La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00028 ( USFLDC DOI )
r19.28 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

j o ll. ::\ ( r M. 8 o L A R EVISTA SEMANARIO DE LITERATURA, CIENCIAS, ARTES, SPOR'I', F. NTERESES -Tampa, Ybor City 21 Febrero de 1904.-$. ............... .......... ............. ..... .. antes de transformarse la nia en mujer, ya la cautiva, seductl y atrae b biselada luna del espejo. Alguien, ha dicho: Donde quiera que la muger encuentra ese pequeo abismo en el cual todo es superficie, all se clavan sus ojos con incesante empeo, arragtrallos por el secreto impulso de un poderoso atractivo. Cualquiera diria que v en el fondo del cristal mundos desconocidos, panoramas inter minables, paisages sin lmites, cuya contemplacin absorve sus miradas; pero ya sabemos que los espejos solo rerlejan los objetos, y las mujeres no buscan en ellos mas que el refle jo de su propia imgen. En esas citas tcitas que se dan s mismas, parece que se examinan, que se expan, que estudian. El sabio cuenta sus ideas, el g eneral sus soldados, e l banquero sus millones; las rn uje res cuentan frente al espejo, el nmero de sus encantos, como quien mide la extensin de su talento, de su fuerza de fortuna, para imponer los dems el yugo de su imperio. Ante el lmpido cristal que reproduce su imgen, se extasa contemplando el rostro infantil, y con mohines que acusan el grmen de un sentimiento inexplicable an, arregla sus cabellos moviendo la cabeza y entornando los ojos, como el pajarillo que aliza sus plu-mas al calor fiel sol. .En esa edad en que la nia comienza dejar de serlo; en esos momentos en que la na turaleza principia hacer sentir sus derechos, y metamorfosea y revoluciona los sentimien tos hacindole olvidar la ltima mueca, sucede lo mismo que la aproximacin de la PriuJavera. Con el brote de las hojas que cubren los rboles de verde follaje, y el brote de las flo res en los capullos, comienza la Primavera decorar el escenario ile los campos, y la mu jer empieza engalanarse, por que el instinto le dice qG.e ella es tambin una flor cuyo aro ma ha de perfumar el valle de la vida. Quin se atrevera culparla por ese sentimiento de coquetism? Seda como culpar la inconstante mariposa qne r(ipida, inquieta cabrillea libando la miel de las flores; al ruiseor que trina, alegrando la soledad de la selva, elevando al cielo en canoros gorgeos, endechas ele amor la Creacin. En la mujer, ese inexpresable sentimiento de coquetera, abrillanta su existencia. Veilla: El rla antes de vestirse de largo, ensear las pantorrillas con el inocente im. pudor de los ngeles, y veinticuateo horas ms tarde, si el trag<;1 imprudente se levanta de jando al descubierto el tobillo, el rubor teir sus mejillas. En todas sus acciones se ver impreso ese sentimiento de presuncin que delata el de seo de parecer bien_

PAGE 2

LA RE\' 1ST. \ Agmdar! Cmo reprochar la mujer esa aspiracin de toda su vida? La coquetera es el arma con que la mujer combate la inconstancia y volubilidad de los hombres. Ella sabe por instinto que en el fondo de cada hombre, en ese espejo invisible donde mira en secreto el deseo nunca satisfecho, hay siempre reflejada la imgen de OTRA. Por eso studia. ante el espejo, que es su confidente el modo mejor de vencer la pretendida enemiga, imponiendo con sus grcias el yugo de su imperio. Prohibirle la mujer la presuncin y la coquetera, sera despojarla de su mayor atractivo. Existe la muerie? Una pgina de luz mi modesta llihl i oteea. A mi amigo Eladiv lzquierdo. La muerte, que tan temida es por el hombte, no es otra cosa que la faz ms hermosa de la vida: ella no existe ms que en In apariencia. L : t muerte, es formada por una gran srie de fenmenos fisi c os y qumicos: los primeros tienden ; hacer cambiar de forma ; la materia de que!"e compo:len los sres, cuando stos han llegado ; e s e periodo en que el sr, siguiendo las supre mas rdenes de las mi mas leyes que rigen todo lo creado, v; experi mentar esta srie de fenleno s de e, ,>!ucin, que el homb:e. pot fcil 'llam 1\luerte," pero que en verdad. no e!', toi ser otra cosa. que un fenmeno ele transformacicn, t se: t de as ccmo de ste, en el Gran Es:alafn de lo'i sbios > \1i terios aturales; y los segundos, < los qumicos, tienden ; deshacer la unin de los elementos de qtte torma el sr, para de esta manera. y dejando unos, libres, y com poniendo y tomando otros de la formar nuevas subtancias con que entiquecer la existen cia de nuevos sres, que son la vida m creciendo. l::stos elemento;; transformados, sielllpre en progresin ascendente, permanecen pesar de la muerte, y pur la muerte misma, formando par te de:la Xaturaleza, y no huyen nunr:t. le sto que pudiramos llamar .. La Existencia del Universo," con tri bu yendo este rden de cosas sos tener un equilibrio tal en el conjun to d e todo lo creado. donde nada sobr". ;1 nada falta. que i la ms insignificante cantidad de estos elementos de la vida murieran desa parecieran, todo lo existente sufrita un enorme desequilibrio, y por con secuencia. todo quedara reducido un gran montn de materia sin vi da y solo en este caso la muerte sera un hecho una verdad cientfica, porque solo as desaparecera la vi da. De todo lo aqu expuesto granpe!> rasgo!>, deduzco lo que sigue: Primero; que la muerte no existe, porque si existiera ella, la vida no existira; y segundo, que existiendo como tan claramente se ve que existe la vida, la muerte no existe ni existir, porque lo creo tan sumamente imposible como que este papel lo sea y deje de serlo al tiempo. ,: '+ k AL CRAN TALLEJ{ DE LAS CIENCIAS. tengo la intencin, al escribir este pensamiento. de herir en lo ms leve el mrito intelectual, de ningu no de los laboriosos y venerables de tus obreros; solo expongo mi criterio honrado en la profunda c uestin que me ocupa. Si estoy equivocado, enseadme, y si no lo estoy, aprended. J. MANUEL MARTINEZ. West Tampa, Enero de rgo4. Garnavalina. Me conoces? Te conozco: Eres la juventud, esplndida y risuea, con las ga las de la belleza y los en -cantos de la alegra. Goza ele la fiesta: s su mayor ornato. Inflama Jos corazones de tus adoradores, em brmales con la magia ele tus palabras vivas y chispeantes, y entre carcajadas, vino, musicay luz reina y triunfa con la careta como trofeo y el carnaval como ense:::. ..... Me conoces? Te conozco: Eres la dicha, T brindas con la fortuna; tus sueos son ptace1es; tus promesas felices destruyen toda sombra triste y pesarosa. Para ti estn escritas estas pginas carnavalescas. Riamos ahora: el difraz encubre vuestras penas. La vida es una pura bro ma. Atrs las horas amargas La fiesta empieza Viva el c,_arnaval! -Me conoces? -No. --Quin eres? -Soy, quien puede a 1 irtucl del engao hacer creer que todas tus obnts son buenas, que todos tus actos son admisibles. Con l a falsa triunfaremos, con el artificio hemos de vencer. Estoy en carcter, mis elementos perp tuos, son la mscara y el disfraz_ La lealtad no sirve en el mundo, la virtud es carga pesada que consume los espritus ... -No sigas; te conozco ya: eres el engao que no puede ni. admi tirse ni tolerarse ni aun en pleno Carnaval. Juventud, dicha, belleza, po. dis disfrazaros; siempre vuestros elementos resultarn al travs de l a mscara. Hipocresa, perfidia para qu el disfraz, si las almas honradas os repudian y os rechazan? ***

PAGE 3

Nuestros regalos. Las tree vencedoras en nuestro CERTl\fEN DE SIMPATA, se rn ob2equiada;,; por LA RRYIS'r A con los sigui en tes objetos: Primer premio:-Un reloj de seora. Segundo premio:,..Un juego de tocador. Tercer premio:-Un precioso abanico japons. E l B a ile de anoche El pblico nos exige y debe mos satisfacerlo.-"La Revista." debe salir los Domingos" se nos dice: Y no otros, privados por el de seo de dar cuenta del hermoso baile tle anoche en el Centro Es paol no lo podemos hacer por falta de tiempo. En el prximo nmero publica! emos la cr6nica de ese Domin go de Piata en e l Centro, que por cierto ha sido ua de las ms hermosas fiestas qu_ e hace muchos me3e. se celebra en esta Ciudad. GALANTERIA A LA SEORITA tlaria Luisa Ghongo. Por cuerpo y por sus ojos Por su gracia .' u sonrisa, A los pies de Mara Luisa Hay que postrarse de hinojos. G. D. O. Ah ...... -Conque !.t besastes? -Si. -Y cmo fu? -Muy sencillo, me acerqu y en un carrillo, un fuerte beso la d, -pero despus ...... lo confieso! se vuelve hacia m indignada ... -Y te d una bofetada? -No seor ... me d otro beso! J. :\l. G 1 En esas tardes claras, serenas, luminosas, en que hasta el Prado atl.uyen, cual lindas matiposas, las hijas adorables del suelo tropical, con ansia tle" belleza me in terno en el paseo y clmanse mis gustos, pues por doquiera veo b ellsimas mujetes ele cuerpo ese u 1 tural. Envuelto entre el reflujo ele nias tentadoras alegres los minutos desl;;:anse y las horas en medio cic un constante simp?t.tico charlar; e l sol entre las olas tranquilo va ocultarse, cual pajaro rojizo que fuera solazarse alla en lo ms profundo del misterioso mar ... Y cruzan mi lado ttigueas adorables ele negras y profundas pupiias insondable" y bocas diminutas ele alegre sonrer y pasan lindas rnbias con ojos celestiales, y todas son divina3, iJeales ... pnes to:las me recuerdan la dicha de vivir! Luciendo trajes claros, que encantan la vista, sus cuerpo3 asemejan ensueos de un artista, delirios ele un poeta, sublime apari cin; los hombres las contemplan con trmulas miradas ... y brillan en sus ojos ardientes llamaradas de amor y de cario, de orgullo r de pasin! En el ambiente tl.otan aromas y murmullos, y risas y ::uspiros, mezclados con arrullos de jovenes amantes, se escuch.an por doquier ... ;A.h! En esas tardes tristes, cuando agoniza e l d a i 11\' a. den nuestras almas cruel mela neo la, qu bien que se comprenden el hombre y l a n.mjer! ... :\Iujeres h echiceras, mujeres ideales, botones entreabiertos ele esplndidos rosales, que perfumis el Prado del Parque al Malecn, si hallis, en esas tardes tranquilas y serenas, aquella rubia ingrata que me colm de penas, decidle ... que an palpita por ella un corazn! Qu sola va quedando la arena del paseo! Qu triste! ... Ya no ahuyentan con vi\'O centelleo los ojos ele las bellas la densa ya no hay en el ambiente ni aroma ni murmullos, ni risas ni suspiros mezclados con arrullos ... huyendo las hermosas ... Qu horrible soledad! 59

PAGE 4

6o LA REVISTA h! obt viva el Carnavalt v i va el Dios Momo con su corte, s u escoltar sus msicas, hanwgas, sus comparsas, sus alegodas la alegd.al 'l'ales son las exclamaciones que anualmente pol' es\a poca ;maen de todos los pueblos que oinvaden calles y en bus ca de un no de olvido para las arideces de la vida diaria. Carmwalt palabra mgica que enardece el coraz&n, el espritu, lanza la humanidad e n plena locura en un desencade11ami ei1 to de pasiones sanas, en que ::;olo predomina el placer de lmrlarse cir ve1da hall bi en.-despus de haher creaclo al hombre A su IMAGEN,-enviar :i nnestta primera madte un demomo malCli o qne, para abusar me j o r ele ella, se DISFRAZ de serpie11 tP. Di sftazarse d e ser pi ente para ofrecer una manza na una dbil mujer, acabada 11e salir las costillas de su roa rielo, es una accin muy fea; pe r o prec i so es rec serpientes maravillosam eute aptas para morder la frut;, prohibida. Pero rlejemos las digresiones :1. un laCio, y veamos como se ce l ebra. e l d.rnaval en algunos pnist'S. En .B'rancia por ejemplo, d lugar el Carnaval hermosas cabalgatas, y grandes fiestas que t1 uran generalmente tres das, y Especial para LA R EVIS T \ El C1rnaval en Pars. en los que la industria y e l co mercio toman parte principalsi ma. D e esas fiestas, la ms importante e:> la del BUEY GORDO, en el que un hermoso animal, e l premiado en l a exposicin bovi na anual es paseado e n lujoso carro por l a'l calles d e Pars. Es esta una fiesta tan deseada por el pueblo parisiense ql,e, durante seis meses espera con impaciencia las lujosas carrozas, los bizarros mosqueteros, T a df:t reina del Carnaval, la escol ta d e Su Magestad el Rey Gordo del que, tres das despus d e s u efmero triunfo y de su glorioso paseo por ante las miradas de los hijos d e Lutecia ya no queda ni rastro en e l estmago 1 efinado de los que t ienen l a suerte de sa borear la rosada carne del cOI. npeto. En Cuba el Carnaval que fu explndido en poca de n n estros

PAGE 5

antepasados, ha degenerado ya de tal manera, que pasara casi desapewibido, no se r por los bailes Je disfraces e n que n u estras l indsimas damas hace n alarde de su SPRI'r y van sem btando su paso uu d erroche de alegra. Tambin el pueblo yan kee gusta divertirse costillas del Dios Momo, pues en casi todas las ciu de los E Unidoscelbranse grandes mascaradas, siendo las mejores las qc;e se e fectan en New Orleans, donde ha se n tado plaza la costumbre francesa de celebrar el MaRDI GRO, d e l mismo modo que en la patria de Vctor Rugo. Arturo V&.n-Caueghem. A la Seorita JOSEFA ENRIQUEZ. EJ pelo es caslaiw oscuro, Rostro de color trigueo, En el q u e Juce s u dueio Ojos de un mirar bien puro. En s u s Ubios por Dios juro Hay la gracia d e la aurorn, Y en s u c u erpo e lla atesora Belleza y gracia exquisita, Es una mujer bonita De modestia encantadora. CONTESTA ClONES A RUEGOS. Confieso francamente que mi j u icio la simpa tia y belleza en Fefa forman lneas paralelas y por l o tanto no tienen predomina-cn L. G. B elancourl. L o que ms me seduce ele los ojos negros de la muger que tan. t o amo, es la el u lee y seductora expresion que revelan al mira r. llaiael A. Barrera. ..;:* En e l abanico de la Seo rita ROSA COTANDA. Y o l e dijera un portento, Si un diminuto abanic.:> )l'o fuese objet o muy chico, Para escribir l o que s iento. J. M. P. L A REVISTA 6r Florecilla crepuscular. A Rafael P Conte, Redactor de 'LA DrscusroN No s donde l a encontr ni donde la v ... Tal.vez durante largo tiempo, fu ''soada y vivida" por mi imaginacin calen t nrien ta ... Tal vez fu una como :floracin internsima, d e anhelos-diseada en la es cultura viviente y dominadora de una mujer-idealizada e n una mar de extel'i.ssimos ensueos TVBERO sos .. : Solo s-ayudado de la memoria sen si tiva,.--q :1e era la agona lenta y bonachona de uH crepsculo es tival, aliado de un squito de adocenados nubarrones, cuando vagaba yo ... Vagaba-como si fuera un astro-clescribiendo una rbita cuasi irregular, por las afueras de Campo l!.,lorido,-distraidu el pensamiento en una idea nubiforme, susceptiva de dilatamientos y esfumaciones ... Como h allazgo inesperado, de poderosa f u erza conmoveclora-topme, como diez pasos de m, con una nin. a delicadamente bella, delicadamente adorable-en la sonnolencia dormidora de su abandono .. Cauteloso y serenado, llegu su lado ... Vla bien entonces, r eco no cla bien: era ella, mi Margarita rna! Dorma?-Pareca clorruir-Soaba?-Pareca soar-Hablaba?--s; cre oir algn susurro hnmano S; c r e v e r que se movan s u s labios ... El odo atento tena cuando o: S -Oh, mi Manuel mio!, mi Manuel de Cienfuegos!, tuya solita soy! tuya! Al OTRO Manuel de la Habana, Jele que ''LE" QUERIA porque SE PARECIA t, Oh, mi Manuel amado!, porque t estabas l ejos muy l ejos ... Hu .... n o qGera SABER ms ;Hu! o o o o o o o o o Y cuando fro, muy fro, el airecillo d e l a madrugada me d espert, v-
PAGE 6

Notas de la sociedad TA111PE:NA. Grata acojidu le ha dispensado e l ptblicode Tampa nuestra modes ta publicacin que viene llenar un vaco en esta Sociedad que hace tiempo exista. Nosotros compren demos que 'dada la ndole de L a Rev ista" encontrar malcontentos, que sern pequeos escollos que en contrar nuestra nave en su camino, pero que venceremos dado nuestro empeo en seguir adelante. >.' El prximoiDomingo se celebrar en "La Aurora" un beneficio faYor del aplaudido tenor-cmico Sr. Froiln Garca; las obras eleji das para s u representacin hablan por s del buen xito de la fiesta ms de desempear el papel mas importante en ambas obras el bene ficiado, muchas entradas le deseam os al amigo Froiln. lEEl Mircoles 24 tendr efecto en el saln Odd Fellow's'' la segun da junta constitutiva cielos Caballe ros del Aguila de Oro, los cuales quedaran definitivamente instala dos y preparados para celebrar sus tenidas en s u castill o Fraterni dad ;" b u ena oportunidad para e l ingreso y obtene,los grados que co m o fundadores le; corresponden, se le presenta los que ingTesen en es ta junta de constitucin. SIUL El Guerpo de Bomberos EN vVES'r TAMP.A.' Firmada por sesenta y tres manufactureros, comerciantes, propietarios y respetables ciuda danos de la localidad, l e ha sido entregada a l Mayor la siguiente exposidn: V\est Tampa, Febrero 4, 1904. -Al Honorable Ayuntamiento de la Ciudad d e west 'l'ampa; Sres. Los abajo firmados, Manufac tnreros, Propietarios y ComerLA REVISTA ciantes de esta Ciudad: Respetuosamente pedimos ese Hono rable Cuerpo, la organizacin de una Compaa de Bomberos pa ra la proteccin de esta Ciudad en caso de incendio. Pedimos adems respetuosamente ese Honorable Ayunta miento l a aprobacin del siguien te personal, para organizar la Compaa 1 de Bomberos Volun tarios de W est Tampa, prove yendo dicha Compa a d e man guera, un carro escalera y un caballo. Recomendamos e l siguiente personal: Para JEFE: T. Martnez. CAPI'fAN: M Antoln. TENIENTE: A. Gallo. BOMBEROS: Gustavo Surez; Manuel Ortega; Abelardo Peal ver, Cndido Gonzl ez, Rafael Domnguez, Vicente Rosell, Al fredo Rose ll y Manuel Mendoza. H.espetuosamente: Enfermo. Nuestro particuiar amigo sefo r Francisco l\[ e jn. s e e n c u entra enfermo ha ce algunos das. La Revista" d e>ea tan particular amigo un !)lonto restablecimiento. En El Porvenir. El Sbado de la entrante semana los Salones de esta popular Sociedad estarn coocurridsimos juzgar por l a animacin que se nota entr e nues tras bellas para asistir la bonita funcin que beneficio de El Por venir'' se efectuar el da ya indi cado. RUEGOS. De West Tampa. Sr. Juan Tag1e: Hganos un bosquejo de la be lleza de la Srta. Lucrecia N avarro. .. Sr. Rafae l N{lez : Pedimos V. un pensamiento en prosa;, para su ms graciosa amiguita de West Tampa. Certamen de simpata. EL TERCER ESCRUTINIO, He aqu el resultado d e l segundo e s crutinio celebrado en la Reduccin de este peridico. agregado.;; los vo tos de los anteriores escrutinios. :;eoritas: Anita Torrens .............. .' .. ..... 1 3 c-aridad Ojea ........... ....... ..... 1 3 Pilar Snchez.. .. .. .... ..... .. ..... 1 3 Jcsefa Enriquez .. .............. ... 1 2 Florinda Cimadevilla ....... ... .. 1 1 Flora Valds........ .. .. ... .. 8 Celia Villaneal.. .... .. .. .. .. .. ... 6 Maria Felipe Gutirrez....... 5 Panchita Acosta.. ........ .... .. 5 Rosa Cotanda......... ...... ... 4 O tilia Linares.. ...... ... ........ ... 4 Lucreeia Llan.. ... ... ... ... .. 4 Paul a Valdes Generique.. .. ... 4 Serafina Aguiar. .. .... .. ..... 3 Juana Cotanda. .. .. .. .. .. 3 Conchita Perdomo............... 3 Anita Molina........ ... ........... 3 Monon a Cabal........ ......... .... 2 Hcrminia Pomiano... ......... ... 2 Mara Parra............ ...... ..... 2 Susan:-1 Blanco...................... 2 Magdalena Llad............ ...... 2 J oseta M!L .... ..... ... ... ......... 2 :Vlanuel a Cruz .. ................ ..... 2 Alejandrina Prez Rolo. .. .. ... 2 Jul:a Blanco........... ................ 2 Elena Cap........................... 2 Dulce Mara Linares.... ...... ... 11 Mara Luisa Chongo............. 1 Carmela Ramos..................... 1 Emilia Granado..................... 1 Isabel Meja ..... ............. ,... ... 1 J uani ta Delgado. .. ................ 1 America Snchez. .. .. 1 Catalina Chongo. ..... ..... ...... 1 Paulina Al:rahantes.. .. .... 1 Manuel a Castaeda....... ...... 1 Isolina Chongo................... .. 1 Lucrecia Snchez.. ... ... .. 1

PAGE 7

T .:1. Revista. CERTAMEN DE SIMP. A TIA. Seccion r ec r ea t i v a Recrtese el adjunto CUPN y remtase por correo la Redaccion de LA REVISTA echese en los buzones colocados para este fin, en los lugares ya sealados y que se han indicado en los nmeros anteriores de este peridico. Sol u c i o n es los g eroglficos in sertos e n e l nmero 7 Allogogt ifo numric o : LlBERATO. Director = Propietario: m. --L Liberal T o r e ro Berta Rata Ter Re B VoTo favor de la seorita Al Nm. 9El conde n a r lo s inocentes e s absoh e r y estimula r e l crme n por ser la ms simptica de esta Ciudad. Tampn, Febrero 21 d e 1904. Al Nm. ro.-A c haques quie r e l a muerte y p o r ca sualidad s i empre los e n e nentra A l Nm. 1 r. M artina. REMITIERON LAS SOLUCIONES: El resultado del escrutinio se dar conocer en el nmero correspondiente la s emana e n que t enga efecto. Un l ampe o Roger Manolo Ruz, U n cuba no Una a fici e n a d a y M ejas. A l Logogrifo numribo so l o h a r e mi t id o la so lucin U n gadita n o. --109 En el anverso del cuadro se lean esta s palabras trazadas con letras finas. "Al Sr. conde de l Encinar. Recuerdo de gratitud: Mara.'' E l conde estuvo contemplando largo rato aquel retrato y aquella humilde y especial de dicatoria notando. que s u alma se abra espontaneamente la s impata que aquella jo ven inspiraba. Aq .uella he rmosa mujer era la suya ..... Era l a vrgen condesa del Encinar. Con todo su ser inclinado seguir los con sejos de su to, abri con impaciente curiosidad una de las cartas que era de su administrador. Pero apenas eti>pez leerla demostr en su rostro el ms profundo disgusto y la ms intensa pena; se puso plido y dos tres ve ces suspendi la lectura arrugando el papel con nerviosas crispaciones .... Por fin termin arrojando la carta sobre el retrato y levantandose de su asierto co menz dar agitados paseos por la habitacin como un ttgre en su jaula. lOG --Pa rece mentira querido to, que as se burle V. de mi desgracia. -Vuelvo repetirte que no me burlo y que no veo tal desgracia. Hay una contrariedad y nada ms; una irremediable contrariedad que es preciso aeep tar. Analicemos ahora esacontrarieaacl. Todo lo que sabes ele los antecedentes de tu mu jer se reduce l o que de e ll a te cont tu amigo Luis. Una linda y jven martir del trabajo y la virtud que se muere tranquilamente en eL hospital; una honrada virgen quien obligas confesar que ha tenido contigo re laciones culpables y un h ijo, pot asegurar l a suerte ele su madre y hermanos. Tal era tu mujer ntes del casamiento. Veamos despus; un mi lagro obra de su naturaleza bruscamente sacudida con tan inesperados sucesos, le conserva la vida; l a muchacha s e asombra al encontrarse sola viva y condesa; comprende su clifcil.sitnacin y conformndose humilde todo, procura hacerse digna ele ti buscando maes tros que l a enseen las fci l es quisicosas pre para vivir en la buena sociedad. Esto

PAGE 8

L \ REVISTA GEROGLIFICOS. Nm. 14. Nm. 12. Nm. 1 3. CADENETA S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S S Sustituir las S por letras ele modo que leidas vertica l y horizontalmen' te digan l o siguiente; I Punto cardinal. 2 Fruta. 3 En las costas. 4 Juguete. S Filsof J antiguo. 6 Ave 7 Delicada flor. 8 rJumeral 9 Nombre de varn 1 0 La paloma 1 I Animales Las burbnjas d e l jabn y el cido rar -1 bnico. 12 Lo que h:1ce el creyente 13 En los templos 14 Enfermedad J 5 Animal. 107-revela instinto delicado y talento no vulgar. -Pero todo esto querido tio, no puede obedecer clculo interesado? -De ninguna manera. A qu venilra ese clculo? No es tu leg tima esposa? t\o ha ase gurado ya su suerte y la de su familia? A qu conduciran est:;s mogig:wgas despus de lo hech o? Esa muchacha obm de buena f y se m e ha puesto en l a cabeza que es una ganga que se te h a entm5lo en casa sin t merecerla. Conozco sobradamente el mundo y las y sabes cuan seguras son mis apre ciac iones. Ahora ah v el consejo que me pi: l es: acepta J o s hechos consumados. Tengo para mi que esa mujer ha de hacerte feliz. Esta conferencia impresion bastante Federico; pero no l e convenci; asegur sin embargo su-tio que seguira fielmente su L'Onsejo y se retiro an ms preocupado que cuando fue : verle. Las reflex:iones del d iplomtico haban dado nue\'a forma sus dudas. E l conde del Encinar renegab::t cordialmente de SLl suette que \ enia interrumpir l a 108 -marcha apacible y sosegada de su vida alegre. Dejo pasar unos cuantos das sin tomar resolucin ni escribir ninguna carta y di tiempo que su fiel mayordomo le diese ms noticias y detalles. En efecto recibi de Madrid dos cartas y un paquete cuidadosamente envuelto. Por natural curiosidad abri este primero. Contena un retrato de Mara primorosamente hecho. El Conde, gran conocedor de femeniles bellezas, examin con grata sorp1 esa y sonrisa inteligente aquell a pintura. Mara, delgada y plida an, estaba en extremo interesante y t ella. Sus grandes y negros ojos posean sin irresistible y su rostro angelical desper taba la ms viva simpata. Su cuerpo era de irreprochable elegancia y esbeltz. Vesta con la mayor sencillez; pero con exquisito gusto que demostraba en ella el instinto de la elegancia.


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.