La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00095 ( USFLDC DOI )
r19.95 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

A s o III. Agos to 28 d e 190 5 N M. 33. -SEMA NARIO I -IISP A N O CUBANO.Regi strado e n C orreos, com o corresponden c i a ele 2."' clase. DIRECTOR: R .Af. Y b or REDAC T O R JEFE: ELISEO PDREZ. ADMINiSTRADOR: J. MASCURANA.. REDACOON Y ADMINISTRACION: 9. :;l Ave t520 Telef. B ell, 852. Correos; Box n. 7 de Ybor City. CONDICIONES DE LA PUBLI C A CION. E sta Revi STA se p u blicar los Domingos. S e admiten toda c lase d e t rabajos, s i e m p r e que no contengan ataqnes personales, m e z q u inos desaho gos con t r a insti t u c i o nes sociedades. N o se pub lii: an(n los escri t o s q u e C<\rer.can d e firma resp o n sable La l )irecci n d e j a los a utores la resp o n s a b ili dad d e l a s opinio nes q u e emitan e n s u s escritos. Los trabajos n o firma dos q u e se publiq u e n ser n d e la esclusi,, a respon sabilida d d e l a R edaccin. pago ele anunc ios, com u n icados a v:sos, e t c s e h an( p o 1 ade l antado. T oda la correspondenci a literaria se d i rijin( al Director y la a clm i nistiat iva a l Administr ador. .W l PRfi:OIOS D @ SUSCR"IP C I O N Y ANU N CIOS. Por un m es e n Tampa. P o r un trimestre en id. Nmer o s n e lto, c orriente .. $ O ;\0 o s5 ro atrasados rs Fuera de l a localidad, un tri m estre r 6 o Anuncios cr,da e pacio marcado l o s com e rciale s [Sl N d e t anto inte r s, ocupa n t anto l a a t e n cin del mundo las confe r e n c ias que se cel e e n la pintoresca pl aya d e Porstsmouth entre lo s r epresentantes d e las d os nacione s e n g u erra Rus i a y J apn, que n o vacilamos e n d e di carle est e otro tra b a j o tanto m s, c u a nto q n e h a n llegarlo e n lo'! m o mentos actu a l e s s u p ero do v e rd a d e ro d e crisis. T o d os saben q u e l os d o s pun t os p rincipa les e n c u estin y l os c u a les n o han que r ido a cce d e r l os p l enipotenci alios rusos, so n las peti cione s que haceu l os J a p o neses: l. o Ind e n .mizacin po r e l costo total d e l a g u erra: 2 0 S e s i n d e las I s l a s S a kgaln. D e las o tns die z p eticiones q u e f o rman el articula do, oc h 0 h a n sido a cordadas ya; que d ando pues sobr e e l t a p e t e las do s y u e pudie r a n se rlo co n ms m e n o s m o difi caq ion es apuntarlas m s arriba q u e pue d e n t raer la. paz l a continuaci n d e l a lucha e n el Extre m o Oriente. Aho r a bie.n: s i l a paz vie n e n o se debe n a di e-y ms que nadie que al enrgico, al inte ligente a l supe r notabl e hombr e poltico The od o r e R o o sev6lt, Pre sid ente de l o s Estados U nid os ele Amr ica. H asta e l presente R oose v elt no h a b a interve nid o e n a b soluto en e l curs o de las negociaciones; p e r o lian llegad o s u p ero d o lgido y h a vi s t o que pue d e n r omperse. S egn los t e legramas d e la m a ana que t e n emos la vista no habr ms conferencias hasta e l prximo Lnes, d e bid o que los pl enipo t enciario s h a n agota d o ya e l arsenal de sus argume ntaci o nes y esperan rde n es superio res d e sus S oberanos, para poder seguir ade l ante S u s atribu cio nes h a n que d ado l o que p a r ece a g otadas. El Preside nte R oose v elt trabaja sin p ara que l a s negociaciones continuen. H a p edido el a p oyo d e los geande s poderes n eutra l e s r epresentado s por el Rey Edua r do de Ingla t erra, e l Pres id ente Loubet, d e Fra nci a el Emperador Guillermo, de Alemania. Ha s olicitado i'nterpongan sus influe nci a s para h a c e r la paz, y h a encomendado l.mc biu a l Ministro a m erica n o c erca del M ikado Mr. Oriscn, Y Mr. M e y e r, Ministro tam bin d e esta nacin, en San P e t ersbnrgo, que cumplan fielmente sus instruccione s y hagan conocer sus dos grandes amigos, los deseos que le animan de que un convenio ho-

PAGE 2

LA REVISTA norable se realice en bien de ambos pases y en beneficio de la harmona que debe reinar entre los grandes poderes de la tierra. Todo ese trabajo lo ha hecho: y dispuesto se muestra hacer todo cuanto en su mano est para asegurar la paz. Por ltimo, realmente es ya Mr. Roosevelt quien est negociando con los Soberanos de. ambos paises beligerantes; los representantes de ambas naciones se muestran quietos inactivos, casi demostrando que no tienen ya que hacer, esperando el momento de arre glar sus maletas. He ah la situacin al mom-mto, la cuestin de la guerra la paz est en un hilo, pu dieramos decir: Volver cont-=lmplRr la humRni-hvl horrorizada esa espantosa carnicera? Tendr xito 3 1 Pc-J;;ilt3tlt.:l R>osevelt en sus gestiones? ... Veremos. Tampa, Agoslo 2 6 d e 19 0 5 N u estro Certamen. Son muchas lns hablillas y con versaciones que ha habido con respecto al hecho ele no hnber nosotros celebrado el Baile ofre cido en honor ele la Reina ele Be lleza ele nuestro. Gertftmen, que nos vemos precisados poner las cosas en su lug:t r para que u o se crea qu' e hemos pensado ni por un momento engnar al p6blico ri mucho menos dejar <1e cumplir lo ofrecido. La celebraci'l ele nuestro Certmen tu perfecta m en te lega 1, resulto111clo ele.:ta como ya hemos claclo coniCer la Srta. An gelina Dieguez, quien por causas que ignoramos y que respetamos se ha negado presentars_e n p6blico, hahincl( senos informa do por personn que nos merece crdito haba m nrchado para la Habana. Ahora bien, en esla si tuacin cn debemos hacer. Celebramos el baile? Y en honor de quin? El baile proyccb1clo fu en ho nor c1e la RP.ina y sns Damas. Faltando la Reina, debemos c-:>lebrarlo solamente en honor de l!S Damas? No sera correcto puesto que falta la figura principal, la lina. En tal virtud, qu hacer? Pues, para el prximo nmero j1ublicaremos las bases por las cuales deba regirse el nuevo Cer tmen que abriremos por esrm cio de un mes, con objeto de sacar una nueva Reina ele Belleza y que la anterior quede anulada. En esle nuevo Certmen entrarn solamente muchachas co nocidas y que llegado el momen to no nos dejen con tres palmos de narices, como nos ha sucedido con la Srta. Angelita Dieguez. Los regalos los teuemos en nuestro poder, el Baile se clarA, el retrato de la Reina y Damas, se publicar en papel cromo como hemos promrtido y por lti mo el p : lieo ligeroenjuzgar, se convencer d c que nn hemos intentarlo engs las que ms f:ecuentemente se hacen? Muchas y muy Entre ellas bolsas bo:<1ac1as con cuen tas de colores, muy semejantes aquellas qne IlOS eiJSeahan nuestras abuelas con1o reener dos ele sn primera juveutud. Estas bolsas estn destinadas guardar el puelo, tener dentro dedales, apuutaciones, cuanto ,:,e necesita en el hogar. Estas bolsas se bordan eu caamazo y en raso. 'l.' a m hin est de moda "hacer tapicera" y guarnecidos para respaldos de sillas y almohado nes gnero Luis XVI. Estos trabajos se hacen con forme artsticos modelos de Oluny. +.-o importante en estas labo res son los dibujos. Los hay preciosos, con flores que se bor dan en seda. Y qu gt'an variedad! Ade-

PAGE 3

.ms de las bolsas y de los al mohadones de que he hablado paea las labores de que doy no ticias, St:l hacen estuches para guardar alfileres de sombrero, que son-los estucb.es-una ver<,ladera monada, en pao, con ,;;tplicaciones de flores y borda dos alreiledor. Saquitos para gnardar llaves, ingeniosamente confeccionados con pedazos rle guantes bordados con hilo de oro plata. Y todas estas chucheras sern sin duda de gran(les aplicacin para los prximos aguinaldos: el m ejor regalo eutre sto ras y SPorit11s Dt:l modo
PAGE 4

266 DOLORES. 14 Continuacin. -Qu sucede pregunt? Nada, amor mo; pero alli don de estabas, la sombra de la cruz se proyectaba directamente so bre t y he sentido miedo. Y Dolores nunca pudo olvidar se de estas palabrns. Luego pasaron la sacrista para 3.sen tar la partida matri. monial. Si el capitn no hubiera estado tan embelesado con su novia, se habra redo de lo que all'i -pasaba, Ante todo, las 11m ves del armario en que se guar dabln los libros parroquiales no parecan y cuando se cli con ellas, result que el libro tle matrimonios no estaba all. Al ca ho ele mucho rato se le encontr en otra parte. El not que la partida de sn matrimonio era la ltima que podil contener el viejo re gistro, y con ilir.: p:acentero elijo al eclsi; ,stico. -Pnrece que no le caen Vd. muchos casamientos. -No, seor; pero ya nada me importA, porqt. e soy tan Sin embargo, de vez en cuando ocurre alguno, porque todo no ha de ser entierros; pero ya no me gusta oficiaL -Veo que Vd. necesita de nue vo registro 1mrn la felz pareja que venga despus de nosotros. -S; naclie se cuidaba ele estos libros. Vine esta iglesia cuando era muy joven y encontr que la prctica corriente era arrancarl e s las hoias cuando se necesita pape l para encender las ve Jas. Esto era horrible, ele lo ms h r )l'rible! Pero yo lo he puesto to d J en buen orden. -Ya lo veo! exclam el capi tn, 'deslizando en la mano del pohre una moneda de oro en pago ele sus servicios. Dolores oy toda esta conver sacin y no ptHlo imaginarse que la ms insignificante palabra p1 anunciada all haba de ser r le suma importancia para ella futuro. LA REVISTA Los novios salieron del mez quino y melanclico templo y el magnfico sol de junio lo!il recibi con todo su txplendor. Locos de felicidad y ms enamorados que nunca se echaron vagar por las inmediaciones, sin saber aun donde clirijirse, hasta que al fin Dolores se dej caer graciosamen te sobre el csped. Juana Miller, con el rostro descompuesto, vol hcia ella. -Por Dios, seorita! 1<:; grit: qu hace Vd.? est sentada so hre una sepultura y no puede haber nada ms ominoso! CAPITULO VI. -Una semana de absoluta fe licidarl! exclam el capitan Si mn, min1nclo con ternura su jven esposa, Qn importara que despus no tuvieramos un momentofeliz? Creo sinceramen te que muchas person::s no han conocido en toda su vida nn da entero de fdicidad. Y nosotros vamos tener una semamd !Ya sto es algo! Pe1 o s egu rn m e n 1 e 1 os r1 os he mos ele s e r felices siempre, elijo Lola: qnien poclrla impeelirlo, Luis? Siempre l :emos de amarno" cnmo n hora y nuestra dicha nn tendr por decrecer. Luis le dirigi una profunda mirada. -Sabes, Loln, dijo, qne desde que nos casamos abrigo un. p ,cesentimiento ele que 1111 v1da ha de terminar con es1a sema na? No te sucede lo mismo? -No, ni Dios lo permita! Es pero qne nuestra vida y nuestro amor durarn muchos aos. Se hallaban sentados 8 l a orilla ele nno de los ms preciosos lagos de Tngherra, cerca de la pintoresca ale! ea de El mira, en la cual hablan tomado habitaciones. La semana iba pasando para ellos como en un paraso te rrenal. Juana habla acabado por mostrarse adicta al capitn, quien convencido de su lealtad le habla referido todas las circunstancias precipitado elmatri-monio. La criada convino al fi 1 en que el hecho no era del todo vituperable y Luis persuadi fcilmente de que deba acompa arlos al Canad, ya qu para ella sera dursimo el separarse de su seorita. Aunque los novios tenan sus habitaciones en Elmira, como se ha dicho, pasaban la mayor par te del tiempo en las orillas del lago. -LolR, diio Luis, una maana: crees que llegars acostumbrarte al fin a tu nuevo nombre? Cttda vez que la duea de la casa te 1lah1a "seora ele SimP," te pones mas encendida que unn rosa. La joven lanz una sonora carcajada, que pintaba bien el regocijo de su alma. -No puedo evitarlo! Ayer mismo tuve Juana como una hora llamandome "seora de Simon," seora de Simn," para ver si as aprenelo no ponerme colorada cuando me llaman de ese morlo. Juana tnmbin se olvida y vuelve fL llamarme "seorita Lola" cncla paso. Verclarl que no pan.:'zco mujer ci-lsacla? -p,r qu no? dijo Luis sonriendo. -No R; pero me parece que sov tan jven! Y si no mira mis ca.bellos .......... ..... no son los de una nia? -Son los ele un ngel. -Qu sabes t ele ngeles? Dnde los has visto? -En pintura y torios tienen los cabellos como los tuyos. T ere! una de las reinas de la Naturnleza y tienes por corona el oro ele tus -Y yo estoy muy satisfecha ele que sean rle oro, puesto que asi te gustan; pero s quisiera no parecer tan jven. Todo el munclo me llama "seorita," hasta el cochero y eso me molesta. -De modo que no se fijan en el anillo de oro que llevas en el dedo? 14

PAGE 5

LA REVISTA METEMPSICOSIS .. Lluvia de excelso fuego derramando, Gira la nebulosa; mil estrellas De su vvido foco se desprenden: Blancas, ureas, azules, todas bellas; Y sus gases fecundos La vida llt>van infinitos mundos. Un tomo impalpable va flotanch En la atmsfera pura de un planeta, Que ele esplndido sol divina lumbre Baa en efluvio blando. Sobre camJos hermosos que engalanan Espesos bosques, mgicns vergeles, Plcidos lagos, cristalinos ros, Crul-a el tomo y llega a la ribera D.: inmenso mar, cuyas cerleas ondas El :tl,:.;ero viento Extiende y dobla en calma placentera. El ii tomo :lesciencle Y p e netra en las aguas; hasta el fondo B;1jH y encuentra nacarada concha Q t e e n s11 seno cnstsimo le prende. Queda el tomo en perla con vertido: En wrla brilladora, Que en el fondo del mar oculta mora. Tras largo tiempo de reposo inerte El manso movimiento ele las aguas La concha lleva la menuda arena, Que forma el suelo de tendida orilla, Do contempla la lquida llanura Una. muje lle clica hermosura. Fij:.1 la hermosa su vivz mirada En la concha, se baja recojerla, La abre, y se sien te en gozo edajt'nmla Al descubrir la encantadora perla. Cerca del mar elvgse un palacio De blanco mrmol y dorado techo, Que floresta bellsima circunda. All penetra con ligera planta La hermosa; lleva en el cabello blondo La perla: alegre, esplendorosa fiesta CF.lebra hermosa juventud y canta, Y danza en el palacio y la floresta. Galn mancebo, cuyo ardiente pecho De amor palpita, con deleite otrece Rico y dorado cliz la hermosa; Espuman te licor en ti rebosa. 1 : 1 1 j Ella sus labios purpurinos lleva La urea copa, y despus la blanca mano Llvase la cabeza peregrina. Echa la perla en el preciado cliz; Vuelve mojar sus y la copa Deja en marmorea mesa; cie el brazo Al del galn maucebo, y a l a danza La pareja ;mantsima se lanza. La perla se disuelve En el lquido; el aire vagoroso En raudo giro y en prichoso vuelo la sustancia misteriosa Que la perla form, y en la floresta La deposita sobre el fertil suelo, Dt) se convierte la sutil susta11cia En flor de dulce y sin igual fraga1H:ia. Abre la flo r sus perfumadas hojas, Y embalsama el ambiente; la acnrician La luz del cielo, el canto de las aves, La sombra de los arboles, el beso D e l cfiro fugaz, el manso rulclo Y la frescura de cercana fuente, Que sumergen su espritu inconsciente En ntimo embeleso. Vive la flor un da, Embriagada ele luz y de armona. Llega la uoche: la floresta envnelve Profunda obscuridad: la flor despide Ya por ltima vez el dulce ama; Con l exhala s;u vital esencia, Y el cfiro su espritu conduce A nido oculto de torcaz paloma. All en la copa del frondoso tilo, B ajo l11s alas de la tierna madre, En ave se tmnsforma: nace y creee, Tibio calor sintiendo, protegida De red temible y de espantosa bala Por el materno amor, hasta que llega Por ley del hado el venturoso instante De Hlzar el vuelo y palpitar amante. La paloma inocente Surca el aire, se eleva en el espacio; Valles y montes sus pies divisa; Inefable placer su pecho siente. Continun r Joaquin de Fu/entes Bustillo ..

PAGE 6

BODA. Santiago Perez=Chalia Alfonso. Era la nocbe del 5 de Agosto de 1905Las estrellas derramaban sus fulgores de luz sobre la tierrn humede cida por la finsima lluvia que ratos caa, dificultando el trnsito por las calles los tranquilos habi tantes de Tampa. El galn de noche, aromatizaba la atmsfera con sus suavsimos per fumes. Las rosas brotaban de Jos tallos, otbiertas en coposo bouquet, y de jando ver en el claro oscuro de la noche, el tono. sus p.talvs. El ambiente por do qu,ier acari ciaba con su frescura, exhalada de las ramas d e los pequeos arbustos que tan tpicos son en las calles de esta poblacin. Encaminme prvia invitacin que lJlandeca de lm. y alegra; se lllar chaba es verdad del centro paterno la alondra que tantas maanas haba alegrado con .-ws cantos los tra b :tjos domstic JS, pero se iba consumar el acto trascedental, que toda mujer concierne, en nuestro orden ;,o c ia! el de.-eo de sus aman tes padrs, de que s u unin conyu gal se hiciera gusto de todos y que el compaero de su vida fuera en lo adelante un joven estimado por sus condiciones de laboriosidad y h onradez. La bodn. A las 8 de la noche el Revelo. Jo s Norwood, Pastor de la Iglesia Cubana situada en la 12 AYe. y ca lle r6, di aviso de que iba comenzar la ceremonia. Vesta la novia hermoso trage blanco de raso, con aplicaciones de finsimo bordado, coronando su ca-LA REVISTA beza el simblico azahar. Muy de licada. El, correctamente ((le negro, reve lando su semblante la dicha de su corazn. Realir.ada la boda que presencia ron todos los circunstantes de pi y con respetuoso silencio, se pas tomar los dulces y derramar la 'lager beer" brindando todos por la eterna felicidad de los contrayen tes. Tuve el gusto de estrecb:tr all la mano de ambos y desearles n;ucha ventura y desde aqu, hago votos, porque ca da un da se estrechen nv1s y lus lazos que los unen. G;ocen. gocen por siempre de su hermosa ltllia de miel los recin casados, y tt Ovidio qu piensas? Pues, pienso, que la ma lejos de estar en creci<:!nte est en menguan te, que dicen las muchachas que ya me voy poniendo viejo; y que cuan do yo quiera ellas no van : querer, y que si Dios no lo en vez de ver lucir en el cielo de mi vida la luna de miel, ver ponerse por el ocaso de mi existencia, la luna de mis desiluciones. E l P i e Nic de "El P o rvenir". Para el da 10 del eutraute S:lptiembre, se hrt fija.Jo ciedarl de Socorros Mtuos "El Porvenir". Segn nuestros iuformes el 20 de este m es no pur'!o celebrarse por la llnvia, y el prximo 3 n n p.orla. efectuarse tampoco por Pstar cowprometido }'h BallastPoint para el Pi<.; Nic de l os trabajadores que deber tener lugar el lnes 4, y pausando la Empresa q ne el pudieran ne c esitarlo los trabajadores pata preparativos, con tal motivo no pudo cederlo. A Ballast Poiut, el domingo 10 de Septiembre. A L PUB LICO. Contando ya con un taller de Ftog-iabados montado con lps mejores adelantos y teniendo el proyecto de introducir en el Se manario algunas reformas que estimamos necesarias, lo avisa rnos al pblico, de quien tenemos que esperar apoyo, y el qqe no dudamos nos preste; tanto rps cuauto qpe la disposiciqn de l 4emos e;;taclo y para todo lo que de pblico in ters puedan servit nuest1as columnas. Qu e es u n ni iio? Cierto peridico ofreci un pre mio al que le enviase la mejor definicin acerca ele lo que es un ni o. La ltima ele las que siguen, fu la que lo obtuvo. ''El horror del soltero, el teso ro de la madre y el dspota tirano del hogar ms republic:mo." "El despert-ador de la maana, el tragn de medio ella y el chilln ele media noche." "La nica posesin pr;>ciosa qLJe nunca excita envidia." ''La edicin ele la hu rnanichlcl, de la cual cada paraje cree que posee el ms hermoso ejemplar." "Un originario de tuclos los paises, que no habla el lenguaje de ninguno." "Una cosa que esperbamos besar y mirbamos como si gor.asemos de ella.'' "Un pequeo extranjero con paso libre p:ua los ms puros afectos clel corazn." El domingo antes pasado se llev la practica una idea muy felz y por dems simpatica por la Sociedad local el 'Centro Es paol" de Tampa. L a Seccin de Declamacin de dicha Institucin, celebr una M a tinee en obsequio ele los nios,

PAGE 7

con regalos de juguetes cada uno de los muchos pequeos que asistieron la fiesta. El programa muy nutrido y entre sBs nmeros la repeticin de la obra "El pobre Val buena,'' con el mismo xito en su repre sen tacion que en la noche de su extreno, cuando el beneficio de la Srta. Josefina Ro el rguez. Apesar ele la lluvia que impar tuna cay ese c lia, huho una muy buena concurrencia, Dije al comenzar esta crnica que tu una idea felz la celebracin de esa Matinee y ahora repito, que en efecto fu de grata impresin en todos los que con cu rrier')n y si a lgunn contrarieclad ha experimentado, ha con sistido en no repetirse esRs fies tas tan entretenidas y agradable,. no soh para los pequeos, si para los gran<1es tambin. l\1e atrevera apuntar una idea sugestionado por las bue nas de la primera, que la socieclnd el "Centro Espaol" debiera dar los domingos es<1s fiestas, que en ningn lugar se ms entretenidas las horas del medio da. Nos alegraramos no se perdie ran en el vaco estas recomenda eiones de las que yo no soy ms que el eco que repite aqu lo que dicen muchos. En los primeros clHS de la semana pasada un nuevo vstago menta la familin crearla por el caballero Antonio Mndez y su jven y bella esposa la Sra. Ana Riera de Mendez. La felicidad que embarga esos cariosos y amantes padres, no es felicidad de ellos solos, que una parte y gra11de les corre!Sponde en el reparto los no mnos cariosos, amantsimos y orgu llosos abuelos, nuestro querido amigo, el correctsimo y popular caballero Sr. Riera y su digna esposa. Hasta ese da en el hogar veu turoso de esa familia modelo, im peraba una criatura angelical, Hortensia, la primognita df' los LA REVISTA padres, la emper
PAGE 8

belln, y nca Greater New York. En los das de su permanencia en New York serv r de grata compaia otro jven general mente conocido y muy querido entre nosotros, el simptico ame no y elegante Adolfo A.bello, cuya :wsencia cada vez ms sus numerosos amtgos. A. ambos reiteramos el cario y el deseo ele .>rosperidades mil. + Cierro esta crnica con la gratsima nuevn ele que la clistinguida dama, SeorA. Sofa ele Mendoza, esposa del caballero 1\denydignoRepresentnn te en esta de la Repbliea ele Cuba se halla casi restnbleci da ele nna fuerte grippc que la aquejaba Mucho nos alegramos de la mejflta ele la l wnlaclosa y noble Cll ]; lll. Bodolfo Blain SEGGION RGGREATIVA. Llal tendrr.n una gran satisfaccitremos el peligro con aplau so de los vidrieros, y tratemos de edifica l tan fngi l construccin. Hede confesar que la cosa es ms difcil de lo que parece: nuestro di bujo. tomado de una fotografa representa clar:tmente la de las cinco piezas; pero, c operadores, el cuarto, provisto de una pipeta, dejan: caer lquido dentro de la botella de vino, hasta que el equilibrio se verifique, que se conocen. en que los operadores que tienen las copas dejarn de experimentar pres;in so bre sus dedos. Entonces los operadores podrn retirarse, tapando de antemano la botella. La experiencia debe prepararse fuera de la reunin, y despus invitar los contertulios <. ver tan prodigioso equilibrio. procunndo se los aplausos el que dirigi la ope racin, y dejando para los verda_del "OS operadores el odio del amo de la C

printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.