USF Libraries
USF Digital Collections

Educational policy analysis archives

MISSING IMAGE

Material Information

Title:
Educational policy analysis archives
Physical Description:
Serial
Language:
English
Creator:
Arizona State University
University of South Florida
Publisher:
Arizona State University
University of South Florida.
Place of Publication:
Tempe, Ariz
Tampa, Fla
Publication Date:

Subjects

Subjects / Keywords:
Education -- Research -- Periodicals   ( lcsh )
Genre:
non-fiction   ( marcgt )
serial   ( sobekcm )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
usfldc doi - E11-00444
usfldc handle - e11.444
System ID:
SFS0024511:00443


This item is only available as the following downloads:


Full Text

PAGE 1

A rchivos A nalticos de P olticas E ducativas Revista Acadmica evaluada por pares Editor: Sherman Dorn College of Education University of South Florida El Copyright es retenido por el autor (o primer coautor) quien otorga el derecho a la primera publicaci n a Archivos Analticos de Polticas Educativas Los artculos que aparecen en AAPE son indexados en el Directory of Open Access Journals (http://www.doaj.org). Editores Asociados para Espaol y Portugus Gustavo Fischman Arizona State University Pablo G entili Laboratorio de Polticas Pblicas Universidade do Estado do Rio de Janeiro Volumen 13 Nmero 2 2 Marzo 2 5 2005 ISSN 1068 2341 Cambios y Conflictos e n los Discursos Politico pedag gicos sobre la U niversidad Lu is Alberto Malagn Plata Universidad del Tolima, Colombia Citacin: Malagn Plata, Luis Alberto (2005, Marzo 2 5 ). Cambios y c onflictos en los d iscursos p olitico p edag gicos sobre la u niversidad Aarchivos Analticos de Polticas Educativas 13(2 2 ), Retri eved [date] from http://epaa.asu.edu/epaa/v13n22/. Resumen La tesis central de este artculo apunta a considerar por una parte, los desarrollos contradictorios de la universidad y por el otro, a mostrar que en el seno mismo de los sistemas de educacin su perior se encuentran diversas perspectives. La universidad latinoamericana, sobre todo a partir del siglo XX ha estado signada por el conflicto y tal vez esa sea precisamente su caracterstica fundamental y su fortaleza, dado que, ha permitido el desarroll o de un pensamiento complejo, contradictorio y crtico de la realidad. El paso

PAGE 2

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 2 de la universidad medieval a la universidad moderna y de sta a la contempornea, han sido procesos contradictorios, desiguales y combinados, a tal punto que en la universidad m oderna se encuentran rezagos de la universidad medieval y en la universidad contempornea, muchas caractersticas de las primeras universidades modernas. Abstract This article considers multiple perspectives and notions about education that prevailed in t he development of universities in Latin America. As complex institutions, universities have been developed following multiple models and through contradictory processes, maintaining ancient traditions and incorporating modern characteristics, to the extent that in contemporary universities it is possible to see the traces of previous models (medieval and modern universities). Accordingly, during the last century, the Latin American model of the university has been marked by conflict, but contrary to other a nalysis which see weaknesses in conflicts, this article concludes that the conflictive character of universities in Latin America has permitted the development of institutions where complex and critical thought emerged. Introduccin En el presente documen to, se analiza la universidad desde sus orgenes y las relaciones que en los diversos periodos ha tenido con la sociedad, bajo la premisa de que la universidad es una institucin social e histrica y siempre de diversas formas ha mantenido su vinculacin c on la sociedad. Se exponen los diferentes discursos en torno a la universidad: universidad medieval, universidad moderna y universidad contempornea; considerando que si bien los escenarios actuales dominantes favorecen la hegemona de una universidad ori entada hacia el mercado, es posible, desde el seno mismo de la universidad actual y apoyados en discursos sociales alternativos, construir propuestas distintas a las que hoy le hacen eco a la globalizacin, sin ningn tipo de crtica y de respuesta diferen te. Igualmente, se muestra que los discursos hegemnicos en el marco de la universidad moderna, como es el del capitalismo acadmico, concepto retomado por Pablo Gonzlez(2001), responden de manera coherente a las polticas que sustentan el nuevo orden eco nmico y social en el mundo. Hoy ms que nunca la universidad ha entrado en el circuito de la teora y la prctica de las formas de produccin que buscan reducir la vida a las leyes de la oferta y la demanda capitalistas. Pero la existencia de estos discur sos, no impide la emergencia de otros discursos con propuestas tambin coherentes en relacin con formas sociales de produccin de la vida social, econmica, poltica y cultural, diferentes a las que se ofertan cotidianamente. En Amrica Latina la emergenc ia de discursos alternativos sobre la educacin superior y de nuevas formas de articular la relacin universidad sociedad se constituye en un imperativo necesario para poder comprender los procesos complejos y conflictivos que deterioran ao tras ao la vi da social. Los discursos de los organismos multilaterales y de las tendencias

PAGE 3

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 3 hegemnicas en la educacin superior sobre el papel de la universidad en el contexto latinoamericano son unilaterales, miopes y no consideran la enorme complejidad del conflicto en sta regin del mundo, la cual exige diagnsticos y soluciones, ms all de las propuestas desarrollistas y neoliberales centradas en las leyes del mercado y la globalizacin sin lmites. Podra decirse que la tesis central de este artculo apunta a con siderar por una parte, los desarrollos contradictorios de la universidad y por el otro, a mostrar que en el seno mismo de los sistemas de educacin superior se encuentran diversas perspectivas de la educacin superior, incluso, al interior de las universid ades es posible encontrar esas perspectivas. La universidad latinoamericana, sobre todo a partir del siglo XX ha estado signada por el conflicto y tal vez esa sea precisamente su caracterstica fundamental y su fortaleza, dado que, ha permitido el desarrol lo de un pensamiento complejo, contradictorio y crtico de la realidad. El paso de la universidad medieval a la universidad moderna y de sta a la contempornea, han sido procesos contradictorios, desiguales y combinados, a tal punto que en la universidad moderna se encuentran rezagos de la universidad medieval y en la universidad contempornea, muchas caractersticas de las primeras universidades modernas Los Orgenes De La Universidad El surgimiento de la universidad se da en el contexto de una sociedad cambiante en lo social, econmico, poltico y cultural. La poca medieval (s. XII) constituye el punto de partida para el seguimiento del proceso de conformacin de esta nueva institucin. A decir de los analistas sobre la historia de las universidades, l as circunstancias determinantes para la creacin de las universidades seran: entre los siglos XI y XIV se dio un aumento significativo de la urbanizacin, generando procesos nuevos en las recin creadas ciudades y originando nuevas demandas sociales y edu cativas y la aparicin de los gremios; la aparicin del Corporativismo que dio origen a los gremios y las comunas; el afn de saber, de acumular conocimientos y de socializacin de ellos, lo que permiti el desplazamiento de jvenes en busca de los conocim ientos que los maestros impartan en las diferentes ciudades; y, la aparicin del oficio de ensear y del gremio correspondiente. El nuevo gremio de maestros y discpulos dedicados a la vida intelectual es el efecto de un proceso de organizacin y legitim acin como el de los restantes oficios. Este proceso de legitimacin y organizacin identificar y distinguir socioculturalmente la actividad de estudiar y ensear. (Amengual, 1978. Citado por: Tnnermann, 2001, p. 27). Las universidades surgidas en el m edioevo se encuentran articuladas aunque no orgnicamente pero s epistemolgicamente e incluso curricularmente (Lungren, 1992, p. 24 25) a los procesos de educacin superior en el mundo antiguo: escuelas de filosofa Atenienses, escuelas de Alejandra, escuelas Brahmnicas, consideradas por la UNESCO como las Universidades ms antiguas del mundo, la Educacin Superior India, las escuelas rabes y Chinas que tanto aporte hicieron al conocimiento universal, las escuelas jurdicas de Roma y un conjunto inme nso de experiencias esparcidas por todo el mundo anterior a la poca medieval, nos indican con mucha claridad que la universidad no solamente surgi como respuesta a las necesidades de una sociedad cambiante sino que a su vez representa una relacin de con tinuidad entre los procesos educativos superiores del pasado y la generacin de procesos institucionales de formacin de los recursos humanos calificados que la sociedad demandaba.

PAGE 4

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 4 Gran parte de los problemas que hoy enfrente la universidad y el sistema de educacin superior en su conjunto han estado ligados al surgimiento mismo de la universidad: el carcter elitista y excluyente; la discusin entre lo pblico y lo privado que ha acompaado a la educacin desde sus mismos orgenes; la pertinencia en tanto es posible establecer con claridad que los currcula de las primeras universidades fueron organizados con base en los requerimientos inmediatos en los campos del derecho, la teologa, la medicina, las artes. El conocimiento era muy utilitario en la socied ad medieval. Las tres ramas principales del conocimiento que se enseaba en las universidades (teologa, derecho y medicina) eran tipos de conocimiento til, que se cultivaban precisamente por su utilidad (Torstendahl, 1996, p. 123), pero tambin esos cur rculos estaban sustentados en el conocimiento disciplinar y las profesiones que devenan de ellas y que eran determinadas por la dinmica socioeconmica y poltica, como lo es hoy en da; los modelos pedaggicos o formas de ensear que son muy caracterst icos de la poca y permanecieron vigentes durante mucho tiempo e incluso todava hoy quedan rezagos de esa pedagoga. La relacin universidad y sociedad, desde los comienzos del nacimiento de las universidades se constituy en un elemento fundamental en la determinacin de la institucionalidad. La relacin entre las universidades, el estado, la iglesia y los intereses ha sido siempre una constante, claro con diferencias en el tipo de relacin y en la preeminencia de una y otra. desde la edad media, las uni versidades haban proporcionado a la sociedad una variedad de servicios utilitarios y formacin de sacerdotes, abogados, mdicos y funcionarios. Existan numerosos vnculos entre las universidades y sus preocupaciones educativas especiales, los intereses p olticos y el estado, y grupos que fueron o se convirtieron en profesionales, y todas las partes jugaron un papel en la evolucin de las profesiones modernas (Torstendahl, 1996, p. 148) o como lo expresan Rothblatt y Wittrock (1996): Histricamente, la formacin de una poltica pblica de educacin superior ha sido el resultado de la interaccin entre los mercados, las instituciones, las asociaciones profesionales, los gobiernos locales y nacionales y lo que los historiadores antiguos reconocieron como c asualidad, fortuna o destino y que actualmente de un modo mucho menos metafsico y bastante ms tcnico, llamamos contingencias. Tambin es el resultado de las rivalidades institucionales. [...] (p. 12). Ahora bien desde el punto de vista de su creacin se observan dos procesos claramente diferenciados, pero con un elemento comn: fueron iniciativas privadas, tanto de estudiantes ( universitas scholarium ), como de maestros ( universitas magistrorum ). La semejanza entre el nacimiento de las universidades y e l nacimiento de las corporaciones de comerciantes y artesanos es muy evidente. Si bien la iniciativa de creacin fue privada posteriormente y por las necesidades de encontrar legitimacin social y poltica y prerrogativas especiales, estas corporaciones de enseanza acudieron a la proteccin del estado y la iglesia y ellas les dieron reconocimiento y apoyo para su funcionamiento. Como expresin institucional de cada gremio, la historia reconoce a la Universidad de Bolonia fundada en 1119 como una instituci n Universitas Scholarium y la de Pars como Universitas Magistrorum Con respecto a la Universidad de Pars aparece un componente importante y es su origen religioso desde sus comienzos. Muchas de las caractersticas de las universidades medievales todava se conservan actualmente, por lo dems la universidad medieval influenci enormemente la creacin de los sistemas de educacin superior en todo el mundo. Llama la atencin el hecho en relacin

PAGE 5

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 5 con el conocimiento, ya que este se transmita y se trasmite e n las universidades pero all no se fabricaba. De donde provena el conocimiento que all se socializaba? Sin duda, la produccin del conocimiento estaba a cargo de personas o grupos de personas que por iniciativa personal o empresarial o estatal, empre ndan sus tareas de investigacin. Este aspecto es muy importante por cuanto hoy en da ese problema es muy relevante e incluso ha llevado a una diferenciacin en el seno del sistema de educacin superior. Si bien, problemticas de la universidad medieval tienen expresin en las problemticas de la universidad moderna, no es posible afirmar una relacin de continuidad entre estas dos formas de universidad. La llegada del capitalismo pleno, la formacin de los estados nacionales y la masificacin de la educa cin en general, van a permitir replantear no solo el modelo de la universidad medieval sino su misin profesionalizante. En el caso de la universidad medieval, los procesos de reproduccin a travs del ejercicio de la misin son bastante claros y de algun a manera simples. Pero esos procesos comienzan a volverse complejos (Clark, 1996, p. 287) a medida que la sociedad lo hace y no slo por el crecimiento cuantitativo, sino tambin por el involucramiento de otras variables como la investigacin, la organizac in acadmica, la formacin profesoral, por lo dems para el profesor Burton Clark, la complejidad es una caracterstica de la universidad moderna. La autonoma de la universidad tambin constituy un elemento de tensin en el seno de la universidad mediev al. Podra decirse que las primeras universidades que nacieron de las iniciativas de estudiantes y maestros contaron con autonoma en tanto dependan econmicamente de sus propios recursos, de los ingresos por matriculas y de los aportes generosos de perso nas proclives a esa institucin, Estas primitivas universidades fueron verdaderas sociedades o asociaciones privadas y libres de hombres que se proponan el cultivo de la ciencia (aprender los saberes) creadas exconsuetudine que ms tarde obtenan el r econocimiento real o papal acompaado de privilegios ( ex privilegium ) (Tnnermann, 2001, p. 35). La tensin ms relevante se dio inicialmente cuando las nacientes universidades buscaron el reconocimiento y el apoyo de la iglesia y el estado y sienten el acoso de las jerarquas eclesistica local, lo que llev en muchos casos a que la mxima jerarqua de la iglesia sustrajera a la universidad de las jurisdicciones locales o regionales a favor de la jurisdiccin central: en 1231 una bula de Gregorio IX ase gura la autonoma de las facultades frente al Obispo de la Universidad de Pars (Tnnermann, 2001, p. 34). Al igual que la lucha por la autonoma frente a los gobiernos locales, las luchas universitarias incluyeron la bsqueda de privilegios y favorecimie ntos para el ejercicio de sus profesiones y de la enseanza y tambin para lograr que personas de escasos recursos pudieran ingresar a los cursos: Las primeras gestiones fueron encaminadas a asegurarles derechos similares a los ciudadanos. Pero luego, lle garon a disfrutar de prerrogativas excepcionales, tales como la exoneracin de impuestos y servicios a los que estaban sometidos los ciudadanos corrientes: derecho a una jurisdiccin especial: la interna de la universidad, que les sustraa de la jurisdicci n de la Comuna; libertad de movilizacin, etc.. (Tnnermann, 2001, p. 30). La Universidad incluida la medieval no ha estado aislada de las confrontaciones sociales, polticas, ideolgicas y culturales. Por el contrario, cuando esas confrontaciones se dieron, por ejemplo la reforma protestante y la posterior contrarreforma, se originaron nuevas universidades que llevaban el sello de las corrientes que le daban origen: la Universidad de Ginebra fue creada por Calvino, igual que la universidad de Knisber g, Jena

PAGE 6

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 6 y Marburgo entre otras; de igual la contrarreforma dio origen a las universidades espaolas como Salamanca, valencia, Barcelona, Oviedo, Alcal de Henares. Desde sus orgenes, la universidad siempre ha estado en el centro de la controversia histri ca y su desarrollo ha correspondido con las hegemonas y contrahegemonas polticas. Por ello es difcil sostener que la universidad ha estado aislada de la sociedad. Lo contrario, ha estado siempre para bien o para mal muy cerca de la confrontacin social ; lo cual no significa que la universidad haya podido interpretar el espritu de su poca y precisamente por ello es que los modelos perecen para dar paso a otras iniciativas mas sintonizadas con el mundo. Precisamente eso le pas a la universidad medieva l, interpret el sentimiento de una poca y cuando est lleg a su fin y en seno de ella se incub la nueva sociedad, la universidad no respondi a esa dinmica, dando origen a nuevas instituciones con un mayor sentido de articulacin con los nuevos aires, con el nuevo orden social. La creacin de los Estados Nacionales y la reforma rompieron la unidad conceptual de la Universidad Medieval. Las Universidades se nacionalizan y pierden su antiguo carcter ecumnico, ligado a la idea de cristiandad. Pasan al servicio de los nuevos estados surgidos de las ruinas del mundo feudal (Tnnermann, 2001, p. 38). Est dinmica de la universidad medieval le impidi convertirse en un factor catalizador de los procesos de cambio y se convirti en un obstculo y en un ref ugio de quienes se resistan al cambio: La filosofa moderna se hace fuera de la universidad. Ni Descartes ni Leibnitz sern profesores. [...] La ciencia y la investigacin experimental se refugiaron en las Academias cientficas, a las que tanto debi la Revolucin industrial del siglo XVIII (Tnnermann, 2001, p. 39). Sin duda este es uno de los puntos nodales en la discusin sobre la pertinencia: qu tanto las universidades han logrado a travs de la historia potenciar el desarrollo cientfico, social y cultural de las sociedades?; y lo que se vislumbra desde el comienzo de su nacimiento es precisamente que sus aportes han sido limitados. Pero este es un punto bastante discutible y contradictorio que ir apareciendo a lo largo de nuestro trabajo. Una pri mera tesis es que las relaciones entre la Universidad y la sociedad no han sido lineales, sino por el contrario, han sido quebradas, contradictorias y complejas, pero siempre en el nimo de la confrontacin. Quizs pudiera decirse que a diferencia de los q ue algunos piensan, no siempre las universidades han estado a la cabeza de las nuevas ideas y la transicin entre la sociedad feudal y la sociedad capitalista es una muestra de ello. Precisamente por esto, fue necesario crear nuevas universidades y otras d emoraron su inclusin en la modernidad. De La Universidad Medieval A La Universidad Moderna La universidad ha pertenecido a su tiempo y como toda produccin social expresa de manera explicita o implcita las caractersticas del contexto en el que nace. Cl aro esto no deja de lado el hecho de que las universidades han trascendido el tiempo y es posible encontrar en los albores de la posmodernidad universidades con rasgos muy premodernos. Eso es explicable por la dinmica contradictoria y dialctica de lo soc ial o como dira una tesis marxista: por el desarrollo desigual y combinado de las formaciones sociales. Hoy los historiadores estn de acuerdo en que las sociedades y sus instituciones comportan desarrollos continuos y discontinuos, diferenciados segn la regin y la cultura y en el caso de la universidad es muy evidente cuando encontramos por ejemplo que las

PAGE 7

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 7 universidades del siglo XIX presentan diferencias importantes con las universidades medievales pero igual presentan semejanzas, de all que uno podr a referir que no hay continuidad o que si la hay. Quizs si se particulizara podra decirse que no existen relaciones de continuidad, pero, sin duda que si la hay, si nos atenemos por ejemplo a la funcin general de la universidad: contener el saber superi or y preservar la cultura. Los diversos autores de acuerdo a sus intereses intelectuales sistematizan para elaborar sus discursos sobre la universidad utilizando denominaciones diversas: Didriksson nos habla de modelo social y modelo econmico, Barnett nos habla de premodernas y modernas, Tnnermann de medievales y modernas, Burton Clark de tradicionales e innovadoras y emprendedoras, Guy Neave de modernas y de masas, Bonvecchio de universidades romnticas, Gonzlez Casanova de la universidad necesaria y de las universidades comercializadoras, Pablo Latap de la universidad crtica y muchas de ellas son denominaciones que corresponden a visiones e interpretaciones sobre ellas. Desde el punto de vista histrico es posible referenciar modelos o perspectivas qu e de alguna manera interpretan la relacin entre la universidad y su tiempo. La universidad medieval de la cual ya hemos hablado, corresponde a la primera perspectiva de universidad y se mantuvo hasta los comienzos de la crisis del modo de produccin agrc ola feudal El modelo de la universidad tradicional, tal como haba sido transmitido en sus rasgos esenciales desde la Edad Media, entra en crisis en el siglo XVIII para lealmente a la crisis del modo de produccin agrcola feudal que haba sido su soporte Las motivaciones de tal crisis subyacen, por lo tanto, en la evolucin del proceso productivo y en la consecuente adaptacin del proceso de reproduccin social (Bonvecchio, 2000, p. 27). Entre la universidad de corte medieval y la Universidad Moderna su rgida a finales del siglo XIX, surge un proyecto de universidad conocido como el modelo Humboldt que va a tener gran influencia en la universidad Alemana y en la universidad moderna en general y que adems se convertir en un referente obligado al momento de reflexionar terica e histricamente sobre la universidad. La universidad medieval era bsicamente profesionalizante, mientras que el modelo de Humboldt introduce la idea de la academia como un propsito central en la funcin de la universidad y como un a caracterstica que diferencia a la universidad de cualquier otra institucin, unir las academias y las universidades para elevar la calidad de la formacin.. Igualmente tambin insiste en la investigacin como un componente fundamental de la academia, lo cual significa que el trmino academia estara conformado por dos componentes fundamentales: investigacin y desarrollo de la ciencia. Ahora bien, la idea de una universidad investigativa en el concepto de Humboldt es muy diferente al concepto moderno de universidad investigativa que veremos adelante. En realidad en Humboldt la investigacin es fundamentalmente un soporte de la academia, de la docencia, su propsito es elevar la calidad de la docencia, por lo tanto es una investigacin hacia adentro de la universidad y para sus intereses de autoidentidad y autonoma. La academia como soporte de la universidad, la investigacin como soporte de la enseanza es su objetivo bsico: La concepcin que existe de los establecimientos cientficos superiores, como v rtice hacia el que confluye todo lo que directamente se hace por elevar la cultura moral de la nacin, reposa en el hecho de que s bien stos se destinan a cultivar la ciencia en el sentido ms profundo y ms amplio de la palabra, indirectamente suministr an dicha ciencia a la formacin espiritual y moral, para que sta, de acuerdo con su propia finalidad, la utilice como materia til en s misma. (Humboldt, 2000, p. 77).

PAGE 8

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 8 Sin duda el ideal Humboldtiano apunta ms al ideal acadmico ( bildung ) que al ideal pr ofesionalizante ( ausbildung ), de all que algunos duden de la influencia prctica de Humboldt de este pensamiento en la misma universidad alemana (Torstendahl, 1996, p. 128), a diferencia de Tnnermann (2001, p. 57) quien reconoce a la universidad moderna surgida de ese ideal. Pero ms all de establecer quien tiene razn o no, lo importante es que el aporte a la universidad en relacin con la investigacin (unir academias y centros de enseanza superior) represent un avance significativo para la universid ad. Ahora bien el concepto de educar en Alemania tenia un significado ms integral que el de formar para una profesin determinada. Claro los aportes de Humboldt al pensamiento universitario no se quedan solamente en relacin con el aporte de la academia ( investigacin) a la enseanza, sino tambin con el papel del estado: Finalmente, el estado debe permanecer siempre conciente del hecho de que precisamente estos centros llevan a cabo lo que l no es capaz de realizar y que, incluso, su intervencin puede llegar a constituir un obstculo. Y es que sin el Estado, las cosas por s mismas podran marchar mucho mejor [...] (Humboldt, 2000, p. 80). Vistas as las cosas, es difcil suponer que el ideal Humboldtiano pudiera ser el nico creador de la universidad moderna, ya que precisamente en el siglo XIX en pleno auge en la consolidacin de los estados nacin y el capitalismo en sus diferentes formas: industrial, financiero, agrario; as como tambin los procesos culturales de apuntalamiento de este modelo socia l, exigieron la transformacin de las universidades en centros de formacin profesional superior para atender las nuevas demandas y las nuevas profesiones que surgieron de ese proceso acelerado de urbanizacin y de crecimiento industrial. El Sistema de Edu cacin Superior se transform con la aparicin de la educacin tcnica y tecnolgica superior, que busc el aval de las universidades y las nuevas profesiones que buscaban reconocimiento: Lo que se ha argumentado aqu es que hubo dos cambios en la educaci n superior que condujeron a una transformacin del sistema universitario. Uno de esos cambios fue la aparicin de nuevas profesiones que no tenan vinculacin tradicional con la universidad, sino ms bien con el despreciado sector empresarial exterior. La educacin tcnica es el mejor ejemplo de ello, [...]. El otro cambio fue la profesionalizacin de todo el trabajo cientfico y acadmico. (Torstendahl, 1996, p. 148). La idea entonces es que la Universidad Moderna es ms que el ideal Humboldtiano, aunque c on una influencia importante de ste, su desarrollo est muy influenciado por la propia naturaleza del capital: Sin embargo, tal como han sealado numerosos observadores, los verdaderos antecesores de las universidades actuales no son sus precursoras medie vales. El surgimiento de la universidad moderna es, en gran medida un fenmeno del siglo XIX. Solo durante este periodo resucitan las universidades como instituciones principales de produccin de conocimiento, y llega a predominar la idea de una universida d orientada hacia la investigacin. Es evidente que este proceso institucional se halla ntimamente vinculado con otro: el surgimiento de moderno estado nacin, ya sea mediante polticas recientemente formadas en el continente Europeo, como en Italia o Ale mania, o a travs de la reforma de las viejas organizaciones del estado como en Francia o los USA.. (Wittrock, 1996, p. 333). Para algunos autores el punto de partida de la universidad moderna lo constituye la creacin de la Universidad de Berln en 1810 y tambin la Universidad Napolenica, aunque algunos afirman que son opuestas (Wittrock, 1996, p. 338; Tnnermann, 2001, p. 39), la

PAGE 9

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 9 primera con una gran influencia en Europa y USA y la segunda en Amrica Latina. La primera, fundamentada en la investigacin tanto acadmica (Humboldt) como aplicada y como forma de organizacin, los departamentos; mientras que la Napolenica de carcter estatal, profesionalizante, organizada en facultades y con un enfoque politcnico. Estos dos modelos o perspectivas de univers idad se han venido desvaneciendo para dar origen a instituciones ms eclcticas en las cuales se combina lo profesionalizante con la investigacin, las facultades con los departamentos y la academia con la enseanza y a combinaciones en la relacin con el estado y el sector privado. De esta universidad moderna del siglo XIX a la universidad de finales del siglo XX y comienzos del XXI se han sucedido procesos de cambio de gran impacto y que han generado un sistema de educacin superior, diverso, complejo y mltiple, difcil de caracterizar y tipificar, pero con tendencias claramente evidenciables. La denominacin de universidad moderna se encuentra estrechamente ligada al concepto de modernizacin y modernidad. En el primer caso por cuanto ha significado cam bios importantes como la vinculacin de la investigacin con la docencia, la generacin de nuevas formas pedaggicas y curriculares de acuerdo a los desarrollos de la teora pedaggica y curricular, esto es, tener en cuenta al sujeto que aprende; una relac in mas estrecha con el entorno, en especial con el sector productivo. En el segundo, por la adopcin de un lenguaje cultural extrado del discurso kantiano sobre la mayora de edad, los aportes de la ilustracin en relacin con el valor sujeto poltico y social y su capacidad de intervenir el mundo. Cuando hablamos de universidad moderna, se nos viene a la mente las instituciones bien equipadas, con suficientes profesores, con proyectos de investigacin, con una fuerte insercin en el entorno y de hecho es te es un componente fundamental, incluso tambin con tasas de escolaridad universitarias superiores al 30%, publicaciones, matriculas ms o menos costosas y procesos de admisin bastante exigentes y claro un apoyo importante del estado, en especial hasta l os comienzos de la dcada de los sesentas en el siglo XX Pero adems de esto, hay otro aspecto importante y es el discurso, la misin, el ethos universitario. Es aqu en donde empiezan a aparecer los problemas, las diferenciaciones y la esencia de la dis cusin. La universidad moderna inspirada en la universidad de Berln y la universidad Napolenica, entra en crisis como resultado del agotamiento del modelo sustentado en el estado de Bienestar, del agotamiento de los discursos sociales, polticos, filosf icos y culturales que haban sostenido la razn del pensamiento occidental, de la cada del muro de Berln y del fortalecimiento del capitalismo y el desarrollo de un nuevo modelo econmico (Filmus, 2000), centrado en las dinmicas del mercado y el acomoda miento de todo el Estado a las leyes mercantiles: el estado neoliberal entr a definir el rumbo del mundo. Entrar en crisis no significa desaparecer sino ms bien entrar en un periodo de profundos cambios y eso es lo que ha sucedido. A partir de los aos s esentas el mundo entra en una nueva fase de su desarrollo: la globalizacin con todas las implicaciones econmicas sociales y polticas que tiene y sobre la cual existen numerosas interpretaciones. Todos los estudiosos del tema coinciden en que es un fenm eno que le ha dado al mundo una o unas dinmicas diferentes: formacin de la aldea global, mundializacin de la economa, transnacionalizacin de la poltica, regionalizacin y sociedad del conocimiento. Esa crisis surge como resultado, tanto de los escena rios que configuran el nuevo orden mundial y regional, como de factores estrechamente relacionados con la misma Educacin Superior.

PAGE 10

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 10 Esos factores pueden agruparse de la siguiente forma: Masificacin de la Educacin Superior, que ha desbordado la capacidad institucional y coloca en serios riesgos la calidad de la formacin superior. Reduccin del financiamiento estatal y mayores controles al gasto y a la inversin en el sector. Esta situacin ha llevado a las instituciones a buscar otras fuentes presupustal es y a generar mecanismos para fortalecer su responsabilidad social. La prdida de autonoma en la fijacin de la agenda de la educacin superior por parte de las instituciones ha conllevado a un replanteamiento en el contexto de la autonoma universitaria y al trnsito hacia un estado de heteronoma institucional, esto es, establecimiento en la prctica de un cogobierno en la forma de la triple hlice: universidad, Estado y Sociedad. La idea de una universidad responsable consigo misma, es un concepto que pertenece a otra poca. La responsabilidad social de la universidad ha dejado de ser un principio expuesto en la carta orgnica para traducirse en una poltica de rendicin de cuentas que tiene su manifestacin ms clara en los procesos de acreditacin ins titucional y social de cara al pas. Los sistemas pedaggicos convencionales han mostrado su incapacidad para responder a las necesidades actuales de una formacin integral centrada en la creatividad, comprensin, participacin y construccin social del co nocimiento. Las nuevas tecnologas de informacin y comunicacin, NTIC, han generado nuevos escenarios tecnolgicos que modifican radicalmente los procesos a travs de los cuales circula y se desarrolla la informacin y el conocimiento e impactan de manera profunda, no slo los hbitos cotidianos de relacionarse, sino los procesos institucionales de formacin. Las universidades han perdido su exclusividad como nicas instituciones capaces de generar conocimiento superior o como dice Gibbons, Las universida des ya no son la fuente remota y el manantial de la invencin y la creatividad. Ahora son parte de la solucin y la identificacin de problemas y de la intermediacin estratgica que caracteriza a las [industrias del conocimiento] (Gibbons, 1998, p. 35), lo cual supone que las universidades como cualquier otra empresa del conocimiento entra en el mercado de la competitividad con otras instituciones no tradicionales en el rea de la formacin superior. Hay un proceso de redefinicin de los saberes, en el cual las aulas acadmicas ya no constituyen los espacios naturales de construccin del conocimiento, sino los contextos de aplicacin de la ciencia: la prctica. En ese sentido hay un desplazamiento hacia la investigacin como el motor de desarrollo en la funcin social de la universidad. De igual manera, las diferentes formas de organizacin del conocimiento: inter, trans y multidisciplinariedad, constituyen propiedades importantes para los procesos de formacin y de articulacin de la relacin universidad contexto, por cuanto involucran elementos como: contextos de aplicacin como espacios de generacin de conocimientos; las alternativas de solucin conjugan componentes tericos y empricos; la comunicacin y distribucin de los resultados se dan a trav s de todos los participantes en el proyecto y no simplemente a travs de los cauces institucionales; y, lo transdisciplinario aprovecha

PAGE 11

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 11 la problemtica en movimiento, responde a las necesidades del contexto e interacciona con las necesidades del medio. Div ersificacin del sistema de educacin superior con una gama muy amplia de instituciones tcnicas y tecnolgicas que han hecho el sistema muy complejo para la administracin y su organizacin. Nacimiento de las instituciones de educacin superior corporativ as (empresas privadas que crean universidades: Motorola, Gobiernos regionales o estatales que hacen consorcios con instituciones de educacin para ofrecer los servicios de la formacin profesional) que responden a intereses de instituciones pblicas y/o pr ivadas Nuevos escenarios, nuevos contextos exigen reformas y transformaciones en la educacin superior y sobre estas, se refiere la prxima seccin. De La Universidad Moderna al Capitalismo Acadmico En el panorama universitario se entrecruzan diversos discursos sobre la universidad y la educacin superior e incluso es posible dentro de una misma universidad encontrar no slo discursos diversos, contradictorios, sino tambin prcticas distintas. Programas con sistemas pedaggicos innovadores y otros con sistemas tradicionales; procesos de pertinencia avanzados y procesos autrquicos muy fuertes, y diversidad de prcticas pedaggicas individuales. Est heterogeneidad es muy propia de la universidad moderna, de la universidad deliberante y crtica, lo contr ario, esto es, el pensamiento homogneo y practicas acordes, seria cuestionable y preocupante. La Educacin Superior a partir de los aos sesenta se ve enfrentada a lo que el Grupo Especial de la UNESCO y el Banco Mundial (2000, p. 18) ha dado en llamar n uevas realidades: expansin, diferenciacin y revolucin del conocimiento y que deben ser complementadas con los llamados nuevos escenarios. Entendemos por nuevos escenarios, los diferentes contextos en los cuales debe moverse hoy la Educacin Superior y q ue, por tanto, han de tenerse en cuenta al construir propuestas para su orientacin, tanto en el nivel de polticas generales como en el nivel de decisiones institucionales sobre programas concretos. Los estudiosos de la economa, la poltica y la educaci n coinciden en proponer tres grandes fenmenos que estn producindose en el mundo con directa repercusin en la educacin: la sociedad del conocimiento, la globalizacin y la sociedad transnacional. La conjugacin de estas nuevas realidades con los nuevos escenarios ha colocado a la universidad en el centro de la discusin sobre su real papel en el desarrollo y adems ha permitido el surgimiento y consolidacin de un discurso muy claro y coherente con la naturaleza del nuevo MNC (Filmus, 2000, p. 28). Los ms reconocidos estudiosos de la educacin superior y la universidad han utilizado diversas denominaciones para referirse a ese nuevo modelo: universidades innovadoras, emprendedoras, fbricas de conocimientos til, comercializadoras de conocimientos y de productos terminados; empresas del conocimientos, son mltiples las definiciones o denominaciones, pero todas ellas tienen una base comn, se trata de transformar las universidades en verdaderas empresas del conocimiento y para ello deben sufrir cambios im portantes en toda su estructura orgnica y cultural. Este planteamiento es

PAGE 12

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 12 uno de los puntos ms controvertibles hoy en da: deben las universidades Latinoamericanas adoptar los modelos organizacionales de las grandes empresas del sector productivo, sobre la base de que las universidades son empresas del conocimiento? A decir del profesor Gonzlez Casanova la Nueva Universidad que se impone como una realidad dominante en el mundo de hoy, empez a perfilarse desde hace treinta aos y es el resultado de la c onfluencia de procesos que hemos citado anteriormente (nuevas realidades, nuevos escenarios) y su discurso podra asimilarse a lo que Slaugher y Leslie de la Universidad de Arizona han denominado el capitalismo acadmico (Gonzlez, 2001, p. 101). El plante amiento fundamental de esta nueva universidad podra concretarse en los siguientes puntos: Se entiende la modernizacin de la universidad como su adecuacin a las demandas del mercado y el espritu de las empresas, sobre la base de que no es posible la int egracin universidad empresa si aquellas no acomodan sus estructuras organizacionales. Diversificacin de instituciones de educacin superior para una oferta ms acorde con las demandas de formacin superior Adopcin del paradigma tecno econmico y educati vo que le permita a la universidad una praxis acorde con la cultura tecnolgica que enmarca el accionar de la cotidianidad y del desarrollo Diversificacin de las fuentes de financiacin de la universidad que permita una menor dependencia del estado y una mayor autonoma para su accionar Vinculacin universidad empresa y estado como la ecuacin perfecta para garantizar el desarrollo institucional y viabilizar la transferencia de recursos de acuerdo a la naturaleza de cada parte Rendicin de cuentas a la soc iedad como mecanismo para la certificacin social Acreditacin permanente por el sector privado para favorecer la insercin de los profesionales y los conocimientos en el desarrollo econmico Financiamiento de la demanda y no de la oferta que permita que l as familias asuman una mayor responsabilidad en la formacin de sus hijos y se favorezca el mayor compromiso de la sociedad con la institucin Adopcin del sistema de crditos y organizacin curricular sustentada en la enseanza por competencias que permit a una mayor simetra entre el perfil laboral y el perfil profesional y garantice la funcionalidad del producto. Determinacin de los nuevos programas acadmicos con base en los desarrollos del paradigma tecno econmico para evitar el aislamiento institucio nal y generar flujos de recursos a las nuevas instituciones. Especializacin del conocimiento de acuerdo a las demandas sectoriales tanto para la formacin de pregrado como para la formacin de postgrado Comercializacin de la academia no slo como una de las formas de recabar recursos econmicos sino tambin como espacio para la investigacin y construccin de conocimientos: contextos de aplicacin en vez de contextos de aula Crtica como un ejercicio de aula y no como una prctica social que vaya a poner en desbalance la armona institucional y a generar distractores para el cumplimiento de la misin institucional

PAGE 13

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 13 Adems de la docencia, la investigacin y la extensin, adopcin de una nueva misin de la universidad: la comercializacin del conocimiento. La academia va al mercado nos dice Vessuri (1995) en su famoso texto sobre la participacin de las universidades en el mercado del conocimiento en Amrica Latina. Sin duda encontramos un discurso bastante estructurado y capaz de interpretar la relacin estad o empresa y sintonizado con los nuevos vientos para el siglo XXI. Algunas de las preguntas que se hacen son: Esa es la universidad necesaria para el siglo XXI? Es la universidad que queremos? Quienes? Es la universidad que interpreta e interpela al con junto de la sociedad o a una parte de ella? Se trata de una universidad que forma a los sujetos con un pensamiento muy instrumental? No hay que duda que esta perspectiva de universidad, ms all de su coherencia interna y de su empata con los discursos d ominantes en el estado y el sector privado, deja enormes vacos, cuando se trata de proponer un modelo de formacin y desarrollo acorde con el espritu social y sustentable del ser humano y el entorno, que es parte integrante de una visin humanista del ho mbre. El Capitalismo Acadmico y Amrica Latina Por qu Espaa a diferencia de Inglaterra y Portugal, cre universidades en sus colonias? Sin duda es una pregunta difcil de responder y quizs no sea importante para nuestro trabajo pero es una inquietud que vale la pena dejar. Lo cierto de todo es que como dice Tnnermann, citando al cronista Vsquez, las universidades en Amrica Latina nacieron cuando an ola a plvora y todava se trataba de limpiar las armas y herrar los caballos (2001, p. 41). Las universidades en Hispanoamrica surgieron bajo los modelos de las universidades dominantes en Espaa: Salamanca y Alcal de Henares. La primera con una orientacin ms estatal y la segunda ms privada con claros visos tradicionales heredados de la universi dad medieval. Y a pesar de que las universidades en Amrica Latina surgieron bajo los modelos Europeos y bajo la proteccin de la Iglesia y de los imperios dominantes, los desarrollos posteriores mostraron que poco a poco se iban distanciando de esas forma s iniciales, especialmente en los periodos relacionados con los procesos de la independencia que dieron origen a los estados nacin en Amrica Latina y por lo tanto la transformacin y creacin de las universidades tuvieron la necesaria influencia de las i deas dominantes en esos periodos revolucionarios. El desarrollo de la Universidad Hispanoamericana entre 1538 (fecha de creacin de la primera universidad en esta parte del mundo) y 1827 (fecha en la cual existan 33 universidades) tuvo muchas dificultades e inconvenientes como resultado de la falta de profesores capacitados y de las precarias condiciones de funcionamiento de muchas de ellas: En las primeras universidades americanas los alumnos eran pocos, las carreras ofrecidas no pasaban de tres o cuatro y la direccin de los asuntos universitarios perteneca habitualmente a los profesores. Las ciencias estaban casi por completo al margen de estas primeras universidades, igual ocurre todava hoy en muchas de nuestras instituciones de enseanza superior. As mismo faltaban los recursos econmicos y, en general el ambiente social era poco propicio, pues careca de un ambiente cultural suficientemente denso que diera aliento a la institucin. (Brunner, 1990, p. 15).

PAGE 14

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 14 Sin duda las universidades se corresponda n con la naturaleza de la formacin dominante: capitalismo trasplantado y dominantemente comercial. Estas instituciones nacieron con un propsito claramente vocacional para la enseanza profesional: atender los requerimientos profesionales de la iglesia y el gobierno. En esencia su papel apuntaba a preservar la cultura de los colonizadores y a preparar sus cuadros para afinar la dominacin: En otras palabras, desde su establecimiento, la universidad jug en Amrica un papel crucial en las luchas por la he gemona social, poltica y cultural, formando a un sector de las elites superiores, al tiempo que por la propia estructura de la sociedad ella se mantena relativamente alejada del mundo de la produccin y de la difusin de las tcnicas (Brunner, 1990, p. 16). Las universidades jugaron un papel importante no fueron las nicas instituciones como correas de transmisin de todo el bagaje cultural desde los centros de poder colonial a las colonias y favorecieron los procesos de legitimacin del orden domi nante Las universidades creadas en los albores de la Colonia subsistieron hasta los comienzos de las guerras de independencia y el nacimiento de los estados nacin. La cada del edificio colonial (Brunner, 1990, p. 17), permiti el surgimiento de la univ ersidad moderna no en todos los casos Mientras en algunas partes la vieja universidad colonial slo cambiaba de forma como dice Sarmiento las nuevas eran tan atrasadas, tan escolsticas, tan rutinarias como las espaolas, a las que no iban en zaga (Brunner, 1990, p. 18) ; en otras partes, en cambio, surgieron nuevas universidades establecidas dentro de una visin moderna, ms adaptada a las exigencias de la naciente sociedad industrial, urbana y nacional (Brunner, 1990, p. 18). La historia de la u niversidad Latinoamericana comienza obviamente con la universidad colonial establecida en la conquista a imagen y semejanza de la Universidad Espaola (Salamanca y Alcal de Henares) y esta universidad colonial culmina con el nacimiento de la repblica y el periodo de las universidades republicanas. Elitistas, laicas y mayormente ligadas a los procesos productivos nacientes. Insistiremos en que los diferentes modelos de universidad: Colonial, Republicana, Moderna y finalmente de masas, van correspondiendo a los grados de desarrollo y transformaciones de la formacin social. El periodo de la universidad republicana culmina con el Movimiento de Crdoba que da origen a la real universidad moderna, claramente diferenciada de la universidad europea. A partir d e este periodo, de 1918 en adelante, la universidad Latinoamericana perfila sus caractersticas y nos muestra el germen de un complejo sistema de contradicciones sociales a su interior que no son ms que la manifestacin clara de que la universidad ha esta do siempre sensibilizada de los procesos sociales. El Movimiento de Crdoba, es la expresin ms clara de las profundas relaciones entre la universidad y la sociedad. Relaciones que de ningn modo han sido claras y transparentes y mucho menos mecnicas. P or el contrario han sido tormentosas y en muchos casos distantes, lo cual no significa, no existentes o que la universidad haya estado aislada de la sociedad. En realidad este argumento se ha utilizado con fines perversos para justificar la intervencin es tatal y empresarial con el nimo de modernizar la universidad, esto es, vincular a la universidad con la sociedad (lase sector empresarial dominante). El Movimiento de Crdoba en realidad es la culminacin de muchos otros movimientos que se haban dado e n el siglo XIX y que buscaban el cambio de la universidad, y es el de mayor trascendencia en el conjunto de Amrica Latina y el que de alguna forma interpret los sentimientos de cambio y de conflicto que acompaara a la universidad en

PAGE 15

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 15 esta regin del mun do. Este movimiento mostr que la universidad latinoamericana y la comunidad a su interior permeaban muy intensamente las profundas contradicciones de una sociedad que mora (los rezagos coloniales) y una sociedad que emerga, el neocolonialismo y las soci edades de capitalismo dependiente, profundamente inestables en lo social, econmico y poltico y de un gran contenido cultural. Mltiples razones y argumentos justificaron y explicaron el Movimiento de Crdoba, pero todos ellos estn enmarcados en el confl icto social generado entre dos modelos de desarrollo y sus consecuencias sociales, polticas, econmicas y culturales: El Movimiento, que no se dio por generacin espontnea sino como respuesta a una nueva situacin social, no puede ser examinado nicament e desde su ngulo acadmico universitario, por importantes que sean los cambios que en este cambio propici. Necesariamente es preciso considerarlo dentro del contexto socioeconmico y poltico que lo origin. Quien pretenda reducir la reforma Universitar ia al mero mbito de la Universidad, nos Advierte Luis Alberto Snchez, cometera un grueso error. Ella rebasa el hecho pedaggico y adquiere contornos de singular importancia para la evolucin social de nuestros pases. (Tnnermann, 2001, p. 72). A parti r de Crdoba la universidad Latinoamericana entra en un proceso de definiciones internas y reorganizacin acadmica y administrativa para ponerse a tono con los cambios sociales, econmicos y polticos que se suceden en sus pases y que buscan consolidar l os proyectos nacionales. Claro no se puede afirmar que la reforma de Crdoba fue el motor de los procesos de cambio social, pero si se puede afirmar que Crdoba desencaden procesos de cambio en las universidades, igualmente desencaden una serie de movimi entos universitarios en todo el continente en busca de una nueva universidad, ms independiente, ms social, ms participante y en resumen, ms liberal y ms moderna. Para tener una idea de los reclamos de Crdoba, su plataforma podra sintetizarse as: au tonoma y cogobierno; libertad de ctedra (cientfica y pedaggica) y apertura de la universidad a otros sectores sociales; proyeccin social y poltica de la universidad. Difcilmente podra decirse que estos temas no constituyeran hoy una agenda del movi miento universitario. Ms all de las mltiples interpretaciones sobre los alcances reales y simblicos de Crdoba, s es posible afirmar que ese movimiento marc las lneas para el desenvolvimiento de la universidad latinoamericana y le dio el toque pecul iar a esta institucin que nos permite diferenciarla de las universidades de otras regiones del mundo. La vocacin social de la lucha universitaria expresa con claridad el sentimiento de los sectores ms vulnerables de la poblacin y en muchos casos, la un iversidad latinoamericana se ha convertido en la voz de los que no tienen voz. En muchos pases de Amrica Latina la universidad ha sido una fuente importante para los movimientos sociales y polticos, para los lderes de la insurgencia y tambin los lde res del establecimiento. Generaciones y generaciones de pensadores y luchadores por la democracia en Amrica Latina. pasaron por las aulas universitarias y desde all tambin se lanzaron luchas importantes, como las recordadas de 1968 y 1971, que recorrier on la regin como una oleada antiimperialista y una bsqueda de nuevos caminos hacia un mundo mejor. Para algunos autores, Brunner (1990, p. 25), el Movimiento de Crdoba tuvo ms importancia poltica y cultural que universitaria. Muchas de las conquistas obtenidas en las universidades fueron desmontadas por las dictaduras que pulularon en el continente y se mantuvo hasta bien entrada la dcada de los cincuenta muchos de los rasgos propios de la universidad tradicional: 2% aproximadamente para la tasa de es colarizacin en 1950%,

PAGE 16

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 16 predominio de la matrcula masculina, la femenina no alcanzaba en promedio el 25%, bajo nmero de instituciones de educacin superior y universidades (75 en 1950 a 6000 en los noventas), reducido grupo de profesores universitarios (6 8.000 en 1960 a 700.000 en los noventas). Algunos sostienen que la universidad moderna surgida en el contexto del movimiento de Crdoba, pas en el periodo de 1950 a 1990 de ser una universidad moderna de lite a ser una universidad moderna de masas y en eso estn de acuerdo pensadores como Brunner, Tnnermann, Yarzbal y Didriksson. Yarzbal concluye que las tendencias ms importantes en la Educacin Superior en las ltimas dcadas en Amrica Latina pueden sintetizarse as: considerable expansin cuantit ativa; importante aumento de la oferta privada; marcada diversificacin institucional; severa restriccin al gasto pblico; y, una acentuacin asimtrica de la internacionalizacin (Yarzbal, 1999, p. 21), y Brunner en su ya famoso trabajo de 1985, Univers idad y sociedad en Amrica Latina: un esquema de interpretacin, agrega la politizacin y la profesionalizacin acadmicas. A partir de la dcada del noventa habra que agregar otros componentes como la rendicin de cuentas, la evaluacin y acreditacin y la comercializacin de la academia. La Universidad en Amrica Latina ha cambiado cuantitativa y cualitativamente, se ha modernizado o se est modernizando, lo que significara que se est adecuando no slo a las demandas de una economa de mercado sino a s us congneres europeas y americanas. Es como si la estuviramos volviendo a los inicios cuando fueron creadas a imagen y semejanza de las primeras universidades. Pareciera que se avista una situacin: la universidad Latinoamericana se despolitiza, pierde c apacidad de crtica y de interaccin conflictiva con el entorno y gana legitimacin y reconocimiento del establecimiento. El precio de la modernizacin pasa por la renuncia a su capacidad de interpelacin y de interpretacin crtica de lo social. Aunque es te proceso no es lineal y por el contrario podra decirse que al interior de la universidad hay una confrontacin entre lo que podramos denominar la universidad de mercado y la universidad social, son dos perspectivas, coexisten en el seno mismo de las un iversidades e incluso en el seno de las mismas entidades acadmicas. La globalizacin busca la homogeneidad del sistema universitario, pero la globalizacin es tambin un proceso social, as que no est exento de conflictos y contradicciones, de tal forma que la bsqueda de la homogeneidad profundiza las diferencias y hace resurgir discursos alternativos, como bien lo expresa Topete (1995). Ms que modelos de universidad encontramos escenarios diversos, a los cuales las universidades se enfrentan y trazan s us perspectivas, que en muchos casos son contradictorias: Construir universidad en la adversidad, es el reto que Coraggio (2001) propone para Amrica Latina. La Universidad Contempornea Una visin histrica de la universidad en general en el contexto lat inoamericano, permite establecer cuatro grandes periodos y de alguna manera cuatro grandes discursos generales: la universidad Colonial, la universidad Alemana, la universidad Moderna y la universidad Contempornea. En cada uno de estos periodos y en cada uno de estos discursos encontramos una variedad de universidades, de particularidades, lo cual nos lleva a considerar que de la misma manera como tenemos discursos hegemnicos igual tenemos

PAGE 17

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 17 contrahegemnicos e igual la coexistencia de discursos. En la uni versidad colonial, tenemos las universidades surgidas a partir de la corporacin de estudiantes y universidades surgidas a partir de la corporacin de maestros y universidades surgidas de la combinacin de esas dos formas de universidad. En la universidad alemana es posible identificar el discurso Humboldtiano, pero tambin otros discursos que presentaban variantes de la Universidad Alemana, por ejemplo el papel de la investigacin o de la academia en relacin con la universidad misma y el entorno. La unive rsidad moderna nacida en Europa y USA de los procesos de consolidacin del capitalismo industrial y la creciente urbanizacin de las ciudades, tuvo diversas formas de desarrollo como bien lo expresan Rotblatt y Wittrock, en su conocido trabajo: La Universi dad europea y americana desde 1800. Las tres transformaciones de la Universidad. La universidad Contempornea, la universidad de hoy, es el resultado, tanto de los procesos acumulativos de la problemtica universitaria (de los imaginarios histricos), como de los desarrollos del contexto: globalizacin, crecimiento acelerado de las NTCI, transnacionalizacin de la poltica, profundizacin de las crisis social y las diferencias entre el norte y el sur, masificacin, diferenciacin y expansin del sistema de educacin superior. La universidad contempornea es la sntesis de los procesos histricos, polticos, sociales, econmicos y culturales. Hablar de la universidad Contempornea es por supuesto hablar de una generalidad. Cuando se quiere hablar en concreto es preciso hablar de la universidad Europea, Americana, Latinoamericana, Asitica, Africana, en fin de las mltiples concreciones de ese discurso genrico que se denomina universidad contempornea y que tiene por supuesto lneas muy claras que intentan con vertirse en las lneas de concrecin prctica en todos los contextos, esto es, homogeneizar el discurso sobre la universidad. De la misma manera como el Estado Neoliberal que sigui al Estado Benefactor, ha buscado la hegemona econmica, cultural, polti ca y social en el mundo, de la misma manera ese Estado ha buscado modernizar las universidades, adecundolas a las demandas del mercado y a las polticas del estado neoliberal. Sin duda el estado neoliberal ha impuesto sus reglas, pero hoy se observan proc esos alternativos que buscan otras salidas para los pases y en su efecto tambin para las universidades. De tal forma que al hablar de la universidad contempornea hablamos de diversos discursos y diversos desarrollos que le dificultan a las polticas neo liberales imponer sus reglas. Es posible cercenar de la universidad Latinoamericana su historia de luchas y conflictos y convertirla en un modelo empresarial de mercado?, Es posible que la universidad Latinoamrica decline su vocacin social y de comprom iso con los sectores ms deprimidos de la regin? Sin duda encontramos procesos en cada uno de nuestros pases que a nombre la modernizacin y de la insercin de la universidad en el contexto de la sociedad del conocimiento, de los aprendizajes, de la info rmatizacin de la educacin, han encontrado un terreno frtil para favorecer discursos claramente mercantiles sobre la Universidad. Lamentablemente las fuerzas sociales alternativas que han manejado y orientado algunas universidades en ciertos periodos his tricos de Amrica Latina, han dejado espacios para que las perspectivas del Capitalismo Acadmico tengan un desarrollo acelerado. Podra afirmarse que, las corrientes sociales alternativas, de izquierda o centro izquierda, que en algn momento han tenid o posibilidades de poder, no han concretado un proyecto universitario de corte social, ya sea por un exceso de ideologizacin o por la incapacidad de articular dinmicas sociales para la universidad.

PAGE 18

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 18 La universidad social y democrtica, fundamentada en los Principios de Crdoba, en el carcter conflictivo de la realidad social Latinoamericana, en discursos crticos y propsitivos y con capacidad de interpretar, interpelar y dialogar con el mundo globalizado, es la perspectiva para Amrica Latina. En Amrica Latina la confrontacin entre los diferentes modelos o tendencias de la universidad, es ms evidente por la naturaleza conflictiva de la formacin social. Los gobiernos afianzan el modelo de mercado empresarial a las universidades y los movimientos univer sitarios y sociales continan la resistencia pasiva y activa que muchas veces no tiene xito pero que pone en evidencia los postulados del modelo de mercado y sus consecuencias fatales para el desarrollo social, humano y democrtico. Bibliografa Banco Mu ndial. (2000). La educacin superior en los pases en desarrollo: peligro y promesas. Washington: El Banco. Barnett, R. (2001). Los lmites de la competencia. El conocimiento, la educacin superior y la sociedad. Barcelona: Gedisa. Bonvecchio, C. (2000). E l mito de la universidad. (11 ed.). Mxico: Siglo Veintiuno. Brunner, J. J. (1990). Educacin superior, investigacin cientfica y transformaciones culturales en Amrica Latina. En: BID, SECAB y CINDA. Vinculacin Universidad Sector Productivo. Programa de fortalecimiento de la capacitacin en gestin y administracin de proyectos y programas de ciencia y tecnologa en Amrica Latina. (Ciencia y Tecnologa, 24). Clark, B. R. (1996). El problema de la complejidad en la educacin superior moderna. En: Rothbla tt, S. y Wittrock, B. (Comps.). La universidad europea y americana desde 1800. Las tres transformaciones de la Universidad moderna. Barcelona: Pomares Corredor. (Educacin y Conocimiento). Coraggio, J. L. (2001). Construir universidad en la adversidad. Des afos de la educacin superior en Amrica Latina. Washington: OEA/OAS. Didriksson, A. (2000). La universidad de la innovacin. Una estrategia de transformacin para la construccin de universidades de futuro. Mxico: IESALC/UNESCO y Gobierno del Estado de Zacatecas. Filmus, D. (2000). Educacin y desigualdad en Amrica Latina de los Una nueva dcada perdida? En: Tnnermann, C. y Lpez, F. (Coords.). La educacin en el horizonte del siglo XXI. p. 17 52. Caracas: IESALC/UNESCO. (Respuestas, 12). Gibbons M. (1998). Pertinencia de la educacin superior en el siglo XXI. Washington: Banco Mundial. Gonzlez, P. (2001). La universidad necesaria en el siglo XXI. Mxico: Era. (Coleccin Problemas de Mxico). Grupo Especial sobre Educacin Superior y Sociedad (2 000). Educacin superior en los pases en desarrollo: peligros y promesas. Washington: The World Bank. Humboldt, W. V. (2000). La situacin de la universidad. En: Bonvecchio, C. El mito de la universidad. (11 ed.). Mxico: Siglo Veintiuno. Lungren, U. P. ( 1992). Teora del currculum y escolarizacin. Madrid: Morata. (La pedagoga hoy).

PAGE 19

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 19 Maldonado, A. (2002). El Banco Mundial y la educacin superior en los pases en desarrollo: Cules son los peligros y las promesas? Un anlisis del documento Peligro y pro mesa. En: Lpez, F. y Maldonado, A. (Coords.). Educacin superior latinoamericana y organismos internacionales. Un anlisis crtico. Cali: Universidad de San Buenaventura. Rothblatt, S. y Wittrock, B. (Comp.). (1996). La universidad europea y americana de sde 1800. Las tres transformaciones de la universidad moderna. Barcelona: Pomares Corredor. (Educacin y Conocimiento). Schwarzman, S. (2001). La universidad como empresa econmica. Revista de la Educacin Superior, XXX (1), 117. Topete, C. (1995). La univ ersidad en transicin: tres escenarios probables. En: Esquivel, J. E. (Coord.). La universidad hoy y maana. Perspectivas latinoamericanas. p. 49 60. Mxico: UNAM y ANUIES. Torstendahl, R. (1996). La transformacin de la educacin profesional en el siglo X IX. En: Rothblatt, S. y Wittrock, B. (Comp.). La Universidad europea y americana desde 1800. Las tres transformaciones de la Universidad moderna. Barcelona: Pomares Corredor. (Educacin y Conocimiento). Tnnermann, C. (2001). Universidad y sociedad. Balanc e histrico y perspectivas desde Amrica Latina. (2 ed.). Managua: Hispamer. Vessuri, H. M. C. (1995). La academia va al mercado. Relaciones de cientficos acadmicos con clientes externos. (1 ed.). Caracas: Fintec. Wittrock, B. (1996). Las tres transforma ciones de la universidad moderna. En: Rothblatt, S. y Wittrock, B. (Comp.). La Universidad europea y americana desde 1800. Las tres transformaciones de la Universidad moderna. Barcelona: Pomares Corredor. (Educacin y Conocimiento). Yarzbal, L. (1999). Co nsenso para el cambio en la educacin superior. (1 ed.). Caracas: IESALC/UNESCO. (Respuestas, 9). Datos sobre el autor Luis Alberto Malagn Plata es Colombiano. Decano de la Facultad de Ciencias de la Educacin de la Universidad del Tolima (Colombia). Li cenciado en Ciencias de la Educacin de la Universidad Pedaggica y Tecnolgica de Colombia; Maestra en Pedagoga de la UNAM; Maestra en Educacin Comunitaria de la Universidad Pedaggica de Colombia; y, Candidato a Doctor en Educacin de la Universidad de Costa Rica. Publicaciones (Libros): Currculo y calidad de la Educacin Superior en Colombia (ICFES COLCIENCIAS, 1989). Evaluacin del rendimiento acadmico en los Programas a Distancia en Colombia (ICFES, 1990). Propuestas para la modernizacin (Univer sidad del Tolima, 1997). La Educacin Superior a Distancia en Colombia. Visin histrica y lineamientos para su gestin (ICFES, 2000). Proyecto de construccin social de la universidad regional (Universidad del Tolima, 2003).

PAGE 20

Archivos Analticos de Polticas Educativas Vol. 13 No.21 20 AAPE Comit Editorial Editore s Asociados Gustavo E. Fischman & Pablo Gentili Arizona State University & Universidade do Estado do Rio de Janeiro Hugo Aboites Universidad Autnoma Metropolitana Xochimilco Adrin Acosta Univ ersidad de Guadalajara Mxico Claudio Almonacid Avila Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educacin, Chile Dalila Andrade de Oliveira Universidade Federal de Minas Gerais, Belo Horizonte, Brasil Alejandra Birgin Ministerio de Educacin, Argentin a Teresa Bracho Centro de Investigacin y Docencia Econmica CIDE Alejandro Canales Universidad Nacional Autnoma de Mxico Ursula Casanova Arizona State University, Tempe, Arizona Sigfredo Chiroque Instituto de Pedagoga Popular, Per Erwin Epstein Loyola Universit y, Chicago, Illinois Mariano Fernndez Enguita Universidad de Salamanca. Espaa Gaudncio Frigotto Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Rollin Kent Universidad Autnoma de Puebla. Pueb la, Mxico Walter Kohan Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Roberto Leher Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Daniel C. Levy University at Albany, SUNY, Albany, New York Nilma Limo Gomes Universidade Federal de Minas Gerais, Bel o Horizonte Pia Lindquist Wong California State University, Sacramento, California Mara Loreto Egaa Programa Interdisciplinario de Investigacin en Educacin, Chile Mariano Narodowski Universidad Torcuato Di Tella, Argentina Iolanda de Oliveira Univer sidade Federal Fluminense, Brasil Grover Pango Foro Latinoamericano de Polticas Educativas, Per Vanilda Paiva Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil Miguel Pereira Catedratico Universidad de Granada, Espaa Angel Ignacio Prez Gmez Univers idad de Mlaga Mnica Pini Universidad Nacional de San Martin, Argentina Romualdo Portella do Oliveira Universidade de So Paulo, Brasil Diana Rhoten Social Science Research Council, New York, New York Jos Gimeno Sacristn Universidad de Valencia, Espa a Daniel Schugurensky Ontario Institute for Studies in Education, Canada Susan Street CIESAS Occidente, Guadalajara, Mxico Nelly P. Stromquist University of Southern California, Los Angeles, California Daniel Suarez Laboratorio de Politicas Publicas Universidad de Buenos Aires, Argentina Antonio Teodoro Universidade Lusfona Lisboa, Carlos A. Torres University of California, Lo s Angeles Jurjo Torres Santom Universidad de la Corua, Espaa Lilian do Valle Universidade Estadual do Rio de Janeiro, Brasil

PAGE 21

Cambios y Conflictos en los Discursos sobre la Univversidad 21 EPAA Editorial Board Editor: Sherman Dorn University of South Florida Production Assistant: Chris Murrell, Arizona State University Michael W. Apple University of Wisconsin David C. Berliner Ariz ona State University Greg Camilli Rutgers University Linda Darling Hammond Stanford University Mark E. Fetler California Commission on Teacher Credentialing Gustavo E. Fischman Arizona State Univeristy Richard Garlikov Birmingham, Alabama Gene V. Glass Arizona State Univeristy Thomas F. Green Syracuse University Aimee Howley O hio University Craig B. Howley Appalachia Educational Laboratory William Hunter University of Ontario Institute of Technology Patricia Fey Jarvis Seattle, Washington Daniel Kalls Ume University Benjamin Levi n University of Manitoba Thomas Mauhs Pugh Green Mountain College Les McLean University of Toronto Heinrich Mintrop University of California, Los Angeles Michele Moses Arizona State University Gary Orfield Harvard University Anthony G. Rud Jr. Purdue University Jay Paredes Scribner University of Missouri Michael Scriven University of Auckland Lorrie A. Shepard University of Colorado, Boulder Robert E. Stake University of Illinois UC Kevin Welner University of Colorado, Boulder Terrence G. Wiley Arizona State University John Willinsky University of British Columbia


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
record xmlns http:www.loc.govMARC21slim xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govstandardsmarcxmlschemaMARC21slim.xsd
leader nam a22 u 4500
controlfield tag 008 c20059999azu 000 0 eng d
datafield ind1 8 ind2 024
subfield code a E11-00444
0 245
Educational policy analysis archives.
n Vol. 13, no. 22 (March 25, 2005).
260
Tempe, Ariz. :
b Arizona State University ;
Tampa, Fla. :
University of South Florida.
c March 25, 2005
505
Cambios y conflictos en los discursos politico-pedaggicos sobre la niversidad / Luis Alberto Malagn Plata.
650
Education
x Research
v Periodicals.
2 710
Arizona State University.
University of South Florida.
1 773
t Education Policy Analysis Archives (EPAA)
4 856
u http://digital.lib.usf.edu/?e11.444


xml version 1.0 encoding UTF-8 standalone no
mods:mods xmlns:mods http:www.loc.govmodsv3 xmlns:xsi http:www.w3.org2001XMLSchema-instance xsi:schemaLocation http:www.loc.govmodsv3mods-3-1.xsd
mods:relatedItem type host
mods:identifier issn 1068-2341mods:part
mods:detail volume mods:number 13issue 22series Year mods:caption 20052005Month March3Day 2525mods:originInfo mods:dateIssued iso8601 2005-03-25