La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00052 ( USFLDC DOI )
r19.52 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

Aso II. Septiembre 1 8 de 1 9 04 Nl\t. 3 2. -------------------------------LA REVISTA. -SEMANARIO HISPANO CUBANO.- DIRECTOR: R M. Ybor. Redaccion 7 Administracion;-9a. Ave. 1520. CONDICIONE!!! DR LA PUDLICACION. PREOIO S D E SUSCRIPCIO::sf Y A NUNCIOS. Esta ReviSTA se publicar l o s Domingos. Por un mes, e n T a m p a o 30 o s5 Se a dmite n t oda clase de trabajos siempre que n o conten g a n ataques p e r sonales mezquinos desahogos contra i n stituc iones s o c ied a d es. No se pnblicarn los escritos que care z can de fir m a responsable Por un trimestr e en i d Nme r o s u elto, c orrient e Nme ros atrasados .... .... F u era de l a l o c a lid ad, un trimestre Anunc i o s csd a espaci o marcado, lo s ro r s 1 6 o ; 1 L a Direccin d eja los autores la r es p o n sabili d a d d e las opiniones que emitan e n s us escritos. cvmer c i a les, con d e re..J10 a l m m e r o r so Pro fesional es i d. id. r Los t rabajos no firmados que se publique n ser n d e l a esclnsiva r espons a bilidad d e la R edacc in E l precie de los anunc i os se entiende por un m es y s i l a insercin fuera por ms tie mpo ms d e u n espaci o se har e l oportun o des c u e nto. E l pago d e anunc ios, comunicados a,:sos, e t c. s e har por adelantado A nu n c ios extraordinari o s previo a rreglo. LOS CULPABLES. UAN fcil que es lo s nios adquirir t e nd e ncias crimina l es Considerando I a ignoranc i a d e al gunos p adres, pue d e v e r s e que stos en la mayora d e los casos so u los culpables d e que sus h ijos a l llegae l a virilidad, sean crimina le s H a y m uchos padre s que l ejos de castiga r estas tende n cas e n sus hijo s, l o que hace n es d esarrollrselas, dndo les oportnni d:tdes que van inculcando en la criatura una idea errnea ele l o que hace n sin pod e r sus t i e mas m ente s realizarlo y debido que inclinados naturalmente s o lo mi rar como malo lo que les trae un castigo, creen que estn haciendo u n b i e n al cumpli r c i ertos mandatos de sus padres, que van e stableciendo en el l os costumbre s que s e d'esarrollan hasta constituirse en v i c i os ya tan natura l e s e n el individuo por el ejen: i cio de e ll os desde s u infancia, que al darse cuenta de ellos, no consi dera e l hombr e que hace nada fuera d e lo que debe, por tener sus opi niones del bi e n y e l mal Por ejemplo: cualltos casos se v e n e n que un padre uo sola m e n t e tole r a el desarr o ll o del ladrn sino q u e tambin es l a causa? Muchos padres mandan sus h ijos buscar los desperdicio s de las ti e nd a s sin pedir lo s, ('Oje r u n pedazo d e una cerca para lea, miles de cosas que ellos no creen daan la criatura y q u e e llos mismos co n si deran como lo ms natural? No conciben esos padres, que acostumbra d a l a criatura cojer l o q u e no l e pertenece, ha de llegar e l da en que t e niendo s u se n t id o mor a l ofuscado, crea que n o hace mal en coj e r lo que es del prjimo? C uand o e l hij o q u e adquiere esas costumbres hace algn robo sus padres, l o castigan severamente, t ratan de quitarle e l v i cio, per o pueden quitarl e la costumbr e que des de su t iern a infanci a ellos m ismos l e han enseado, obligado inconscientemente aprender? E s justo que castiguen la criatura cuando ellos mismos son los culpables d e l a des gtaci a de s u s h ijos? Cuando mandan la c riatura cojer un pedazo d e lea, n o concibe n que luego aque-

PAGE 2

26o LA REVISTA lla al querer apod'erarse de lo del prjimo, puede pensar que no es maJo, pues sus padres se lo aconsejaron? El padre que manda sus hijos hacer coeas que pueda acostu1ll brarlos l vicio, no debe culpar nadie, sino as mismo, por que l y solo l, es el que ha desarrolla do en el hijo un vicio que ha de ser su desgracia mientras viva y la deshonra de su,c canas. Los padres antes de dar consejos sus hijos, antes de pedil'les que hagan ciertas cosas, deben pensar bien lo que hacen, deben tener en cuenta las consecuencias y sobre todo tener presente que los vi cios adquiridos por costumbres establecidas en la niez, podrn estar escondidos, p ero nunca desaparecen y siempre existe el grmen del mal, que aunque dormido est pronto desarrollarse la primera oportunidad. 81. Director de "La Revista": l\1i buen amigo: Causas que yo le espliqu y que V benvolamente aeept, me obli garon no seguir escribiendo en s u acredit a do peridico Un asunto cld importancia suma, de inters grandsimo, cual es LA CuRACION DE LA TuBERCULOSIS, me obliga as mismo, pedir carioso hospedaje en LA REVISTA. Contando con l, le envo para su publicacin, las adjuntas cuartillas que espero sean acogidas como aeo. gi V. mis escritos primeros. P,H ello le enva pot-anticipado su demostracin de ngradecimjento el que es de V. atto. s s. y a .!l Snarez. Ybor, 16 Septiembre I90
PAGE 3

afortunado clnico que en los al-bores del siglo xx, ha consegl:i de ese tanto por ciento de cura ciones. Landerer lleg al veinte. Es el triunfo del primero. La diferencia entre uno y otro procedimiento valindose de una misma sustancia, consiste, en que el Dr. Landere r usaba la so lucin simple del Cinamato, y sobre todo que la inyectaab d sis relativamente cortas, temeroso de sobrepasarlas por CREER que, si se esceda sobrevendran trastornos de impmtancia con perjuicio de las curaciones. Como en e l campo experimen tal; como en el estudio de la ac cin de una sustancia las CREENCIAS no deben existir, esas creen cias perjudicarou Landerer, puesto se qued con su Oi la entrada d e i camino que conduce al f e lz trmino de la jornada. El Dr. Snchez Herrero em ple el f!inamato en igual forma que Landerer: con l no ven ca los casos fuartes tenidos por ms graves: no por ello se gi por vencido; al contrario, animoso, lleno de f y entusias mo, algo que vi en sus primeras observaciones, le estimula ron para continuar. El Dr. Snchez Herrero mo dific el Cinamato con otras sus tancias cuya combinacin ha re servado. Es pues un preparado de xito que reforzando su accin tie ne poder absoluto, aniqu!lador del bacilus que no goza la so lucin de Landerer: dgalo el tanto por ciento de curaciones obtenidas por uno y otro Doctor. Que es un secreto la solucin del Catedrtico d.e "San Crlos" es ciertsimo, como lo es tambin el resultado sorprendente de su preparado. A ste me he acogido sin vacilaciones, porque con l, se aprecia el resultado. LA REVISTA Un caso gravsimo tPnido por mortal decidi al Dr. Snchez Herrero sobrepasar la dsis Lan deriana y con esa valiente deci sin, logr dos cosas: l. o Demostear que no ocasionaran per juicios ni trastornos funcionales las creencias del Dr. de Stutt gart y 2. 0 el haber salvado un individuo de la muerte, apesar del pronstico fatal formado. E s te caso decidi al Dr. Snchez Herrero, separarse en un todo rlel procedimiento de Landerer par-a consti tui L" el suyo propio. El mismo Dr. lo confiesa en su "Tratado de la Tuberculosis." "Me sal de las dsis de Lan"derer pam aumentarlas puesto "que mi experiencia anterior me "haba demostrado su ineficacia pretendiese tal co!:'a seria caer en los terrenos del egosmo y yo jams he querido acercarme t\ sus linderos. Honrado con la amistad del Dr. SnchPz Herrero, he conse guido-no para m que esto no seda correcto, la Agencia pam todos los Estados de la Uniu Amrnicana: huelga e l decir que esa Agencia tendr espe cial em peo en tener cantidad u a >otante para satisface r los p e didos. Y ya que trato est e punto, me parece conveniente hace r una aclaracin. Ha llegado conocimiento mio que algu coll:'ga conoca e l secreto para la curacin de la Tuberculosis desde el ao pasa do. ''completa en todos los casos meTal afirmacin es moneda que "dianamente acentuados del no pasa en el mercado de la ver" proceso." dad. Ya los Mdicos en Tampa La realidad, y me agrada y aprestan sus g eringuillas para lisonjea el contarla, es, que el cargarlas con la solucin de Ci -ptimero que di conocimiento namato; es conveniente todos del plan curativo de la Tubercu y yo no debo ocultar la verdad, losis por el mtodo del Dr Sr.u por deber, por conciencia, por el chez Herrero, e n Tampa he sido deseo de ver curados todos los yc, aduciendo :para ello sobratuberculosos, el decirles, que si das pruebas, que por buenos jus usau la sencilla del Ci tificantes han de tomarse. na mato, no ha ele responderles U na de ellas es, e l haber acon esta, tan felzmente como cuan-sejado como aconsej hace al do empleen el preparado por el gn tie mpo, al conocido por to-Dr. Snchez Herrero. da la Colonia Espaola en T arn-. No se tome esta advertencia pa, Sr. Sierra padre, para que como asunto mercantl; tmese mandase su hijo Roge lio Ma si, con la buena intencin de que dricl facilitndole carta de pre aseguren las curaciones, que as sentacin para 111 respetable y los Mdicos que la usaren, ten-por m envidiado amigo e l Doc drn el provecho de esas cura-tor Snchez Herrero con el ob ciones y la satisfaccin inmensa jeto de aplicar su tratamiento de ver curados los enfermos al joven Rogelio, y pudiera con que demanden el verse libres de la curacin. de ste, aadir un los terribles bacilus. curado ms en el Sanatorio Ma Uno de los motivos que me drileo: siendo este primer caso obligan escribir estas cuarti-de comprobacin por parte ma llas y otras que pienso publicar, y de ostensible demostracin consiste en demostrar que no para el pblico que ha de apre pretendo ser solo el que se apro-ciarla perfectamente t>uando el veche del patente el preparado joven Sr. Sierra retorne aliado por el Dr. Snchcz Herrero. Si de su familia que bendice el tra-

PAGE 4

tamiento que ha salvado su hijo y bendicen tambin como personas agradecidas al Dr. Sn chez Heuero. Ttes ms recomend despus: uno de ellos por falta de recursos se qued en Alicante con sentimiento mio, lamentando que el proceso tubercul oso, siga de strozando sus pulmones y eu cuentre la muerte como conse cuenda, menos que mi s t e rio sas impenetrablescombinr,cio nes de la Naturaleza e jerzan su ac cin y curen al suje to, con cualquie r c o s a aunque esta se ll a m e la brisa de l o s p almares u e Elche. C a sos raro s y e scepcional es d e la N a t ut-aleza son estos de curaci otles e xpontneR.s: su nmero es muy limitado, sn importancia inmensa, y siempre llegando ser para e l hombre por es tudioPo }' que sea barrera en la que se estrellan to1 los l < J S d e s e o s p o r averiguar e l mi s t e rio. Los otros dus s o n el Sr. An t o ui o G onzlez y el Sr. Marinas .amhos co n recu m cndacion ma: el 1. = en s n segundo grado de tube rculo s i s : l e aconsej !:U via ge p o r n o t e n e r a n la s olucin p edida M a drid y el se gundo por su n e t erminr cin de pasar s e un:t P n Astrias, al l ado de s u familia, aprovechando lle paso t1 d a r un paseo 1\Iadrirl y ponerse al ampitro del mtodo del Dr. S'nche : Herrero_ Estas que indico son el testimonio ms fuerte en fav o r mio en cuanto que ningn c olega oi noticias de l a medi cacin por medio de las inyec ciones del Se. Snchez Herrero, reservndome la prueba ms concluyente, la qne puede ser irrebatible, para el caso en que alguie n persista en decir 6 afir mar cuanto escribo anterior LA REVlSTA Conste pues y con satisfac cin y regocijo lo escribo, que el primero que di conocer en Tampa las virtudes curativas de la soluci n preparada por el Dr. Snchez H enero h e sido yo y el primero que aplic e l remeoio lo fu el Dr. Avellanal. La curacin de la Tuberculo sis por el inmenso inters que ha despertado en Tampa; por la safisfaccin granusima que yo siento en que puedan salvarse l os tuberculosos que en gran nmero residen en esta pobla cin Floridana, rp.eob]jga es cribit varios a r tculos, sintiendo que mis escritos por su poco va ler no den a 1 asunto el colorido que se merecen. .!l. Suarez. Un angel. Con honda pena hemos asistido en la maana del Virnes I6 ar en tierro del nio Rafael Angel hijo de nuestro querido amigo y compae ro el Sr. Joaqun Mascuana. El difunto ha -enido sufriendo cas i desde su tlegada al mundo y talmente parece que Dios al tr:J.erlo solo Jo hzo para dejarlo de pa3o en su carninosulug-arjuntoalRey de los Cielos. G; ,mdes esfuerzos se hicieron por sus afligidos padres y los inteligen tes Dres. qae lo asistan para cortar el curso de la enfermedad, pero to dofiJen vano. Desapareci para no volver; sus padres y amigos afligidos ramentan la prdida que no reemplaza nada en el mundo. Vino y se fu como u n angel que trayendo un soplo de 1" b ondad del Cie lo, sigue su camino hacia su s in dete nerse casi ni un momento como temie.ndo manchar sus pnras al itas con la maldad y el vicio de los hombres. A los desconsolados padres (acompandofos en su dolor) cue te ngan consuelo en ef de que si no tienen al hijo con ellos en el mundo, tienen un angel que no e s taba en la tierra en s u elemento, que uniendo su alma con la de ellos, siempre estar preseme y que desde el Cielo los _proteje y los bendice. ,_ EULALIA LASTRA. Precedida de un nombre artstico envidiable, se ene u entra entre nosotros desde hace algu nos das, procedente de C u ba, la eminente pianista Sra. Eulalia i.astra, "Primer premiodPl Real Conservatorio d e Madrid". De todo s es sabido el prestigio que goza en el mundo este Ins tituto: l o exigente y parco que es para discernir los premios l o s alumnos, pudiendo 'decirse con orgullo que Al que logra al es porque verdaderamente posee genio y talento y puede d esde luego ostentar con orgullo un nombre ilustre en e) arte. Eulalia Lastra tiene an mas en s u f avor: disput el premio que posee diez y ocho oposito res que se presentaron en al con c t:rso Qu mayor para ella? Discpula del Sr. Peyrelladet en la H abana, donde empez sus. estudios, los termin en M::tdrid con e l famoso maestro Trag, y supo con su talento y su aplicac in pagarle ambos el inters que se tomaran por su educacin muscal. Ella que e s agradecida, no tiene en s u s labios mas que fra ses de cario y admiracin para sus inolvidables profesores. Por su carcter y por su ta lento, conquistse grandes situ patas entre la prensa madrile fia, artistas y Profesorado dl>ll Conservatorio, causando gran sentimiento su salida de la Cor te para su pais natal. A sn llegada la Habana fu recibida como deba serlo, la que figuraba ya como una gloria de O'uba. Para poder formar una idea

PAGE 5

del valer de la artista, baste de..cir que la prensa de la Hahana, unnime, sin distincin de pr tidos y racionalidades, tribut largos y entusiastas artculos en honor de la ilustre pianista. Como habrn podido apreciar nuestros lectores, la bella Cuba, es la cuna: de la Sra. Lastra. Nosotros nos sentimos orgu llosos, copiando el siguiente parrafo de un artculo publicado por nue:Stl"O estimado colega La Unin E spaola, en el cual refi rindose l a Sra. I:-a stra d eca: "La h ermosa muger, la her mosa cubana que en sus venas lleva sangre espaola y que no reniega de su orgen, siuo qne lo proclama muy alto p orque un gallPgo debe e l s e r y s u pa-dre, cuyas canas honra ...... Y basta con esto. Bienvenida s e a estos arena les la noble cubana, la ilustre arth;ta quie n l e d e s eamo s el xito mora l y m a t e ri a l que m e rece, la qne por s u t a l ento h onra Cuba 1 E spaa. El Mirco l e s 21 se presentar ante el galante pblico d e T a m pa, dantlo e l prime r concierto en el C e n tro E:::p a o l Pensamiento. Llorar los oj o s? accin Que m rito no le encuentro; Es t:n s grande la a fli cci n Cuando s e lloran por dent ro L grimas del corazn. Enlace Imperial. El heredero de la corona de Alem-ania el Prncipe Federico Guillermo ha pedido la mano de la Duquesa C ecilia, h ermana del actual Gran Duque de M ecklenburg-Schwerin. La Duquesa Cecilia es alta,. esbelta, con cabello rubio y ojos negros; ha sido educada como la hija de cualquier caballero provincial; habla el ingls y fran-LA REVISTA cs con bastante facilidad y el ruso bi e n, y habiendo pRRado vados aos fuera de su pas, no por e s o ha p erdido el cario su patria. El Emperador est muy satis fecho del proyectado enlace. Supersticiones. Entre las muchas supersticio nes de los cosacos, una de las ms curiosas, es la creencia de que se les facilitar la entrada en e l Cielo si al morir estn bie n limpios en su persona. E:,,ta e s la cansa d e que los cosacos antes de entrar en bata lla se baen y aseen perfectam ente vistiudose de limpio. Esta supersticin se estiende tambin la mayor patte del resto del ejrcito ruso. SOBRE EL CZAR. Como ejemplos d e l p elibro l a misteriosa muerte que constante ru ente amenaza a l Czar de Rusia, s e citan los siguientes: Una institutdz habiendo entrado e n un aposento con los nio s imperiale s, not que e l r e loj no a ndab a y p r e sintie nd o un p eli gro sac l o s nios y volviendo la h abitacin examin e l r eloj, dentLo del cual encontr una mquina infernal. En otra oc Rsion l e tocaba un Domingo l Czar, comulgar y habiendo ido la Iglesia, des de las cerPmonias preliminare s se ace rc la baranda del altar para recibir la Comunin; pero al serie entregado el Clir. por el sacerdote, uno de los guardias que si empre s e colocan e n esas ocasiones al lado del altar, s e precipit sobre el sacerdote y quitndoselo de la mano se lo llev los labios y lo vaci diciendo. "Eso es para m." A los pocos segundos el sol dado estaba muriendo en las gradas del altar en la ms fuerte agona. Sin duda ste enterado 6 cm plice del crimen al ver el Cliz prximo ser colocado las manl S del Czar para cumplir su horrib le misin, tuvo un remordimiento de conciencia que lo oblig no solo desc ubriL el cr men, sino sustituir la vctima. rANECDOTA. S e cue n t a que cuando ei in ventor Sir Hiram Maxin fu elevado la nobleza en 1901, al acercarse al Rey not q u e delan te de l en e l s u e l o haba un pequeo cojn y creyendo que es taba all por al gn cle>'cuid o v le estorbaba al R ey, d e un pu tapi lo hech6 un l ado; al estender la mano el R e y olvidn dose q11e lo haca para que la besase en S Pal de respeto, l a PS trech6 e n la suya fuertemPnte como si estuviese s alucl:mdo un amigo compaero d e Pm presas, mas notando lo que ha ba hecho, dijo: "Oh su Magestad, no deb haber estrechado su mano, ver daJ? A lo cual el Rey riendo ama blemente, le contest. Espero Sir Hirm que nunca llegue el da en que Vd. no deba estrecharme la mano. Pasion? Bsame mujer querida, Bsame mi corazn, Con un beso de pasin En que me entregues tu vida. Besame si, enternecida Con tu respirar jadeante Con el mirar anhelante,' Por el rubor temblo rosa, En mis brazos carios a Inseperable y amante. Septiembre 1904. R. De Teatros. El domingo obsequi el Centro Espaol de Tampa sus socios, como funcin de semana, con las dos bonitas y entretenidas zarzuelas "San Juan de Luz" y "Banda de Trompetas.'' Estuvieron bien representadas por la Seccin de Declamacin distinguindose por su gracia, belleza y donosura, y por .su fiel dese m peo en sus papeles, la joven inte-

PAGE 6

ligente tiple Srta. Josefina Rodr guez. {< "El Porvenir" d motivo para que se pueda decir que sus :socios estn de enhor abuena con las veladas semanales que les proporciona su hbil y cuidadosa Directi va en la representacin en su teatro de bellas Zarzuelas, lo mejor del g nero y ejecutadas ellas por la inteligente, buena tiple y artista la Sra. Caubn de Perdomo, secundada por el excelente coro y todo e} personal de la Seccin y entre ellos el alma verdadera del xito, el indiscutible y meritsimo maestro Sr. Domingo Perdomo. "Crculo Cubano," ; 1 medida que pasan los das Ya mejorando en todo su aspecto ; la nueva Directiva que es parte de la que anteriormen te exista ha recogido con amor la confianza en ellos depositada por la saliente. continuando los esfuerzos hechos por aquella, para darle vida la Iustitucin. Cada semana se anotan en sus li bros el ingreso de nuevos socios, que v1enen guiados del deseo de que el Crculo no sea menos que sus otras hermanas de Jos otros barrios de la ciudad. La funcin dt! socios del sbado muy alegre y concurrida, ponindo. se en escena distraidsimas piezas y otros nmeros que hacan variado el programa insensibles las horas. + "La Aurora" de la barriada de Ellinger poco ser por mucho que e scriba acerca de la fun c"n con que sus socios obsequi el domingo pasado. Se puso en escena el grandioso drama de fuerza "La Pasionaria." Esta obra ya en ocasiones anteriores la he visto representada por nues tros mejores aficionados, pero nunca los v aproximarse ms la per feccin que por la Seccin de Declamacin de 'La Aurora." Se distinguieron de una manera notable las hermanas Febles, la Ferrandiz, el Sr. Carreiros y Gon zlez, secundados admirablemente por toda la Seccin. LA REVISTA Respecto concurrencia, dado lo jardn de su vida, abren y espar-peqneo del local pnedo asegurar cen sus gratos y profundos amo que todas nuestras sociedades loca-res. les, la que mas concurrencia vi en sus salones fu "La Aurora" el domingo, con un auditorio escogidsi mo en el que predominaban nueitmfmujeres ms lindas. "La Aurora" resultaba un jar dn encantador, el domingo. Mis sinceras felicitaciones esa culta barriada y todo lo bueno y bonito que vive en ella. Me veo obligado en esta como en mi anterior dar comienzo mi tarea de contarles Vds. de lo sucedido en el transcurso de la semana, las notas alegres y risueas, como son las bodas. El hablar de bodas es muy con gioso, lo mismo que el leer de ellas. Cuan::lo se ve todos los das tantos seres unidas sus exitencias en la gran misin de vida y humanidad de levantar esos nidos de amor que se llaman hoga res, si la que lee es una muchacha, suspira y dice "si yo fuera ella" y si es un l el que lee y tiene )a mente preocupada con una ella dice ''si fulanita me quiere la pido y me caso." Como Vds. yo soy el primero que creo que hacen perfectamente, porque es muy natural que nadie viva solo y sin afecto cuando puede tener la ganga de vivir acompaado y que lo quieran mucho. Bodas en Tampa. Del s hado S'Jn las de las Srtas. Susana y Julia Blanco hijas de mi buen y siempre distinguido amigo el:caballero Patri cio Blanco. Son ambas jovencitas dos bo toncitos preci.osos que en el ri sueo rosal de sus amores, en el Que sean muy dichosas y felices, de corazn les por ellas, por sus padres y por estos dos dichosos mortales que las hacen las compaeras insepara bles de la existencia: Domingo Prez y Eriberto Len. Otra boda. Acabo de recibir la siguiente esquela, la cua )leo v copio; / Mercedes de Zctldiv mVda. dtCantos, tiene el gusto de invitar Vd. para el matrimonio de su hija Dulce Mara con Rafael Mara Sabourin: cuyo o tendr efecto el da 19 de Sepicmbre de 1904 las 7 de la nuche en la I g l esia de San Luis TH m F lorida." E t a boda que desde hora cn lific o entre las di,tingtlid,,s, J.!Or ellos dos, que lo son, y por los que les han de rodea en el mo mento en que con ms solemnicbd se hacen las de hacerse mtuamente fei"tces, tendr el placer sincero de verlos y go zar tambin la idea de ser dichosos, por que los dos se lo merecen. Ya en mi pri'>xima poflr daros una relacin de esa iesta de la comunidad de dos almas rielica das y buenas. Jovenes pedidas. Una d$Js trigueas mas gra ciostt. 'inteligente; una de esas qu(hay que calificar diciendo en el acto de verla "es una buena muchacha" ha sido pedid2t en matrimonio recientemente. Es ella la Srta. Carmela Duar te, que no me cansar de repetir que es muy simptica y ejemplar joven, la cual me parece verla ya sonrindose leyendo este sueltecito de mi crnica, no por verse en ella, sino por ver su nombre publicado pronto con e}

PAGE 7

oel elegido de su cario el no me-nos simptico y laborioso joven Rafael Rodrguez que es quien ha solicitado el honor ele convertir: l a en das por venir en su riosa compaera. -!\ Cas.o e.:.Ctraordina;rio Hata oido decir que este ao bisiesto es el ao en que se daran casos en que las muchachas pi dieran los jYenes del sexo contrario, con la timidz y el ponerse colorado ellos a l ser solicitado por ellas pt Jtnetincloles hHeerlos felices y venir con las mejores intenciones. Yo fu ele los primeros en deci r que eso sucedera entre gentes de otras razas y me eqni\oqu pues he a\'eriguado de un caso que ya ha sucedido entr e noso tros en que uno delosjOvenes que vive aqu le ha correspondido una muchachn. Como en nuestra raza tardar mucho en ponerse en \igo1, eso de que l a muchacha vaya casa de los del joven pedirle su mano, l ha ido casa ele los de e ll a y ha obtenido el consenti miento ele l a familia. Estoy enternclo que fines del ao marchan los dos de la liclad establecerse en otros lar es Ella es una ele las muchachas ms bonita ele l a localielad, l a cua l est muy o rgullosa ele sus amores, pues l es un joven que que aunque tiene todas las bue nas cualidades morales ele ella, e s sin embargo el ms lindo de los dos. Puede que escrita esta nota en esta forma, no despierte todo el crd ito suficiente; pero nada ms cierto que lo aqu escrito. Para terminar les dir que l es un apreciable caballero del Comercio local y sus iniciales son B. A. y ella es una de las florecitas ms galanas de esta Sociedad y se llama L. R. .;. LA REVISTA C mnino d e l Cie lo. El da 16 los esposos Concep cin Cruz y J oaquln l'dascuana perdieron para s iempre su angelical hijito Rafael Angel. Pocos seres han sufrido tanto para desaparecer del calor y ca rio de los de su sangre como esa inocente criatura. Un paludismo general l e arre bata l a vida, siendo en vano los esfuerzos de todos por salvarle. Un ngel ms hay hoy en la corte clel Cielo. Solo queda aqu en la iierrn la afliccin y el re cuenlo triste y clnlee ele un hijo que ya no es. Una calma para el alma y un acatamiento las leyes del eles tino, deseo los padres infortu n1dos. Pic-JYic. Desde que se han celebrado estas romerias en l o rue va de ao, ste que celebra el Crculo Cub:: ll1o, hoy domingo, es uno ele los que he notado mayor embu llo y animacin general. Por do quiera que vuelvo la atencin no hago mas que or hablar ele l, muchos planes, proyectos y preparativos pan, pasar horas dul ces, gratas, y honestamente entretenidas por todos. Seguro estoy de que todos nos retiraremos con una dispostcin agradable del espiri tu, ele aq u ellas risueas y simpticas playa s y ele aqul parque que habr ele convertirse en un r>reciosojardln humano, donde lucirn las mejores flores ele que hace ostenta cin nuestra Colonia. Hasta luego y divertirse bas tante. Llegada. Hace algunos das que una n ii'la lindsima, una japonesita ideal y bella, que vive por la 7 ., a venida, le he notad a e u e estaba ms animada, el rostro ilumina do constantemente por una son-risa adorable, hablanrlo muy comunicati\a todos. Entre mis defectos tengo e l de e u ros o y me propuse clcscifm r el geroglific o y di pronto con las solucin y era esta: E n el vapor que entr e n Port Tampa ele la Habann e113 ele! 'actnallleg e l joven y buen ami go Ramn Roclrgue7. prometiclo esposo de la jovencita en cues tin; y en honor y tranquilidad ele la muchacha puedo decir que el tambin vena impaciente por concurrir cuanto antes reanudar el tributo de sus respetuo sos carios l a mujer de sus ensueos. Bien venido sea y le felicito ella y l, los dos. .En viajP Pronto tendremos otra vez entre nosotros a un antigno re sidente, amigo y querido generalmente en Tampa, donde su permanencin anterior clej un recuerdo "implico y carioso dentro fle nosotros. El que pronto tendremos esta blecido aqu, en Tampa, l o es e l culto caballero Emilio Carbo ne]], acompaacb ele su digna esposa y sus bellas hijas. Vengan pronto, que aqu hay deseos ele voherlos ver. Fallecirniento. El sbado 10 del actual dej de vivir despus de haber sufrido prolongada y cruel doleucia el que todos 1\amamosJose Sotolongc. Fuen vida el Sr. J. Soto longo apreciado por todos sus amigos y por todos quienes trat, por su trato afable y dul ce, que le hicieron ser bien querido. Doy mi ms sentido pesame mi excelente am1go Mariano Rosqueta el amigo, el hermano inseparabie, el nico afecto que tenia en el mundo e l desapare cido, por carecer ele familia, y 1

PAGE 8

266 que fu quien no lo abandon ni un momento hasta cerrarles los ojos y depositarle en el se pulcro. Paz su alma. Otro chisme mas anormal. En la barriada de Pino City, nllf. por West Tampa y por la Sociedad

printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.