USF Libraries
USF Digital Collections

Qubit

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Qubit
Physical Description:
Serial
Language:
English
Publisher:
Cubit
Place of Publication:
Havana, Cuba
Publication Date:
Frequency:
monthly
three times a year
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Science fiction, Latin American -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- History and criticism -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - Q01-00048-n48-2010-07
usfldc handle - q1.48
System ID:
SFS0024302:00048


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 2

ndice: Poesa especulativa en Cuba. Los orgenes (Primera parte) Ral Aguiar. Oscar Hurtado. La ciudad muerta de Korad. Miguel Collazo. Noche en los Montes Crpatos. Severo Sarduy. Big Bang. Vagabundas azules. Luz fsil. Que se quede el infinito sin estrellas. Silvio Rodrguez. Cancin del elegido. Detalle de mujer con sombrero. Dana Chaviano. Plumn de noche. Voyeur. Ertica V Chely Lima. Ala y ala. Zona de silencio. Alberto Serret. Un memorandum para mi siquiatra. Bruno Henrquez. Gnesis. Contacto csmico. OVNIS II. Elva Daz. Contemplacin de la galaxia. Ileana Vicente. Poema sideral. Jos Martnez Matos. Poemas. Virgilio Lpez Lemus. Qu habr? La llegada. Planeta Lus Rogelio Nogueras. Una muchacha. Len de la Hoz. Ciencia ficcin. Jos Prez Olivares. Como un presagio Manuel Gmez Fernndez. Desde mi ventana sideral. Iraida Iturralde. Apstrofe del Orbe Terra. Historia del cine ciberpunk. 1995. Village of the Damned. Para descargar nmeros anteriores de Qubit, visitar http://www.eldiletante.co.nr Para subscribirte a la revista, escribir a qubit@centro-onelio.cult.cu

PAGE 3

POESA ESPECULATIVA EN CUBA: LOS ORGENES (PRIMERA PARTE) Ral Aguiar Si se considera la poesa especulativa en trminos no signados por la forma, la estructura o por el uso de determinadas metforas o palabras csmicas si no por su contenido, su eje temtico como elemento cardinal, podramos atrevernos a desglosarla en varias tendencias, donde las ms generales seran la poesa de ciencia ficcin, (y dentro de ella todas sus variantes como el sci-fi haiku), la poesa fantstica, (que incluira la fantasa ferica, heroica o pica y la de terror fantstico o gtica) y la poesa orientada a la ciencia (aunque esta ltima inclusin en un plano perfectamente discutible). Quedaran fuera de este grupo aquellos poemas que, por su misma concepcin ontolgica, (como sucede por ejemplo con la llamada poesa csmica cubana, incluyendo la dcima csmica), muestran algunas palabras, metforas o smiles de carcter astronmico, sin premeditacin tcita, a la hora de metaforizar paisajes, sucesos o los rasgos de una persona. 1 Hecho este desglose, podemos afirmar que la poesa especulativa aparece en Cuba por primera vez con el libro de Oscar Hurtado La ciudad muerta de Korad de 1964. En esta obra el autor se inclina por una mezcla o fusin de todas estas variantes temticas (exceptuando el sci-fi haiku) y as, en sus versos aparecen cosmonautas y vampiros, en fuerte intertextualidad con cuentos del folklore infantil, La Ilada y personajes de la mitologa o de libros clsicos policacos, gticos o de ciencia ficcin como Dejah Thoris, tomada de Una princesa de Marte de Edgar Rice Burroughs, pero tambin Sherlock Holmes, de Conan Doyle, la Muerte roja de Edgar Allan Poe, el Fantasma de la Opera, Salomn, Circe y por supuesto, Drcula. La obra sent precedentes tanto por su forma versificada como por el contenido humorstico, un rasgo particular de mucha ciencia ficcin cubana y latinoamericana. En 1968, Miguel Collazo public la novela El viaje, donde la visin potica, desemboca en la ciencia-ficcin, mezcla de fantasa y de reflexin existencial. Onoloria (Ediciones Unin, 1973), su siguiente ttulo, fue un texto todava ms raro, una noveleta, ubicada en un imaginario principado medieval, hecha casi al estilo de una prosa potica, con una accin apenas sugerida, un libro en 1 Este tipo de poesa, que ha sido antologada con el adjetivo de csmica obedece ms a preceptos psicoanalticos que a estticos o temticos, donde estas palabras o metforas de carcter sideral se valoran como arquetipos subconscientes que afloran en la creacin potica. En nuestro prximo Qubit publicaremos un artculo bastante esclarecedor con respecto a la llamada Poesa csmica

PAGE 4

nada parecido a aquellos que publicaban sus contem porneos. Hay que decir que la dcada de los 70 lleg signada por el llamado quinquenio gris una poca donde prim el burocratismo y la mediocridad cultural del realismo socialista y donde la literatura de ciencia ficcin desapareci casi por completo del campo literario. En esta dca da encontramos solamente un importante libro de poemas con una clara orientacin a la ciencia, Big Bang, (1974) escrito por el celebre escritor Severo Sarduy, quien para ese entonces ya no resida en Cuba. En su libro se introducen el neobarroco, la ciencia y la astronoma de punta como elementos poticos, mezclados con fuerte dosis de erotismo, que conjuntamente a sus experimentaciones de ti po formal lo convierten en el referente de una potica muy adelantada para su tiempo. No se puede pasar por alto que, en esta misma dcad a, el clebre cantautor cubano Silvio Rodrguez dio a conocer algunas de sus canciones que estaban signadas por temticas y ambientaciones muy cercanas al gnero fantstico y de ciencia ficcin. De todas sus composiciones cabe citar la letra de Cancin del elegido como un maravilloso poema de ciencia ficcin. Detalle de mujer con sombrero y Vagabundo del espacio Unicornio o Balada de los tres herm anos, entre otras, dan idea de la gran atraccin que siente el clebre cantautor por los temas fantsticos en todas sus vertientes. Luego vendra la dcada de los 80, y con la fund acin del Taller de ciencia ficcin Oscar Hurtado, el comienzo de una edad de oro para el gnero en la isla. En esta dcada y de este taller surgieron algunos interesantes y hermosos poemas o prosas poticas de Dana Chaviano, as como otros publicados en libros y revistas, de los autor es Chely Lima y Alberto Serret, Ileana Vicente Armenteros, Elba Daz y Bruno Henrquez. De gran riqueza lrica y con algunas imgenes fuertemente erticas se pueden caracterizar la poesa escrita por los primeros, y ms al estilo de la ciencia ficcin hard, con lenguaje sencillo y en muchos casos humorstico, los poemas de Bruno Henrquez, quien tiene todava varios libros ind itos como Arena y sombra de su poesa de ciencia ficcin. Los 80 ven tambin un acercamiento no premeditado de otros poetas del mainstream en algunos de sus poemas hacia ambientes csmicos o de la fantasa ferica o heroica como Virgilio Lpez Lemus, Jos Martnez Matos, Jos Prez Olivar es, Len de la Hoz, Manuel Gmez Fernndez, Iraida Iturralde y, ya en los lmites discutibles de l gnero, a Luis Rogelio Nogueras, cuya obra, pienso, es tan inclasificable y tan ldica que podra incluirse en cualquier antologa temtica. Acerca de la poesa especulativa en Cuba a partir de la dcada de los 90 hasta la actualidad, continuaremos conversando en nuest ro prximo nmero de Qubit.

PAGE 5

Oscar Hurtado (1919-1977) La ciudad muerta de Korad La ciudad muerta refleja el fro de mi piel. Su puerta, de verde bilis pintada, es cadver insepulto en tierra feroz de sonrisas. Voy entre los grandes vientos de Marte hacia la ciudad muerta de Korad. La soledad del aire no responde a mi soliloquio. Sabor de serrn y lengua hinchada. Paso por el abismo de sus calles con mi boca seca y mi intil oficio de rbol grande. Ellos quieren podarle su corona a la hora en que sube la marea en los canales; ahora y en la hora en que mi voz justa te busca en esa torre donde mi eco te nombra, Dejah Thoris. Sirena de crepsculos y de noches, yo quiero engendrar en tu belleza el fruto largo tiempo retenido; y en la tibia medianoche de un esto derretir el fro que siempre te devora. Voy hacia ti, trenzando mis dedos en tu cabellera. La mano se detiene suave en su seda; pues ms suave que el agua es tu cabello.

PAGE 6

Me duermo y me abandono. Blanco cementerio de guerreros matados en noche de dos lunas por vampiros hinchados como araas. Se alegran despus del banquete y cantan: "Somos la vieja secta del Cosmos que con celo de vestales a la inversa vigila el surgir de la llama votiva. Aparecemos con nuevo nombre en busca de la misma sangre. No podemos vivir de nosotros mismos; no producimos obras ni arrojamos sombra. Incapaces de crear, destruimos con la lengua. La lengua es nuestro prepucio a circuncidar." Dos lunas, dos ojos tiene la noche de Marte. Voy a luchar contra los vampiros que despiertan; los vampiros de metano llegados de Jpiter. Seorean la ciudad muerta de Korad; ciudad suave de sombras y de fras colinas, donde mi princesa refugia su soledad. Mi memoria me lleva a los planetas. Mientras recorro ciudades marcianas al encuentro del rey de los vampiros al encuentro de la noche y mi princesa que aguarda en el centro de la cpula que se levanta en el centro de la torre que est en el centro del laberinto. Oscar Hurtado (La Habana, 8 de agosto de 1919 23 de enero de 1977), fue un escritor y periodista cubano. Considerado el padre de la ciencia ficcin cubana, en realidad tambin podra ser llamado el padre de la literatura fantstica, policaca y de terror en la isla caribea. No se destac como escritor en estos gneros (aunque los cultiv casi todos), sino por su labor difusora. Hijo y nieto de pescadores, guiado por su madre aprendi a leer desde los 2 aos. De joven viaj a los Estados Unidos donde trabaj en diversos oficios antes de regresar a Cuba en 1959. En 1962 viaj a la ent onces llamada Unin Sovitica. All se entrevist con Alexandr Kasntsev, entre otros ci entficos y escritores de ciencia ficcin. Cre y dirigi la legendaria coleccin Dragn, primer sello cubano que difundi la lite ratura policaca, fantstica y de ciencia ficcin en la isla y que permiti que los cubanos conocieran clsicos mundiales como Ray Bradbury, Isaac Asimov, Arthur Conan Doyle y C.S. Lewis. Tambin fund las coleccion es Fnix (dedicada a prom over la poesa cubana) y Cuadernos R (para igual funcin en la prosa). Public los poemarios La seiba (1961), La ciudad muerta de Korad (1964) y Paseo del Malecn (1965), el lib ro de cuentos Carta de un juez (1963). Coautor, con vora Tamayo, de Cuba: cien aos de humor poltico Adems, public un ensayo sobre pintura cubana ( Pintores cubanos 1962) y varios artculos acerca de artes plsticas, cosmonutica, ajedrez, ci encia ficcin, misterios arqueolgicos y otros. Hizo los prefacios de las primeras ediciones cubanas de La guerra de los mundos de Herbert George Wells y de Las aventuras de Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle. Tambin compil y prolog Cuentos de ciencia ficcin, publicado en 1969, donde se incluan algunos autores cubanos y extranjeros. Despus de su muerte, casi toda su obra --incluso algunos relatos inditos-se recogi en el volumen Los papeles de Valencia el Mudo La escritora Dana Chaviano, compiladora y prologuista de este volumen, dirigira ms tarde el primer taller literario en Cuba dedicado a la ciencia ficcin, al que llam Oscar Hurtado, como homenaje pstumo al autor. En el ao 2009 se cre el concurso de cuento y poesa fantstico y de ciencia ficcin Oscar Hurtado, que premia a los jvenes creadores de ambas modalidades.

PAGE 7

Miguel Collazo Noche en los Montes Crpatos I Asciendo en la inmensa noche, en la fra niebla azul de los bosques de abetos (ah, ese dulce inconfundible olor de las navidades de mi infancia!) y la sombra del cuerpo de la montaa se rasga en viales de rosadas luces, como cintas de seda en manojos, desprendidas desde lo alto y en vuelo perpetuo bajo el sereno astro. Llevo las manos bien metidas en los bolsillos de la chaqueta, la solapa alzada, y en la boca an el sabor de las fresas silvestres. Un golpe de viento despeina este redondo arbusto una hoja plateada se alza, se balancea indecisa y luego gira y se pierde en la noche, como mis pensamientos. II Si todos duermen ya, abrigados en las tibias cabaas, qu hago yo por estos montes, solo? Acaso voy en pos de mis pensamientos? Y a dnde, despus de todo, van mis pensamientos? No se reirn de m los duendes del bosque con burlonas reverencias, interrumpiendo sus extraas conversaciones de duendes? (A qu reino mgico habr ascendido?) Pero, soy yo realmente el que se mueve, o es el bosque de la montaa el que ha penetrado en m con su oscuro sortilegio nocturno? III Quietos, invisibles, los ciervos, las zorras, las corzas y los animales todos del bosque me ventean desde lejos... el viento calla; nada se mueve. Me detengo, me extiendo bajo el cielo estrellado: s que estn ah -cmo oigo latir sus corazones!con las lindas cabezas erguidas, en puntas las finas orejas, los oros fijos, en su infinita cautela. Y cmo los llamo y les ruego calladamente, y me deshago en ternezas. Pero ah estn, inmviles, suspendidos en la niebla, silenciosos e inalcanzables, desde hace siglos, desde milenios, desde toda la eternidad, recelosos de mi mano intilmente extendida, cuando ya mi caricia se hunde y se disuelve en el banco de niebla del bosque rumano. Ren los traviesos duendes con sus locas risas; y yo, pobre hombre, sacudo la cabeza llena de ensueos, y desciendo, taciturno, al mundo de los hombres.

PAGE 8

De Anuario de poesa cubana 1994 (UNEAC, La Habana, 1994) Miguel Collazo (La Habana, 19361999) Narrador, artista plstico y, en sus inicios en las letras, escritor de teatro, tanto en la vida como en su quehacer artstico, tuvo un difcil aprendizaje. Collazo curs estudios aos 50 en la Academia Nacional de Bellas Artes de San Alejandro, asumiendo en cambio la pintura moderna en el esplendor mismo del Cculo de Bellas Artes y de los pintores acadmicos oficiales. Conform el grupo Los Cinco y, a partir de su primera muestra en la Galera Lex (1956), realiz numerosas exposiciones personales y colectivas dentro y fuera de Cuba. Con su primer libro: El fantstico mundo de Oaj (Ediciones Unin, 1966), demostr que era posible escribir una ciencia-ficcin cubana autctona. Luego apareceran El Viaje, (1968) y Onoloria (1973) Otro libro de prosas: El laurel del patio grande (Editorial Letras Cubanas, 1978) otros dos de cuentos (Bajo la gorrita del Papa y Dulces delirios, publicados por Unin en 1991 y 1997, respectivamente) y la novela Estacin central (Letras Cubanas, 1993), estos tres ltimos ganadores del Premio de la Crtica correspondiente, completan hasta el momento la obra de este autor de huella indeleble en las letras cubanas, aunque poco favorecido por la crtica. Miguel Collazo continu su labor de creacin en silencio y, sin proponrselo, ejerciendo su magisterio en la narrativa cubana contempornea.

PAGE 9

Severo Sarduy Big Bang Las galaxias parecen alejarse unas de otras a velocidades considerables. Las ms lejanas huyen con la aceleracin de doscientos treinta mil kilmetros por segundo, prxima a la de la luz. el universo se hincha. Asistimos al resultado de una gigantesca explosin. (1974) IX Vagabundas azules La determinacin del "turn off" que se obtiene con delicados mtodos de observacin, queda siempre alterada por la presencia, en la secuencia principal, de estrellas situadas ms all del turn off: son las "blue strangglers", las vagabundas azules cuya existencia la teora de la evolucin estelar no logra explicar. Se formarn a partir de la materia proyectada hacia el exterior por las estrellas ms evolucionadas del conglomerado, las gigantes rojas? Todas galcticas, nubladas de pies y manos, dejando un remolino de estrellitas de strass, las Cosmticas salieron de Toledo. La Chelo (en 1054, citaba, apabullante, los Chinos observaron la nebulosa del Alacrn -y en pleno delirio etnolgico-: de ah la comparsa habanera del mismo nombre!) toda estratificada: rayos (D) de sodio y bandas de xido de titanio (TiO), caractersticas de las galaxias elpticas y de ciertas galaxias espirales: un estudio fotomtrico de su rostro pona en evidencia la cada rpida del brillo a partir del centro; la Tutsi, tan estrellada y doble y

PAGE 10

cubierta de emulsiones sensib les al infrarrojo, que era un homenaje vivo al astrnomo italiano Paolo Maffei. As microcsmicas -queran citar textualment e el universo-, parti eron, digo, de Toledo. Sin ton ni son deambularon hacia el sur: del Zohar al Corn, de la Ceca a La Meca, del azafrn al lirio. Emitan irradiaciones pulsa ntes; las seguan, en secuencias ovaladas, batallones de gigantes rojas -esas travestidas que abusaban del henn-, y hasta algunas enanas blancas de importacin americana, encadenadas a cacatas y orqudeas. Al llegar a Gibraltar -punto de "turn off", seal La Chelo-, se reunieron, debatieron y decidieron hundirse en las morismas. Por la luz que emitan, lechosa, de tiza apasionada, las identifica ron en el desierto. Luego se alejaron con velo cidad uniforme, infinitas. Los muros de Mekns las tieron de azul. Luz fsil As, los astrnomos tratan de explicar por qu el flujo de rayos X procedente del universo parece entre diez y cien veces superior a la suma de los flujos de todas las galaxias reunidas. No habrn detectado an todas las ga laxias que emiten rayos X? O se trata de una irradiacin difusa, testigo de la explosin que dio origen al universo? Medir sus reflejos en la arista de un pez, en el ojo del cocuyo, en la sura de la sombra del dtil; comparar la cal del marabuto con el pao de un monje mercedario, con la nieve bajo el antlope la sal de la garza fsil, con el semen la Va Lctea. (Del libro Big Bang, Tusquets, Barcelona, 1974) Que se quede el infinito sin estrellas Que se quede el infin ito sin estrellas... Que se quede el infin ito sin estrellas, que la curva del tiempo se enderece. Y pierda su fulgor, cuando se mece un planeta en su abismo y en las huellas del estallido primordial. Aquellas noticias recibidas del comienzo

PAGE 11

de las galaxias, del vaco inmenso, hoy son luz fsil. Paradojas bellas que anuncian por venir lo transcurrido y postulan pasado lo futuro. Universo del pensamiento puro: un espacio que fluye como un ro y un tiempo sin presente, opaco y fro. El tiempo de la espera y del olvido. Severo Sarduy (Camagey, Cuba, 25 de febrero 1937 Pars, 1993), fue un narrador, poeta, periodista, crtico de literatura y arte cubano. Su estilo est emparentado con el de Lezama Lima y Cabrera Infante, aunque tambin tiene puntos de contacto con el grupo Tel Quel de Pars. Estudi el bachillerato en Camagey. En 1956 se traslad a La Habana, donde empez a estudiar medicina. Con el triunfo de la Revolucin colabor en Diario libre y Lunes de revolucin, viaj a Pars en 1960 para realizar estudios de Historia del Arte y nunca regres a su pas. Estuvo vinculado al crculo de pensadores y escritores que hicieron la revista Tel Quel y trabaj como lector en Editions du Seuil, y como redactor en la Radiotelevisin francesa. Muri de sida en Pars en 1993.

PAGE 12

Silvio Rodrguez (1946) Cancin del elegido Siempre que se hace una historia se habla de un viejo de un nio o de si pero mi historia es difcil no voy ha hablarles de un hombre comn har la historia de un ser de otro mundo de un animal de galaxia es una historia que tiene que ver con el curso de la Va Lctea es una historia enterrada es sobre un ser de la nada El naci de una tormenta en el sol de una noche el penltimo mes fue de planeta en planeta buscando agua potable quizs buscando la vida buscando la muerte eso nunca se sabe quizs buscando siluetas o algo semejante que fuera adorable o por lo menos querible, besable, amable El descubri que las minas del rey Salomn se hallaban en el cielo y no en el frica ardiente como pensaba la gente pero las piedras son fras y le interesaban calor y alegra las joyas no tenan alma solo eran espejos colores brillantes y al fin baj hacia la guerra... perdn, quise decir a la tierra Hubo la historia de un golpe sinti en su cabeza cristales molidos y comprendi que la guerra era la paz del futuro lo mas terrible se aprende enseguida y lo hermoso nos cuesta la vida la ultima vez lo vi irse entre humo y metralla contento y desnudo iba matando canallas con su can del futuro iba matando canallas con su can del futuro.

PAGE 13

Detalle de mujer con sombrero Nac cuando las nebulosas an eran Polvo csmico en loca friccin Cuando ni el bisabuelo de este universo Haba conocido la luz. Nac mucho antes y aun soy lo mismo que fui. Lenguas de fuego, estrellas remotas Cuerpos volando y buscando la vida Breves tormentas de millones de aos Ojos en el cielo azul. Qu joven soy, Qu me dar la vida, Qu me dar la vida, Qu me dar el amor. Me hice universo, galaxia, planeta En m lomo crecieron animales y selvas Y la inteligencia fue hacindose rienda Para mi nerviosa emocin. Nac mucho antes y aun soy lo mismo que fui. Un semimono cazador de venados Pirmides, tumbas de arena del hombre Dioses y hroes imperios cados Guerras de la religin. Pero qu joven soy, Qu me dar la vida, Qu me dar la vida, Qu me dar el amor. Me brotaron colonias, ms tarde repblicas Y pases enormes en revolucin Naci quien me puso nombres y apellidos Profetas con pies de len Nac mucho antes y an soy lo mismo que fui. Sueos armados, ideas preciosas Mil enemigos con banderas atmicas Elementales y viejas miserias Y el corazn de un fusil. Pero qu joven soy, Qu me dar la vida, Qu me dar la vida, Qu me dar el amor. An me paseo robndole al aire Cualquier esperanza que ablande mis guerras Soy enemigo de m y soy amigo Y soy amigo de lo que he soado que soy. Nac mucho antes y an soy lo mismo que fui. Un embutido de ngel y bestia La democracia y el templo hermanados Hombres, mujeres, nios y viejos Y algo para una mujer. Pero qu joven soy, Qu me dar la vida, Qu me dar la vida, Qu me dar el amor. Cuando me beses, cuando me acaricies Vas a sangrar, vas a iluminarte Mi anatoma de espuma y granada Quiere y canta por mi. Es que nac mucho antes y an soy lo mismo que fui. Cuando me dejes, cuando me rechaces Estars destruyendo, negando a mis padres A todos mis hijos, a lo que me hizo, Y alo que yo vine a hacer. Pero qu joven soy, Qu me dar la vida, Qu me dar la vida, Qu me dar el amor. Qu joven soy Qu me dar la vida

PAGE 14

Silvio Rodrguez (San Antonio de los Baos, La Habana, 1946), intrprete y compositor cubano que form parte del movimiento musical conocido como la nueva trova cubana junto a Pablo Milans, Noel Nicola y Vicente Feli, entre otros. En 1951 la familia Rodrguez se traslad a la capital y Silvio comenz a tocar el piano. En 1963 compuso sus primeras canciones. Cuatro aos despus debutaba en el programa de televisin Msica y Estrellas. Su primera actuacin fue en el Museo de Bellas Artes. En 1975, cuando llevaba ocho aos de profesional y haba compuesto cientos de canciones, grab su primer disco en solitario. Su influencia y la de la nueva trova cubana sobre toda una generacin ha sido reconocida en todo el mundo. Trabaj con el grupo de experimentacin sonora del ICAIC (Instituto Cubano de las Artes y de la Industria Cinematogrfica). A lo largo de su carrera ha colaborado con numerosos cantantes y msicos latinoamericanos y espaoles en discos y giras. En 1995 mont el estudio de grabacin Ojal, el ms moderno de Cuba. Entre sus composiciones destacan Rabo de nube, Donde pongo lo hallado, Sueo con serpientes, Te doy una cancin, Ojal, y la triloga de Lps Silvio, Rodrguez y Domnguez, este ltimo editado en 1996. En 2002 debut como compositor sinfnico con el disco Expedicin, una coleccin de doce temas para voz y orquesta. Un ao despus edit Cita con los ngeles.

PAGE 15

Dana Chaviano Plumn de Noche. Suele el plumn vagar por el borde de un planeta. Sabe Dios de qu pjaro huy esa fierecilla que se abate sin fuerzas. Un plumn que se aleja en la noche es como un huevo de estrella: deja un rastro de luz que se apaga en la yerba. Voyeur Esta noche no voy a hacer apuestas. Mejor llegar hasta tu cuarto, olisquear los fantasmas que cuelgan de esa pared, y entornar felina mi espalda displicente. Tal vez entonces pueda echar una ojeada por el hueco de la cerradura donde duermes con otra

PAGE 16

Ertica V Qu mar mi caballero esta noche se desborda al calor de la selva. Busco un buen enamorado que me ahogue en su carne de Satn. Como t mi caballero orlado semejante a mira. Yo vago a mi antojo por estos aires del mundo empapada hasta el cuello de tibieza. Estoy harta de mis propios dedos y tambin de la flauta andina. Le tengo miedo a las velas (se parten tan fcilmente). Claro que el sexo me hornea: voy a comprarme un cepillo para frotarme muy suave, te abrir la entrada espumosa cubierta de Old Spice y vendr tu hoja afilada y las tijeras de estilo. Que dulzor mi caballero erguido cuando transpongas mis labios y bebas mi jugo ambarino. Tomado de Confesiones erticas y otros hechizos (1994) Dana Chaviano (1957, La Habana). Licenciada en Lengua y Literatura Inglesa, en la Universidad de La Habana. En 1979 gan la primera convocatoria del Premio David de Ciencia Ficcin con Los mundos que amo (1980). En 1982, fund el primer taller literario de CF de Amrica Latina: Oscar Hurtado. Posteriormente public Amoroso planeta. (1983, cuentos), Historias de hadas para adultos (|1986, noveletas), Fbulas de una abuela extraterrestre, (1989, novela) y El abrevadero de los dinosaurios (1990, cuentos). Ese ao, Chaviano obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil La Edad de Oro por su coleccin de relatos fantsticos Pas de dragones. En 1991 viaj para irse a vivir fuera de Cuba. Desde entonces ha publicado Confesiones erticas y otros hechizos (1994, poesa), Pas de dragones (Espasa Juvenil 2000, cuentos) y el ciclo de novelas La Habana oculta, compuesto por El hombre, la hembra y el hambre (Planeta 1998) Casa de juegos (Planeta 1999), Gata encerrada (Planeta 2001) y La isla de los amores infinitos (Grijalbo 2006), publicada en 25 idiomas y que se ha convertido en la novela cubana ms traducida de todos los tiempos. Ha recibido numerosos reconocimientos internacionales: Premio Anna Seghers (Academia de Artes de Berln, Alemania, 1990) por Fbulas de una abuela extraterrestre; Premio Azorn de Novela (Espaa, 1998) por El hombre, la hembra y el hambre; Premio Internacional de Fantasa Goliardos (Mxico, 2003), por el conjunto de su obra de CF; fue la Invitada de Honor a la 25 Congreso Internacional del Arte Fantstico (Fort Lauderdale, USA, 2004); y recibi la Medalla de Oro al Mejor Libro en Lengua Espaola (Florida Book Awards 2006, USA) por La isla de los amores infinitos. En 2007 dej su trabajo como profesora en la Universidad Internacional de la Florida (FIU) para dedicarse exclusivamente a escribir. Su sitio Web es www.dainachaviano.com

PAGE 17

Chely Lima Zona de silencio No queda nadie. El viento mete las manos en las habitaciones vacas, rompe papeles, desordena mis sbanas. No queda nadie a quien decirle te amo, qu da es hoy, cundo llegaste. Me estn cercando los lobos. Veo el ojo febril de la fiera y la luna que arde en su centro. Una luna de agua, delgada, como una tajada de acero. Lobos grises, lobos negros, lobos blancos de pelaje erizado. Lobos en acecho. Nada que decir, nada que recordar, nadie por quien llorar, ni siquiera por m. Nada. Nadie. Lobos en crculo y el dolor que va subiendo por la garganta desde el pecho. El dolor como un cordel de fuego, como un hambre sin curacin posible. Como un latigazo que estalla al azar en un crculo de lobos. Nada sino el viento en las habitaciones vacas, los muros abatidos, ladrillos a punto de desmigajarse como pan seco. Muros blancos y lobos negros que se recortan en la luz cegadora del da. Muros negros y un lobo solitario, blanco, que se recorta a contraluz, a contrasombra. El telfono ha dejado de sonar. Internet no existe. Las cartas se fueron despedazando, hmedas y carcomidas por la ausencia de mi mano. Un televisor muerto frente a la cama. Lobos que allan. Y esa figura de bruces: yo mismo, yo misma. Esa figura que se levanta sin aire, sin tiempo, y, lentamente, va a unirse a los lobos.

PAGE 18

Ala y Ala Imagnate que estamos apretados y est a punto de ser nuestra gran noche. Por la ventana empiezan a invadirnos antiguos clavicordios, dinosaurios, planetas sin vegetacin, gijes tardos y toda esa muchedumbre que nos mira comenzar el ritual de redondear tu frente, besarte la espalda y grabarte los dientes en un muslo febril; toda esa muchedumbre se agita, brama encendida y cruje en gigantescas floraciones. Descendemos a un crculo infernal. Imagnate que encuentro tu sandalia en mi inicial expedicin de arqueologa y a partir de una huella reconstruyo tu rostro y tu pene, o me hago parsito afn de tu garganta. Descubro la forma de crucificarte cara al techo y nos cuesta la resurreccin un largo orgasmo de ans y de centella. Imagnate esta primera historia real, si no te hubiera visto, si no te hubiera escrito. Si no hubiramos chupado el mango mtico de Adn: Qu haramos con la Tierra de tal forma poblada y despoblada. Chely Lima (1957, Gira de Melena, Cuba). Narradora, poetisa y dramaturga. Guionista de televisin y cine. En 1980 obtuvo el Premio David de Cuento con el libro Monlogo con lluvia y el Premio 13 de Marzo de poesa con la obra Tiempo nuestro. En 1983 public Espacio abierto, un libro de cuentos de ciencia ficcin escrito a dos manos con Alberto Serret. Poco despus sali su novela Brujas. En 1985, gan el premio nacional Ismaelillo por la novela juvenil de ciencia ficcin Umbra, an indita. Es autora de un total de 21 libros, que incluyen novelas, cuentos, poesa, y literatura para nios, publicados en Cuba, Mxico, Colombia, Venezuela y Ecuador, entre ellos las novelas Confesiones nocturnas y Tringulos mgicos (ambas por Planeta-Mxico, 1994). Sus monlogos y obras teatrales para adultos y pblico infantil han sido puestos en escena en Cuba y Ecuador. Tiene en su haber los textos de una pera rock y una cantata, Violente y Seor de la Alborada, escritos en colaboracin con Alberto Serret, representadas en el Teatro Nacional de Cuba entre 1987 y 1990.

PAGE 19

Alberto Serret Un memorandum para mi siquiatra I Nuestra casa huele a bosque; de los techos gotea resina y el murmullo de animales salvajes que se ahogan en charcos espejeantes dejados por la lluvia. Desde el muro del patio un conejo me mira con ojos amarillos y salta de pronto sobre m, se va huyendo aterrado por los tneles que cav la carcoma en los cuatro pilares. Una voz interior est gritando: en el hemisferio norte, en la regin del conflicto nuclear morirn 750 millones de personas II El diluvio golpea la tapa del crneo. Todo se moja adentro, el alma, los papeles los papeles y a veces el alma que se va hecha un barquito de cscara de huevo rumbo a la alcantarilla a ver si se la traga el pez que lleva adentro un soldado de plomo. Las palmatorias fluyen con su esperma viviente, las pelotas golpean los tabiques enfermos; todo se moja afuera y algo grita: 340 millones sufrirn radiacin y mutilaciones

PAGE 20

I ema) ircunda a la Tierra) n Simptico e complace al cliente cualquier lamparero) los demonios libados 19 m illones de casos adicionales e tumores malignos IV eces qe van y vienen. Peces de la lujuria sica de Wagner n precedentes con innumerables onsecuencias. Por ejemplo V tillas, una carta nica en la mano. Pero no sabemos ados dido de los sueos tiznada por la luna. La hierba de Walt Whitman .667.000 personas II El mundo se de chocolate: la gaviota (sntoma indiscutible de algn po el buche escatolgico de los tirano saurios pequeitos que hallamos en la tapa de un libro el pulso de Lilita (satlite in visible que c los ojos de coral que nos miran de lejos las gavetas los pies el Gra Aqu la huella impdica el cabrn surtidor que mana piedra nostalgia caracoles los poderes de Ssamo (genio espe ctacular qu ms all de la lgica de las culebras aullantes, por la abeja que zumba: entre los sobrevivientes de una guerra nuclear se esperan cerca de d Pu que rastrillan la piel exigiendo riberas y puentes de sargazo. El delfn de la noche levanta a una sirena filmada en eastmancolor con m y la arroja furioso contra m. La voz nasal de un locutor que dice: La explosin de una bomba de 1 Mt (sin hablar ya de miles) se convertir en una tragedia si c Los veintids caminos me lamen las cos se combinan a solas y misteriosamente me dejan cul es porque los prp le han ten cortina. La clave Y arriba los cohetes, la ventana que chirra: Durante una explosin de 1 Mt sobre Maniatan morirn en el acto 1

PAGE 21

VI e lleva en la mano el halo de Jess. ado y de otro dez de su materia) de Jess, con un rayo de sol, 238 000 personas sufrirn graves lesiones VII duende. migo a? rindar por todos A MUERTE CON LAS MANOS) millones 251 mil VIII ra: es y las inundaciones. la ra de de No nos de fibras mercuriales del fuego). Ahora, de repente, mi madre qu con uncin de catlica posible Y lo palpa, y lo vuelve de un l como a una hoja de begonia, como el ala de un pjaro que se va a degollar inexplicablemente (comprobando quiz el peso atmico las propiedades halotrpicas, la rigi blande un rayo de sol y se lo clava en medio del pecho. Mi madre se suicida con el filo del halo con sus begonias. He aqu el treno de sus funerales: 2 O soy nio o soy Ocupar la silla. Me servir a gusto de los platos que pueda. Pero ustedes, por favor, qudense aqu con aunque sea solamente para verme comer, si es que hoy no tienen apetito. Quiz un trago de vino? Alguna cucharad Una pizca de pan para b a la salud del hombre? Me dejan casi sordo con sus altoparlantes. Creo que Un golpe nuclear sobre Nueva Cork en horas diurnas teniendo en cuenta el efecto de los incendios, producir (NOSOTROS DETENDREMOS L 2 Esccheme un momento, compaero siquiat entraremos al bosque de los tantos placer a pesar de los muros Y seremos el polen am durazno el cuerno de la cabra, ni silencio ni cruces ni alas de vampiro ni arca ni bomba de neutrones ni bomba de infitri (tal vez un corazn y energa, energa con que sustituir la energa Y habr fiesta, hasta tarde y yo descansar por fin, me ir quedando

PAGE 22

dormido alegremente, con t odo lo que vive es. ara extender sus pechos cuajados sobre m. tre la crtica y el pblico juvenil cubano. Dej indita una novela ertica titulada El amante de Lot. temblando en mi mochila. Y el punzn de la aurora me romper las sien Y una mujer o un hada saldr de la espesura p Alberto Serret. (Santiago de Cuba, 1947-2000) Se gradu de Ingeniera Civil, profesin que abandon para dedicarse por entero a la creacin literaria. En Cuba public los poemarios Figuras cantadas y soadas (1980), Jaula abierta (1980), Cordeles de humo (1987) y En plena desnudez (1988). En 1987 su libro de cuentos para nios Escrito para Osmani recibi el premio de la crtica a las mejores obras editadas en la isla. Public los libros de ciencia ficcin Un da de otro planeta (1986) y Consultorio terrcola (1988) En colaboracin con Lima escribi adems los volmenes de cuentos Espacio abierto (1983) y Los asesinos las prefieren rubias (1990). Fue adems ganador del premio nacional de teatro en 1991 por su obra Un plato de col agria. Poco antes de abandonar la isla, Serret y Chely Lima escribieron el serial de aventuras Shiralad, que tuvo magnfica acogida en

PAGE 23

Bruno Henrquez Gnesis Y dijo Dios: -Hgase la luz, para que transporte en ella la energa. Y se hizo la luz. Y vio Dios que la luz era buena. Aunque era difcil de entender, era algo extrao, tanto, que Dios a pesar de esforzarse no lo comprenda. Y separ la luz de la no luz No entenda tampoco la sombra, la de su mismo omnipotente cuerpo Y sigui en su creacin, quera comprender. Cre las aguas y las tierras. Y los extraos animales, los del agua y la tierra, y las plantas. Pero l no comprenda. Y cre as al hombre, para que lo adorara y entendiera por l. Qu podra entender el hombre? Pero Dios lo hizo sabio le dio inteligencia, sin saber a derechas lo que significaba. Y crey Dios que era bueno. Y fue el hombre, y viva y observaba Vio el hombre un rayo, tuvo miedo, se asust de la luz y la fuerza sobrehumana. Y cre el hombre a Dios. Entre la luz y Dios, para el hombre, se alzaban las tinieblas de la duda. Surgieron los por qu. Se agit en las tinieblas el intelecto humano. Descre el hombre a Dios. Y se hizo la luz. Y vio el hombre que la luz era buena. OVNIS II Hay luces en el cielo no son estrellas no relmpagos no lucirnagas ni nubes nacaradas no seales de muerte de la guerra no reflejos del sol en una nube no auroras ni crepsculos no aviones mercenarios no rayos csmicos no ilusiones de fanticos noctmbulos no el cumplimiento de una profeca no registros objetivos de una mquina no papalotes ni sueos infantiles no fantasmas no experimentos no lluvias provocadas no el halo de la Luna no plasma en rayo esfrico no seales de vida de otra Tierra no el brillo de una explosin prohibida no el fin del mundo no satlites no estrellas luces, slo luces en el cielo

PAGE 24

Contacto csmico Al salirse de su rbita un navo intergalctico se precipit en la atmsfera de un mundo de gente prctica La situacin no fue trgica pues la gente no era blica aunque s un poco cmica y dadas a correr mquinas Las gentes de origen csmico tenan el aliento ftido el caminar estrambtico y en la frente un ojo nico. El mundo de gente prctica tena un clima muy clido con ventoleras fantsticas que hacan daos vandlicos Los prcticos saban fsica y sus ciudades elsticas se desbordaban de msica ante las fuerzas geofsicas Tenan casas antissmicas decoradas con esttica y varios centros artsticos exentos de toda lgica Y en institutos cientficos su nmero era astronmico sus resultados ridculos y su presupuesto heroico Sus ideas unas msticas otras carentes de lgica las ms con sentido prctico y fuerte base ideolgica sus rostros algunos plidos otros bronceados y atlticos con ojos, unos estrbicos otros de mirar malfico Ante los del ojo nico se encuentra la gente prctica que los contemplan atnitos y hacen comentarios custicos Usando el don teleptico y un enlace ciberntico se hace el intercambio rpido de las ideas cientficas de los conceptos estticos de las bases filosficas de algunas ideas prcticas y de tubos de dentfrico consejo estomatolgico incluido por un cmico que sinti el aliento ftido y no respet la tica Surge la amistad galctica se hacen los lazos polticos se designan diplomticos y se abre una era histrica una lnea telefnica una tienda diplomtica y como punto dramtico el burocratismo csmico. Vctor Bruno Henrquez: Miembro de la Unin de Escritores y Artistas de Cuba, (UNEAC). Principal organizador de los eventos anuales de Ciencia-ficcin en Cuba, y uno de los ms entusiastas impulsores del gnero. Director del Grupo i+Real de ciencia-ficcin y de la revista del mismo nombre, primera publicacin virtual cubana dedicada al gnero. Creador del Concurso de cuentos de la revista Juventud Tcnica y el premio anual de cuento corto de CF "Dragn". Fue presidente del Taller "Oscar Hurtado" y asesor del Taller literario de CF "El Negro Hueco". Ha publicado los libros: Aventura en el laboratorio, Editorial Oriente, 1988. En otro espacio. Cuaderno de poesa, Municipio de Cultura Plaza, 1987.Por el atajo, Editorial Oriente, 1991. Marte. Mito y realidad, Colihue Argentina, Ed. C-T, Cuba, 1994. Polvo en el viento, antologador, Argentina, 1999. Sus poemas de ciencia ficcin y artculos de divulgacin cientfica han aparecido en numerosas publicaciones de Cuba y el extranjero.

PAGE 25

Elva Daz Daz Contemplacin de la Galaxia Sentada sobre este brazo de milenios sostenida por la carrera de tus soles desde mi extremo yo padezco los ojos presos entre telones de carbn Animales sedientos Cruzan por el camino de Santiago Y doce veces Abrevan en su espuma cada noche. La espalda se me pega Sobre la piedra de este mundo Y an ms criatura que el da de mi muerte Pido caer desde la Tierra hasta tu fondo. Tu centro enorme Iluminado Cegador de ojos ingenuos Develado hasta su ms recndita energa Desde mil supernovas sorprendidas Se lanza hasta mi encuentro. Elva Daz Daz Fundadora del taller Oscar Hurtado. Actualmente trabaja en el Centro de Colaboracin en Reproduccin Humana, OPS/OMS, Unidad Epidemiolgica del Hospital "Amrica Arias", MINSAP

PAGE 26

Ileana Vicente PoemaSideral Vertiginosa huda de soles asustados por espacios increbles; lanzando destellos de alarma en los confines del infrarrojo se hunden las galaxias en los lmites de la razn. Egostas del Universo, estrellas colapsadas en s mismas robando la energa, encarcelando la luz y el movimiento; abismo negro, insaciable engullidor de astros que estallar de amor en el futuro. Danza de vida, canto y esperanza que agita los cuerpos habitados por la eterna conciencia de s misma que brota incontenible y dominante, dando sentido al caos y motivo a la belleza. Nubes de polvo csmico, mundos de anti materia, grmenes de vida vagabundos a lomos de fragmentos de planetas. Todo lo que an no conocemos, sucesos de un pasado imaginado, reduzcan su presencia a un poema. Ileana Vicente Armenteros (C. de La Habana 1946) Graduada de licenciatura en Ciencias Qumicas, y Doctora en Ciencia y Tecnologa de los Alimentos por la U.P. de Valencia. Graduada del curso para escritores de Radio y TV. Es fundadora del taller literario Oscar Hurtado, obtuvo premio de narrativa del municipio Plaza. Ha publicado cuentos y poemas en la revistas Unin, Juventud Tcnica y Energa y t as como en los libros: Cuentos cubanos de ciencia ficcin, Recurso Extremo y Astronoma se escribe con g.

PAGE 27

JosMartnezMatos Poemas III Todo el ruido del mundo, toda la luz que zumba redonda, infinita en la esperanza abierta del pionero, del que vio con sus ojos las frmulas secretas el que neg a dios y puso al hombre en la cumbre, el que hizo el pan y cultiv la uva: los oscuros millones y millones de humildes de oficio, los bienaventurados simples, los que no supieron las frmulas secretas, los que en las noches les asalt el sueo de las galaxias y los mare el espacio abierto como un abanico infinito, los oscuros espacios llenos de luz y de sueos. Soaron con grandes naves estelares y partieron sin rumbo en el espacio a encontrar los hermanos de iguales ojos. Todo el ruido del mundo, toda la luz que zumba. VII Que suene y que resuene el corazn como una almendra en el hueco del mundo. Despacio y asombrado ante tanta partcula vibrando, tanto sueo persistiendo e otros colores, otros sonidos, otras flores llenas de paciencia, tragando tiempo, devolviendo espacio. Sombra perfecta la del corazn en medio de la noche, aunque no eres ms que un electrn en el universo, un soplo, un paso en el tiempo, vibras, das fe de mi existencia y de las cosas sin pensamientos. Para ti no son ciegos los cometas errantes, van distribuyendo luz por las galaxias, hacia la nada y el todo que es el universo donde el sol es una partcula perdida, una onda errante que resuena en el corazn como una almendra. Jos Martnez Matos (Baracoa, Oriente, 7.7.1930). Radic en Guantnamo (Oriente), en cuyo Instituto se gradu de Bachiller en Letras alrededor de 1956. Entre 1957 y 1958 dio clases particulares en Regla (La Habana). Curs dos aos de Filosofa y Letras en la Universidad de La Habana hasta 1959, fecha en que labora en el Ministerio de Transporte. Particip en el Seminario de Dramaturgia auspiciado por el CNC. En 1963 obtiene mencin de poesa en el Concurso Casa de las Amricas por su libro Das de futuro. De 1964 a 1967 estuvo en Bulgaria, enviado por la UNEAC, donde estudi lengua y literatura blgaras, tradujo para la Editorial en Lenguas Extranjeras de Sofa y particip en otras actividades. Viaj por Grecia, RDA, Polonia y Checoslovaquia. En 1969 merece el premio UNEAC de poesa Julin del Casal con Los oficios; en 1973, el de poesa del Concurso 26 de Julio, auspiciado por las FAR, con Juracn. Su libro de relatos La casa del tiempo fue publicado por Letras Cubanas en 1983. Ha colaborado en La Voz del Pueblo (Guantnamo), Prensa libre, Bohemia, La Gaceta de Cuba y Unin. Tradujo poemas de Nikola Vaptsarov. Algunos de sus poemas han sido traducidos a su vez al blgaro, al ingls, al francs, al polaco y el dans.

PAGE 28

Virgilio Lpez Lemus Que habr? Qu habr, sabios parapsiclogos, brujos ocultistas, profetas, anticristos, qu habr del lado nunca visto en el sitio ignorado en el lugar lejansimo que ahora ni siquiera pensamos y que ser lugar comn de un nio del futuro? Ah, quin sabe si solo es dado formular que all tambin habr poesa. La llegada Si en la espera de la segunda venida de Cristo en medio de fuegos atmicos quizs apocalpticos quien llega en verdad de los cielos es algn extraterrestre en nave csmica gallardsima, no hagamos como hombres de Mxico, no tengamos preparada la Malinche, no es Quetzalcoatl quien llega; esa no es la llegada de un Mesas, no inauguremos religiones con un feliz mortal del Universo, no nos inmolemos tontamente ni nos precipitemos en presentar batalla: Ni un Cristo ni algn extraterrestre volar por espacios infinitos para hacer esclavos a los juncos que piensan, para someter al planeta azul que viaja solitario, nico, como cmara de vida a travs de mltiples galaxias. Planeta

PAGE 29

Pienso en la noche como en una concha prohibida. Yo perla. Yo dentro casi al nacer. Yo oscuro. Y todo el cielo estrellado tiembla conmigo. Yo soy el mundo dentro de la atmsfera que formo con mi sueo. Estoy encerrado y a la vez libre, contento y triste. Soy un ser paradjico que escucha la msica de la luz, la sinfona solar ante la vista del da bullendo en mi rostro. Siento la densidad de la noche conformndome, haciendo de m un juguete del tiempo, una bomba de vida dispuesta a estallar. Soy parte de este silencio o de ese vaco circular, como un nio formndose, dependo del aire y de la luz del planeta, de otros que van junto a m, del odio y del amor. Soy aquel que nada contra la corriente como un cometa hacia su destruccin. La noche se adensa sin que mis ojos puedan separar la luz de las tinieblas. Duermo. Sueo. Amanezco como si en la cabeza un sol poderoso sembrara incertidumbre. Qu es lo real, aquello que resplandece o lo que se oculta. Lo que vive en la luz o lo que est saltando en m como una sombra? Soy en el cosmos. Embrin del planeta. Pacto de la muerte. Cambio constante que me aterra, me disuelve. Arrastro las horas o el Tiempo me arrastra y mientras duermo, sueo que sueo con la vida. De Cuerpo del da (Ediciones Unin. La Habana, Cuba, 2000) Virgilio Lpez Lemus: naci en Fomento, Sancti Spritus, el 22 de octubre de 1946. Poeta, ensayista, crtico, traductor e investigador literario; es Doctor en Ciencias Filolgicas y Licenciado en Lengua y Literaturas Hispnicas, en la Universidad de La Habana; labora actualmente como Investigador Literario Titular en el Instituto de Literatura y Lingstica de Cuba. Acadmico Titular de la Academia de Ciencias de Cuba. Ha publicado diez poemarios, entre ellos: El pan de Aser (La Habana, 1987), La sola edad (La Habana, 1990), Cuadernos de Otredad (Porto Alegre, Brasil, 1994, edicin bilinge), Quaderno di Macedonia (Italia, 1996), Cuerpo del da (La Habana, 2000), La Eterna Edad (La Habana, 2004). Ha editado trece libros de ensayos, entre los que sobresalen: Garca Mrquez: una vocacin incontenible (La Habana, 1982, segunda edicin aumentada, 1987; edicin en ruso, 1990); Palabras del trasfondo. Estudio de la poesa coloquialista cubana (La Habana, 1988), Samuel o la abeja. Estudio de la potica de Samuel Feijo (La Habana, 1996); Dcima e identidad (La Habana, 1997), La imagen y el cuerpo. Lezama y Sarduy (La Habana, 1998), La dcima constante (La Habana, 2000), Dulce Mara Loynaz. Estudios sobre la obra de una cubana universal (Tenerife, 2000), Eros y Thanatos. La obra potica de Justo Jorge Padrn (Madrid, 2002). La dcima renacentista y barroca (La Habana, 2002), Aguas tributarias (La Habana, 2004) Dos libros de ensayos en procesos editoriales; uno de poemas y cinco inditos de ensayos concluidos.

PAGE 30

Len de la Hoz Ciencia ficcin Llegamos. Quizs con la ltima oportunidad de aquel reino. Todas las naves que partieron parecen extraviadas. T y yo solos caminamos por la calle ascendente sobre el sol, recogemos las flores de jardines nicos que sobamos bajo la luna. No ofrecemos la felicidad. Sin embargo, amor, nos morimos por mirar estos jardines desde lejos. Llegamos al sitio soado, al Fin. Len de la Hoz (Santiago de Cuba, 1957) Premio David 1984, en el gnero de poesa con su libro La cara de la moneda. Tras concluirla licenciatura en Lengua y Literatura de la Facultad de Artes y Letras en la Universidad de La Habana, labor como asesor literario en Artemisa. Obtuvo con su libro de cuentos Los gallos generosos de la maana la mencin 13 de Marzo (1975) y con su poemario Los pies del invisible el premio de la Unin Nacional de Escritores y Artistas de Cuba de 1987. Tambin ha integrado el jurado del concurso David. Colaboraciones suyas han aparecido en El Caimn Barbudo, Casa de las Amricas, La Nueva Gaceta, Unin y Revolucin y Cultura. Algunos poemas suyos han aparecido en Tertulia potica (1988). Fue miembro de la Brigada Hermanos Saz y trabaj como jefe de redaccin de La Gaceta de Cuba. Silvia Quintanar Tao. Obtuvo con su libro de cuentos Los gallos generosos de la maana la mencin 13 de Marzo (1975). Poemario Los pies del invisible el premio de la Unin Nacional de Escritores y Artistas de Cuba de 1987. Reside en Santiago de Cuba. Bibliografa activa: Coordenadas, Poesa, s.p, 1982. La cara de la moneda, Poesa, 66 pp, 1987. Los pies del invisible, Poesa, 68 pp, 1988. Preguntas a dios, Poesa, 58 pp, (Espaa) 1994.

PAGE 31

Luis Rogelio Nogueras Una muchacha En la misma calle, pero en distintas casas, un filsofo, un poeta, un guerrero y un alquimista tejan y destejan los enigmas del Universo. El filsofo meditaba sobre el Ser, se preguntaba una y otra vez por qu existe lo que existe y por qu existe de este modo y no de otro. El alquimista mola lentamente en su mortero de mrmol polvos que quizs lograran engaar a la muerte, buscaba en su retorta un elixir para preservar al cuerpo de su fatal corrupcin. El guerrero trazaba sobre un mapa los esquemas de relampagueantes ofensivas, mova sus ejrcitos invisibles, trataba de adivinar el flanco dbil del prximo enemigo. Y el poeta emborronaba incontables cuartillas, desgranaba las palabras del idioma en busca de un verso muy nuevo que tratase de asuntos muy viejos como el amor, la verdad y el maana. Por fin venci el cansancio. Y en distintas ventanas de la misma calle asomaron cuatro hombres fatigados, que intercambiaron un leve saludo desde sus mundos distantes. Y cada uno permaneci en s mismo hasta que pas aquella muchacha hacia el mercado, con una cesta de coles frescas bajo el brazo. Entonces, como se acallan los instrumentos de la orquesta cuando el director baja con gesto decidido la batuta; como desaparece el paisaje cuando caen los prpados, se acallaron, desaparecieron alejandrinos y marchas forzadas, razones vitales y pcimas, y ocho ojos fijos siguieron el leve temblor de los senos puntiagudos de aquella muchacha que caminaba sin prisa hacia el mercado.

PAGE 32

El caballo alado (sobre una idea de Spinoza, tica, XLIX) 1. Supongamos que un poeta escribe sobre un nio que suea con un caballo alado. 2. Supongamos que el poeta no percibe entonces otra cosa que la existencia del nio y su sueo. 3. Por tanto el poeta necesariamente considerar al nio y su sueo como presentes. 4. Es decir, que no podr dudar tampoco de la existencia del caballo alado aunque no est seguro de ella. Luis Rogelio Nogueras (1945-1985). Poeta, narrador y guionista de cine cubano. Adems de Cabeza de zanahoria, con el que gan en 1967 el Premio David compartido con Lina de Feria por su Casa que no exista, la produccin potica de Nogueras publicada en libros se encuentra conformada por Las quince mil vidas del caminante (1997), Imitacin de la vida (1981, Premio Casa de las Amricas), El ltimo caso del inspector (1983), Nada del otro mundo (1988, antologa preparada por el propio autor antes de su muerte); La forma de las cosas que vendrn (1989). Hay muchos modos de jugar (1990) y Las palabras vuelven (1994). Dej indito en su totalidad el cuaderno El gato y la liebre, aunque una parte la dio a conocer en Nada del otro mundo. Tambin public, ya en el campo de la novela, El cuarto crculo (1976), escrita en colaboracin con Guillermo Rodrquez Rivera y merecedora del Premio Aniversario de la Revolucin, Y si muero maana (Premio UNEAC 1977) y Nosotros los sobrevivientes (1982), esta ltima llevada al cine, con guin suyo, por Toms Gutirrez Alea. Un fragmento de su novela indita Encicloferia titulada inicialmente Las manos vacas (bajo este ttulo fue publicado un captulo en El Caimn Barbudo correspondiente a febrero de 1986), aparece en el libro El cisne salvaje.

PAGE 33

Jos Prez Olivares Como un presagio El mundo te hizo a su modo, y el pintor al suyo, muchacha medieval. Por eso ests absorta, cogida para siempre entre la luz de tu cuello y el fondo borroso de una poca de ngeles y demonios. Llegas ahora a un siglo de leyendas y desastres, y el joven que te descubre fue el mismo hereje que muri en la hoguera de tus ojos. Mranos, muchacha. Somos criaturas capaces de amar y destruir, hechas de esperanza y muerte. En el silencio que te resguarda igual que un refugio antiatmico, no caben las infamias ni las locuras; no caben los viajes a las estrellas, la desintegracin del tomo, las grandes transformaciones sociales. Mranos luchar por la misma razn de ser huspedes transitorios de un planeta que ebulle lo mismo que un caldo de cultivo. No sea que maana, cuando este poema aparezca como un presagio, como un desastre ms, le falte el aire absorto y la luz irremediable de tu cuello. De A imagen y semejanza (Premio Poesa "13 de marzo". Univ. de La Habana, Cuba, 1985) Jos Prez Olivares (Santiago de Cuba, 1949). Poeta y pintor. Graduado por la Escuela Nacional de Arte de Cubanacn (La Habana, 1972) en la especialidad de Artes Plsticas. Licenciado por el Instituto Superior de Arte (La Habana, 1987) en la carrera de Artes Plsticas, con especializacin en pintura. Desde los 22 aos ha ejercido como profesor de artes plsticas en distintas academias cubanas y ocasionalmenteen el Instituto de Bellas Artes de Medelln, Colombia. Reside en Sevilla desde 2003. Entre su obra potica se encuentran Papeles personales (UNEAC, 1985); A imagen y semejanza (Universidad de La Habana, 1987); Caja de Pandora (Letras Cubanas, 1987); Examen del guerrero (Visor, Madrid, 1992); Me llamo Antoine Doinel (plaquette, Ediciones Extramuros, La Habana, 1992); Proyecto para tiempos futuros (plaquette, UNEAC, 1993); Cristo entrando en Bruselas (Renacimiento, 1994); Hblame de las ciudades perdidas (Renacimiento, 1999); Lapislzuli (Letras Cubanas, 1999); El rostro y la mscara (UNEAC, 2000); ltimos instantes de la vctima (Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert, 2001). Los poemas del Rey David (Tierra de Nadie, Jerez, 2008).

PAGE 34

Manuel Gmez Fernndez (1949) Desde mi ventana sideral Los veinte mil nombres grabados en la luna no he podido localizarlos en mi programador. Mi calificacin no presentar un cdigo final equivalente al tuyo y me perder en el prximo milenio estudiando residuos de cenizas siderales para fabricar un nuevo sol. No he podido recordar el programa de los hombres grabados en la luna y t con tu blanca sonrisa tu piel y tus ojos dorados estars buscando una nueva estrella. No te ver ms despus de estos tres meses de coitos apurados para recuperar el tiempo que perderemos hasta el infinito. De Desde mi ventana sideral (Direccin Municipal de Cultura. Holgun, Cuba, 1988) Manuel Gmez Fernndez (Gibara, 1949). Poeta. Obtuvo menciones en los concursos Jos Mara Heredia 1972 y Guerrillero de Amrica 1986 (ambos poesa). Aparece en Catlogo de Ediciones Holgun. 1986-2006 (2006). Ha colaborado en Santiago, mbito y Cacoyugn. Bibliografa: Desde mi ventana. [Poesa]. Gibara, Direccin Municipal de Cultura, Seccin de Literatura/ Imprenta de la Direccin Provincial de Cultura, Holgun, 1988.

PAGE 35

Iraida Iturralde Apstrofe del Orbe Terra La cnica figura del globo se interpone -genera al cuerpo su postura su clsica expresin de espculo. Le brinda a la visin la coordenada exacta la lnea indescifrable: el logos de la muerte. Al girar, el globo muestra el otro ojo el sol se mueve en el trazado, revela al hombre las rbitas lumnicas del tiempo. Vertida al cosmos la mente se abandona se desdobla en su contorno cae, se alza se funde el ngel preciso de su especie. De Tropel de espejos (1989) Iraida Iturralde (Habana, 1954): Educadora, traductora y poeta, Iturralde fue editora de la revista literaria Romnica y Lyra y fue presidente de the Cuban Cultural Center de New York. Entre sus libros de poemas se encuentran Hubo la Viola, El Libro de Josafat, Tropel de Espejos, Discurso de las Infantas y La Isla Rota. Sus poemas han sido publicados en ervistas y peridicos en Amrica, Europa as como en varias antologas Fiesta del Poeta, Poetas Cubanos en Nueva York y Los Atrevidos: Escritores cubano americanos. Ha recibido premios de la Ford Foundation y the Mid-Atlantic States Arts Consortium. Iturralde se gradu de Ciencias Polticas en la New York University.

PAGE 36

HISTORIADELCINECIBERPUNK VILLAGEOFTHEDAMNED(1995) En el pueblo americano de Midwich, una barrera invisible ha surgido y deja inconsciente a todo el que la atraviese. Despus de varias horas la barrera desaparece y las autoridades logran ingresar al pueblo, descubriendo a todos sus pobladores desvanecidos. Mientras el gobierno investiga lo sucedido, a los escasos meses llega la noticia de que todas las mujeres de Midwich han quedado embarazadas. El Dr. Alan Chaffee est alarmado por el incidente; y al momento del parto, comienza a resultar obvio de que los nios no son normales. Sin emociones, comportndose al unsono y con poderes mentales cada da ms potentes, los chicos terminan generando temor y respeto en el pueblo. Pronto comienza a resultar evidente de que los nios son una amenaza a la humanidad; pero todos los intentos por abatirlos resultan infructuosos debido a los enormes poderes de los chicos. Esta es la remake del enorme clsico El Pueblo de los Malditos de 1960. En su momento Village of the Damned representaba una especie de respuesta inglesa a La Invasin de los Usurpadores de Cuerpos otra avanzada extraterrestre con humanos posedos y carentes de emociones -, pero tena su propia cuota de ideas originales y terminaba por erigirse con estatura propia. Ahora llega esta nueva versin americana, para lo cual llamaron al director de gnero John Carpenter. Mientras que Carpenter haba logrado una excelente reimaginacin de El Enigma de Otro Mundo, resulta obvio que no tiene ni idea de los conceptos que yacen bajo El Pueblo de los Malditos. El original era una pelcula fantstica con toques estremecedores todo el tiempo ibamos descubriendo facetas inquietantes de los nios y elaborando complejas teoras acerca de su origen -, en donde el mal resultaba intocable ya que estaba encarnado en figuras infantiles. Aqu no hay ni el 5% del clima que tena el filme de 1960, y se ha perdido toda la sutileza. El problema fundamental con la versin 1995 es que termina resultando un filme de terror de stock, con las obligatorias escenas de shock cada 10 minutos, las cuales van de lo standard a lo absurdo. A eso se suma que la trama est inundada de demasiados personajes rutinarios y dilogos cargados de clichs. Al menos el libreto podra haber puesto algo ms de empeo en que los caracteres resultaran medianamente interesantes. Respecto del original hay variantes, las cuales van de lo obvio a lo no muy feliz. Primero est el remanido clima de conspiracin gubernamental con encubrimiento y hombres de negro, que es un clich de los aos 70 a esta parte. Uno no tiene problemas con eso ya es parte del folklore del cine fantstico moderno -, pero la perfomance de Kirstie Alley no es muy buena. Cada vez que est en pantalla figura con un cigarrillo en la mano, y hasta ah llega toda su definicin de personalidad. Hubiera sido ms interesante poner a un personaje ms intelectual y cientfico, elaborando complejas teoras sobre el nacimiento y desarrollo de los nios y que sirviera para reflejar el asombro ante semejante suceso que una solterona fumadora e histrica. El otro agregado de la versin es la idea de que uno de los nios tiene un costado humano, pero tampoco est muy bien plasmada. Esa era una arista interesante los chicos nacen por parejas,

PAGE 37

con la idea de crecer y reproducirse -, pero el personaje de David parece algo descolgado del pensamiento colectivo de los nios, y queda como un parche del guin mal pegado. Pero lo ms importante que se ha perdido es el sentido de paranoia. La informacin de que han habido nacimientos similares en distintas partes del mundo es disparada sin muchos miramientos. Los nios son simplemente unos sdicos con poderes que castigan a los adultos an por las cosas ms pequeas nimiedades como que la comida est muy caliente -. Ni siquiera cuando abren la boca traslucen esa fr a inteligencia y carencia de emociones que impresionaban en la pelcula original. Sus perfo mances no son tan buenas ni tampoco inspiran el temor que provocaba su presencia como en el filme de Wolf Rilla. Incluso todo el misterio acerca de su origen es pulverizado con la vista del feto aliengena que Kirstie Alley tiene en un frasco en el stano de la clnica. El nico momento inspirado del filme es una breve escena en donde el sacerdote que compone Mark Hamill ha bla de figuras huecas sin alma en un sermn que expide desde el plpito de su iglesia. Pero el resto es rutinario y no muy inspirado. Incluso el personaje de Hamill est fero zmente desperdiciado podra ha ber dado lugar a una discusin de corte teolgico acerca del origen de los nios -, pero el sacerdote slo aparece 10 minutos en todo el filme, y termina intentando liquidar a los chicos con un rifle de francotirador una pieza de equipo standard que viene con la cruz, la sotana, el agua bendita y la biblia cuando uno es cura y quiere combatir el mal (!!) -. La versin de John Carpenter de El Pueblo de los Malditos se deja ver ya que no es un filme horrible. Pero si quiere impresionarse de verdad vea el filme original de 1960, que es ms modesto pero est mucho mejor construido. Esta simplemente es una plida copia de una idea apasionante, y que est hecha desde la obviedad. Los filmes basados en la novela de John Wyndham The Midwich Cuckoos son: El Pueblo de los Malditos (1960), y Los Hijos de los Condenados (1963). Village of the Damned (1995) es la remake dirigida por John Carpenter.


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim
leader 00000nas 2200000Ka 4500
controlfield tag 008 000000c19749999pautr p s 0 0eng d
datafield ind1 ind2 040
subfield code a FHM
c FHM
8 024
Q01-00048-n48-2010-07
FHM
FHM
049
FHM
0 245
Qubit.
n No. 48 (July 2010)
260
[Havana, Cuba] :
b Cubit
July 2010
310
Monthly
650
Science fiction, Latin American
v Periodicals
Science fiction
x History and criticism
Periodicals
Science fiction
Periodicals
1 773
t Qubit.
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?q1.48


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 0000-0000mods:part
mods:detail volume mods:number issue 48series Year mods:caption 20102010Month July7Day 11mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2010-07-01