USF Libraries
USF Digital Collections

Educational policy analysis archives

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Educational policy analysis archives
Physical Description:
Serial
Language:
English
Creator:
Arizona State University
University of South Florida
Publisher:
Arizona State University
University of South Florida.
Place of Publication:
Tempe, Ariz
Tampa, Fla
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Education -- Research -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - E11-00384
usfldc handle - e11.384
System ID:
SFS0024511:00383


This item is only available as the following downloads:


Full Text
xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 1068-2341mods:part
mods:detail volume mods:number 12issue 35series Year mods:caption 20042004Month July7Day 2828mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2004-07-28



PAGE 1

A rchivos A nalticos de P olticas E ducativas Revista Acadmica evaluada por pares Editor: Gene V Glass College of Education Arizona State University El Copyright es retenido por el autor (o pr imer coautor) quien otorga el derecho a la primera publicacin a Archivos Analt icos de Polticas Educativas. Los artculos que aparecen en AAPE son indexados en el Directory of Open Access Journals (http://www.doaj.org). Volumen 12 Numero 35 Julio 28, 2004 ISSN 1068-2341 Editores Asociados para Espaol y Portugus Gustavo Fischman Arizona State University Pablo Gentili Laboratorio de Polticas Pblicas Universidade do Estado do Rio de Janeiro Factores Predictivos del Rendimiento Escolar, Desercin e Ingreso a Educacin Secundaria en una Muestra de Estudiantes de Zonas Rurales del Per1 Santiago Cueto GRADE Lima, Per Citation: Cueto, S. (2004, July 28). Factores Predictivos del Rendimiento Escolar, Desercin e Ingreso a Educac in Secundaria en una Muestra de Estudiantes de Zonas Rurales del Per. Education Policy Anlisis Archives, 12 (35). Retrieved [date] from ht tp://epaa.asu.edu/epaa/v12n35/. Resumen El sistema educativo peruano tiene una serie de retos que superar, entre ellos la atencin con un servicio de calidad a poblaciones en contextos de alta pobreza. Entre estos se debe menciona r las zonas rurales, donde a menudo los estudiantes tienen una lengua materna indgena y estudian en salones con estudiantes de grados y edades diversas. En el presente estudio se analiz el rendimiento de un grupo de estudiantes de 20 escuelas pblicas de dos zonas rurales del Per utilizando un diseo longitudinal. Los datos originales se tomaron en 1998, cuando todos los estu diantes estaban en cuarto grado de

PAGE 2

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 2 primaria. Se tomaron pruebas de lengua je y matemtica, adems de una serie de datos de las escuelas, los estudiantes y sus familias. El ao 2000 se volvi para evaluar a los estudiantes con la s mismas pruebas, y el 2001 para determinar el grado de estudios alca nzado. Para este ao, 43% de los estudiantes haba ingresado a secundaria sin repetir y 20% haba abandonado la escuela. Los estudiantes que mejor rindieron en la segunda evaluacin son los que tuvieron puntajes relativamente ms altos en la medicin original. Por otro lado, si bien el rendimiento en las pruebas explica el paso a la secundaria sin repetir, la desercin se encuentra ligada principalmente a la edad de los estudiantes, ser mujer, tener relativa mayor talla para edad y no vivir con ambos padres. No se encontraron programas en las escuelas orientados a recuperar a los estudiantes que se reza gaban respecto de sus compaeros o se encontraban en riesgo de abandonar. Se podra decir que el sistema educativo pblico es Darwiniano en el sentido que es un sist ema en el que se espera que los estudiantes se adapten al medio esco lar. El rendimiento de los estudiantes no tiene consecuencias para sus docentes. Los resultados del presente estudio sugieren que sera necesario intervenir en estas zonas a travs de programas que incluyan componentes educativos pero tambin otro tipo de intervenciones de acuerdo a las necesidades especficas de los estudiantes y sus familias. Factors Predicting Achievem ent, Drop Out And High School Enrolment In A Sample Of Peruvian Rural Students Abstract The educational system in Peru has many challenges to conquer, among them providing student populations in high poverty areas with quality service. Rural students are one of th e groups that represent an important challenge, because they often speak an indigenous language and study in classrooms that combine a wide variety of ages and grades under a single teacher. This study used a longitudinal design to follow a group of students in 20 public schools in two rural areas. The first measurements were carried out in 1998, when all the students where in fourth grade. Tests of reading comprehension and mathematics were administered at the end of the school year, and again in 2000. Background information included anthropometric measures, questionnaires for the studen ts, teachers, and schools. We went back to the schools in 2001 to record the grade reached by the students. We found that 43% of the students were in high school, while 20% had dropped out; the rest had repeated a grade one or more times. Educational achievement in 2000 was best expl ained by achievement in 1998, but dropping out was not associated wi th achievement. Dropping out was associated with gender (women were more likely to drop out), age (older students were more likely to drop out), height for age (positive association) and not living with both parents. We found no in-school support programs for students that fall behind their peers or are at risk of dropping out. In a way we could describe the observed school s as “Darwinian” in the sense that it is expected that students will ad apt to the school. The performance of

PAGE 3

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 3 students has no consequences for their teachers. In terms of policy implications, we suggest considering interventions that account for not only educational variables, but also other n eeds of the students and families that are served by these schools. Introduccin y Objetivos Generales De acuerdo a una serie de estudios y propues tas recientes (por ejemplo World Bank, 1999; Foro Educativo, 2000), la falta de equidad es uno de los principales problemas para el desarrollo de la educacin en el Per. Este problema alude a la alta variacin en la calidad del servicio educativo y en los logros educativ os de grupos de la poblacin, que a menudo tienen una relacin negativa con el ndice de pobreza (en otras palabras, los logros educativos de los estudiantes son mayores mientras menor sea su grado de pobreza). Esto resulta trgico en un pas en el que un amp lio sector de la poblacin no alcanza niveles mnimos de educacin (la tasa neta de matrc ula en educacin secundaria para 1998 fue 55,3%2) y en el que 54.1% de la poblacin es considerada pobre o muy pobre (Webb y Fernndez baca, 2001). Una serie de estudios muestran que los indicadores de eficiencia interna, por ejemplo repeticin y desercin, son bastante mayores en zonas rurales que en urbanas (ver por ejemplo INEI, 1995). El re ndimiento escolar tambin es ms bajo en zonas rurales comparadas con urbanas. En un estudio de rendimiento en lenguaje y matemtica con estudiantes de tercer y cuarto grad os de primaria en 12 pases de la regin realizado por la UNESCO, los estudiantes peruanos tuvieron algunos de los ms bajos rendimientos, debido sobre todo a los estudiantes de centros educativos rurales (UMC & GRADE, 2001b)3. Esta diferencia de rendimiento entre estudiantes de centros educativos urbanos y rurales no se dio en todos los pases; por ejemplo en Colombia y Cuba a menudo no se encontr diferencia entre estos grupos. Como sera de esperar, el porcentaje de poblacin que vive debajo de la lnea de pobreza es mayor en zonas rurales que en urbanas (66.1% y 47.7% respectivamente; Webb y Ferndez Baca, 2001). Una posible razn para la alta correlacin entr e el nivel de pobreza de los estudiantes y sus logros educativos sera que existen pocos (y en muchas zonas ningn) mecanismos o programas en el sistema educativo peruano que brinden apoyo a los estudiantes que van retrasndose respecto de sus compaeros. Estos estudiantes no tendran mayor apoyo familiar, sus padres en muchos casos son an alfabetos, y por tanto no tendran cmo recuperarse en relacin a otros estudiantes. Si esto fuera cierto, el sistema educativo peruano podra ser criticado en cuanto a su darwinismo : aquellos que no se adaptan a las condiciones escolares, por las razones que fuera, terminan abandonando. Existen relativamente pocos programas estatales especfi cos para estas zonas (tal vez la excepcin ms notable sea el programa de Educacin B ilinge Intercultural, EBI, del Ministerio de Educacin4) que, sin embargo, est previsto para atender las necesidades de los grupos, no de los individuos. La mayora de programas estatales implementados en los ltimos aos (reforma curricular, materiales educativos, ca pacitacin docente y capacitacin en gestin) han sido diseados de manera uniforme a escala nacional, sugiriendo a los docentes y directivos que realicen modificaciones para adaptar los programas a nivel local. Sin embargo, estas adaptaciones parecen ocu rrir con poca frecuencia (de hecho no hay mayores incentivos, de ningn tipo, para ha cerlas). En este contexto, se hace necesario

PAGE 4

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 4 conocer mejor las razones que llevan a que los estudiantes abandonen la escuela, sobre todo en contextos en los que esta tasa sea relativamente alta, como el rural. Existen pocos estudios empricos sobre factores asociados al rendimiento, desercin o ingreso a la secundaria en contextos rurales en el Per, y la mayor parte de estos son estudios transversales (por ejemplo Alarcn, en INEI, 1995). La limit acin de los estudios transversales es que a menudo los controles estadsticos utilizados no llegan a corregir por las diferencias econmicas, culturales y otras de los estudiantes. A menudo se ha sugerido que un diseo superior es uno longitudinal, en el que se toman al menos dos mediciones al mismo grupo de sujetos (Jacoby, Cueto, Pollitt, 1999) con un ao o ms de diferencia entre las mediciones. En base a lo anterior, el primer objetivo genera l del presente estudio es analizar, de manera longitudinal el rendimiento de los estudiantes y los factores predictivos del rendimiento y matrcula en grados superiores y eventualmente en la secundaria. El fin de la primaria e inicio de la secundaria es una etapa en que la matrcula empieza a descender considerablemente (Guadalupe, 2000): de 4 grad o de primaria a 1 de secundaria, en zonas rurales de habla quechua en las que tradicionalmente se han producido altas tasas de repeticin y desercin. Las tasas de matrcula caen considerablemente entre los grados que se estudiaron, como se muestra en el cuadro 1. Cuadro 1. Matrcula a escala nacional por grados para 19985 Grado Matrcula Diferencia6 Inicial 5 aos 307 280 -----Primer grado de Primaria 750 725 443 445 Segundo 765 088 14 363 Tercero 727 567 37 521 Cuarto 701 201 26 366 Quinto 639 850 61 351 Sexto 559 948 79 902 Primero de Secundaria 495 471 64 477 Segundo 434 090 61 381 Tercero 387 569 46 521 Cuarto 345 083 42 486 Quinto 307 784 37 299 El segundo objetivo general del estudio es analiz ar, de manera exploratoria, cules perciben los docentes rurales que son las causas de la desercin de sus estudiantes, qu piensan los mismos desertores y sus padres, y qu mecanismos existen en estas escuelas para ayudar a aquellos estudiantes que empiezan a caer en su rendimiento, llegando eventualmente a abandonar. El equipo encargado del presente proyecto contaba con datos tomados en 1998 de estudiantes de 4 grado de primaria (incluyen do datos socioeconmicos y de rendimiento) de 11 escuelas rurales del departamento de Apurmac (provincia de Andahuaylas) y de

PAGE 5

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 5 estudiantes del mismo grado de 9 escuelas ru rales del departamento de Cusco (provincias de Anta y Paruro). Estos estudiantes, idealmente, deberan haber cursado el 6 grado de primaria el ao 2000, y el 2001 debieron estar en 1 de secundaria. Sin embargo, como se ver ms adelante, una buena parte de ellos ab andon la escuela entre 1998 y 2001. En el presente estudio se volvi a estos mismos centros educativos, se identific a los estudiantes que cursaban 4 grado en 1998 y se les admini str algunas de las mismas pruebas (en el centro educativo o en casa, si haban aban donado la escuela), utilizando luego estas mediciones, junto a otros ndices de los estudi antes y las escuelas, como predictores de la matrcula en primer grado de secundaria. Adems se administr a los alumnos que haban abandonado la escuela una encuesta sobre los motivos por los que lo hicieron y las inten ciones de volver. Tambin se administr una encuesta a docentes, estudiantes en la escu ela y padres de familia sobre los motivos principales para abandonar la escuela y la intencin de volver a la misma. El contexto en el que se plantea el presente estudio es de singular importancia para el desarrollo de programas de educacin rural en el Per. Por un lado, el programa EBI, mencionado antes, se encuentra en una fase de consolidacin. Por otro, varios equipos del Ministerio de Educacin se encuentran plan eando un programa de educacin rural que pondra nfasis en atender las necesidades de los estudiantes de estas zonas, especialmente bilinges que viven en condiciones de pobreza. Marco Terico y Conceptual Existe una larga literatura sobre determinantes del rendimiento esco lar. Un clsico muy influyente sobre el tema ha sido el estudio de Coleman y colaboradores (1966; citado en Bez, 1994) en los EEUU. Este estudio encontr gran preponderancia de los factores socioeconmicos para predecir el xito escola r, por encima de los factores escolares. Diversos estudios han encontrado evidencia en contra de lo anterior, sugiriendo que la escuela tiene una importancia mayor de la que le atribuye el informe Coleman (sobre todo en pases en vas de desarrollo como el Per; ver World Bank, 1999 y UMC & GRADE 2001a). Esta discusin resulta fundamental en trminos de poltica educativa pues, de ser cierto el informe Coleman, para mejorar los lo gros educativos de un sistema se debe en primer lugar organizar programas de lucha contra la pobreza, siendo los programas educativos de importancia secundaria. Sin ig norar la importancia de la pobreza, en sus mltiples manifestaciones, como un determinant e del xito escolar, una serie de estudios en aos recientes han empezado a identifica r “factores alterables”, es decir aquellos que pueden ser modificados desde el propio sistema educativo que tienen una incidencia directa y positiva en los logros educativos. La identificacin de estos factores ha llevado al movimiento de escuelas eficaces, es decir la identificacin de aquellas escuelas que logran resultados inusualmente buenos (por ejemplo en aprendizaje de lenguaje y matemtica, autoestima, tasas de repeticin y desercin) en comparacin con escuelas que atienden a estudiantes con caractersticas similares (Bez, 1994). Una serie de estudios en pases en vas de desarrollo (por ejemplo Wolff et al, 1994; Lockheed y Verspoor, 1991; Hornberger, 1987; Cueto et al, 1997; Jacoby et al, 1999; Montero et al, 2001 y Cueto et al, 1999) sugie re que hay algunos grupos de factores asociados al rendimiento es colar y/o a la desercin:

PAGE 6

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 6 Factores asociados al estudiante, entre ellos lengua materna, peso, talla, sexo, y edad. Factores asociados a la familia, entre e llos variables del nivel socioeconmico (presencia de luz, agua, desage en casa, hacinamiento) y de capital cultural (nivel educativo de los padres, presencia de libros en casa). Factores ligados al centro educativo, entre ellos caractersticas de los docentes (ttulo pedaggico, aos de experiencia) y tipo de centro educativo (polidocente completo o multigrado). Conceptualmente se podran incluir otros aspectos, como por ejemplo del contexto regional, nacional o las polticas educativas macro. Sin embargo estas variables a menudo no se incluyen en los anlisis empricos. Es probable que los factores que resultan relevant es para ciertas variables dependientes no sean los mismos que resulten relevantes para otras. Por ejemplo existe alguna evidencia que los factores asociados al rendimiento en lenguaje podran tener ms influencia de la familia, y en cambio el rendimiento en matem tica podra tener ms influencia relativa de la escuela (Jacoby et al, 1999). Por otro la do, en el marco del estudio del Laboratorio Latinoamericano de Evaluacin de la Calidad de la Educacin se realiz un anlisis jerrquico multivariado del rendimiento, y se encontr que los predictores eran en muchos casos diferentes para lenguaje y matemtica, y tambin lo eran de pas a pas (LLECE, 2001). Si el anlisis de LLECE se hubiera realiz ado por grupos al interior de cada pas (por ejemplo rural versus urbano, privado ver sus pblico, etc.) seguramente se hubiera encontrado que los factores asoc iados al rendimiento estn relacionados con estas variables (por ejemplo, que las variables que tienen un signo positivo y son significativas para zonas rurales pueden tener un signo negativo y no se r significativas en zonas urbanas). Lo que queremos decir con lo anterior es que la literat ura sugiere que las variables independientes que resultan significativas para alguna variab le dependiente, en algn grado, en algn contexto sociocultural, pueden no serlo en otra situacin. Esto significara que las polticas educativas tambin deberan ser especficas a la meta que se quiere lograr y al contexto en que se quiere trabajar. Metodologa Diseo y Preguntas de Investigacin Se utiliz un diseo longitudinal, recogiendo datos el 2000 y 2001 de los estudiantes que fueron evaluados el ao 1998, cuando cursaban el 4 grado de primaria. Especficamente las preguntas de investigacin son cuatro: cul es el incremento de puntajes de estudiantes en diversos grados y desertores en pruebas estandarizadas de aritmtica y comprensin de lectura de 1998 a 2000?

PAGE 7

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 7 cules son algunos factores del estudiante, de la familia y del centro educativo en 4 grado de primaria que explican el increm ento de puntajes entre 1998 y 2000 en comprensin de lectura y matemtica? cules con algunos factores del estudiante, de la familia y del centro educativo que explican la desercin y promocin a la secundaria entre 1998 y 2001? cules son las percepciones de las causas de desercin escolar en estudiantes, padres de familia y docentes de zonas rurales hacia el final de la primaria y qu mecanismos existen en los centros educativos rurales para prevenir esta desercin? El presente estudio utilizar los datos tomados en 1998 como parte de una evaluacin de impacto de un programa de desayunos escolare s (Cueto et al, 1999). Para este estudio se tom un grupo de tratamiento en Andahuaylas y un grupo de contraste, con estudiantes de centros educativos y caractersticas socioeconm icas similares en Cusco. El programa de desayunos escolares no debera haber afectado el rendimiento de los estudiantes desde entonces, en la medida en que en ambas lo calidades los estudiantes han recibido el programa durante 1999, 2000 y 2001 (adicionalm ente se debe destacar que en el estudio citado no se encontraron diferencias entre el grupo de desayunos y el grupo contraste en las variables de rendimiento escolar). Localidades, Centros Educativos y Sujetos La muestra original estuvo compuesta por 588 estudiantes de cuarto grado de primaria de 11 escuelas del departamento de Apurmac (provincia de Andahuaylas, distritos de Kishuar, Pacucha y Talavera) y de 9 escuelas del departamento de Cusco (provincias de Anta, distritos de Chinchaypujio y Mollepata y Paruro, distrito de Huanoquite). La mayora de estudiantes de estas zonas ti enen como lengua materna el quechua, encontrndose sin embargo grandes variacione s entre los estudiantes en el dominio del castellano. Las escuelas son de tres tipos: po lidocentes completas (los estudiantes de un mismo grado comparten el saln), multigrado (estudiantes de dos o ms grados comparten un saln) y unidocentes (un saln en la escu ela para todos los estudiantes de diferentes grados). Cuadro 2. Nmero de estudiantes y situaci n educativa a inic ios del ao 2001 Se debe notar que en 1998 los estudiantes se encontraban en 20 escuelas, y en el 2000 en 17 escuelas. La razn es que 3 escuelas multigrado, dos en Cusco y una en Apurmac, slo ofrecan educacin hasta cuarto grado de pr imaria. Por tanto los estudiantes que queran 4 Grado5 Grado6 Grado 1 de Secundaria Total% Asistentes45714725045880% Desertores60421611820% Total6499163250576100% %11%17%28%43%100%

PAGE 8

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 8 continuar su educacin debieron trasladarse a otras escuelas (alrededor de 3% de la muestra), que en todos los casos fueron parte del estudio original. Se tena la expectativa de ubicar al menos 80 % de los estudiantes en la muestra original, meta que fue superada. De los 588 estudiantes que dieron la prueba de comprensin de lectura o la de matemtica en 1998 se logr identificar a 576 (98%) en su condicin de estudiantes o desertores, ubicndolos personalm ente o entrevistando al padre o la madre, aunque no se logr entrevistar y administrar las pruebas a todos. De 507 estudiantes que dieron la prueba de matemtica en 1998 se logr evaluar con el mismo instrumento a 474 (93.4%); de 569 estudiantes que contestaron la prueba de comprensin de lectura en 1998 se logr evaluar a 525 el 2000 (92.3%). Para aumentar el poder estadstico, a lo largo del texto se usa el mximo de nmeros sujetos di sponibles para cada anlisis (es decir que cuentan con todos los datos presentados en el anlisis, no se hicieron imputaciones estadsticas). El cuadro 2 muestra el nmero de estudian tes de acuerdo a su situacin escolar el ao 2001; en el caso de los desertores se muestr a el grado en que abandonaron. Se consider desertores de un grado a los estudiantes que abandonaron en el transcurso del grado escolar respectivo o antes del inicio del siguien te, an si hubieran apr obado el previo, y no se encontraban asistiendo al centro educativo al momento de la entrevista. Como se puede apreciar en el cuadro 2, 20% de la muestra original no se encontraba estudiando 3 aos despus de estar en cuarto grado, y slo el 43% de la muestra haba pasado a secundaria sin repetir. El cuadro 3 muestra el grado de estudio de los asistentes el 2001 de acuerdo al gnero. Como se puede apreciar, los hombres tienen ms probabilidad de pasar a la secundaria que las mujeres en las escuelas estudiadas. Cuadro 3. Distribucin por grados de los alumnos asistentes en el 2001 Grado de estudios Mujeres Hombres Cuarto Grado 0.2% 0.7% Quinto Grado 7.4% 5.0% Sexto grado 15.3% 16.8% Primero de secundaria 23.4% 31.2% Total 46.3% 53.7% n=458

PAGE 9

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 9 En el cuadro 4 se presenta el porcentaje de estudiantes que abandon la escuela entre el 2000 y el 2001 o el grado que cursaban ese ao por gnero. Como se puede apreciar, prcticamente no hay diferencias, salvo en cuan to a la probabilidad de pasar a secundaria. Cuadro 4. Situacin de los alumnos asistentes del 2000 al 2001 Mujeres Hombres Nuevos Desertores 4% 3% Siguen en primaria 21% 21% Pasaron a secundaria 22% 29% Total 47% 53% n=475 Muchos de los estudiantes que no asistan el 2000 manifestaron su deseo de reincorporarse el 2001, pero como se ve en el cuadro 5 son pocos los que lo hacen. Cuadro 5. Situacin de los alumnos desertores del 2000 al 2001 Mujeres Hombres Regresaron a estudiar 7% 3% Mantienen su condicin 57% 33% Total 64% 36% n=86 El cuadro 6 muestra algunas caractersticas so cioeconmicas, culturales y demogrficas de los estudiantes asistentes, repetidores (es decir, que haban repetido el grado al menos una vez entre 1998 y 2001) y desertores incluidos en la muestra, indicando en cada caso si la diferencia es estadsticamente significativa (prueba t para muestras independientes). Para cada variable se presenta el promedio (o porcen taje), la desviacin estndar y el nmero de casos.

PAGE 10

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 10 Cuadro 6. Caractersticas de la muestra por co ndicin de estudiante el ao 2001 AsistentesRepetidores Desertores Proporcin de estudiantes con educacin inicial 0.68a 0.68a 0.63 Desviacin estndar (0.47) (0.47) (0.49) n 249 206 116 Dominio del Castellano del estudiante 2.45a 2.13b 2.16b Desviacin estndar (0.66) (0.75) (0.73) n 248 205 117 Promedio de hermanos por estudiante 2.69a 2.78a 2.99 Desviacin estndar (1.34) (1.43) (1.63) n 218 179 68 Promedio de libros educativos en casa 4.26a 3.96 3.51b Desviacin estndar (1.71) (1.62) (1.71) n 247 203 98 Promedio del Puntaje Z Talla para edad -2.23a -2.17 -2.26 Desviacin estndar (0.96) (0.93) (1.03) n 234 181 95 Promedio de la edad del estudiante en 1998 11.40b 11.01b 13.14a Desviacin estndar (1.71) (1.47) (2.05) n 248 207 116 Proporcin de estudiantes que viven con al menos uno de sus padres 0.94a 0.86b 0.59c Desviacin estndar (0.25) (0.35) (0.49) n 250 208 118 Promedio de aos de educacin del padre 4.97a 4.51 3.82b Desviacin estndar (3.35) (3.09) (2.86) n 227 184 87 Promedio de aos de educacin de la madre 2.73a 2.57 1.65b Desviacin estndar (3.44) (2.79) (2.04) n 244 198 92 Promedio del Puntaje Z Peso para edad -1.42a -1.41 -1.32 Desviacin estndar (0.78) (0.69) (0.75) n 235 181 95 Proporcin de madres o tutoras que hablan castellano 0.64a 0.45b 0.38b

PAGE 11

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 11 Desviacin estndar (0.48) (0.50) (0.49) n 245 203 98 Promedio de ambientes disponibles en casa 2.61a 2.32a 1.91b Desviacin estndar (1.55) (1.45) (1.23) n 228 194 93 Proporcin de estudian tes con extraedad 0.63a 0.62a 0.91b Desviacin estndar (0.49) (0.49) (0.28) n 248 207 116 Promedio del tiempo de la casa a la escuela en minutos 22.84a 28.68a 34.66 Desviacin estndar (22.91) (32.76) (41.06) n 243 203 97 Notas: 1. Promedios con diferentes superndices la diferencia es significativa al 5%. 2. En el caso de la educacin tanto del padre como la madre la variable continua indica el nmero de aos de estudios aprobados. 3. La variable extraedad indica la proporcin de alumnos que en 1998 se encontraban por encima de 10 aos en cuarto grado. 4. Los ambientes disponibles son aquellos que excluyen los usados como comedor, cocina, garaje o bao. 5. Libros educativos, se refiere a los materiales escolares que dispone el nio en casa como textos, enciclopedias, diccionarios o cuentos. 6. Talla para edad es un indicador de malnutrici n crnica, mientras que Peso para talla es un indicador de malnutricin global; los resultado s se muestran de acuerdo a las tablas de referencia de la Organizacin Mundial de la Salud, disponibles en el programa Epi Info La mediana internacional es 0 y la desviacin estndar 1. 7. La variable Dominio del Castellano del alum no se recogi en 1998 mediante una encuesta realizada a cada uno de los docentes de los alumnos en ese ao; los valores posibles eran 1= mal; 2= regular; y 3= Buen dominio del castellano. 8. El promedio de tiempo de la casa a la escuela fue registrado por los trabajadores de campo. El cuadro 6 muestra varias diferencias estadsticamente significativas7 entre asistentes, repetidores y desertores. stos hablan menos o peor castellano, tienen ms edad y provienen de familias con menores recursos Esto ltimo se puede ver en varios indicadores (educacin de los padres, nmero de ambientes en casa y libros educativos disponibles en casa). Ms adelante se presenta un anlisis multivariado que incluye varias de las anteriores variables para explicar la permanencia en la escuela y el paso a la secundaria sin repetir de grado. Es interesante que no hayan diferencias significat ivas en peso para edad ni talla para edad, cuando seran de esperar peores indicadores en el grupo de desertores. Sin embargo, los promedios de los tres grupos estn claramente por debajo de la mediana internacional, sugiriendo que la nutricin es un problema com n en el rea que no discrimina entre los grupos de estudio. Existe abundante literatura que sugiere que sugiere el efecto negativo de la desnutricin en el desarrollo escolar (ver Po llitt, 2002), por lo que este problema debera

PAGE 12

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 12 ser tratado de manera prioritaria, an cuando no haya mayor variabilidad entre los grupos mencionados. Instrumentos En cuanto a las variables del estudiante y los padres de familia, en el presente estudio se utilizaron los datos que fueron recogidos a travs de encuestas administradas individualmente en 1998. En el caso de algunas variables que no deberan haber cambiado en el tiempo, por ejemplo el nivel educativo de los padres o la lengua materna de los estudiantes, se aprovech la visita del 2000 para completar la informacin en algunos estudiantes. En cuanto a las variables del centro educativo, se ampli la cobertura de las encuestas para incluir a todos los docentes que haban trabajado en el centro educativo por 3 aos o ms, incluyendo el promedio de todos estos docentes en el anlisis. Se administr una encuesta adems a docentes sobre los programas para ayudar a los estudiantes con bajo rendimiento y las causas percibidas para la desercin. El rendimiento se evalu con una prueba de aritmtica y una de comprensin de lectura. Se trata de temes seleccionados de la pr ueba administrada en 1998, aquellos que discriminaron entre estudiantes, que se volvier on a administrar el 2000. Estos instrumentos haban sido utilizados en otros estudios en zonas rurales previamente (Pollitt et al, 1996)8. En la parte de aritmtica se incluyeron nu evas preguntas el 2000 de acuerdo a la complejidad de aprendizaje esperado en 6 gr ado; en la parte de comprensin de lectura tambin se aadieron preguntas de comprensi n de lectura de mayor dificultad que las administradas en 1998. Ambas modificaciones obedecen a la intencin de discriminar a los estudiantes en el extremo alto de rendimient o. A pesar de ser ms complejos, los nuevos temes no eran especficos al currculo de ningn grado, sino que deberan poder ser respondidos por estudiantes de cuarto grado o superiores. Por ejemplo en aritmtica se incluyeron temes de problemas y no solamente de operaciones como en 1998. Estos problemas requeran que los estudiantes lean un texto corto, interpretaran la informacin y efectuaran una operacin aritmtica sencilla pa ra responder la pregunta. En comprensin de lectura se introdujo material ms largo y complejo que el administrado en 1998, con varios temes sobre cada texto. Estos tenan que ver con informacin literal y la idea central del texto. Los instrumentos fueron admi nistrados a los estudiantes en la escuela o en el caso de los desertores en casa. Antes de analizar los datos se procedi a un anlisis psicomtrico de las pruebas. Se encontraron ndices aceptables de consistencia interna (coeficiente de alfa) para las pruebas. El coeficiente ms bajo fue para la prueba de comprensin de lectura diseada para el ao 2000 (alfa=0.72) y el ms alto pa ra la prueba de matemt ica diseada para el ao 2000 (alfa=0.88). Estos ndices sugieren adems niveles aceptables de validez de constructo. Procedimientos El ao 1998 se contrat a un grupo de tres trabajadores de campo en Andahuaylas y otros tantos en Cusco. Todos fueron estandarizados en la administracin de encuestas y pruebas.

PAGE 13

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 13 Todos eran bilinges, para que pudieran trad ucir las preguntas de las encuestas de ser necesario. El 2000 se contrat en cada provincia a un coordinador del trabajo y a dos trabajadores de campo, quienes recolectaron la informacin mencionada durante los meses de octubre y noviembre y luego nuevamente en julio y agosto de 2001. Estos trabajadores tambin fueron estandarizados en cuanto a los procedimientos. En todos los casos los docentes eran estudiantes o egresados de la carrera de educacin de los Institutos Superiores Pedaggicos de Andahuaylas y Cusco. Las pruebas y encuestas fueron administradas principalmente en 1998 y 2000 A mediados del 2001 se volvi solamente para verificar qu estudiantes haban abandonado la escuela o, entre los desertores, quines haban vuelto a la escuela. Slo los nuevos desertores del 2001 fueron encuestados para explorar las causas de desercin. Anlisis estadsticos Hay dos tipos de variable dependiente en el pr esente estudio: primero estn las variables de rendimiento (matemtica y comprensin de le ctura) que forman una serie de tiempo de dos puntos. En segundo lugar estn las clasific aciones de los estudiantes definidas por sus historias educacionales en el perodo de es tudio (repeticin, promocin y desercin). Las variables del estudiante, su familia y el ce ntro educativo se utilizaron como variables independientes o predictoras. Para el anlis is multivariado se utiliz el programa HLM9. Este modelo permite estimar los errores a nivel individual (por ejemplo de cada estudiante y de su familia) y a nivel agregado (por ejemplo a nivel del centro educativo). Esto porque se ha encontrado a menudo en la literatura que el rendimiento de cada estudiante en un centro educativo no es independiente del de sus compaeros, sino que est relacionado positivamente. El considerarlos independientes lleva a subestimar el error estndar y por tanto aumentar la probabilidad de encontrar resultados estadsticamente significativos cuando no lo son (error estadstico de tipo I). Por otro lado se realizaron anlisis descriptiv os de las percepciones de los estudiantes, sus padres y docentes respecto de las razones pa ra la desercin y de los programas para prevenir que estas ocurran. Resultados Los resultados se han dividido en tres partes La primera contiene los resultados de las pruebas de matemtica y comprensin de lectura para los grupos de estudio. La segunda contiene resultados descriptivos de los factores percibidos por los docentes, padres de familia y estudiantes para el abandono escolar y las expectativas para continuar los estudios. La tercera parte presenta un anlisis estadstico de los factores asociados al rendimiento en las pruebas y a la desercin, repeticin o promocin. Resultados en pruebas Los cuadros 7 y 8 presentan un anlisis compar ativo del rendimiento de los estudiantes en las pruebas de aritmtica y comprensin de lectura administradas en 1998 y 2000. Las comparaciones slo se han hecho entre aque llos estudiantes que tenan ambas pruebas. Como se recordar, todos los estudiantes es taban en cuarto grado el ao 1998. Los desertores se han juntado en un solo gr upo, sin importar el grado ni ao en que

PAGE 14

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 14 abandonaron la escuela. Se debe destacar que en la prueba de aritmtica, como en la de comprensin de lectura, un puntaje equivale nte a la mitad del mximo posible ms un punto no equivale necesariamente a estar apr obado en la prueba. Las pruebas fueron seleccionadas para obtener una distribucin ms o menos normal de modo que se pudieran hacer luego un anlisis multivariado de los datos. Para lograr esto se han utilizado pruebas que son relativamente fciles pa ra los estudiantes de cuarto grado. Cuadro 7. Rendimiento en pruebas de aritmtica (puntaje mximo posible: 13 puntos) Grado en el que se encuentra el ao 2001 Prueba de aritmtica (1998) Prueba de aritmtica (2000) V ariacin (20001998) Promedio 4.3 c 7.5 b 3.2 Desviacin estndar 2.5 2.8 4 y 5 Grado n 48 48 Promedio 5.0 c 8.4 b 3.5 Desviacin estndar 2.3 2.7 6 Grado n 129 129 Promedio 7.2 a 10.2 a 3.0 Desviacin estndar 2.7 2.4 1 de Secundaria n 222 222 Promedio 6.2 b 7.9 b 1.6 Desviacin estndar 2.5 3.3 Desertores n 69 69 *Pruebas con distintos superndices en cada gru po, seala diferencias significativas al 5%. Los resultados muestran, como sera de esperar, que los estudiantes que se encontraban en primero de secundaria el 2001 tienen los rend imientos ms altos tanto en 1998 como en el 2000. El rendimiento ms bajo sin embargo no se da entre los desertores, sino entre aquellos que el 2001 cursaban cuarto o quinto grado de primaria. Los estudiantes que han incrementado ms sus puntajes son los que estaba n el 2000 en 6to grado, seguidos por los que estaban en 4to o 5to grado y primero de secundaria. Los que menos han incrementado sus puntajes son los desertores. En la medida en que se trataba de una prueba relativamente sencilla, podra haber un efec to de techo para los estudiantes que se encontraban en primero de secundaria el 2001 (es decir, en una prueba ms difcil hubieran sacado ms ventaja al resto de estudiantes). Ms adelante se presentan los resultados para algunos temes ligeramente ms difciles de matemtica. Tambin se debe destacar que la desviacin estndar del grupo de desertores es la ms alta el ao 20 00 (a pesar que no lo

PAGE 15

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 15 era en 1998); en otras palabras se trata del grupo con rendimiento ms heterogneo, y esa heterogeneidad se ha dado (o al menos acentuado) luego de abandonar la escuela. El cuadro 8 muestra los resultados de los mismos grupos del cuadro anterior para comprensin de lectura: Cuadro 8. Rendimiento en pruebas de comprensin de lectura (puntaje mximo posible: 40 puntos) Grado en el que se encuentra el ao 2001 Prueba de comprensin (1998) Prueba de comprensin (2000) Variacin (200-1998) Promedio 12.3 b 19.7 c 7.4 Desviacin estndar6.3 6.2 4 y 5 Grado n 59 59 Promedio 13.5 b 23.4 b 9.9 Desviacin estndar5.7 5.1 6 Grado n 143 143 Promedio 19.4 a 26.8 a 7.3 Desviacin estndar6.2 5.6 1 de Secundaria n 239 239 Promedio 13.9 b 21.0 b,c 7.1 Desviacin estndar6.5 8.0 Desertores n 78 78 *Pruebas con distintos superndices en cada gru po, seala diferencias significativas al 5%. Al igual que en aritmtica, los estudiantes que estaban en primero de secundaria son los que tienen puntajes ms altos tanto en 1998 como en 2000, y los que estaban el 2001 en cuarto o quinto grado son los que tienen puntajes ms bajos. Tambin igual que en aritmtica, el incremento de puntaje mayor se da para los estudiantes que en el 2001 estaban en sexto grado. Por ltimo, una vez ms el grupo de desertores presenta la desviacin estndar ms grande el ao 2000. Es interesante notar en los cuadros 7 y 8 que los estudiantes que se encontraban en sexto grado el ao 2001 tuvieron menor puntaje que los desertores en 1998; sin embargo en la segunda evaluacin, el ao 2000 los superaron ligeramente, sugiriendo un efecto benfico en el aprendizaje de permanecer en la escuela. Tambin se debe notar que aun los estudiantes que se encontraban en cuarto o quinto grado el 2001 muestran en promedio un incremento de puntaje tanto en comprensin de lectura como en aritmtica. Por otro lado, sera de esperar que en todos los casos los estudiantes que han permanecido en la escuela

PAGE 16

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 16 superen en rendimiento a los desertores como efecto del aprendizaje acumulado, cosa que no ocurre siempre como se vio antes. El cuadro 9 muestra los resultados en los temes adicionales, ms difciles, de comprensin de lectura y aritmtica. Estos temes deberan poder ser contestados por todos los estudiantes, incluso los de cuarto grado de primaria, aunque fueron pensados de modo que fueran ligeramente ms difciles que los tem es presentados antes. Como se dijo antes, estos temes slo fueron administrados el 2000 y por tanto no es posible ver datos longitudinales. Cuadro 9. Resultados en pruebas de comprensin de lectura y aritmtica prueba adicionalel ao 2000 (mximos posibles: 17 y 29 puntos respectivamente) Grado en el que se encuentra el ao 2001 Comprensin de lectura* Matemtica* Promedio 5.5 4.3 b Desviacin estndar2.8 4.3 4 y 5 Grado n 61 60 Promedio 5.3 5.4 b Desviacin estndar3.0 4.0 6 Grado n 144 146 Promedio 6.0 a 7.8 a Desviacin estndar3.1 4.9 1 de Secundaria n 248 247 Promedio 5.9 5.9 b Desviacin estndar3.8 5.8 Desertores n 80 85 *Pruebas con distintos superndices en cada grupo, seala diferencias significativas al 5%. Como se puede apreciar en el cuadro 9, los mejores resultados se dieron para los estudiantes que se encontraban en primero de secundaria el 2001. En segundo lugar en ambas pruebas se encontraron los estudiantes que haban abandonado la escuela, lo cual es sorprendente (tomando en consideracin que estas pruebas fueron diseadas para ser ms complejas que las presentadas anteriormente). Nuevamente los desertores tienen las desviaciones estndar ms grandes. Es im portante notar que pr cticamente no hay diferencias entre los grupos en la prueba de comprensin de lectura. Aparentemente se trat de una prueba demasiado difcil para muc hos estudiantes, a pesar que se hizo en base

PAGE 17

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 17 a textos de primaria. Esto sugiere pobres ni veles de comprensin de lectura en los estudiantes de la muestra, lo cual concuerd a con otros estudios (ver por ejemplo UMC & GRADE, 2001b). Los resultados en las pruebas en general merecen varios comentarios. En primer lugar, los estudiantes que han abandonado no tienen los peores promedios en comprensin de lectura y matemtica. Los peores promedios los obtienen los estudiantes que estudian en cuarto o quinto grado, es decir que han rep etido hasta tres veces o han abandonado la escuela para reincorporarse luego. Aparentemen te entonces, las causas para la desercin no estaran vinculadas al rendimiento en la escu ela, sino a factores extra escolares (esto tiene sustento en la segunda parte de resultados del presente informe). Otro comentario es que los docentes parecen tener muy buen criterio para decidir quines pasan de grado (decimos esto por la correlacin evidente entre repetici n y puntaje en las pruebas estandarizadas). Esto es importante en trminos de poltic a porque sugiere que los docentes pueden ser buenos informantes para identificar qu estudiantes son los que tienen peores rendimientos, e iniciar programas con ellos (por ejemplo clases de recuperacin fuera del horario escolar). Descripcin de variables asociadas a la desercin segn do centes, padres de familia y estudiantes En esta seccin se presentan algunos cuadro s respecto de lo que piensan los docentes, padres de familia y estudiantes respecto de la s causas de desercin. En el caso de los docentes se trata de todos los que accedieron a responderla en el centro educativo (se tuvo al menos un docente por grado). Se trata de un anlisis que permite complementar la informacin estadstica que se presenta en la anterior y siguiente secciones. En algunos casos se ha separado a hombres de mujeres, ana lizando si existen diferencias. El tema de la discriminacin contra las nias rurales es uno de gran importancia en el Per actualmente. En otros casos se presenta la informacin separando los colegios polidocentes completos de los multigrados. Esta distincin resulta im portante pues hay marcadas diferencias entre ambos: los multigrados suelen estar ubicados en zonas menos pobladas, lo cual ha llevado a juntar estudiantes de diferentes grados en un saln. Los estudiantes que asisten a estas escuelas suelen ser ms rurales, pobres, y quechua hablantes que los que asisten a centros educativos polidocentes completos. Tener estu diantes de diversos grados en un mismo saln, como ocurre en los multigrados, presen ta a los docentes con retos para los cuales a menudo no han sido preparados. En primer lugar, se pregunt a los docentes por su percepcin acerca del mes o los meses en que es ms probable que abandonen los estudiantes. Los datos se presentan en el cuadro a continuacin. Los porcentajes suman ms de 100% porque los docentes podran marcar uno o ms meses en la encuesta.

PAGE 18

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 18 Cuadro 10. Meses en que es ms probable que los estudiantes se retiren de la escuela de acuerdo a los docentes. Mes Polidocente completo Polidocente multigrado Vacaciones de verano 9% 23% Abril 26% 23% Mayo 22% 19% Junio 28% 35% Julio 32% 42% Agosto 39% 50% Setiembre 16% 35% Octubre 3% 4% Noviembre 0% 0% Diciembre 3% 0% n 76 26 Como se puede apreciar en el cuadro 10 el mes en que es ms probable que los estudiantes abandonen la escuela segn los do centes es agosto, inmediatamente despus de las vacaciones de medio ao. De acuerdo a los docentes, lo que ocurre es que muchos estudiantes salen de vacaciones y buscan un trabajo temporal. De conseguirlo empiezan a ganar algn dinero, y eso se convierte en un incentivo para dejar de estudiar. Incluso algunos aparentemente dejan la provincia para trabajar. Se debe tener en cuenta, de acuerdo a los datos presentados en el cuadro 6, que los estudiantes que abandonan la escuela son en promedio mayores que sus pares que continan. As, es posible que sean percibidos en el medio cultural como en edad para trabajar (ver datos sobre el tema ms adelante). Estas son comunidades dedicadas en gran parte a actividades agrcolas. La siembra, segn nos reportaron, suele ser en setiembre (y un par de meses antes se prepara la tierra), y la cosecha entre abril y junio. Hay alguna correla cin entre estas fechas y el reporte de los docentes acerca de los meses de mayor deserc in. Seguramente en las familias ms pobres los padres de familia con estudiantes de relativa mayor edad (y los estudiantes mismos) empiezan a considerar los costos y beneficios de seguir en la escuela contra los de dedicarse por completo al trabajo. Es un tema que deber ser encarado eventualmente por el sistema educativo. En algunos pases, como Brasil y Mxico, se han iniciado programas de compensacin econmica por asistir a la escuela en contextos de alta pobreza, un ejemplo de estos es el Bolsa-Escola de Brasil en el cual se atiende a una poblacin entre 7 y 14 aos (ver Caccia Bava, s. f.). La idea de este programa es dar a las familias de los nios que trabajan en las calles el dinero equivalente a lo que ganaran los nios si trabajaran. Los objetivos bsicos de este programa es reducir el empleo infantil y darles acceso a estos nios a una educacin adecuada. Hay algunas diferencias en los resultados por tipo de escuelas. As, en escuelas multigrado la vacacin de verano es un momento en el que es ms probable que abandonen que en las escuelas polidocentes completos. De confirma rse, los anteriores resultados sugeriran que los colegios haran bien en enviar mensaj es o desarrollar programas para prevenir la desercin inmediatamente antes de iniciarse las vacaciones escolares (sobre todo las de

PAGE 19

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 19 medio ao) y durante los primeros meses del a o escolar. Haran bien tambin en buscar a los nios que no asisten a la escuela inmedi atamente despus de iniciadas las clases (perodos post-vacaciones). Se pregunt a padres de familia, estudiantes y docentes por las razones principales por las que los estudiantes abandonan la escuela. Los re sultados se presentan en el cuadro 11. En el caso de los padres, se trata de respuestas s obre el hijo o hija que abandon la escuela; en el caso de los estudiantes desertores se trata de un autoreporte; en el caso de los docentes se pregunt por separado sobre causas para el abandono de hombres y mujeres en forma genrica y no por cada estudiante en particular Al igual que en la pregunta anterior, era posible marcar ms de una de causa. Si no se indica una cifra en el cuadro 11 significa que la pregunta no se incluy en la encuesta respectiva. Cuadro 11. Razones para abandono de la escuela de acuerdo a los estudiantes, sus padres y docentes Estudiantes Encuesta de Padres Docentes Razones Hombres MujeresHombresMujeresHombres Mujeres Mis padres no tenan dinero 57% 51% ...... ...... ...... ...... Tena que ayudar en las labores de la casa 40% 46% 3% 20% 16% 14% Tena que trabajar en chacra o negocio familiar 40% 23% 15% 10% 57% 46% Tena que trabajar fuera de casa 37% 40% 38% 47% 38% 53% Embarazo o matrimonio ...... 23% 3% 17% 18% 21% Le empez la regla ...... ...... ...... 2% ...... 13% Ya haba aprendido lo necesario 20% 6% ...... ...... ...... ......

PAGE 20

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 20 Ya haba aprendido a leer y escribir en castellano(*) ...... ...... 3% 7% 16% 7% Ya haba aprendido suficiente matemtica(* ) ...... ...... 5% 12% 14% Me trataban mal 13% 11% ...... ...... ...... ...... Le iba mal en el colegio 17% 20% 15% 12% 27% 16% Haba repetido muchas veces y era mayor que sus compaeros ...... ...... ...... ...... 38% 25% No quiso volver ms a la escuela 0 3% 29% 27% ...... ...... En el colegio no enseaban bien 0 3% 9% 2% ...... ...... En el colegio no se preocupaban de mi rendimiento ...... ...... 6% 3% ...... ...... El profesor o director sugiri que no vuelva ...... ...... 3% 3% ...... ...... No poda pagar la APAFA u otro gasto ...... ...... 12% 14% ...... ...... Otro10 40% 34% 32% 37% ...... ...... n 30 35 34 59 100 100 (*) Las palabras fueron adaptadas en cada encues ta de ser necesario; por ejemplo en el caso de los docentes la pregunta fue “Los padres consideraban que ya haba aprendido...”.

PAGE 21

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 21 El cuadro 11 muestra que las principales razones percibidas por padres, docentes y estudiantes para abandonar tienen que ver con necesidades econmicas y/o la necesidad de trabajar dentro o fuera de la casa. Aparentemente el bajo rendimiento escolar no es un factor decisivo (este resultado es coherente con el de las pruebas de rendimiento presentadas antes) ni tampoco lo es una per cepcin negativa de la escuela. Hay pocas diferencias evidentes entre hombres y mujeres. Entre ellas tal vez la ms saltante sea el matrimonio por parte de las mujeres solamente. De nuevo, este es un problema que tiene que ver con la edad del estudiante. Este resultado reitera la importancia de la edad como un factor importante en la desercin, sugiriendo la necesidad de reforzar las prcticas para la matrcula en primer grado a los seis aos y para prevenir la repeticin. A medida que los estudiantes avanzan en la adolescencia au mentan sus probabilidades de abandonar por trabajo o matrimonio. Por tanto, se debera ap untar a cubrir el mximo nmero posible de grados aprobados para ese momento. Se quiso averiguar adems si en las escuelas existan algunas prcticas o programas que segua la mayora de docentes para prevenir la desercin o la repeticin, o de alguna manera ayudar a los estudiantes con bajo rendimiento. De acuerdo a los docentes, son varias las acciones que se toman para prevenir la desercin, aunque en ningn caso se describi un programa orientado a este fin. Especficamente se pregunt a los docentes por las tres acciones que realizaban cuando un estudiante mostraba bajo rendimiento (dndoles alternativas). Los porcentajes figuran en el cuadro 12. Cuadro 12. Acciones que los docentes dicen realizar cuando un estudiante est mal en sus estudios Polidocente completo Polidocente multigrado Acciones Primero Segundo TerceroPrimeroSegundo Terce ro Hablar con los padres 58% 34% 6% 55% 36% 9% Hablar con el estudiante 38% 51% 3% 32% 41% 5% Mandar ms tareas 3% 5% 18% Mandar menos tareas 1% 4% 41% Dar clases de recuperacin 1% 10% 38% 14% 5% Evaluar ms seguido al estudiante 1% 1% 7% 9% 14% Tratarlo igual que los dems 1% 1% 22% 9% Informar al director para que acte 4% 5% Otra 12% 5% n 76 26

PAGE 22

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 22 Como se puede notar en el cuadro 12, la accin ms frecuente reportada por los docentes es hablar con los padres, seguida por hablar con el estudiante. Una accin ms activa y seguramente efectiva, como dar clases de r ecuperacin, es mencionada con mucha menor frecuencia que las anteriores. Esto no es de ex traar, los docentes a menudo viven lejos de la escuela y no tienen ningn tipo de incentivo pa ra dar estas clases o incluso para evitar la repeticin o desercin (excepto que si la escuel a tiene muy pocos estudiantes el Ministerio podra decidir cerrarla). El dar clases de r ecuperacin sera, por dar un referente, una accin tpica en una escuela privada peruana hast a lograr que el estudiante se ponga al nivel de sus compaeros. Pero en el sistema pblico no existen incentivos para ocuparse de los individuos y por tanto aparentemente son po cos los docentes que lo hacen. En ninguna escuela encontramos programas formalmente organizados o acciones sistemticamente seguidas para combatir el mal rendimiento escolar. Si se hace algo es solamente por iniciativa de cada docente. El cuadro 13 muestra las acciones que los docentes dicen tomar cuando un estudiante deja de asistir de manera continua a la escuel a. Los docentes podran marcar ms de una alternativa: Cuadro 13. Acciones que el docente dice realizar ante la inasistencia continua de un estudiante Acciones Polidocente completo Polidocente multigrado Nada, porque tiene mucho trabajo 1% 0% Lo manda llamar con uno de los estudiantes 43% 42% Le informa al director para que se encargue 17% 35% Manda llamar a sus padres 86% 100% Busca al estudiante 62% 69% Otra accin 10% 4% n 76 26 Como se puede notar en el cuadro 13, la a ccin ms frecuente por parte de los docentes es mandar a llamar a los padres, accin que puede resultar en que los padres respondan el llamado o no. En segundo lugar, a buena dist ancia se encuentra buscar al estudiante. Ambas acciones sugieren algn grado de re sponsabilidad por parte de los docentes respecto de potenciales desertores. Sin embargo la informacin que reportan los estudiantes que han abandonado las mismas escuelas y sus padres no es enteramente congruente con lo que dicen los docentes, como se ver a continuacin. Tampoco encontramos programas organizados para combatir la desercin. Es importante destacar que en el presen te estudio no hubo oportunidad de observar por perodos prolongados las prcticas de los docentes, por lo que slo se pudo recurrir al autoreporte presentado en los cuadros anteriore s. El autoreporte bien podra reflejar las prcticas que los docentes asumen ideales y nos las comnmente adoptadas.

PAGE 23

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 23 En el cuadro 14 se presentan algunas de las percepciones de los estudiantes desertores sobre la escuela. Para tener puntos de refere ncia se incluyen las respuestas de sus ex – compaeros que continan en la escuela. Se debe enfatizar que se trata de percepciones y no necesariamente de descripciones objetivas. Cuadro 14. Algunas percepciones de la escuela de alumnos asistentes y desertores Asistentes Desertores Le gusta la escuela 98% 96% Tus amigos te fastidian mucho en la escuela 33% 22% Las cosas que ensea el profesor son (eran) divertidas 78% 63% Las cosas que ensea el profesor son fciles 71% 52% Tu profesor es bueno contigo 90% 77% Cuando te sacas malas notas tu profesor se molesta contigo55% 50% Cuando te sacas malas notas tu profesor llama(ba) a tus padres para conversar 64% 62% Cuando te sacas (bas) malas notas tu profesor hace (haca) clases de recuperacin 82% 57% Cuando te sacas (bas) malas notas tu profesor te dejaba ms tareas 58% 72% n 447 82 Como se puede notar en el cuadro 14, la actitud general de los estudiantes, asistentes y desertores, hacia la escuela es positiva. Sin embargo hay algunas variables que podramos denominar de procesos educativos donde hay diferencias notables entre asistentes y desertores. Por ejemplo en relacin a si el profes or es bueno, si las clases eran divertidas o fciles y si el profesor haca clases de recuperacin. En todos estos casos los alumnos asistentes reportan percepciones o prcticas favorables con mayor probabilidad que los desertores. Adicionalmente, los estudiantes desertores perciban recibir tareas ms frecuentemente que los asistentes luego de tener malas notas, lo cual podra haber sido interpretado como un castigo. Las percepci ones reportadas sugieren que los estudiantes que desertaron no sentan, en aspectos especficos, apoyo para aprender en la escuela. En pocas palabras podramos decir que los estudiantes que han abandonado perciban a sus docentes menos preocupados o interesados en ellos que los que han permanecido en la escuela. El cuadro 15 muestra las percepciones de los padres de familia de los estudiantes que continan asistiendo a la escuela y los pa dres de los estudiantes que abandonaron.

PAGE 24

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 24 Cuadro 15. Algunas percepciones de la escuela, de pa dres de alumnos asistentes y desertores Asistentes Desertores El director realiza una buena labor 68% 74% El profesor ensea cosas tiles para los estudiantes 84% 82% El profesor ensea(ba) bien 88% 81% El profesor ayuda(ba) a los alumnos que van mal en la escuela 78% 73% La relacin entre el profesor y el estudiante es (era) buena 89% 80% El profesor mantiene(tena) info rmado a los padres de familia sobre el rendimiento de sus hijos 80% 67% La escuela ha hecho un esfuerzo por adaptar los contenidos curriculares a la realidad de los estudiantes 53% 41% Los materiales educativos que le entrega(ba) la escuela a cada estudiantes son buenos 77% 66% En general la escuela tiene una poltica de ayuda a los alumnos que no rinden bien en los estudios 62% 53% n 457 97 El cuadro 15 muestra que no hay mayores di ferencias entre padres de asistentes y desertores en cuanto a la evaluacin de la la bor del director. En cambio hay diferencias de 10% o ms en algunas variables asociadas al docente. En general un porcentaje mayor de padres de familia de estudiantes que han abandonado perciben que los docentes o la escuela en general no ha ayudado a sus hijos (comparado con los padr es de estudiantes asistentes). Es interesante notar que el 68% de los estudian tes que estaba fuera de la escuela el ao 2000 manifest intenciones de volver el sigu iente ao (entre los asis tentes el porcentaje fue 96%). Sin embargo, cuando se volvi el ao 2001 se encontr que slo el 10% se haba vuelto a matricular. A los estudiantes que ma nifestaron tener intenciones de volver a la escuela se les pregunt hasta qu nivel educativ o quisieran llegar. Por otro lado se pregunt a todos los padres de familia (de desertor es y asistentes) por el nivel educativo que esperaran que alcance su hijo o hija. Los resultados se muestran en el cuadro 16 (si no aparece una cifra en el cuadro significa que no se hizo la pregunta al grupo respectivo).

PAGE 25

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 25 Cuadro 16. Nivel educativo que los estudiantes esperan alcanzar y expectativas e ducativas de los padres Estudiantes Padres de familia Asistentes DesertoresAsistentes Desertores Primaria incompleta --------0.4% 16.0% Hasta terminar la primaria 13% 25% 4.6% 11.7% Secundaria incompleta 12% 17% 0.9% 2.1% Hasta terminar la secundaria 21% 32% 30.4% 35.1% Hasta llegar a la Universidad o instituto superior 54% 26% --------Superior tcnica --------24.1% 18.1% Superior universitaria --------39.6% 17.0% n 442 65 457 94 Como se puede notar en el cuadro 16, los estudiantes asistentes y sus padres tienen mayores expectativas educacionales que sus pares que han abandonado. Sin embargo, la respuesta ms frecuente entre los estudiantes que han abandonado, y piensan volver, y sus padres es que el estudiante termi ne al menos educacin secundaria. Los anteriores datos son importantes en la medida en que podran ser utilizados para pensar en polticas que favorezcan el retorno de estudiantes desertores a la escuela. Tal vez ms preocupante es la situacin del 32% de los desertores que no tienen intenciones de volver a la escuela, al menos en el plazo de un ao. Es probable que mientras ms tiempo pase sin que vuelvan sea ms difcil que se re incorporen y culminen al menos la primaria. Pero este sera el tema de otro estudio emprico. Los datos presentados en esta seccin sugieren que desde la escuela se podra hacer mucho para prevenir la desercin y recuperar a los estudiantes desertores, muchos de los cuales quisieran volver a culminar sus estudios. Sin embargo, no se tratara de intervenciones puramente educativas, ya que detrs de la de sercin estaran variables vinculadas a la pobreza de las familias de los estudiantes. As , se requeriran programas integrales de prevencin. Tal vez la principal intervencin podra desarrollarse a partir del objetivo de lograr que los estudiantes se matriculen en primer grado de acuerdo a la edad normativa (seis aos), evitando en lo posible la repeticin.

PAGE 26

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 26 Factores asociados al rendimiento repeticin y desercin escolar En esta tercera seccin de resultados se presenta en primer lugar el anlisis multivariado para explicar el rendimiento en las pruebas estandarizadas de comprensin de lectura y aritmtica. Para ello se utiliz solamente la parte comn de estas pruebas. El modelo estadstico es de regresin lineal jerrquica ( Hierarchical Linear Model o HLM, Bryk & Raudenbush, 1992) mencionado antes. Antes de empezar a detallar el modelo que se emplear para el anlisis emprico, es relevant e ver la correlacin que hay entre las variables de rendimiento de los alumnos en 1998 y 2000, en la parte comn y no comn (ver cuadro 17): Cuadro 17. Correlaciones entre las prue bas de rendimiento de comprensin de lectura y aritmtica para 1998 y 2000. Variables Prueba de comprensi n de lectura del 98 Prueba de comprensin de lectura del 2000 Prueba de matemticas del 98 (tems comunes) Prueba de matemticas del 2000 (tems comunes) Prueba de textos del 2000 Prueba de comprensin de lectura del 2000 0.58 * N 525 Prueba de matemticas del 98 (tems comunes) 0.43 * 0.36 * N 488 472 Prueba de matemticas del 2000 (tems comunes) 0.38 * 0.53 * 0.51 * N 526 0.53 474 Prueba de textos del 2000 0.21 * 0.39 * 0.19 * 0.32 * N 521 534 468 535 Prueba de matemtica del 2000 (tems no comunes ) 0.39 * 0.55 * 0.5 * 0.66 0.43 * n 526 540 474 544 535 **Correlacin es significativa al 0.01% (2 colas).

PAGE 27

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 27 Como se puede apreciar en el cuadro 17, todas las correlaciones son positivas y significativas estadsticamente. Las ms altas se dan en general entre las pruebas que miden las mismas reas. Las correlaciones ms bajas son con la prueba de textos del 2000. Como se dijo antes, aparentemente esta prueba result demasiado difcil para el contexto. Los bajos rendimientos en esta prueba (en partic ular la reducida varianza observada) habra limitado la correlacin de esta prueba con el resto. El Modelo Lineal Jerrquico utilizado es de do s niveles. Este modelo permite distinguir el efecto neto que tienen las variables escolares de las variables relacionadas con los estudiantes, permitiendo obtener estimaciones ms precisas de los coeficientes de ambos niveles. As el anlisis es de individuos agrupados naturalmente en centros educativos. El modelo del nivel 1, o nivel de los alumnos, explica las variables dependientes (pruebas de rendimiento de matemtica y comprensin en 1998 y 2000, usando solamente la parte comn de ambos aos) como una funcin de ciertas caractersticas de los alumnos, de algunas variables y algunas caractersticas socioeconmicas de la familia. Asimismo para aprovechar el carcter longit udinal de los datos recogidos, es que se plantearon modelos en los cuales se usa el puntaje obtenido en las pruebas aplicadas en 1998 como predictor para el rendimiento de l alumno en el 2000. El puntaje del alumno el ao 1998 refleja la habilidad adquirida, y esta puede ser resultado tanto de variables del entorno familiar como del escolar. Cabe sealar que en este caso permitimos que slo el intercepto vare entre escuelas. El rendimiento Yij del estudiante "i" que pertenece a la escuela "j" puede ser representado de la siguiente manera: Yij = oj + 1j Edadij + 2j Edad2 ij + 3j Sexoij + 4j Dominio_C ij + 5j Haz ij + 6j Pre_escolar + 7 Educa_M ij + 8j Tamao_Fij + 9j Prueba98ij + 10j Lengua_MTij + 11j Tiempo_Cij + ij En el nivel 2 o nivel de la escuela, se plante un modelo en donde el intercepto variaba en forma aleatoria. El intercepto oj se representa como funci n de tres covariables y una variable aleatoria, oj (asumimos que oj ~ N(0, Too)11). Por consiguiente, el modelo especfico del nivel 2 para el intercepto oj para cualquier escuela "j" se representa de la siguiente manera: oj = oo + o1 (Tipo_C)j + o2 (Prom_Prueba98)j + o3(Formacin)j + oj La estimacin del rendimiento en las prueba s de matemtica y comprensin se realizarn solo con la muestra de estudiantes que en el 2000 se encontraban asistiendo a algn centro educativo. Cabe destacar que las variables que describen a los docentes en el nivel 2, representan el "promedio" de todos los docen tes del centro educativo. Especficamente en el cuadro 18 se presentan los resultados a la misma prueba en dos momentos diferentes: fines de 1998 y fines de 2000.

PAGE 28

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 28 Es interesante notar que el predictor ms importante del rendimiento en una prueba estandarizada es el puntaje del estudiante en la misma prueba dos aos antes. El efecto positivo de la primera medicin en la segunda no es sorprendente, ya que es similar al resultado reportado por Jacoby et al (1999). Como ya se dijo, el puntaje de 1998 puede reflejar tanto influencias de la escuela como de la familia y esto sera lo que origina que varias variables que resultaron significativas el 98 no lo sean el 2000. Lamentablemente no se cont aqu con datos de procesos educat ivos (nmero de semanas dedicados a clases por escuela, mtodos pedaggicos en el aula, asignacin y calificacin de tareas, etc.) para ser incluidas como predictores. Otras dos variables que parecen tener un efecto slido en el rendimiento son la lengua materna (ya se a el dominio del castellano reportado por el profesor o la lengua que habla la madre o tutora) con mejores resultados para los castellano hablantes, y que los docentes cuenten con ttu lo universitario (en oposicin a los que no tienen ttulo o lo tienen de un Instituto Superior Pedaggico). Tambin se deben destacar las variables que en general no muestran asociaciones significativas con el rendimiento: edad del estudiante, sexo (salvo en comprensin de lectura en 1998), asistir a un centro de educ acin inicial (aunque pueda que el efecto de esta variable sea notable en grados previos, o que tenga un efecto indirecto en el rendimiento), tamao de la familia, antropometra (a pesar que, como se mostr antes, la desnutricin crnica es muy comn en esta zona), el tiempo de la casa a la escuela (excepto en comprensin de lectura en 1998, con el coeficiente negativo que sera de esperar), educacin de la madre12, y tipo de centro educativo (excepto en comprensin de lectura en 1998, con peores resultados para los estudiantes de multigrado). En el cuadro 19 se plantean dos modelos que buscan predecir la probabilidad de ser un desertor el 2001, como la probabilidad de que el estudiante pase a secundaria. Para estos modelos se usaron como predictores las variab les recogidas en 1998, con la finalidad de ver cules son las caractersticas que pueden darnos una seal de que un nio pueda ser un posible desertor y poder dar medidas para evit arlo. Como en el caso de rendimiento, se utiliz un anlisis de dos niveles, con la di ferencia de que lo que se calcula es la probabilidad de ocurrencia del evento o no, es decir que el alumno de serte o no, y en el siguiente modelo que el alumno pase a secundaria sin repetir o no. En este caso el modelo es el siguiente: P(Yij = 1 | j) = P Log(P/(1-P)) = oj + 1j Edadij + 2j Sexoij + 3j Dominio_C ij + 4j Haz ij + 5j Pre_escolar + 6 ZComp98 ij + 7j ZMate98ij + 8j Cuen_auij + 9j Lengua_MTij + ij Mientras para el nivel 2 tenemos que el intercepto depende de: oj = oo + o1 (Tipo_C)j + o2 (Prom_Prueba98)j + oj oj : Es un una variable aleatoria.

PAGE 29

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 29 Cuadro 18. Anlisis jerrquico multinivel lineal de las pruebas de rendimiento en aritm tic a y comprensin de 1998 y 2000 Comprensi—n 1998 Comprensi—n 2000 Aritm tica 1998 Aritm tica 2000Nivel 1: Variables del estudiante y familiares Edad del estudiante en 1998 (a–os)-1.181-0.9761.195-0.533(Error est‡ndar)(1.822)(1.698)(0.822)(0.810)Edad del estudiante al cuadrado en 1998 (a–os)0.0440.018-0.0420.014(Error est‡ndar)(0.076)(0.061)(0.034)(0.029)Sexo (1 Hombre, 0 mujer) 1.514**0.0400.4020.204(Error est‡ndar)(0.544)(0.438)(0.251)(0.212)Dominio del Castellano (1 Mal, 2 Regular, y 3 Bien)2.145**0.5350.599*0.439*(Error est‡ndar)(0.492)(0.409)(0.227)(0.193)Asisti— a un preescolar (1 Asisti—, 0 No asisti—)0.0440.6820.3710.173(Error est‡ndar)(0.638)(0.509)(0.292)(0.246)Tama–o de la familia-0.108-0.072-0.003-0.057(Error est‡ndar)(0.153)(0.122)(0.068)(0.058)Antropometr’a Talla para edad (Puntaje Z)0.181-0.2840.0650.037(Error est‡ndar)(0.308)(0.247)(0.144)(0.121)Tiempo de la casa a la escuela (Intervalos de 15 minutos)-0.534*0.0280.067-0.058(Error est‡ndar)(0.235)(0.189)(0.089)(0.075)Lengua que habla la madre o tutora del alumno (1 Castellano, 0 otra) 1.457*0.3980.999**0.106(Error est‡ndar)(0.615)(0.494)(0.281)(0.241)Educaci—n de la madre ( 0 Ninguna, 1 Primaria, 2 Secundaria, y 3 Superior ) 0.1300.5700.2920.039(Error est‡ndar)(0.479)(0.383)(0.220)(0.186)Resultado prueba de Comprensi—n 1998 0.422**(Error est‡ndar) (0.039)Resultado prueba de Matem‡tica 19980.473**(Error est‡ndar) (0.044)Nivel 2: Variables de la escuela y profesores Intercepto Bo10.942**13.998**5.014**6.592**(Error est‡ndar)(1.481)(2.146)(0.580)(1.493)Tipo de centro educativo ( 1 PC, 0 PM) 3.555*0.9740.6081.081(Error est‡ndar)(1.603)(1.115)(0.610)(0.636)Promedio de Docentes con formaci—n universitaria 7.347+2.810*(Error est‡ndar)(3.132)(1.234)Promedio por escuela en la prueba de comprensi—n de 1998 0.581**(Error est‡ndar) (0.150)Promedio por escuela en la prueba de matem‡tica de 1998 0.288(Error est‡ndar) (0.243)N de alumnos427427397397 N de escuelas16161616 Varianza del nivel 130.3518.855.523.91 Varianza del nivel 29.08**3.08**0.94**1.29** Proporci—n explicada de la varianza total por las escuelas 0.230.140.150.25 ** Significativo al 1 por ciento Significativo al 5 por ciento + Significativo al 10 por ciento En ambos casos, se usa como predictores el puntaje estandarizado en las pruebas de los estudiantes del 98, de tal forma de que puedan ser comparables. Asimismo, se usa como predictor el hecho de que el alumno viva o no con uno de sus padres. En el nivel dos se

PAGE 30

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 30 tom el promedio por centro educativo de las notas de obtenidas en 1998 en comprensin de lectura los estudiantes, as como el tipo de escuela. En el cuadro 19, se puede apreciar los resulta dos de la estimacin de ambos modelos, tanto para la probabilidad de desertar como para pasar a secundara sin repetir, usando las mismas variables para ambos casos y ver si las que resultan significativas en un caso lo son en el otro. Cuadro 19. Anlisis jerrquico multinivel no lineal de la probabilidad de pasar a se cundaria y desercin escolar Coeficiente Odds Ratio CoeficienteOdds Ratio Nivel 1: Variables del estudiante y familiares Edad del estudiante en 1998 (a–os)-0.0380.9630.677**1.968 (Error est‡ndar)(0.087)(0.112) Sexo (1 Hombre, 0 mujer)0.1801.198-0.695*0.499 (Error est‡ndar)(0.276)(0.363) Asistencia a un Pre-escolar-0.0940.9100.2771.319 (Error est‡ndar)(0.337)(0.433) Dominio del Castellano (1 Mal, 2 Regular, y 3 Bien)0.3241.383-0.0840.920 (Error est‡ndar)(0.255)(0.319) Lengua que habla la madre o tutora del alumno (1 Castellano, 0 otra) 0.502+1.6530.2571.293 (Error est‡ndar)(0.295)(0.404) Antropometr’a Talla para edad (Puntaje Z)-0.2370.7890.396*1.486 (Error est‡ndar)(0.158)1.172(0.202) Vive con al menos uno de los padres ( 1 S’, 0 No) 0.927-1.423**0.241 (Error est‡ndar)(0.717)2.048(0.418) Resultado Estandarizado prueba de Matem‡tica 1998 0.800**2.226-0.1170.889 (Error est‡ndar)(0.193)(0.584) Resultado Estandarizado prueba de Comprensi—n 1998 1.231**3.4260.1751.191 (Error est‡ndar)(0.223)(0.244) Nivel 2: Variables de la escuela y profesores Intercepto Bo-2.597+0.075-1.740**0.176 (Error est‡ndar)(1.416)(0.487) Tipo de centro educativo (1 PC, 0 PM)1.070+2.914-0.9720.379 (Error est‡ndar)(0.553)(0.672) Cuenta con una secundaria cercana (1 S’, 0 No) -0.4260.6530.341 (Error est‡ndar)(0.630)(0.727) Puntaje promedio por escuela de la prueba de comprensi—n de 1998 0.0821.086-0.1060.899 (Error est‡ndar)(0.058)(0.072) Varianza del nivel 115.507.87 Varianza del nivel 20.24*0.54** ** Significativo al 1 por ciento Significativo al 5 por ciento + Si g nificativo al 10 p or cient o Paso a secundariaDeserci— n

PAGE 31

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 31 El cuadro 19 muestra las variables que predicen el paso a la secundaria por un lado y la desercin por otro. En cuanto al paso a la secundaria, las variables ms poderosas son las de rendimiento el ao 1998. En otras palabras, los mejores estudiantes en lenguaje y matemtica son los que pasarn en tiempo idea l a la secundaria. Tambin tienen algn efecto la lengua materna (favorable a los castellano hablantes) y el tipo de centro educativo (favorable a los de centros polidocentes completos). Es interesante notar que el hecho de contar con un centro educativo que ofrece secundar ia en el mismo pueblo en el que est la escuela donde los estudiantes cursan la primaria no sea una variable significativa. Aparentemente los mejores estudiantes estn dispuestos a caminar grandes distancias si es necesario con tal de asistir a la primaria (el transporte pblico pr cticamente no existe en las zonas del estudio). En cuanto a la desercin, los predictores que resultaron significativos son en todos los casos diferentes de los modelos anteriores. Esto significara que el modelo explicativo de la desercin es especfico a esta variable, al menos en este contexto. As, los estudiantes de mayor edad, las mujeres, los estudiantes que no tienen padre ni madre vivo, y los que tienen mayores puntajes z en talla para edad tienen ms probabilidad de abandonar. No resulta significativo el rendimiento de los estu diantes a nivel individual, en otras palabras no son los peores estudiantes, acadmicamente halando, los que abandonan. La asistencia a un centro de educacin inicial no tiene efectos posit ivos en el paso a la secundaria ni en la desercin. En cuanto a las variables que resultaron signific ativas, estn en primer lugar la edad de los estudiantes y el no vivir con ninguno de los padr es. En cuanto a la edad de los estudiantes, como se vio en el cuadro 6, la mayora de estudiantes presenta extraedad (es decir edad mayor a la normativa para el grado), pero esto ocurre sobre todo con los desertores. La extraedad puede reflejar uno o varios de los siguientes: ingreso tardo a la escuela, repeticin de grado, o abandono temporal y reingreso a la escuela. Es imposible ubicar simultneamente en el modelo estadstico la edad del estudiante y alguna de las que acabamos de mencionar (por ejemplo nmero de veces que el estudiante ha repetido de grado) porque la correlacin entre estas variab les es muy alta, por lo que se opt por la variable ms global, que nos pareci es la edad del estudiante. Los estudiantes que no viven con ninguno de los padres constituyen el 17% de la muestra total, cifra que result sorpresivamente alta (d e hecho el 40% de los desertores no vive con ninguno de los padres). Esto puede ocurrir por que los padres han muerto o los estudiantes han sido enviados con familiares a vivir en ot ros lugares. Rumberger y Scott (2000) haban encontrado un resultado similar para los EE UU. Es interesante tambin que la talla para edad tenga una asociacin positiva con la desercin. Posiblemente lo que esto signifique es que los estudiantes relativamente ms altos s on vistos como principales candidatos para trabajar. Se debe tener en cuenta sin embarg o que la medicin de talla ocurri en 1998, hubiera sido ideal realizarla nuevamente el 2001. Finalmente las mujeres tuvieron mayor probabilidad de abandonar la escuela. Seguramente esto supone alguna forma de discriminacin por parte de la familia o del si stema educativo o a la percepcin de que la maternidad debe empezar ms temprano que en contextos rurales.

PAGE 32

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 32 Discusin de resultados: Darwin en las escuelas rurales del Per A lo largo del presente informe se han presen tado datos referidos a varias preguntas de investigacin. La primera pregunta es acerca del incremento de puntajes en pruebas estandarizadas de rendimiento entre 1998 y el 2000. Lo que se observ tanto en comprensin de lectura como en aritmtica fue que el mayor puntaje en ambos momentos le correspondi a los que eventualmente pasar on en tiempo ideal a primero de secundaria. Sin embargo el peor puntaje no correspondi a los que eventualmente abandonaron la escuela, sino a los que haban repetido hasta tres veces en tres aos seguidos y continuaban en cuarto o quinto grado de primaria. Este resul tado sugiere, en contra del sentido comn, que los estudiantes que abandonan no lo hacen por mal rendimiento (ver comentarios al respecto ms adelante). En promedio los estu diantes de todos los grupos mejoraron sus puntajes, pero los que menos lo hicieron fuer on los desertores. Esto sugiere un efecto benfico de la escuela an en contextos como los estudiados, donde los docentes deben trabajar en condiciones difciles (padres de familia con poca o ninguna educacin, estudiantes bilinges, aulas multigrado, escasos materiales pedaggicos y en general mucha pobreza de las familias de los estudiantes). En segundo lugar se pregunt acerca de algu nas percepciones de los estudiantes, padres de familia y docentes respecto de las causas de la desercin. En general se encontraron pocas razones vinculadas a la escuela. La mayora de padres y estudiantes, incluso de desertores, manifiestan en general estar satisfechos con la escuela. Las razones para la desercin tendran mucho que ver con la pobreza de la fa milia de los estudiantes (por ejemplo ambos padres han muerto), una relativa mayor edad y ser mujer. As, muchos estudiantes abandonaran para trabajar ms en casa, en la chacra o algn otro lugar. Ms adelante se presentan algunos resultados que sugieren, junto con estos, que las razones principales para abandonar la escuela tienen que ver con el deseo o necesidad de trabajar. De acuerdo a los docentes, los meses en que es ms probable que abandonen los estudiantes son los posteriores a las vacaciones (sobre todo de medio ao). No se encontraron programas a nivel de las escuelas ni de los rganos intermedios para combatir el mal rendimiento ni la desercin. Esta labor la hacen los docentes, si la hacen, de manera individual, sin que exista ningn incentivo por resultados (excepto que si la escuela atiende muy pocos estudiantes podra ser cerrada). En tercer lugar se realiz un anlisis multivar iado de los factores asociados a las variables dependientes del estudio (rendimiento en pr uebas estandarizadas, paso a secundaria sin repetir de grado y desercin). En cuanto al rendimiento en pruebas estandarizadas, se encontr que el puntaje obtenid o por el estudiante en la misma prueba el ao 1998 era la variable que mejor predeca el puntaje el 2000. El puntaje en 1998 puede por cierto reflejar la influencia de la familia y de la escuela, pero nos preguntamos si encontraramos el mismo resultado en otras escuelas que empiezan a trabajar para recuperar a los estudiantes de manera individual apenas empiezan a re ndir mal. Suponemos que no, que la relacin entre el puntaje de un estudiante en un moment o con el que obtiene en el futuro sera en este caso menor porque en el medio la escuela habra desarrollado programas individuales para atender necesidades especficas. Pensamos que este tipo de programa de atencin individualizada, que no existe actualmente en la escuela pblica peruana salvo por algunos centros educativos, sera una interesante alternativa de poltica. Como se dijo en la

PAGE 33

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 33 introduccin, el sistema educativo pblico peruano est basado en general en el principio que son los estudiantes los que se deben adapta r a la escuela, y en este contexto sern promovidos los mejores, es decir los que tien en mejor rendimiento relativo y/o provienen de familias con mayores recursos socio econmicos (en lo que se podra llamar darwinismo educativo ). Los que tienen peor rendimiento repe tirn de grado, y los que provienen de familias ms pobres eventualmente abandonarn la escuela antes de completar la educacin primaria, sin que la escuela como institucin o el sistema educativo en general hayan previsto formas de prevenirlo. La alternativa sera generar en las escuelas programas, dotarlas de recursos y establecer incentivos cl aros (monetarios y profesionales) para que las necesidades especficas de cada estudi ante y de los grupos sean atendidas. En cuanto a los predictores del paso a la secundaria sin repetir de grado, se encontr que en general los estudiantes de mejor rendimiento son los que pasaban cada grado en un ao. Este resultado nos parece que complementa otros mencionados en prrafos anteriores. Es interesante notar que aparentemente los docentes identifican con claridad a los estudiantes de mejor rendimiento, que son los que obtuvie ron notas ms altas en nuestras evaluaciones y fueron promovidos, y los de peor rendimient o, que repitieron. Lo que faltara seran programas para utilizar este conocimiento y ayud ar a los estudiantes que lo necesitan de la manera y forma en que lo necesiten. Adems, como se vio antes, los estudiantes que rinden peor en matemtica suelen ser los mismos que tienen bajo rendimiento en comprensin de lectura. Esto tiene importantes implicanci as para el desarrollo de polticas, pues facilitara la focalizacin en individuos. En cuanto a las variables asociadas a la dese rcin, se encontr que no tenan que ver con el rendimiento escolar, sino con el hecho de no vivir con ambos padres, relativa mayor edad, sexo femenino y a una relativa mayor talla. Estos resultados, junto con los de las percepciones acerca de las causas de la desercin escolar, sugieren que los estudiantes abandonan principalmente para trabajar de una manera ms formal (y posiblemente para generar ingresos). Esta necesidad u oportu nidad de trabajar puede estar a su vez relacionada con la pobreza del estudiante y su familia (ya que muchos no viven con sus padres) y los beneficios percibidos a corto y largo plazo de estudiar en comparacin a trabajar. Si esto fuera as habra que pensar en programas de intervencin que ayuden a convencer a los estudiantes y sus padres de los beneficios de la escolaridad. Una alternativa es mejorar la calidad de las escuelas, de modo que la percepcin del beneficio de permanecer a la escuela se incremente, pero otras alternativas incluyen el pago a los estudiantes por asistir a la escuela, como se hace en el programa Bolsa Escola en Brasil aparentemente con xito (ver por ejemplo Caccia Bava, s. f.) Ot ra posible explicacin para los resultados, que no se opone a la anterior, es que la desercin se deba a los patrones culturales acerca de la escolaridad. Ser a interesante a futuro explorar respuestas a preguntas como hasta qu edad debera un nio o joven estudiar? qu importancia tiene seguir en la escuela si una es mujer? cundo deja de ser uno “pequeo” y debe empezar a trabajar ms formalmente?, entrevistando para ello a los propios actores. Todos los anteriores anlisis multivariados sugieren que cuando se quiere analizar las variables asociadas a ciertos resultados educativos, a menudo estos son especficos para la variable dependiente analizada. En otras palabras, las variables que pudieran estar relacionadas con rendimiento en lenguaje y matemtica podran ser diferentes de las que se asocian a la promocin de grado, que podran ser diferentes de las que se asocian a la

PAGE 34

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 34 desercin. En trminos de desarrollo de polticas educativas lo ideal sera lo contrario, es decir que se pudieran identificar algunas vari ables que tienen efectos en varios resultados sin importar el grado de estudios de los es tudiantes o el contexto en el que viven y estudian, una suerte de solucin universal educ ativa. Lamentablemente para el desarrollo de polticas, esto no parece ser verdad, pues la realidad se revela como bastante ms compleja. El tema de las diferencias entre hombres y mujeres es uno que atraviesa muchos de los resultados aqu presentados y que ha adquirido notable importancia en los ltimos aos (con una serie de programas y una ley vigente orientada especficamente a la educacin de nias rurales). En algunos resultados del pr esente estudio se notan diferencias entre hombres y mujeres. El ms notable es que la s nias tienen ms probabilidad de abandonar la escuela. Este es sin duda un tema importan te, pero se debe recordar que las tasas de desercin entre los nios tambin son alta s. En otros resultados no hay mayores diferencias entre hombres y mujeres (por ejem plo rendimiento en las pruebas). Las causas percibidas para la desercin de hombres y mujeres a menudo son diferentes, pero si se habla de discriminacin en contra de las nias (por ejemplo se espera que trabajen ms en casa) tambin habra que hablar de discrimina cin contra los nios (por ejemplo se espera que trabajen ms en la chacra). El bajo rendimiento y las altas tasas de desercin observadas nos parece que justifican una serie de intervenciones coordinadas en escuelas como las estudiadas, pero orientadas tanto a las nias como a los nios. No nos parece razonable excluir de cualquier programa de ed ucacin rural a los nios, en la medida en que estos presentan muchos de los graves probl emas documentados aqu. Por cierto que se debe combatir de manera especfica la discri minacin contra las nias cuando se presente, es algo que no se puede tolerar, pero igualm ente habra que combatir la discriminacin contra los nios si es que ocurre. Como se ha sugerido a lo largo de la presente discusin, pensamos que si bien es importante tener poltic as educativas dirigidas a grupos de manera impersonal, tambin se deben desarrollar pr ogramas e incentivos que identifiquen las necesidades de estudiantes individualment e (hombres y mujeres) y los ayuden a solucionarlas. Esperamos que algunos de los indicadores longitudinales presentados aqu sean sugerentes para ello. Referencias Bez, B. (1994). El movimiento de escuelas eficaces: implicaciones para la innovacin educativa. Revista Iberoamericana de Educacin, 4 93-116. Benavides, M., Villarn, V. & Cueto, S. (1999). Socializacin escolar y educacin en valores democrticos: el caso de la s escuelas alternativas. En Panfichi, A. & Valcrcel, M. (Eds). Juventud: Sociedad y Cultura (pp. 133-170). Lima: Pontificia Universidad Catlica del Per. Bryk, A. & Raudenbush, S. (1992). Hierarchical Linear Models Newbury Park, CA: SAGE. Caccia Bava, S. (s. f.) Bolsa-Escola: a Public Policy on Minimum Income and Education. Foro de Desarrollo Social para las Amricas. Reporte disponible en http://www.idrc.ca/lacro/foro/seminario/caccia_pb.html

PAGE 35

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 35 Cueto, S. (1999). Informe final de Evalua cin de impacto educativo del programa de asistencia alimentaria a nios pre-es colares y de educacin primaria en reas rurales. Lima: documento sin public ar entregado al Programa Mundial de Alimentos. Cueto, S., Jacoby, E. & Pollitt, E. (1997). Tiempo en la tarea y actividades educativas en escuelas rurales del Per. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos XXVII (3), 105-120. Foro Educativo (2000). Agenda de prioridades en educacin: 2000-2005 Lima: Autor. Goldschmidt, Pete & Wang, Jia (1996). When Can Schools Affect Dropout Behavior? A Longitudinal Multilevel Analysis. American Educational Research Journal, Winter 1999, Vol 36 N 4, 715-738. Greenwald, R., Hedges, L. & Laine, R. (1 996). The effects of school resources on student achievement. Review of Educational Research, 66 (3), 361-396. Guadalupe, C. (2000). Educacin para Todos 2000. Per: Informe Nacional de Evaluacin Lima: Ministerio de Educacin. Hanushek, E. (1996). A more complete picture of school resource policies. Review of Educational Research, 66 (3), 397-410. Hornberger, N. (1987). Scholtime, classtime, and academic learning time in rural highland Puno, Peru. Anthropology & Education Quarterly 18 207-221. INEI (1995). Atraso y Desercin Escolar en Nios y Adolescentes Lima: INEI y PMA. Jacoby, E., Cueto, S. y Pollitt, E. (199 9). Determinants of school performance among quechua children in the Peruvian Andes. International Review of Education 45 (1), 27-43. Laboratorio Latinoamericano de Evaluacin de la Calidad de la Educacin (2001). Primer Estudio Internacional Comparativo. Informe Tcnico Santigao de Chile: UNESCO. Lockheed, M. & Verspoor, A. (1991). Improving Primary Educ ation in Developing Countries Washington D.C.: The World Bank. Ministerio de Educacin (2000a). Boletn UNEBI No. 2 Lima: Autor Ministerio de Educacin (2000b). Estructura Curricular Bsica de Educacin Primaria de Menores. Programa Curricular de Primer Ciclo de Educacin Primaria de Menores. Lima: Autor.

PAGE 36

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 36 Montero, C., Oliart, P., Ames, P, Cabrera, Z. & Uccelli, F. (2001). La escuela rural: Modalidades y prioridades de intervencin Documento de Trabajo 2 del Programa MECEP Lima: Ministerio de Educacin. Pollitt, E., Jacoby, E. y Cueto, S. (1996). Desayuno Escolar y Rendimiento Lima: Apoyo. Pollitt, E. (2002). Consecuencias de la Desnutri cin en el Escolar Peruano Lima: Fondo Editorial de la Pontificia Universidad Catlica del Per. Psacharopoulos, G., Rojas, C. & Vlez, E. (1993). Achiev ement evaluation of Colombia’s Escuela Nueva. Comparative Education Review 37 (3), 263-276. Quinn Patton, M. (1987). How to use Qualitative Methods in Evaluation Newbury Park, California: SAGE. Rossi, P. H. & Freeman, H. (1993). Evaluation: A Systematic Approach Newbury Park, California: Sage. Rumberger, Russell & Thomas, Scott. (2000). The Distribution of Dropout and Turnover Rates Among Urban and Suburban High Schools. Sociology of Education, Vol 73, N 1, 39-67. UMC & GRADE (2001a). Efecto de la es cuela en el rendimiento en lgicomatemtica en cuarto grado de primaria. Boletn UMC 8 Lima: Ministerio de Educacin. UMC & GRADE (2001b). El Per en el primer estudio internacional comparativo de la UNESCO sobre lenguaje, matemtica y factores asociados en tercer y cuarto grado. Boletn UMC 9 Lima: Ministerio de Educacin. Webb, R. & Fernndez Baca, G. (2001). Per en Nmeros 2001: Anuario Estadstico. Lima: Cunto S.A. Wolff, L., Schiefelbein, E. y Valenzuela, J. (1994). Improving the quality of primary education in Latin America and the Caribbean. Toward the 21st Century World Bank Discussion Paper #257 World Bank. (1999). Peru Education at a Crossroads. Challenges and Opportunities for the 21st Century Report No. 19066-PE; The World Bank.

PAGE 37

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 37 Acerca del Autor Santiago Cueto Executive Director Senior Researcher GRADE Email: scueto@grade.org.pe Santiago Cueto es Licenciado en psicologa educacional por la Pontificia Universidad Catlica del Per y Doctor en Psicologa Educac ional por la Universidad de Indiana, Estados Unidos. Ha sido investigador visitante de la Universidad de California en Davis, donde trabaj con el Dr. Ernesto Pollitt. Actualme nte es Investigador Principal y Director Ejecutivo de GRADE, secretario ejecutivo de l Fondo de Investigaciones Educativas y profesor ordinario del Departamento de Psicolog a de la Universidad Catlica, donde ensea cursos de mtodos de investigacin y ev aluacin de programas educativos. Sus dos principales reas de inters son el desarrollo de sistemas nacionales de evaluacin del rendimiento de estudiantes y docentes y los fa ctores que explican el xito escolar en la educacin inicial y bsica, especialmente en co ntextos rurales. En 2003, en la conferencia anual del Global Development Network (GDN), uno de sus trabajos fue premiado con la medalla a la mejor investigacin en la categor a Educacin, Conocimiento y Tecnologa (este estudio fue luego publicado como Do cumento de Trabajo 43 de GRADE). Notas 1. El presente estudio fue financiado por el Consorcio de Investigacin Econmica y Social (CIES, convocatoria para proyectos medi anos del 2000); agradecimientos especiales a Marjorie Chinen, Cecilia Ramrez y Juan Le n GRADE por su ayuda en varias etapas del estudio. Tambin a Richard Wolfe de la Un iversidad de Toronto por su asesora con algunos aspectos del anlisis multinivel. 2. Sin embargo la tasa neta para educacin pr imaria ha mejorado mucho en los ltimos aos; para 1998 se estim cerca al 100% (G uadalupe, 2000). Esto significa que casi todos los nios y nias en edad de asistir a primaria lo hacen en algn momento, no necesariamente que la terminan. 3. Hay otros estudios que sugieren la misma brecha de rendimiento entre estudiantes de centros urbanos y rurales (por ejemplo Pollit et al, 1996). 4. Ver Ministerio de Educacin (2000a). 5. Adaptado de Guadalupe (2000). 6. Matriculados en grado superior matriculados en grado inferior. 7. Para estimar si las diferencias eran estadst icamente significativas se procedi hacer un anlisis de varianza y posteriormente la pr ueba Post Hoc de Scheff, la cual permite comparar simultneamente ms de dos medias. 8. Una de las grandes dificultades es en cuanto a la validez de los instrumentos, dado que se trata de estudiantes bilinges respondiendo pruebas que fueron en general pensadas para otros contextos. Sin embargo, en los estudios citados se tomaron una serie de precauciones en la adaptacin de los instrumentos para contextos rurales y se dieron todas las instrucciones en castellano y quechua, encontrando en general ndices aceptables de confiabilidad y validez. 9. Hierarchical Linear Model o Modelos Lineales Jerrqui cos (Bryk & Raudenbush, 1992).

PAGE 38

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 38 10. En el caso de los padres con hijos hombres, del 32% de padres que sealaron “otro”, el 36% fue por enfermedad del alumno, 36% por migracin, 9% por decisin del padre, 9% por enfermedad o fallecimiento de uno de los pa dres y el 9% restante por no contar con un colegio cercano para continuar sus estudios. En el caso de las hijas mujeres, del 37% de padres que respondieron “otro”, el 52% fu e por migracin, 38% por enfermedad del alumno, 5% por enfermedad o fallecimiento de uno de los padres y el 5% restante por no contar con un colegio cercano para continuar sus estudios. En el caso de los estudiantes la categora “otro” se explica por el fallecimiento o enfermedad de uno de los padres, con un 29% para los hombres y 27% para las mujeres; la migracin a otra ciudad con un 43% para los hombres y 18% para las mujeres; era mayor y lo molestaban en la escuela, un 27% para las mujeres; y la ltima razn es por enfermedad del mismo estudiante, con un 29% en el caso de los hombres y 27% en el caso de la mujeres. 11. Too es la varianza residual a nivel de escuel a despus de controlar por las 3 covariables. 12. El porcentaje de madres que no tienen ni ngn nivel de instruccin es de 41%, 52% cuenta con instruccin primaria completa o in completa, el 6% tiene estudios secundarios completos o incompletos y solo el 1% cuenta con instruccin superior. Al respecto es interesante notar que en una de las preguntas que se hicieron en la encuesta a los alumnos, se les consult quin los ayudaba ms en sus tareas dando como resultado que el 44% de los alumnos indicaba que eran sus hermanos mayo res, el 26% el padre, el 12% la madre y 18% nadie.

PAGE 39

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 39 AAPE Editorial Board Associate Editors Gustavo E. Fischman Arizona State University & Pablo Gentili Laboratrio de Polticas Pblicas Universidade do Estado do Rio de Janeiro Founding Associate Editor for Spanish Language (1998—2003) Roberto Rodrguez Gmez Universidad Nacional Autnoma de Mxico Argentina Alejandra Birgin Ministerio de Educacin, Argentina Mnica Pini Universidad Nacional de San Martin, Argentina Mariano Narodowski Universidad Torcuato Di Tella, Argentina Daniel Suarez Laboratorio de Politicas Publicas-Unive rsidad de Buenos Aires, Argentina Marcela Mollis (1998—2003) Universidad de Buenos Aires Brasil Gaudncio Frigotto Professor da Faculdade de Educao e do Programa de Ps-Graduao em Educao da Universidade Federal Fluminense, Brasil Vanilda Paiva Lilian do Valle Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Romualdo Portella do Oliveira Universidade de So Paulo, Brasil Roberto Leher Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Dalila Andrade de Oliveira Universidade Federal de Minas Gerais, Belo Horizonte, Brasil Nilma Limo Gomes Universidade Federal de Minas Gerais, Belo Horizonte Iolanda de Oliveira Faculdade de Educao da Universidade Federal Fluminense, Brasil Walter Kohan Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Mara Beatriz Luce (1998—2003) Universidad Federal de Rio Grande do Sul-UFRGS Simon Schwartzman (1998—2003) American Institutes for Resesarch–Brazil

PAGE 40

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 40 Canad Daniel Schugurensky Ontario Institute for Studies in Education, University of Toronto, Canada Chile Claudio Almonacid Avila Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educacin, Chile Mara Loreto Egaa Programa Interdisciplinario de Investigacin en Educacin (PIIE), Chile Espaa Jos Gimeno Sacristn Catedratico en el Departamento de Didctica y Organizacin Escolar de la Universidad de Valencia, Espaa Mariano Fernndez Enguita Catedrtico de Sociologa en la Universidad de Salamanca. Espaa Miguel Pereira Catedratico Universidad de Granada, Espaa Jurjo Torres Santom Universidad de A Corua Angel Ignacio Prez Gmez Universidad de Mlaga J. Flix Angulo Rasco (1998—2003) Universidad de Cdiz Jos Contreras Domingo (1998—2003) Universitat de Barcelona Mxico Hugo Aboites Universidad Autnoma Metropolitana-Xochimilco, Mxico Susan Street Centro de Investigaciones y Estudios Su periores en Antropologia Social Occidente, Guadalajara, Mxico Adrin Acosta Universidad de Guadalajara Teresa Bracho Centro de Investigacin y Docencia Econmica-CIDE Alejandro Canales Universidad Nacional Autnoma de Mxico Rollin Kent Universidad Autnoma de Puebla. Puebla, Mxico Javier Mendoza Rojas (1998—2003) Universidad Nacional Autnoma de Mxico Humberto Muoz Garca (1998—2003) Universidad Nacional Autnoma de Mxico Per Sigfredo Chiroque Instituto de Pedagoga Popular, Per

PAGE 41

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 41 Grover Pango Coordinador General del Foro Latinoamericano de Polticas Educativas, Per Portugal Antonio Teodoro Director da Licenciatura de Cincias da Educ ao e do Mestrado Universidade Lusfona de Humanidades e Tecnologias, Lisboa, Portugal USA Pia Lindquist Wong California State University, Sacramento, California Nelly P. Stromquist University of Southern California, Los Angeles, California Diana Rhoten Social Science Research Council, New York, New York Daniel C. Levy University at Albany, SUNY, Albany, New York Ursula Casanova Arizona State University, Tempe, Arizona Erwin Epstein Loyola University, Chicago, Illinois Carlos A. Torres University of California, Los Angeles Josu Gonzlez (1998—2003) Arizona State University, Tempe, Arizona

PAGE 42

Factores Predictivos del Rendimiento Escolar 42 The World Wide Web address for the Education Policy Analysis Archives is http:// epaa.asu.edu Editor: Gene V Glass, Arizona State University Production Assistant: Chris Murre ll, Arizona State University General questions about appropriateness of topics or particular articles may be addressed to the Editor, Gene V Glass, glass@ asu.edu or reach him at College of Education, Arizona State University, Tempe, AZ 85287-2411. The Commentary Editor is Casey D. Cobb: casey.cobb@uconn.edu. EPAA Editorial Board Michael W. Apple University of Wisconsin David C. Berliner Arizona State University Greg Camilli Rutgers University Linda Darling-Hammond Stanford University Sherman Dorn University of South Florida Mark E. Fetler California Commission on Teacher Credentialing Gustavo E. Fischman Arizona State Univeristy Richard Garlikov Birmingham, Alabama Thomas F. Green Syracuse University Aimee Howley Ohio University Craig B. Howley Appalachia Educational Laboratory William Hunter University of Ontario Institute of Technology Patricia Fey Jarvis Seattle, Washington Daniel Kalls Ume University Benjamin Levin University of Manitoba Thomas Mauhs-Pugh Green Mountain College Les McLean University of Toronto Heinrich Mintrop University of California, Los Angeles Michele Moses Arizona State University Gary Orfield Harvard University Anthony G. Rud Jr. Purdue University Jay Paredes Scribner University of Missouri Michael Scriven University of Auckland Lorrie A. Shepard University of Colorado, Boulder Robert E. Stake University of Illinois—UC Kevin Welner University of Colorado, Boulder Terrence G. Wiley Arizona State University John Willinsky University of British Columbia


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govstandardsmarcxmlschemaMARC21slim.xsd
leader nam a22 u 4500
controlfield tag 008 c20049999azu 000 0 eng d
datafield ind1 8 ind2 024
subfield code a E11-00384
0 245
Educational policy analysis archives.
n Vol. 12, no. 35 (July 28, 2004).
260
Tempe, Ariz. :
b Arizona State University ;
Tampa, Fla. :
University of South Florida.
c July 28, 2004
505
Factores predictivos del rendimiento scolar, desercin e ingreso a educacin secundaria en una muestra de estudiantes de zonas rurales del Per / Santiago Cueto.
650
Education
x Research
v Periodicals.
2 710
Arizona State University.
University of South Florida.
1 773
t Education Policy Analysis Archives (EPAA)
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?e11.384