La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00039 ( USFLDC DOI )
r19.39 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

.. A:ao II. NrtM. 19. 1 IJ 1 1 1 -----._-,_. -----SEMANARIO DE LITERATURA. CIENCIAS, ARTES, SPOR'I', R INTERESES GENERALI{;3. -Ybor City 5 de Junio de 1904. .)C CIFRAS INTERESANTES. Hoy que el problema de la enseanza ha despertado tan singular inters en todas las esferas sociales; hoy que aumenta en p1oporciones aterradoras la fiebre leg,Jativa en roateda de iustrucein pblica, y que e l espritu reformista busca rnmLos nuevos para nuestra asendereada enseanza oficial, bueno ser que el pblico conozcacules son las carreras mtl.s favorecidas por los estudintes espaoles, y tal vez, reflexiouanllo sobre las cifras, que lue go apuntaremos, pueda descubrirse una ruta segura por donde encaminar la inteligencia de la juventud estudiosa. En otros pases es frecuente que l os hijos-sigan las profesiones de los padres, y esto deben en gran parte sus adPlantos; entre nosotros ell1lenestral ms humilde siente la va lli)ht en poco lo que somos, y co11 ms imaginacin que clculo, nos lanzamos en aventuras peligrosas; as seexplica que un bufete, unaconsulta, unaclientela de saneados productos, tengan f'lo nn carcter perso11al, si11 que los hijos del homl,re de ciencia, del abogado del llluico puedan recoger otra herencia que el nomure de sus padres. Cierto que no se hereJan las aptitudes; pero no l e es muos que entre nosotros no sue len stas aplicarse :i las lH'OfPsione" con t l tlt hicl rebpltallle de licenciados y electores, s que el ttulo les sirva para romper ni uno solo de los arcic1 s Jllolcles, donde se calcan las minutas y los decretos, consagrados ya por la indolencia lmrocrtica. En Espaa, clonde se encuentran por millares los oradores de todos los calihreE, y son proverbiales las garras aceraJas de la curia, tiene una gran tepresentacin la carrera del foro. Veinte doctores y 710 licenciados, excluyendo seis notarios, han obteuido el ttulo en la Facultad de Derecho durante e l ltimo ao; stos, como los antiguos retricos, se dispo nen defender el pro y el contra de todas las cuestiones; se distinguen por su apostura, por sus niodales y por el atildamiento de su vestido, y son quizs los que ms se pagan de los fueros de la toga y de su muceta roja. La Medicina, que ha l ograclo un puesto honrossimo en el movimiento cientfico europeo, como lo alcanz principios del siglo la famosa escuela gaditana, ha conferido 515 ttulos de licenciado, 12 de doctor y 41S flntre practicantes, matronas y Cirujanos dentis tas. En esta facultad parece vinculada la tradicin deJa Tuna espafola, con su espritu aventurero y su agudo ingenio; de ella han brotado tipos tan definidos como el ALUliiNO INTERNo que no ahanclonalasclnica.ssino despus ele muchos tumbos, y el PRaCTIQAN'l'E, hijo legtimo del antiguo barbero, con su pintoresco lenguaje cientfico, que mantiene con l a boca abierta las comadres del barrio.

PAGE 2

g!J LA E r T A Del arte de curar se desprende como. rat;na frondosa la Farr;nacia, representada por 278 liuenciauos y tl'es doctores Los estudiantes de esta ;Facultad no tienen un tipo expresamente marcado en la tradicin escolar de Espaa, no as e l BO'riC.ARIO COCINERO DE GA LENO, como le llaman los eruditos enltlledio de las mayores burlas de la juventud. Los asombrosos triunfos conquistados por la Qumica hacen hoy muy difcil el de la Farmacia; muchos y buenos qumicos que hagan aplic a c i o nes de la ciimcia la vid:\ prctica necesita la pobre Espaa, s i quiere salir d e la servidumbre que la tienen conde ni'l,da las artes industri:des d e l extranjero; pero, desgra ciadam ente, estamos muy lejos de r 1 1 ta11 venturosos das. Slo cinco h a n el ttulo de PERITo QUMico, 26 el de INGE NIELW INDUSTRIAL, 15 el de INGENIERO DE MINAS y 33 e l de CAPA'l'ACES DE MINAS. Tampoco el comercio y lfl, agricultura pueden esperar la regeneracin de la ciencia oficial, que ha expe:licio 26 ttulos de PEIUTO AGRCOLA, uno de INGH:Nlll;t-W DE MONTES, siete de PERITO MF.RCAN'l'IL, ocho de PROFESOH MERCANTIL y 159 tal vez demruiiados para 1mestra empobt'ecirla ganadera. Los 34 ttulos de INGENIEROS de CAl\IINOS, CANALES y PUERTOS, acusan una desproporcin enorme si su echa una ojeada por las obras pblicas de Espaa. Nuestros caminos y C c tiWl es apeuas tieneu ele e llo m:is qntJ e l nombra; sin embargo, esta carrera es la nica que, por s ns piugiitJs rendimientos, guarda semejanza con las carreras militares. En camhio, las Facultades d e Ciencias y de Letras ni dan pan ni gloria. El iuolvidable .llamaba los es.turliantes J e Letras "Piocheur", como en Pars los de la So b orna, y d or1 Vicente Lafuente deca que e l f ilsofo era e n la estudiantina lo que el reclu ta en e l ejrcito y e l novicio rm la relig in Cuando llega OateJrtico, ya es otra cosa; se posesiona de s mismo, suea utopas y suele rendir culto al a m a popular. No h a y para qu r ecordar su tradicin; baste decir que la de las letras ha es calarlo en la sociedad el puesto que no supo conservar la nobleza de la sangre. [ Muchr > se no s antojan los 72 li ce n ciado3 y 12 docto res e n Filosofa y Letras y los 31 lic enciados y 8 doctores en Oiencias que han recibido la investidura en el ltinro curso, en un ws donde la segunda e n se anza es casi patrimonio de las Ordenes religiosa s y el cole-g i o particnlar paga E' duros mensuales por una hora de explicRci n diaria_ H ermana gemela de la Li\tedtad de Letras es la carrera d e Archivero, Bibliotecario y Anticuario, que, d es de ah0r2t, se estndia e n la misma Fa(;ultarl. La Escuela Superior de Diplomtica con firi lO ttulos otros tautus jvenes que, como sus predecesores, sern venta. josarneute conocidos por cnbtodiar inelnmes, con SIIS respectivas outntica::;, e l acta que :fil'maron R mulo y Remo cuando echaron lo s cimientos de la Ciudad Eterna, la llave del Arca de N(), la redoma d e l Marqus d e Villena, y tantas otrRs riquezas arrancadas t la destruccin del tiempo y d e la barbrie. Un solo maestro de obras y 19 arquitectos han salido de las Artes Intlusttias, y co mo dignr> :i expra3ivas apnntallas figurau 17 23 maestros y maestrao; de prim1ra en;;e:tn7.:'t e n sus tLes gcaio> rl.-:l E Snperior J Normal, que si cumplieran escrupulosamente sus deberes, ui el E;t, LJJ p..>Jl'a-recomp ansar todo.:; sus m e r ecimientos, ni E.3pa
PAGE 3

. .; \ Aurelio Torres y Sanz Obispo d:.! Cienfuegos. Fu p'lra t.m elev.d:> c:trg), el da :u de Mayo de I9:>4, h tenido lu:;H t .1:1 s:>le a::to e:1 el te nplo de S m Felipe, en la Asistieron .. la sagrada ceremonia, hs Ltmiliares del nombrado; la Comunidad de Carmelitas la que p e rt e nece el nuevo Obispo; represenbciones del elemento civil y militar c: 1 b .tn); d e l t colonia e;p. tiiola; y distinguidas L1milias d e la culta sociedad habanera. Valiossimo; reA dos re c ibi el P. Aurelio ; !.1 terminacin de la ce remonia, mereciendo especial mencin siguientes: un valioso Pectoral de oro y brillantes, por la Comunidad de Carmelitas; una hermosa mitra, por la de Las Oblatas ele la Providc:1cia, re s id ente en los Estados U nidos; un anillo, de una familia religiosa muy conocida por w elevada posicin social y un bculo pastoral, por \'ario.; c1balleros, A::o:11paado por el D..:leg tdo Apostl)l ic;, m o ns e ior Chapelle y por lo; obispos Oru y B ro Jerick s:lli el d.1 r. 0 del actu.tl de la ILtbana, tomar posesin de la s illtt episcopal. Juan Antonio Pina. Hace algunos das, dej de existir en Santa Ol
PAGE 4

. 1 5 8 La guerra de Rusia Y EL JAP< IE.I Duque de Dev onshlre. Japon. Marques de lamsdow n e Secretario dd ]a pon en la Gran Bretaa "'odzu Lienf. General. Fuskin Lient General Prirwe. Co nde de Yamagata Feld Mariscal Yto Yonk .lldmiral. En la A urora. Anoche celebrse en los mplios salones de la simptica Sociedad "L:t A u roran, el baile ele las Flo res pospuesto el anterior soodo. La fiesta, como todas las que celebra laentusiastajuventud de: Ellinger, estuvo muy animada y concu rricla. El popular Panchito al piano. acompaado de una orquesta francesa, hizo las delicias de bailadores, que indiferentes la fuerte temperatura, no se dieron punto de reposo hasta IHs tres y tantos minutos de la maana. el de3filc por el fla neo izq uierdo, introdujo la m:s completa desmoralizacin en las huestes del Dios Tersipcore. El salon de" Ln Aurora" fu ob-jeto de la general celcbracion por la elegancia y gusto con que estal.)a adornado. Como que era. obra del dmptico inspirado poeta, Sr. Labra, y ya todos sa bemos que donde l pone mano, todo queda pedir de buca. La representacin dt:l sexo 1 : ]loen el baileera muy nutrida. Y como aunque no lo se. ,, yo me figuro ser galante con damas n:> estampo aqu ningn non bre, y slo menciono las all re un ici as, por seas esc-r : tas, en la seguridad, que mis lectoras fcilmente Dos hermanas altas y esbeltns, siempre muy elegantes; tres her una de ellas muy bui }adora [y segn me dicen y asi yo lo creo, es muy bella] otra muy simptica y bondadosfl, que tiene el buen gusto de no y otra que aunque no es muy aficionada al b--aile. ya se ha contagiado algo con las los bai dos nias lindas y gra crosas, que tal palecen dos rosas en primavera; otra j,6ven y hermosa y que Vdes. sabrn quin es. al decirles que uno de Jos ms altos oficiales de la que en la puerta se mostraba im._

PAGE 5

placable, desatendi varias veces su puesto, p orqu e s oador y hombre de A lma elevada, se ensimismltba a l c ontempl arla y ... creo quC' he dicho t-a s tante .. tam bin vi en "La Aurora", linda, simptica y elegante, aquella griega que en un b a ile reciente del Centro Espaol, se mostr decididamente partidaria de los rusos, le acompaaban s u s dos. hermanitas, y perm t aseme por Vlles lectoras bell a s y amables, que rinda ti culto de admiracion la ms jven de Jas .... .. (iba e:;cribir el apellido, pero desisto) por su sublime hermosura y belle za. Y me acuerd > de ms, pero no sigo, para evitar e l calificati vo ele latoso. Y m e retiro en un coche grande y dewencijado con un corcel vie jo, fl tco filsofcha anunciada para. eJ Pic-Nic c e ''El Porvenir". Patricio Blanco. Prcc:dente de la Habana nues tro querido amigo, el Sr. Patrido 159 Blanco, ha pasado algunos das entre nosotros. ] u1n ;R1m,= El Sr. Juan Ramos, acompa a do de su hijo, el simptico Bl s, regrso en la pasada semana de Cuba, algo. mejorado de la dolencia que le aqueja. Nuestra bienvenida. BODA. El prximo da doce, noticias, es la f,..cha s a lada para la boda. del d octu r S con la linda s eorita M. O EL SR. BUT'TARI. DeLido sus mucha s oc upaciones patticulares, el Sr. J. J Buttari, hace algn tit>mpo dej de pertenecer la Redacc i n de ''La Revista". YA E R A HORA. Con bastante placer leem o s e n la prensa habanera el siguiente suelto: NUEVA LNEA DE VAPORE S Entre Tampa y la Haba n a con escala en Key West, se tra t a de establecer, por una casa ar madora extranjera, una lnea c!e vapores que a r e p orta r al comercio y al pasajero l a s ye n. tajas de abaratamiento que s e derivan de toda competencia. Estamos todos de enhorabue na, pues cesando el exclusivismo que hoy txiste por ser una s o l a empresa, los precios del p a s a g e se modificarn ,-entajosamente para el pblico que ha tenido que sufrir .pacientemente las intolerancias y exigencias de la U n i c a Empresa Explotadorct Al mism tiempo se alcanzar otra ventaja: la frecuenci a de l a s : 1licla de vapores, pues con las dos lneas, si sta ltima fija da s diferentes de salida la antigua, puede decirse que tendre m o s viajes diarios Cuba.

PAGE 6

16o Lectura para 1a3 Damas. PERFUMES. Los pel"fnrnes, diee ''Seroe.s," p eriJivo pvrtu;us, uo u1eutj cou::>tituyeu un iruvurtaute cavtulo Lle la higit:lle ue la ut:lleza e n Ja mujer, ;,iuo de uigit:lue en geueral. Go::; aruaa,; :suaves cutHribuyen, en efe<;to, realzar los eucautos, porque loo :sentius :se completan por un proee,;CJ de imaginacin bien co uocillo. As, el olfato cumj.ileta la vista. La perf,uHel ia uu t s solame u te, C)tllu :so puede SllJLner, uu silllple acceso rio de merla, :si u J uua n ece itnmbr('S orienta les y deci r,;e que exsagera.ro n el u so d,.; l>S wrfn:nes. Los amantes de Luis fueron los i ngPnhsos inventores ele la pulveriz;:ci n. En meilio de la sala de los festines soltabnn pa lomas impregnarlas de las ms finas esencias y e:;tas graciosas aves sacudan sohre lo;; con vi darlos sus perfumadas alas. Los antiguos ohservaron muy cuidadosamente la psicologa de los perfumes y hasta, segn lo que ellos afirmaban, haDa una concordancia notable entre la aspiracin de los armas y los estacls del alma: el musgo e!a bueno pare' despertar el senti miento amable. la rosa era el incentivo de la amh1eia; la vio Jeta predisponA. las .meditac io nes r eligioHts; la menta, piperi h era el p erfnme rle los poltic0s el clavo incitaba la maldad, el benju la inconstancia. La verbena y e l !\.mhar enm excitan tes poderosos del arte y del genio Actualmente, clasificanse los perfnmes en tres rtlenPS prin cipales, "aromticos, sup.ves, y J..A REVISTA ambrosianos. '1 Siendo el olfato el sentiJo de la se gn tmse de H.ous::>eau, es fcil cuuceuir cmo l d S Viuracioues agmdaule1uente perfumadas pe lleGnl en el sisteuta. y cautivan la sensibiliuad, coruo f:i fuerau oudas :sonoras Lle uua lll sica melotli osa.. tht,;<;it::tn las Bensaciones volup tuosa::>, como tam!Jin haeen caer en sonaml>uii;;mo artifieial la:,; uaturaleza:,; histricas. Los p erfnllle S dH IJase cinic. a ejerceu uua accin calmaut.e y antiespasmdica sobre el organi;;mo. Los p erfumes de ua::;es fuert::ls tienen una accin prev entiva, rnud1a:s veces eocz cnntra los sucopes y los desm. a yos. abuso de los petfnme s, aunque tiene influencia sul_re la salud, no ofrece peligros que i nspiten serios recelos .En cam bio, los perfurues tienen uua accin antisptica. N o todos es claro: pero algnnos. pnrifica.n y n eutcalizan les gascJs deletreos, y mat,an los nodv s. Por ejemplo, el benju el .afa mado perfume oriental, encierra un real p o der qulllico de desin feccin. Hay fumigaciones arom1ibcas que refre!Ocan t>l ele los aposentos y Ltei Lita!l la respiracin. eseBcias :ntificia les rle naranja y clH lim(IJ participan ele las >rop ierla in.mtt tso. Ahora record .. b : l su vi.L! en\e:: sentado all orilla .; de : 1 1 u .. :1., r ",., J tado, olHs inquietas le atra .1:. Deoeab t morir; per" desa> ,recer siendo jven, y sin haber g zado l!ll da de dicha era muy triste. Sus. mejores ::os haban huido para no volver, como huye todo lo bueno. Los habi\ dejado hechos jirones las zarzas de su Yida errabunrht. Continuar,t siempre a que la tenc.ia triste y m,era r N, no podr por m ,
PAGE 7

Qu fel-z fu aquella noche de su desposorio ide al! La recordaba dulcemente y suco razn senta la nostlgia de aquella dicha fugz. An senta sobre labios los de su amada. Era hermo sa; de ojos grandes y s oiiadores, pu ra y sencilla como las florecillas de la;; montaas ...... La can.1pana del reloj de la Catedral, di la s tres y sus ltgubres so nidos se perdieron en la noc he tris te, como lamentos ele moribundo A lo lejos, all en el horizonte obscuro, vease : interva los la mortecina luz de un farol de aceite. Era un barco que capeando el temporal, daba vueltas lo largo de la costa esperando el da para entrar en puerto. La rojiza luz de un relmpago ra sg las nubes ilu minando pot un momento el mar. Son el trne no y su ron c o e stam pido recorri pe sadame nte las alm ras, mientras que el Yiento bramaba cada vez con ms fuerza, y las olas en confus o tropel, ::t\ anzabo n basta 149 La evista 1a orilla Con sus blancas cresta-s de espuma. El vagabundo lloraba; lloraba su desgracia, gruesas lgrimas corran lo largo de sus mejillas confun dindose con el agua que la s nubes descargaban sobre su dbil y enfer mizo cuerpo. Pens6 en la muerte; s, abandonara este mundo egosta y cruel, donde no encontrara sitio para l; se arrojara al mar, pasara al no ser y dejara de sufrir ...... y el hogar humilde y felz que soa.ra? y la mujercita de ojos soado res pura y sencilla como las florecillas de la montaa? Ilusiones; ilu siones nada ms, que la cruel reali dad deshaca. Quin haba de quererlo < l, po bre vagabundo, sin ms bienes que w raicla inaumentaria y con aque lla cara de h:-.mbte? i Nadie! nadie lo querra; huira antes que llegase el nuevo da y con templase su miseria. Eslba solo; oornpletamente solo, no tena fami lia ni amigu; y nadie llorara su muerte: era un ser annimo. 161 Le.vantse chorreando agua : la rropa se adhera su cuerpo enjuto y anguloso; ya no lloraba y miraba el abismo con serenidad Su resolucin era firme y avanz lentamente sobre las rocas. Contempl por ltima vez la po blacin dormida y la luz de un relmpago se vi su figura escueta perderse entre las encrespadas olas. M ario Gonzalez. PASATIEMPOS. Laa tres alhajas. Colocad sobre una mesa tres objetos diferentes, por ejemplo: un reloj, una sortija y una tabaquera y adems, un montn de 24 fichas. Rogad tres espectadores que tomen, sin que vosotros lo sepis, ceda una de aquellas alhajas. Dad un a ficha la primera per sona, dos la segunda, tres la ter cera. sobre la mesa las 18 tl.chas -l46-deme cuatro letras para Fermn; pues se me acaba de ocurrir una idea dab0lica ... .. -Que v V. hacer? des ele est a mezHuina humanidad? Cierto es que yo creia que esa muchacha por no estar viciada con el contacto era una excepcin ele mi regla; pero los hechos me demuestran que he sido un mentecato; es como todas y todos; fango viviente ms mnos modera do. lil cambio de posicin y el tufillo del oro hicieron germinar la semilla clelmal que todos llevamos en la sangre. l\1e llam porque me necesitaba y me echa en cara un delito que al tener cabida en su pensamiento me hace dudar, por lo menos, de la pureza ele mi alma. Esta visto que slo he de tener remor dimientos de mis buenas acciones. Por qu no he ele hacer lo que hacen todos? Seguir mi camino por la s _enda ele! egosmo que es la ms segura. y no cu-idarme del rest.o ele la humanidad sino para explotarla mi favor. Tomar parte en la comedia del mundo y ser adulador y faiso; hipcrita y osado segn convenga. Apartarme de los que sufren yacer carme los que ren; y dejar que el diablo lle\ e al mundo y sus habitantes. --Dejeme guardar el secreto. -Pero ...... -Voy salvar esa jven de la secluccin del mediquillo; voy lwcerme su ngel tute lar y ...... senir V. est V. mal ngel. ..... ah Y lacar-t a ......... pero esta noche? -Esta misma noche Allios. Cuando Luis sali del cuartel ele l\Iara qued ella bajo la influencia ele una extraa sobreescitacin en la que no era pequea cau sa la pcima que con el refresco tom. Mara hizo algunas preguntas la donce ll a que no supo que contestar, pues nada sa ba. As es que slo manifest que el m&dico habia escondido el vaso que contena el resto del refresco y que la haba atendido y cuida do con el mayor esmero. Preocupada Mara no se fij en esto, sino en el hecho ele haber escondido el vaso, cosa .................................... .........

PAGE 8

LA REVISTA restnntes, y la .. vecina, desde donde diris que tiene la sortija que t ome tantas fichns como tenga; al que tiene e l r e loj, que Lome doble ntmero de las que se han dado, y al que tiene la tabaquer.t, que tome cuatro veces ll1, lucios lo' a!'oli.,dvs qtil' en plenitud de los dert.'th )' .;;pl ii!Jc.::"' y q:e aspiren al clesempefto de la plaza re ferida: para. cuyo efecto le;; llama In alenl'.in de lo;; nrteulos 59 y 6o cld Captnlo g.c:: qrt e\tatandouel Recau dador dicen as: Si 'quedan d os fichas, la primera personupue;:ten coi:>rnbles duranl H tentarme con unos cuantos i" r u jardn ....... -No comprenc1o ento.nces ...... -Lo cotr. prencler cuando le diga q u e se me adelant el mentecato d e l mdico Lnis ..... que comhab los efectos del narctico y que all se quedo ...... -Ah ...... del mal al m enos ..... -Indica eso quizs que Fermin h a cumplt 1lo su palab1a y que por una rara casualidad hemos acudido al mismo tiempo ...... Se trata de perder esa mujer; y que sea V. l:..uis nada impvrta con tal ele que as suceda. -Pues si importa, amiga mia; si yo hubiersabiclo que me reservaban un segundo papel no lo hubiera aceptado. Esa empresa tena encantos para m, y como an sea tiempo, no he de cederla ese mediquillo. Despus ya pedir V. cuentas indemnizacin por el papel que me ha hecho representar. Ahor<4


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.