La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00090 ( USFLDC DOI )
r19.90 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

.) Aso III. Julio 1 2 de 190 5 NM. 28 -SEMANARIO HISPANO CUBANO.Registrado e n C orreos, como corres p o ndencia d e 2. c lase.' DIRECTOR: R. M. Ybor. REDACTOR JE:B'E: ELI SEO PREz. ADMINlSTRADOR: J. MASCUANA. REDACCION Y ADMINISTRACION: 9. Ave. t520-Telef. BeU, 852. Correos; Box. n. 7 de Ybor Cty. 1 l CONDICIONES DE LA PUBLICACION. E s t a R eviSTA se p u b licar los Domingos. Se admit e n tod a c lase de t rabajos s i empr e que n o contengan ataqu e s personal es m e zquinos d esahogos contr a insti t u c iones sociedades. N o se p u b licar n los escri t o s que care zcan d e firma resp o nsabl e La Direccin deja los a utor es l a responsabili d a d d e las opini o nes q u e emitan e n s u s e c ritos. Los t rabajos no fir mados que s e p u bl i q uen sern de l a esclus i va responsabilidad d e la Redaccin. E l pago d e anun c ios, comunicados av:sos, etc se h a r por adel a n tado. T o d a l a correspondencia liter aria se d irijir a l D i rect o r y l a a d ministmtiva al Administr a d o r PREOIOS DE Y ANUNCIOS. P o r u n mes, e n Tampa. . $ o 30 Por u n t rimestre e n id . o 85 Nme r o s u elto, c o r ri ente r o N meros atrasados. . 1 5 Fue r a de l a localidad un trimestre r 6 o J Anuncios cr.da es p :tc io m a rcad o los :2, c.:>merci a l es o n d e r e .. h o :. 1 nme ro. r s o Prof es ional es id. i d . r El preci o d e los anuncio se e n t i e nde por un mes y s i la insercin f ue r a por ms t i e mpo ms d e un espacio se h ar e l oportuno descuento L as bajas por anuncios y s uscrip c i o nes se avisa r n preci s amen t e antes d e termina r e l m es d e no hacerlo as ten d r n que abonar e l siguiente La higiene en Tampa. Difcilmente s e encontrar una p Gblac in que tanto necesite de higie ne como-Tampa. Y difcilmente tambin se encontrar una poblacin en los Estados Unidos que est tan abandonada en lo que respecta punto que sta. La vida d e los ciudadanos pesa muy poco lo que parece en la balanza de nuestras autoridade s despreocupadas por completo de llenar los deberes que con ramo tan impor tante d e la administracin pblica se relacionan. De na!la sirve que se promulguen leyes encaminada s sanear la poblacin si stas no se cumplen. A los encargados de hacerlas cumplir, parece que les importa un bledo la salud del pueblo que paga pat'a que se haga el servido como lo mandan las l e yes humanas y no co mo las leyes de los que ocupan puestos pblic os pnramente como filon e s de explotacin. No salimos de nuestro asombro viendo como se cumplen los tan cacareados preceptos higinicos en este pas. Bien sabemos no obstante que Tampa es una escepcin de la regla, p e ro acaso no es 'l'ampa una poblacin de los Estados Unidos? Ser el punto negro en el mapa higinido de esta gran nacin como decamos en un trabajo de esta ndole no hace mucho tiempo publicado? Seores gobernantes: la salud del pueblo reclama que las leyes sanitarias no sean me ras frmulas sino que se cumplan. El tfus, las malarias, el paludismo, enfermedades son todas que estn diezmando la poblacin tarripea. T A la altura en que han llegado, asumen un carcter verdaderamente epidmico, sin que se vea que haya por patte de los encargados de evitarlo, empeo ninguno en semtljan te calamidad perdure. A qu esperan? Esperan acaso qu se desarrolle una verdadera plaga de.enfermedades inhcciosas hasta tal punto que cuando se quiera poner remedio ya sea ineficz para ataJar el mal?

PAGE 2

zr6 LA REVISTA. Qu nos falta ya? neeen muy imposible que el mejor da nos encontremos de manos boca con una in vasin de peste bubnica clera, dadas los sucias que estn las calles y la pltora de detritus que como una vergiienza de l a civilizacin, campean por sus respetos en ]os sombra mente fatdicos callejones? Veremos si esta .vez como tantas otras, nuestros clamores se pierden en el vaco. Pero tengan presente nuestras flamantes autoridades que aunque pequeos, repl'esen tamos una buena porcin de pueblo latino en Tampa que paga y contribuye como el que ms las c argas del Estado. Y aunque en esta ciudad sui generis pocas veces se nos oye,se higieniza a 'l'atnpa levanta r emos la voz tan alto que nos oigan hasta los sordos. Quejas razonables. Ms ele uua vez hemos recibido quejas de jvenes galantes de nuestros C rculos soci a l es. de los desaires que a cada paso reciben: por ejemplo, cuando, hay un bai l e ele sala en una Sociedad y ellos s e adellntan la puerta de en trada dar e l brazo l a s seo ritas que van entrar en el Sa l i l Mnchas veces-nos dicen-no sabemos que l a jven quien brindanios el brAZO tenga novio; y he a h q-ue con la mayor cle lic a dezH m archamos hcia ella de seosos de que no pase sola por el Salon, porque lo consideramos feo y d e esa manera cumplimos con u n a de las reglas ele la buena cortes a que manda que los ca ballero s den el brazo a las seo ras cuando entran en un Saln, estamlo obligados buscarle asiento cmoda y a ponerla a buen recaudo de las miradas im pertinentes de los burhnes. Pues bien; brindamos nuestro brazo cortsmente y no solo se nos hace el desaire, sino que se toma como un insulto aquello pues c o n eso se ofende l a dignidad del nov i o que por pitos flautas no hn p odido venir con la fami lia b a ile. Y uh es donde est precisa mente l a madre del cordero. El n o vio alecciona la muchacha y le cllce: ten cuidado cuando vayas entrar al baile, con los pinta copas que estn all: acle ms q u e te tengo dicho que no tomes e l brazo de ningun hom-bre, porque te quiero ma, abso lutamente ma y sabes que ten go celos hasta de la sombra de tu cuerpo; ve para all que ense guida voy; (y dice el Otelo para sus adentros )-guay del que ose mirarte! Estos mentecatos por lo regu lar no son felices en sus vidas matrimoniales, porque si bien es verdad que la mujer debe ocupar su puesto en sociedad hasta don ele alcance el lmite de la buena crianza para conservar incolu me el prestigio clel novio del marido, tambin es veroad, que es muy riclcnlo estar siempre prohibiendo la novia la mu j e r sto, l o otro y lo dems all, pues irremisiblemente se cae en la estupidz ms grande. Lajven que sabe darse sum rito no pierde nada con entrar del brazo de unjven en un bai le, aunque tenga novio, ni su prometido .pierde en lo m nimo tampoco de su dignidad. Atendiendo las razonables quejas de esos jovenes, es que nos propusimos hacer estas lneas y volveremos la earga, si no desaparecen las faltas apuntadas a fin de que se impongan en nues tro pequeo mundo social las reglas de la buena educacin que tan bonitas son y que tanto ha cen que brille la mujer como el hombre en Sociedad. El prximo domingo 16 de Ju Jio y en el punto con6cido por "La Islita" se celebrar el Pic Nic qne la Empresa de Socorros Personal y Familiar "El Bien Pblico" ha venido preparando, se gn anuncios que ya el pblico conoce y en los que como habr visto, hay una buena lista de di versiones suficientes proporcio nar sendos ratos de solaz espat cimiento. Habr buena msica, ,donde restaurar y donde retrescar y to. do est dispuesto de manera que restltar una agradable fiesta. Los trenes funcionarn con regularidad saliendo el primero de Tampa l-es 10 y 10 a. m. y re gresando el ltimo de 'La Islita las 9 P. M, U n xito completo le desean1o>:. Oh loii microbios! Nada, nada, que vivimos de milagro Don Lermes: figurese V. que hace tres dias se me presen t un dolor violentsimo en la rabadilla. En seguida supuse que era obra de los microbios, porque en la actualidad ellos y solo a ellos se les culpa de nuestros males fisicos: dichos invisi bles organismos se metieron en mi cuerpo, sin permiso mo, y co mo es consiguiente no quiero per der tiempo en ejercer. con ellos la ley del desahucio para Jo cual, me fu ver mi mdico, quien ya me tiene multireconocido lo que escupo, lo que sudo y hasta lo que no puedo decir, en averi guacin de los microbios que pu-

PAGE 3

) diera alojar este cuerpecito que algo vale toda via. Por Dios, Don Trifu no sea V. bnaprensivo! Apnmsivo, Ya, Ya! Mire Don Lesmes el cuado de la esposa, del que vende la leche en mi casa, es un fuerte, grueso, una especie de Puerto Arturo antes de rendirse y sabe V lo que le ocurre? que esta de la de moda La Serper tina! Es la primera vez Don Trifn. que oigo nombrar esa enferme REVISTA tantos adelantos la gente no debe morirse? Le dir Don Lesmes,como mo rir se mueren lo mismo: lo que pasa es que en muchas ocasio nes se ttrda un poquito menos en destruir quien nos destruye pero al fin de la j omada lo mismo se muere uno ahora, que an tes. Nuestn;s pobrecitos abuelos se adelantron en viuir y no pu dieron alcanzar las \ 'e n lni sde la illfancia, se troear Ptt la ms incon egi i>l e Hl t-'1 co l ... g;o, la m s altant-"racort la<; amigas, la rus dit>plic<>llt e e n H U ca sa, C,Huo es b e lla ohttJudr los p rimeros premios t--11 el colegiD, los primeros pne'-tC!H e n 1 a:; r P 1 1 niones y los primeros h\ltuetl
PAGE 4

LA REVISTA, Srta. Josefina Rodriguez Primna tiple de la compaa del Centro E,;p < ,J. En la zarzuela Chateaux M a r gaux. CENTRO ESPAOL. BENEFICIO. El domingo 16 es el beneficio rle la Srta J
PAGE 5

Para el sbado 15 y beneficio de la Compaa, "Una li mosna pot Dios", gtacisa co ID'jldia en un acto y en prosa, de J akson Ve ya u; eu Sflgundo acto "Los colegiales" pasillo cmico; y en tercero, estreno de la Zfl t' zuela "Quien fuera libre", con baile al final por el Sr. Zucal'i che. Ovidio. En HLa Aurora." "D. Siseuauclo" y" Los A tri cauistas" fuerou las obras rt>preseutadas eu e!:'ta Sociecla(l el domi 11 go 9. Ser posible que despus haber sido puestas en t>l:'Ceua docenas de veces estas lllStnas obtas, siemprtl sean tan ati'Opellaclas? Sr. Vergara, algo ms 11uevo, qu_ e para viejo, tenernos las de coraciones. Siul. Impresiones de un viage Quien me iba decir que pasarla el 4 de Julio en el histrico Key West: pero as fu. Tuve lo que ms tarde llam la buena suerte, de encontrarme por un accidente de familia bordo del 'Miami" rumbo al Peilon. Apenas divis la silueta de la ciudad acudieron mi mente ttopel, los nombres de los buenos amigos quienes ms tarde habra de darles la sorpre de mi llegada. A medida que nos acercaba mas empezamos distinguir los edificios y fortalezas que domi nan la baha. Por fin, llegamos; con mi pequea maleta baj la escala, en caminndome a la calle Duval, donde en un coche al estilo de Cuba, y al cual no puedo llamar pes-etero, pues solo me cobr un real, me dirij al lugar donde iba residir. LA REV1S1'A Amaneci el da le ht 1ndepen dcncia ele los Estados Unidos y despus de almorzar sali, y en com p:tfia dd a migo Sr. Horacio Moreno fu visitar la Sociedad de Recn: o "Cuba". Hecha mi presentacin por el Sr. Motcno al Secretario de la S
PAGE 6

220 forma las facciones. Cuando no es discreta l a risa, en vez de las contracciones seductoras de que hablamos antes se producen fe simas arrugas. Red francamente, pero sin abrir la boca con exageracin. Las personas de exquisita edu cacin no se rien con grandes, con sonoras, con ruidosas y prolongaclsimas carcajadas. Procrese imitar la risa si m p tica de los nios. Una actrz fa mosa elijo: "No me ro nunca, porque al rer se ensean los dientes, y los mos son feos". Se rn de la misma opinin las que se encuentran en igual caso. En cambio, la:o que tienen bonita dentaclura procuran reir con fl-e cuencia, imitando la famosa Mde. Samarey, que se hizo cle bre por la risa. Mujeres hermosas y distinguidas: ved en la risa, no sh la expresin sincera de la alegra, que es como la salud del alma; ved tambin uno de los medios, acaso el ms eficaz, de agradar cuantos os contemplen. Apunte de la moda. Vuelve otra vez el peinado bajo, la raya al centro, el llo ligeramente ondulado, cu briendo las orejas, semejante al antiguo peinado denominado las ''cocas." El uso de los ahuecadores exajerados, estn llamados de saparecer y estarn ms en favor los semi al tos, con rodetes alargados para formar cocas y bucles. La frente despejada nos pare ce lo ms natural y distinguido; no obstante, hay la tendencia conservar una concha grande sobre la frente, moda que las mujeres de cierta clase, han adoptado con entusiasmo. Las camisas americanas con cuello y puos de hombres, continan gozando de su popularidad. Llvanse con dichas camisas sencillas corbatas, lazos de hom bre, vistosas chalinas capri chosos nudos. LA REVISTA Sombrero redondo de anchas alas, y l a indispensable sombri lla cerrada, que hace el efecto del bastn del hombre. LA MUTUA. l -Iemos tenido el gusto de recibir la visita del activo Superintendente de es ta. poderosa y acreditada Compaa de Seguros de Vida establecid a en la ciu dad de New York, Mr. Justin Willie.ms. Dicho Sr. con esquisita amabilidad nos di detalladas esplicaciones relativas los Seguros, intereses que devengan sus primas anualmente los asegunl.dos, pu diendo stos percibirlos al vencimiento de cada ao capitalizarlos para aumn tar las rentas, Altamente sati sfechos con las esplicaciones, aconsejamos al pblico trate de avistarse con dicho Sr. que gustoso fa cilitar cuantos datos se l e pidan y aseguramos que una vez enterados tomarn Plizas, por ser ventajows los beneficios que resultan. Fjense en el anuncio inserto en la ltima plana de la cubierta del peridico. f;ntusiasta por la guerra. El hijo del Conde Len Tolstoy en un artculo que ha publicado en el "Novoe Vrernya", declara que sus opiniones son opuestas en un todo la s que su padre sostiene en lo referente l a guerra ruso-japonest>. El joven Len Tolstoy, que aca ba de despedir su hennano, quien embarc para Manchuria Ct n objeto de tomar parte en la campaa, habla en su artculo de las conmo vedoras que presenci en Tarnboff al salirlos reservistas para el Extremo Oriente. Asegura Tolstoy que los ca m pe sinos rusos tienen todos la misma opinin sobre la lucha en que est nctualmente e m pea do el Imperio y sostienen que debe mantenerse has ta que el Japn sea vencido. "Es un perido crtico-dice-. para Rusia el que atraviesa ahora, pero l seala s u regeneracin; la guerra actual es una guerra de proporciones muy grandes, en la qua se lucha por la posesin de las costas orientales del continente eu ropeo-asitico, como las de los tiempos de Pedro el Grande tuvie ron por objeto la conquista de las costas occidentales de ese mismo continente. Como en la guerra con Sueci:;t, en la que nos vencieron t:n Narva y al cabo nos impusimos en Poltava, los reveses que ahora su frimos en Oriente manos dtt los suecos asiticos se convertirn muy en breve en victoria y de vencidos no& convertirem
PAGE 7

DOLORES. 9 Continuacin. Dotares, para disimular su confusin, empez hablar atro pelladamente co11 Sit Esto suceda eu el castillo de Belmonte, donde Lady Nelsou obsequiaba aq11el da sus gos con una comida y uu ba1le. El capitn Simn haba lograrlo sacar Dolores de entre los que bailaban y se r etir con ella una venta u a; pero sus compet d<>res estaban a1erta. -Hace tres oas m"' prometi Vd., seorita, que esta noche bailadamos un vals, (lijo Sir Aquiles, acercudose. He hecho algo que me haga indign<> del favor ofrecido? -No, nbsolutamente1 protf>s t la Jovenvamos cuanoo Vd. guste: y aunque sus rnPjillas se encendieron y e l corazn qnel'a salrsele del pecho, trat de tw dar conocer su emocin. Su sentirlo moral le deca que si haba upa promesa deba cumplirla. -Que me place! repuso Sir Aquiles. Vamos, que e l capitn Simu tiene un modo de mon tar guardia al lado de Vd. sin dejarle nadie meter baza--. En una de sus vueltas pot el saln, Dolores pudo observar a l capitn: cun demudado esta ba! La jven suspir, pensand<> que aquella noche ya no habra p az para ella. El oficial estaba mortalmente celase de Sir Aquiles Y no le faltaba motivo, pues el jven barn, que.era el dueo de la va liosa hacienda de Pamir, habra dado la vida por la bellsima Lola Martn. Cuando termin el vals, Sir Aquiles consigui llevarse su pareja al saln de pinturas, so pretexto de ver unos cuadros que acababa de comprar Lady LA REVISTA Nelson. Algo habra 'dado la sobrina, por<{Ue la tia no hubiera hecho tan importuna adquisi cin, pero all no le q ms recurso quB contar Sn Aquiles tocio Jo que sobre el par ticular saba, aunque sto con trariara grandemente su egois ta enamorado. Cuando volvieron al saln rlotHle toca ha la orquesta en contraron all al capitn Simn. Estaba contrariado y tacitnnJO. L'l. jven hni>l-ll'tra vez su lado. Despus de un rato, Lady Nelson pidi al capitn Simn que cantara. Dolores no olvid nunca la grave mirada que le diriji el jven al sentarse al piano: sus ojos parecan decir: "Esto es para V d." El capitn cant la sigdente balada. Una rosa ya marchita, Despejo de una maana; Un guante roto que evoca L a mano que lo llevaba; 22! Un alma que ya agoniza, Si es que agonizan las aln1as, Y un humbre al mar! para siem!Jre! Y todo por una ingrata! Reliquias de un bi e n perdido, Jo) as del triste que ama, Cenizas qne vieuto esparce Cuando la hog-uera se apaga ....... j Ah, corazn; tu no eres el priluero quien Ni es tL, tesoro el primero Q_1 la Ms otros hallan 'eredas Por donde la marcha, Y ven cle nuevo encendido El luminar de su alma; S ubre muertos amores Sus cunore s se Al soplo de utras sonrisas. Al fuego d e utras palabrns. M;is 1ara t llada Arno1 te hiri p t,r la e;a,. Y en verdarl que sus ce l os no tenan razn de ser, porque en aquellos momen tos Lola odiaba cordialmente Sir Aquiles y habra dado la vi da por desptenderse de l Y complacer su celoso enamora do. -Bonita msica y buena voz dijo Sir Aquiles: el capitn Si mn es un tenor magnfico, pero la letra pasa de sentimental. .. .''lo lo cree Vd? 9 (Continuar.)

PAGE 8

222 LA REVISTA. A D. VITAL _i\_ZA. Muy seor mio y amigo: (Le advierto que lo que digo de "amigo" se esplicar.) Tal vez usted pensar que algn inters persigo cuando escrita de este modo le dirigo la presente, pero, que conste ante todo, que escribirle me acomodo desinteresadamente. Qu tortas ni pan pintado puede mi ambicin busca1 halh1ndome en un estado rico, florido, envidiado, y baado por el mar? Aunque en lo de deo ...... y tal hay un error expresivo, pues no aludo. es natural, mi posicin social sino al e<'tado en que vivo [1] Pero as y todo, declaro que, pesar de cualquier pero, no har con mi pluma un paro hasta decirle bien claro que con verdadero muchas veces al leer al aplaudir sin cesar sus obras, mi entender, ni elogios han menester ni hay para que enumerar, hice idea de escribir una misiya en su honor, pero puesto discurrir siempre tem remitir tal misiva tal autor. El por qu lo callara, pero ...... lo deelaro al fin: era por que yo saba que anclaba de ortografa ( r) Florida. Carta que si se publica es para que ms secreta llegue donde el sobre indica. (Nota que el autor aplica y La Redaccin respeta.) no como andaba Clarin. -Y hoy sufriendo igual dolor no teme ?-me dir usted. Y yo dir : no doctor; sepa el ingeniero-autor que ya de opinin cambi. Si mis elogios son vanos por letra de ms menos, los aplausos cortesanos no dndolos limpias manos por eso no han de ser buenos? Suplan pues las faltas mas sta mi buena-intencin guardada hace tantos das; meterse en ortografas conmigo, no es de razn. Pero aunque fuera (y aparte me hago esta pregunta aqu) : 110 se puede entender arte por qu se ignore una parte del todo que no aprend? Responda por m el asunto origen de este pensar, mientras trato de otro punto muy necesario al conjunto Aunque de divagacin en divag11cin, voy viendo que escribo sin ton ni son, pero ...... volviendo al timn, viro en redondo diciendo: Es usual (y ms valiera que no fuera tan usual) llamar amigo cualquiera sin haber visto siquiera quien se"trata de tal. Ms yo que su afigie v, (y aqu de la esplicacin que al empezar promet,) si tal ttulo le d ca en tal jurisdiccin? "El Cristo del Castaar" conserve su alma serena, por que no llegue pensar que lo hago por molestar al de la Pola de Lena. Espaol soy: mi nobleza gloria su ALTEZA procura as, dicho con franqueza, Y conste que,_ en lo de" Alteza,.. no se alude su estatura. No Vital. (Y odo atento que aqu siento inspiracin). Gloria tu mucho talento! Gl o na ....... pero me arrep1ento. Basta de improvisacin. Mi patrono San Martn, no permite otro dislate de mi maltrecho majn que aunque lo hago con buen fin resultar un disparate. Y ellos (los santos) los dos, ste y el del Castaar, mulos dignos de Dios, velen y rueguen por nos si es quehubimos de pecar. Dicho la cual, don Vital, termino, no sin dolor; reciba, y esto es formal, un abrazo fraternal de un formal admirador. mrgen y en prosa va mi direccin postal : si ;;e ofrece alguna cosa, en Yanquilandia famosa vive sin fama este tal. Constantino Gonzalez. Tampa, Julio 1905.


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.