USF Libraries
USF Digital Collections

Qubit

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Qubit
Physical Description:
Serial
Language:
English
Publisher:
Cubit
Place of Publication:
Havana, Cuba
Publication Date:
Frequency:
monthly
three times a year
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Science fiction, Latin American -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- History and criticism -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - Q01-00049-n49-2010-08
usfldc handle - q1.49
System ID:
SFS0024302:00049


This item is only available as the following downloads:


Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim
leader 00000nas 2200000Ka 4500
controlfield tag 008 000000c19749999pautr p s 0 0eng d
datafield ind1 ind2 040
subfield code a FHM
c FHM
8 024
Q01-00049-n49-2010-08
FHM
FHM
049
FHM
0 245
Qubit.
n No. 49 (August 2010)
260
[Havana, Cuba] :
b Cubit
August 2010
310
Monthly
650
Science fiction, Latin American
v Periodicals
Science fiction
x History and criticism
Periodicals
Science fiction
Periodicals
1 773
t Qubit.
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?q1.49



PAGE 2

ndice: Poesa especulativa en Cuba. Segunda parte: de los 90s al 2010. Ral Aguiar Ral Aguiar. Bitniks: poemas ciberpunks La poesa csmica, como yo la veo. Ral Tpanes Lpez Flix Guerra. El fuego de las criaturas. Pedro Oscar Godnez. La muerte del cisne. Isolina Bellas Galvn. La estrella necesaria. Luca Muz. Paralelas. Una mujer te busca en la ciudad antigua y neblinosa Juan Eduardo Bernal Echemenda. El prncipe de las tinieblas. Roberto Valero. Gminis Antes del Big Crunch. Edel Morales. Julieta Bermdez Burgos. Por si vuelves Yoss. La ltima cuenta regresiva. Elaine Vilar Madruga. El rostro oculto. On. Los que no saben morir 1. Eduardo Herrera Baullosa. El parto de la estrella. Bajo el pjaro cado. La tristeza. Pavel Mustelier Zamora. Inevitable rquiem. Zulln Elejalde Macas. Diario del viajero. Gabriel Gil. Cntico por el xodo. Samy Otero. Los ngeles han muerto. Liu Mok. El sueo. Historia del cine ciberpunk. 1995. Heatseeker. Para descargar nmeros anteriores de Qubit, visitar http://www.eldiletante.co.nr Para subscribirte a la revista, escribir a qubit@centro-onelio.cult.cu

PAGE 3

POESA ESPECULATIVA EN CUBA SEGUNDA PARTE (De la dcada de los 90 al 2010) La dcada de los 90 signific un gran vaco para la poesa fantstica y de CF en Cuba. En 1994, Dana Chaviano public fuera de Cuba Confesiones erticas y otros hechizos. El libro est dividido en tres partes (' Memoria de la posesa '; 'Galera privada y 'Confesiones erticas '). A pesar de que en sus poemas lo que prima es el elemento ertico, el tono confesional y una especie de reivindicacin de la sexualidad femenina por momentos sus versos hacen referencia al universo fantstico y de ciencia ficcin de la autora, sin que por ello pudieran catalogarse como poesa especulativa. En 1998 un pequeo plaquette titulado Bitnik: Poemas ciberpunks de quien escribe estas lneas, fue presentado en la Feria del libro de santo Domingo, Repblica Dominicana, un cuaderno de poemas donde se mezclaban la realidad cubana del Perodo Especial con elementos del subgnero ciberpunk, una temtica que recin comenzaba a calar en los autores cubanos del gnero. Esta coleccin fue llevada aos des pus al formato de videopoema, con imgenes acordes a la temtica y con voz y presencia del autor. Sin embargo en el Anuario de poesa cubana 1994 (UNEAC, La Habana, 1994) aparecen algunos poemas de autores de la corriente prin cipal que podran consider arse textos cercanos a la poesa especulativa como El fuego de las criaturas de Felix Guerra o La muerte del cisne de Pedro Oscar Godnez. Tambin merecen citarse otros autores como la matancera Isolina Bellas Galvn, quien en su poema La estrella necesaria se recrea con la figura del unicornio o Lucia Muoz, que en Paralelas roza levemente la temtica de los universos paralelos, o a Juan Eduardo Bernal Echemenda, quien en El Prncipe de las Tinieblas nos ofrece una atmsfera muy cercana a la fantasa gtica. En el ao 2000 el reconocido poeta Virg ilio Lpez Lemus publica un poema titulado Planeta en su libro Cuerpo del da y este, como otros que haba publicado en la dcada de los 80, en mi opinin, podran incluirse con pleno derecho en una antologa de poesa especulativa. Algo similar sucede con uno de los textos ms interesantes del poeta Edel Morales Fuentes, El universo expande la finitud de sus cuerdas de su libro Lejos de la corriente del 2002, un ejemplo de poesa que alude a la ciencia, en este caso a las ltimas teoras fsicas que investigan los orgenes del universo. Es a partir de finales de la dcada del 2000 cua ndo comienzan a surgir nuevas voces dentro de la poesa fantstica y de ciencia ficcin escritas en Cuba. Una de las autoras ms interesantes en la actualidad es Elaine Vilar Madruga quien por momentos hace recordar el hacer de Dana Chaviano en los 80, sobre todo por el cuidado de l lenguaje potico y por ci erta indiferenciacin que a veces se establece en sus poemas entre ci encia ficcin, neomitologa y fantasa heroica. Recientemente, en el 2009, gan el primer cert amen de poesa fantstica Minatura. con su poema Eva. Tiene dos libros de poesa fantstica inditos, titulados Gnesis y Pastores del cielo El auge actual de la poesa fantstica y de CF en Cuba surge a raz del Taller de literatura fantstica Espacio Abierto, donde se ha llegado a impartir conferencias sobre la creacin potica, se analizan poemas llevados por sus integrantes, y cuyo mayor impulso fue la convocatoria al concurso Oscar Hurtado de poesa de fantasa y de CF, en la que participaron una buena cantidad de creadores, incluyendo narrado res ya legitimados del gnero, como Yoss. Entre los nuevos poetas cabe citar algunos nombr es como Gabriel Gil, Zulln Elejalde, Pavel Mustelier, Samy Otero, Liu Mok, Teresa Rodrguez Len y Eduardo Herrera Baullosa, quien

PAGE 4

obtuvo el primer premio en el concurso Oscar Hurtado en la categora de poesa fantstica y de ciencia ficcin. Gnero en pleno desarrollo en nuestros das, la poesa especulativa cubana, en todas sus variantes, merece un estudio ms atento por pa rte de estudiosos y crticos. Un examen ms acucioso en toda la produccin potica publicada en la isla (y reconozco que ser una tarea ardua y de aos) pudieran dar a luz muchos textos que el autor de este artculo seguramente ha pasado por alto. Sirva entonces, este pequeo trabajo como umbral a futuros estudios de lo que promete ser un maravilloso universo. Ral Aguiar, (junio 2010) Bibliografa The Ultimate SF Poetry Guide en web www.magicdragon.com/Ultimate SF Revista Letras Cubanas No.6 Ao II. Octubre-Diciembre 1987. Antologa de la Poesa Csmica Cubana (tomos 1 y 2), prlogo y anlisis arquetpico de Fredo Arias de la Canal, Frente de Afirm acin Hispanista, Mxico, 2000 Antologa de la Dcima Csmica de Ciego de Avila Cuba, por Francis Snchez, Frente de Afirmacin Hispanista, Mxico, 2002 Antologa de la Dcima Csmica de Pinar del Ro en http://islacosmica.50webs.com/antolpinar1.htm La ciudad muerta de Korad de Oscar Hurtado en http://www.lajiribilla.cubaweb.cu/2008/n397_12/ Poesa de Edel Morales en el blog Alas Cuba. (http://alascuba.blogspot.com/2007/11/edel-moralescabaigun-1961.html) Poemas de Luis Rogelio Nogueras en http://poeticas.es/?p=1282 Pared de Niebla (Blog de Chely Lima ). http://pareddeniebla.blogspot.com Poemas de Alberto Serret y Chely Lima en Arco y Espuela (Blog de Guillermo Aldaya) en http://arcoyespuela.blogspot.com

PAGE 5

Ral Aguiar B I T N I K S POEMAS CIBERPUNKS Gramticas crticas En gesto agrio del enemigo RV me acostumbro a sus pasos el terror crece en cada insecto que todava revolotea entre los dedos. No voy a hablarte de espejos --Viva la asonancia-los espejos han muerto me silencian con rojo metal pegado a la sien sonrer humillaciones frente al tumulto sudoroso buscando sexo buscando fugas el indulto de los gendarmes vaporosos ICE, lectores azules. Un da, por suerte, al final de todo terminar al olvido de todos este sol ser la ofrenda de los mutantes al norte del medioda y voy a tener que cuidarme --lo mnimo-porque despus de tantas muertes el tiempo ya no podr ser nunca ms el tiempo. Con idnticas preguntas y ninguna respuesta. Me convierto cada noche en un signo de interrogacin con idnticas preguntas y ninguna respuesta persigo inalcanzables, las sombras cuando un hacker grazna por su alma perdida en las redes incertidumbre de pasos no esclarecidos al abrevar en el estanque de Internet sus virus destrozarn algn da las mscaras que asumo. La infancia retrocede a golpes de cibersexo de cielo rojo y poemas microsoft ellos no aliviarn mis errores antagnicos pero he aqu cuando al fin me desnudo frente a un charco de agua en medio del humo que am hace siglos hago marcas con la navaja en mis manos lanzo una triste moneda al aire y desenredo venas y nervios. Lstima que despus no quepan en CD-ROM.

PAGE 6

Biomecnica Dime qu trnsito surca por mi rostro qu sonidos por mi cabeza metalizada. Afuera estn naciendo cyborgs nuevos cyborgs que vienen a estirar sus cuerpos del lado de ac de las fronteras cuando las luces del tiempo son slo grietas en cualquier par de ojos. ARM (Argonne Remote Manipulator) Golpea, que hoy me he dormido. El murcilago, una hoja seca. Golpea, que ya no tengo rostro biosensores, casco interfaz brazos de metal hasta la luna. Al principio de fugarme en despedidas no hay entorno que sonra humedezca mis ojos pruebe el gen de mis hijos posibles el mar de sus labios ms ac del sol la mariposa para la espina. Ya no es igual en tus piernas y en mis manos cerca de las sombras el maquillaje biocular los programas ArtLucas la cruz invertida ahora s que mi duelo les divierte a todos a todos risas de cianuro desprenden lgrimas de una frontera al espacio shock elctrico a la piel y yo no s ni lo que escribo. (tomado de Bitnik: poemas ciberpunks. Ciudad Habana, 1998) Ral Aguiar Ral Aguiar (C. Habana, 1962). Escritor. Licenciado en Geografa por la Universidad de la Habana. Actualmente trabaja como profesor de tcnicas narrativas para jvenes escritores en el Centro de formacin literaria Onelio Jorge Cardoso. Ha publicado La hora fantasma de cada cual (novela), Premio David 1989, Editorial Unin, 1994; Mata (novela corta), Premio Pino s Nuevos 1994, Editorial Letras Cubanas, 1995; Editorial Unicornio, 2004), Daleth (cuentos), Premio Luis Rogelio Nogueras 1993, Editorial Extramuros, 1995 y Realidad virtual y cultura ciberpunk, Premio Abril 1994, Editorial Abril, 1995 y La estrella bocarriba (novela), Editorial Letras Cubanas, 2001 y Figuras (cuento), Premio iberoamericano de cuento Julio Cortzar 2003, Editorial Letras Cubanas 2003 Tambin cuentos suyos han aparecido en numerosas antologas de Cuba y el extranjero como Los ltimos sern los primeros, Recurso extremo, Contactos, Fbula de ngeles, El nfora del diablo (Mxico) Anuario de la UNEAC 1994, El cuerpo inmortal (Cuentos erticos cubanos), Toda esa gente solitaria (Cuentos cubanos sobre el Sida) (Espaa), Aire de Luz Polvo en el viento (Argentina) y otras, as como relatos, reseas sobre libros, artculos y ensayos literarios en las revistas Muchacha, la Gaceta de Cuba, Casa de las Amricas, Letras Cubanas, Juventud Tcnica, Revista del libro cubano, Exgesis (Puerto Rico), Camin de ruta (Per) y otras. Ha impartido numerosas charla s y conferencias sobre literatura cubana actual en diversos eventos y congresos artstico-literarios. Es miembro de la Uni n de escritores y artistas de Cuba (UNEAC)..

PAGE 7

La poesa csmica, como yo la veo Ral Tpanes Lpez La polmica en torno al lenguaje potico, a la lingua franca de la poesa, es tan antigua como sus orgenes y puede remitirnos al Ars Poetica de Aristteles, la obra de Fernando de Herrera, la Escuela de Praga o, ms ac, a la Art potique de Verlaine. De cualquier manera, ms all de ismos y concepciones estticas hoy es generalmente aceptado que poetizar no es nombrar, sino sugerir, evocar, hacer que se diluya el mensaje y que se lo intuya y adivine poco a poco (Javier Ciordia Muguerza, Entre el delirio y el orden. Prembulo a Matos Paoli, 1994). Pero tanto dentro del arte aristotlicamente mimtico, reflejo exacto de ideas, razonamientos y formas, como del imperio actual, casi obsesin, de intuiciones y sentimientos, el uso de arquetipos o de metforas ha establecido el lenguaje potico en aadidura al lenguaje comn. Hoy estamos hablando de un tercer lenguaje, que a decir de una autoridad en la materia, el profesor Ubaldo DiBenedetto, de la Universidad de Harvard, es inconsciente y ha vibrado inaudiblemente durante siglos junto al lenguaje potico como la armnica superior de una nota fundamental (Introduccin a El protoidioma en La Divina Comedia de Dante,1994). Puede hacerse poesa sin metforas, pero no existe poesa sin arquetipos, que tambin estn presentes en aquellas: Hablamos de arqueti po cuando un motivo potico, signo lingstico, smbolo, alcanza un grado de sistematicidad en su funcionamiento semitico que no responde a la casualidad, ni siquiera al gusto personal, y alcanza una valencia significativa relativamente estable (Ral Francisco Garca Dobao, La mariposa en la poesa o la poesa de la mariposa, 2003). Segn el texto ya citado de Ubal do DiBenedetto este tercer le nguaje demuestra, a travs de arquetipos inconscientes pero constantes, las im genes y smbolos que estn en la base de la experiencia evolutiva de la humanidad (...)El pr otoidioma es un utensilio tan necesario para la interpretacin de la poesa como un buen conocimiento del sistema binario para entender las computadoras. A travs del psicoanlisis ta mbin Freud (Moiss y monotesmo,1938) otorga una elevada importancia al estudio de los arque tipos en el lenguaje: existe, en primer lugar, la universalidad del simbolismo en el lenguaje (...) Aqu pa rece que tenemos un ejemplo evidente de una herencia arcaica que data del perodo en que se desar roll el lenguaje (...) La herencia arcaica de los seres humanos comprende no slo las dispos iciones sino tambin la materia subjetiva: residuos de memoria de la experiencia de gener aciones anteriores [los arquetipos]. Sin embargo, esta teora no comenz a ser verdaderamente ac eptada y extendida hasta que Jung no definiera en 1936 al inconsciente colectivo como expe riencia de naturaleza colectiva, universal, impersonal, comn a todos los individuos y presen te en nuestro sistema psquico en foma de recuerdos preexistentes o arquetipos. El valor del arquetipo es inconmesurable, como inmenso es el poder de la palabra para los poetas. La utilizacin del mtodo psicoanaltico como herramienta en el estudio y crtica literarios es relativamente nuevo. Para Fredo Arias los poetas son individuos que poseen una especial facultad para concebir los arquetipos que subyacen en el inconsciente colectivo de la humanidad, arquetipos que estn presentes en el corpus literario de todas las pocas y naciones y que constituyen un particular lenguaje dentro del habla, ya de por s par ticular de la poesa, y que l ha denominado protoidioma potico. Por cuanto la mayor parte de esos arquetipos estn relacionados con cuerpos celestes se ha dado en llamar poesa csmica a este lenguaje potico, quizs tambin como un indirecto homenaje a Jos Vasconcelos, autor de La raza csmica, defensor del hispanoamericanismo y cuyo nombre ostenta la ms alta distincin otorgada anualmente por el Frente de Afirmacin Hispanista que dirige Arias de la Canal.

PAGE 8

Somos criaturas solares y por ende csmicas, su jetos eternos de las leyes del universo sin las cuales no existira la vida csmica y menos la animal dice Fredo Arias en la Entrevista intemporal entre Joseph Campbell y Fredo Arias (2001). Los arquetipos csmicos en la poesa aparecen generalmente relacionados con otros s mbolos como ojo, luz, fuego y piedra en conjuntos de dos (estrellas y luz-fuego), tres (estrell as, ojos y luz-fuego) o cuatro (estrellas, ojos, luz-fuego y otros). El arquetipo estrella abarca todas las denominaciones de los cuerpos celestes: astro, sol, lucero, luna, cometa, planeta, etc. Otros arquetipos, secundariamente asociados a los anteriores, tienen un origen oral-traumtico. A travs del estudio de las obras de miles de poetas durante decenas de aos, Arias ha rastreado dichos arquetipos hasta sus orgenes: las edad es tempranas del nio, el perodo de lactancia cuando segn el psicoanlisis quedan estableci dos en la mente infantil los siete temores erotizados: el temor a morir de hambre y sed por una lactancia deficiente-, a ser devorado, envenenado, asfixiado, decapitado, castrado, drenado. A esos temores infantiles, sealados por Freud y Bergler, Arias agreg el de la punc in, producido por el pezn materno que es introducido en la boca del nio. Para l, como pa ra Jaspers, todo fenmeno artstico es efecto de una causa, siendo sta el trauma oral del mamfe ro humano. El arte es como la perla en el molusco infectado, concluye Arias: si no hay trauma no hay arte (en la presentacin de la Antologa de la poesa csmica del Ecuador, en 1996). A esos temores infantiles aparecen asociados una serie de arquetipos que sealamos someramente, sin agotarlos todos. Al recuerdo del hambre y la sed: el arquetipo fuego y el color amarillo; al temor de ser devorado: aves de presa y todo tipo de fieras terrestres y marinas; al temor de envenenamiento: sierpes, escorpion es, araas y fango; asfixia: naufragios y horcas;decapitacin o destrozamiento :hachas, espadas, guillotina; el temor de ser castrado se asocia a las navajas y tijeras; la drenacin con los vampiros y murcilagos; y finalmente la puncin que es asociada a arquetipos como clavos, puales, cuervos, espinas y otros objetos punzantes. Director desde hace dcadas de la Revista Hi spanoamericana Norte, Fredo Arias ha desarrollado en ella la serie de estudios El mamfero hipcr ita, dedicada al anlisis de los smbolos poticos relacionados con los arquetipos csmicos y oral-traumticos.En 1994 publica, precisamente en Valparaso, Chile, bajo el ttulo de Antologa amarilla de Juan Delgado Lpez, un estudio psicoanaltico de la obra de ese insigne poeta andaluz.Un ao despus en El protoidioma en La Divina Comedia de Dante, desarrolla un novedos o y exhaustivo anlisis de la obra potica de Dante, Petrarca y Miguel Angel. Al estudio de la obra potica de clsicos como Fernando de Herrera o contemporneos como Angel Urrutia It urbe o Antonio Ramrez Fernndez, siguen una serie de antologas regionales como las de dicadas a la poesa ecuatoriana (1996), canaria (1997), cubana (2000), puertorriquea(2002) o m s recientemente la Antologa de la poesa csmica chilena (2004). Los estudios y anlisis de Fredo Arias de la Ca nal lo llevan a enunciar las leyes que rigen la creatividad potica: 1. Los arquetipos que concibe el poeta durante su s sueos o estados de posesin provienen de su propio inconsciente o paleocortex cerebraly se hacen conscientes al percibir, escribir o recordarlos. 2. Todo poeta es un ser que simboliza sus trau mas orales con arquetipos pertenecientes al inconsciente colectivo, del cual su propio inconsciente es parte integrante. 3. Todo poeta concibe en mayor o menor grado ar quetipos csmicos: cuerpos celestes asociados principalmente a los smbolos: ojo, fuego y piedra y secundariamente a otros arquetipos de origen oral-traumtico. Pero, a dnde nos lleva el psicoa nlisis de la obra potica? Para qu sirve? Psiclogos puros entre comillasargumentan, en aras de un eclecticismo conservador, en contra de la generalizacin que suponen las leyes de la cr eatividad. Incluso poetas, estos s asumiendo posturas ms coherentes, como el mexica no Brgido Redondo precisamente Premio

PAGE 9

Vasconcelos en 2003-, subliman las defensas poticas contra el escalpelo psicoanaltico de Arias. Hace ya una dcada Annis Pratt (Danci ng with the Goddesses. Archetypes, Poetry and Emporvement, 1994) entrevea las ra ces ocultas de este conflicto: A estas alturas, debera ser evidente que los arquetipos son realidades psicosociales poderosas capaces de liberar eventos personales y social es tanto destructivos como destructivos. Nada argumentar en contra de los defensor es del psicoanlisis puro subrayo de nuevo el entrecomilladoya que no soy un psicoanalista, sino un atormentado hombre que intenta escribir versos; pero desde el punto de vista potico no cr eo, al igual que Arias, que este inmenso salto en el desarrollo del psicoanlisis venga a em pobrecer la poesa. Ningn conocimiento de s mismo gnotiseautonpuede ser nocivo para el poeta. Al respecto Arias (Dilogo intemporal entre Nietzsche y Fredo Arias, 2002) manifiesta: El conocimiento del mundo metafsico, gracias al de scubrimiento de las leyes de la creatividad potica, me parece que es de utilidad vital pa ra la humanidad. Si el hombre no conoce su personalidad metafsica situada en su inconsciente, jams podr explicar sus compulsiones a la pasin, error y engao que lo han trado siem pre en peligro de naufragio, como lo han demostrado sus guerras estpidas y genocidios de mujeres y nios. El propio Arias no parece muy preocupado por la aceptacin de sus descubrimientos cuando sentencia en El objetivo del psic oanlisis (2001): Si a la cienci a pragmtica de la mecnica del fenmeno onrico, le tom un siglo reconocer lo dicho por Freud en La interpretacin de los sueos (1900), es posible que se tome otro sigl o en aceptar los descubrimientos de Bergler, Jung y mos. Mientras tanto la labor de Fredo Arias constituye, como sealara el espaol Manuel de la Puebla, un doble servicio a la poesa. Yo agregara que son mltiples los servicios si tomamos en cuenta, adems, su labor de afirmacin de nuestras races hispnicas y de divulgacin y patrocinio de todas las artes y las culturas en general. Porque al ejercicio humanstico para el conocimiento y clarificacin de la naturaleza humana, debemos agregar que al estudiar los textos poticos contribuye a la difusin de la poesa y a la congregacin y conocimiento de s mismos de los poetas, adems de su reiterado apoyo a muchas otras manifestaciones culturales. Respecto a los grandes aportes de Fredo Arias de la Canal a la cultura cubana ha dicho Virgilio Lpez Lemus: Ya es mucho, y cada vez es ms, lo que la cultura cubana tiene que agradecer a la inteligencia y solvencia de este mexicano ejemplar, al Frente de Afirmacin Hispanista, y a su labor personal desinteresada, llena de matices, bajo el sentid o que le ofrece el anlisis arquetpico, su presupuesto csmico y la condicin del protoidi oma. Es un tipo de anlisis complejo, que requiere amplsima cultura, como la que demuestra tener el autor, as como un conocimiento esencial del psicoanlisis. Bienvenida entonces, y sin temores, la poes a csmica y el conocimiento que de nosotros mismos nos trae ella. Valparaso, junio de 2007 (Tomado de Arique, Revista de Poesa La Habana-Miami-Santiago de Chile) http://arique.50webs.com/ensayos/tapanes-raul-4.html

PAGE 10

Flix Guerra (1939) El fuego de las criaturas Fuera de m, por rendijas y veredas cercanas, oigo el crujido de huesos de quienes llegan quitndose el polvo luego de soportar el largo camino. Son seres abigarrados, de innumerables colores y sorpresivos cnticos y quedo boquiabierto, tal como si yo hubiese ignorado hasta este justo instante lo diverso y eventual que pueden ser una piel o una garganta. Por esos caminos de lodos y piedras y grietas, avanzan criaturas resecas con sus toses, criaturas resfriadas y hmedas, criaturas malolientes y rspidas, criaturas triscando o sin alas o muy por encima del ras, criaturas devoradoras de lgamo o que flotan en las rutas del humo o soportan ruidosas el paso de la ventisca. Tambin por esos predios labernticos, atollados de puentes y pasos a nivel y seales de "Detngase" y "Pare" y "Prohibido", anduve yo, a 8 a 6 a 4 patas, a 2 pies, saltando y saltimbanquiando, olisqueando en las orillas, goloseando en las ventanas, tragando agradecido, resistiendo la espoleta del sol o rindiendo pleitesa a cualquier sombra de Ave que cruz cobijando. Por ah anduve yo? S. Por ah fui y por ah regres al fin sin esquivar (as son de sorpresivos y dominantes los caminos) atajos ni senderos ni vados ni abismos ni cimas, empujando y empujado, guardando distancias o de pronto trastabillando o de pronto invlido, cojo o desdentado o manco, o de pronto amoratado y perplejo o de pronto esbozando la mueca del pobre risueo que complace las tentaciones de una pezua que aplasta y patea. Por eso pongo asunto y mi tembloroso odo y mi trmulo oro en el agujero, para espiar o seguir curioso el bulto borroso de los que ahora, fuera de m, por trillos y desfiladeros prximos, muy prximos, pasan y dejan or sus pasos y lanzan una risita o una congoja o un comentario entrecortado o un tosco suspiro y siguen apresurados, rpidos de largo, porque su lejano hogar est todava all, mucho ms all, en la falda misma de la montaa y en un risco casi inaccesible, y porque aquellos hogares, como este mo, necesitan inexorables a quienes llegan y abren los postigos y les hacen brillar de nuevo el fuego en las hornillas. De Anuario de poesa cubana 1994 (UNEAC, La Habana, 1994)

PAGE 11

Felix Guerra Pulido: Miembro de Unin Nacional de Escritores y Artistas de cuba (UNEAC) y de la Unin de Peridistas de Cuba (UPEC). Fue el primer director de la Escuela Nacional de cuadros de la UJC (Unin de Jvenes Comunistas). Fue subdirector de la revista Mella, de la UJC. Ha trabajado como periodista en la revista Mella, Intercomunicaciones (del Departamento de Orientacin Revolucionaria, DOR), Prensa Latina, revista Cuba, Publicitur (director editorial de las publicaciones tursticas del Instituto Nacional de Turismo) y la revista Bohemia. Ha publicado unos 1500 reportajes, crnicas, crtica literaria, ensayos, entrevistas y artculos en ms de un centenar de revistas cubanas e internacionales. Especializado en temas de turismo, historia, artes plsticas, ecologa cultura humanstica. Colaborador de las revistas Unin, Revolucin y Cultura, Casa de las Amricas, El Sol de Cuba, Vea, Cubaturismo, Gaceta de Cuba, Caimn Barbudo, La Revista (ICL), CUBA Internacional, La Isla Infinita, Signos, TEMAS, La letra del Escriba y otras. Fue vicepresidente del Crculo de periodistas del Turismo de la UPEC. Ha viajado por China, Rusia, Ucrania, Rumana, Repblica Checa, Repblica Eslovaca, Espaa, Mxico, Costa Rica y Nicaragua. Ha impartido conferencias sobre historia, literatura, ecologa, cultura y sociedad, mercadotecnia y turismo, literatura para nios y jvenes e historia y humanismo en universidades de Mxico, Costa Rica, Nicaragua y Rumania. Imparti clases y conferencias en la Escuela de Periodismo de la Universidad de La Habana. Libros suyos han sido publicados en Cuba, Mxico, Venezuela, exURSS, Espaa, Argentina, Brasil, Italia, Francia, Alemania, Japn, Estados Unidos, Rumana. Actualmente se encuentran en proceso editorial cuatro sus ttulos: La meloda del pez tambor, Cuando el invitado soy yo, Los animales se ausentan. SOS, Casa Sideral. Tiene varios ttulos en preparacin. Premio concedido por la UNEAC La Rosa Blanca al mejor libro para nios y jvenes en 1998 por su Cincopicos. Premio Nacional de Periodismo 6 de Julio en 1992, 1993, 1994. Premio Nacional de la Crtica 1992 por su libro El amor de los pupitres. Premio Anual de Periodismo Jos Mart, 1995.

PAGE 12

Pedro Oscar Godnez (1948) La muerte del cisne Cuando un poeta muere una estrella se derrumba desde la inmensidad el sol se apaga para siempre en un punto del infinito el mar escurre sus aguas por el vaco que deja su sombra el universo entero desaparece por el hueco negro de su muerte. De Anuario de poesa cubana 1994 (UNEAC, La Habana, 1994) Pedro Oscar Godinez: Curs hasta el preuniversitario en su ciudad natal. Tambin perteneci a la Asociacin de Jvenes Rebeldes y a las BJTR, con las cuales ascendi cinco veces al Pico Turquino. Ha desempeado diversas ocupaciones, entre ellas, aprendiz de panadero, pen de albail, redactor en el Bur de Prensa de Ciudad de La Habana y corrector en los peridicos Tribuna de La Habana y Juventud Rebelde. Su obra potica ha sido galardonada en numerosos concursos nacionales y provinciales tales como la I Bienal de La Habana (premio), Jos de la Luz y Caballero (primer premio), 105 Aniversario del Liceo Artstico y Literario de Regla (premio nico). Su poemario La belle epoque ha sido premiado en los concursos Juan Francisco Manzano (premio nico, 1984), Aniversario de Juventud Rebelde (primera mencin, 1985) y 80 Aniversario de la revista Bohemia (premio nico, 1988). Asimismo se le confiri el premio nico en el concurso Aniversario de Juventud Rebelde (1987) por el poema "El poeta y su noche de Walpurgis". Colaboraciones suyas han aparecido en Unin, La Nueva Gaceta, Mujeres, Muchachas, Somos Jvenes, Tribuna de La Habana y sus suplementos Viernes de Tribuna y Dominical Habanero, Bohemia, Revolucin y Cultura, Letras Cubanas, Revista de la Biblioteca Nacional Jos Mart, Trabajadores, Juventud Rebelde, El Caimn Barbudo, 26 (Las Tunas), La Jornada (Mxico) y Les Cahiers de la Guitare (Francia). Sus poesas aparecen incluidas en varias antologas nacionales, entre ellas Poesas (CNC, 1972), 20 en el XX (1973), Como jams tan vivo (197) y Rebelde en mar y sueo (1988). Fue miembro de la Brigada Hermanos Saz, fundador de los talleres habaneros e integrante de la Brigada Cultural 4 de Abril de la Unin de Jvenes Comunistas. Es miembro de la Unin Nacional de Escritores y Artistas de Cuba y posee la Distincin XX Aniversario de la Unin de Jvenes Comunistas. Marivel Hernndez Surez. Su obra potica ha sido galardonada en numerosos concursos nacionales y provinciales tales como la I Bienal de La Habana (premio). Jos de la Luz y Caballero (primer premio). 105 Aniversario del Liceo Artstico y Literario de Regla (premio nico). Su poemario La belle epoque ha sido premiado en los concursos Juan Francisco Manzano (premio nico, 1984). Aniversario de Juventud Rebelde (primera mencin, 1985). 80 Aniversario de la revista Bohemia (premio nico, 1988). Reside en La Habana.Ha publicado Alrededor del espejo, Poesa, 11 pp, 1985. La rosa furiosa, Ponencia, 12 pp, 1989. El amor del poeta, Poesa, 10 pp, 1992.

PAGE 13

Luca Muoz (1953) Paralelas En Mxico hoy han descubierto mi cadver, hace diez mil aos coma maz mientras el sol me tocaba la cara, mis manos iban del maz a la boca como ahora van del arroz a esta hoja donde pongo palabras que no digo, pues s que la eternidad es la blancura de esta pgina y su abismo, donde he cado y otros caern irremediablemente; el mismo sol, entrar por la ventana iluminando el arroz, la mano, el verso, para que dentro de diez mil aos descubran nuevamente mi cadver, mi pobre esqueleto retoado y florecido an bajo la tierra; ser primavera como ahora, cortarn el aire los pjaros, sus trinos, mientras otra mujer come maz o limpia el arroz, un rayo de sol vendr por la ventana y le har caer en el abismo. De Casa de las Amricas No. 202 (Enero-Marzo, 1996, La Habana, Cuba) Una mujer te busca en la ciudad antigua y neblinosa Ciudad, amanece, leve pie de luz borra sombras y una mujer emerge con su pelo amanecido. Marcha ignorando el pasado, mira al da por venir, instante futuro en que pueda abrirse la belleza, desconoce lo que bocas febriles lanzan a su paso, palabras hirientes, ojos de fuego.

PAGE 14

Ella marcha con las manos vacas en busca del alba, de pjaros que pueblan la memoria, busca el amor del noble astronauta extraviado en el viento, que ha perdido su brjula donde los locos vertieron arenas y borrado caminos. Ah ciudad, la muy noble y sensual, real ciudad, herida, desangrada en el atardecer como mi sombra. Una sola t y yo, disueltas como azogues, perdidas en la bruma del deseo. Y el astronauta no llega, ha perdido la llave que mueve caminos y ella se deshace, en vano llama, lo busca en arenas, en amanecidos espejos del roco. El astronauta no llega, su brjula no marca senderos, sus pies no encuentran caminos aunque ella lo espera y lo busca incansable en la ciudad antigua y neblinosa. Luca Muoz: (Bayamo, 1953). Es Licenciada en Letras. Actualmente es la Presidenta de la Unin Nacional de Escritores y Actores de Cuba (UNEAC) en Granma, Cuba. Ha publicado Calle arriba bajo la lluvia, 1982; Amarte sin saber el da, 1984; Pongo de este lado los sueos, 1989; Sigue el vuelo del ave, 1990; Rapsody in blue, 1992; Sobre hojas que nadie ve, 1994; nicos parasos, 1996; Los ms bellos bisontes de la tierra, Mxico, 1997; Amargo ejercicio, 2000; Mgico acertijo, 2000; Los cuentos de la Ta Altica, 2000 y Amargo Ejercicio, 2001. Ha recibido diferentes premios y menciones como la Mencin en el Concurso Iberoamericano de Poesa Panam 80 Primera Mencin en el concurso Latinoamericano de Poesa Rubn Daro de Nicaragua, 1985, el Premio Tula de Poesa del Concurso Gertrudis Gmez de Avellaneda, 1996, Mencin Concurso Nosside Caribe 2000, Cuba Italia. Es Miembro Honorario de la Asociacin de Escritores de Venezuela. Sus poemas han aparecido en publicaciones, peridicos nacionales y extranjeros.

PAGE 15

Isolina Bellas Galvn (1952) La estrella necesaria. Recuerdas? me regalabas polvos de la noche que yo volv un unicornio alado. l trotaba mansamente bajo las estrellas y con su hocico lleg a besar el rostro oculto de la luna. Era un tibio animal despreocupado, que a la salida del sol sobreviva an ms blanco. Siempre en camino hacia la luz, en majestuoso vuelo, y sus cascos transparentes se posaban sobre todas las cosas imposibles. El unicornio de ojos de cristal dorma en cualquier rincn del cielo; de acuerdo a los sueos La larga crin flameaba al viento cual bandera, o inerte le cubra su propio cuerpo. Seguro de s mismo, iba tan lejos que en las tardes era casi una paloma, una pequea y blanca mancha sobrevolando el mundo. Al regreso, en su corazn de cascabel inquieto haba una dulce meloda nueva. Tan felices ramos, que cierta vez el corazn de mi unicornio se hizo un alto taido de campanas, y tan alto ta que fue acusado de violar el silencio del sol; romper el curso de los astros, cambiar el orden de los ros, por los profanadores de las grandes tempestades buenas. -Debe morir, debe morirdecan, apuntndole con torpes tiraflechas. l se qued tranquilo, suspendido en el aire, con un ala hacia el cielo y un casco a la tierra. No vi ms, no fue posible; A la primera sangre cascos y alas cayeron. En el denso, milenario, frgil polvo, la entraable crin se desvanece. Anuncia el aire estril un taido con doble de campanas. Los ojos de cristal son turbias cuentas. Y yo, que di mi pan a una visin de la ceniza. El polvo era un hechizo, sorda emboscada de enanos y trasgos. El unicornio, el alma de un corcel sacrificado que devor una bruja pequea y condenada a vivir siempre a ras de suelo. Pero la oblacin no fue lo suficiente, tonta bruja de lodo, que quiso tener alas. Lstima de quien servil ahog sus manos en sangre del corcel vuelto unicornio para que al dardo de un demonio muera. Recuerdas? me regalabas polvos de la noche falsos, desterradas imgenes del fondo de un espejo. Si en una luna de stas yo logro hacer un huso del propio corazn a otro unicornio blanco, muy despacio, le voy a hilar la vida.

PAGE 16

El unicornio eterno, sin demonios, que anuncie un nuevo canto de campanas lejos de todo polvo falso, de todo mal conjuro. Slo pa ra que t seas verdad yo existo, para que con tu cuerno de vitral seales siempre a los que amen la estrella necesaria. Despliega tus enormes alas sobre la faz del m undo y sale junto al arquero de la guarda, unicornio amado A la conquista del ms invencible fuego. De Poetas en Matanzas V por Juan Luis Hernndez Milin y Nilda de la Paz. (Ediciones Matanzas, Cuba, 1999) Isolina Bellas Galvn (Matanzas, 1952). Escritora radial y poeta. Ha publicado Las voces de lo que amo (Ediciones Matanzas). Fue antologada en Poetas en Matanzas V (Ediciones Matanzas, 1998) y en la Antologa de la Poesa Csmica Cubana (FAH, 2001) Es miembro de la Unin de Escritores de Cuba.

PAGE 17

Juan Eduardo Bernal Echemenda El Prncipe de las tinieblas Sobre la pared del sepulcro el Prncipe de las Tinieblas graba la sombra. Afuera anochece a plena luz y se escucha un himno sin voces. El Prncipe sacude el cetro ante la boca del abismo. Los pjaros graznan y se agitan cuando la sombra sigue siendo el himno se desploma en el camino pero los nmadas no detienen su paso ni los corderos balan de espanto y angustia. Todo es noche a pesar de la luz del sol enfermizo de polvo y somnolencia. Todo quiere ser el antiguo dolor pero nadie sabe andar en busca de los primeros resplandores. Los vagabundos los profanos dueos de la miel se arrodillan silenciosos con los cuernos vacos. El Prncipe de las Tinieblas anda entre ellos sin la sombra lleva los ojos puestos en la mano de blandir la furia. Anda con su escarnio de sangre entre corderos. De Desagravio de la ciudad y la montaa (Ediciones Luminaria. Sancti Spritus, Cuba, 1998) Juan Eduardo Bernal Echemenda naci en Sancti-Spritus el 13 de agosto de 1954. Es graduado de la Licenciatura en Educacin en la Especialidad de Espaol y Literatura, y posee un recorrido de treinta y siete aos de servicio en la docencia. En 1986 y sin perder el vnculo docente, comenz a trabajar en la Casa de la Cultura de Sancti-Spritus, para continuar colaborando con otras instituciones acadmicas. Se gradu de Licenciado en Educacin en la Especialidad de Espaol y Literatura en 1991 por el Instituto Superior Pedaggico, Capitn Silverio Blanco Nez. Desde 1991 hasta la fecha, se desempea como Especialista de Literatura en el Centro Provincial de Casas de Cultura en funciones docentes y prestando colaboracin como profesor de Oratoria en la Facultad de Derecho del MININT, en la Universidad Central de Las Villas y en el Instituto Superior Pedaggico en cursos de pre y postgrados, tutoras, oponencias y consultas y en el Centro de Superacin para la Cultura. Colabora impartiendo conferencias y otras modalidades docentes, con diferentes instituciones del pas. Actualmente es el Presidente de la Filial Provincial de la Sociedad Cultural Jos Mart.

PAGE 18

Roberto Valero (1955) Gminis Por qu, Seor, nos has creado tan perfectos? Un gminis autntico, ngel y monstruo juntos para siempre, igual vigor, con idnticas capacidades para luchar, ninguno podr vencerse, se agotan, se golpean, al unsono sangran, pero qu igualdad de promesas! Qu signos extraos fosforescentes y telricos estn moviendo en esta noche? Vayamos a registrar las fuentes! cada gota de agua donde habitan millones de hadas, buenas y perversas, duendecillos, millones. Una agona es cada gota, humanidad de dimensiones sndricas. Colricos duendes corren con las manos en la cabeza, algn insecto horrible ha penetrado la quietud. Fuentes molestas con tanta moneda intil, tanto intil sueo de mi ngel porque en mis laberintos se ocultan dioses herticos, y t, todos listos al sacrificio. Ay, mi ngel, seor! tirado bajo las camas, comiendo sobras por las calles, y cuando nadie lo ve le brotan arcoiris de sus manos, las prometidas flores, eternidad dormida de campanas. Cortad el cuello de la reina, reina de los hielos, insobornable, quieta, quemndose, quemndose. Cunto infierno escondido! Cunto desprecio con su vestido prpura, su vestido mentira constante, y su ngel a rastras, apestoso, bajo una cama tambin amordazado. Sacadle los ojos a la reina de la perenne oscuridad y de la nieve, reina ruina relmpago ruiseor ruindad de arenas riesgo ruin rasgad el canto y cortad la msica del laberinto. Frente a la eternidad un pobre loco demanda a las estrellas aqu estoy, seor, en este oscuro rincn de nuestro sistema, venga la luz que colme el plexo, venga la energa primitiva, traigo ngel y monstruo, laberinto y jardn, y estas gotas de agua, estas humanidades huyendo hacia all, hacia el insecto, huyndole a la putrefaccin y hacia ella. Hice tres peticiones infantiles y todas las cumpliste, me has llevado desde montaas nevadas, nevadas a la estatura de mis sueos, hasta la selva amazonas, puro pulmn del planeta. Islas, volcanes, pueblos, un ocano que duerme pacficamente en mi recuerdo, mas conocer todos los abismos humanos y un sitio entre las letras, todo est dado. Y me crecer, Padre, yendo de tu mano a velocidades vertiginosas y de alguna manera, sin este oscuro cuerpo que impide la transparencia absoluta ver tu Universo sabr por qu tienes tantos soles, y tanto fro. Por qu tenemos tanto hueco negro?

PAGE 19

Pero ahora, nuevas preocupaciones asaltan a tu pequea criatura, ya no tengo el infantil deseo de correr, ahora, mi ngel lucha desesperadamente contra esa cosa horrfona que yo mismo he alimentado, el resultado de esta lucha ser fuego y amor, pero... a quin yo am? Para quin cuido estas promesas, este inocente cabalgar de olas? Para la nia rubia de bolsillos repletos de juguetes, nunca una cita, debamos encontrarnos al azar en plena Habana derretida, donde sobrevivan nuestras flores sobre lo medio, nuestros inventos, la paz de su mirada? A quin yo amo? A la muchacha de vientre abandonado, la que pint una nia perfecta como las princesitas de los cuentos, la que prometi tejer, tejer. La que forj las dagas, afil los proyectos ms baratos ms sucios y mediocres, y regal muecas de serrn sin sexo, sin dedos, sin llanto? A quin yo amo? A la muchacha zona, cabello donde esconda cantidades de oro robadas por corsarios, por piratas buenos, por bandidos. La de mirada perfecta, perfectamente diablica y angelical en la mirada, exacta para el deseo, para la msica, para tocar la piel, los muslos de recuerdos remotos, y estar desnudos una eternidad, slo el placer del tacto, slo el placer del sueo, slo el placer del recuerdo milenario? Quines fuimos? Dnde nos amamos? Dnde aprendiste, Reina de la frialdad inmensa, a conversar con duendes y sirenas, a crear toneladas de nieve, a cabalgar el unicornio nico de nuestro sistema? Aqu, frente a la noche eterna, tus estrellas, Seor, venimos, ngel y monstruo juntos, a entregarte los frutos de la lucha. Yo, gminis, perfectamente doble, hipcrita, perverso como la Reina de los hielos, divino como ella, puro, hermoso frente a tu Cosmos, gemelo tuyo, nostlgico de mundos perdidos, me declaro frustrado cuando veo a mi ngel fuente adentro, mientras una multitud de duendes corre en silencio, de pared a pared, de moneda a moneda, de gota a gota, de Cristo al infierno, como el gemelo mo, este perfecto camarada. De Dharma Roberto Valero (Matanzas,1955 1994, Washington, D.C.): Es autor de 5 libros de poesa, un ensayo sobre la obra de Reinaldo Arenas y la novela This Lenten Wind, Valero reside en los Estados Unidos desde 1980. Fue uno de los fundadores de la revista literaria Mariel, publicada en Nueva York durante la dcada de los 80. Estudi en la Universidad de la Habana y recibi luego un doctorado por la Universidad de Georgetown. Entre sus colecciones de poemas se incluyen Desde un Oscuro ngulo, Drama y No Estar en tu Camino. Valero fue premiado con el Letras de Oro de la Universidad de Miami por The Homeless Humor of Reinaldo Arenas. (1982-83)

PAGE 20

Edel Morales AntesdelBigCrunch El Universo expande la finitud de sus cuerdas. No hay bordes. Es de noche alrededor. Y de estos versos escritos para precisar un instante nada quedar, finalmente. Lo s, intentan una imagen imposible del suceso. Perdura en ellos la magia antigua del cazador, su fiebre por encontrar la huella en la espesura, su destino entre el bien y el mal. Los acontecimientos se revelan demasiado visibles, demasiado vergonzantes para una escritura sumergida en el smog y en la frialdad de la poca contempornea. Lo s, conozco las escuelas y sus dogmas. Nada quedar de su impulso cegador. Nada de la intensidad y la fiebre de esa singularidad desnuda. Es de noche. El Universo se expande. No hay bordes. Pero s finitud en las cuerdas y en la antigua magia del cazador para cumplir un sueo. En esa fra indeterminacin hago lecturas. En ese caos preciso un instante La Habana, ao noventa y sucesivosy traduzco para un amigo estos versos: hechos con una rara claridad que los condena y los aleja de cualquier esttica al uso. Sern barridos hacia otro horizonte, lejos de la corriente. Lo s. Como s que ninguna sustancia escapa a la intensa gravedad de los agujeros negros. Ni siquiera la luz. Tomado del libro Lejos de la corriente, Editorial Globo, Islas Canarias, 2002 Alberto Edel Morales Fuentes: (Cabaigun, Sancti Spritu, 1961) Poeta, investigador, y promotor cultural. Miembro de la Unin Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) es, actualmente, Director del Centro Cultural Dulce Mara Loynaz, y de la Revista de literatura y libros "La Letra del Escriba". Ha publicado los poemarios: Viendo los autos pasar hacia Occidente, Editorial Letras cubanas, La Habana, 1994. Escrituras invisibles, Editorial Letras cubanas, La Habana, 1999. Lejos de la corriente, Editorial Globo, Islas Canarias, 2002; corregido y aumentado para Ediciones Unin, La Habana, 2004 y El juego de la memoria (o Bajo el rbol del mango), Editorial Benchomo, Santa Cruz de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria, 2009.

PAGE 21

Julieta Bermdez Burgos Por si vuelves Extrao fugaz que cruzas por mi mundo, escucha el gemido de la tierra perderse en busca de la luz como un grito de muerte que se queda vibrando en el espacio. Me llaman mundos desconocidos presiento su existencia a travs de los cristales del cielo como una clave secreta violando las dimensiones que nos separan. Grito al universo que me salve de los grises espejos, mi voz, tan slo una llovizna que roza los astros nos une en lo ms profundo del cosmos. No temo a lo diferente, no importan las formas de nuestros cuerpos ni sus sombras. Y he aqu mi seal, errante viajero, si alguna vez me encuentras tocar una msica en mi flauta y esperar eternamente por si vuelves. Julieta Bermdez Burgos (Matanzas, 1977). Es miembro de la Asociacin Hermanos Saz. Ha publicado los cuadernos Los reyes ilusionados (Ediciones Viga, Matanzas) y Jugando al orculo con W. Whitman. Sus poemas han aparecido en antologas y publicaciones en Cuba y otros pases. Su poema Por si vuelves est recogido en el Tomo III de Antologa de la Poesa Csmica Cubana (FAH, 2002)

PAGE 22

Yoss La ltima cuenta regresiva Ocho segundos antes del fin de la civilizacin El hombre se multiplica sin medida Sobra gente Falta espacio Puedes llamarlo estupidez No explosin demogrfica Siete segundos antes del fin de la civilizacin El hombre escucha al viejo espectro conjurado por Malthus aullar en sus ciudades atestadas Hay tantas bocas Y tan poco para llenarlas Seis segundos antes del fin de la civilizacin El hombre se refugia en la ciencia Se reinventa alquimista Busca solucin en sintticos y transgnicos Y logra slo ensuciar su propia casa Cinco segundos antes del fin de la civilizacin El hombre olvida los ms bellos colores Verde de la hierba, azul del mar y el cielo En una pesadilla gris De humos txicos y agua envenenada Cuatro segundos antes del fin de la civilizacin El hombre se dispone a la guerra final Los puos le florecen en armas asesinas La mente se le pudre de estrategias macabras Qu ms da una conflagracin sin vencedores con tal de que mueran que dejen de comer millones de vencidos? Tres segundos antes del fin de la civilizacin El hombre intenta escapar de su cuna un da repleta hoy ya agotada Suea extenderse al Universo infinito hospitalario como cncer en metstasis de carrera espacial y teletransporte Dos segundos antes del fin de la civilizacin El hombre an busca salidas Intenta cambiarlo todo Menos lo fundamental A s mismo Un segundo antes del fin de la civilizacin el hombre, todos los hombres eres t La cuenta atrs sigue y tu tiempo se acaba

PAGE 23

Elaine Vilar Madruga El rostro oculto Y Alfa le dijo a la Bestia: No saltars entre las Cuerdas. Soy tu Seor y lo prohbo. Y la Bestia contest:Por qu? Entonces Alfa le mostr su rostro oculto. Extracto del libro El trazo de las Cuerdas Prohibidas. I Soy una Bestia: viajero inmvil que ha saltado entre las Cuerdas condenadas del universo. Venc a la cuerda del Ahorcado que espera escondida en la raz prpura del suicidio. Salt al espacio. Obvi las seales. Me hice Seor y Ley por un segundo. Ma la palabra, y los hornos donde coc los panes de mi destruccin. II

PAGE 24

Desde este ro que los dioses me han dado por hogar deambulo: busco a un nufrago que sepa restaar las heridas de las piedras con un hilo fugaz como la muerte. Los telares invisibles del planeta me han atado a esta tierra inslita, y en estas playas vacas -donde la Belleza parece una flecha sin freno que marcha en busca del ojo propicio-, no hay nadie ms que yo. He aprendido esta soledad como una condena de rboles suicidas que no saben responderme las preguntas: Dnde estn los hombres de este mundo? Qu reloj cmplice del Alfa me ha arrojado sobre la mano izquierda de lo cierto? III Mo el espacio: la huella de los navegantes en busca del retorno. No puedo continuar contemplando la Belleza, el diluvio inagotable de la perfeccin que desnuda mis prpados, y quiebra con mis ojos lo imposible. Todas las Bestias del Tiempo conocemos la ira de dios. IV La oscuridad es un tero que me envuelve entre sus labios poderosos. Soy el Esclavo: viajero inmvil que tantea los suelos abandonados, la Belleza -ya eternamente ciegadel planeta. Mis ojos como peces prpurasnadan entre mis dedos con el asombro estril de las mscaras. La ira de dios es insomne: Bestia de rostro oculto. 8 de febrero del 2010.

PAGE 25

On Mir hacia arriba, pero all todo estaba oscuro; enfrente de ella se extenda otro largo pasillo, y el Conejo Blanco corra hacia abajo an al alcance de su vista. Alicia en el Pas de las Maravillas, Lewis Carroll. La culpa es del Conejo, Quise creer pues ya saba mi nombre Y se haba iniciado mi programacin de silencio: Accion los mandos Y borr todo el Mundo del Espejo Como si fuera dios, O al menos una brizna de dios Que lleva en la mano izquierda el ncora de la muerte. La Culpa es del Conejo. Son suyas todas las culpas imposibles: No saba que l me haba construido frente al vaco, Bordando en mi memoria la mueca del suicida. 19 de mayo de 2010 Los que no saben morir I Los harapos del tiempo Han venido a cubrirme los huesos. Generaciones de navegantes Conocen mi nombre y arpegio; Soy la huella perdida en la labranza de los astros, La lira sonmbula de los cautivos Que se hierven la carne y la piel sobre las naves. Aqu zozobra el tiempo Y las pandemias de la tierra no nos tocan; Somos como dioses inclumes que se ocultan En el ltimo desvn Para huir de la fiebre. Aqu zozobra hasta la espera Y las promesas de algn da Son fantasmas de un ocano de estrellas Que no pasan ante nuestros ojos dos veces. Qu camino? Qu selva de asteroides Nos espera al otro lado de este mapa? Qu cinturn transfigurado

PAGE 26

De planetas Se agitar como un ro Ante nuestros recuerdos? Qu camino? Qu cosecha? El rbol de los muertos nos persigue Como otra mscara de la muerte inevitable; Incluso aqu, Donde los dioses no nos miran, No nos oyen, No nos importan. Qu harapos del tiempo Vendrn a cubrirnos Cuando no exista nada ms Que una edad eterna y sin barreras. Qu harapos del tiempo Para cubrirnos la desnudez descalza De aquellos Que no supimos morir. 27 de marzo de 2010 Elaine Vilar Madruga. Ciudad de La Habana, 1989. Graduada de Nivel Medio de Msica en la especialidad de guitarra clsica por la Escuela Nacional de Arte (ENA ). Miembro de la AHS. Graduada del XI curso de Tcnicas Narrativas Onelio Jorge Cardoso. Co-fundadora y co-organizadora del Taller de Creacin de Arte y Literatura Fantstica Espacio Abierto, as como de los dos eventos homnimos que han aglutinado lo mejor del arte fantstico en Cuba durante los aos 2009 y 2010. Editora del ezine La Voz de Alnader; organiz el Segundo Evento de Arte y Literatura Fa ntstica Behque 2009. Ha obtenido diversos la uros en el campo de la literatura fantstica, entre los que se destacan: mencin en el Premio Calendario 2006 de ciencia-ficcin, mencin en el Concurso Iberoamericano de Relatos BBVACasa de la Amrica 2007, ganadora del Premio Extraordinario de Cuen tos de Nunca Acabar, del Primer Concurso Intern acional Garzn Cspedes 2008, gana dora tambin del Premio del Primer Certamen Internacional de Poesa Fantstica y de Ci enciaFiccin Minatura 2009; obtiene Segundo Premio del concurso Juventud Tcnica 2009. Finalista del I Concurso Internacional de Cuento Breve Saln del Libro Hispanoamericano Ciudad de Mxico, Mencin en el concurso internacional de microcuentos Minatura 2009, con su cuento Tiempo Cero. Obtiene la Primera Mencin en la Categora de Cienciaficcin, en la primera edicin del Concurso de Cienciaficcin y Fantasa Oscar Hurtado 2009. Ganadora del Segundo Premio del Concurso de cuentos de cienciaficcin Juventud Tcnica 2010. Mencin Especial en el concurso Calendario 2009 en el gnero de literatura infantil y juvenil, con el libro de cuentos de fantasa Ojos rojos que me quieran. Mencin en el Segundo Concurso Internacional de Poesa Fantstica Min atura 2010. Conquista la Beca de Creacin Literaria Infantil y Juvenil La Noche 2010, otorgada por la AHS a su proyecto de novela de ciencia-ficcin Promesas de la Tierra Rota. Tambin obtiene mencin en el concurso de poesa mitolgica y fantstica Evoh 2010, con su poema Apolo ga de caro. Su obra ha sido editada en diversas antologas y revistas nacionales e internacionales. Ha publicado la cuenti-novela de cienciaficcin Al lmite de los Olivos, por la Editorial Extramuros en el ao 2009.

PAGE 27

Eduardo Herrera Baullosa La Tristeza Amanezco otra vez en la soledad de mi atad, en la estacin ms breve de m perenne existencia. Estoy en este instante, bajo la transparencia del cristal, contando el espacio inmutable. Nunca comienzo, nunca termino. Me conozco enteramente porque he vivido tanto como para perder el tiempo en descubrirme. Aunque flote en este mundo blando, an me asombra su entretejido de oscuridad y silencio. Recuerdo haber entrado desnudo al lecho marmreo, pero no puedo recordar si alguien ms me acompaaba. Sera intil regresar para saberlo. Apenas si me atrevo a ver la tranquila criatura de luz que asoma en el vitral de la cripta. Como el amor invent la muerte, mi secreta nostalgia no ser suficiente para detener la obsesin por el tiempo perenne. He intuido que entre la muerte y mi sed de sangre hay cierta similitud, slo cuando siento la codicia de beber, empiezo a morir, y los siglos y milenios que en mi cuenta resultan infinitos, dejan de existir, como si todo no fuera otra cosa

PAGE 28

que un mal sueo, y me apresuro a imputar mis miedos con cada coagulo de sangre que bebo. Mi parte humana ya tiene la rigidez clsica de las alas del pjaro, reminiscencia que se funde con la piedra y me impide volver a sentir el latido que arranc el grotesco cadver que me dio la vida. No haber nacido bestia es mi secreta tristeza. El parto de la estrella Quiero hablar del dolor. De la glida mudez que impone el parto a la estrella. El tero del Astro es sangre y oscuridad, cuando llega el instante de alumbrar lo muerto; todo lo que avisto desde mi pecio a la deriva no es ms que fragmentos de metal y muerte. Quiero hablar del dolor y es imposible, porque nadie puede escuchar el silencio en el grito de la estrella, repetido mil veces en mi grito. Bajo el pjaro cado Desembarcamos junto al coloso en el valle de las aves celestiales. Una franja de tres soles se tiende sobre el horizonte. Los sacerdotes que me guan, parecen ms desconcertados que yo sobre el origen de la magna imagen. Discuten a propsito de un nombre, hablan de un monarca antiguo, que al igual que yo, haba regido un reino, y procreado a su primognito.

PAGE 29

-Es arcaico mi seor, an ms que el azul rostro de nuestro tercer SolEs todo cuanto dicen. Tienen medios para contar el tiempo, y an as se niegan a revelarlo, esperan que el coloso hable, que algn da de su cloaca de metal reluciente broten huevos parlantes. Les escucho cavilar sus presunciones sin participar de ellas, hay verdades que slo pueden revelarse a odos elegidos y se gritan en silencio. Despido a los padres iluminados y descanso un rato bajo la sombra del que descendi del cielo. Poco importa ya la forma en que paso el tiempo Los dignatarios que se acercan apartan las miradas al contemplarme. Saben por los sacerdotes que ya es tiempo de revelar al monarca los secretos de su pueblo. Acepto en armona el destino marcado por las escrituras ms antiguas. Con el ceremonial preciso soy conducido por los sacerdotes bajo el vientre gigantesco. Mi cabeza ser desprendida de sus hombros como fue desprendida la de mi real padre, como tambin ser la de mi hijo. Todas colocadas como cuentas de un collar de leyendas al cuello del mstico coloso. Mis verdugos alzan los brazos y descargan su golpe final. Se que este sacrificio: slo a mi persona se dirige. En este mundo donde todos viven eternamente, los prncipes tiene el privilegio de la muerte. Ha llegado la hora de guardar los secretos. Soy lo bastante dios para adivinar su sentido, para saber que si en algn tiempo somos interpelados por los colosos que descienden sobre nuestro polvo, slo los muertos sabrn hablarles. Eduardo Herrera Baullosa: Graduado de licenciatura en Medicina General y especialista en Bioqumica. Miembro del Taller de Creacin Literaria Espacio Abierto. Miembro del grupo literario Silvestre de Balboa. Poeta y narra dor, ha escrito dos libros de poesa y se encuentra en proceso creativo de la novela Mariposa de agua y de la noveleta Crnicas de blanco. Ha obtenido premios en diversos certmenes como: Premio del Concurso de CienciaFiccin y Fantasa Os car Hurtado, en la categora de poesa; mencin del concurso de cu entos Salomn 2010. Ha colaborado en la realizacin de los eventos de arte fantstico Espacio Abierto 2010. Ha trabajad o intensamente como promotor de la literatura y el arte fantstico en Cuba, en coordinacin con la Editorial Gente Nueva y el proyecto Behque, participando en campaas a favor de la lectura entre las nuevas generaciones y promoviendo la literatura de ciencia ficcin y fantasa en el nuevo pblico lector; siempre en el marco de la Feria Internacional del Libro y la Literatura de Cuba. Ha participado en diversos cursos sobre poesa, anlisis y crtica de textos y su hermenutica, dentro de la Casa de la Poesa de Ciudad de La Habana. Su obra ha sido seleccionada como destacada en los encuentros de talleres literarios que se celebran anualmente en Cuba, tanto a nivel provincial como nacional.

PAGE 30

Pavel Mustelier Zamora Inevitable rquiem Borrados andan los das, los hbitos, las catedrales. La gente que se odia de mano va, esperando que los minutos no mueran. Los que se quieren, a horcajadas sobre el miedo adivinan por cual boquete del cielo llegaran las espantosas fauces. Torcido cual trenza baila el miedo en las gargantas, y aniquila los vestigios de un beso, las elpticas ensoaciones de antes, las viejas promesas. Danza, el horror, justo ahora que todas las velas se apagan de golpe. No hay cancin, ni primavera, ni odio, que se erija en paladn, manera de romperle las alas al dragn, abrir el vientre de una nave preada de muerte, de innombrables abominaciones y oscuros cnticos. Desteidos andan los dioses, los hombres, las almas, No existe estocada que hiera a la sierpe, ni gen que perdure, ni misil que barra. Apura una razn para defender la tierra y el mar, el mismo mar, la misma tierra, envenenada por nuestras manos, mucho antes que este glido despertar anunciara el horror por un boquete del cielo desciende la venganza.

PAGE 31

Zullin Elejalde Macas. Diario del viajero I Tengo ms de un siglo y no he nacido a travs de estas grietas atisbo el Cosmos adivino sus colores y los nombro. Soy el dios de este mundo comprimido al que fui destinado o desterrado? Ayer dur cinco milenios y el calor de un sol atemper mi fina piel sin vellos. Hoy es un presente de nubes, oscuridad y silencio. Hoy ya no est: pronostico glaciales, quizs logre presenciar la opacidad de un hoyo o un renacer de estrellas sta que me acompaa tiene magenta cicatriz -fue el ojo de un can cuando los mos an las agrupaban-. II Tus manos me acogen me impiden el peregrinar. Un resplandor me ciega y nazco; dos lagos equidistantes se desbordan de las cuencas que adornan mi rostro, siento el calor del fluido y me asombra descubrir que soy la fuente. Digo azul porque hered la Voz y la palabra est grabada desde siempre -como un ecoen la superficie de mi cscara. III Tengo ms de un siglo y cinco mil historias-luz para arrullarte, mas no me es dado el Verbo y callo; tendr que conformarme mientras crezco con el lento discurrir de los das en tu mundo. Zulln Elejalde Macas (Ciudad Habana, 1977) Graduada universitaria en la carrera Lic. Contabilidad y Finanzas. Actualmente se desempea como Gerente Econmica en una de las gerencias de la Corporacin Copextel S.A. Su obra se inclina ms al gnero de la poesa. Es integrante del Taller Literario de CF y F Espacio Abierto. Hasta la fecha ha participado en los concursos de poesa fantstica Minatura y Oscar Hurtado 2010 obteniendo mencin y primera mencin con los poemas Estrella y Diario de un viajero respectivamente; el primero de ellos publicado en la revista digital que dio nombre al concurso. Del gnero cuento tiene muy pocos trabajos, an inditos.

PAGE 32

Gabriel Gil Cntico por el xodo A Laura por ser musa y crtica a la vez Qu Sina tremendo es el Espacio; De polvo de estrellas est hecho y a todo polvo reclama. Insignificante es Moiss en el oscuro vaco, Slo la suma de las partculas que le forman. Una desidia le adormece el cerebro. No piensa en la senda a la Tierra Prometida, Piensa en la Tierra Maldita, causa de su pesar y su viaje, Aquella de mares negros, Donde ralean los pinos y toda hierba ruega al sol un rayo. Piensa en el aire que abruma, En los cuerpos amontonados en los campos. Qu balad tal recuerdo, Como si la desesperanza de un Espacio vaco no fuese suficiente, Como si Moiss fuese a apretar el paso por el olor a muerte del pasado. Moiss no vaga por la Tierra destruida, Tampoco confa en augurios: Est preso a la inercia del destino Hasta que la voluntad de una de esas inalcanzables luces De donde proviene el polvo Le invoque allende el eterno Sina de vastos pramos. Pero Moiss ya ha sido llamado por luminosos astros; Ha abierto mares, Se ha puesto en rbita Y no ha visto ms que polvo. Polvo, rocas, gases y fuegos, Fuegos que slo alumbran a la nada. Ah, Moiss, sin voluntad, Que te divides entre el desierto pasado y el camino que desandas, Sin rumbo para tus gentes que otra Tierra procuraban. Ah, Moiss, que ya no miras, Ah, impaciente, Detrs de ese polvo disperso un poco ms desandando Encontrars tu Canan, de agua y de mieles. Ah, Moiss, pon la vista al horizonte, Un asteroide es tu faro; Sigue el curso de la roca, tu peregrino Monte Nebo. Ah, Moiss, ya derruido, resiste por otro ao. Gabriel J. Gil Prez: (1987) Estudiante de Licenciatura en Fsica en la Universidad de La Habana. Miembro del Taller de Literatura Fantstica Espacio Abierto. Egresado del Curso de Tcnicas Narrativas del Centro de Creacin Literaria Onelio Jorge Cardoso. Ha recibido el premio Media Vuelta 2006, del Taller Espiral, Mencin en el Festival de Artistas Aficionados de la Universidad de La Habana 2008, Primer Premio en el Concurso Salomn 2009, dos Menciones en el Primer Concurso Oscar Hurtado, 2009 en las modalidades de Ciencia Ficcin y Fantasa, Primera Mencin en el Concurso Andrmeda 2009, esta vez dedicado al viaje espacial, por Defasaje. Algunos cuentos suyos han aparecido en el e-zine Disparo en Red y en la revista digital Argentina Axxon. Ha participado como conferencista en los eventos tericos Ansible 2006 y Ansible 2007 de Ciencia Ficcin y Fantasa.

PAGE 33

Samy Otero Los ngeles han muerto Donde andarn mis ngeles?, se pregunta l. Hay tantas respuestas posibles A cual te refieres, poeta? Sal a buscarlos, y entre tantos, escoge tu el que ms valga. Carmen Serrano Acerco en vano las manos forradas pero ellas corren por dentro, hacen olas hasta el precipicio, hasta cambiar su estado, hasta que las respiro, no se esconden de nada Ya no quedan ngeles, ni siquiera los embusteros Actuamos sin teln durante pocas deshojando nuestra esfera, entonces, las manos se abreviaron en el fro, las piernas se abreviaron circulares, la vida se abrevi al paralelo, all todos fuimos ngeles encriptados El ciclo repetido limpi todo el xido y nos mantuvimos como astros, entonces murieron sin poder darnos cuenta, se derramaron, se oscurecieron Hoy, la luz llega enferma y rebota, estamos abordando en el origen de todo, pero sin ngeles.

PAGE 34

Liu Mok El sueo El ojo del poeta, en divino frenes, Mira del cielo a la tierra, de la tierra al cielo Y, mientras su imaginacin va dando cuerpo A objetos desconocidos, su pluma Los convierte en formas y da a la nada impalpable Un nombre y un espacio de existencia. Sueo de una noche de verano, acto V, escena 1 William Shakespeare I Cada ciclo transcurre como el anterior, Vacos que convergen y se acumulan, Hasta desbordar en perlas Que guardo presuroso bajo mi ltima nostalgia. A menudo trato de engaar esta certidumbre, Cambio de color, encierro las bestias bajo siete llaves, Desenvaino mi mejor excusa, dejo de pensar Pero todo acaba, tonos que se extinguen, Coartadas que revelan su arma homicida, Cerrojos que se quiebran. Y entonces aparecen, Ecos rasgando el velo del tiempo, Fragmentos de vidas distantes, Efigies en catica comunin Que me atormentan desde el primer destello. II El despoblado puebla valles y montaas, La bruma cubre los densos espacios Que antes se me antojaban infinitos, Ahora s que tienen final, Planicie interrumpida por el abismo, El mundo precipitndose A la vastedad de la nada, Donde ya se sumerge el gran dragn Y con l tambin mi luz. III Otra vez ese rugido sordo, Principio del final de un camino, Gritos fosilizados, El ltimo pecado de la humanidad!, Fuego, fuego desde el azul, El suelo cobra vida, traga rboles de piedra, Sacude extraas formas y muestra sus fauces, Ah, ah, es el nico lugar!, Jaura lanzada a la captura de una nica presa, Depredadores convertidos en vctimas, Globos desfigurados fijan el objetivo, Al fin a salvo, Seguridad con sabor a traicin, Intento de salir, lucha vital contra el miedo, Forcejeo con manos invisibles, Gotas de sal tien de rojo la habitacin, Punzada en la nuca, todo se desvanece, Luces, recuerdos, vidas. IV Mientras miro la luz desaparecer al final de la tierra, Me pregunto si ser el nico, Si la cola del gran dragn baar de dorado Algn lejano rostro solitario.

PAGE 35

HISTORIADELCINECIBERPUNK HEATSEEKER(1995) En un mundo futuro, las corporaciones de implantes cibernticos deciden organizar un torneo de Cyborgs Peleadores para probar la supremaca de cada una en su ramo. Chance OBrien Un famoso campen de Kickboxing es invitado a participar como el nico peleador 100% humano del torneo y as probar que es el mejor que cualquier peleador modificado mecnicamente pero al negarse secuestran a su prometida con el fin de forzarlo a competir ah se encontrara a Xao un antiguo rival que ha sido casi enteramente modificado de implantes cibernticos y se ha convertido en una maquina asesina el combate es inminente podr el espritu y la tcnica superar a la avanzada tecnologa? Mala pelcula de Serie B dirigida al video, el planteamiento de un luchador humano enfren-tndose a Cyborgs es medianamente interesante pero el resultado es malo y aburrido, los combates del torneo se dejan ver un poco pero no llegan a emocionar demasiado, lo mejor son los protagonistas Keith Cooke ( Chance OBrien ) y Gary Daniels ( Xao ) que son excelentes luchadores y protagonizan un buen combate final el resto olvidable ,uno de los tantos bodrios perpetrados por Albert Pyun. FICHA TCNICA TtulooriginalHeatseeker NacionalidadEstadosUnidosdeAmrica GneroAccinCienciaFiccin Duracin91minutos DirectorAlbertPyun GuinAlbertPyun FotografaGeorgeMooradian MsicaAnthonyRiparetti ProduccinTrimarkPictures

PAGE 36

Reparto Keith Cooke, Gary Daniels, Tina Cote, Norbert Weisser, Thom Mathews, Selena Khoo.


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 0000-0000mods:part
mods:detail volume mods:number issue 49series Year mods:caption 20102010Month August8Day 11mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2010-08-01