos,sonartefactosindependientescreandoimagenynarrativa,peroalmismotiempoformanpartedeundilogomsamplioydeunalarganarrativaqueaparecienladcadapasada,yesperasuresolucinparabienoparamalenlasiguiente. Encadaunodeestoscasos,lapoesadeCFcumpleunafuncinespecfica.Unfragmentodecadapoemaconcretomirahaciaatrs,otroselementosextrapolanoespeculan.LaCienciasehacepresente,aligualquelacienciaficcin,perocadaunoincorporatambinfuerteselementosnarrativos. Lospoemasintentanrelacionarlasconvencionesytradicionesdelasformasliterariasdelpasadoconlasnecesidadesypreocupacionesdelahumanidaddelfuturo,yparasugerirloquelahumanidadpuedesufrircomoconsecuenciadesuspropiasacciones. Lapoesaylapoesadecienciaficcin UnaterceratendenciaenlapoesadeCFsiguelasformastradicionales,enlenguajey/ocontenido,parahacervalerlaalienidaduotredaddelgnerodentrodelacomunidaddelospoetas. LospoetasexploranestadimensindelapoesadeCFconcentrndoseenlasingularidaddelospuntosdevistadelacienciaficcinyparalelamentelassingularidadesdellenguajecapazdecomunicaresavisin. AndrewJoron,ganen1986elpremioRhyslingconsupoema,ShipwreckedonDestinyFive (CamposdeFuerza 35),unpoemaquecaracterizasumejorobra,ysuenfoquealapoesaCF.Entrelosmejorestcnicosdelcampo,Joronconstantementecreaunapoesainnovadora,muyricaenimgenes,cuyosversosyfrasescaptanlaatencinyfuerzanaloslectoresaprofundizarmsenelpoema,amenudoaexpensasdelaclarayrectalneanarrativa. Shipwrecked(Nufragos)tieneunrelato,aunquesuenacomodesarticuladoyevocadorcomoellenguajequeJoronutilizaparacomunicarloytanfragmentadocomolapercepcindesunarrador. 64 ElpoemasebasamuchomsenlasimgenesqueJoroncreacomoacoplamientosdepalabrasfamiliaresennuevasconfiguracionesparadefinirmundosaliengenasenlaqueloscadveresdelosmuertosseconviertenensmbolosdeintrusin,Posturas/formandounatradicin/deesculturasabstractas/dispersasalolargodeunaplayadecolorescarlata(7982).

PAGE 65

LosversosdeJoronamenudocontienenunaintensidadintencional,comocuandoutilizalafuerzadeunasolapalabraporqu(L.22)parafuncionarensolitariodebajodeunversomslargo,msdiscursivo:Otrocasodepetrificacin. Lacuestinrepresentaelextremodeunapreguntaintil,solodespuslaexpansin,enlosversosrestantesdelaestrofa,completalapreguntayhaceposiblecualquierintentodeunarespuesta. Lafaltaderimaconsistente,depatronesymtricastradicionales,inclusodelatipografaconvencional,ycaracterizadaporunusoconstantedepalabrastradicionalmentenopoticas(esdecir,diccincientfica)petrificacin,espectro/analizadoselpoemarecreaatravsdetexturaseimgeneslaalienacin,lafrustracinyladesesperacindesusdiscursos.SecombinanformaycontenidoparacrearunanicapoesadeCF;paraeliminarlaexperimentacinyaseaverbalolacienciaficinorientadasoloaobjetosypersonajes,quesinembargo,elaboradorudimentariamente,destruiralaintegridaddelpropiopoema.EnotrospoemasdeJoron,como ForceFields,se amplaesteproceso.Sutrabajocreacontextosqueincorporanlaciencia,laficcinylapoesa,todaslascualescontribuyenalefectofinal.Inclusoenaquelloscasosenlosqueelrelatonoestotalmenterecreado,elncleodeunahistoriapersiste. Conclusiones Lastrestendenciasaqusugeridasnoson,porsupuesto,nirestrictivasniprescriptivas.Frazier,escribepoemastanextrapolativoscomolosdeBoston;algunaslneasdeBostonamenudoresuenantancrpticasycontantafuerzacomolosversosdeJoron.Unanlisisde AlltheClocksAreMelting deBoston,comentasobreelusohechodeBoston,delversocorto,esculpido,casiepigramtico,(Elgin12).Lascategoraspropuestasnosonmutuamenteexcluyentes,nitampocoestopretendeserunanlisisdefinitivodetodalagamadelapoesadeCF.Peroestospoetasenlaactualidadconfrontanlostemasmsdirectamente,laenergaseconcentraensusintentosdecrearunanica,viablecomunidaddeescritores.Independientementedeladireccinespecficaquecadaunodeellospersigue,trabajanhaciaunnicofin:lacreacindeunaestticayunapoesacapazdeadaptarse,apermutar,yenltimainstanciaincrementarelvalordelacienciaficcin. Bibliografa Ballantine, Lee, ed. Poly: New Speculative Writing. Mountain View, CA: Ocean View Press, 1987. 65 Boston, Bruce. All the Clocks Are Melting. Berkeley, CA: Velocities Chapbook Series, 1984. Boston, Boston, Bruce. Nuclear Futures. Berkeley, CA: Velocities, 1987. Boston, Bruce. The Bruce Boston Omnibus. Mountain View CA: Ocean View, 1987. Collings, Michael R. "Starshine and Stanzas: Poetry in the SF Community." Short Form No. Collings, Michael R.

PAGE 66

Collings, Michael R. Dark Transformations: Deadly Visions of Change. Mercer Island WA: Starmont House, January 1990. Collings, Michael R. Naked to the Sun: Dark Visions of Apocalypse. Mercer Island, WA: Starmont House, 1985. Elgin, Suzette Haden. Review of All the Clocks Are Melting. Star*Line 9 (March/April 1985): 12-13. Frazier, Robert, ed. Burning With a Vision: Poetry of Science and the Fantastic. Philadelphia: Owlswick Press, 1984. Frazier, Robert, ed. Quema con una visin: la poesa de la ciencia y lo fantstico. Filadelfia: Owlswick Press, 1984. Frazier, Robert. Frazier, Robert. Letter in "Brownian Noises." Star*Line 11 (May/June 1987):6. Carta en "browniano Ruidos." Star Lnea 11 (mayo / junio de 1987): 6. Frazier, Robert. Perception Barriers. Berkeley, CA: Berkeley Poets Workshop & Press, 1987. Frazier, Robert. Barreras Perception. Berkeley, CA: Berkeley Poetas y Taller de Prensa, 1987. Joron, Andrew. Joron, Andrew. "Shipwrecked on Destiny Five." Isaac Asimov's Science Fiction Magazine. May 1985. "Nufragos en el destino de los Cinco." Isaac Asimov's Science Fiction Magazine. Mayo de 1985. Joron, Andrew. Force Fields. Mercer Island WA: Starmont House, 1985. Joron, Andrew. Campos de Fuerza. Mercer Island, WA: Starmont House, 1985. Joron, Andrew. Force Fields. Mercer Island WA: Starmont House, 1985. Joron, Andrew. Campos de Fuerza. Mercer Island, WA: Starmont House, 1985. Joron, Andrew. Joron, Andrew. "Is This Poetry or Is It Science Fiction?" Portland Review 4, 27 (1981): 2. "Es esta poesa o Es ciencia ficcin?" Portland Review 4, 27 (1981): 2. Joron, Andrew. Joron, Andrew. "SF Poetry: A Non Genre." "SF La poesa: un gnero no". In Synergy 2. Ed. En Synergy 2. Ed. George Zebrowski. George Zebrowski. New York: Harcourt Brace Jovanovich, 1988. Nueva York: Harcourt Brace Jovanovich, 1988. Updated rpt. Actualizacin rpt. of "Is This Poetry or Is It Science Fiction?" de "Es esta poesa o Es ciencia ficcin?" Palwick, Susan. Palwick, Susan. "The Neighbor's Wife." Isaac Asimov's Science Fiction Magazine. May 1985. "La mujer del vecino." Isaac Asimov's Science Fiction Magazine. Mayo de 1985. Salmonson, Jessica Amanda. Salmonson, Jessica Amanda. "The Non Existence of 'Poetry of the Fantastic': Commentary on a Theory." Star*Line 9 (January/February 1985): 6-7. "La poesa de la no existencia" de la Fantastic ': Comentario sobre una teora. "Star Lnea 9 (enero / febrero de 1985): 6-7. Tem, Steve Rasnic, ed. The Umbral Anthology of Science Fiction Poetry. Denver CO: Umbral Press, 1982. Tem, Steve Rasnic, ed. La Antologa Umbral de la Ciencia Ficcin Poesa. Denver, CO: Umbral Press, 1982. Todorov, Tzvetan. The Fantastic: A Structural Approach to a Literary Genre. 1970. Todorov, Tzvetan. Lo fantstico: un enfoque estructural de un gnero literario. 1970. Trans. Richard Howard. Trans. Richard Howard. Ithaca NY: Cornell University Press, 1975. Ithaca, NY: Cornell University Press, 1975. 66

PAGE 67

SECCIN HISTORIA DEL CINE CIBERPUNK DEATH MACHINE (1995) Death machine es una pelcula de ciencia ficcin de Reino Unido dirigida por Stephen Norrington, estrenada en 1994. Esta pelcula mezcla varios gneros adems de ciencia ficcin, tales como: Terror y Accion y se ha convertido en una de las pelculas precursoras del gnero cyberpunk. En la fbrica de armas Chaank, que dispone de una alta tecnologa, avanzada y futurista, ha sido nombrado un nuevo director. Duro, eficiente, inteligente... es Hayden Cale, una mujer que debe investigar en que extraas circunstancias muri su predecesor en el cargo. Para ello se enfrentara a un sictico (Jack Dante), con un ingenio especial para crear y disear armas asesinas, y que adems posee un ansia de poder sin limite. El duelo entre estos personajes se transforma en una tecnopesadilla, en un incontrolable deseo de destruccin, en una cacera desesperada que hace que el destino de cinco seres se una para enfrentarse a Warbeast, la diablica maquina letal... 67 Death Machine es 100% Cyberpunk, segn los expertos se puede definir el cyberpunk como un genero perteneciente a la ciencia-ficcin, conocido por su enfoque a la alta tecnologa y a la vez bajo nivel de vida, mezcla ciencia avanzada, con nuevas tecnologas y la ciberntica junto con algn cambio radical en el orden social. La alta tecnologa es un enfoque principal en esta pelcula, ya que es a eso a lo que se dedica la empresa Chaank, a la alta tecnologa, avanzada y futurista, y tambin enfoca el bajo nivel de vida, ya que sus personajes no llevan las tpicas vestimentas del futuro, no llevan armaduras, artilugios extremadamente futuristas, vestimentas uniformadas, monos con logotipo, uniformes que sirven para distinguir la sociedad en clases, graduaciones militares o carcter laboral, segn esta regla los Eco-Guerreros (Raimi, Yutani y Weyland) deberan llevar un conjunto estandarizado, es decir uniforme, ya que

PAGE 68

son miembros de una organizacin (Alianza Humanstica) mientras participan en una actividad de esta. En cambio en Death Machine no es as, ya que sus personajes llevan prendas recicladas, rotas o muy usadas, gastadas, botas grandes de estilo militar, y con estilo y decoracin propios, acompaado por peinados con cierto estilo punk. De acuerdo con Lawrence Person: Los personajes del cyberpunk clsico son seres marginados, alejados, solitarios, que viven al margen de la sociedad, generalmente en futuros distpicos. Sin duda ese es Jack Dante, con estilo Cyberpunk, personaje solitario, que vive en un stano de ingeniera, al margen de la sociedad, fabricando sus propios objetos y maquinas tecnolgicas. Los protagonistas del genero Cyberpunk, son en muchas ocasiones Hackers quienes son moldeados frecuentemente en idea de hroe que combate la injusticia. En cambio en Death Machine no pasa esto, el protagonista es sin dudarlo un Hackers, pero en esta ocasin no es el hroe que combate la injusticia, sino el villano, y esto es la gran diferencia en esta obra cinematogrfica. Una de las frases que dice Jack Dante en la pelcula es la siguiente: Pues, igual que obtuve tu direccin, Century Plaza 10/11, y como podra obtener tu cdigo de entrada si quisiera, desde aqu, ya que dispongo de los mejores elementos. El argumento de este gnero, se centra a menudo en un conflicto entre Hackers, inteligencias artificiales y megacorporaciones, enmarcados en el planeta Tierra en un futuro cercano. En esta pelcula uno de los conflictos es el de los Eco-Guerreros pertenecientes a la Alianza Humanstica contra la megacorporacin Chaank, que planean infiltrarse en la sede de la empresa, con el fin de destruir sus bienes almacenados digitalmente y poner a Chaank fuera del negocio. Al dar comienzo la pelcula, hay algunos crditos y en uno se puede leer Future-Near, es decir futuro cercano. Death Machine se estren en 823 salas de cine el 26 de mayo de 1994, la recaudacin de la pelcula en su primer fin de semana fue decepcionante, con solo 1,27 millones. Un factor notable de su mala acogida por parte del pblico fue la coincidencia de otras pelculas de mucho xito entre ellas, El rey len y Los picapiedra. Tras su mala acogida en su estreno muchos pases no la estrenaron en cines, y la lanzaron directamente a vdeo (VHS). La pelcula recaudo 1,376,960 $ en Estados Unidos y 883,843 $ $ en Reino Unido, en el resto del mundo sumo 3.170.123 $, con lo que hace un total de 5,430,926, $. en taquilla mundial. La pelcula fue aprobada por la crtica especializada, en cambio en este caso, fue el pblico quien no la acepto, considerndola aburrida e insoportable, por su larga duracin entre otros casos. FICHATCNICA Ttulo:MaquinaLetal(EspaaeHispanoamrica) Direccin:StephenNorrington Produccin:DominicAnciano,RayBurdis Guin:StephenNorrington Reparto:BradDourif,ElyPouget,JohnSharian,MartinMcDougall Pas(es):ReinoUnido Ao:1995 68 Gnero:Cienciaficcin,Accin,Cyberpunk,HumorNegro Duracin:128minutos Productora:NewLineCinema,SonyBMGEntertainment Presupuesto:US$9,000,000


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim
leader 00000nas 2200000Ka 4500
controlfield tag 008 000000c19749999pautr p s 0 0eng d
datafield ind1 ind2 040
subfield code a FHM
c FHM
8 024
Q01-00047-n47-2010-06
FHM
FHM
049
FHM
0 245
Qubit.
n No. 47 (June 2010)
260
[Havana, Cuba] :
b Cubit
June 2010
310
Monthly
650
Science fiction, Latin American
v Periodicals
Science fiction
x History and criticism
Periodicals
Science fiction
Periodicals
1 773
t Qubit.
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?q1.47