USF Libraries
USF Digital Collections

Qubit

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Qubit
Physical Description:
Serial
Language:
English
Publisher:
Cubit
Place of Publication:
Havana, Cuba
Publication Date:
Frequency:
monthly
three times a year
regular

Subjects

Subjects / Keywords:
Science fiction, Latin American -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- History and criticism -- Periodicals   ( lcsh )
Science fiction -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
periodical   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - Q01-00053-n60-2011-07
usfldc handle - q1.53
System ID:
SFS0024302:00053


This item is only available as the following downloads:


Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim
leader 00000nas 2200000Ka 4500
controlfield tag 008 000000c19749999pautr p s 0 0eng d
datafield ind1 ind2 040
subfield code a FHM
c FHM
8 024
Q01-00053-n60-2011-07
FHM
FHM
049
FHM
0 245
Qubit.
n No. 60 (July 2011)
260
[Havana, Cuba] :
b Cubit
July 2011
310
Monthly
650
Science fiction, Latin American
v Periodicals
Science fiction
x History and criticism
Periodicals
Science fiction
Periodicals
1 773
t Qubit.
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?q1.53


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 0000-0000mods:part
mods:detail volume mods:number issue 60series Year mods:caption 20112011Month July7Day 11mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2011-07-01



PAGE 2

ndice: Crculos celestes. Astronoma. Marco Manilio. Historia de la poesa orientada a la ciencia. Jonathan Vos Post. La Divina Comedia. Infierno Canto XXXIV. Dante Alighieri De rerum Natura. (La naturaleza de las cosas). Lucrecio El Paraso perdido. John Milton. Cuando escuch al astrnomo erudito. Walt Whitman El preludio. Libro XIII. William Wordsworth En memoria de Sigmund Freud W. H. Auden Cuatro cuartetos. T. S. Eliot El binomio de Newton es tan bello... Poema en lnea recta. Fernando Pessoa. Soy Gagarin, el hijo de la Tierra. Evgueni Evtuchenko Una mujer en el cosmos. Tamara Alexandrovna Yirmanskaia Los discorsi de Galileo atraviesan la frontera. Cancin de la rueda hidrulica. Bertolt Brecht Mi primer poema informtico. La ciencia de la fisiognoma. Charles Bukowski Teora de supercuerdas. Progreso tecnolgico. Arthur J. Stewart El nmero Pi. Wislawa Szymborska Sistema lmbico. Hans Magnus Enzensberger La ciencia en la poesa. antologa de la poesa cientfica espaola. Toni Hernndez Rimas IV. Gustavo Adolfo Bcquer La estrella polar. Miguel de Unamuno Los branquicfalos. Po Baroja Al gran cero. Antonio Machado Newton. Federico Garca Lorca A la lnea. Al ngel de los nmeros. A la divina proporcin. Rafael Alberti. Materia nica. Vicente Aleixandre Alfa-3. Gabriel Celaya. En el espacio. Manuel Vzquez Montalbn Historia del cine ciberpunk. 1996. Rubbers Lover Para descargar nmeros anteriores de Qubit, visitar http://www.eldiletante.co.nr

PAGE 3

Historia de la poesa orientada a la ciencia por Jonathan Vos Post Traduccin al castellano de Carlos A Duarte Cano La poesa de ciencia ficcin tiene una prehistoria anterior incluso al establecimiento de la ciencia ficcin como un gnero. Para comprender esto es preciso analizar la evolucin de la historia natural y la ciencia en la poesa, desde la Grecia antigua hasta los inicios del siglo XX, momento en que la ciencia ficcin y la fantasa fueron reconocidas como gneros, y observar toda la produccin potica de importantes cientficos ajenos al gnero. La poesa fue en cierto momento el lenguaje de la filosofa, la ciencia, y todo el pensamiento serio. Los principales tratados de ciencia expresados como poesa incluan obras de Lucretius (especialmente De Rerum Natura), Parmenides de Elea, Archytas (general pitagrico, estadista, filntropo, educador) y Empedocles de Acragas, ms el "Phaenomena" de Aratus y el latn "Astronomica" de Manilius. El Mousik antiguo de los griegos Homero, Pndaro, y Anaximandro precedi a la cultura de la prosa, hasta que Pitgoras identific la msica con la matemtica, Aristteles distingui la Poesa de la Retrica y la poesa comenz a separarse de ciencia. La Potica de Aristteles [traducida por Thomas Twining, Nueva York: Viking, 1957] dice: "Porque incluso aquellos que escriben tratados de medicina o filosofa natural en verso son denominados poetas: sin embargo, Homero y Empedocles no tienen nada en comn excepto su mtrica; el primero, entonces, merece justamente el nombre de Poeta; mientras el otro debe ser llamado ms fisilogo que poeta" [I:2]. Aristteles inici la escisin entre el "Arte elevado" y la mera ciencia o la ciencia ficcin en verso. Sobre esto comentaba Aristteles: "La poesa exige o bien un gran talento natural, o una pasin aliada a la locura. El primero nos permite moldearnos con facilidad a la imitacin de las formas; por la segunda, transportados ms all de nosotros mismos, nos convertimos en aquello que imaginamos" [II: 17]. El entusiasmo aliado a la locura recordado por Shakespeare cuando dijera "El luntico, el amante, y el poeta son de imaginacin compacta" llev a Coleridge a poner nfasis en la imaginacin, y trajo a la escena al fan de ciencia ficcin, ya que fan es una abreviatura de fantico. Aristteles concluye que : "La sorpresa es necesaria en la tragedia; pero el poema pico va ms lejos y admite incluso lo improbable e increble, de lo cul se origina el grado ms alto de sorpresa [II:4].... El poeta debe preferir

PAGE 4

las quimeras que parecen probables a aquellas cosas que aunque posibles, parecen im probables. [III.6]." Esto encierra la clave a la poesa de ciencia ficcin : rozar lo improbable, increble, e imposible para provocar la sorpresa. Los ecos tardos de la tradic in pre-aristotlica incluyen: 1. La mencin de los nmeros piramidales en De Nuce por Ovidio; 2. El tratado agrcola/pastoril de Hesodo en Obras y Das 3. Las teoras de Parmnides sobre el nico y los Muchos (solamente s obreviven fragmentos poticos) 4. El poema de Antpater en la Antologa Griega sobre el molino de agua que haba liberado a las mujeres esclavas del deshumanizador trabajo de moler trigo o harina de cebada. 5. Las tcnicas agrcolas en las Gergicas de Virgilio. 6. El desparecido texto sobre astronoma de Julio Csar (100-44 BC) "De Astris" 7. "Ssu Hsuan Fu" de Chang Heng, astrnomo imperial del siglo II 8. Las seis obras sobre matemtica del Venerable Bede (c.. 673-735) 9. Versos y matemticas de Benedictine nun Hrotsvitha (c.932 c.1002) 10. "Trisatika" del hind Sridhara (c.991 -?) 11. Rabbi ben Ezra (1093-1167) 12. Michael Scott, el profesor de Fibonacci (c.1175 1234) 13. Omar ibn al-Khayyami Giyat ed-din Abu'l Fath (A.k.a. Omar Khayyam) (c.1044-1123) 14. Tratado sobre el Astrolab io (1391) de Geoffrey Chaucer (c.. 1387-1400) 15. Relatos de Canterbury de Geoffrey Chaucer: Trigonometra en el Prlogo a El relato de Parson; en El relato de Franklin, el lgebra es capaz de retirar todas las rocas de la costa de Bretaa; El doctor de Fsica porque estaba basado en la astronoma y en El relato del Clrigo y su Sirviente, 535-622, ex plotando al "alquimista fraudulento. 16. El verso crptico de Nicolo Tartaglia (c.1506 1557) sobre la solucin para la ecuacin cbica [plagiada por Girolamo Cardano] 17. Las obras de Robert Recorde (c.1510 1558) sobre matemtica y medicina con el uso frecuente del verso. 18. Las reglas de Buckley (? -C.1570) para extraer races 19. Edmund Spenser (c.1552 1599) (La reina de las Hadas: V.5 8 en Ptolomeo y las estrellas, VII.16 26 sobre mutabilidad) 20. El Tratado sobre el aprendizaje humano de Fulke Greville (Lord Brooke) (1554-1628) (estrofas 73-75, 116-119 sobre Experimento, Aritmtica, Geometra, Astronoma) 21. Las 7 maravillas de Inglaterra de Sir Philip Sydney (1554-1586) 22. La traduccin del Salmo 104 por Sir Francis Bacon (1561-1626) 23. Doctor Fausto de Christopher Marlowe (1564-1593). La disputa sobre astronoma entre Fausto y Mefistfeles) 24. Bastante de la obra de William Shakespeare (1564-1616). Era de esperar que los principales poetas del Re nacimiento y del periodo Isabelino (Elizabethan) hicieran referencia a imagenes cientficas, tal como hizo Samuel Butler en "El elefante en la luna", John Donne en La nova de Kepler de 1604, o Shakespeare (frecuentemente). "Fue la influencia de cientficos como Leonardo da Vinci, Copernicus, Pa lissy, y Tycho Brahe lo que estimul el renacimiento literario del perodo, en vez del cont rario" [David Eugene Smith]. Es decir, la poesa retrat el surgimiento de la "Nue va ciencia" de Kepler, G alileo, Descartes, y William Harvey en la misma medida en que la cultura dej a un lado su herencia medieval Neoplatnica, Aristotlica, Astrolgica y Alquimista y se adentr en la era postPtolemaica. "En el siglo XVII la disparidad entre los logros liter arios y cientficos era mucho menor que la que hubo en el siglo diecisis. El crecimiento del racionalism o cientfico elimin en gran parte lo mtico y el ocultismo de las ciencias... pero la poesa de ningn modo se entreg al nuevo materialismo y el determinismo...." [Douglas Bush, & 44 de pp.27]. Esto marc la escisin entre la poesa de tema cientfico y la fantstica. No debemos ignorar estas obras importantes de la poesa de la "Nueva ciencia": 1. Textos de Johannes Kepler (1571-1630) como "Tertius Interveniens" y el fragmento "Somnium" que

PAGE 5

es a menudo citado como el primer trabajo de la ciencia ficcin moderna 2. Los poemas sobre astronoma de Joachim Camerarius 1500-1574) 3. Jakob Kobel (1470-1533) 4. Sir John Davies (1569-1626): Orquesta: Un poem a del baile (estrofas 34-37 sobre el baile csmico) 5. John Donne (1571/2-1631) Una anatoma del mundo (el primer Aniversario, 203-214 & 247-304 sobre "La nueva filosofa", el segundo Aniversario, 261-280 sobre el cuerpo) 6. Ben Jonson (1572-1637) El alquimista 7. Claude Gaspar Bchet (1581-1638) 8. "Poly Olbion" de Michael Drayton (1612) 9. Pineas Fletcher (1582-1650) "L a isla morada" (1633) (anatoma) 10. Sir William de 'Avenant (1606-1668) Gondibert (estrofas 15-20 sobre "Los tubos pticos" i.e. Telescopios) 11. John Milton (1608-1674) a menudo en El paraso perdido 12. Henry More "Democritus Platonissans" (1646) (astronoma de Coprnico), Psychathanasia o la inmortalidad del alma (III.iii.59 60 sobre El sol como logos), La infinitud de los mundos, e Insomnium Philosophicum 13. Samuel Butler (1612-1680) El elefante en la luna 14. Abraham Cowley (1618-1667) Oda sobr e Dr. Harvey y Oda por la Royal Society 15. Andrew Marvell (1621-1678) La definicin del amor 16. Isaac Barrow (1630-1677) 17. John Dryden (1631-1700) Sobre la muerte del Lord Hastings, Para mi honorable amigo, Dr. Charleton sobre Stonehenge y Annus Mirabilis (estrofas 155-166 sobre el progreso de la navegacin). En el siglo XVIII triunf an ms la poesa de tema cientfico. "Com o el catedrtico John Arthos ha demostrado minuciosamente.... [La potica de siglo XVIII ] la diccin.... naturaliza en trminos poticos los conceptos de la ciencia y la filosofa; cuando los conceptos murieron, la diccin permaneci.... Los poetas tenan ms consid eracin por Newton que Newton por la po esa...." [Douglas Bush, & 55 de pp.53]. Y con todo, la figura ms gigante en la historia de la ciencia, Isaac Newton (1642-1727), escribi una cantidad considerab le de la poesa cuando era todava un estudiante. Muestras de la respuesta potica para Newton y los suyos incluye: 1. James Thomson (1700-1748) A la memoria de Sir Isaac Newton y Las estaciones (Verano, 1531-1563 sobre Bacon, Boyle, Newton, y Locke; Verano, 81-159 sobre minerales 2. Sir Richard Blackmore (c.1650 1729 ) La creacin (II.295 350 & 450-453 sobre Copernicus, Tycho Brahe y Kepler; VI.280 329 sobre el desarrollo del embrin y VII. 228 256 sobre la relacin de las ideas) 3. Sir Samuel Garth (1661-1719) el dispensari o (especialmente el Canto VI: la cueva de la enfermedad) 4. Jonathan Swift (1667-1745) Sobre la poesa (319-344 sobre Hobbes, Pulgas mayores y pulgas menores) 5. Joseph Addison (1672-1719) la oda "El firmamento espacioso en lo alto" 6. William Diaper 1686-1717): Nereidas o glogas del mar 7. Alexander Pope (1688-1744) Un ensayo sobre el Hombre 8. Dr. John Armstrong (1709-1779) El arte de preservar la salud 9. Thomas Gray (1716-1771) Luna Hab itabilis (latn de Vida en la luna) 10. Caminata de una tarde de verano del naturalista por Gilber t White (1720-1793) 11. Mark Akenside (1721-1770), considerado a veces como un profeta menor de la evolucin", escribi Himno a la ciencia y Los placeres de la imaginacin [1744] 1. Christopher Smart (1722-1771) Sobre la Omnisciencia del Ser Supremo (un pasaje bonito sobre la migracin de las aves, por ejempl o) y La cancin para David [1763] 2. El Marqus de Condorcet (1735-1796); 3. Lorenzo Mascherone (1750-1800).

PAGE 6

"Los poetas ven la belleza divina de la naturaleza mejorada, no disminuida, por la explicacin cientfica...." [Bush, p.73]. El siglo XIX continu la tradicin, pero con cambios estilsticos muy importantes. La revolucin romntica que llev del mecanismo racional a la imaginacin entusiasta cambi la perspectiva en la poesa de tema cientfico. Como dijera el anciano Coleridge [la teora de la vida]: "De la poca de Kepler a la de Newton y de la de Newton a la de Hartley, no slo todas cosas de la naturaleza externa, sino tambin los misterios ms sutiles de la vida y la orga nizacin; e incluso del inte lecto y la esencia moral, fueron conjuradas dentro del crculo mgico de las frmulas matemticas." Los romnticos trataron de romper ese crculo mg ico, y unirlo con magias ms antiguas. Pero a pesar del nfasis del sentimiento sobre el pensamiento, el Romanticismo, y toda la poesa de siglo XIX, reaccionaron frente a la ciencia en un modo ms sofisticado e informado. "Byron.... estaba mucho ms preocupado con la cien cia que lo que el lector informal podra esperar, especialmente con la astronoma y la geologa [Bush, p.100].... El nico de los poetas romnticos que tena entrenamiento cientfico era Keats, pero sus temas poticos y su credo raras veces dejaron paso al mdico... La mayora de las imgenes que pueden ser llamadas cientficas son astronmicas.... [adems de su] pasin muy poco cientfi ca por la luna.... [P.101]. Shelley manifestaba un ardiente, au nque aficionado inters por la cienci a.... Y la ciencia apareci en su poesa desde Queen Mab hacia adelante.... [especialmente] Prometeo desatado... El Profesor Grabo... llam a Shelley "Un Newton entre poetas" y defendi vehementemente sus conocimientos y uso de las ideas e im genes cientficas. Una fuente... [f ue] Erasmus Darwin...." [P.103]. Ejemplos notables de la poesa romntica sobre ciencia son: 1. La profeca de Peter sobre Banks y Herschel de Peter Pindar / John Wolcot (1738-1819) 2. William Blake (1757-1827) Vala o los cuatro Zoas (La sexta noche, 180-228, sobre los Vrtices y el Caos ), Jerusaln (I.6 20 sobr e Bacon, Newton, y Locke), y "Falso, falso sobre Voltaire y Rousseau" 3. William Wordsworth (177 0-1850) ("Las mesas volteadas", Pr elude III.46 63 sobre la estatua de Newton y VI.115-141 sobre la Geometra, L a excursin IV.1230-1275 & VIII.196-230 & IX.1-20 sobre el correcto lugar de la ciencia, y "Al planeta Venus" 4. Farkas Bolyai (1775-1856) 5. Samuel Taylor Coleridge (1772-18 50) Meditaciones religiosas (2 24-259 sobre los orgenes de la Ciencia, 322-376 sobr e Newton y Priestley) 6. Joel Barlow "El Columbiad" (1807) 7. Sarah Hoare (1777-1856) Poema s sobre Malacologa y Botnica 8. Sir Humphrey Davy (1778-1829) Los hijos del Genio 9. Lord Byron (1788-1824), cuyo Cain estuvo basado en la geologa cataclsmica de Cuvier 10. Percy Bysshe Shelley (1792-1822) Reina Mab (68-96 sobre el universo, 38-46 sobre Cambios Polares y fsiles, 146-173 sobre la vida versus el caos), Prometeo liberado (IV. 325-492 sobre la Luna y la Tierra), Carta a Mara Gisborne ( 15-105 sobre "Los experimentos cientficos de Shelley") 11. John Keats (1795-1821) Lamia (185-199 & 221-38 sobre el arco iris) 12. Thomas Lovell Beddoes (1803-1849) Una ciudad subterrnea 13. Ralph Waldo Emerson (1803-1882) Monadnoc (244-281 "Los tomos marzo in tune") 14. Charles Tennyson Turner (18081879) "Ruralidades: Un pesar ("El boom de la ciencia....") 15. Oliver Wendell Holmes (1809-1894 ) Extractos de un poema mdico 16. Edgar Allan Poe (1809-1849) "A la Ciencia" 17. Joseph Swan (1828-1914) 18. Augustus de Morgan (1806-1871) "La cancin de taberna del astrnomo" 19. Alfred, Lord Tennyson (1809-1892) Locksley Hal l (Mire en el futuro, ms lejos de lo que el ojo humano podra ver....") y el ms grande poema de los poemas Victoreanos In Memorium A.H.H. [1830] (LVI y CXXIII sobre Dios y la Naturaleza en conf licto) y Lucretius 20. Robert Browning (1812-1889) Caliban sobre Setebos o la teologa natural en la isla respondi a Darwin, Una epstola que contiene la extr aa experiencia mdica de Karshish, el mdico

PAGE 7

rabe, y Paracelsus [1835] 21. Arthur Hugh Clough (1819-1861) Cuando Israel sali de Egipto (47-82, La Ciencia niega a Dios), "Urano", y Natura Naturans [1849] 22. Herman Melville (1819-1891) "El nuevo fant ico para el sol" ("Pero ciencia tendr una influencia an ms amplia...") 23. Walt Whitman (1819-1892) Hojas de hierba (49-64 "Todo esp acio, todo tiempo.... ms all del telescopio o el espect roscopio...."), La canc in de m mismo (1159-1169 la nebulosa, los estratos, los sauroides), "Cuando oa al conocedor Astrnomo" 24. Matthew Arnold (1822-1888) Empedocles en Aetna 25. Coventry Patmore (1823-1896) "Los dos desiertos" y "Legum Tuam Dilexi" 26. Emily Dickenson (183 0-1886) "Arcturus" 27. John Philips (xxx) Cyder 28. Abbe Delille (xxx) Les Jardins 29. XXX Tiedge (xxx) Urania 30. Erasmus Darwin (1731-1802) Poema de cienc ia pica muy importante Zoonomia (1794-6), as como El jardn botnico [1789-1791] y El templo de la naturaleza los cuales trataron de "Enlistar la imaginacin bajo el estandarte de ciencia". "En los siglos diecinueve y veinte la herencia del optimismo romntico pas a los cientficos, dejando a los poetas con la contemplacin de un gran vaco [B ush, p.108].... Incluso M acaulay, quien se haba convertido en el apstol del progreso, en su prim er ensayo de Edimburgo, sobre Milton, acept la decadencia de la poesa como el resultado inevitab le del avance de la civilizacin [p.111]. La revuelta potica moderna en contra del positivismo cientfico tiene algunas se mejanzas obvias con la revuelta romntica contra mecanicismo Newtoniano, pero los poetas modernos han reconocido la incompetencia del romanticismo en parte por haber sido este despojado por la ciencia de algunos elementos centrales de la fe romntica. Toda la poesa moderna ha sido condicionada por la Ciencia [p.151]." En el siglo XX, la ciencia lleg a dominar la cosmovisin y empez a desplazar los ltimos vestigios de medievalismo en la literatura. La poesa estadouni dense empez a reemplazar la poesa inglesa en la lucha por el alma de la lengua: 1. Thomas Hardy (1840-1928) "En un museo" y "Epitaf io para G. K .Chesterton ("Las teoras de Darwin eran una trampa") 2. Matilda Blind (1841-1896) El ascenso del hombre 3. Robert Bridges (1844-1930) El testamento de la belleza (162-173 sobre el rango de temperatura de los organismos) 4. Gerard Manley Hopkins (1844-1889) Esa naturaleza es un fuego Heracliteano y De la comodidad de la resurreccin y "Soy como un desliz de Cometa"; 5. Alice Meynell (1847-1922) "Cristo en el universo"; 6. Thomas Thornely (1855-1949) "Sueos y Feudianos", "El tomo", "El pescador de caa sobre su ascendencia" 7. Ronald Ross (1857-1932) "El aniversario", "Ciencia" 8. Robert Frost (1874-1963) "Por qu esperar por la Ciencia?" 9. Alfred Noyes (1880-1958) Los portadores de antorchas (sobre las conductas de William Herschel); 10. Sir John Collings Squire (1884-19 58) La supervivencia del mejor adaptado 11. Robinson Jeffers (1887-1962) Para un semental roano (La humanidad es el moho.... El corazn del tomo con electrones....) 12. Marianne Moore (1887-1972) "En la poca d el color claro", "Cuatro relojes de cristal de cuarzo"; 13. Walter James Redfern Turner (1889-1946) "Poesa y Science"; 14. Hugh MacDiarmid/Christopher Murray apena a (1892-1978) "El Cristo innumerable", Un borracho mira el cardo, "Dos nios escoceses" 15. Archibald MacLeish (1892-1982) "Respuesta al Sr. Wordsworth" (El espacio tiempo no tiene ni origen ni final)

PAGE 8

16. Aldous Huxley (1894-1963) "La cancin de primer filsofo" (un milln de millones de espermatozoides) 17. Mark van Doren (1894-1972) "Dios de galaxias"; 18. David Jones (1895-1974) Anathemata (un salmo cientfico) 19. A.M. Sullivan (1896 -) "Arquitect ura atmica", "Espejo de Telescopio" 20. Michael Roberts (1902-1948) "Nota sobre Theta Psi y Phi" 21. Dorothy Donnelly (1903 -) "El caro rosa" (la ciencia aborrece una ficcin), "La punta de un alfiler", "Araa comparada con estrella", "Sol y paja" 22. William Empson (1906 -) "Invitacin para Juno", "Nota sobre flora de Local" "Punto doctrinal" 23. Vernon Watkins (1906-1967) "Descubrimientos" 24. Wystan Hugh Auden (1907-1973) "En memoria de Sigmund Freud", "Imprevisible pero providencial" (para Loren Eiseley) Auden podra ser el ms grande poeta de siglo XX que usara los temas cientficos de forma consistente. "El Transcendentalismo de Nueva Inglaterra y el optimismo del mundo nuevo protegieron a Emerson, Thoreau, y Whitman en contra del miedo a la ci encia [Bush, p.157].... Walt Whitman.... fue tambin embriagado por los logros prcticos de ciencia.... y po r la infinitud del tiempo y el espacio [p.153]. [Entre los seguidores de Whitman] Hart Crane... quien tambin fuera una clase de Poe moderno. En su trabajo ms ambicioso, El puente [1930] Crane intent una epopeya de Amrica, una fusin de los mitos nativos con la ingeniera [pp.154 5].... W.B. Yeats.... tuvo poco que decir sobre Ciencia en su poesa, pero su evolucin completa y su cuerpo la totalidad de su obra eran, de la misma manera que [D.H.] Lawrence, una de respuesta para eso [p.158].... El conocimiento de ciencia de T.S.Eliot.... fue expr esado, como todo lo dems, oblicuamente [p.160]. Otros ejemplos del siglo XX [y vea secciones 7.0 y 11.0]: 1. Louis MacNeice (1907-1963) E l reino (Retrato del cientfico) "La variacin sobre Herclito" 2. Sir Stephen Spender (1909 -) "Bagatelas del XII: Un hroe del Renacimiento" (Una galaxia de celdas componen un sistema) 3. Edward Lowbury (1913) "Redundancia", "Astronoma de da" 4. R. S. Thomas (1913 -) "El Espacio", "PreCmbrico", "Apareciendo" 5. David Ignatow (1914 -) "Del Poeta para el Fsico en su laboratorio"; 6. Robert Conquest (1917 -) "Humanidades" 7. William Bronk (1918 -) "Cmo la indeterminacin nos determina" 8. Howard Nemerov (1920 -) "Eplogo poco cientfi co" "Tiras cmicas csmicas", "Contemplando cosas" 9. Richard Wilbur (1921 xxxx) "Lamarck Elaborado"; 10. H. Witheford (1921 -) "Bohr sobre el tomo" 11. Dannie Abse (1923 -) "Una carta para la comodidad de Alex", "En el teatro" 12. John Woods (1926 -) "Ojo" ("Tenemos ojos salt ones, giroscopios..."), "Al Presidente de los sonetos" ("En mi juventud de Newtonian") 13. Galway Kinnell (1927 -) "Para la generacin perdida" 14. Charles Tomlinson (1927 -) "Una meditacin sobre John Constable" 15. Peter Redgrove (1932 -) "Pariente" 16. John Updike (1932 -) "Siete estrofas en la Pascua" "La rabia csmica" (neutrinos) 17. Robert Wallace (1932 -) "Experimental" 18. Anne Stevenson (1933 -) "El espritu es demasiado desafilado un instrumento" 19. Russell Edson (1935 -) "Antimateria" 20. Grace Schulman (1935 -) Tan seguramente como que la Certeza cambia" 21. Anthony Piccione (1939 -) "Nmad a" ("El cientfico de partcula") 22. Peter Straub (1941 -) "Wolf sobre las llanuras" 23. Eva Royston (1942 -) "Trabajar en el laboratorio" 24. Peter Howe (1943 -) "El ascenso de hombre" 25. Richard Ryan (1946 -) "Galaxia" 26. Bernard Saint (1950 -) "La tierra bocarriba" Y luego el dominio de la poesa de ciencia ficcin como un gnero sobre el subgnero de la poesa sobre

PAGE 9

la Ciencia comenz a ser total. La mayora de los matemticos que escribieron poesa se recogen en el compendio de David Eugene Smith Historia de las Matemticas, Nueva York: Dover, 1958, 2 volmenes, 1923. Muchas de las obras citadas fueron tomadas de Poemas sobre Cien cia, editor. John Heath Stubbs & Phillps Salman, London:Penguin, 1984; y Ciencia y Poesa Inglesa: un bosquejo histrico, 1590-1950, [Conferencias Patten, Universidad de Indiana, 1949), por Douglas Bush, Nueva York: prensa Universidad de Oxford, 1950. Como dijera Goethe: "El matemtico es solamente completo en la medida en que sienta dentro de l la belleza de la verdad", y como Weierstrass aadiera: "Un matemtico que no es al mismo tiempo un poco poeta nunca ser un matemtico completo." Ms recientemente Bob Dylan, en una entrevista de radio, dijo "Soy un cantante matemtico. Uso palabras de la misma forma en que la mayora de las personas usan nmeros." Algunos cientficos e ingenieros notables que publicaron poesa (principalmente ciencia ficcional durante los siglos 18th, 19th, 20th fueron: 1. Harold Baum, editor de El cancionero de los bioqumicos 2. Elias Canetti, blgaro, 1981 premio Nobel en literatura, Doctor en qumica 3. Humphry Davy: Ver "El poeta de la Qumica" ; la revisin de Oliver Sacks sobre la obra Humphry Davy: Ciencia y poder de David Knight, Blackwell, en la revisin de libros de Nueva York, 4 nov. 1993. Esta revisin conecta al qumico famoso Humphry Davy con Coleridge, Beddoes, los poetas romnticos, Wo rdsworth, Mary Shelley, Keats, Blake, T.S. Eliot, y otros. 4. Benjamin Franklin 5. John Hay, poeta de Kappa Beta y Phi en Harvard, ecologista / naturalista 6. Miroslav Holub, inmunlogo checoslovaco 7. Alan P. Lightman, Caltech / Harvard / Astrof sico Smithsoniano & escritor premiado de Los sueos de Einstein 8. James Clerk Maxwell (1831-1879), cuyas ecu aciones fueron la clave del electromagnetismo, public varios poemas cientficos, entre ellos "Al msico principal sobr e Nabla" y "Evolucin molecular" (1874). 9. J. Robert Oppenheimer [ver 7.0] 10. Nicanor Parra, profesor de matemticas. Universidad de Chile 11. Joseph Swan 12. Dr. Lewis Thomas (xxxx 1993), bilogo / administrador de ciencia, ensayista / poeta 13. El bilogo Julian Huxley (hermano de Aldous, nieto de Thomas) public los poemas como "A un bailarn" y "Muerte Csmica". [Y ver los cientficos/ingenieros poetas rusos en la Seccin 4.1]....

PAGE 10

LUCRECIO: DE RERUM NATURA (Siglo I a.n.e.) LA NATURALEZA DE LAS COSAS Estructura del tomo: las partes mnimas Luego adems, puesto que hay una punta ltima de cada uno de aquellos cuerpos que ya no pueden ver nuestros sentidos, sta sin duda existe sin partes, consta de la mnima materia y nunca ha existido aparte por s ni podr existir separada en el futuro, puesto que ella misma es parte primera y unitaria de otra cosa; despus completan la naturaleza del cuerpo sucesivamente en apretada formacin otras y otras partes semejantes que, puesto que no pueden existir por s mismas, es necesario que estn adheridas all de donde de ningn modo puedan ser arrancadas. As pues, son de una slida simplicidad los elementos primeros, que tienen cohesin en sus mnimas partes estrechamente apretados, no constituidos por la aglomeracin de aqullas, sino ms bien poderosos por su eterna simplicidad, de donde la naturaleza no permite ya que nada se arranque ni se disminuya, reservndolos como semillas para las cosas. Adems, si no existe un mnimo, cada uno de los cuerpos ms pequeos constar de infinitas partes, porque en verdad la parte de una mitad tendr siempre su mitad y ninguna cosa fijar el lmite. Por tanto, qu diferencia habr entre la totalidad de las cosas y la ms pequea de ellas? En absoluto ser posible que exista alguna; pues aunque todo el conjunto sea enteramente infinito, sin embargo las cosas que haya ms pequeas constarn igualmente de infinitas partes. Puesto que la razn verdadera clama contra esto y niega que la mente pueda admitirlo, es necesario que vencido reconozcas que hay cuerpos que ya no estn provistos de parte alguna y que constan de la mnima materia. Dado que stos existen, debes t tambin admitir que ellos son slidos y eternos. En fin, si la naturaleza creadora de los seres tuviese por costumbre forzar a todas las cosas a disolverse en sus partes mnimas, ya ella misma no podra renovar nada a partir de aqullas, porque las cosas que no estn compuestas de ninguna parte, no pueden tener lo que debe tener una materia engendradora: variedad de conexiones, pesos, golpes, choques, movimientos, mediante lo que se producen todas las cosas.

PAGE 11

Tito Lucrecio Caro (99 a. C. 55 a. C.), poeta y filsofo romano. Es autor de un largo poema didctico en algo ms de 7400 hexmetros, De rerum natura (Sobre la naturaleza de las cosas) distribuidos en seis libros, acaso la mayor obra de la poesa de Roma, en el que se divulga la filosofa y la fsica atomista de Epicuro y la fsica atomista de Demcrito. El nico texto que poseemos del poema se ha transmitido gracias a Cicern, quien prepar su edicin a la muerte del poeta, y al humanista Poggio Bracciolini, que lo copi en 1418 del nico cdice conservado. En deliberado contraste, se inicia con un himno a la diosa Venus generatriz y termina con una descripcin de la peste de Atenas. Lucrecio representa el cosmos como un conjunto fortuito de tomos que se mueven en el vaco ("Nada nace de la nada, nada vuelve a la nada"). El alma es material y no sobrevive al cuerpo. Los fenmenos tienen todos causa natural. Si existen los dioses, estos no intervienen en los asuntos de los mortales. Por otra parte, ofrece una triste visin del amor humano que ha intrigado a los especialistas. En general, Lucrecio es considerado uno de los tres grandes poetas del atesmo, junto a Ludwig Feuerbach y Thomas Hardy.

PAGE 12

Marco Manilio (Roma) Crculos Celestes ASTRONOMA Cunto espacio ocupa justamente El universo en la bveda celeste, y entre qu limites se mueven las doce constelaciones lo sabemos por la razn, a la que no ofrece resistencia ninguna clase de barreras, ni las inmensas moles ni los escondrijos apartados; todos los obstculos sucumben e incluso el cielo resulta cognoscible. En efecto, la distancia de las constelaciones a la tierra y al mar es igual a la extensin de dos constelaciones. Por dondequiera que el crculo sea cortado en su parte central se obtiene la tercera parte de la circunferencia, dividiendo as el total con una pequea diferencia. Por tanto, la parte ms elevada del cielo dista de la ms baja el espacio de cuatro constelaciones, de forma que resulta la tercera parte de las doce. Ahora bien, como la tierra se halla suspendida en el centro del espacio, dos constelaciones la separan del punto ms alto y dos del ms bajo. As, pues, todo lo que personalmente contemplas por encima de ti desde la tierra, por donde a travs del vaco pueden ir los ojos y por donde no pueden, ocupar el espacio de dos constelaciones; seis espacios as forman la rbita de la zona esfrica, por la que giran las doce constelaciones que

PAGE 13

en espacios iguales entretejen el cielo. Y no te admires de que haya nacimientos distintos bajo los mismos astros, ni de que se mezclen hados de naturaleza tan distinta, ya que cada constelacin dispone de un espacio muy extenso y necesita mucho tiempo para su recorrido: salen seis en un da completo. Slo falta que intente explicarte las regiones celestes, as amo las lneas dispuestas en el cielo a intervalos regulares, por las que marcha la sucesin de las llameantes constelaciones. Marco Manilio ( Marcus Manilius ), poeta latino contemporneo de Augusto y de Tiberio. Se desconocen los datos de su biografa. Compuso el poema ms antiguo que se conoce sobre astrologa y astronoma, Astronmicon o Astronmica, alrededor del ao 10 d. C., que ha llegado a la actualidad bastante completo en cinco cantos o libros, el ltimo incompleto. Es de inspiracin estoica y de complicada edicin a causa de la terminologa tcnica y la compleja trayectoria ecdti ca de los manuscritos. Se dispone de una traduccin al castellano (Madrid: Gredos, 1996). Se deduce de su poema que vivi en tiempos de Augusto o Tiberio y que vivi en Roma o fue ciudadano romano. Richard Bentley supona que era un asitico de expresin griega; F. Jacob sospechaba que era africano. Sea como fuere, su poema representa la cumbre en cuanto a didctica astronmica se refiere.

PAGE 14

Dante Alighieri (Florencia) LA DIVINA COMEDIA (Infierno Canto XXXIV) "Antes que de lo oscuro me desgaje, maestro", dije cuando estaba erguido, "squeme de mis dudas tu lenguaje. Dnde est el hielo? y como est invertido ste? Y como del vspero a la aurora tan deprisa ha hecho el sol su recorrido?" Y l me dijo: "T crees estar ahora de all del centro, donde yo me asa al gusano que al mundo en l perfora. De all estuviste mientras yo me hunda; y el punto en que converge todo peso pasaste cuando yo me revolva; a otro hemisferio tienes ahora acceso opuesto al que a la gran seca depara techo, y en cuyo ms alzado teso estuvo el hombre que jams pecara: tienes los pies en la pequea esfera que forma la Judea en la otra cara. All es tarde y aqu hora maanera, y el que nos hizo escala de su pelo plantado est como plantado fuera. Por esta parte se cay del cielo; y las tierras que haba de este lado por miedo a el hicieron del mar velo y al hemisferio nuestro se han pasado; y tal vez la que ac se ve elevada, por huir, un vaco aqu ha dejado".

PAGE 15

Dante Alighieri (Florencia, c. 29 de mayo de 1265 Rvena, 14 de septiembre de 1321) fue un poeta italiano. Su obra maestra, La Divina Comedia, es una de las obras fundamentales de la transicin del pensamiento medieval al renacentista. Es considerada la obra maestra de la literatura italiana y una de las cumbres de la literatura universal. En italiano es conocido como "el Poeta Supremo" (il Sommo Poeta). A Dante tambin se le llama el "Padre del idioma" italiano. Su primera biografa fue escrita por Giovanni Boccaccio (1313-1375), en Trattatello in laude di Dante. Particip activamente en las luchas polticas de su tiempo, por lo que fue desterrado de su ciudad natal. Fue un activo defensor de la unidad italiana. Escribi varios tratados en latn sobre literatura, poltica y filosofa. A su pluma se debe el tratado en latn De Monarchia, de 1310, que constituye una exposicin detallada de sus ideas polticas, entre las cuales se encuentran la necesidad de la existencia de un Sacro Imperio Romano y la separacin de la Iglesia y el Estado. Luch contra los Gibelinos de Arezzo. La fecha exacta del nacimiento de Dante es desconocida, aunque generalmente se cree que est alrededor de 1265. Esto puede deducirse de las alusiones autobiogrficas reflejadas en La Vita Nuova.

PAGE 16

John Milton (Reino Unido) EL PARAISO PERDIDO Emperatriz de este hermoso Mundo, Esplendorosa Eva, me es muy fcil Decirte todo lo que t me mandas, Y es justo que seas obedecida. En un principio era como las otras Bestias que pacen en la hollada hierba, De pensamientos ruines y rastreros Como era mi sustento, sin poder Discernir ms que alimento y sexo, Y nada elevado comprenda; Hasta que un da, vagando por el campo, Me encontr con un rbol muy hermoso Que asomaba a distancia, todo lleno De frutos de los ms bellos colores, Oro y prpura. Me acerqu a contemplar; Sus ramas desprendan un aroma Sabroso y agradable al apetito, Que a mis sentidos placa mucho ms Que la fragancia del ms dulce hinojo, O las ubres de la oveja o la cabra Que gotean hacia el anochecer La leche que dejaron olvidada El lechal y el cabrito por sus juegos. Para satisfacer el deseo vivo De gustar unas manzanas tan hermosas, Resolv no aplazar aquel momento; El hambre y la sed, ambas poderosas Inductoras, se aliaron al olor De una fruta que era tan tentadora, Y me precipitaron vivamente. Pronto me enroscaba en su musgoso Tronco, pues para alcanzar sus altas Ramas se requera tu estatura O la de Adn: haba en torno al rbol Los dems animales que miraban Con el mismo deseo, y la impaciencia Y envidia de no poder alcanzar. Pronto me encontr en medio del rbol. En donde la abundancia tentadora Colgaba tan cercana. y no. me abstuve De coger y comer hasta saciarme. Pues nunca tal placer haba hallado Hasta entonces al pasto o en la fuente. Saciada. al fin. no tard en observar En m un extrao cambio. que supuso El don de la razn en mi interior.

PAGE 17

Y esperar no se hizo la palabra. Aunque encerrada en esta misma forma. Desde entonces volv mis pensamientos A reflexiones profundas o elevadas. Considerando con amplitud de mente Las cosas que se observan en el cielo. En la tierra y en el aire. todas Las cosas que son bellas y son buenas; Mas todo lo que es bello y lo que es bueno Unido lo contemplo en tu divina Imagen y en el rayo celestial De tu belleza; no existe belleza Que pueda compararse con la tuya O sea su segunda; esto me obliga. Aunque importuno acaso. a contemplarte. A venir a adorarte. y declarar Que en justicia eres la soberana John Milton (Londres, 9 de diciembre de 1608 Londres, 8 de noviembre de 1674) fue un poeta y ensayista ingls, conocido especialmente por su poema pico El paraso perdido (Paradise Lost). Polticamente fue una figura importante entre los reclutadores de la Guerra Civil Inglesa, ya que cuando ocup el puesto de ministro de lenguas extranjeras bajo el mandato de Cromwell era el encargado de responder a los ataques a la repblica. Sus tratados polticos fueron consultados para la redaccin de la Constitucin de los Estados Unidos de Amrica. Poticamente, Milton es una de las figuras ms importantes del panorama literario ingls, siendo en ocasiones situado al mismo nivel que Shakespeare. La influencia de Milton en la literatura posterior es amplia y variada: se atribuye a la influencia de su obra la aceptacin y difusin del verso blanco en poesa, y, especialmente durante el Romanticismo, las alusiones a su obra alcanzaron un nivel similar al gozado por las referencias clsicas.

PAGE 18

Walt Whitman (Estados Unidos) CUANDO ESCUCH AL ASTRNOMO ERUDITO Cuando escuch al astrnomo erudito, Cuando las pruebas, las cifras, fueron puestas en columnas delante de m.] Cuando me ensearon los mapas y los diagramas, para sumarlos, dividirlos, medirlos,] Cuando sentado escuch al astrnomo, con gran aplauso en el saln,] Qu extraamente rpido me hart, Hasta que levantndome y deslizndome me alej solo, En el aire nocturno, mstico y hmedo, y de tiempo en tiempo, Mir en perfecto silencio las estrellas. Walt Whitman (West Hills, condado de Suffolk, Nueva York, 31 de mayo de 1819 Camden, Nueva Jersey, 26 de marzo de 1892), fue un poeta, ensayista, periodista y humanista estadounidense. Su trabajo se inscribe en la transicin entre el trascendentalismo y el realismo filosfico, incorporando ambos movimientos a su obra. Whitman est entre los ms influyentes escritores del canon estadounidense (del que ha sido considerado su centro) y ha sido llamado el padre del verso libre. Su trabajo fue muy controvertido en su tiempo, particularmente por su libro Hojas de hierba, descrito como obsceno por su abierta sexualidad. Tenido como el padre de la moderna poesa estadounidense, su influencia ha sido amplia tambin fuera de ese pas. Entre los escritores que se han visto marcados por su obra figuran Rubn Daro, Wallace Stevens, Len Felipe, D.H. Lawrence, T.S. Eliot, Fernando Pessoa, Pablo de Rokha, Federico Garca Lorca, Hart Crane, Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Ernesto Cardenal, Allen Ginsberg o John Ashbery, entre otros

PAGE 19

William Wordsworth (Gran Bretaa) EL PRELUDIO. LIBRO XIII (FRAGMENTO) De la Naturaleza viene la emocin; y los estados De quietud son igualmente don suyo: sta es su gloria; estos dos aspectos Son los cuernos que, mellizos, constituyen su fuerza. De ah que el Genio, que prospera con el cambio De la paz y excitacin, en ella encuentre Su mejor amiga y la ms pura; de ella toma Esa energa con la que busca la verdad, De ella esa calma venturosa de la mente Que lo inclina a recibirla aun sin buscarla. Los ms humildes intelectos participan De este don, cada uno a su medida; Me incumbe a m decir qu s yo de todo esto: iFcil cometido!, pues fluyen prontas las palabras Que la gratitud inspira y la confianza en la verdad. Largo tiempo en busca de saber trot El campo de la vida humana, ignorante en mente Y corazn; mas la aurora que empieza ahora A renacer me dice que no en vano Aprend a reverenciar aquel Poder Que es la forma y cualidad visible Y la imagen misma de la autntica razn; Que madura sus procesos por fiables leyes; No da vida a esperanzas impacientes o falaces, Ni al calor de la pasin ni al celo extremo, Ni a vanos artificios; no incita a los quiebros repentinos De un intelecto que se loa a s mismo, Mas adiestra en la bondad y exalta por la fe humilde; Sostiene, ante esa mente que intoxican Los objetos del momento y la danza acalorada De las cosas transitorias, un concierto temperado De objetos que perduran, y que de esta forma La disponen, cuando est lanzada A deshacerse de agobios que la oprimen, A buscar en la humana sociedad y el individuo, Lo que haya de bueno y deseable, permanente Como ella, constante en la forma Y la funcin o, por cabal vicisitud, Ligado al ciclo de vida y muerte. Sobre todo, Ahora recobr aquellos pensamientos perceptivos Que, viendo poco de vala o de sublime En eso que la pluma historiadora tanto se complace En pregonar -poder y energa separados Del propsito moral-, temprano me ensearon A mirar con sentimientos de amor fraterno A las cosas simples que, en este mundo bello, Existen silenciosamente humildes. William Wordsworth (7 de abril de 1770 23 de abril de 1850) fue uno de los ms importantes poetas romnticos ingleses. Con Samuel Taylor Coleridge, ayud al despegue de la poca romntica en la literatura inglesa con su publicacin conjunta de Baladas lricas en 1798. Esta obra influy de modo determinante en el paisaje literario del siglo XIX. Fue el poeta laureado de Inglaterra desde 1843 hasta su muerte en 1850. El carcter fuertemente innovador de su poesa, ambientada en el sugerente paisaje del Lake District (la regin de los lagos), en el norte de Cumberland, radica en la eleccin de los protagonistas, personajes de humilde extraccin, del tema, que es la vida cotidiana, y del lenguaje, sencillo e inmediato. Wordsworth, Coleridge y Southey fueron conocidos como lakistas, por inspirarse en el mismo paisaje de los lagos.

PAGE 20

Auden, W. H. EN MEMORIA DE SIGMUND FREUD (FRAGMENTO) Cuando hay tantos a los que lloraremos y el dolor es tan pblico, y se ha expuesto a crticas de todo un tiempo lo frgil de la angustia y la conciencia, de quines hablaremos? Se nos mueren a diario los que hacan el bien, conscientes de que nunca era bastante, intentando mejorar. As fue este doctor: a los 80 pensaba en nuestra vida an: catica, que siempre un vago futuro somete con halagos o amenazas. Pero no pudo ser; cerr los ojos ante una imagen ltima y comn: los problemas como familia confusa, celosa de nuestra muerte. Pues tuvo alrededor hasta el final a quienes estudi, fauna nocturna, sombras que aguardaban la rbita brillante de su reconocimiento y que tuvieron que irse defraudados mientras que l, desde su vocacin, era devuelto al polvo en Londres, gran judo muerto en el exilio. Slo se alegr el Odio, que vea crecer as su srdida clientela, que cree curarse asesinando, cubriendo de cenizas los jardines. [...] Pero l quera ms para nosotros. A menudo, ser libre es estar solo. Unira los trozos rotos por nuestra noble idea de justicia; devolvera al grande el albedro con el que el ms pequeo slo puede enzarzarse; devolvera al hijo el rico espritu materno, Y nos recordara sobre todo el entusiasmo hacia la noche: aparte del sentimiento de prodigio que slo ella ofrece, porque ella precisa nuestro amor. Sus criaturas, con grandes ojos tristes nos reclaman que les pidamos que nos sigan: exiliados que anhelan un futuro que est en nuestro poder. Se alegraran tambin de iluminarnos como l; de aguantar que gritemos "Judas" como l y todos los que iluminan. Una voz racional calla. En su tumba llora de amor la corte del Impulso: triste est Eros, constructor de ciudades; y llorando, la anrquica Afrodita.

PAGE 21

Wystan Hugh Auden (21 de febrero, 1907 29 de septiembre, 1973), poeta y ensayista britnico, nacionalizado estadounidense en 1946. Firmaba sus obras como W. H. Auden. Su obra potica es conocida por sus logros estilsticos y tcnicos, tan novedosos, su compromiso con los principales asuntos morales y polticos de su tiempo, y por su variedad de tonos, formas y contenidos. Los temas centrales de su poesa son: el amor personal, la poltica y el concepto de ciudadana, la religin y la moral, y la relacin entre los seres humanos como individuos y el annimo e impersonal mundo de la naturaleza. Est considerado como uno de los ms grandes escritores del siglo XX; y ha sido en lengua inglesa equiparado con Yeats y T.S. Eliot. Fue premiado con el Bollingen y el National Book Award.

PAGE 22

T. S. Eliot (Reino Unido) CUATRO CUARTETOS El conocimiento Impone una estructura, y falsifica, pues la estructura es nueva en cada momento y cada momento es una nueva y chocante valoracin de todo lo que hemos sido. Slo nos desengaamos de lo que, engaando, ya no podra hacer dao. En medio, no slo en medio del camino sino en todo el camino, en un bosque oscuro, en una zarza, en el borde de una cinaga, donde no se puede hacer pie, y amenazado por monstruos, luces fantsticas, a riesgo de quedar encantado. No me hagis or nada sobre la sabidura de los ancianos, sino ms bien sobre su locura, su miedo al miedo y frenes, su miedo a la posesin, a pertenecer a otro, o a otros, o a Dios. La nica sabidura que podemos esperar adquirir es la sabidura de la humildad: la humildad es interminable. Las cosas han ido todas a parar bajo el mar. Los que bailaban han ido todos a parar bajo el cerro. Thomas Stearns Eliot, conocido como T. S. Eliot (St. Louis, Missouri, 26 de septiembre de 1888 Londres, 4 de enero de 1965) fue un poeta, dramaturgo y crtico literario anglo-estadounidense. Represent una de las cumbres de la poesa en lengua inglesa del siglo XX. En 1948 le fue concedido el Premio Nobel de Literatura. Eliot fue representante destacado del llamado "new criticism" ingls, y uno de los grandes crticos de su tiempo. Son muy conocidos sus trabajos: El arte de la poesa y el arte de la crtica (1933) y Criticar al crtico (1961). Dejando aparte el intelectualismo del que frecuentemente se le acusa (muchas veces como forma de contraponer su figura a las de sus contemporneos Dylan Thomas y W. H. Auden, poetas ms netamente lricos), la poesa de T.S. Eliot presenta tres vertientes fundamentales, facetas en apariencia contradictorias entre s, pero que el gran artista armonizaba sabiamente. La primera, una vena humorstica muy sui generis. La segunda, el arrebatado vanguardismo o experimentalismo literario; su tercera faceta es, sin duda, la meditativa y religiosa.

PAGE 23

Fernando Pessoa (Portugal)) EL BINOMIO DE NEWTON ES TAN BELLO COMO LA VENUS DE MILO El binomio de Newton es tan bello como la Venus de Milo. Lo que hay es poca gente que se d cuenta de ello. ****----------******----------**************** (El viento, afuera.) POEMA EN LNEA RECTA Nunca he conocido a nadie a quien le hubiesen molido a palos. Todos mis conocidos han sido campeones en todo. Y yo, tantas veces despreciable, tantas veces inmundo, tantas veces vil, yo, tantas veces irrefutablemente parsito, imperdonablemente sucio, yo, que tantas veces no he tenido paciencia para baarme, yo, que tantas veces he sido ridculo, absurdo, que he tropezado pblicamente en las alfombras de las ceremonias, que he sido grotesco, mezquino, sumiso y arrogante, que he sufrido ofensas y me he callado, que cuando no me he callado, he sido ms ridculo todava; yo, que les he parecido cmico a las camareras de hotel, yo, que he advertido guios entre los mozos de carga, yo, que he hecho canalladas financieras y he pedido prestado sin pagar, yo, que, a la hora de las bofetadas, me agach fuera del alcance las bofetadas; yo, que he sufrido la angustia de las pequeas cosas ridculas, me doy cuenta de que no tengo par en esto en todo el mundo. Toda la gente que conozco y que habla conmigo nunca hizo nada ridculo, nunca sufri una afrenta, nunca fue sino prncipe todos ellos prncipes en la vida... Ojal pudiese or la voz humana de alguien

PAGE 24

que confesara no un pecado, sino una infamia; que contara, no una violencia, sino una cobarda! No, son todos el Ideal, si los oigo y me hablan. Quin hay en este ancho mundo que me confiese que ha sido vil alguna vez? Oh prncipes, hermanos mos, Leches, estoy harto de semidioses! Dnde hay gente en el mundo? Ser yo el nico ser vil y equivocado de la tierra? Podrn no haberles amado las mujeres, pueden haber sido traicionados; pero ridculos, nunca! Y yo, que he sido ridculo sin que me hayan traicionado, cmo voy a hablar con esos superiores mos sin titubear? Yo, que he sido vil, literalmente vil, vil en el sentido mezquino e infame de la vileza. Fernando Antnio Nogueira Pessoa (Lisboa, 13 de junio de 1888 Lisboa, 30 de noviembre de 1935), ms conocido como Fernando Pessoa, es uno de los mayores poetas y escritores de la lengua portuguesa y de la literatura europea. Tuvo una vida discreta, centrada en el periodismo, la publicidad, el comercio y, principalmente, la literatura, en la que se desdobl en varias personalidades conocidas como heternimos. De da Pessoa se ganaba la vida como traductor. Por la noche escriba poesa. No escriba "su" propia poesa, sino la poesa de diversos autores ficticios, diferentes en voz, estilo y modos. Public bajo varios heternimos (de los cuales los ms importantes son Ricardo Reis, Alberto Caeiro, lvaro de Campos y Bernardo Soares), e incluso public crticas contra sus propias obras firmadas por sus heternimos. Habiendo vivido la mayor parte de su juventud en Sudfrica, donde estudi durante su juventud, la lengua inglesa tuvo importancia en su vida, pues Pessoa traduca, trabajaba y pensaba en ese idioma. La figura enigmtica en que se convirti motiva gran parte de los estudios sobre su vida y su obra. Muri por problemas hepticos a los 47 aos en la misma ciudad en que naciera, dejando una descomunal obra indita que todava suscita anlisis y controversias.

PAGE 25

Evgueni Evtuchenko (URSS) SOY GAGARIN, EL HIJO DE LA TIERRA (Fragmento) Soy Gagarin. He volado el primero y vosotros volasteis despus que yo. He sido dado para siempre al cielo, por la tierra como el hijo de la humanidad. En aquel abril los rostros de las estrellas, que helaban sin caricia, cubiertas de musgo y de herrumbres, se calentaron por los lunares colorados de Smolensko. Pero los lunares han atardecido. Qu terrible me resulta que no quede ni un bronce, ni una sombra, no poder acariciar ni la hierba, ni un nio, ni hacer crujir el cancel de un jardn. Bajo la negra cicatriz del timbre postal yo os sonro con la sonrisa que ha volado. La gloria trataba de seducirme, pero observad bien tarjetas postales y sellos de correos y comprenderis de repente: toda la eternidad estar de vuelo. Pero no, no lo ha logrado. Me aplaudan las manos de la humanidad entera.

PAGE 26

La gloria pretenda seducirme. Pero no lo ha conseguido. (...) Yo soy Gagarin, hijo de la Tierra, hijo de la humanidad: soy ruso, griego y blgaro australiano y finlands. Os encarno a todos Con mi lanzamiento hacia los cielos. Mi nombre es casual, pero yo no he sido yo por azar. Mientras la tierra se ensuciaba De vanidad y de pecado Mi nombre cambiaba, Pero mi alma no. Me llamaban caro Yac en el polvo, en la ceniza. Me haba empujado hacia el sol La oscuridad de la Tierra. La cera se derriti, espacindose aqu y all, Ca sin salvacin, Pero una pizca de sol Permaneci apretada en mi mano. Yevgni Aleksndrovich Yevtushnko (Yevgni Aleksndrovich Gangnus) (Siberia, 18 de julio de 1933) es un poeta destacado, pedagogo, actor y director de cine ruso. Comenz a escribir versos durante el "deshielo". Representante de la supuesta poesa de los estadios. Busc la vida y la poesa que llaman de conciencia, delicadeza, firmeza del alma, energa, y la verdad de la vida. Su poesa fue social, dirigida principalmente a los jvenes de los aos sesenta, que anhelaban cambios profundos. Yevtushenko quera reunir en la poesa rusa el vigor potico de Vladmir Mayakovski y la ternura de Bors Pasternak. Su poesa cvica es lo mejor de su obra.

PAGE 27

Tamara Alexandrovna Yirmanskaia (Rusia) UNA MUJER EN EL COSMOS 1 UNA mujer en el Cosmos! Tarde. No es posible retractarse. Una mujer en su alcobaesto es ms comprensible, esto se celebra, es educado. Cmo puede ser de otro modo? Ella come, duerme, a los futuros pilotos cuida Una mujer un hada. Pero desde las nubes en el foso la lanzan. En los cuadros de Rafael las mujeres van por las nubes descalzas. No la mantuvieron en el trono, la dejaron en la silla. Qu lstima, ellas tienen una naturaleza amante de aterrizar. La mujer una melindrosa, teclas, golosinas, anillitos. La mujer una refugiada, terrible cerca de la estufa. La mujer una piloto, alas, mecanismos, motores. La mujer quiere estar en el Cosmos. 2 Estoy en el Cosmos. La tierra ya no basta para todas mis preguntas y acertijos. Dej los asuntos terrenales, y pongo los celestes en orden. Emitiendo radioseales acto segn el programa de occidente, en este paraso hermtico no me golpeo con los rincones visibles. Me calienta el fuego fro, me ilumina la luz artificial, pero en algn lado se pierde sin m mi indefenso planeta. An no todo se perfeccion y cumpli, no todo lo que se adivin, pens y cant. Yo siento que el eje terrestre, a m, cual pjaro, me sostiene en el lmite. Mi globo terrqueo est en la blanquecina tiniebla, lentamente sale de su envoltura, y en esa pequea tierra yo tengo mi patria y un hijo.

PAGE 28

Bertolt Brecht (Alemania) LOS <> DE GALILEO ATRAVIESAN LA FRONTERA ITALIANA ALEMANIA Amigos, esta historia es verdadera: La Ciencia se escap por la frontera. Nosotros, aun sedientos de saber, tuvimos que quedarnos, sin querer. Guardad, pues, la antorcha de la Ciencia y no la usis jams con impaciencia. De otro modo, un incendio estallar y a todos a la vez destruir. S, a todos. (DE <>) CANCION DE LA RUEDA HIDRAULICA 1 Los poemas picos nos dan noticia de los grandes de este mundo: suben como astros, como astros caen. Resulta consolador y conviene saberlo. Pero para nosotros, los que tenemos que alimentarlos, siempre ha sido, ay, ms o menos igual. Suben y bajan, pero a costa de quin? Sigue la rueda girando. Lo que hoy est arriba no seguir siempre arriba. Ms para el agua de abajo, ay, esto slo significa que hay que seguir empujando la rueda. 2 Tuvimos muchos seores,

PAGE 29

tuvimos hienas y tigres, tuvimos guilas y cerdos. Y a todos los alimentamos. Mejores o peores, era lo mismo: la bota que nos pisa es siempre una bota. Ya comprendis lo que quiero decir: No cambiar de seores, sino no tener ninguno. Sigue la rueda girando. Lo que hoy est arriba no seguir siempre arriba. Mas para el agua de abajo, ay, esto slosignifica que hay que seguir empujando la rueda. 3 Se embisten brutalmente, pelean por el botn. Los dems, para ellos, son tipos avariciosos y a s mismos se consideran buena gente. Sin cesar los vemos enfurecerse Y combatirse entre s. Tan slo cuando ya no queremos seguir alimentndolos se ponen de pronto todos de acuerdo. Ya no sigue la rueda girando, y se acaba la farsa divertida cuando el agua, por fin, libre su fuerza, se entrega a trabajar para ella sola. Eugen Berthold (Bertolt) Friedrich Brechter (Brecht) Han Culen (Augsburgo, 10 de febrero de 1898 Berln, 14 de agosto de 1956), fue un dramaturgo y poeta alemn, uno de los ms influyentes del siglo XX, creador del llamado teatro pico. El famoso efecto de distanciamiento creado por Brecht es un arma contra el romanticismo y el sentimentalismo. La crtica social, la compasin con los seres humanos y el consiguiente cambio de la sociedad deban desempear el papel esencial. As, las canciones interrumpen los parlamentos, el teln priva al escenario de la magia teatral, y un cartel plantea la exigencia. Los actores de Brecht son sus alumnos: los deja actuar en el escenario y de ese modo edifican la pieza, mientras que el director la destruye. La genialidad y la ingenuidad mantienen un equilibrio. Esta combinacin es el secreto del xito de Brecht. Brecht figura entre los autores ms importantes del siglo XX. Es el prototipo de intelectual revolucionario que ha tratado descifrar la realidad a travs del arte. Lo cierto es que su obra teatral y sus numerosos escritos tericos han ejercido enorme influencia sobre los escritores contemporneos a l.

PAGE 30

Charles Bukowski (Estados Unidos) MI PRIMER POEMA INFORMTICO he elegido el camino que conduce a la muerte? acabar esta mquina conmigo cuando ni la priva ni las mujeres ni la pobreza lo han conseguido? se re Whitman de m desde su tumba? le importa a Creely? est esto espaciado como es debido? lo estoy yo? aullar Ginsberg? clmame! dame suerte! hazme bueno! ponme en marcha! vuelvo a ser virgen. virgen con 70 aos. No me fastidies mquina Fastdiame a quin le importa? hblame, mquina!

PAGE 31

podemos beber juntos. podemos divertimos. piensa en toda la gente que me odiar con este ordenador dar con este los aadiremos a los otros y seguiremos trabajando. as pues, esto es el principio, no el final. -fragmentoLA CIENCIA DE LA FISIOGNOMA perdidas por el camino hace mucho: caras grises y blancas y negras y cobrizas, y ojos, ojos de todos los colores. qu extraos son los ojos: he vivido con una mujer -una, por lo menos-, con la que mantena una relaciones sexuales aceptables, la conversacin era pasable y a veces hasta pareca haber amor. pero entonces me fijaba en sus ojos y adverta en ellos los muros sombros y tiznados de un hediondo infierno. (por supuesto, me alegro de no tener que ver demas iado a menudo mis propios oj os, labios, pelo, orejas y dems: evito el espejo con deliberada regularidad). perdida por el camino hace mucho, aquel tipo tena una cara como un pastel de mole, hinchada y rgida. se me acercaba en las cocheras de los trenes y me pona enfermo a morir. aquel montn de carne me remova las tripas, el nio psicpata que llevaba dentro; deca: "estoy esperando la paga; he apretado tanto el nickel que he hecho bramar al bfalo", y me enseaba el nickel pues mala suerte: no hay cerveza. lo dejaba y me iba con la cara blanca, brillante como un faro; 1o dejaba y me diriga, hacia las caras de los no perdidas por el camino hace mucho, me pregunto hoy por Ins e Irene y por sus ojos azules y por sus maravillosas piernas y pechos pero sobre todo por sus caras, aquellas caras de mrmol tallado que

PAGE 32

a veces regalan los dioses. Ins e Irene se sentaban delante de m en clase y aprendan lgebra, la distancia ms corta entre dos puntos, el Tratado de Versalles, Atila el Huno, etc. y yo las contemplaba y me preguntaba en qu estaran pensando. en nada importante, probablemente. hoy me pregunto dnde estarn esta noche con sus caras 5 dcadas y 2 aos despus. la piel que cubre el hueso, los ojos que sonren; deprisa, apaga la luz, que baile la oscuridad... la cara ms hermosa que he visto es la de un vendedor, un repartidor de peridicos, un viejo tipo perdido hace ya mucho por el camino que atenda un puesto en Beverly con Vermont. tena la cabeza y la cara de lo que le llamaban: el Hombre Rana. lo vea a menudo, pero hablbamos pocas veces. luego, de repente, el Hombre Rana se muri y desapareci, pero siempre lo recordar. una noche sala yo de un bar cercano y all estaba l, en su puesto. me mir y me dijo: "t y yo sabemos lo mismo... asent, le hice una seal de aprobacin con los pulgares, y aquella gran cara de Rana, la gran cabeza de Rana se elev a la luz de la luna y empez a rerse con las ms terribles y sinceras carcajadas que he odo jams. perdidas por el camino hace mucho. Charles Bukowski, bautizado como Heinrich Karl Bukowski (Andernach, 16 de agosto de 1920 Los ngeles, 9 de marzo de 1994), fue un escritor y poeta estadounidense aunque nacido en Alemania. A menudo fue errneamente asociado con los escritores de la Generacin Beat, debido a sus similitudes de estilo y actitud. La escritura de Bukowski est fuertemente influida por la atmsfera de la ciudad donde pas la mayor parte de su vida, Los ngeles. Bukowski fue un autor prolfico, escribi ms de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas. A menudo es mencionado como influencia de autores contemporneos y su estilo es frecuentemente imitado. Muri de leucemia en 1994, a la edad de 73 aos. Hoy en da es considerado uno de los escritores estadounidense ms influyentes y smbolo del "realismo sucio" y la literatura independiente.

PAGE 33

Arthur J. Stewart (Estados Unidos) TEORA DE SUPERCUERDAS Restos de convulsos argumentos de diez dimensiones con tres expuestos, y los siete restantes Envueltos sobre si mismos Con el tamao no ms grande Que diez a menos treinta y tres requieren veinte millones ms De la energa que puede producir cualquiera de aquellas partculas que chocan Slo para ver Si las fuerzas estn amarradas en el ncleo o pueden unirse Relajo las suposiciones un poco De pronto, todo tiene sentido La dbil fuerza Se une con la gravedad Las flores se abren Los profesores danzan Restos de convulsos argumentos de diez dimensiones con tres expuestos, y los siete restantes Envueltos sobre si mismos Con el tamao no ms grande Que diez a menos treinta y tres requieren veinte millones ms De la energa que puede producir cualquiera de aquellas partculas que chocan Slo para ver Si las fuerzas estn amarradas en el ncleo o pueden unirse Relajo las suposiciones un poco De pronto, todo tiene sentido La dbil fuerza Se une con la gravedad Las flores se abren Los profesores danzan

PAGE 34

PROGRESO TECNOLGICO Les digo a mis hijos, tienen que aprender A insinuarse al mundo Tienen que saber trabajar Sobre y acerca de l. La molecularidad del ser, tienen que conocer Cmo empujar con cuidado Puados de si mismos, en los pixeles, Campos de energa, curvas gaussianas, el salto. Funciones de la vida, tienen que entender sin lugar a dudas El tonto baile de los neutrones y electrones y aprender a navegar Avances en nuevos materiales: lasers azules Ondas bifsicas, de estado slido, de forma de psilon Computacin cuntica, fabricacin a escala nano La predisposicin de la densidad Oh s, maravillosas cosas Ms all de mi comprensin, es hora para que su padre caiga Detrs de la curva. Y no olviden Amad. Arthur Stewart es un ecologista, cientfico, ensayista y poeta. Es graduado de Agua Fria Union High School y la Northern Arizona University. Es autor o co-autor de ms de 60 artculos acadmicos sobre ecologa, y editor de Environmental Toxicology and Chemistry, Journal of the North American Benthological Society, y Ecotoxicology. ES profesot adjunto de la Universidad de Tennessee, y reside en Lenoir City. Rough Ascension and Other Poems of Science es su primer libro de poesa.

PAGE 35

Wislawa Szymborska (Polonia) EL NMERO Pi El nmero Pi es digno de admiracin tres coma uno cuatro uno todas sus cifras siguientes tambin son iniciales cinco nueve dos, porque nunca se termina. No permite abarcarlo con la mirada seis cinco tres cinco con un clculo ocho nueve con la imaginacin siete nueve o en broma tres dos tres, es decir, por comparacin cuatro seis con cualquier otra cosa dos seis cuatro tres en el mundo. La ms larga serpiente despus de varios metros se interrumpe Igualmente, aunque un poco ms tarde, hacen las serpientes fabulosas. El cortejo de cifras que forman el nmero Pi no se detiene en el margen de un folio, es capaz de prolongarse por la mesa, a travs del aire, a travs del muro, de una hoja, del nido de un pjaro, de las nubes, directamente al cielo a travs de la total hinchazn e inmensidad del cielo. Oh qu corta es la cola del cometa, como la de un ratn! Qu frgil el rayo de la estrella que se encorva en cualquier espacio! Pero aqu dos tres quince trescientos noventa mi nmero de telfono la talla de tu camisa ao mil novecientos setenta y tres sexto piso nmero de habitantes sesenta y cinco dcimos la medida de la cadera dos dedos la charada y el cdigo en la que mi ruiseor vuela y canta y pide un comportamiento tranquilo tambin transcurren la tierra y el cielo

PAGE 36

pero no el nmero Pi, ste no, l es todava un buen cinco no es un ocho cualquiera ni el ltimo siete metiendo prisa, oh, metiendo prisa a la perezosa eternidad para la permanencia. Wisawa Szymborska (Krnik, 2 de julio de 1923) es una poetisa polaca. Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1996. La escritora y poeta polaca naci en Bnin, que hoy forma parte de Krnik, cerca de la ciudad de Pozna. Su familia se traslad en 1931 a Cracovia, y va a ser en esta ciudad donde curse sus estudios y de la que an es residente. Ha escrito varios libros de poesa as como prosas llenas de humor y agudeza. El Premio Nobel en 1996 hizo que fuese al fin conocida en Occidente. Ha sido ya muy difundida en castellano y en cataln.

PAGE 37

Hans Magnus Enzensberger (Alemania) SISTEMA LMBICO Es viejo, es blando, no se comprende, no sabe lo que significa limbus, lo que es un sistema. Entre las cavidades y el cuerpo calloso un limbo, diminuto. Hipocampo, cngulo, amigdaloide: que no puede acordarse de s misma. Incontrolable controla el miedo, el placer, el crimen y el vicio. Sus lazos y fibras, un rbol de cables en lo hondo del cerebro intra y extramural. Corrientes ocultas, incendios sin llamas, cortocircuitos. Pequeos defectos que escalan rpidos. Un impulso en el mando y es la venganza. Una descarga elctrica y Amok se desata. Unos billones de clulas en la oscuridad. El gnero humano un ovillo diminuto entre origen y olvido. Hans Magnus Enzensberger es un poeta y ensayista alemn nacido en Kaufbeuren, (Alemania) el 11 de noviembre de 1929. Es un escritor polifactico y verstil. De hecho empez a escribir poesa. Luego, ha escrito muchos textos sociolgicos, polticos, novelas y ensayos controvertidos. Sus mltiples inquietudes le han llevado tambin a fundar y dirigir revistas y sellos editoriales: Kursbuch, Trasatlantic o la coleccin literaria Die andere bibliothek (La otra biblioteca). Vivi, durante la dcada de los sesenta, siete aos en Noruega, Cuba y en Italia. Entre 1965 y 1975 fue miembro del llamado Grupo 47, una asociacin de escritores de su generacin, luego consagrados, que promova la revitalizacin de la lengua y la literatura alemanas y la difusin de una nueva cultura alemana cosmopolita y democrtica tras el parntesis de la Segunda Guerra Mundial. Ya en 1963, con 33 aos, recibi el Premio Georg Bchner. Actualmente reside en Mnich.

PAGE 38

LA CIENCIA EN LA POESIA. Antologa de la poesa cientfica espaola del siglo XIX. Toni Hernndez tomado de http://e-ciencia.com/blog/noticias/la-ciencia-en-la-poesia/ Cada vez son ms necesarias obras interdisciplinares que profundicen en los puntos de encuentro entre las ciencias y las letras. Han pasado ya demasiados aos desde la clebre conferencia de Snow, y sin embargo siguen brillando por su ausencia en los estudios literarios los cientficos-escritores (o los escritores con intereses cientficos) y los trabajos que permitan llevar a cabo el estudio comparado de la confluencia cientfico-literaria. La CIENCIA en la POESIA, editada por Nivola, es una recopilacin de poemas del siglo XIX en la que Jos Mara Nez Espallargas intenta acercarnos a la desconocida inspiracin potica que suscita la ciencia. Bajo el ttulo La ciencia en la poesa, cabran muchas posibilidades para un libro, que el subttulo de este poemario aclara totalmente: Antologa de la poesa cientfica espaola del siglo XIX. En eso consiste la edicin que Jos Mara Nez Espallargas ha preparado para Nivola, en una seleccin de poemas, de calidad dispar, de temtica cientfica, reunidos bajo varios criterios que Nez Espallargas especifica en la introduccin. Entre dichos criterios destaca la cronologa estricta del siglo XIX, as como la seleccin de obras de los autores ms relevantes de la poca, intentando aglutinar obras de tendencias, registros y estilos diversos, siempre dedicadas a la ciencia, de un modo ms o menos directo. Nez Espallargas hace bien en evitar gran parte de la potica industrial propia del siglo XIX, en la que la tecnologa y la idea de progreso, como l mismo elucida, hubiese dado pie a un volumen mucho ms extenso y de calidad menor. La recopilacin potica rompe con el encasillamiento disciplinar y nos destapa a algunos escritores que, no siempre siendo cientficos, se sintieron embriagados por los efluvios de la revolucin del autntico siglo de la ciencia, que avanzaba hacia al an ms fructfero siglo XX. Sorprenden los versos cientficos de figuras ilustres como Zorrilla, Clarn, Balmes o Aribau, pese a formar parte de su obra menor, y destacan ms por su originalidad que por su calidad literaria, quiz en comparacin subconsciente con otras de sus universales obras. Son los versos de otros poetas, sin embargo, menos conocidos por el profano, los que impactan por sus recursos estilsticos, su acierto en el encuentro con la ciencia de su poca y su capacidad retrica. Destacan Ciscar y Ciscar, Pinazo, Quintana, Nez de Arce, o Carolina Coronado, la nica poetisa de la seleccin, aunque es probable que

PAGE 39

entre tan variopinta seleccin (se suman veintids grandes firmas del XIX), cada cul halle su rima predilecta. Me inclino, y es manifestar mi debilidad literar ia y temtica presente, por dos perlas que les cito aqu, empiezo por un fragmento del A la Imprenta de Manuel Jos Quintana: Sin ti se devoraban los siglos a los siglos, y a la tumba de un olvido eternal yertos bajaban. T fuiste: el pensamiento mir ensanchar la limitada esfera que en su infancia fatal le contena. Ciertamente, sin la imprenta los siglos se iban devorando sin dar paso a la Historia tal y cmo la conocemos. Siglos que, por otra parte, no son nada para nuestro planeta Tierra. Valga aqu la estrofa inicial de la Oda a la Geologa de Melcior de Palau i Catal, que bien hara de cita inicial para cualquier tesis doctoral en geologa: breme, Tierra, las profundas hojas que muestran de tu vida los afanes, y nuevamente las antorchas rojas enciende de tus hrridos volcanes; que, a su luz, quiero recorrer tu historia cantar tu timbre, ensalzar tu gloria. Pero no lo duden. Acrquense a la poesa cientfica. Tal vez empiecen por recorrer las sendas de algunos autores pretritos, como los de esta exquisita sele ccin del XIX, y acaben deleitndose con los ms recientes poemas de nuestro David Jou. Un go ce interdisciplinar a su alcance, dira Snow.

PAGE 40

Gustavo Adolfo Bcquer (Espaa) RIMAS IV No digis que agotado su tesoro, de asuntos falta enmudeci la lira; podr no haber poetas, pero siempre habr poesa. Mientras las ondas de la luz al beso palpiten encendidas, mientras el sol las desgarradas nubes de fuego y oro vista, mientras el aire en su regazo lleve perfumes y armonas, mientras haya en el mundo primavera, habr poesa! Mientras la ciencia a descubrir no alcance Las fuentes de la vida, y en el mar o en el cielo haya un abismo que al clculo resista, mientras la humanidad siempre avanzando no sepa a do camina, mientras haya un misterio para el hombre, habr poesa! Mientras se sienta que se re el alma sin que los labios ran; mientras se llore sin que el llanto acuda a nublar la pupila; mientras el corazn y la cabeza batallando prosigan, mientras haya esperanzas y recuerdos,

PAGE 41

habr poesa! Mientras haya unos ojos que reflejen los ojos que los miran, mientras responda el labio suspirando al labio que suspira, mientras sentirse puedan en un beso dos almas confundidas, mientras exista una mujer hermosa, habr poesa! Gustavo Adolfo Domnguez Bastida (Sevilla, 17 de febrero de 1836 Madrid, 22 de diciembre de 1870), ms conocido como Gustavo Adolfo Bcquer, fue un poeta y narrador espaol, perteneciente al movimiento del Romanticismo, aunque escribi en una etapa literaria perteneciente al Realismo. Por ser un romntico tardo, ha sido asociado igualmente con el movimiento Posromntico. Aunque fue moderadamente conocido mientras vivi, comenz a ganar prestigio cuando al morir se publicaron muchas de sus obras. Sus ms conocidos trabajos son sus Rimas y Leyendas. Los poemas e historias incluidos en esta coleccin son esenciales para el estudio de la Literatura hispana, siendo ampliamente reconocidas por su influencia posterior.

PAGE 42

Miguel de Unamuno (Espaa) LA ESTRELLA POLAR Lucirnaga celeste, humilde estrella, de navegantes gua; la boquilla de la Bocina que a hurtadillas brilla, violeta de luz, pobre centella del hogar del espacio; nfima huella del paso del Seor, gran maravilla que, broche del vencejo en la gavilla de mies de soles, slo ella los sella. Era el girar del Universo quicio basado en nuestra Tierra; fiel contraste del Hombre Dios y de su sacrificio. Coprnico, Coprnico, robaste a la fe humana su ms alto oficio, y diste as con su esperanza al traste. Miguel de Unamuno y Jugo (Bilbao, 29 de septiembre de 1864 Salamanca, 31 de diciembre de 1936) fue un escritor y filsofo espaol. En su obra cultiv gran variedad de gneros literarios. Perteneci a la generacin del 98. Para Unamuno el arte era un medio de expresar las inquietudes del espritu. Por ello, en la poesa y en la novela trata los mismos temas que haba desarrollado en los ensayos: su angustia espiritual y el dolor que provoca el silencio de Dios, el tiempo y la muerte. Siempre se sinti atrado por los metros tradicionales y, si bien en sus primeras composiciones procura eliminar la rima, ms tarde recurre a ella. Entre sus obras poticas destacan: Poesas (1907), Rosario de sonetos lricos (1911), El Cristo de Velzquez (1920), Andanzas y visiones espaolas (1922), Rimas de dentro (1923), Teresa. Rimas de un poeta desconocido (1924), De Fuerteventura a Pars (1925), Romancero del destierro (1928) y Cancionero (1953).

PAGE 43

Po Baroja (Espaa) LOS BRANQUICFALOS Esos hombres mongoloides, con la cabeza muy ancha, juanetudos y achinados, tienen condiciones raras. Hay entre ellos muchos tipos que aprenden las matemticas con una facilidad que nos maravilla y pasma. Otros tienen facultades verdaderamente extraas para componer la msica y sentirla y recordarla. Yo, siempre que las contemplo a esas cabezas cuadradas, supongo a un chino genial que va a hacer una gatada, y me recuerdan a Beethoven y sus terribles sonatas. Entre las mujeres, muchas que ostentan braquicefalia son del todo encantadoras, con gran atractivo y gracia. El buen Vacher de Lapouge a los braquis les negaba civilizacin y genio con viva clera y rabia; pero es lo cierto que esos hombres de cabezas anchas tienen condiciones grandes, y a veces extraordinarias. Po Baroja y Nessi (San Sebastin, 28 de diciembre de 1872 Madrid, 30 de octubre de 1956) fue un escritor espaol de la llamada Generacin del 98 y mdico. Baroja cultiv preferentemente el gnero narrativo, pero se acerc tambin con frecuencia al ensayo y ms ocasionalmente al teatro, la lrica (Canciones del suburbio) y la biografa. El propio autor agrup sus novelas, un poco arbitrariamente, en nueve trilogas y una tetraloga, aunque es difcil distinguir qu elementos pueden tener en comn: Tierra vasca, La lucha por la vida, El pasado, El mar, La raza, Las ciudades, Agonas de nuestro tiempo, La selva oscura, La juventud perdida y La vida fantstica.

PAGE 44

Antonio Machado (Espaa) AL GRAN CERO Cuando el Ser que se es hizo la nada y repos, que bien lo mereca, ya tuvo el da noche, y compaa tuvo el hombre en la ausencia de la amada. Fiat umbra! Brot el pensar humano. Y el huevo universal alz, vaco, ya sin color, desubstanciado y fro, lleno de niebla ingrvida, en su mano. Toma el cero integral, la hueca esfera, que has de mirar, si lo has de ver, erguido. Hoy que es espalda el lomo de tu fiera, y es el milagro del no ser cumplido, brinda, poeta, un canto de frontera a la muerte, al silencio y al olvido. Antonio Machado Ruiz (Sevilla, 26 de julio de 1875 Collioure, Francia, 22 de febrero de 1939) fue un poeta espaol, miembro tardo de la Generacin del 98 y uno de sus miembros ms representativos. Su obra inicial suele inscribirse en el movimiento literario denominado Modernismo. La poesa de Machado se aleja de la concepcin modernista de que sta es meramente forma y la suma de las artes. No importa tanto la forma, la musicalidad, la buena rima, si no se cuenta nada ntimo y personal. El verbo es lo ms importante, porque expresa el tiempo, la temporalidad que l considera esencial. Rechaza el Creacionismo porque cultiva la imagen como algo en s mismo. Tambin le da mucha importancia al sentimiento que ha de impregnar la imagen. Las imgenes que no parten del sentimiento, sino slo del intelecto, no valen nada. Tambin rechaza la poesa surrealista, porque no tiene estructura lgica. Para l esto es una deshumanizacin, que no comparte. La poesa debe hablar con el corazn.

PAGE 45

Federico Garca Lorca (Espaa) NEWTON En la nariz de Newton cae la gran manzana, blido de verdades. La ltima que colgaba del rbol de la Ciencia. El gran Newton se rasca sus narices sajonas. Haba una luna blanca sobre el encaje brbaro de las hayas. EN EL BOSQUE Los gnomos de los secretos se mesan los cabellos. Amarran a la Muerte y ordenan a los ecos que despisten al hombre con sus espejos. En un rincn est el secreto revelado, muerto. Lo lloran sus compaeros. Es un joven azul con los pies de hierro que tiene entre las cejas un lucero. Lo lloran sus compaeros. El lago verde tiembla. Hace viento. ARMONA Las olas riman con el suspiro y la estrella con el grillo. Se estremece en la crnea todo el cielo fro, y el punto es una sntesis del infinito. Pero quin une olas con suspiros y estrellas con grillos? Esperar que los Genios tengan un descuido. Las claves van flotando entre nosotros mismos.

PAGE 46

EL LTIMO PASEO DEL FILSOFO Newton paseaba. La muerte lo iba siguiendo rasgueando su guitarra. Newton paseaba. Los gusanos roan su manzana. Sonaba el viento en los rboles y el ro bajo las ramas. Wordsworth hubiera llorado. El filsofo tomaba posturas inverosmiles esperando otra manzana. Corra por el camino y tendase junto al agua para hundir su rostro en la gran luna reflejada. Newton lloraba. En un alto cedro dos viejos bhos platicaban y en la noche lentamente el sabio volva a su casa soando inmensas pirmides de manzanas. RPLICA Adn comi la manzana de la virgen Eva. Newton fue un segundo Adn de la Ciencia. El primero conoci la belleza. El segundo un Pegaso Cargado de cadenas. Y no fueron culpables. Las dos manzanas eran sonrosadas y nuevas pero de amarga leyenda. Los dos senos cortados de la nia inocencia! PREGUNTA Por qu fue la manzana y no la naranja o la polidrica granada? Por qu fue reveladora esta fruta casta, esta poma suave y plcida? Qu smbolo admirable duerme en sus entraas? Adn, Paris y Newton la llevan en el alma y la acarician sin adivinarla. Federico Garca Lorca (Fuente Vaqueros, Granada, 5 de junio de 1898 entre Vznar y Alfacar, ibdem, 19 de agosto de 1936) fue un poeta, dramaturgo y prosista espaol, tambin conocido por su destreza en muchas otras artes. Adscrito a la llamada Generacin del 27, es el poeta de mayor influencia y popularidad de la literatura espaola del siglo XX. Como dramaturgo, se le considera una de las cimas del teatro espaol del siglo XX, junto con Valle-Incln y Buero Vallejo. Muri ejecutado tras la sublevacin militar de la Guerra Civil Espaola, por su afinidad con el Frente Popular y por ser abiertamente homosexual. La obra potica de Lorca constituye una de las cimas de la poesa de la Generacin del 27 y de toda la literatura espaola. La poesa lorquiana es el reflejo de un sentimiento trgico de la vida, y est vinculada a distintos autores, tradiciones y corrientes literarias. En esta poesa conviven la tradicin popular y la culta. Aunque es difcil establecer pocas en la potica de Lorca, algunos crticos diferencian dos etapas: una de juventud y otra de plenitud. La metfora: es el procedimiento retrico central de su estilo. Bajo la influencia de Gngora, Lorca maneja metforas muy arriesgadas: la distancia entre el trmino real y el imaginario es considerable. En ocasiones, usa directamente la metfora pura. Sin embargo, a diferencia de Gngora, Lorca es un poeta conceptista, en el sentido de que su poesa se caracteriza por una gran condensacin expresiva y de contenidos, adems de frecuentes elipsis. Las metforas lorquianas relacionan elementos opuestos de la realidad, transmiten efectos sensoriales entremezclados, etc.

PAGE 47

Rafael Alberti (Espaa) A LA LNEA A TI, contorno de la gracia humana, recta, curva, bailable geometra, delirante en la luz, caligrafa que diluye la niebla ms liviana. A ti, sumisa cuanto ms tirana, misteriosa de flor y astronoma imprescindible al sueo y la poesa, urgente al curso que tu ley dimana. A ti, bella expresin de lo distinto, complejidad, araa, laberinto donde se mueve presa la figura. El infinito azul es tu palacio. Te canta el punto ardiendo en el espacio. A ti, andamio y sostn de la Pintura. EL NGEL DE LOS NMEROS VRGENES con escuadras y compases, velando las celestes pizarras. Y el ngel de los nmeros, pensativo, volando del 1 al 2, del 2 al 3, del 3 al 4. Tizas fras y esponjas rayaban y borraban la luz de los espacios. Ni sol, luna, ni estrellas, ni el repentino verde del rayo y el relmpago, ni el aire. Slo nieblas. Vrgenes sin escuadras, sin compases, llorando.

PAGE 48

Y en las muertas pizarras, el ngel de los nmeros, sin vida, amortajado sobre el 1 y el 2, sobre el 3, sobre el 4. A LA DIVINA PROPORCION A TI, maravillosa disciplina, media, extrema razn de la hermosura que claramente acata la clausura viva en la malla de tu ley divina. A ti, crcel feliz de la retina, urea seccin, celeste cuadratura, misteriosa fontana de mesura que el Universo armnico origina. A ti, mar de los sueos angulares, flor de las cinco formas regulares, dodecaedro azul, arco sonoro. Luces por alas un comps ardiente. Tu canto es una esfera transparente. A ti, divina proporcin de oro. Rafael Alberti Merello (El Puerto de Santa Mara, Cdiz, 16 de diciembre de 1902 ibdem, 28 de octubre de 1999) fue un escritor espaol, especialmente reconocido como poeta, miembro de la Generacin del 27. Est considerado uno de los mayores literatos espaoles de la llamada Edad de Plata de la literatura espaola, cuenta en su haber con numerosos premios y reconocimientos. Muri a los 96 aos en 1999. Tras la Guerra Civil Espaola se exili debido a su militancia en el Partido Comunista de Espaa. A su vuelta a Espaa, tras el fin de la dictadura franquista, fue nombrado Hijo Predilecto de Andaluca en 1983 y Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cdiz en 1985.

PAGE 49

Vicente Aleixandre (Espaa) MATERIA NICA Esa materia tientas cuando, carmn, repasas la sonrisa de un nio. Ms: grosezuela, carne, pierna o rosa exhalndose. La materia fresqusima, cun repentina emerge en esa pierna o luces. Oh, cmo tiembla el iris: suspenso ahora en el rosa, escala suave o masa que es un montn fragante. Materia inmensa dura... Cun infinita empieza cuando el tiempo, y vibrante es una red que tocas. Aqu, aqu est en sus bordes. No ms, no ms distintos que all su origen: tintase sin fin. Y un nio canta. Y en l quiz Tiberio, remoto. Oh, Capri. Espumas; las carpas. Huele el viento. Pero hoy el nio corre. Madrid. El aro es gayo. Y llega y mira. Vase en l el ojo lbrego, la barba rubia, exange la mano: all la esfera. Felipe Dos. Silencio... La virgen hoy nos dice. En la materia misma la cortesana antigua hoy late, y se adereza. Su faz cansada vuelve. No oyes la voz?: la Santa. Desde esa masa nica alza sus ojos: siente la flecha suave ardiendo. Y aqu descansa el hombre, respira el monje, y nada: solo es un mar, el mismo. Quin del bajel saltase? Cipango ilustre intacto. Son gritos, no: saludos. Pisan el mar los indios!

PAGE 50

Su flecha va en el viento, y vibra hoy en el pecho, amor, amor, y lleva su mano all esa joven... Ardiendo, la materia sin consuncin desborda el tiempo, y de l se abrasa. Indemne en sus orgenes. Entre las lumbres nicas, con su corona trgica, si Caldern altsimo, Mara hoy arde humilde. La veis subir despacio, sirviente: el cesto, y sigue. Silencio. Es la madera que cruje. El pan. Y llama. A siglos, le abrira aquel guerrero. Y tocas, y Atila pasa; insistes, y en l nos mira el bardo; y ms, y en sus ropajes est el tirano, y lucen sus ojos. Mira el nio? Oh, virgen: llega y pasa. Todo es materia: tiempo, espacio; carne y obra. Materia sola, inmensa, jadea o suspira, y late aqu en la orilla. Moja tu mano, tienta, tienta all el origen nico, all en la infinitud que da aqu, en ti, an espumas Vicente Po Marcelino Cirilo Aleixandre y Merlo (Sevilla, 26 de abril de 1898 Madrid, 13 de diciembre de 1984) fue un poeta espaol de la llamada Generacin del 27. Elegido acadmico en sesin del da 30 de junio de 1949, ingres en la Real Academia Espaola el 22 de enero de 1950. Ocup el silln de la letra O. Premio Nacional de Literatura en 1933 por La destruccin o el amor, de 1932-33, Premio Francisco Franco en 1949 y Premio de la Crtica en 1963 por En un vasto dominio, y en 1969, por Poemas de la consumacin, y Premio Nobel de Literatura en 1977.

PAGE 51

Gabriel Celaya (Espaa) ALFA-3 La nueva Fsica nos est dictando un poema sobre las Metamorfosis, mucho ms fantstico por real, simplemente ms real, que el que escribi Ovidio mitologizando. En su blanco candente, la luz quema el hecho pretrito e imperfecto. Un humo de pjaros alargndose fuma lento, melancolas ms vastas que el recuerdo de la ancdota de un da. Los pjaros! Quin sabe qu son esos raudos, intocables, raros? Ya han volado, y el cielo parece de repente ms radiante, ms igual a s mismo, ms puro o ms loco en su vaco, ms abierto a lo impensable y al prodigio. Qu va a pasar? Qu puede pasar cuando terminan los incendios, y el terror, y los dioses, y el cielo, de puro cielo, se convierte en un vaco y en un espejo barrido? Todo est limpio. O todo oculto en s mismo. En su celda carcelaria, los tomos sin flores de explosiones, radiaciones o nuevas metamorfosis de -Ovidio, perdnlos dioses en que actualmente creemos y muy pronto no creeremos (es posible, ya veremos), y los nombro y los evoco por su poder ionizante y la magia de sus nombres fascinantes y vulgares: Mesones neutros o pi, hiperones, positrones, neutrinos y neutrones, mesotronios y muones, que sois ms y sois mejor que Antfona y Edipo o Hcuba, y Medea, y Alcestes, personajes para una tragedia griega donde el fatum (eme por ce que es igual a uve al cuadrado) dicta el mismo terror estpido, implacable, de un orden ciego, no humano, mientras brilla el azul, o el vaco, todo luz, de donde se han escapado todas las aves, y quedan slo los hombres pensando, es decir, no volando. Rafael Mgica (Hernani, Guipzcoa, 18 de marzo de 1911 Madrid, 18 de abril de 1991), conocido como Gabriel Celaya, fue un poeta espaol de la generacin literaria de posguerra. Fue uno de los ms destacados representantes de la que se denomin poesa comprometida. Presionado por su padre, se radic en Madrid donde inici sus estudios de Ingeniera y trabaj por un tiempo en la empresa familiar. Conoci all a los poetas del 27 y a otros intelectuales que lo inclinaron en el campo de la literatura, dedicndose desde entonces por entero a la poesa. En 1947 fund en San Sebastin, con su inseparable Amparo Gastn, la coleccin de poesa Norte. Obtuvo en 1956 el Premio de la Crtica por su libro De claro en claro, al que siguieron entre otros, Plural (1935), Cantos beros (1955), Casi en prosa (1972), Buenos das, buenas noches (1976) y Penltimos poemas en (1982). En 1986 recibi el Premio Nacional de las Letras Espaolas.

PAGE 52

Manuel Vzquez Montalbn (Espaa) EN EL ESPACIO En el espacio blandos buzos lechosos estrellas son distancias no existe el cielo si acaso es Universo una profundidad cuadrada en su silencio amenazas de pozos sin aguas sin origen sin fondo pozos cisterna eternos para lluvias sin agua Manuel Vzquez Montalbn (Barcelona, Espaa, 27 de julio de 1939 Bangkok, Tailandia, 18 de octubre de 2003) fue un escritor espaol conocido sobre todo por sus novelas protagonizadas por el detective Pepe Carvalho. Personalidad casi inabarcable, se defini a s mismo como "periodista, novelista, poeta, ensayista, antlogo, prologuista, humorista, crtico, gastrnomo, cul y prolfico en general", campos todos en los que destac. Se inicia como poeta en 1963 y su produccin se caracteriza por el sentido ldico y la irona, siempre con una carga testimonial y crtica. En Memoria y deseo. Poesa 1967-1983 rene toda su obra potica anterior, desde Una educacin sentimental a Praga, a la que ms tarde aade Pero el viajero que huye en Memoria y deseo. Obra potica 1967-1990. Despus, slo publica el volumen Ciudad en 1997, as como la antologa de poesa ertica Ars amandi en 2001. Los rasgos de su poesa aparecen tambin en la novelstica de Vzquez Montalbn. En ella, adems de la serie que tiene a Carvalho como protagonista, destacan El pianista (1985), Premio Recalmere, sobre el papel del artista en la sociedad contempornea, Los alegres muchachos de Atzavara (1987), radiografa moral de la lite social espaola emergente en las postrimeras del franquismo, Galndez (1991), Premio Nacional de Narrativa y Premio Literario Europeo, que narra el secuestro en 1956 en Nueva York de Jess de Galndez, representante del gobierno vasco en el exilio, El estrangulador (1994), Premio de la Crtica, y Erec y Enide (2002).

PAGE 53

HISTORIADELCINECIBERPUNK 1996 Rubbers Lover Rubbers Lover, (Amante del caucho) es un filme de culto del director Shozin Fukui, y la que sigue a 964 Pinocchio, en la filmografa de Fukui. La historia de Rubber's Lover es una semi-precuela de 964 Pinocchio, y puede ser definida dentro del gnero del cyberpunk japons y del cine negro industrial, en el mismo estilo de Tetsuo: The Iron Man.Como su predecesora es una de esas extraas pelculas de horror cyberpunk, con atmsfera tensa, que incluye una serie de escenas de violencia y sexo realmente extravagantes. Segn Fukui, la potencia dominante llega cuando la angustia mental supera la tolerancia fsica. Precisamente sobre este mensaje es que trata la pelcula. Una empresa de gran alcance y secreta est llevando a cabo experimentos psquicos bajo tierra utilizando Digital Direct Drive, tambin conocido como DDD. Aunque estn bajo la influencia del ter, los humanos estn equipados con trajes de goma. Aunque los experimentos tienen parte de xito, desencadenan poderes psquicos en los sujetos a prueba, los resultados, al final, suelen ser fatales. Como resultado, la empresa intenta cerrar los experimentos en contra de los deseos de Motomiya y Hitotsubashi, encargados de la investigacin. En un intento desesperado para salvar su trabajo, estos cientficos se encierran en el laboratorio y toman un rehn inocente y lo usan de conejillo de indias. Motomiya es un cientfico extrao, le gusta andar en calzones, bata en el laboratorio y mostrar sus msculos a la menor provocacin. No solamente se atreve a probar a un sujeto sin pedirle autorizacin sino que al verse acorralado por los inversionistas que le retiraran el presupuesto, enloquece torturando y violando a Kiku, la pobre secretaria que han mandado a cerrar el proyecto. Lamentablemente para los

PAGE 54

cientficos, sus experimentos llegan a tener xito. Durante el tristemente clebre tratamiento "traje de goma", Shimika exhibe capacidades psquicas masivas tantas para que ya no necesita el equipo para atacar mentalmente sus captores. El resultado tiene que ser visto para ser credo ya que con esos poderes psquicos se desata una ola de violencia extrema que deja al espectador sin aliento. Como el filme es en blanco y negro todo este gore resulta un tanto artstico. Ficha Tcn ica