La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00024 ( USFLDC DOI )
r19.24 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

II. NM. 4. VSTA SE:.\1ANARIO DE LITERATURA, CIENCIAS, ARTES, SPORT, E INTERESES GENERALh;S. -Tampa, Ybor City 24 Enero de 1904.-E1l\O J O S O e s el asunto que hoy pone la pluma en nuestras manos; pero se hace necesario por e l bi e n de uuestro pueblo, que pougamos el dedo cloude duele, y digalllus que tiendan morigerar nuestros huitos y costumbres en lo que dice relacin al perio-l dismo. No creemos que haya pueblo en el mundo, donde este elemento indispensable de laci! vilizadn moderna, esta palanca poderosa de las ideas que mueve al orbe y empuja las naciones p o r la senda de sus ms Plevados destinos; ese continuo latido del espritu huma no que d brillante testimonio de vida, de lvs intereses, de las aspiraciones, de las nf'cesi-.._a, dades de los cambios y reveses de las sociedaues; no creemos, revetimos, que haya pueLlo algnno cnmo el nuestro que comprenda tan mal el periouismo y Jo secunde tan poco. Generalmente hablando, nuestro pueblo, no se ha fijado e n toda ht importaucia, 01 la misin penosa, en la fuerza que representa el peridico. Hay entre nosotros, una como oh.:>curidad intensa sobre este punto. El periodismo vive ele una vergouzante S e dira que e s una planta extica que vegeta l enta y trabaj o Eamente en un clima que ',. no es e l suyo, y que e n vano el cultivador trata de
PAGE 2

z6 LA REVISTA De aqu se deriva que si esa clase, que es numerosa, se subscribe un peridico, no piense jams que eEa v recibir una gran utilidau, cambio de la pequra cuota que sa tisface; lo que cree es que ha prestado un gran FAVOR; que ha h echo una gran de ca ridad; que se ha gastado un lujo suprfluo y de peco gusto que conviene quitarse de ma lo ms pronto posible. Las consecuencias de este modo raro, original de considerar el periodinno, eon poco satisfactorias, y determinan el triste estado que atravesamos. A cada instanto oimos decir: H sirlo Yctima de un atropello, y cleseo protestar. De qu modo hacer la protesta general, mejor que en las columnas del peridico que representa al pueblo latino? Y por qu no hemos de sostener este rgano en la prensa? Es necesario qne se comprenda con toda claridad, que sin esa hoja que vuela de hogar en hoga1, y cle pueblo eu pueulo, att-aves;1ndo las ms largas distauciae, cual mariposa que liba Pll tocla<> las regiones la evia rle las ideas, svia que vierte su paso para hacer fructfero e l humauo, J J las ciencias, ni artes, ni el comercio, ni la indu!:itria, ni nada e u tin, de lo que clistiugue la civilizacin moderna, puede tener vida y movimiento Por iLimo ; las divnsas agrupaciones ele nuestra raza que constituyen este pueblo, necesitan un defensor en la y es preciso qnu le ayuden, por qne all clowl e Pf'Iiodismo es acogiclo con indiferencia, pu do.: u c ,r"c que el pudJio etit Illolalmeute lliUeJ to ENF'ERMA lL USTRE. La ret>petable seora Mercedes ele la-; Revillas, Viuda cle Madnez Ybor, hac ( algm. c:-das guarda cama vctima de una enfermedacl que det>c.:OtlOCE>mos, : conH CUtll<.:a ele qt .. nuestru colega local "The Morning Tribuue" por cuyo conducto uos h enws etJteJ adu 11. nos cl. detalles de tan sensible acontecimiento. La ilu>tre clama, viuda del fuuipetable enferma, no est completamente restablecida. Los redactores y empleados todos de LA REVISTA, hacen fervientes votos :.ara que, lal prxima noticia que recibamos de la Habana, sea el que la enfermedad ha desaparecido y de que la ilustre sefiora goza de completa salud. ..__ -::-<-. Ramon Valdespino. Uficial de Polica Mr. Green. Nuestro genial y culto c:nnpa ero de Redaccin Sr. Ramn Valdespino el pasado Juves, re cibi la mordeuura de un perro rabioso en la mao i q El can en castigo, su atrevimiento recibi un balazo en la cabeza, del tan feo como simptico Distinguidos mdicos locales, han prestado su auxilio cientfi co nuestro ilustr::tdo ro, asegurndole que no hay ino culacin posible. Nosotros nos alegramos en el alma c:le esta aseveracin, no so lo por el apredable compaerot sino tambin por todas aquellas personas que en esta parte de mundo, no estn muy al cmJieu te con la humanidad .... y ilt1u un::t frase 11ue oirum; aytr, t IJ uu grupo de awigos 11 u e emue11 taba el hecho: Valdespit1o siu titne ia Ida! as es, que con ra uia, ten dra JIRIBILLA !"

PAGE 3

LA REVIS'L\ T odo convida a amar! La selva umbra de mullida alfombra d vamos jugar la aosa encina que nos da su sombra, 1 todo convida ama r 1 Las palomas que ves en la enramada en su arrrullo gozar, nos parecen decir, mujer nmada, 1 t;:,do convida amar! El murmullo del rio cristalino, tus ojos verde-mar y t n beso de tu labio purpurino, todo convida amar! EUGENIO P. Dll: HERRERA A una morena. La de frente despejada y de los dientes de perlas; la de cintura de mimbre y las manos de azucena. La de los ojos de fuego, la de las obscuras trenzas, la de la boca de grana y de las sedosas cej :s, la del mirar de paloma y del andar de gacela, como los jazmines pura y romo el lirio modesta. La del cuello angelical, y la de pis como almendras y voz de ruiseores, toda seductor. y bella. Con tan celestes encantos, con tan seductoras prendas, dime, nia de mis ojos: Me amars como yo quiera? J'esus Guerrero. Q.lt lees, nia? alguna nove lita? E n la soledad 1 Madre naturaleza!. .. Yo, que un da, prefiriendo mi dao mi ventura, dej estos campos d fer:z verdura por. la ciuqad donde el placer has t', Vuelvo t arrepentido, amada ma, como quien de los brazos de la impnra vil publkana se desprende y jura seguir el Lien por la desierta Ya. Q.lt vale cuanto adorna y finge el arte, si rboles, flores, pjaros y fu entes en t la eterna jm'entud reparte Y son tus pechos montes tu perfumado :iliento l o < ambil'ntes y tus ojos los anchos hurizon tes? ANTONIO Rt S D ZANO. Muc hos consejo s e n pocas pal a bra<;, Para consetvar seca lasa de la mesa se mezcla con un dcimo d e Li ;tina. Para lavar objetos de cri-aal Yidrio, es ventajoso usar sal de cocina. Para que el arroz no resulte pastoso, se agregon gotas de limn al agua al cocerse. Para el sudor de los pis 6 las mano s deben lavarse varias veces di trLunente con agua que contenga alumbre untar se de cido brico. Para evitar ampollas de las quemadu ras, es bueno el petrleo y tambin sirve para suavizar cueros resecos para im pedir crugidos los zapatos y -,ara evi tarles quitarles el nioho. Es adems el petrle o til para quitar manchas en los muebles barnizados y pa ra limpiar t.t ensilios de estao frtndo los. -No mam. Es un libro de historia. -De veras? Aunque bien reflexionado no me extraa. La historia es desconoci-da en sus orgenes y se ignora la del porvenir. Al fin y a l cabo. Q.lt es la historia? Es una dencia que no tiene ni cabeza.

PAGE 4

LA REVISTA. ,.Tenier.do en cuenta el -decidido apoyo que nos ptesta el pblico en genera l, hemos decidido bajar el precio mensua l de l a suscrpcin de 5ocents. 3ocents. cos tando el nm r o s uelto lo cents. Dicha rebaja e mpez a r a desde el prximo mes de Febrero. La persona que desee subscri birse "La Revista" puede ha cerlo, no solo en esta Administracin sino tambin en cualquie r a de las Agencias por nosotros esta blecida. Obse rv a cion e s sobre la rabia en el perro y gato Por considerarlo de sumo in publicamos continuacn las instmcciones que para pre servarse de la rabia coutraida por los aninales dom;;tieos, public hace tiempo el Lauoratorio B ac_ teriolgico de O uba, el que convencido de que por eficaces que sean las medidas higinicas dic tadas por la Autoridad para evi tar la propagacin de la rabia, stas no realizan por comple to su hum<.tui a r iu ouje tu l: ti, la vez uu ponen cuuiel"tu la::; p uLJ<:u.;ium::> de su terriule a::;echauza, pur tue dio de instrncc iou es e::;cri tas su alcance, para que la ate n c in p blica se ponga en guardia desde el momento e n que el perro y el gato comience n experimentar los primeros sntomas de la rabia: desvaneciendo su vez por este medio multitud de errores populares sobre el particular, as c orrio la oportunidad d e l empl eo d e ciertos recursos que estn al a lc ance de todo el mundo y que mientras llega el mdico, quien d e b e llamarse inmediatamente, siempre pueden usarse con el mejor xito. Signos que presenta la rab i a en e! gato La rabia en el gato es mucho menos freuente que Ln el perro, LA REVISTA algunos de cuyos signos es con veniente que se conozcan en vir tud de que este animal, tan pron to siente las primeras manifestaciones, huye de nuestra vista para"no volver aparecer hasta d espus de haber atacado c o n en furecimiento cuantos ha halla do su a lcance, tanto p ersonas corno animales. En un principio esta enferme dad se denuncia lo mismo que en el perro, por un conjunto tle signos que llaman la atencin, toda vez que la fisonoma y acri tudes con tras tan notab!fmen te <;:on su estado ordinario. El gato siempre se halla en es tado d e s o o l encia en nuestras casas: cuando lo veamos sombro, inquie to, agita d o r e chazando todo aliu1ento b e bi da, debemos preservarnos d e l, porque desde el momento que s e enfurece, revela s u naturaleza salvaje y sus ojos centellante s expt esan una indecible ferocidad. Signos del perro E s t e animal cambia de hu1uor, S o vuelve tris t e y taciturno, busca la '3ole tlad r etintndos e los rinc on es ms apartado s d e l a c a sa, p e ro no pue de quedar mucho tie mpo a s p orque s e vuelve in q uieto, agitatlo v y vi e n e, ol fatea, busc a escarba c on las p a t a s anteriores, sus g es to s m o vi mientos y a ctitudes parece n indicar que por momentos v fan tasmas, pues lanza mordidas aire ahulla como si atacase al gn enemigo. Su mira"da expresa un aspecto ferz; pero en este estado an no es ageesivo para el hombre ; se mue::;tra dcil y sumiso con s u amo, la voz de ste obedec e con algunos signos de alegra que devuelven su fisonoma su habitual expresin. La rabi a en este animal es una enfermcuad aparentemente be-z6 nigna en un principio, pero an as, la baba es siempre virulen ta, es decir, que encie1-.a el ger men inoculable. La abundancia de baba no es signo constante, pues tan pronto pre::enta la boca hmeda como seca. M edida s de pr ecaucion ref eren te a l a s pe r sona s Cuando un indiddno ha s itlo mordido por un anima l rauios o sospechoso, debe d ejar sangrar la h erida, ya sea sta superficial, ya profunda. L avar la herida con mucha agua exponerla por algn tiempo a l c h orro d e una llave S i n o hubie s e agua mano pue d e hace r se u s o tle 1 a l co h o l, a m oniac o co u o ri L H s b i no se tu viesen esos e l e m e u to Lacaute rizaciu se pract icar co n l a pasta d e V i ena, mantec a d e a ntimonio, tintura de yodo, p ero sobre todo "un hierro rojo" que es lo ms eficP z E stas cauterizaciones pueden efe c tuarse con una llave, un cla vo cualquier p edazo de hierro, cuidando que stas se haga u profum1amente y en t odas direcc io nes, pudiendo piacti c al"las cual quier p ersona, sin esp erar la llegada del mdic o. D e b e procurarse la rnayoe s e r enidad de uimo para culllpl estcs preceptos, y uo u sar o tros lll edio::; que la pre o copaciou popular mira como bne u os y ::;ou completarnen te ineficaces. Referentes l o s animale s. No deben mataese, antes al contrario, procurar amarrar al animal pant obs ervarlo, coh .. cn d o l e s i elllpre que se a po siule lHl b o z al. L a c reen cia vulgar de que llia tando al p erro se el:it li ore d e l mal e s un error. Contina en l a pgina 29. En F ebrero LA Rli:VISTA d principio s u C ertmen d e Simpata.

PAGE 5

Tan lamentable c:>mo el anterior es otro error muy vulgar de la persona mordida por un perro, sin tener ste rabia, est: expuesta contraerla si pa sado algun tiempo del accidente el animal rabia. Lt rabia solo se contrae estando el a ni mal rabioso en el momeuto que muerde. La aplicacin sobre la herida d e l rabo quemapir.u pasada la edad de treinta aos. Haba-dichu estas palabras tranquilamente, CJn voz inalterable, co m o si hablando de un simple hecho climatrico especial su pas atestiguase que al fundirse las nieves del invierno el Duieper rued.t ..:ao. as de cosacos en sus aguas desbordadas, que en primavera la in mensa esta pa se e ubre hasta el horizonte de kmeles de verdor fino y de grandes masas cabelludas de es'prragos salvajes sobre las cuales vuelan y saltan nubes de mariposas blancas. Luego, como si comenzara soar stibitamente, aadi con acento conmovedor. -Esto me recuerda mi buena ju-ventud ...... en tiempo de Nicols, hacia del reinado. Acababa de abandonar la casa paterna, tan apacible en medio de los claros estauques. M i encargado, un viejo bondadoso y siempre brio me haba entregado fielmente el dinero del primer trimestre y mi balija y me ncontraba hecho un estudiante de la Universidad de Moscow. CONTlNUA.KA. Suscrbase LA Rli:VIST.\ que solo c.:>s tar 30 centavos mensuales.

PAGE 6

J \ : \ l'OT \ ::: ; : ............................. ............... MENDIGA. Al pie de la marmrea escalinata de imponente castillo seorial, una triste mendiga, vacilante, descarnada l11 faz, y cubierta de harapos nauseabundos, con fnebre ademn implora, por Dios, una limosna, un pedazo de pan. Templo qut los erigiera la torpe vanidad, era aquella masin d onde choc:tban las copas, ms y ms, y poblaban el ter los impdicos gritos de voluptuosa bacanal. Coronaban la mesa ricas viandas; los libertos servan sin sesar en ureas tazas la incitante sopa; y entre el bullicio del festn feudal escuchse una frase que ordenaba del castillo arrojar la triste mendiga que peda un pedazo de pan. Pasaron prontos las nocturnas sombras, y el sol, al asomar ilumin el proscenio de la orga estpido y sensual. Y vise en la marmrea e scalinata del soberbio castillo seorial que una triste mendiga estaba muerta, amariila la faz, y plegados los labios que pidieron un pedazo de pan .!lndres .!l. Matta.

PAGE 7

..,

PAGE 8

--. --... .. Para estar correcto, COMPRE / BSUS flUS[S, l Y S M en el gran establecim i ento e TAMPA de a

PAGE 9

. PACKA RD El Pi.ano que canta como la voz Turner Music Co. $ -.. 604 FRANKLIN St. UNICOS AGENTES. Domingo Pe.rdomo Agente para Ybor City: 7/1 Ave. No. l4l8. o

PAGE 10

CERTAMEN DE SlriPATit\. En e 1 petnbles se o ras cada sctnana, de n1an cra que la ot<.. dn resulte t o d o lo Iegnl y justa, sin que puedas r o n e r>e que existen privilegio preferencias. El Certmen el ltimo do mingo dt l me de 1\Ia rz >. La lH que lltayor 11illero de YOtu> >u. p r o<:!amad a R<:i11.1 de la Simpal:l y ;oc i 'bequiada con exp'ndido=--q11e dareconocer, e n algunos d e los e,L.,blecimi<:ntus de e,;ta localidad. La> que obtengan el se gundo y tercer puesto en la vota cin, se rn pr.clamadas Damas de S impatas y recibirn lindos presentes, -93 -LA REVISTA La m oneda de mas valor. La moneoa d e oro d e ms valor es, e n la actualidad el "lool'' d e Anam, eoluuia francesa en e l A sia Orieutal. Es un gran dis co d e oro e u e l cual se ve escrito c o n tinta india, su valor, que e s d e 280 p es9s prximame u t e A esta nwueda. sigue en valo r el "obang" del Japn, que vale unos i O peso s y d e :;pu s vie n e e l "venda" del pas de l o s a c h a u t s que represe uta un valor d e tu :; d e 4 0 pesos. D e l a s monedas de plata, la que ocupa el primer luga r e s tam biu de Ana m, es e l 'iugot" d e plata que vale cerca de $ 40 E fectos de la politic a Ann cuando eu Espaa los r e pre:;e u tautes d e l pueblo no tiene n cun,iguatl.> en lo s presupuestos c autidacl alguua para pago de s u eldos, lo cual tambin ocurre e11 I t ali a y e n Inglaterra, no por eso hay c1ue figurarse que s u ced e igua l losa e u las d ems nac io Df'S. En los E stados U nidos cada 3 I representante tiene asignada una paga d e 7 000 pesetas anuales, y adems una gratificaci n de media p e;eta pur kilmetro para gas t us d e ca m Lio de resdencia. E u Blgica, cada individuo de la nmara de R epresentantes p ercibe un sue ld o anual d e 5.500 p e s e tas; e n Francia cobran al ao LO D O pesetas y e u Suecia e l do bl e Eu Grecia, los diputa dos t o bra n 30 0 pesetas a l nu, s, y los se n a d o rP s, 6 0 0 Y finalnJ e nte, e n Cuba p e rci b P n illdi stiutanH: ute unos y otros 3 0 0 peS')S m en:;uales La letra M y Napoleon el Grande. De Marengo Moscow fu, puPde decirse la gran oscilacin del penclulo de la \'ida de Napo len I siendo la primera la ms grande batalla de donde sali He r. o de gloria, y la segunda, el abismo en que se hundi. Mr. J Buckley, hombre experto en en contra r coincidencias litera ras, hace not en e s cribir al conde y e n volver visitarla con fre cuencia. su novela. Cnsualmente unos cuantos das antes hu bo de encontrar l a enfermera del Hospital que l e p regunt que d eba hacerse con el dine ro de i a s m isas y que s e s orprendi no poeo a l saber que l a t i s i c a b a bi a curado. La hablador a h ermana _refiri las vistas del medico D L u i s y aludi su locura con tando q u e L hab a n vi sto llo r ar, besando las sbanas del l echo d e i\l ara. Fermn d ijo la enfmera q ue e l d inero de las misas quedase b e nefiei o del h o s pita l y n o vol vio pensar en esto que Luis s e present en la casita. Ento nc e s r ecapitul. Indudablemente el conde haba si..lo vctima de una diestra com--No seor. Ignoro donde se encuentra. -Yo lo averiguar ... ... Es necesario que manifieste clara:nenLe sus propsitos ulterio res para evitar con tiempo, disgustos y situa ciones difciles y que de l p arta cualquier cambio que sea neces ario hacer. -No le entiendo Vd amigo mo. C a m bio en qu de qu? -0 Federico al encontrarse, sin buscarlo, con mujer honrada y bella, acepta l a s cosas como estn y torna aliado de V. dispuesto ser un buen marido, cosa ms diticil que l a unin del cielo con la tierra, abrumado con la carga que le ha caido y dispuesto no va riar su gnero de vida, exige una separacin, cosa sumamente probable. No pensemos en lo primero por imposible. -Volvemos mi primera idea que juzgo ms acertada. Y como no cuento ni puedo contar con el afecto de un hombre que ni siquiera me conoce, como real y hon.

PAGE 11

J2 presenta papel tan principal en la vida del Gran Conquistador. M arboe el primero en reco n o c e r el genio de Napolen, en la escue l a i\1ela e le abri el camino Icalia; Mortie r L.. uno de s u s primeros gene ntle:: ; :\lau rean l e t r a i c i o n o, y :durat fu el primer m a r t i r de su c a .. 1:1 ra Luisa partic i p dtlsus ms altos destinos. Met ternic h lo v e n c i e n el c ampo de la diplomacia. Seis Massena, :\Iur tie r, M armont, M acdonald, l'vJurat, M o n c y y v eintisis de sus generales de tuvieron 11 ,': ri in ron c o n l:i k .... 0-lur ;tt, d uque d e Ba<:sano fu el consejero e n qui en l tuvo ma yor c o nfi : nza. Su primer gran ; ... l<,n l e n tltte, .. s u 6l t im a ],de :\lont Saint-Jean. G an las batalla s ele M o scow, l\J ontmirl'lil y Monte re a u Des LA REVISTA Perdi Egipto por los crasos errores de Menoa, y Miollis le dio la comisin de hacer prisione ro Pio VII. Malet c onspir contra l. y despus M armont. Sus Ministros fueron M a r et, Mo llien y Montalivet y su primer Chambel n fu M ontesquieu. 5:eccion recreativa pus sucedi el asalto ele i\1ont.-\allJUli!I.-'------L-------.-i GEROGLIFICOS. m artre. Miln fu la primera ca pital enemiga y M oscow l a u! tiDiferentes maneras de h acer BoL as sol t .c i o nes >e insertarn e n e l ntil a en las cuales l entr. tar eu el ague, una aguja un alfi-mero prxtmo as como los nombres de l er. Brujula econmfca. las personas que r emitan l a solnc. i n -91r adamente no tengo derecho exigir nada, y como mas que quejosa debo estar a gradecida, y no proporcionarle dificultades; antes bien, salvarla s tomando la resolucin ele abando nar esta casa y esta posicion que en conciencia no me pertenece n y marchar aliado de mi madre, que gracia s al conde. tiene lo bastan te para que sigamos viviendo con ,modesto desahogo. -Todo eso es cierto y est dignamente pensado; pero no debe partir ele V. la inicia tiva. Todopasodadopor V.en estos momen t o s puede ser mal pertenece V. a l conde del Encinar y solo l debe decidir d e su suerte. Calma pues y deje venir los acon. t ecmientos. As continu la conver.sacin sin que ni in-cidentalmente recordasen aquellas expansiones cie d ulce afecto que se descubrieran en su ltima entrevista. En Mara no haba violencia ni finjim iento; realmente las haba Oividaclo no se ha b'ia fijado en ellas. En Luis la lucha interior era grande. Hoy -92amab:-:. m s que antes aquell n hrrmosn j ) ven que en sus manos se ponia p i d i n d ole honr a d o s c o n se jos en una sitlwcim ex r c 1 c i o n a l y h allndo s e en el mundo Cl' m pletamcnte aislada. Y Luis que naJa crea, que todo cuanto pasaba en el mundo l o considen1 ba f arsa ridcula, tomaba en se r io c uanto aquella muJer se refera, y o l v idando sus prcticas stia decida inter\'enir e n los ele una familia improvisada de un modo t a n extrao. Si Mar a no fu<>se un ngel, L u is no le preocuparla su situacin, antes a l con-trario d ebiera estar gozosa y sacar d e ella to do el partido posible. Jven y bella, l egtima e s posa del acaudalado conde del E nc i n a r que la dejara en l a ms completa l ibertad, era cuestin de habilidad femenil h a c e r la conquis ta d e un hombre tan impresionable como Fe derico y vencer en poco t iempo sus preocupa ciones o imponerse amparada porla ley. Esta mujer en la miseria hubiera sido mia, completamente ma; colocada de repente en otro


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.