La Revista

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00033 ( USFLDC DOI )
r19.33 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
Added automatically
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Ato II. NnM. 13. 1 LA REVISTA. SEMANARIO DE LITERATURA, CIENCIAS, ARTES, SPORT, F. INTERESES GENERALES. .;A -Ybor City 27 de Marzo de 1904. -.;A EL HAMBRE. ----uououou ooomoUUOOhoO hambre no se define: se sientl:!. Nada ms terrible que un hambriento. Por ha Jicho muy bien un escritor que la palabra HAMBRE es una de las ms ho rrorosas que encierra el diccionario. Y es verdad, porque la misma muerte es mil veces preferible las t ; nturn.s del ham briento. Por eso los a -ntiguos, con u na crtH;JldaJ que hoy tachamos de brbara, tormento que tena mucho de horrible: el de Tntalo. Quin era capaz de resistirlo sin suqumbir, presa de la ms espantosa Nadie. inventaron un desesperacin? Tan horrible corno el tormento de la sed, aplicado al persouaje de la fbula, e s el .mdas que nos es imposible probar. En un caso se mejante el hombre deja ile s e r homlne y se convierte en fiera, porque l a comezn despierta e n l sns instintos brutales. Se explica: la tirana del estmago iguala los hombre s con las bestias: no E>n vano se le llama al hambre hru tal. La comezn del hambriento es irresistible. Cuando la extenuacitn y l a fiebre s e apo deran por completo de l, su cerebro deja de raciocir1ar, y todas las conveniencias social e s, todas las leyes divinas y humanas que, como otros tantos frenos, l e tienen sujeto al del::er y con las cuales ha estado sosteniendo una titnica lucha eu las reconiliteces de su honrada conciencia, las atropella ile una vez, con tal de satisfacer su apremiante n ece sidatl. D e aqu el que se diga que e l haml.He es mala consejera, porque e ll a hal: e muchas veces un criminal ele un hombre hrmrado. ;Cuntos infe li ces se han extraviado en la senda Jell:rmeu por haber ro hado un pmJ! Hostigado por e l e l hombre es capaz de todo: hasta d e la mayor Imjeza. Segn la Biblia, Esa, hambriento, vendi l a progenitura sn ht mna11o por 1111 pinto de lente jas. La vendi barata. Sin emba1go, aquel plato tan humilde, que tan caro le co staba, debi saberle :i. g loria, porque para comer con gusto, no hay mejor salsa que ellnunbre. Desde entonces ac. son muchos l os que, .acosados por l a necesidad, nitan la cnn
PAGE 2

La honra de la esposa; El pudor de la virgen; Y el brazo del verdugo. LA REVISTA 1 \ .;. A estas vergonzo_sas la sociedad les podr aplicar distintos n9mbres: el buen sentido solo les dar uno: hambre. Que es en realidad el que merecen, porque es el mvil que impulsa muchas gentes faltar al deber. -Suprimid el hambre y suprimiris la lucha por la existencia. Lsto no es defender la inmoralidad: es nada ms poner de manifiesto una de sus principales causas. Si la estadstica se le diese la debida importancia, su estudio demostrara de un do palpable que la mayora de los jvenes de ambos sexos que dan su contingente los pre sidios y lupanares cay en el abismo de la abyeccin impulsada por la necesidad. Pan instruccin es lo que se necesita para moralizar al pueblo. Mientras ste carezca de ambas cosas es intil cuanto se pretenda hacer en su favor., El pauperismo v tomando proporciones que preocupa los gobiernos. Los filsofos bu,;;can una solucin para este conflicto, que no es otra cosa en su esencia que la cuestin del hambre. El cristianismo hace siglos que la tiene: concrtase la prctica, harto olvid .o;tda, de dos virtudes: En unos la resignacin y en otros la caridad. MODAS ROMANAS. Continuacin. Pus seor, los tales collares eran ... culebras vivas que se enroscaban al rededor del cuello de las nietas de. Rmulo, y que con su contacto helado refresca ban sus bellas gargantas. Las romanas llevaban al ltimo grado de perfeccin el arte de la per-fumera y sobre el 'tocador de una elegante se encontraba siempre una batera de copas de alabastro que contenan la coco dilea, pomada que se extraa del cocodrilo y que serva para blanquear el ctis. Por medio de esta composicin conseguan las damas romanas darle su tez una blancura deslumbradora, pero para conservarla era preciso no es ponerse lo J rayos del sol. Usaban tambin el yeso desle uo con cierto cido, pero despus u e esta transfiguracin no podan exponerse : la lluvia. !Cunto m,;; vale, lindas criollas, osten tar con orgullo la divina tez morena que le plugo ul cielo c'once ileros, que andar ridculatueute disfrazadas debajo de un culor artificia1! ''Semprenature bella'' tomo dicen con tanta verdad las nietas de esas mismas coquetas. Las romanas no conocan lo que nuestra plebe llama cartilla, pero tambin saban embadurnarse el rostro con espuma de nitro rojo y verme116n, contrarian do de esa u:lauera la y ar monosa naturaleza que cada cual le ha dado el color que ms conviene al conjunto de sus fac ciones. Tambin empleaban las rumanas una composicin hecha con carbn y manteca, con lo cual se dibujaban "a piacere" hermo sas cejas negms que hacan re saltar el brillo de sus ojos tan ex presivos, si hemos de juzgar por su descendencia. Nunca faltaba en el tocador de una elegante romana, polvos as tri gen tes p ara disminuir la transpiracin, pastillas de 1nirto amasadas con vino aejo para perfumar el aliento, y otros mil artificios que han llegado hasta nosotros. La raza romana, noble por esencia, gozaba del distintivo aristocrtico de tener un pi pequeo, pero las elegantP-s hijas de Escipin y Julio Csar no se conformaban con ese don de la naturaleza Y torturando sus mi croscpicos pis, solo quedaban satisfechas cuando su calzauo se introduca en las carnes. Ah! moda veneranda que al travs de los siglos y de la civilizacin eu ropea has venido entronizar tu imperio en medio de las selvas americanas, yo te saludo! Hasta ahor no hep1os habla do mas que de ciertas abel'racio nes de la coquetera que han po dido parapetarse detras de la be 'llezay juventud: no hemos atravesado mas que un campo de flo res, tal vez dernasiadd fragante; pero al fin lleg la hora de reves tirnos de valor y arditniento para hollar con planta firme y pre. su rosa el campamento de las solteronas de cuarenta aos, de las viudas y de las <;le suciadas. Sin embargo alentarnos en tan rdua nos reservamos el derecho de vol. ver libar la miel de las flores que dejamos entreabiertas,. y cual -abeja volvermos pronto posarnos sobre esos al pasr tocamos con el ala.

PAGE 3

La Embriaguez. se toman bebidas alcohlicas, los efectos se sienten primero en los labios y en la lengua y luego en la garganta, despus en el estmago y, al ca. bo de poco tiempo, en todo el organismo. Los primeros efectos son estimulantes. Los msculos del cora zn se tonifican y trabajan con ms fuerza; la sangre corre ms rpidainente por las venas; los centros nerviosos sienten la exitacin, aumentndose la cantidad de sangre que afluye al cere bro; se estimulan las ideas, la actividad y las emociones. Durante es!e primer perodo, es cuando se experimentan los nicos efec tos gratos del alcohoL-En tonce. s el individuo siente un bienestar grandisimo, que le hace admirarse s mismo y sus obras y en su indulgencia llega, veces, parecerle bien lo que hacen y lo que dicen los demas. Despue;; de pasar por los organos digestivos el alcohol penetra. en la sangre, sin haber su frido modificacin alguna. All se encuentran con la alcalinidad de la sangre, se por.e ci do y deja en libertad el principio activo de la borrachera, al que la ciencia h a dado el nom bre de fUIforal. Investigaciones de fecha re Ciente h a n puesto de manifiesto que e n el alcohol existe una sus tancia desconocida antes de aho ra, y que es la que produce la bo rrachera: es el furforal. Tambin se ha descubierto que el elemento no r.e separa del alcohol, sino cuando encuentra cierto elemen to d e la sangre, con el cual tiene decidida afinidad. Las personas cuya sangre es rica en ese elemento, son las que ms fcilmente se emborrachan. Cuando el alcohol ha penetrado en la sangre, principia la l:orrachera. Bajo la accin del esti mulo primero, los msculos del corazn, las venas, las arterias, lo!! centros nerviosos y el cereLl\. REVISTA bro trabajan ms de lo norma l y se encuentran en estado de fa tiga consecuencia de tal exce so. Y en estas condiciones tan des favorables, es cuando llega ellos el furforal, que pesar de ser un constituyente del alcohol, produce efectos completamente opuestos ste. De naturaleza en extremo irritante produce in flamacin en los tejidos con los cuales se pone en contacto, y a l pasar por las venas y las arterias ensanchadas por el estmudo del alcohoi, sus condiciones irritantes las hacen contraer y se dificulta la circulacin de la san gre. As resulta un estado general de irritacin en todo el sis tema, lo cual explica el perodo agresivo y pendenciero de mu chas borracheras. Cuando al furforal penetra en grandes cantidades en los ner vios, no se l e puede resistir, entonces sobreviene n la insensibildad y el sueo profundo. Este veneno tan raro y tan ac tivo, produce efectos muydistin tos en cada individuo. As se ve que, lo mejor, un hombre esta borracho solo de las piernas, es decir que no puede andar de re cho ni tenerse en pie, y, sin embargo, conserva bastante se rena la inteligencia, al contra rio, apenas p .uede hablar ni coor' dinar las ideas y, sin embargo, se sostiene perfectamente y anda derecho. Un fotografo sentenciado. El Tribunal Civil de Miln ha sentenciado una causa que ha llamado la atencin. Se trataba de un fotgrafo que ha reproducido y puesto la venta en unas tatjetas postales, el retrato de una joven que le pareci bonita. La cuestin que se ventilaba era la siguiente: tiene un fot grafo derecho de retratar contra sn voluntad una persona y ex-9 9 poner y vender luego s u retrato? La joven en c uestin a legaba que tena, l o mismo que sobre s u persona, sobre s u imgen un derecho perfecto inalienable; qne los principios de libertad se ran ilusorio s si cualquiera pudiera sustraernos nuestro retra to y que era cosa indecorosa que la explotase y sacase de ella un beneficio, El 'l'ribunalle ha dado la ra zn y ha condenado al fotgrafo. El Dr. Kohly. Tenemos el mayor plac e r e n participar nuestros l ectores, entr e los que se encuentra un buen nmero d e clientes dtll tan act:editado Dr. e n Oiruja Den tal, Sr. A. Kohly, que repuesto ya de la pertinz dolencia que l e oblig guardar cama durante los primeros das d e la presente semana, ha vuelto reanudar los trabaJOS de su profesin. Mucho nos alegramos del res tablecimiento del buen amigo y estn por ello d e plcemes sus clientes. El Dr. Guillermo A. de Pina. En esquela nos comunica tan distinguido amigo, que ha trasladado su Gabinete d e Consultas, los explndidos al tos del nuevo edificio que acaba de construir el Sr. Reina, en la calle 15 entre la 7. Cll y 9. Cll ave nida. Gustosos damos cuenta del traslado y al propio tiempo ad vertimos que las horas en que d las Consultas el Dr. Pia, son de 3 4! de la tarde y de 7 8 de la noche.

PAGE 4

lOO Deplacemes Lo est nues-tra Colonia con las numerosas y variadas diversiones que para todos los gustos nos vienen proporcionando agradables ratos, ep esta temporada calurosa, en que veces creemos sucumbir bajo los ardientes rayos del sol abrasador que se esparce por estos arenales. Tcal hoy la Compaa de Bufos que bajo la direccin del Sr. Benito Si mancas y de la que forma parte la tan popular y aplaudida tiple seora Susana Mellado, est actuando los das festivos en el Crculo Cubano, y causa las delicias del escogido pblico que acude dicha Sociedad las noches de funcin distraerse un rato, olvidando por algunas hnras los sinsabores que trae n consigo las r::das faenas del diario trabajo. Agra cleci el os. Atentamente invitarlo por el Sr. Enrique Weimer, pasarnos visitar la hermosa "Galera :B,atogrfica'' que tiene e3table cida e u la esquina d e la 7. ro ave nida y calle 16. All pudimos apret:iat los ex plndidos trabajos que <:'Sta casa vieue haciendo, entre Jos cuales a
PAGE 5

Desde el umbral de la puerta, Luis, al encontrar su esposa presa un sncope, y viendo la silla ante la biblioteca, haba comprendido todo cuanto haba pasado, adquiriendo la certeza, al apercibir el-cofre roto en el suelo. Comprenda que una terrible sospecha habra debido surgir en la mente de la atolondrada Regina, al ver aquellas flo res secas conservadas religiosa mente como piadosas reliquias. APte e l cuadro que se presentaba su vista, sinti las lgrima::; saltarle los ojos_ A 1 fln, nl cabo de u u rato, Re gina volvi en s; pero cuando Luis quiso acercarse ella, le rechaz con furor. Este vi que era indispensa ble dar una esplicaciu, y dejndmw cat r los vo tos de los anteriores escrutinios. 3eoritas: Anita Tonens. .. ... ... .. ...... ... 78 Panchita Acosta ................... 74 Florn da Cimadevilla ....... _. .... 60 Caridad Ojea .............. .' .......... 52 Pilar Snchez ...................... 38 Celia Villarreal.. ............. ... 35 Rosa Cotanda ............. ........ 30 Le recia Llan.. ............ ....... 17 Juana Cotanda ............ _. ........ 16 Josefa Enriquez . . 15 Flora Valds .............. : ........ 13 Oti lia Linares... .. .... ............. 13 Elena Cap.......................... 12 Mara Luisa Domnguez.. ... 12 Carmela Aguiar........ ............ 10 Mara Luisa Chongo .. ... ........ 10 Donatila Piera .................... 10

PAGE 6

J 02 Obdulia Villarreal. .............. Carmela Ramos .... .. ..... ... ... Mar1a Felipe Gutirr.e-z ........ Anita Malina ....................... Mara T. Collera ..... ...... .... Emerita Prez ..... ... .. ......... .. Rosa Souto ................ .... .... Isabel Meja ... ....... .............. Joseta Mae .. .... ............... Emilia Granados .............. .. Paula Val des Generique ..... Blanco ................... Evangelina Menmdez .... .. Juania Milian ... ................ Serafina Aguiar ... ..... ...... .. Conclta Perdomo ... ......... America Snchez ....... .. ........ Felina Urrebaso ..... ... .. .... Catalina Chongo .. .... .. .. ... ... Monona Cabal.. .... .. ... .. .. Herminia Pomi ano .... ......... Mara Parra ...... ... ...... ...... Magdalena Llad .......... ....... Consuelo Pestana ................ Cruz ....... .... ........... Alejandrina Prez Rolo ........ Julia Blanco ... .... .... ................ Nila Ftores ... .. ... .. ..... ........ Dulce :vl'ara Linares .......... Agustina F lores ...... ........... Juani t a De lgado ...... .. ...... ... .. Manuela Casaed a ... ..... ..... JsoHna Chongo ............ ...... .. Catalin a Granados ............ Caridad Lufri ....... ... ...... .. Milord ... .... .... ........... Blanca Martinez .... ............ .. Mada Rodrguez ...... .. ........ Ramo-na C apaz: ... .... ... ....... .Joaqui-na Prez ... ..... ....... .. Y :\0 9 9 9 8 7 6 6. 6 5 5 4 4 4 4 s 3 3 3 3 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2 2' 4 1 1 1 1 1 l l Jl 1 LA REVISTA A LAURA. Tomo el libro en que duermen, como en un atad, mudos mis versos,. silvestres florecillas que la luz de tus ojos entreabieron. Con emocin p-rofunda embebecido, sus renglones leo y acuden mi espritu -lanzadoras abejas-mis recuerdos. Suspendo la lectura, ta frente indino de tristeza lleno. y tu risuea imagen sbito surge de mi libro abierto. Y oigo tu voz que dice -An anhelas mi amod Otro es su dueo t; pobre iluso, c anta. can:ta mis ojos de colO.r de cielo .. .... Fernandez Granados. La esen cia de las r osas. A la reina imperial de las !ladas" el rey de los genios regala un pensO. adornados d'e limpias y ro8a.s abiertas en clido abril. criaturas tan breves y h ermosas r e-xclama la reina con pena y placer ; que dolor que se mueran las rosas tan cortos instantes despus de nacer. En tus ll'Higkas rtes tto exi sl(' manera de hacerl a eterno el vivir? Porque ;oh, J"e)' 1 no contempfa s que es tdstt" Lc,uLt.-; tan. l>ellas y v e-rlas morir i' Nn perturben oh, reina!.congoja por esas criaturas tu tez celestiat, porque en esa eferas hojas reside u :la e.>er1da de ida inmortal. Conservaa en redomas lucientes la esencia d e rosas tendrs del jardn, como en libros conservan gentes la esencia d e l genio qne es gloria sin n. E Benot 1 1 1 1 $ $ $ $ $ $ 1

PAGE 7

LA REVISTA CERTAMEN DE SIMP. A TIA 103 Seccion recr e a t i va Recrtese el adjunto CUPN y remtase por correo la Redaccion de LA REVISTA echese en los buzones colocados para este fin, en los lugares ya sealados y que se han indicado en los nmeros anteriores de este peridico. Soluciones los geroglfficos insertos en el nmero 12. Direct o r = .Propi e tario : Al Ntrn. 27.-Calvariv. Al Nm. 25.Ya tenemos arreglado nuestro cmpo de Marte, cundo se har igual con las calles de l a ciudad? PJl. v/t: Al Nm 26.Es horrible desvaro macnacar en IJie rro frio. VoTO favor de la seorita A la charada d e l tllm. rl.-por ser la ms simptica <1e esta CiudaJ. 1 <> A la fuga de vocales del nm 12.Dicen que las e m preslls ferro\'iarias van tornar mediqas extraor linarias. El resultado <1el escruti11io se dar couoeer e n e l nme r o correspondiente la semana e n que tenga. efeeto. Ignoro cuales sean, pero qu vamos
PAGE 8

104 LA REVISTA. senadores, REMITIERON LAS SOLUCIONES: Nm. 29. es pensar imposibles. Ay del. viajero que no es ni primo cuarto de un consejero! Alberto Juan Piloto, un Cubano, Taro peo, Garca, P y W, un Ruso. Ya sabe el pobrecito l o que le toca : pagar lo que le pidan y punto en bo-ca. FUGA DE VOCALES. -127-El clavo en la botella. ginacwn logr recordar que habia visto aquella seora en Carabanchel.. .... Ella haba acariciado al hijo del conde y al ella siguiente le dijeron que aquella seora se repentinamente enferma desde que vi al nio .... Sera su madre? Era indudablemente ella; pero. qu pre tenda a ll? Qu buscaba? Sin saber por que se alarm. Presenta que un ignorado peligro la amenazaba. Aquella mujer; l a amada del conde del En cinar; la madre de aquel inocente nio que acariciaba; l a q u e aconsej al conde su matrimonio, vena tal vez combinar una ven ganza incomprensible con el mayordomo y contra ella. Mara pens que aquella mujer burlada en sus planes se senta contrariada al ver el resultado. Comprenda que Elena n o podra ver con buenos ojos que por una ca sualidad providencial haba entregado su an;ante una esposa legitima, jven y hermosa ...... 'Pero qu pretenda? Qu tramaba? oci "' e '"' z Nm. 30. YBOR. CITY. Mascuana, Impresor .. 9a. Ave -128 Un crmen quizs? El buen corazn de Ma'l"a rechaz este pensamento. Y no pudo calcular que aquella mujer tra -tase de perderla en la estimacin del conde. Estaba tan segura de su pasado y su presen te y se creia digna de ser de todos amada y respetada que dando un beso al hijo del con de, exclam: Nada temo: confi en Dios, su ceda lo que suceda. Sin embargo al dia siguiente y despus de una noche de insomnio y cavilaciones, asus tada de su aislamiento y casi convencida de la com-plicidad del mayordomo, se acord de su buen amigo Luis y ech de mnos sus consejos. Como Luis no la visitaba con frecuencia ni qued en volver a verla en da determinado y como ella consideraba urgente la entre vista, escribi una pequea esquela, que de mostraba su impaciencia y su noble y franco genio. La carta deca. as "Amigo Luis; esto no sta bien; tantos dias sin venir verme!


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options

close
Choose Size
Choose file type
Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.