La Revista


previous item | next item

Citation
La Revista

Material Information

Title:
La Revista
Place of Publication:
Ybor City, Tampa, Florida
Publisher:
La Revista
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
v. : ill. ; 31 cm.

Subjects

Subjects / Keywords:
Hispanic Americans -- Periodicals -- Florida -- Tampa ( lcsh )
Periodicals -- Tampa (Fla.) ( lcsh )
Genre:
serial ( sobekcm )

Notes

General Note:
Title from cover. "Semanario de literatura, ciencias, artes y sport" (varies).

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
The University of South Florida Libraries believes that the Item is in the Public Domain under the laws of the United States, but a determination was not made as to its copyright status under the copyright laws of other countries. The Item may not be in the Public Domain under the laws of other countries.
Resource Identifier:
023596178 ( ALEPH )
53132764 ( OCLC )
R19-00100 ( USFLDC DOI )
r19.100 ( USFLDC Handle )

USFLDC Membership

Aggregations:
University of South Florida
La Revista

Postcard Information

Format:
serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 1

AM III. Octul>re 4 ue 190 5 NM. 38 -SEMANARIO I-IISP ANO CUBANO.-Registrado en Correos, como correspondencia de :J.'" clase. DIRECTOR: R. M. Ybor. REDACTOR JE]'E: ELISEO ADMIN1STRADOR: J. MASCU.&.\NA. REDACCION Y ADMINISTRACION: 9.::: Ave. !520. Telef. B:d1, 852. Correos; Box n. 7 de Ybor City CONDICIONES D8 LA PUBLICACION. Esta ReviSTA se publicad lo s Domingos Se admiten toda clase de trabajos, s i empre que no contengan ataques personales, mPzqninos desahogos contra in ;;t i t u c iones sociedades No e publicann los escritos que C:\r e?.can ele firma respon sable. La Direccin dja los autores la responsabili dad ele las opiniones que emitan e n s u s escritos. Los trabajos no 11nnaclo s que se publiqnen sern d e la esclu siva responsabilidad d e l a R edaccin. pago de anuncios, co1nunicados etc. har:i por adelantado. Toda l a Ctre r 6u j Anuncios cr.da esp1 c io m a rcado, los !'l -'31 c.:>merciales, on d e r e ho a l nmero. r so Profesionale s, id. id. r 1 l 1 1 El precio de los anuncio, se entiende por un mes 1 y s i la insercin fuera por ms tiempo ms de u n espacio se har e l oportuno descuento. Las baja!'i por anuncios y suscriociones se avif.:arn precisamente antes de terminar e l mes, de no hacerlo as, tendrn que abonar el siguiente. E \NTRISTECE el rnimo, amilana el esp itn p e nsar, que para arreglar s u s astmtns puramente de onJ e11 civil. los CtihatH S tt'ngau que 8pelar al r ecerso d e las ernamental y los segundos al 1le oposicin, y que capitanea el Gneral Jos Migm J G mez. Como es natural, los moderados, sus J e fes, cuentan con la Guarilia Rural y buena parte de la Polica, de :tb que hayan copado en todas las provincias por las bue nas por las malas; pudiendo aaegurarse desile ahora que una vez dueos como son de las mesas de inscripcin e l triunfo es irremisiblemente del Sr. Estrada Palma. Esto lo ha visto claro D. Jos Miguel y poniendo como argumentacin "la falta de libertad para Pjercer el derecho de votacin, retira su candidl1tura la Presidencia de la. Repblica, no tomando el camino de la rebelda ple que en los momentos actualt-s tienen carcter patritico, pues lo que vemos no marcha Cuba por senda muy. de paz que digamos. El hecho es en s, que l ha visto derrotada su candidatura y no. quiere exponers e un fracaso mayor. .El concibi de seguro g.candes esperanzas de que su figura se agigantara an ms y basta quizs, contra toda lgica razn, llegar la silla presidencial cuando debido la

PAGE 2

LA REVISTA gran influencia con que cuenta en las Villas y al poder que le dio el partido liberal, arrastr media Isla, gente bullanguera casi toda incapz de saearlo de aprieto en mo mentos precisos. Tal vez no cont con que habra de salirle al frente Freyre de Andrade el actual Se cretario de Estado y Gobernacin, autor de teda campaa contraola;,; fuerzas de D. Jo::; Miguel y el hombre "que lo ha partido por el eje" como suele decirse. Es el Sr. Andrade de energas poco comunes, hombre de gobierno lo Porfhio Daz indudablemente el que ha salvado en estos momentos de crsie y para el futuro de cuatro aos ms el Gabinete del Sr. Estraila Palma. Quizs ha pensado que era prefeiible apelar .al rgimen di ctatorial entregar la Repblica en manos de analfabetos manejados por do 6 tres audaces con ms 6 menos talento y que lo que ha p a r ecido hasta la fe cha han puesto s;us personas por encima de to-do inters civilizador y patritico. Muy b ien. La Junta de Sanidad del Estado de Florida, ha rep3rtido con pivfusin unos impresos es critos en ambos idiomas (espaol ingls) que contienen las pre veucioues que d e b e n observarse para evitar el contagio y la tras misin de la Tuberculosis, las cuales insertamos contiuuacin para conocimiento de nues tros lectores. Junta de Sanidad de Flo ridad. Pl'evencin de la Tuberculosis. La Tuberculosis, producida por un bacilo especial descubier to por Roberto Koch, es una da las enfermedades ms destruc t >ras Anualmente mueren 150,000 personas causa de la 1'uhercnlosis y se calcula que P.xiste actualmente 1.000,000 de tsicos en los Estados Unidos. El 50 g de las muertes entre 25 y 3 5 aos cie edad, se debe la Tu herculosis. Los esputos de las personas a tacadas de Tuberculosis contienen generalmente una cantidorl enorme ele los grmenes cie la enfermedad. Cuando la ria expectorada se seca y pulvo riza, los grmenes son respira dos y se depositan en la laringe bronquios 6 pulmones y producen la enfermedad. La Tubercu losis es pues contagiosa y se trasmite gener:,lruente de este modo. La no se hereda, se comunica por los esputos. Por consiguiente: l. 0 No debe escupirse en las aceras, pisos de las casfts, ofici nas y manufacturas; es contra la ley. 2 e Los esputoR deben destruirse antes de que se sequen y pulvericPn. Tnclo lo que ciiRminuya las fuerzRS vit::tlts y la saluo gene rall:'s causa pre1lispon ente ele la Tnhercul()sis. La alimentacin insuficit->nt e el <>xcesivo trabajo, la falta de sue o. las preocupaciones y el aire impuro obran de este modo. Cualquiera de las soluciones siguientes, puecle uearse para los esputos, los pi sos etc. SOLUCIN N. 0 l. Acido f nico .. ........... .. 7 onzas. Agua............................ 1 galn, M eAclese. SOLUCIN N. 0 2. Lysol. .. .. .. ... .. ....... ... 5 onzas. Agua............... ... ......... 1 galn. Vezclese. SOLUCIN n. 0 3. Forrnalina ......... .......... 6 onzas. Agua .. .................. ... .. 1 galn. Mzc l ese. Aplaudimos la idea que ha tenido la Junta y el celo que despl41ga para que este temible mal vaya en descenso; pero no C'ncehimos que se ocupeu d e ce rrarle las puertas este mal y no hagan lo mismo las no me enos temibles fiebres tifoideas, malaria, pah.dica y amarilla. Dacimos s t e porque los fo cos infecciosos qua producen los microbios grmenes de tan fu-. nestos hns p e iles continan im perando en el centro cie la populosa Tampa, Yhor y West Tam pa. Los lagnnatos, los pantanos culJi<>rtns de ve1 nl:'s capRs lamo sas incuhacl01 as o e mosquitos, continan, sin que hayamos vis to torl ava que s e proceda su extincin. L
PAGE 3

ta sufrida poblacin, Ja Junta. Superior de Sanidad y se convencer que la HIGIENE en Tam pa es una Seora que no conoce mos, mejor dicho que no quie re visitamos, porque estamos dejados de la mano de. __ ... los hombres. NUt;STRO Gt;RTAMI;N. Maana 5 de Octubre se cum ple el plazo dado por nosotros para la celebra'cin del Escrutinio General ele los votos que e;ta Redaccin llegaren en el Je rodo extr:::rwdina1io del Cerb't men comenzado el 5 ele Septiem dre (un mes) con objeto de que el pblico se sirviera elegir unl que OCIIJHtra el puesto que dei vacante la Srta. Dieguez. Como s e v. el mes se cumple maana 5 y hast a hoy 3 sola mente h : tn llegado para la Matilde Cuhino ..... .......... .. 9 Caridarl Oje ,t. ................... .. 7 Cecilia Urrcbaso ....... ....... .. 6 Cantidad insignificante y que 1 e,gFtlmen ten o a merit la celebra cin riel "Escrutinio General" que correspontle maana. En tal virtud y haciendo bueno lo que dijimos en un prrafo del suelto' que Yi la luz en Septiem bre 21, el Certmen lo prolongaremos tiempo cuanto sea menesrer y el pblico dc:see fin .de que IH R::ina salga triunfante con un nmero ele sufragios que la honre, Para conocimiento ele los interesados y del pblico en general reunido el Cuerpo ele Redaccin de este semanario ha tomado el siguiente acuerd.o: 1. 0 El Certmen se prolonga por tiempo indefinido. 2. o Tan pronto la Redaccin estime qne hay nmero suficien te ele sufragio que amerite la ce lebracin de un Escrutinio General Lo avisar los interesados con 15 das de anticipacion. La Redaooion. LA R:.CV!STA Complacido. Sn casa, Ybor City, Octubre 2 d e 1905 Sr. Eliseo Perez, Redactor Jefe de "La Revista." Estimado Sr. y amig o mio: En "La R evista", del 28 d.el p tlo. m e s de Septiembrt>, he l e i do con MUCHO GUS'l'O las expre elevadoras llel cronista y del Sr. L. F. Gutirrez, enJiti das eu la ocasin de la reparticin de prtmios los alumnos de la Soci e dacl "La Aurora". Cou igual DISGUSTO he leiclo un hoja qne circu l .ayer, firmada por los Sf'orf's F. Milin, E Fernnclez, E. L. Quesada y F. Fu en tt>s, y supl en V. me permita estampar eu las c olumuas de su aprecible peri,lico uua protesta enrgka y vigmosa coutra ciertas afirmacioues falsas, y por lo tanto engaosas, contenirlas en ella. La falta (le tino y rle bnPu cri terio de estos Beorf's es muy notable, pero si PSO fuere todo pora ron fanati7.ar la inmens a ele lo s habitantes del planeta en que habitamos "Debido la s enseanzas de l a his t o ria, de e s e gran libro que debemos leer; sabe mos todo s que las religiosas condnje r o n al pue blo ya los ms gra v e s ex trav os que concebirse pueden; y bien es que h o y por muc h a rel igi n que se ensee al nio al ll egar h o nl bre no p odr c o m e t e r l o s errores que de antno se cometiero n en nombre d e la religin, por impcdirlu el grado de cultL,ra y ci vilizacin que hemos alcanzado gracias las predieacione s d e h ombres sabios libre-pensadores no es menos ci erto qne el ti empo que en.plee un pro fe sor en explicar los nios c 01110 c o mieron la manzana Adan y Eva, l o pier de el alumno en sabe r cosas d e algn mayor provecho El St. Milin, la autoridarl civil superior de West Tampa, con 6Stas palabras divide todo el gnero humano en dos clase s enemigas: P ri merl'l; Los A el obd ort::JS de Dios segn las euseanzas de las Sagradas Escrituras, y t3egund"; Los Burladores de Dios y de la Revelacin diviua.' .folos primeros les atribuye toc io el fanatismo, los extravos, las desgracias y crmenes que ha smtrido y sufre la hum::mi dad; y los segundos les atri buye el grado de cultura y civilizacin que impide que los hom bres, por mucha religin que les hayan enseado en su juventud, cometau los males que "de antao" cometen los primeros. Todo estp es tan falso, tan ri dculo y tan absurdo, en vista de la clara luz de la historia an tigua, moderna yeotidiana, que es casi incomprensible cmo hombres que pretenden favore cer la enseanza de la juventud y mayormente uno que ocupa un puesto de autoridad en un pas libre, cuya Constitucin y Legislacin estn fundadas so bre los principios Bblicos, hayan podido tener el atrevimien to de estamparlo, firmarlo y

PAGE 4

lanzarlo en la cara de una socie dad sens11ta y culta. Pues solo de una manera se puede com prender. En la Repblica de Guatemala uno pregunt al Reverendo Francisco Penzot: ''Por qu condenan la Biblia los sacerdotes Catlicos Roma nos?" El contest "Pues eso me parece muy natural puesto que la Biblia condena la conducta de ellos." He aqu la explicacin de este at, tqut:l sobre la religin cris tiana. Pues ella exige la templanza, la justicia, la caridad, la libertan y la.m 's elevarla mo ral en tollo nuestro proceder, in. clusive la fidelidad conyugal y l::t purP-za de vida Los reos llnnca Pstn flnamorado& de la ley ni ele[ jupz que los condena. H11y varias clases de religin -la semi pagana y cristiaua-y la que nu tiene religin ninguna, es un pas salvaje. el hombreque no tiene religin ninguna ni religiosas es un ser sin frAno moral y si u norma de conducta; .r Al ms ms civilizados. Lo contralio si PXamiuamos PI carncter ele los que cornpotiPtl las filas dt>l ejrcito AtlPt11ign dt->1 Eu sns filas los 1 acl ro u es, 1< "-a el 1 ten S y 1 a in1ut->ma mayora 1le lns hom bre:; penersns. An aqn eu Tampa y en V'\Test 'l'ampactrinas y eleva das mximas del evangelio ha sido el factor ms poderoso en el progreso y la ci vilizaci6n en las naciones 4ue gozan de la li bettad religiosa. Sin embargo el seor Alcafde de West Tampa, y sus compa nor el hecho de escribir, firmar y publicar la hoja de que me ocupo, ::;e hi'tn colocarlo en las filas de los enemigo-; de la religin y expontnea y gratui tameute nos briudau su oposi- cin de esta manera tan pblica. Pero, gracias Dios, hay lugar para el arrepentimiento, porque el proftlta Isaas, en el captulo 55, versculo 7, dice: "Deje el malo su camino, y el h0mb1e iucno sus pensamien tos, y vulvase Jehov, el cual tendr compasin de l, y n
PAGE 5

.. Dialogo inocente. Er. :-Dices que ya no me quieres: no me importa; las mujeres sois ::.s. ELLA :-Mi desden tu vida trunca ...... EL :-Ay, qu risa! Si yo nunca te cre! ELLA :-No me amabas? Er. :-Si las Rores siempre fueron mis amores ...... ELLA:--Yo soy flor? EL :-Eres flor de las ms bella3; pero, como muchas de ellas, sin olor. ELL'A :-Ingrato! EL:-ELLA :-Ingrata! ,!_Mentas cuando, amante, me deca; dulce bien! EL :-Calla; y no olvides, hermosa, que eres algo mentirosa ta tambin. ELLA:!\1t: das un beso? EL:--Ya es tarde para hacer de amor alarde Se acab! Er.LA :-Mi desden e pura guasa. Dices r que te do pasa? mi amor n! Ven! anda! que ya estoy loca porque me diga tu boca dulce bien! EL si quererme es tu empeo, a::rcate,,dulce dueio; aqu esln mis brazos, ven. Y yo, que escuchando estaba, cuando este final o limpieme envediosa baba y 1ne fu J. C. Labra. T ampa, 1905. P R E L U D IO. Es amor mis aios flor inverniza, s;; el mtiz ardiente de la amapola; pero an seca y estril, ar0matiza laa pginas del libro donde desliza un ptalo caido de su corola .......... .. Univen al afecto, tierno cario que de amor, hurtadillas, usurpa e l nombre, es pasin impoluta como el armio; es el amor que tiene la madre al nio, es el amor que C risto consagr al h ombre. Balart. L A Rb:VISTA $ 1 Duerme en la cuna el nio, y 1 su lado la madre vela su t-ranquilo sueo: con el amor madre comparado por grande que otro sea es muy pequeo! Con qu ternur,,L las faccciones mira de su ngel ms bl anco que el armio, del hijo de su amor, por quien delira con la santa locura del cario! Con la alegra en el semblante impresa, de su nio tal vez piensa en la suerte; y lo quie re besar ...... y no lo besa, temiendo que al besarlo se despierte. Y exttic,t contempla aquel tesoro que su ternun y su cario encierra, y que tiene ms que todo el oro que se esconde en el seno de 1:1 tierra. Es muy bello, en verdad, su hijo es muy bello, y su l1ermosura al ver se siente ufana; que es un rayo de sol cada cabello que su cabeza de ngel engalana. Sobre frente la inocencia brilla, azules como el cielo son sus ojos, de rosa y de jazmn es su mejil!tt, ele fino bermelln sus labios rojos. tan bello, que al lado de la cuna su existencia pasara hora tras hora, contando y admirando una por una las infinitas gracias que atesora. Y tiembla de placer, de amor se abrasa contemplando la cuna bendecida; y all su lado est, porque all pas11 las horas ms felices de su vida. Bien me explico su amor constante y fljo, ele !a tierra el ms grande y m s profundo: j para una madre, su inocente hijo es la dicha mayor que hay en el mundo! J. Tolosa He7'nande z Ministro de Dios. El me arroja en el lecho tembloroso ...... El traza m i existencia aborrecible ..... El me asalta en el mon'te inaccesible .... .. El me encuentra en el bosque misterioso; Siempre el mismo fantasma pavoroso! Siempre esa misma aparicin terrible! Q..u no logre, Seor, ser posible, ni tregua, ni descanso, ni reposo? Oh. visin infernal! Oh triste sombra de mi doliente cuerpo desprendida ...... Cmo te llamas, d ?-Calla un momento A ver 5 tu conciencia al fin me nombra, Soy ministro d e Dios e n esta vida y me suelen llamar "remordimiento"! M arcos Zapata.

PAGE 6

BODA. 1 Juan F. Tagle=Ros Cotanda. Atentamente invitado asisti el domingo l. 0 pp. la simptica boda de una amorosa parejita en la obrera barriada de West Tampa; l, el laborioso y correc to joven Juan F. Tagle, ella la bella y virtuosa Srta. Rosa Catanda. A mi llegada la morada de los padres ele Rosa, Calle Maine 211, un gran nmero de invitados estaban all yn, esperando ansiosos el momento, de que la felz unin tuviera -efecto. A las 6 de l a tarde prxima mente, una tarrle otoal con ce laje ele oro y grana en el vespertino crepsculo, partimos un buen nmero ele concurrentes en coches preparados a l efecto, CO mo en eSC'Jita ele honor a Jos no vios hacia la capillita catlica de la Ave. Frances donde deba tener efecto la ceremonia. Vesta l a novia elegante trage blanco ele seda broc hada y admirablemente prencli los luca aqu, alll, simblicos ramos de aza har. Muy dichosll, El novio de negro, revtiiltHlo su semblante profunda fclicichtd. El Sr. RocloJf. Tagle, padre del novio, cli e l br::tzo la desposada al bajar del coche una vez llegados; de all la condujo al iba servir ele padrino; ele madrina, la madre tambin dd novio, Rosa Fuentes de Tagle. El padre Wagnet bendijo aquel hzo indisoluble y seguidamente regresamos casa ele ios padres la novia, clonrle iban ser servid" ricos dulces y espumoso laguer. All vi la espiritual Srta. Ro h e na l\lilord cuyos ojos deslum bran; con oc la encntado ra cuanto hermosa triguea Ma nuela Castaeda; alli estaban las adorables h ermanas Dolores y Aurora Gallo, la simptica Pilar Sanchez, la seductora Angelita LA REVISTA Diaz, las hermanas Juana y Jo sefa muy amables, y otras flores ms del J arel n Vv estTampeo cuyos perfumes se han ilesvanecido en mi imaginacin de olvidadizo cronista. Gocen eternamente su luna ele miel los idlicos desposados; quiranse mucho y tengan siem pre presente, que nada hay tan grande en la vida, como libar el nctar de la felicidad en la copa ele un santo y puro amor. Al Sr. Jos Cotanda y familia mnv agradecido p 'or las atencio nes que conmigo tuvieron. Ovidio. La mujer en el servicio militar. L1\ prensa de mayor representaciu de Alemania, discute con gran seriedad la proposicin del De. Ida Hilsiker, de Znrich, respecto de que las mujeres deh eran prestar al Estarlo un ao d e seevicio militar ohligatorio. La mayor pt'trtP clf' los pPrirli cns que discnt ... n t-'l pnntn no van tan lejos como el Dr. Hilsi ker en pedir q f' l SPrvici n sea ohligntorio pnAsto qne .,1 costo sera p ero Fnrgiere la idPa d-1 qtH un ao d e servi cio V;p]nlida.-EI contorno armnico del pecho brilla ms). las hces mltiples d e lo s hrillatJtE's ....... En El n so d e las joyas es e n !llll.Jt>l", tra.liciflllal, co1n;bute Sienq>re :-e lnci.,ron en las Citlkzas corouas, cliacle mas, pines, alfilt-'rt-'S, horquillas y en p} cnello, collares; Cs; en el pecho, broches, r elicarios, m e rlallones y solitarios. En los brazos. como en las piernas, clesde lo ms remoto ostentaron las mujeees brazaletes, pulseras y abntz::tclores, y cubrieiou los d e dos-cle sns In anos con sortij;_ ts. Casi siempre fueron las joyas simblicas. Eu la autigeclao, ciertos collares usauos para ce lebrar las bodas, se componan de perlas blancas y negras, co rno en expresi6n de las alegras y
PAGE 7

idea de la muerte y de la eter nidad, en tanto que entre grie gos y romanos, eran anuncio de vida, exprtlsia de riquezas y alarde d e gracia. Durante la Edad Media, las joyas tnvieio n carcter religio so. Fu la poca ile los relicarios y ile las mefl:llas, qne tenan ohjeto. piadoso. Despus, con el Renncimiento, el gr:sto italiano constituye cou arte y gracia las sombras aficiones pasada:>. Despu;; 1lel R enacimiento, la cantidad se impoue la calidacl ele l11.s joyas. Ei1 st::ts se osten tan p1-11'las de gran engarzatlas eu p edazos voluminoso" 1le oro y Ms tarde, aplicado ya el fl.rte del t:-lllado dd las pie lt"as preciosas, nace la joyera, cnyos esplendores hubieron ele iuterrumpit"se durante Llis XV, en cuya poca, faltando diamantfls, se acudi al cristal de roca; pero 1lespns de 1 a R wolncin fntuCA::-.a l'fHHicie ron los esplendores del lujo, y de nuevo imperaron los gustos y el afn por las alhajas. Y hoy el uso y an e l abuso de stas, aumenta de modo ex traordinario. Ya no son slo las grandes damas las qua luceu esplndidas joyas. La aficin por ellas se extiende todas las cla ses sociales, y-dicho sea pi diendo pardn por lo cursi del concepto-muchas desgracias ntimas, infinitos dolores socia les, arrancrtn del amor que se siente hacia los brillantes y las perlas. Quien pueda usar joyas, que las use. Pero en puridad, ellas '3lo sirven para anunciar riq uc zas. Yo creo que no aaden nada la hermosura de las que la tienen. Al contrario, muchas veces los ojos no contemplan lo debido una cara bonita, distra dos por el esplendor de diade-LA REVISTA m .as, pendientes y collares que envuelven al rostro con t:-l resplandor que la luz arranca las piedras. Y a u u que me llame n vulgar, d eclaro que uu buen palmito nada l e sienta mPjorque unas flores colocadas co n arte. DOLORES. 18 Continuacin. -Cmo clicen? -Son stos. Levanta los ojos, que qutero En tn lumbre lucero ... As fu .. y fu as! -A qn hora piensas p artir? -A las siete de la maana. para estar de regreso las seis de l a tarde. Se me figura que me has de espenu con impaciencia. -S; e l dla se me va hacer sumamente largo y no tendre quietud hasta que t e vuelva ver. Te ir a esperar t d parque, pant que llegu emos juntos al castillo. Irs JJOr el bosque? -S; ese es el camino ms cor to. Quisiera tener Bias para vo lar tu lado cuilnto antes. No El alma robme importa: mi comzn no se alejaRendidoJy fiel r ele t un momento. Esprame El ser quien amo al pi del sicomoro. De alll me Con todo mi ser: Yo en cambio la suya adelantar solo ver Lady Tambin le rob: Nelson para quP. desc argue en m D, cul ::te nosotros toda su'indignacill,. rle manera Condenas, oh juez? que cuanrln tu llegues ya habn'i. -Es casi una crueldad, Lola. pasado la borrasca y no habr obligarme que te ame ms ele nada que para ti amargue el re lo que te amo. $e me imagina gocijo del perdn. Dentw de que t eres la "rubia Leslia" del breves horas, amor mo, serepoeta Burnes. mos la pareja mo: dichosa de la -Quin es l a "rubia Leslia"? tierra. -Cmo? Ya no te acuer. -Luis, separmonos Me das? Oye: parece que oigo la voz de mi tia, Rubia, Leslia, encantadora Eres reina y quin lo i gnora? Doquier que tu cetro brilla, Q_t siervo no s e t e humilla? Q_t corazn no te adora? -Entonces yo soy tu "rubia Leslia," dijo Dolores; pero no por eso quiero que todos los hombres me adoren. Despus agreg: -jCon qu rapidz ha sucedido tocio! Hace pocos meses no nos conocamos, y ahora estoy casada contigo y ... .... ... Y esta vez otro beso volvi ahogar sus ltimas palabras. -Te Acuerdas, dijo el capi tan, del primer beso que te d? Qu grande fu tu miedo! Te pusiste colorada y arrugastes el ceo, pero apesar de esto alcan c ver dos lgrimas en tus ojos. Y el capitn cant a media voz: Te acuerda s del beso primero que solas te d? 1 y tengo miedo de permanecer ms aqu. -Bueno! Pero antes una palabra cariosa y otro beso.
PAGE 8

amor mlo! y te vueha traer mi lado! Estas fueron las lttmas pala bras que el capitn Luis Simn oy de los labios de la seorita Dolores Martn. Cuaudo regresaron Belmon te, Lady Nelson n ? tuvo que hacer observacin a 1guna su so brina sobre el ca)itn Simon; por el contrario, se senta complncida de que todo habiera salino su gusto esa noche. El capitn estuvo muy circunspecto y no hizo nada que puniera inquie tarla. Dolores estaba silenciosa y pensativa, A poco de llegar bes su ta con un ardor no acostumbrado y se retir a su habitacic>n. ; rueJo encerra ba algo de extrao, pero Lady Nelson se cliio al fin que induda blemente su sc,brina estaba fati gada y que no haba motivo de alarma. La jven no poda clormir. pensando en que su suerte clepen de lo que sucediera en las veinticuatro horas siguientes. Si Lady Nelson, resentida por lo que habla pasado, negaba su co'nsentimiento, su esposo se ia ele all inmediatamente y esa sera la ltiLUa noche que pasara en aquella C:ilsa donde haba sido tan mirada y tan fe lz. Si su Ua les otorgaba superdn y sancionaba el hecho, ten rlrlan que ir pronto Lndres y probablemente ella los acompaar:'l. En cuanto Lady Mara Trevor, Dolores no abrigaba el menor te1110r. La joven trataba ele consolar :c:e, pero en vano, porque un sen timiento ele terror, extrao y desconocido, la dominaba. La noche anterior no haba tenido otro anhelo que voher ver su esposo, y ahora, que ya lo ha ba visto y escuchado ele nuevo sus amorosas palabras, un mis terioso presentimiento robaba la quietud de su corazn y el sueo ele sus ojos. Reclinada en un so-LA REVISTA. f y sumirla en hondas medita. ciones pas toda la noche. Durante aquella larga vigilia, comprendi Dolores la gravedad del paso que habla dado. Un matrimonio secreto era un asun to mucho ms transcendental de lo que haba pensado. Sus amores em:>ezaron por un idilio inoeente y sin consecuencias, y sin sabe r cuando la haban conduci do una las ms serias difi cultades ele la vida. r g (Continuar.) SEGGION REGREATIVA. Las burbujas de jabn y el acido carbonice. Os etJsear2 primero un:t manera de el cido carb nico que est:'i :d akanct de todo el mundo, Tomar un vaso Hll cho y prnfnndo de cen ezn, por ejemlo, introducid en l la boca del aparato ele una botella ele agua ele Se! tz; npoyan

printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.