La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00089 ( USFLDC DOI )
r19.89 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

A:No III. Julio 5 de 1905. NM. 27 -SEMANARIO HISPANO CUBANO.Registrad o en Corr eo;; como correspondencia de 2.'" clase. DIRECTOR: R. M. Ybor. REDACTOR JEI!'E: ELISEO Plf:HEZ. ADMIN1STRADOR: J MASCU.&ANA.. REDACOON Y ADMINISTRACION: 9. Ave. t 5 2 0 T efef. Bdf, 852. C orreos; Box. n. 7 d e Ybor City. CONDICIONES DE LA PUBLICACION. Esta ReviSTA se p ublicar los Se admiten toda c lase de trabajo;;, siempre que no contengan ataques personaJe!', desahogos contra institnciones soc: iedades 1 1 No se publicar;n los escritos que C:\rezcan de firma responsable. La Direccin deja ; autores la responsabilir i dad de las opiniones que emitan en s u s escritos. 1 Los trabajos no firmados que se publi q uen senh ele l a esclnsiva responsabilidad d e la Redaccin. pago de anuncios, i l\-: s :H, etc. har: por adelantado. Toda l a c,rresponclenci.t litemria se dirijirJ al Director y la administrativa al Aclministt-ador. PRID0l03 DE SU.SCRIPCION Y 1 Por un mes, en Tampa. $ o '\ O 1 Por un trimestre en id. . o 8s Nmero s u elto, corriente.. 10 11 Nmeto3 atrasados. . rs J l 1 Fuera de la localidad, un trimestre .. r 6o &.1 Anuncios c&da esp tcio mar de un 1 espacio se har el o portuno descuento l Las bajas pot anuncios y s u,..:tipcio nes se avisa l rn precisamente antes terminar e l mes, de no 1 hacerlo as, tendrr:t que abonar e l siguient e \ 1 E n el seno de la tierra. {(j\UAN venl::ulero f>S que los h ombres en su loca canera por el gran camino de la vida !l. de los tiempos y d e las edades, no aciertan euccntrar pot ms qe su f>sphitu se afane escudrianclo e n e l campo de la filosofa, la piedra fundamental dt> combros sobre los que !:e levanta triunfante el Pwgteso, condor gigante que no abre sus alas si no las baa autes uu caudal de sangre humana. All p o r Santiago de Cuba, un general espaol, el Sr. Julio Villanueva que ocupa el cRrgo d e Cnsul de Espaa en aquella ciudad, ha hecho circular una comunicacin dirigida l os espales de la I sla, en la que les manifiesta su proyecto de erigir un Panten en el Cementerio de Santiago de CGba, donde pm.dan tener cabida los restos de sus compatrio tas muertos durante las guerras coloniales. Dicho Panten, se hallar al frente del que guarda las cenizas de los que murieron por la independencia de Cuba y el terreno ha sid,l ya regalado por el Municipio de dicha ciudad. No puede ser ms h ermoso el pensamiento; frente frente deben de estar en la paz d e Jos sepulcros los que frente frente estuvieron en la lucha por sus ideales; y como pro testando de que, lo que debi arreglarse por medio de la discusin, fatalmente tuviera que arreglarse por las armas; all estarn abrazados en el seno de la tierra, para enseanza elo cuente las generaciones futuras. Nuestra felicitacin al Municipio de Santiago de Cuba que tan generosa y noblemente se ha mosttado, como as mismo al Sr. Julio Villanueva por su laudable proyecto.

PAGE 2

zo8 LA REVISTA CIRCULO CUBANO. Velada fnebre en honor del Genetal Mximo Gmez.-La Colonia Cubana.-El ,..Gmulo. Guardias.-El himno Nacional Cubano.--Los Oradores. El p ... sado lnes 26 celebr el Ccnlo Cubano una patritica. Velala e u huuor y memol'ia del ilustre G eneral eu Jefe .-lel Eja:itu Libertado!' Cubano, Mximo Gme,..;. A peticin ele] Presid eute y S ecretario J el Circulo, publicam os un suplemento en el que se invitaba la Colonia Cubana, -las S u cieclaele,; hennallas y al pneblo de 'l'ntnpa e u geueral, qne a-;istieran h()nrar con su pre!!!enci11 dicho acto. A las 8 de la nngregatla en cantidad nn1neros;t la LtiHilia cuban;,, IIJielnbros de todas las colonias tP.:;i.ieutes eu Tampa, y mitai', smbclo de la tristea inv;-vla sns almas. GU AlWIAS DE HOKoR. Dt>sc1e las 5 ele la tarde c1mo haba annuciaelo, comenzaron las Guanli11s d e Honor, sie11do la. priu1era lacte los se orPs RiPsgo, J nan Ro d dgu.>z;, Grego1 io Prez, Francisco M r eno. El Tmulo se encontraba levantado tou e l roe u tro del esceuario rlel teatro ele la SocieJad. T o 1lo e l frente enlutado con Clg ;tdnras negras; la i zquier da,. r etrato ele Mart, la ele recha el de Maceo, el centro sobre alta y labrada comisa del escenario, el del General Gmez eu ttaje d e militar: El sarcfago forrado de negro peluche con de temlidu st,l.ne e l 'l'mulo d e norte sur, la parte qne si mulaba la cabeza dallllo al folll escenario, hacia una bandera cubana tirada como al desgaire; hacia los pies la bandera d e D omingo, CUila d e l hroe Libertador. Sobres las ha111leras y como trofeos d e susc;tmlmfl.S gnerrel'Hi", ;u rnac h ete Collius y nn so m hrero dP. jipijapa con forma lo m:nn l.J. Doce fusiles fonnauclo enatro pahellnne dos clt:>lautP, uno t C c tcla lado y dos detrs daban al cnn(l ro a--pectfl urilitar; en e l ct>ntro ele cada dos p :thellones 1111 cantleln bro co11 8 velas encendidas. Los costados y PI fongrn, eu el fondo nna crnr. blanca, el cielo raso blanco, uo sotros el cadver d e l G neral Gmez. T enamos qne hace r nu esfuerzo pn.ta substraernos al in finjo de aquel cuadro lgubre, que imprirni-l en nuestra lll ente las esceuas de ltillla hnras clel glol'oso caudillo. Tnrnndose :. pequtos illtrv:[,>s siguit>mn la prinJera lns siguieut.,s guardias: Juan R Brcena, l<'rancisco Rodrguez Tirso Pnula, Julio l'eraltH, Mario Gar ca Florentino 8antus, Antonio Granado, Jo s Daz, Alfredo Prez. Pastor Me sa, Ft'rnando Miranda, Venancio Torres Eustasio de In Fuente, Jos Rhero, M. Toms Godinet, Juan Thoms, Lnis :\lesa,.\!. Garda Campo;;, Fernndcz, :J[. Daz Ramos, Antonio Daz, Antonio Prieto, J. V. l\Iayol, Pedro Pedraza, L11is Garca, Rafael Ramos, Ismael Vnlds, Belarmi nio Vallejo, Jos Fuentes, Antonio Claramunt, .i\lximo D e l gado, Alberto Val ds, Amador Riv:.s. Manuel Bermcle7, Flix Carbajal, Estban Iloyos, Agustn Ac:osta, J. Valderrama, Rafael Valcls, Francisco Garca, \ lberto Valle, Cay<' tano del Pino, stor Bentez, Jess Montes, E. Paula, Csar Barranc:o, Jos Lpez, y Melquiades Calvo. En una de las ocasiones el ca pi tu Cohen y los teuien tes F. Robert.s Moritye y Me Grove

PAGE 3

de la Infantera Ligera de Tam pa, perteneciente la Milicia del Estado, acudi expontnea mente prestar una guardia; veitan el uniforme del Cuerpo; tan pronto llegaron al Tmulo con las ceremonias militares pusieron armas la fune rala. A las 8 y minutos comenz la Velada. Una vez el Ptesidente Paula declarla abierta, dijo-S1as. y Sres.-"Ante lagrancleza de es te acto solemne y siendo costum bre que los caballeros se pongan de pi al escuchar las notas del Himno Nacional Cubano, co111o un honor pstumo la m emoria del Gmez, yo suplico que las s eoras que aqu se en se pongan tambin tle p\e." En aque llos momentos rom pi la msica con el Himno Bayams. El silencio era pl'Ofundo; solo lile oan los acordes de la orques ta rasg;uldo la atmsfera im pregnada to(laellade sentimien to; vimos algunas seoras lle vat sus pauelos los ojos. Terminada la fnebre sinfo na, el Sr. Paula concedi lapa labra nuestro estimado Cro nista y corresponsal de "i.a Lucha" en 'l'ampa, Sr. Rodolfo Blain. Fu breve y conceptuoso. Muere un padre de fa.miladijo-y quedan los hijos alrede dor de la madre formando gru po, contribuyendo todos la con tinuacin de aquel hogar; pero muere Mximo Gmez el padre de la. Patria Cubana, t:.l insustituible y nos encontramos los cubanos hurfanos del que tan generosamente derram su san gre por darnos libertad. Se ex tendi nuestro compaero en otras consideraciones, tiendo fe licitado al bltjar de la tribuna. LA REVlSTA Le sigui en turno el abogado americano Hal'l'is Peeple. Parangon la figura del General Gmez, con las de los Li bertadores WashingteQ y Bol var, manifestando que 'tena su puesto de preferencia entre los grandes de Amrica. Al descender de la tritJuna se adelantaron estrEcharle lama no el Presiden te, el Secretario y otros en seal de agradecimiento. Le sucedi el amigo de los cubanos, el siempre constante y fiel la causa de la libertad, el incansable Sandalia Romaelle. Soy espaol-dijo-pero he abo ga(lo siempre por la libertad de Cuba, coro > por la libertad de todos los pueblos de la tierra. Con ese moti yo he sido siempre de diatribas por parte de mis paisanos, pero no he podi do nunca dejar de sentir es te espritu revolucionario que preside todos mis actos y gua mis pasos por el camino de la civilizacin y el prngreso. Con movido se dirije al Tmulo de dicando una sentida plegaria aquel que ha sido el Libertador de un pueblo. Le sigue en el uso de la palabra el Sr. nalvo. -'En la noche de hoy-dice -mi situacin aqu, es harto difcil; ante este conmovedot que enluta y en tr-istece Pl alma; ante la dura realidad del un ser, ante Pl rudo g0lpe que asestado por la segur impa de la muerte, borra del cuadro de los vivos la valiosa existencia de aquel en quien te nan fijas todas sus miradas los cubanos, con la veneracin debida al smbolo de la libertad; ah Sres. y Sms.!!! se embotan mis sentidos, se eumude Cfi mi lengua y cubrindose el cerebro de densa obscmidad, ni puedo concebir una idea, ni pueilo un pensamiento, porque, la idea y la palabra, estn sujetas al corazon y no late en estos momentos im pulsos de espansin alguna, dificultndose sus acostumbrados movimientos por el cauual de lgrimas que impulsos del dolo1 en l se fcrman y subien do nuestros ojos empaan el cristal de sus pupilas. Despus de alguna s couside raciones entra en este p erirlo. -"Porqu las fio es cerrtndo se sus ptalos, iioblganse mar chitas? .... brisas rnmorosas di'\ la patria, porqu dais al espa cto tan lastime l'os gr>midos? Campanas de los templos reli-. giosos, porqu rasgis el aire con vuestros metlicos y melanclicos gemidos' ? ..... porqu truena el can ele rato en rato? .... porqu no alumbra como siempre el claro Sol? .... por qu esconde la Luna su plido matiz? .... porqu se apng,, el fulgor de las esttellas? pt rqu se cubre el cielo de negros uu barmnes? .... porqn no ond e a alegre. como siempre la eust>a de la patria, porqu se C<.bren ele lgdmas los ojos? ... ah!: e:::, porque bi:l. mtwrtu Mximo G mez; es, porque ya uo t>xiste el lolo ele! pueblo cubano; cay, tronchada su al duro goipe de acerha enfermedad, cual cae trouch!\(la la robusta eucina., al duro golpe ele! hacha del leador. Llorad cubanos!!! y men tras tanto t, descansa en paz, caudillo herico y ancia no venerable; los campos de la patl'ia gwudau las huellas de tu paso; uuestros ojos colltPm pla-neternameute grabarlos en el espado, los crculos tmzaoos por la punta tu flspada vic toriosa al conducir las cubanas huestes al combate y en nues tros corazones, uo desmayar jams el amor que te tenemos; gmtde, inmensu inestingui hle, como aquel que por siempre

PAGE 4

2 JO te t enirn tus hijos, porque, s i 1ie lll) s distes vida fecu11tfndolos enel s euo.de tuilustreyhoy afligida cnrnpaera, Jos cuba nos toJos, pat ria, ft>c.uu-. d ;wclo con tu sangre, l pnPS, n o l l e cnwlillo, 1sta w rnt lfi' l ofrenda que te dedico; ne, llll PS un (]iscurso n .. ; s no una flu r ,,,,, coloca da S .\)1'(\ Lll ttllllha y CtJ;illdOaillt en la s """ r e:;j.,-:; de l o oiPS COJII'IL; ,,, 1 ,.., 1'<'11 ll:IS Cdll e l d 111 L A REVISTA cer el p a uegrico co.m i e nza -dicieJtd: ''Pi,lo. a l geuio de la e locu .eu_cia inspiracin bastautf} para rem,edar a l _mes, .mi bosquejo del panegtico clebido ese iu1ntntal coloso, c uya mue 1te u os h ; congregad o aqu llorar .... que ti veces, aunque 11o empacltt la s l tgrimas e l ros tro, all e11 l o ntimo, solloza ;ti go se u si lile, h e 1 idas p(lr e l d o l o r las fibras llls rt>l'IIditas l'HtlOt'-i to ,]os cr11fnntlt>n su Rcntv eutlisTtmula l evantado e n e l CrC'ulo CuLnno en h o n o r y m emoria del Gen.entl M x im o Gmez. ce y angelical Mrnt; con el t i tn Macen, co11 tu hijo y cou otros qne \ O la ron d e este m nudo wrd i e uclo l:t xi stencia eu.:ll'ilS de una can sa grande, nohle y jn;;t t ; tt>nrle1l v.ne.;tras mir;-1 ca:pitn I-hn ry Cohe n PIISrtlzaudu cou t:lo cuencia las d e l h erico G neral. S l l e estrf'cha l n mnun C 11 El St. Buttary, encargado por la DirPctiva tle l Circulo vara ha mism Pll l:1s y f t('t' < r es clc l ltJPstras piadoscts clam tf::,
PAGE 5

Ah! cmo en gradacin r tJ trospectiva acuden nuestt:a mente perturbada poc el trgico aunque racional accidente, co mo COljlStelacin deslumbradora, los recuerdos de las brillantes efemrides ele nuestra epope ya nacional! "y resurgen en nuestra memoria excitada pot el flxp l endor de tan brillante pauorma, las LA REVISTA clarines, y el mortfero estruen do de las armas, bajo una tempestad ele plomo hirviente, en tre uubes ele plvora inflamada y el respLndor siniestro del ta jante acero; coreado por el l. gubre estertor de los agonizau tes,-que abon<:tll con su sangre generosa el suelo prrligo y f e : raz ele la patria agradecida! .. proezas que en combate desi-Haula d e la respuesta que di gua) realizaron aqnt-llas lt>gioe l Grnez Cn(vas; nes, p eqtwas el! t nero, pero' cnancl e l nnnisticio para im herico por sn indomable e11er. f.a Autonoma en Cuba ga contra un a ,civ81'!3nrio que, Que la p eleeu! en compensacin annqneiujusto, futnrnhiu va irnica la contPstaciu d e C liente y oh<.:Pcado; aquellas e ; H -novns.cuau stto < d <1auuo Jas gr:1cias eu nom bre <1el Crculo lo s dlsLingui .dos caballeros americauos que houramu cou !:'H preseucia fll acto; entre (ltros recordamos adems de los ya c i uados, los A. B. w rem, L. Ewaus, L. 8mith repn s eutallilo al Ma yor d e la ciudad los ahogados Jones, Baylt>y, Dick-mn, Perci y ot, ros. R e .neseu t '1ci o nes de Ja pre n sa local y extr.LugenL. La vela.Ja couclny ti. las 10! se Gllar1 cle Honor la:; 1 t. Eliseo Perez., Canciones que e n m nacen, y que en m mueren! Hechizadas co t cuyo encanto PoR FEDEtuco BALAHT. [Co-nclusin J Ya lo ves: las Ctnc 'ines que te C(>ns:ogro _En mi i11ente han n:tcido por un miiHgro. N .tda en ellas es mio, t cdo es don tuyo: Pur eso t, de hinojos, la s r estituyo. Pobres hojas cadas de la arbolecla, Sin su verdor el alma clesnuda queda! Pero no, que aun te deben amarguras Otras rn;s delicadas, otras m;is puras: Canciones que, por miedo de En el alma conservo sin pronunciarlas; Recuerdos de las horas que, embelesado, En nuestro pobre albergue pas :1 tu lado Cuantlo al alma y al cuerpo daban pujanza Juventud y cario, f e y esperai1za; Cuando, lejos del mundo pnrlero vano, lbamos por la vida, mano con mano; Cuando hmedos los ojos, juntas las palmas, En una se fundan nuestras dos almas: Canciones silenciosas que el alma hieren! A mis 1ridos oj{).; se agolpa e l ll:tnto! Y aun ; ve ces alivian m1s amargrus Otras ms miste1iosns, o !r s puras: Canciones sin palabru, sin pem: : :miento, Vagas emanaciones del sentimiento; Silencioso gemido de amc r y pena Q_ue en el fondo del pecho callado s uena; Aspiracin confusa que, e n vivo .nhelo, Ya e3cancin. ya t>legatia que sube al cielo: Inquietudes del alma, de :tm o r herida, Vagos presentimientos de la otra vicla; Extasis de la mente que i Dios se lanza; Luminos os destellos de 1 : -esper:tnza; Voces que me aseguran que podr verle -Cuandoai mundo mis ojos cien-e la muerte; ;'Canciones que, par santas. no tiene,, En la lenguu que lwblan los hombres! j'Los ;ngeles la s cantan en las alturns, Y en la tierra las oyen las almas puras. E'as son la s que endulzan mi amargo duelo; Esas son las que el almn llaman al cielo; Esas de mi esperanz:t fijan e l 1-'olo ;-Y esas son las que gtwrdo pam m solo!

PAGE 6

212 LA RBVISTA. La loc ura del b ardo. ll. Tiempo y espacio. I, El es, cual es, obscuro, dilatado, Abrupto, yermo, en montes asentadG Batidos por el mar, que en los sillares De basalto y granito, Dnde? No s. De azules horizontas De lagos y de brumas, Se estrella hirviente con gemido lento Salvaje como el grito Q_ue arranca las encinas seculares De nieblas qull, cual pliegues de un sudario Se arrastran por las cimas de los montes, Del bosque umbro, el impetuoso viento. Su fragor interrumpe el solitario Silencio de las cuencas descarnadas Pedregosas y trozos esmaltadas De vetusta races carcomidas Plidas cual los restos de un osario, Y de blancas espumas Q_ue salpican las y la arena, Miro cubrirse el fondo de la escena De este drama de amor imaginario. El pueblo y !a nacin, ni es mi historia Preciso recordar, ni aunque intentara Q..ue brotan de las piedras desunidas En los terrazos, donde nace trechos Sus nombres evocar en mi memoria Pudiera conseguir mostrado el alto grotdo de civis mo ptrio y de la cuitura de los emigrados c ubanos en esta Ciu dad. El mejor exponente de ello ha sido la Velada que la memoria del insigne Generalsimo de las huestes libertadoras de Cuba, se el del pasado en el Crculo Cubano. No solo la prensa americana local tuvo la tarea de elogiar con la autoridad del extrao, la conducta de nuestra Colonia, reconociendo que somos partes de una entidad nacional culta y seria, si que tambin otros ele mentos extrangeros y un gran n6mero de personas respetables de hijos del pas, hablaban al da siguiente de lo agradable mente sorprendido que estaban, de la manera conque los cubanos se conducan y de lo mucho que deca a favor de la cultura de la emigracin cubana la !manifesta cin seria y digna de la noche mencionada. Solo he querido en este comien zo de mi tarea, en esta seccin de 'La Revista" indicar esa buena opinin formada denuestro pue blo por elementos extraos y autorizado para ello. La descripcin de la v dada, [continuar.] pluma ms galana que la ma la har, la del redactor de este semanario Sr. Eliseo Prez. Despus de haber triuufado en la pasada Seccin de la Legisla. tura del Estado y haberse aprobado la peticin de$ 30,000 pa ra ayudar al xito de la prxi ma "Gran Exposicin de Flori da," sta abrir sus puertas al pblico el da 15 del proximo Noviembre para clausurarlalil el 30 del mismo mes. Dicha disposicin comprende la distribucin de dicha can ti dad razon de 15,000 pesos en dos aos consecutivos y cuyas su. mas en gran parte se dedicara los premios que se otorgarn los expositores que triunfen en dicha Gran Fria. Adems los comisionados del Condado de Hilsborough en Seccin del mes pasado acord ayudar con $ 3,000 al Condado para que est bien representado en esa ocasin. Varios miembros 'de los directores de la Exposicin, saldrn de esta ciudad en estos das en direccio.n de New York y de otras ciudades de la Unin en "busca de grandes atractivos para la misma. El Seor T. L. Brown ha sido nombrado esta vez como la anterior Presiden te de la Magna Empresa.

PAGE 7

() Debido l, la pasada Exposicin fu un xito y clebicl o l sta ser superior por las experiencias en aquella adquiridas. + A principio dP. la semana pasa da tuvo la atencin de despedir se de nosotros el caballero Vic tor Ordieres rlesrus de haber residido mucho tiempo en esta <:iudarl y -en donde siempre tu universalmente apreciarlo por su cnrcter franco, culto y afable El Sr. V. Ordieres est en estos momentos ocupando en una de las graneles tbricas ele tabacos rlela Havana AmericanCig:nrCo. e n New Orleans el mismo "oesti n o que desempeaba en esta localirlad y e n la misma Compaa. J'Or una pArte toda clase d e bienandanzas y prospe tidacles al nmigo, sentimos p o r otra hahc n 1os priva el o ele su gr:tta C(>lllJHliiia, que s in false rlnd, sin Ils o nj r i exageradl, reconoce n totlos los que le conocen que e l caballero Orcli ercs es uno d e los ms dignos ciuclaclanos, prestigio ele la colonia Espao la ele Tampn, Desde el Sbado 24 rlel pasarlo hasta la feeha ha llegarlo mi conocimiento el haberse efectuado entre miembros ele nuestra Colonia en esta ciudad, cinco Lodas. D a rc de ellas cuenta continuacin y por el orden en que se han efectuado. En el indicado da 24 del pasado y en la novena avenida, en presencia ele los testigos y ele amigos de los contrayentes y en la residencia ele los famjJiares de la novia, sta lo era la graciosa jven Josefina Fernandez quedaba unida en el santo y dulce lazo del matrimonio con el caballero Jua n Fernndez, oficiando en ese acto en representacin de la ley eljuez Evans. Ante el mismo juez L. Evans, <'los das despus en el nmero 1307 ele la 11." avenida entre LA REVISTA 15 y 16, ellne s 27 ele Junio de 1905 la gentil y virtuosa Srta. Lucrecia Snchez y en casa de su digno y tesp e table padre el ca hallera Sanchez contrajo las dulces obligaciones y d eberes del m a tri monio con el laborioso y honra do jven Manuel Rorlrgue z. D espus ele la ceremonia fueron obsequiarlos con liberal cortesa los amigos que haba n sido tes tigos de tHn felz unin. Por el arriba mencio n A do ocupa el tercer lugnt, la boda realiz::tda anter:l juezy,.ftng ele Juzgarlo ele Paz d e l distrito 32 en que los coul'taycntes h n n si rio l a modtsta y b o nita jven S1ta. Rosa guez y el popular y corr,ctsimo caballe to L. iVIanuel Alvarez. En esta simpatica unin com o en las anteriores, los muchos buenos amigos ele ambos despus de consumado el Hcto solemne, fu eron explenclidamente obse quiados. En la vecina b arri::tda de West Tampa dos b odas simpticas se efectuaron en la aclual semana. En ambas fu e l AlcaUe ele esa ciudad en sus funciones de Nota rio publico, quie n legalmente uni para siempre con el lazo que hace indisoluble el nmor, l::ts rlos parejas de felices contrayen t es. Esposos son ya ante In S ocie. p o r e l cario y por la le la Srta. Celia Jimenez y el Sr. Jos Fer nnclez Martinez y Amparo Di pence y Gregario Gonzlez. Fueron testigos del matrimo. nio Girnenez-Fernnclez, los apre ciables amigos Sres. Emilio Gar ca y Aurelio Costal, habindose efectuado la ceremonia entre familia, en la residencia ele la eles posada Oak St.,-el 24 del pas::t do.-Nosotros enviamos desde es columnas nuestras felicita_ ciones y votos sinceros porque. nunca se interumpan las dichas conque suean y que son acree213 dores los hoy diez clichosos m o r tales de estas cinco uniones. El lnes 26 fueron couduciclos al cementerio los r es tos de un a n gelito, hij o de los esposos Alfredo Rua y Consuelo l\tl olins, hija esta del C < t ballero Molins. La desgracia que e l ho gar ele los padres no ntcnos hi e re el de los tri,;tes ubuelus los Sres l\1olins. El cad ver fu conclnci clo desd e l a barriada de Ellinger donde amb;ts resiclnt y ge neralmente Muchas son prucb11S que e H esta de t ribulacin han r e cibido los clolicnles de sus bue nos y mucl10s amigo s Hasta esos padres y abuelos inconsolables llegu e mi sincera pena. .. -r. He tenido e l gusto de saludar ele su vuelta d e I n Habana de la que lleg esta en e l va por d e l mi rcol es al caballe-ro Fcancisco F. de M endoza el Cn sul de lh Repblica de Cuba e n esta ciudad. Bienvenido sea el digno repre sen tan te. Rodolfo Blain. OOLORE;S. 8 Continuacin. -S, respondi Dolores en voz baja. Y desde ese momento, e l capitnnohizoot{cosaque con tar las h oras F.u una fotLuna para Dolores e_ Lady N e l so n estnvier::t cansada y no se hubiera dado cuen ta de su auseucia. Cuando su sobrina se pr!3sent e n el comedor, estaba radiante de bell eza y en su rostro se notaba una expresin nueva: haba pasado do la niez la juveutudeu po cas horas. Lady N el son la encontr divina.

PAGE 8

2I4 -Es digna de un conde de m1 prncipe, por lo menos, pen s :Dady Nelson. Creo que no hay eu Inglaterra otro rostro 6o mo el yo. Ser la mujer ms de su poca! *' Desde aquella tarile, donile quiera que la jvan sala, ail se eucoutraha cou el capitn. De ve:t en Dolores deca su ta, con la mayor naturalicl ncl: -H"y me encontr con el capitn Simn y pnseamos juntos nn rato. NPlsonno tuvo nada que objetar al pliucipin, pues siem pre qu ella $lll :Oobrina Sltlan, se encontraban por lo regular con algn conocido; pero si los filamos y lo..; tilos hubieran porlido hablar, otra cos; t habran soht'" l'l impensado de atuell Pucneo tros. AquPI IHilOr despert la vida rf'p Pntinamente, lleno de intensidad y de vigor. Solo haca pocos das <.llP llls eJlfiJIJorados se cmJot'aJl y ya ui uno ni otro ac<"ptauau como :osiule l idf'a d e separHciu. Pareca que ]dra los Jlt) halda ms que tHl sol o y uua sola vohtr itnd. Se tr;aha de una bella ]Ji,toria de nmor, 1le un dulce idilio de verano, pero uno y otro crf'an qne unuc11 haha existr dt) tli volvera existiruna pa sifl como la snya. A veces se pat:aban horas en t eras couversmlclo la sombra clfl algu rbol, como clos nios y t11dava al capitn 110 ee le ocurra qne enamorado d e Dnlort:>E', no podra cnsm se con sn prfnretidH. Su amor era tan profundo, tan sencillo, tan dulce, que mert>ea habet seguido siempre as, que la realidad tuviera que ir t!rTnmpir tau hPrmososue.o LA REVISTA CAPITULO IV. Hauan pasado tres semanas y ya varias wces Lady .:Jelson reconvino Dolores, siempre con las palabras ms benvolas. Pero todo fu en vano. Ms f cil le hubiera sido detener el m petu de un torrente que la pa sin de su sobrina. "Lola, no bailes tanto con el capitn." "Nia, no hables con el capitn mientras bailas con otro." Esas eran las frecuentes amonestaciones de la ta; pero uo pr.:;clncan el rnrnor dl"cto. Ya los euarnorados haban lle garlo al pedmlo en que una pequea dPsaveuPucia se hace de liciosa por el placer s: -Eu qn consiste que Vu. 111e tiene cnm11 h"'chizado y que sn rost1 o 11 se borra llll rno mento de mi imagimtciu? Ha ce poco IP las siguientes lneas, qna parecen haber sido escritas para uosotros; Q..!.t pude hacer p:ua que noche y clfa T11 imgen me persiga >or cloquier'l Por qu":'lrrastras nsf mi fantasa? Por qu anhel tu umor el alma ma? Oh Dios, que pnde hacer? Yo no lo s, ms prfido el destino D e n1i vida 1narc l o s run1bos y all e;ts, al final de mi cHmino, Enntclta en un celaje matutino Q.!_tc n o se apaga ni Nunca t u mano nenrici mi frente Ni en tu' labios mi beso se pos, Mas un rayo de sol resplandeciente, De tus nacido en el oriente, Mi c:'pritu abras. Deja qne dnerma el sueo de Jos muer-tos, La paz derna me Pstar mejor; C a nsado estoy de andar por los desiertos Basta de angustias y dolores ciertos Y de horas sin amorl -Horas sin amor! exclam Dolores; conqu stas son ho ras sin amor? -Quire decir eso que Vd. me ama en realidad? pregunti l. -Ya se lo he dicho Vil. cien veces y de cien modos dis tintos, respondi Dolores con jovialidad; quire Vd. ms? -.Es que apenas puedo creer lo. ,Amarme Vd., la prefe1ida de torlos? Aye r mismo vi Sir Aquiles Graut tratando de ha crsele agradable y obsequindola cou gmn soliciturl. -Esa uo es cnlpa nda; lo concedo; pero para m no f'S agra.dahle el ver ese in1livi1luo gi r:u e u torno de Vd. sin que lo pueda deteuer. Cuando ,veo :l. esa ca ter va de petl'i me tres e u e la asedian, lo '!ue me tieuta e" rompe r por entre elles, tomar Vd. rle la mano y gl"itarles: E::> ma! As qnell movi

printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.