La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00051 ( USFLDC DOI )
r19.51 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

ABO II. Septiembre 11 do 190-. 11 1 1 i 1 LA REVISTA. -SEMANARIO E-IISP ANO c -UBANO.DIRECTOR: R .AI. Ybor. Redaccion 7 Administracion;-9a. Ave. 1520. DE LA PUBLICACION. 1 1 PREOIOS D E SUSCRIPCION Y ANUNCIOS. Esta Re\'ISTA se publicar los Oomingos. Por un mes, en Tampa. . $ o 30 ; Se admiten toda clase de trabajos, siempre que Por un trimestre en id. . o 85 no contengan ataques personales, mezqui nos Nmero suelto, corriente ...... 1 0 desahogos contra instituciones sociedades. 1 1 Nmeros atrasados. . I S 1 No se pnblicar;n lo<; que carezean de Fncra d e la localidad, un trimestre 1 6 o 15. firma re,;ponsable. Anuncios cr.da mar,a do, los L a Direccin deja :i los a utores la responsabili-1 }'. i c.:>men:iales, e on dcr!'ho al nmero. _;o :l' dad de In opiniones que emitan en s u s escritos. .1 1 1 11 Profes ionales, id. id. 1 Los trabajos no que se publiquen sern El precia de los anuncio< se entiende por nn mes 1 de la esclusna responsabthclad de l a Redaccin. 1 y si la insercin fuera por ms tiempo m<; de un l El pag-o ele anuncios, comunicados a\':sos, etc. 1 espacio se ha1:i el oporltmo descuento se har por ndelnnlado. _/ __ ._; ___ AL AYUNTAMIENTO. -----e ---\IN querer repetir, nos v e m os e n l a mcesidac1 rle e lt-gir el mi smo asuuto del artculo pu-" blicado en el nme ro anterior, que llevaba por ttulo "La salud pblic a", da
PAGE 2

L A REVI STA rala Ciudad; que debe asimismo conminarlo tener empleados que cumplan con su come tido y proveerlos d e tiles y aparatos adecuados al efecto; que igualmente deben ocuparse e n purificar un po c o esta a tmsfera, siendo el nico modo qe conseguir parte de esto, el quita r esos f o co s de infeccidn, esos grmenes de mt;erte. m S i n o bastan do s carretones para recoger las basuras, adquiranse ms; emplese el di n ero que l os ciuda d anos pagan en crear ventajas para ellos, en cumplir un deber sagrado q u e co n e ll os t i e n en. Evtese l o que est pasando; tngase en cuenta que la mortalidad aumenta, inspirando y a a lgn cuidado el nme ro de d efunciones; fjense en que las inocentes criaturas de tiernos a o s estn agobiadas por e l p aludismo, y esto est llamando la ate ncin entre p} prestigi oso c u e r p o Mdico que por fortuna tenemos e n Tampa: que por tod a s parte s s e oye e l co nstante c l a m o r e o de las f amilias, e n lo que enfermedades se refi e re. Y quin tiene l a cul pa? P u es l os J e f e s d e D epartamento s que sordos las queJas d e los ciudadanos ya cas i desesperad os, 110 h ace n lo posibl e por aliviar SUS males: DO quitan es( S fCO S de donde sal e la muerte, q u e con s u guadaa y s u risa seca, va segan(lo las vidas: vidas que juramPntos sa grad os han p uesto bajo l a d e l o s J e f e s del Muuicipio: vid a s de cidadatJos que teni e n d o compl eta co nfi a nz a e n ell.os y creyenuo e n su s promesa s, l o s h a n e l evado pues tos q u e l os honra n y enalte c en, cou la f ci ega o e que solo mif'adan p o r el bie n esta r d e la p oblnci6 u n o p e r mitie ndo cosas que pud i eran perjudicarles. Ahor a b i e n : espqramos que e l A yunta mi ento p restar o d o nuestra quPja y h ar de saparecer por l o m enos r e llu cir eso s f oc o s de infe c cin y no permitir que sigan esos pelig r os con s t antes l a s a lud pblic a. Este es s u d e b e r sagraclo: prot...,g e r probando que l2. confianza en e llos d epositada es justa, quitando o bstculos que los honmn muy p o co como gobernantes, como ciudadanos y c o m o hom b res. La Direccion. LA CU R ACION Los Dres. A vellanal y Sure z de la Tuberculo s is. no s i nformaron que, efectiva m ente e llos vienen empleando D es de h ae muchos das s e e l procedimient o del Dr. Sn vi ene oye n d o h a l Jlar d e un nne c h e z H errero para la curacion v o procedimi e n t o para !a curad e la tube rcul osis pulmonar y cin d e la tuhe r cnlosis, e m plea que los r esultados sobrepasan d o e n esta l o c a liJad po r l os Dre s. to d a p onderacin. Su: r e z y A v ella nal. REVI STA.P ero e se procedComo e l a s uu t o es de l a m ami ento no se r algo p a r e cido yor Dll)Or tauc l dado e l n me-l a linfa d e Koch? ro iumen so de t u b ercul oso s que DocT RES.--Muylejosdeello; exis t e l n touo s lo s pases y dad o es un pro c edimiento sancionado e l inters qtw se t oman l os go-p o r una experiencia muy larga bi e r n os y l os particul a r es p o r e x d e s u autor y comprobados sus tingnir esa enfermedad co m o l o xitos p o r los alumnos de clni d emnestr-an las LIGAS coNTRA ca d e la Facultad Mdica d e Ma J,A TUB E RCULOS I S l o consi de r a-drid. No e s la obra de un solo m os dign.o de una informacin hombre sujeta los errores de y a l e fec t o so.l ic itam os una e n -quie n mira siempre con cristat r evista co u J os citados d octores l e s del mismo color; es la expe p ara t ener a l pbli e o a l corrie n ri enda del profesor y de centet e
PAGE 3

bre el antiguo procedimiento? D.-Estamos dispuesto.:; que se divulgue n cuanto an,tf'S, y fa. dlitarefnos detalles : cuantos mdicos los soliciten. Por de pronto el remedio que nosotros usamos, nos viene C!irertamente de Madrid y con l e;tamos ob teniendo xitos asombrosos. Pri meramente usamos el remedio preparado por ncsotros corr1o aconsejaba el autor en su auti guo procedimieuto; pero tle esa manera obtuviwos algunos fra. casos que nos hicieron e111plear el remedio preparaC!o eu Madrid m ediante una tcnica especial, y con ste los fracasos se e o n virtieron eu xitos. Hasta ahora el teme1lio no hn. >enido IL!S que para nosotros, pues la can tiC!a!l que hemos tecibido, la ne cesitamos para nuestros l:'nfer mos; pero estamos la Inanera de que los dems m dicos, lo mismo de 'l'ampa que de otras pohlac.iones, puedan usado, y deutro de poco lo ha br aqu et'l cantidarl para tudo el que lo solicite. R.-De manera que se pne(le ya d;u por resuelto el problema de ln. curacin de la tnberculo sis? D.-Completamente resuelto El Dr. Snch.ez Heriero, cuya es la mejor autori dad en la materia, asegura que slo dejarn de curarse aquellos tuberculosos que ya no tengan puimones ni aparato diget;tivo. Nosotros estamos vencientJ o eu todos los perodos de la tisis. SALUDO. Hoy celebra. la jven y distin guida esposa de nuestro Direc tor y amigo, el santo de su nom bre. Tan dulce fiesta la celebran los esposos Ruz-Ybor, entre los halagos y votos de felicidad de toda ls familia y las sonrisas y LA REVISTA tnwesuras de los ngeles de su hogar. .Nosotros enviamos respetuo so y carioso salutlo la apreciaule Sra. Mara Ruz de Mar tuez Ybor, desendole que los <1os por vellir sean Ulla repeti cin de la dicha de hoy. REGRESO. En el vapor qne procedente de la Hauaua, nncl f>n puerto la mle del Yirnes !), lleg ele regreso de s n vge Cuba el distinguido y respetable amigo Sr. Salvador M. Yhor. El Sbado volvi : baeerf.ie cargo del alto pnestr> que opinan que la cap tum de Port ArLhur no h:w:i m::> f1cil la cltnlpna para los japoneseR. La ver '\,,) SERENATA. Al pie ele ocha\ada tone de tm peqneio castillejo, as C;lnlnba una noche un \ "goroso mancebo: "Sultana, Zaida adorada, la ele tos negro;; cabellos, la de sonris;. de arcngel, de 111irada cielo, la de morena gag-anla de altivo y turgente Al pie del soberbio muro que encierra tu cuerpo bello, rendido galn le canto y mis quejas cloy al viento, y ni me asusta tu espoRo ni ninguno tengo miedo que ele audacia tengo fam:.t y de valor nombre tengo, y bien templadas mis armas colgadas e\ el cinto lle\o". -Toma, lro\ador, valiente, grita una voz como un trueno, y un estacazo terrible cae sobre el pobre Hlancebo, que da
PAGE 4

254 perseguida por Jos perros, abandonando las armas, tirando el laud al suelo. y olvidndose del nombre, y de la fama y del reto. -Le con venci el estacazo! exclama un moro muy feo autor de aquel desencanto.As sucede al que necio pretende coger impune Jrutas del cetcado ajeno. .. De Teatros. Esta semana en regularidad no iuterrumpida, han celeLrado sus funciones de socios, todas nuestra<; Sociedades locales: el Centro Espaol, Cl'culo Cuba no, El Potvenir y La Aurora. En todas hubo tllucha concurrencia, uai lndose bastan te des pus de ls mritos han desempe nado. 'Tienen en proyecto est,enar en la Sociedad El Porvenir, la gmndiosa zarzuela en dos autcs "Historias y Cnentos. LA REVISTA Un gran acontecimiento teatral tendr lugar el prximo do mingo en La Aurora, barrio de Ellinger, en que se pondr en escena el soberbio drama "La Pasionaria", por su Seccin de Declamacin. Me consta que de manera con ci enzuda se ha estado ensayando la obra en la que tomarn parte y desde ahora auguramos xito feliz, la Sra. Ferrandiz, las hermanas Febles y la niita Mara Prez. Prometo asistir para en el prximo nmero daros cuenta. R. Este mes de Septiembre me pa rece que \'a derrotar todos los ateriores en el record de los matrimonios que en l se van a celebrar. En 111es y o'tro en el corazn de cario mtuo, lajven bonita y graciosa da mita aria Chavez con el correcto y honrado jven Ramn Gmez. Ambas bodas se celt.'braron en la residencia de las desposadas situados las dos en la 9. Po> avenida. Muy jvenes los cuatro y llenos de deseos ele ser felices, lo lograrn si constantes perseYe ran en tan dulces prupositos. Eso mismo les deseamos acom paada de nuestra felicitacin. 7\ J avenes JJerlidas. Tampoco empieza mal Septiembre en el capitulo ele Jvenes pediaas en matrimonio. Recientemente lo ha sido la bella y cultsima jven gala y modelo de nuestra sociedad Mer cedes Prez Rolo por e l no menos conocido y meritorio jven Zu cariche. Tras la jven Prez Rolo ha. sido solicitada tambin en ma trimonio la graciosa y honiu} triguei ta Teresa G: i CJ< por n muy conocido y jven Sr. Alberto Fernnclez. Pie .Nic Al fin ser una te
PAGE 5

El nmero de madrinas es grande y con tanta muchacha bonita y de buena \oluntad y que quieren al Circulo, no es po sible que deje cte dar resultado esa prxima romera en Point. Es con placer inmenso que noton u e va animacic'>n, n u e\ os aires de \ida en la Sociedad el Crculo Cubano de algunas semanas esh1 parte. H<1y ms voluntad por pnrte de los que simpatizaban en la Socierlacl y han ingresado y continan como miembros de la misma. El 28 del pasado hubo eleccin de Directiva y el escrutinio dijo tatlos que la e )ecta era la siguiente: Presidente, Sr. Elaclio P:IUia.Vicc, Sr. Raf ,el Ramos.-Secrc tario y Contador, Sr. Genaro Gmcz.-Vice, Sr. Ismael Val ds.-Tesorero, Sr. Isidoro Ca salins.-Vice, Sr. i\Iannel Santos.-ColectorSr. Oscat HcrnnSres Amador Rivas, Julio Peralta, Cndido Es cobar, Lorenzo Lpez, Rafael Alvarado, Fernando i.\Iiran
PAGE 6

zs6 El angel que hoy llega al mundo como un .;igno de dicha sus pa dres loco s de alegra ante el primer fruto de s us amores, es el nietesito de aquel hombre generoso, puro y bueno. Aqu en esta R edaccin tenemos muchos b e si tos para l y pe di m os esos padres felices que se los den en nuestro nombre, d esendole al nue vo Toms K. Spencer que teuga to d as las virtudes que hicier o n de su abu e lo un hombre de h onor, uni versalmente querido. Salud mi s amigos, los e sposos .Spencer. Cierro esttl cronica con dos 11oticias tristes. El Domi eg o 4 del corriente las 6V2 de la tarde dej rJeexistir en la residencia ele la 8 aveni da N 1123 la que en vida sella m Sotera Becerra, una esposa v madre modelo y cariosa su ;nicndo en profunch dolor ft su esposo nues tro particular amigo el SI". :\lanue l Mateo y sus hi jos Freclcsvincla, Sara. l\lanuel, Viclaly Agu s tn quienes en esta hora de tri bnln c in hacemos nuestra sincera pena. La otra nota dolorosa es el fallecimiento en T'n en esa capital 216 3 penos destinados exclusi vamente cuidhr casas, 221 que sinen e l e lazarillos ciegos, 2.652 que tir:m de pequf'os ca rros y 11 p erte ne cientes al Emperader y los Ministros diplomticos extranjeros. Q Un monumento a p a lomas En 1870, durante la guerra franco-prusiana, las palomas mensajeras fueron de gran uti lidad mientras Pads estuvo si tiado, y ahora se piensa en ele varles un monumento, en tes timonio de agradecimiento. La idea ha sido sugerida por M. Hachet Soupiet, del Instituto de Psicologa Zoologica, y ha encontrado gran aceptacin en tre muchas personas notables. Fremiet, e l famoso el'!cultor de animales, ha sido encargado de ll evar cabo la obra. El monumento conl'!istir en una columna coronada por el escudo de armas de Pars. Al lado izquierdo se ver un nido con dos pichones y Ja madre, mi e n tras otra paloma cond ucien do un mensaje, se prepara tender el vuelo desde lo alto del escndo. A la derecha, una paloma cae muerta e n tre frag. mentos de bombas, sables rotos y culatas de fusne s oestrozados. En la columna aparecer la fe cha 1 870''. La Comisin espem que las autoridades permitirn colocar el monumento en el Pare Mon. cenu. Consecuencias del peso y volumen 1 2 3 1

PAGE 7

GLOSAS. Iba un g uajiro cubano Con muchas flores sih,estres Por entre lomas agrestes, A una casim de g uan o. A cierta distancia ufano Entre ceibas y palmares El entona sus cantares, Y almomeuto yc salir; La autora de su sufrir, A mitigar sus pesares. Y de la j aca f<>gosa Se desmonta enternecido, l.ent r<> brazos henchido E;trccha l su Ella muy tri,te y celosa Le pregunta com pungid:t Q_ue si acaso l la olvida, 1\fas l dndole un beso Le dice: "no eso, Te quiero tn pen samientos, ncbles a ; pt halagadoras tspe:anzAs. II Crlos abri.J el balcn ele prtr en par. En aquel momento las ltimas sombras n o.::lurnas clcsaparecari por occirlente, perse guidas y atropeymlas por los resplnnclores del naciente cla. El poeta mir al campo, que -194-puesto al de aquella otra mujer que ni una "ez siquiera haba tratado de verle ni abr a z:arle; al de aqueHa mujer que haba ido su casa no en husca de su hijo. sino tramar una in triga para perderla. CAPITULO XIV. Esto era cierto y el concle que comprenda ia razon que asist1a a su mujer \'ela tambin <.: uan imposible en.l deshacer lo hecho. Luces y sombras Si el bohemio Luis miraba al mundo y sus cosas, como deben verse, con estoica indiferiencia, no le pasaba lo mismo Elena Ambos eran vctimas de las alucinaciones del amor; pero en Luis encontraban alma serena hecha los desengaos y en Elena corazn de mujer ofendida. Elena haba sido cupable, ella lo compren da v lo aceptaba; Elena haba amado con locu""ra al conde del Encinar. Vanidad, deseo, orgnllo satisfecho, llmese como se quiera, el caso es que ella no poda olvidar al homUn da, sin emhargo, indic l\lara la uclea de sacar de la casa al hijo cl.e Ele11a :T haceie e
PAGE 8

,.staba adornado con las galas de exuberante vegetacin, y le pareci ver all lejos, muy lejos, junto la blanca franja de vapores que coronaba la corriente de{ ro. una mano de rosa que le hacia seas que se acercase. Al mismo tiempo u; Jlguerillo que se meca en l a rama ms alta del arbol prximo, en vez de piar como sus compaeros, pareca d ec i r con voz humana: Anda! Si g ue a la mano. EUa t e guiar Monte Gloria! A Monte Gloria! Impulsado por fuerz a miste riosa e irresistible, Crlos sali d e s u humilde videnda y encamin se al sitio donde se le figur h aber visto l a m ano d e l hada de los gratos ensueos. De pronto se de t U\ 'O. -Dios mio!-murmur.-Si no me he de spedido de mi madre n; d e Petrilla! Pens desandar lo andado. La madre de su alma, la amada de su corazon, iban sufrir horriblemente al de su fug a Pero aquellos dedos sonro-LA REVISTA sados volvieron aparecer entre la neblina. Y le llamaban le lla maban! El poeta sigui adelante despus de enviar un beso de despedida la aldea en donde quedaban aquellos dos idolatra dos seres. III Largo trecho haba recorrido ya cuando se encontr de manos boca con un venerable dejo cuyo cuerpo encorbado contras t a b a singularmente con el brillo juvenil de sus ojos. -Buen viejo-dijo Crlos sa ludndole;-odriais decirme por dnde se va Monte Gloria? -Ah! Vas Monte Gloria?contest el anciano sonriendose. -Pues sgueme. porque soy el encargado de guiar los que ese hermoso sitio se encaminan. Crlos le di las gracias, y ambos empezaron caminar lentamente por un sendero que al principio tena ;elativa anchura y estaba alfombrado de yerbas y florecillas, pero que poco poco se iba estrechando y convirtiendo en una especie de zanja casi llena de pedruscos que hadan aquel camino poco menos que intransitable. r IV -Qu diantre!-exclam el viejo al observar que Crlos acababa de dar un tropezn.Como vienes de Valle Pobreza, te ha de costar un tral::ajo mprobo el llegar Monte Gloria, porque el camino entre esos dos puntos est lleno de dificultades. Si te hubieses ido por el laclo opuesto o sea por Valle Oro ... -Valle Oro!-dijo Crlos-No he ido nunca ese valle ni se dnde est.. -Lo creo. Ya se te conoce! y no debe pesarte, porque all se cria una gentecita muy holgazana, que, por regla general, slo piensa en comer, pasear, dormir. divertirse y ataviarse con lujosas vestiduras. Continuar. -----.... ------195 s el tiempo sin que lo advirtieran. Pero sus asuntos particulares llamaban al conde M adrid y era necesario el regreso l a corte. Mari a a b a n don con profundo sentimiento l a c asa d e Valencia donde haba transcurrido el ao ms f e l z de su existencia y sin saber porq u volvi c o n miedo la capital. El conde l a iba presentarla al gran m u n d o ensear en todas partes COJl orgullo el ngel de su felicidad y hacerla. pasar una vid a alegre y entretenida. M aria gustaba ms de la soledad y de la quietud; pero se haba propuesto complacer en t o d o su m arido. Lle garon, pues, Madrid y se instalaron en la gtan casa qne el conde posea en la call e M ayor. Una de las primeras visitas que hizo Mara acompa ada. de sus hijos fu a la casita de C hamber; no olvidaba las criadas y doncell a s que tan bien la atendieron durante su enfermedad. Al volver su casa vi al hohemi'J Luis. .. -196-Este la miro y sin saludarla siguio caminando con rapidz. -Cscaras, esclam ste ...... Otro chiqui1lo! Supongo piadosamente que ser de mi amigo Federico ...... Era natural.. .... Se habr enamorado de su mujer? Quisiera ver la cara de Elena cuando vea que su chiquitin tiene otro compaero ......... verdaderamente e ste mundo es una inmensa castaa. <


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.