La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00040 ( USFLDC DOI )
r19.40 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

II. NrtM. 20 ...,_. ___ ._ __________ ....__....__.._ SEl\1:AN ARIO DE LITERATURA, CIENCIAS, ARTES, SPORT, E INTERJ:CSES GENERALJJJS. -Ybor City 16 de Junio de 1904. .$ NUESTRA ACTITUD. J\lftrEN'l'RAS existan dos seres en el mundo representando uno el trabajo y otro el capital, fl.J..! parece que la lucha entre ellos no cesar. Hoy pasamos en Tampa por una de esas terribles situaciones en que el capital y el trabajo se encuentran opuestos. Esta lucha entablada todos afecta. La vida en una ciudad que como sta, depende de una industria marcada como "la del tabaco", al iniciarse cualquier. movimiento de antagonismo entre los d uefios de fbri cas y obreros de las mismas, sus e'fectos son naturalmente seutidos tm todo el comercio de dicha localidad, el cual depende para su progreso del mayor menor consumo que los miembros de esa colectiviJad industrial, hagan de sus mercanca8: ya sean de un ramo otro. Tratndose de un hecho de tanta importancia y siendo este el nico peridico inde pendiente escrito en castellano en la localidad, tocaramos el punto sino nos lo prohibiera el programa que tenemos trazado desde nue&tro principio y del cuc.liiO queremos desviarnos. En cuestiones de esta ndole, los amigos de los dos partidos contendientes, sin serlo del uno ms que oel otro, no deben emitir opiniones, por que es muy saLido, que cua11do los hombres creen estar luchando por sus derechos (se a de una otra pa1 t{') las o1oiniones que halagan t unos, lastiman los otros y por eso nos abstenemos de eJttitil'la. Esto no quiere decir que pueda interpretarse nuestra aditucl en el sentido que comun mente se llama "comer dos carrillos"; f:iolo que nosotros miramos tanto al obrero, como al fabricante en esta gran colonia, como hermanos de una misma raza y una misma len gua: y como todos se les tiene el mismo grado de amistad y solo se mira por el bien ge neral, no creemos justo emitir ideas qne si bieu es verdad pueden hacernos simpticos los ojos de unos, tenan por necesidad que menospreciarnos los de los otros. Nuestro nico deseo es, que la. contienda termin pronto, para conduir la penosa situacin en que nos encontramos, deseando siempre que con ayuda de todos y guiados solo por su seniido comn y no por sus pasiones, salga triunfante en la lucha a4.uel que en con ciencia tenga de su parte el derecho y diciendo al mismo tiempo que tanto los unos como los otros encontrarn siempre en nosotros imparcialmente, la misma buena acojida y amistad que ellos nos han prodigado y por las cuales le estamos agradecidos.

PAGE 2

A nuestros suscriptores y anunciantes. Con el fin de regularizar de una manera definitiva la marcha del peridico, interrumpi ch algunas veces por causas ajenas nuestra voluntad y con el fin i gualmente de poder dar cuenta de los hechos que o curran y de las fiestas que se celebren los Domingos en nuestras Sociedades, LA RE VISTA ved la luz desde el pre. sente nmero, los J uvcs de cada semana. La Redaccion. Martinez Ybor-Ruiz. En la ltima Sf!mana llegaron proceden tes de la Hallan a, los distinguidos esposos Mar ti nez Ybor-Ruiz, con sus lindos ni os. Con la llegada de nuestro Di rector, "La Revista" ofrece sus lectores grandes reformas. Damos la bienvenida los dis tinguidos viajeros. Destruccion de las ratas en las casas y en los campos. Por considerarlo d e vital inters para todos los que habitamos e n estos ridos arenales, por que v i vimos rodeados por todas partes d e animaJ.es tan as querosos y perjudiciales la sa lud y las propiedades, corno son las ratas, recomendamos la lectura de las siguientes Hneas: ''A consecuencia de los grand;s estragos ocasionados por ras ratas en departamentos de Francia, el ministro de Agricultura de esta Repblica fu info.n;nado por el director de lnstituto Pasteur de la conveniencia de emplear, pa.ra destruirlas, el microbio descubierto por Danisz., capz de infestarlas y LA REVISTA producirles la muerte, segn las experiencias que se haban hecho en aquel establecimiento, y que necesitaban reprodqcirse en pleno campo. Con objeto, el seor Ministro nombr en el mes ele febrero ltimo al doctor Roux, clebre inve ntor del suero antidiflrico, quien organiz la campaa de instruccin, llevando con;igo centenares de li tros de caldo de cultivo. donde se movan los microbios exterminado res, y escogi para l a experiencia un campo de r,2oo hectreas de ex t ensin, en que cereales, viedos, bosques y basta las simientes de la prxima cosecha, todo estaba des truido. Llen r,9ao recipientes con el mencionado caldo m ezclado con 4 ,2 oo kilogramos de pan y 9 300 ele avena y lo esparci por el terreno, colocando una del alimento raticida en cada cueva que encontraba abierta. Dos medios se emplearon para comprobar lo s resultados el primero fu cavar h tierra y registrar las cuevbs, encon. trndose : veces en una sola hasta rs 20 ratas, todas muertas; el segundo consisti e n cegar dicha cue va y contar las que volvieron abrir los roedores. Del nmero total, que en el primer da fu de I 2,484 solo se encontraron abiertas r ,304, las 48 horas; se volvi colocar en ellas el cebo preparado, se les tapo de nuevo, y cuando se cont las que haban sido otra vez abiertas se not que estaban reducidas 37. En suma, en los p ocos das que duraron los ensayos, se destruy, segi.n clculo del doctor Roux, el 95 por IO:> ele Lts ratas, advirtiendo que el uso del virus infeccioso no produj o el menor accidente ni en las personas ni en los animales do Sabem0s que eu el acreditado Instituto B:tcteriolgico de la Crnica Mdico Qnit-l'gica de la Habana, que dirige el ilustrado Dt'. Santos Fen1ndez, ha empezado ya prepararse tan t1til y necesario virus, descu Lierto por el sabio Danisz. Fanatismo de los rusos. Los soldados del Czar ele Rusia. inYariablementc, antes de librar combate elevn n sus preces al Todopoderoso. Imploran su intercesin San 1\icols si son marir. os, y San Jorge si son soldados de tierra. La imgen ele los rusos es una representacin pintada del santo venerado, No acostumbran tener esttuas ni santos, ni tampoco sus amuletos de devocion tienen la forma de im los cuarteles se ven cubiertos ele cuadros sagrados mostrando impresa la se a l eJe lns balas. d<.: las rue miln gros_menle esclparon los que los portaban. Algun a s de estas inlgen:s parcial ment chn.muscadas por la Jhora quedan all como recuerdo los sobre\'vicn te las cuales sincera y simplemente se les atribnyen los mila gros salvadores. Muchos ele estos testigos p
PAGE 3

Notables cartas. Estas c61-rtas fueron recibidas ,por el millonario norteamericano Carnegie con motivo del donati vo de un mill6n y medio de do Jlars que hizo para construir un .edificio para el Tribunal de Arbitraje de La Haya. 'Embajada de Rusia en Washington,-Seor Andrs Carne gie:-Seor Su Majestad el Embajador de Rusia se ha enterado con la mayor satisfaccin, del generoso donativo de l. soO,OOO pesos hecho por Ud. alohjetode que se construya en La Haya :;11 edificio en e l cual se estaulezca permanentemente el Trilmn:tl d e Arbitraje, con una bibliotP.ca unidn al mismo. 'u l\InjeP-tad me ha ordvwtdo t1 aslllitir :i Ud la exp1 esiru d e sn pr fnnclo ng-radPcirniPntll por Slt e.;;pltrdido duati ,-o e u apoyo dv uua c:111sn t lt\ qne coJ'I'es.HHrdc la inidnliva. mi An gnsto Sober:llJO, quif'n confa Pll que elnltf'rio' tlesanollo (]!le ad quiera el Tribunal tle Arbitrnje set de inestimable valur para LA Rkvisrf.. elilll.anlteci.mn.iieuto de la paz uni;versa:l Y fil liDenestar de la humanida8.. ''Me sirve de verdadera satis faccin dar cumplimieuto al agradable cometido que se me ha confiado y quedo de Ud. con toda consideracin.--El Conde qassioi, Emba:jador de Rusia." :+ "Guillermina, Reina de RoJauda, Princesa dQ Orange Nassao, etc Andrs Oarnt:gie : "Con el objeto rle que la institucin que dieron orge n las couferencias de In paz pueda al canzar su completo desanoll es n r cesado que adtms tle lo s !::iolll'rauos y goLt:rnantPscle las naci!lllf:'!?, les su coop t racin lo s partit.:ttLl n ,; y la a po.) l'll co11 ::-inlpcl
PAGE 4

'1 166 Es tm festh junto al mar. Sobre la alfombra de arena Ql e Yft la espuma bordar, Choqu e ele copas resuena Q.ue apaga la onda al r o d a r De la luna J os fulgores Lamo:a el mar su cabrilleo, Y canta estrof':ls de amores En torno al gentil Pireo Q_te se adormece entre flores En s n s playas encantadas La btuma tiende s u tul, Y les da cintas rizadas El ceidor de agua azut D e l 'as ondas nac-rtradas. D onde el ngun ttanspfuente D'esmayn srn ftrerza n lgunac, Cubre nna mt,a luciente Bello tnpz esplendente Hechos ele tayos de luna. Y entre los ghos secretos (Qte van formando las brisas, H'ncia ella avanzan inquietos Entre ca n ci"ones y E l ancas mas d'e esqueletOS". Saliendo van d e la mat Q:!_telos forma tfe su espuma, Y con lngttido mi"tnt Envueltos e n tenue b ruma: Van e l festn : uumcntar. Cantan e l 1:1nt st!co coro :Himnos de duke-hannon'' Y exento d e amargo !toro Apura con a legr a ll''i ll erno en conchas ele oro. M prendidas. Jn'iera, siempre adomda. Sigue triste y pensatha, Y en la cuenca iluminada, D e Romeo la mirada Llevar parece cauti"va. Siguen despus Magdalena,. Safo, Raq nl, Y Semramis, y Helena, Hollando todas la arena LA REVISTA En bullicioso tropeL Tambi n al festn camina Pres a de amoroso datdo Judltit, la flor peregrina Y la Cava, y l a Stuardo, Y C leopa tra, y Meso Ji na. Y est e concierto de amor, Sin freno, ley ni decoro, Brrnda y brinda sin temor, Y las copas del licor Forman sonoro. Elevado las de nieve ForJ}an lnguidas y esbeltas Dice Cleopatra en \""07. leve: -Pero la ardiente orga -y bebe P erlas en vino cJi;ue ltas. Se a Iza despus E l ofsa, Y con divina sonri sa, -i Yo por el eterno amor! Dice, imitando el n tmor hace en las flo t es la brisa. Siempre sollozando inquieta Y siempre en vivo deseo A: hablar dice Julieh: i Por e l amor ele Romeo, Q_te es el amor del Y, Safo mi en tras que gin., Entre' aquella cg-ia tropa, -Porel Dice, en la it.qnierda la cop:\ Y en la derecha la lim. Luego con honda e fu sin Van excla rnando e n tropel: -Por la juventudt-Ninn; Lrr CavaPor la traicin! i Por la modeo\tiai -Raque l. Pot la virtud ele amot lle-n a Grita Lucrecia di,,ina; -Por placeres !--Helena P o r los goces t-Mesaiina; -i Por el llanto -Magdalena.. Y cada cual entonando AI amor tiernas canciones, Van las copas apurando Y la p laya cotonando De fantsticas legiones. .,. .,. Con sus notas argentina s Tnrba de pronto e l reposo D e las ondas cristalina s Un concierto melodios0 De nereidas y de ondinas. Y aquellas rrotas a l adas Donde hay suspiros y quejas, Por las manos e n lazadas, Las figuras animadas Forman lucientes parejas. Rompe un acorde vibrante L a onda dormida del viento, n Y el ejrcito gigante Gira cual s ierpe ondulante E n comr>acto movimiento. Corre luego fugitivo Dando alegres cabriolas,. Y l>aila 'on pie festi v o El vals pri mvroso y vivo Que van tocando las olas. Prtese en largas hiletas El escuadr n resonante Y juntas las calaveras s u s rbitas hueras. Lanzan reflejo brillante. Luego raudo arrebata. Y semeja torbellino, Ya nesto se desbarata Y en las atenas d e plat a Fonna blanco remoli n;J. Ya las espumas r odea. Y se para contentp!a, .. Mientras l a vista r ccrPa EI rayo que cabrillea Sobre la s olas d e l m < r O del suelo se de;;prndc C ual niebla de la Y en tanto que el a 1ti!'nde. Di,t,elto en la luz ascipd;:: P o r los rayos de la luna. Yll corre y se precipita Formandv nuvihle e ncaje, Ya en rueda in fi.n ita Y dulces Yersos recita Al comps del oleaje. Y siempr e vag nclo inquietos Por ltt ri llera sin fin, Cuntansc anu1.ntes secretos, Y de nuevo hada el fe;;tn Acnden los esqueletos. VuelYen l a asr.ltar, Y la bronca a lgaraba Atruena de nuevo al mar, Que entona su melod 1 No de odat, Corre el vino desbordado E n hervoroso tonente, Y de conchas comnado Finge e l mrmol c in<:elado Joyero resp:anclecie n te. La esp-antosa gritera Atruena e-1 confn,. Y se prolonga la orga Hasta que despliega e l clfil. S us ropajes de carmn. Cantan las olas en coro Al ,.er el alba b ri llar; S e bonn. el festn sonoro, Y el tropel de coneh s de orO' Rueclt hasta el fondo del mar. SALVADOR R U E D A

PAGE 5

ILUSION. Ya mustia ests y marchita pobre rosa pobre rosa de mi amor; ms, an as, de una hermosa mujercita me recuerdas el rubor. Quin creyera, oh, rosa doliente y triste, que el ama que un da tuviste, hechicera, me ha La un momento de amar? Nadie; y aunque renegar puede de amor la bella algn d\1, t, pobre rosa, por ella dids siempre: Te queria! Qn es mentira? Calla rosa! Es la ilusin tan hermosa! '"TU Y YO. Un leve copo de linda liblula azul rosada nube en el viento, not es q::e me vaya .. pues no me siento ya con e llo, ni siquiera aqu! ..... Anduvo algunos pasos, despus de haberse puesto el som brero maq ni n a m en te. Luego volvindose de nuevo hcia la tumba, se llev los derlos la bo ca .... pero la seal del beso no se concluy, si no se transform en una caricia del bigote, por el temor que experiment Pedro de ser visto por alguien al oir de pronto un murmullo d e las ra mas de los rboles En efecto de entre loa cipreses sali una mm jer jven, llevando en una ma no, con trabajo, una regadera y con la otra, recojindose el fus tn, para que no se le manchase. Pedto instiutivamente se le acerc y con el :::,ombrero quitado le brind su ayuda. -Muchas gtacias, caballero replic ella: l o acepto porqul:l. pe sa mucho .;;to. Y l seal una tumba cerca-

PAGE 6

168 na, cubierta de flores, ante la cual Pedro llev la regadera. Ella le di nuevamente las cias. -N o hay de que seora; es tan p 'equeo este servicio. Apartse por discrecin hi zo ademn de ponerse lee. los epitafios, pero en realidad observaba de reojo la descono cida, experimentando placer en pues le pareci preciosa, dbil por la distincin de su sexo y por su juven tud; caminaba elia con paso me nudo con el cuerpo marcado por la estrechz del traje. :i:..levaba medio por lo que Pedro de dujo que el quien vena visita'!; era algn pariente lejano Y ms la contem y ms la ha llaba. Babia querido hablarle) pero no se atrev. a. Sin embargo, al ver qll,e se le haba vacia do la regadera djole: -Me perm.ite Vd seora que se la llene? -No, muchas gracia.:;, caba llero; pero es intil, pues ya tie nen bastante aquellas flores. Estaba de pi la bay de todo su, ser emanaba flui dos de juventud, un tanto que sus mejillas se sonroiaron al -Voy rezar una corta ora-. cin y despus me ire.. Pedro comprendi que estaba de m:s-, as es que se :Jl.lej en tanto que ella se persignaba y se pona de rodillas. Levant.se, sa li6 la calle prinoipal de la ne crpolis y r olvinclose de cara apercibi6. la jatedas que lanzan fuegos cruzados rayos de <1ef'tructores efecto8, que han dado e n llamarse "miradas defnC'go." Queda V. ntnnlido; ya lo, creo. Luego toman !OU \ ra'& n, cJ, J e hace I. veees de "pelota,. y los tira aqulla, en "strik.er" :i otra de ,1jos 3;mles. y pelo rubio. Seguic{ameute, otril, de redOJJdas y abultadas fonllaf'. que :t<.: ta
PAGE 7

Tiene sn peligro el juego, si se toma por sistema; porque ya fie sabe, el fuego ''qnetna" -7:* Las sociedades.-Con concurrencia tan numero sa y escojir[ltnicutl) y ftjlicHa mos Ja Sociedad ''El Porvetlit" por tan atinatla desigmH:u. La albahaca y los mosquitos. Se est discutiendo mucho la cft de la planta llamada "ci 150 -que vena corroborar sus viejas sospechas. -Conozco el mundo. Esa jycn suea esta noche conmigo. ,:o hay mujer que sea insens i ble a estos amores entusiastas y respetuo sos y aunque se proponga ser ms virtuosa q u e la casta Susana no puede impedir el efec to del veneno que C'.)n unas cuantas palabras he arrojado en su alma. Cuando volvi Fermn se enter de lo ocu rrido. El saba l o que Elena tramaba y fiel sn s1stema se haba propuesto dejar hacer, ayu dado en lo posible; pero sin tomar parte activa en nada, Inmerliatamente subi al cuarto de Maria sus rdenes informarse del es tado de su salud. -Es V. diablico. -Ojal fuera el Diablo en persona. En fin estab:t CSL rito que esta noche perclier:t el tiempo. Ese mdico mentecato debiera lwber e;;;pcrado mi y dnr lugar que yo hi ciese una escena de melorlramn; pero algo se ha const"guid >.Sobre todo hemos inutilizado a CSe amigo de :.Vfara y he gHnado en eJ lfectO de esa jovep que ]e aseguro ha ele ser miq. an tes de que pase mucho l iempo. Ahora, buenas noches Fermin y hasta ma ana. Roberto se march y Fermn volvio su cuarto diciendo entre si: Me-parece que este jven puede ayudarme para desacreditar Maria le cont lo que haba sucedido y dile la rden de no recibir en lo sucesivo al mdico D. Luis. Fermn, con la ms refinada hipocresa, comenz estraando la conducta d e Luis y diciendo que era imposible que tuviera mabs intenciones; pero en visb. de los hechos sen ta profunda indignacin ante la conducta de uno de los ms fieles amigos ele! conde y la condesa. Sigui.) la conversacin con la mayor habilidad quedando convencido de que Maria no ni remotamente qu:! puJieran ser Elena y Rob
PAGE 8

LA REVISTA mum Viridi", y que parece corres ponder nuestra "albahaca", para auyentar y exterminar mosquitos de cualquier clase, lo cual sera de inestimable valor ahora que esos fastidiosos insetos se est atribu yendo la propagacin de varias enfermedades, SECCIQN TIV A. Despus que se la pone se v la Iglesia y por "prima y segunda Cuadrado. devota reza ; vuelve su casa, o o o o o o o o o o o o o o o o y coje un ''dos y y cuarta.' k Geroglifico. El seor C en lo siguiente: 1 Buque. 2 Nombre de varr.. 3 Isla. 4 En las aves. .. ,"(. Charada. Si resultare comprobado lo que queda referido, se habn ganado bastante, porque la verdad es que el empleo del petrleo y las dems precauciones recomendadas, mejor dicho, ordenadas, exijen una vigilancia difcil de establecer y gastos que para muchos son excesiyos. Doa ''tercera y cuarta" es una vieja que no tiene tres pelos en la cabeza; p e ro la tapa con un adornado d e "prima y cuarta" ""' J. Mascnnna. impresor. -.. 9.a Ave .T520. YborCtty_ El maym-domo se retir encargando todos la mayor vigilancia y haciendo venir al mdico ele! conde que hall bien Mara recetndola Mn calmante. Al poco rato la casita recobr s;u acostum brada calma y Mara tomando un libro, cntregse la lectura para distraer los mil pensamientos que la acosaban. Engolfada en la lectura estuvo largo rato hasta que el ruido que puerta del jardn al ahrirse llam su atencin. Quin ser aquellas horas? Asomose al balcn despus ele haber apagado la luz y no sin sorpresa vi Roberto hablandocon Fermin. Estos haban obsetvado los movimientos de la jven y des pues de cruzar varias frases fueron al pie del balcn y fin giendo la mayor naturalidad entablaron este dilogo ele manera que 1\iara les oyese per fectamente. -La condesa hace rato que est acostada y no puedo darle su recuerdo; pero maana l a har presente el intet"s que V ha manifes-tado al enterarse rle lo ocurrido el da de hoy. -Yo temo que desconfe de m. Ella debe haber comprendido el efecto que sus gracias y hermosura han hecho en m. Yo no puedo negarlo: estoy profundamente enamorado; pero ya sabe V. que antes que nada soy ami goele 1nis amigos y que por nada de este mundo faltara y o lo q ue debo mi queri do Federico. Guarda r sil encio y no revelar mi secreto ft esa hermosa mujer tan digna de ser peco p o r esta runistacl y que negarlo? por m i propio amor no de consentir cne nadie p re t enda tu-rbar la paz de esta casa. La c ouclucta de es e medico es odiosa y cobarde. Pretender triunfar de una mujer, valindo se de un narctico es un delito infame, es un abuso digno de un miserable...... -Yo siento no haber llegado tiempo para dar {t ese hombre su merecido nna vez profado su vil pero ahora vale ms dejarlo y que la condesa viva prevenida. Roberto y Fermn siguieron andando pcr el jardn y hablando .....


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.