La Revista

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00097 ( USFLDC DOI )
r19.97 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
Added automatically
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

III. S eptiembre 14 d e 1905. 35 .U n -SEMANARIO HISPANO CUBANO.- Registrado en Correos, como de 2." Clase. DIRECfOR: R. M. Ybor. REDACTOR JE]'E: ELISEO P:Itfmz ApMINlSTRADOR: J. PR80.I03 D8 Y ANUNCIOS. Por un mes, en Tampa. ...... CONDICIONES DE LA P'iJBLICACJON. 1_..-Esta ReviSTA publicar los l>omingos Se admiten toda clase d e trabajos, s iempre que no contengan ataques mrw.quinos desahogos contra:i,,;ti t nciones wciedades P o r un trimestre en id ........ Nmero suelto, corriente ....... $ o 30 o 8 5 l O No p u b licanln los escritos que c:\rezcan d e ) 1 firma responsable. La Dire<.:cin d e j a a utores la respon sabili-_..dad de las opiniones que emitan e n sus escrito 'f"1 Los trabajos no firmados qne publiquenset!l J [ d e la esclnsiva responsabilidad d e la Redaccin. pago de an un cios con1t11dtados av .:sos etc. se har por adelantado. T oda l a corresp{llldencia literaria se dirijir al Director y la a l i\dmini. trador. atrasados .......... Fuera de la localidad, un trimestre .. Anu n c i t>S cr.da esptcio mar cado, los rs r 6o c-:>mercia)es, on dere ho al nmero. r so Profesionale s id. id. r El precio de los anuncio, se entiende por un mes y s[la insercin fuera por m,i.s tiempo .ms d e un espacio se hani el oportuno descuento. L as bajas por anuncios y se avisa rn precisamente antes terminar e l 111es de no hace rl o as, tendnn que el s igtliente. L O S C OLEGIOS N o es IH'CPSill io qtw 1 \0SC tlos 1-XlJOI'g;.-rJ'iOf' 11 pnP \llo lHt iLo ue 'l1ampa, la l l C!:-idad im. pt>ri nsa quP hay cJp estn'h l u gic 1 Ht H;tti ll-1 concie t J cin de i< o < E', ,;j es qne aqn no se h a p e r !ido la nocin de l o 'lue es educar la nie z il'la preparando para la vid;l del fntu1n. p<>ro tnncba ti .... H e un H t lre cue cle j e crecer al p equeuelo sin indicarl e S iet a de una g ran a rca para eucenat e n ella las f-Xcrecl:'nc.s de la especi e humana, a i slados, ptivarlos C(,mp letam e t _tte de la luz y ele todo contado con los seres san os, para que no hubiera y eu l .timo tnniuo, so metetlos un trabajo de c1e ptHR cin para qute una vez salidos cle aH rege n erados, distiJt guin:. n l vs be n rficins d e la lu z, snpieum aprfciar e l trato de s n s semejantes, y mtito la obra d e petfFc<:onantit-uto e n que estn empt-ados los que han credo y creen bietJ, qt1e h a n v enido aJ mundo p ara misin ll1 1S TJolJle que l a d e echar hijOS al rrllllH]O para CriarloS CO mo animales, y para Lt>nerlos co11 lo s oj.os cerradoB todo Jo' que sea p r ogH'EO y luz. T o d o paclre que por una otra causa uo haya podido adquirir e dt1c 2ciu, d eba hac e rse la consideracin siguiente: si yo uo h e p oclicto educarme y todos lo s das dice u en la pre nsa, eu el libro, en e l f olleto los hotubres p e t\sadores, Jos homb1:es que saben, que la educacin es tan necesaria a l h m bre como e l pan que come, pues yo debo procurar que mi hijo se eduque, d e u o coutribuir reunindome c 'ou otros que est.n en las mismas que yo para hacer que se funden e!>cnelas donde puedan ncudir mis hijos y los de mis vecinos y camaradas que estn ta necesitados corno el mio de luz para sus inteli-gencias, d e alimento para su cerebro. Discurl'iendo as cuan lejos pod da ,in;e; p orque s i endo corrio es esta sociedc,d com puesta casi e n s u mayor parte por elementos trabaj aclo J e s, s,e juntada el necesario con

PAGE 2

LA REVISTA curso de todos; la pobreza no tendra el carcter que hoy tiene en cuanto se relaciona la educacin de los hijos: tenindose en cuenta tambin que hoy todos los gobietnos an los ms atrasados, prestan apoyo toda idea encaminada la educacin del pueblo, demos trado como est, que el obscurantismo si en otro tiempo fu de resultado para gobornantes despticos, hoy es la ruina rle las naciones. Fjense en nuestras observaciones los padres de familia y no descuiden la educacin de sus hijos. El que no pueda que se reuna con otros y bien fundando escuelas particulares bien influyendo en_las sociedades que ptrrtenecen, funden colegios, curupliendo de esa manera con uno de l os -ebere ms grandes que tiene un padre, cual es, el de no deecui dar la educacion de sus hij os E l p r ogreso d e Tampa. Como anunciamos en un suel to insertado en el nmero ante rior, publicamos hoy los retra tos del Presidente y primer Vi ce--Presidente Sres. John Trice Ignaci? Haya, repectivameute. D ems est que sigamos reco mendando al pblico la conve niencia de que depositen su di nero en el Be-meo de Ybor. Las firmas qu e lo representan son de garanta, de suficiente con fianza para que nadie terna depositar su dinero en l. Adem:is de esta e convenientemente preparadopara recibir rlepsitos y ahrit cuentas corrientes Bancos, Corporacio n es, Firmasinclivicluosquereconozcan las ventajas que ello le r eporta, tiene un D epartame n t o de Ahorros en el cual paga el 4_p.g de inte rs los deposi Tiene Giro rle letras, ;:tbierto p1.ra todo el munst'ra raza que deseen tener cual q ni A t negocio cou el B.; neo y 1111cl dPsL:onozcan el gls; siempre est en dicho esta blecimiento las horas de ofici na. Adelante pues con el progre-so de Tampa. BODA. Jesus A lvarezJosefa Alo nso. Por fin en-la Iglesia Catlica de Jbor oficiando el Padre Jnan X. Di Pie tto y llevando como padrinos los p::tdres rle la d es po sada, Jos Alon::;o y Eloisa K de Al o n so, la jve n pareja Jess AlvarezJos!:'fH Alonso rea }izaron los c -llS U P os de sns castos.amo:-el:l contrayendo matrim o nio, lazo que ser a temo po -que Josefa y Jess se amall. Y se aman con amor ver
PAGE 3

LA R;,.VI;jTA z8r vanclo de todos los rincones de la ciudad grupos a l egtes en cli rec c in la p laya. Cuando nosotros llegamos u11 numeroso concurso discurr 1 por torlas partes, invacl iell(]olo todo con el buen humor y alegr a En la Glorieta materialmente no poda darse un pas o, invadida por alegres y bulliciosas pa rej H s de b:1iladflr e s, cuyas deli c;as haca l a excelente orquesta q11e e jecut u n pr,1g r ama baila ble d e piezas escogidas. En l a terraza anex' t al elegan te [labc:ll n, oc u[m
PAGE 4

z h Presidente, a las representacio nes ele las otras Sociedades her-manas. El Sr. Souto impresion agra dablemente a todos los presentes, con sus frases sinceras y cordial es interpretando fielmente el pensar y sentir de toda la Direc tiva. Habiendo terminado el Sr. Souto, el que esta fiesta relata, fu comisionado por el Sr. Evaristo Parranda, Presidente de "La Amrica" para saludar y desear toda clase de prosperidad la Sociedad que tan cariosa mente nos festejaba. Apenas terminado mi cometi do, hace uso de la palabra el Sr. Eladio Paula, Presidente del "Crculo Cubano", en su nombre y en el de la culta Institucin por l representada. El Sr. Paula estuvo oportuno y elocuente en su peroracin. Le sustituye el Sr. Francisco Milin n'Jmbre ele dos Socieda des de Socorros, "La Fe" de West Tampa y "El Bien Pblico" de Ybor Ci ty. El amigo Milin estuvo muy felz enel desempeo de la doble Comisin. MuY. elocuente y el ms exten so de todos los que hablaron. el Sr. Souto dando con frases rancas y noblemente sen cillas las gracias los tantes de las otras Sociedades por concurso prestado la fiesta de El Porvenir. Hn bieron bri nclis recprocos por la prosperidad de toda. bs SociedAdes all reunidas. tarde termin el Pic Nic y a 1 retirarse todos los concurrentes l, nosotros entre ellos, traJeron y trajimos grato recaenlo la que ser memora :fiesta. Voy darles los cubanos de la emigracin una noticia agradable, recibida de .Cuba y con respecto a un antiguo emigrado, el at.il1lado y batallador l!eriodist:t, el patriqta incansable, el LA REVISTA. siempre querido y simptico Ra mn Rivera. Todos estos emigrados entre quienes vivi muchos aos, cono cen que fut vctima de un acci dente ferroviario en este pas y que fu necesario amputar le una pierna. Tambin saben que debido -lo imperfecta de la operacin aqu realizada, ha sufrido te mente el excelente amigo. La grata noticia que insino al principio de-esta relacin, es la de que el Sr. Rivera que toda vi a desPm pea el ca go de Arl minis trador de la Aduana de Gibara, de nuevo se le ha operado y esta vez con resultado compldo y feHz por una de las notabilidades mdicas de Cuba, el Dr. Julio Or tz y Coffigny, medico del Hospital Civil ele Matanzas. El da 15 del pasado se efectu la operacin estanclo nuestro amigo cuarenta y cinco minutos bajo la accin del cloroformo. Fue necesario acortar la tibia y el peron para formar un nuevo inun. La operacin ha to dos los caractres ele un xito feliz. ele de alta en el Hospital, se traslacl. ,para terminar su restableeimiento a morada de otrc; caballero, de otro emigrano antiguo y tan querido en Tampa como Rivero, el cultfsimo Sr. Pedro Dua rte. Vayan desde estas columnas nuestras m.s sinceras felicitaciones al amigo Rivero, Dr. Duarte y Dr. Ortz y Coffigny. Desde principio de la semana pa sada un vstago ha aumenta do la alegra y felicidad en el hogar de un distinguido amigo de esta redaccin, e1 Sr. Eligio Mendivia. Su excelente y buen! 1 esposa di luz un hermoso nio. Fu asistida en ese trance por el reputado Dr. Avellanal. Completa como la alegra que embarga ese hogar, es la salud y estado en que se encuentra la madre y el infante, Mil felicidades todos. Con profunda pena nos entera mos de hallarse en cama enfermo y de cuidado, un amigo querido nues tro miembro de una muy digna y virtuosa familia y jefe l de un bo gar recin construido por el respeto y el amor para ser felz. El simptico enfermo lo es el Sr. Diego Zalazar, joven prestigiosisi mo, modelo entre los jvenes cultura y delicadeza. Su tt:ato carioso, su correccin de proceder, le han grangeado m & que la estimacin, el eario de sus numerosos amigos. Estos constantemente acuden la casa interesndose sinceramente por su salud. La enfermedad que aquej::. Die go es un fuerte caso de Repatrtis. l'vfucbas son las esperanzas de fa. miliares y amigos en el mdico que le asiste el inteligente y estudioso Dr. Martn C :Haballo. De todo corazn deseo poderles dar m is lectores en 111-i prxima Crnica ta noticia, no solo de que est el simptico y queri
PAGE 5

reca el bramido de un mnstruo irritado. El sigui avanzando cada vez ms despacio hasta el cenho de la baha. Son un pi to en el puente; crujieron las ca denas y e 1 ancla se precipit en las aguas enturbindolas. ''El Diana", haba fondeado y poco despus giraba sobre su ancla poniendo proa al viento. Sobre la baha, infinidad de blancas gaviotas revoloteaban graznando, precipitndosedecuando eu cuando para hacer presa ge algn despojo qne flotaba sbbre las aguas. En derredor del barco, &e reu na gran nmero de pequeas embarcacione!':, que esperaban el desembarque del pasaje, y en muchas de ellas, algunos Hgeutes ele fonrlas y hoteles, recomendaban voz en grito ]:s ex celencias y baratura de los res vectivos establfcimientos que reprPEentabau. Sobre la cubier ta, e l pasaje se agitaba impa-. ciente ansiando llegar ti.erra y en aquellos momentos, el sol, filtrndose travs de las nubes que poblaban el espacio, ilumi JJ el puerto, en cuyas aguas los harcos all anclados, (lanzaban al comps de las olas inclinando sus largos mstiles que parecRn gigantes beodos Agonizaba el da. Los pasa jelos del "Diaua" esparcidos por la poblacin, unos en sus casas, otros en las fondas y hoteles, descansa bau de las fa ti gas de aquel largo y penoso viaje. Ricardo; el joven de rostro enfermizo, despus de haber descansado algunas horas sali la calle con objeto de visitar par e de la poul .acin antes de continuar viaje para su aldea. La tarde era fra y triste. Lije ra llovizna, apenas perceptible, impregnaba el de mo lesta humedad. Ricardo camin al azar por cliversas calles y por fin se encontr en el centro de la poblacin frente un vasto edificio, cruzado, en su interior, por callejuelas asfaltadas y des en bilrtas. En una de esas callejuelas y al lado de un caf de buena apa riencia, un hombre alto y de LA REVISTA recia armazn daba .vueltas al manubrio de uua mugrienta zampoa de cuyo dasvencijado vientre sala un chorro de notas quejumbrosas, graves y agu das que producfan un conjunto estrao. A su lado, un chicuelo como de nueve aos, andrajoso y .sucio, tenda la mdno los indifereutes trauseuntes en de manda de una limosna. Ricardo se acerc ellos y se le opl'imi el corazn al contemplarlos. Aquel msico callejero que sin cesar daba vueltas al manu brio de la gimiente zampoa, era un pobre ciego. Su cara AS taba honiblemente desfigurada. y las c uencas de sus ojos vacas. Vesta burdo traje de estamea roto. po1 a.lgunos)ados y remen dado por otros, y en su cabeza, un vieJo y alicado sombrero cubra parte. de su cara. El chicuelo que le serva de lazarillo tiritaba de frio. Por las puntas rotas de suszuecos,asomaban algunas briznas de hier ba. Ricardo le habl y por l su po qne aquel ciegQ era el padre del nio y que consecuencia le nn harreno, haba pe1dido los mientras trabajaba en la mina. Ricardo, con los ojos humtdf'cidos por el dolor que le inspiraban aquellos desgraciarlos se res, di u na peseta al nio y p'netr en el caf. En el inte rior del estn.hlecimietJto se aspi nn ambiente confortable y sobre los cmodos asientos forrados de peluche rojo, ante las mesas le blanco mrmol, buen nmPro de "satisfechos", juga ban, len charlaban alegremente; npurando copas de licor, insensibles por completo las ajenas. Ricardo se sent en un rincn le l saln y pidi algo al cama rero quA se le acerc; estaba muy triste; la msica cada vez ms qnAjnmbrosa que el pobre ciego armncaba su instru mento, le lastimaba y le gran trabajo retener algunas lgrimas que pugnaban por sa. lir de sus ojos. Comparaba la miseria de aquellos infelices, hambrientos quizs, mal vesti dos y espuestos las inclemen cias del tiempo; y la alegra el bienestar de los que en aquel saln confortable, rean, char laban y beban sin sntir los aguijones del hambre y del tro. Poi su corazn lltno de bondad pas una helada rfaga de des consuelo y comprendi todo el alcance de l a maldad de los hombres que rean y gozaban mientras muy cerca 'de ellos dos pobres seres, un nio y un hom bre ciego, imploraban una li mosna que ellos no l es daran. Ricardo se levant, mir con lstima aquel conjunto le seres egostas y sali la calle. La llovizna atreciaba. El ciego y e l nifio seguan en su puesto. Ri cari!o los mir con inmenso ca rifio y se alej entristecilo. La zampoa segua sonando y sus notas queium brosas repercutan_ en aquel ddalo de asfaltadas callejuelas. M a ri Gonzalez. Tampa, 1905. En HLa Aurora." Esta vez, si bien puedo anotar algunos errores por parte de Jos que tomaron participacin en la fnncin del Domingo, todos los disimular meno! uno, y ver ;i ms queridos lectores le embonan el s11yo quien se lo merece. "Para casa de los padres'' fu la pri mera obra puesta en escena, tomando parte en eJia la Sra. Canbn de Perdo mo, Conchita y los Sres. Vergara y Ta rnargo; nv sabtmos como el Sr Vergara hizo de "Isidoro" habiendo en la Sec cin un Jos Snchez que para ese papel es inmejorable; t::1uy bien el Sr. Rodrguez de "Comandante". Tamargo bien, sobre todo en la pronuncincin. Y qu os dir de uno de estos tres sejores que dijo requebrando la nodriza: "qne lindo puerco .... por lindo cuerpo? "La nieta de su abuelo". Esta obra fu un xito por mas que algunos no lo reconozcan, si en cuenta el argumento, lo difcil del papel de protagonista y el tiempo que tuvo de ensayo. Con chita, ''La nieta'' y Rodr guez, "El abuelo" fueron los sobresalientes y quienes fueron dirigidos to dos los aplausos; Tamargo y Vergara .... ya os dir de Vds. cuando vuelva re presentarse nuevamente esta obra, que no dudarlo no pasarn muchas semanas sin verla de nuevo en lo! programas. Ahora para terminar, una splica la D'irectiva: no podra evitarse la ag.Jo meracin del pblico en el portal, evi tando as el paso los transeuntes y los que vienen presenciar la funcin? -Siul. o

PAGE 6

LA REVISTA. De la topa amarga. En todo ser humano hay algo siempre que nos causa risa: burla burlando, la existencia pasa; y es en apariencia nuestra vida como un pequeo lago de aguas transparentes y tanquilas. Podis bajar al fondo de las almas sencillas; estudiar,. sonrientes, sus pasiones sus vanidades ntimas, y las veris vulgares y dichosas, e stpidas, ri sibles, pequesima s. L a humanidad no es mala : veces los dems brindan su dicha al que, ahondando en las co;;as de este mundo, rie, tranquilo, de su propia vida. :!:..a dicha! Ah! La dicha para ellos es cosa fcil, natural, sencilla. Y al triste que orgulloso se sonre, estudiando la vida, qu pequeos los goces le parecen que los dems devoran entre ri sas! Hoy he bajado de mi ser al fondo donde sus alas la pasin agitn, y al encontrarme <. todos deferente, una extraa sonrisa brot mis labios que el dolor contrae con una mueca indiferente y fra. De mis SL. tevs de amor y de ventura de mis ansias de dicha, hay s olo en la negrura de mi alma una luz que agoniza; postrimera ilusin que un leve soplo arrancar del arbol de mi vida. Ms para qu sufrir? Como otras veces tratar volver gentes sencillas, de esas cuya existeneia es como un lago de aguas transpa'rentes y tranquilas. Q.uiero reir! La dolorosa mueca que en mis labios grab per.a infinita la borrar mientras el--alma llora, el eco inexplicable de mis risas! J. C. Labra. PesaDle Se lo damos muy sentirlo nuestro estimado amigo Belisa ro Red orta haciJ1clolo extensi vo a su familia toda, p0r el falle cimiento de su hermana Mara el pasado 5, vctima de la terrible tu bercu 1 osis. A los 20 aos flor en botn que empezaba d erramar su .erfu me por el mundo, en Stt organismo hizo .resa la enfermedad traidora, muriendo los 26 tronchada .or la i m p l aca ole se gur ele la Parca crueL El entierro de la Srta. Mara Redorta se v erific en el Cemen terio de C ollegehill saliendo el cortejo fnebre de la casa mor tuoria 9. :ll ave. n. :l 1406. Un lucido sigui los tristeol despo j .)s de la virtuosa jven que h t d ejad u al desaparecer del mundo de l o s vivos, inmenso vaco en su hogat y pen. a grande en el coraZi t de los que la han visto marchn r,;e para siempre en la prima,e ra de la vida nn. D. E P "El Porvenir". Est;l si1nptint. r oci {];j de lu::;trUCCll J t'O Ct'lt'lot t'U la uoche del sbado 9 nua ftlll ciu benefi c io de StiS astociado::;. Por vei\ las unlws s e a pi a darou tle los s oeios dtjndolus acnl ir preSenciar las retJI't' S t'll tacioues de dos obras lpte anu. qne couocidas siPnopr esirveu de regocijo los espectadores: son estas obras ''RtJbo y Euveneuamieuto" y la siempre nplaudida zap:uela "Los Batnrros." Todos Jos artistas cumplieron su cometido, pues aunque algu nos lunares, pocos, se notaron en la representacin, se debieron que precipitadamentA se avisara los artistas q ne 1:.\fnn cin tenddaefecto y no tuvitlron

PAGE 7

stos tiempo suficiente para ensayar. Bien la seora V zquez y su muy bien el atnigo Hevia (Trichuelo,) bien Antouio Rodrguez, bien en fin todo,; pero la que ray gran altura fu la seora Prim, una batu rra excelente. Si as son todas las baturras quisiera esta yo en la_ 'haturrera." En la imposibilidad de publicar por falta de espacio los nom bres de las bellas concurrentes este espectculo, prometemos tan pronto se celebrE> otra fiE:>sta en dicha Sociedad, iletallarlas minuciosamente. Hasta la prxima, pues. Fernan Flor. St. Elise o Pl'ez Redactor Jefe de "La Revista" Mi amigo: Contando con l :muencia del Director te agraderera la insercin de las sigueutes lueas en las columnas de ese crtlto sema nario, anticipndote las gracias tu afectsimo s. s. Belisario Redorta. Es el caso que habiendo falleduo mi hermana Mara en la noche del da 5 y siendo muchas las atenciones que he recibido -de personas que llevan t:Hl sus pechos corazones generosos, de,geo por algn medio, encontran do ste muy apropsito, desmostrarle mi gratitud eterna. Seis aos haca que mi hermana vena sufriendo de la tet-rible tuberculosis, los mismos se; aos que he venido luchan do por salvarla <;le las garras de la muerte. Habindola traido de Cuba despus de haberla visto al1 los principales mdicos, tuve la i3Uarte de encontrar aqu un Dr. Caraballo homqle generoso, de nobles sentimientos y quien no puedo pagar con nada. Al Dr. Porro tambin tengo que demostrarle mi agradeciLA REVISTA miento profundo, pues con un que altamente le hon ra auxili al Dr. Caraballo mdico de cabecera eu una opera-cin que se le hizo en la pleura, como en todo l que fu de nece sidad para llevar cabo el tra-tamiento de la enfermedad. He dicho que fu una suerte pata m encontrar aqu al Dr. Caraballo como asmismo a l Dr. Porro, porque aunque uo tena mos gran esperanza de que mi hermana se salvara estando en conccirniento de la enfermedad que tena, sin embargo ha sido nu gran consuelo para m y mi familia toda, que eBtos dos m dicos h::yan agotado todos los recursos de la ciencia para arrancarle la traidora enfermedad. Daorma e n paz el sueo eter, no mi hermana querida, que en tre tanto querla en los pechos de sus familiares todos el agradecirnifmto eterno los dos ilus tres galenos. Belisario Redorta. DOLORES. 16 Continuacin. Todo sucedi como se haba calculado, sin que en aquellas tres semanas ocurriera nada no table. El capitn, ms entusiasta que nunca, regres oportuna mente la felz morada en que haba conocido la que ahora era su idol1Ltrada esposa. Cun tas cosas hab{a comprado para ella! En verdad, el dinero se le haba hecho agua entre las ma nos, porque quera comprar cuanto vea. El mismo se rea arreglando el enorme baul que contentfl el sinnmero de objetos que crea serian del agrado de Dolores. Blondas, encajes, guan tes, ahanicos y cuanto su fanta. sa le haba permitido en la esfe ra de sus recursos. -Y todo sto, pens con tris teza, ten.dra que quedarse guardado hasta que estemos de via je para el Canada. Mientras tanto, su impacien cia era grande por el regreso de Dolores. Ella por su parte, ms y mas enamorada que nunca, no tena otro pensamiento, pues las horas le paredan interminables, en Petrel, por ms que se esforzaba cuanto poda por hacerlas llevaderas. Por fin lleg el ansiado da y Lola volvi encontrarse otra vez en Belmonte, bajo la mirada perspicz y cariosa ele su ta. -Ah, Lola exclam la seora, qu placer tengo en volver ver te! Me has h echo ms taita de lo que me imaginaba. Pero, hija ma, cunto has mejorado! Es to habla muy alto en favorC!elos aires de Petrel! !Has crecido y tienes una dignidad y una expre sin que me maravillan! Solo tengo uua pregunta que hacerte por qu estuvistes una semana sin escribirme? Ah! por .qu? ......... Su comzon di un salto y su rostro se ilumi n como si toda ia inmensa feli cidad de esa semana se hubiera reflejado en l. Oh! Si hubiera podido decir por qn! En vez de contestar se lanzo al cuello de su tia y la colm ele -Pocos momentos despus elijo Lady Nelson con una sonti sa. -Ahora no tendrs mucho tiempo para descansar; Lady Pster va dar maiana un bai le en Belmonte y ya he aceptado una invitacin para t. -Y Vd. no piensa ir ta? pregunt Dolores, bajando los ojos. -Todav;;t no s, contesto la ta. CAPITULO VII. Vec Luis otra vez! Era lo nico que ocupaba el pensamien to ele Dolores. Demasiado felz para poder conciliar el sueo, abri la yen tan a y al travs del campo se puso contemplat el castillo de Ba'rton, f.llumbrado entonces por la luna. A ll esta ba su esposo! Solo una -distancia los separaba. Ah! c mo pudiera escuchar otra vez su acento y calmat la ansiedad de su corazonl

PAGE 8

z86 La ausencia haba sido doloro ssima para la jven. Slo cun do vi lo que era la vida lejos de su esposo, alcanz comprender cunto lo amaba. En aquel destierro se haba con vencido de que su amor y su pre sencia le eran tan indispensables como el aire que respiraba. Su afecto, su apoyo y su bondad eran para su corazn lo que la luz y el calor del sol para las flores. Dolores, absorta en suspensamientos, no se daba cuenta del transcurso ele las horas; pero cuando 'vi que los pimeros. albotes asomaban en el cielo, tra t ele dormir y durmi hasta m u y t rcle, como lo c1emanclH ban la fatiga fsica del viaje y la fa tiga moral ele sn almn. Ida Luis nquella maana Belmonte? Dolores slo acarici esta idea por 1111 momento, pues luego refl exion que eso sera una imprudencia. Pero, no importabn! Ya la noche no estaba lej')s. Y cmo la recibira Luis? Cu les seran sus primeras palabras? A.h! si las horas volaran cuan do uno quiere q te vuelen! Lady Nelson no se cansaba ele observar la rns lquidos se mezclen. Util zase >ara esto las desiguales densi dades del agua, segn que est fra caliente. Eu un vaso; que debe estar bien templa .lo para que no estalle, che se agua hirviendo, y despus, por medio de un embudo cuya punta penetre h asta el fondo, virtase vino, que ha debido enfriarse de an. temano con hielo (fig. nm. r). Haciendo esta operacin con un poco ds cuidad::>, se ver que el vi no forma en el fondo del vaso una capa de rojo olSscuro perfectamente marcado. Squese despus suavemente el embudo y virtase en la superficie del agua un lquido azul ms lige ro que ta, por ejernpl<>, alcohol coloreado con uq poco de tinta (fig. ntm. z), y de este modo se tendr: la capa azul superior, la eentr:d blanca y la inferior roja, componiendo el conj mto los colores de la b 111dera francesa, lo3 cuales podrn perfectamente sobre un muro una p tnt

printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options

close
Choose Size
Choose file type
Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.