Citation
Espeleo informe Costa Rica

Material Information

Title:
Espeleo informe Costa Rica
Series Title:
Espeleo informe Costa Rica
Alternate Title:
Espeleo informe
Creator:
Anthros Costa Rica Grotto
Publisher:
Anthros Costa Rica Grotto
Publication Date:
Language:
Spanish

Subjects

Subjects / Keywords:
Regional Speleology ( local )
Resource Management ( local )
Genre:
serial ( sobekcm )
Location:
Costa Rica

Notes

General Note:
Newsletter of the Anthros Costa Rica Grotto. Contenido: PÁGINA DEL EDITOR: LA EXPLORACIÓN EN SUPERFICIE: UNA NECESIDAD IMPRESCINDIBLE -- NUESTRA SELECCIÓN FOTOGRÁFICA.-- NOTICIAS DESDE CENTROAMÉRICA: EXPEDICIÓN INTERNACIONAL AL SISTEMA CHIQUIBUL -- IMÁGENES DE LA EXPLORACIÓN AL SISTEMA CHIQUIBUL --REGISTRO CENTROAMERICANO DE CAVERNAS (RCC) --GEA: ACTIVIDADES REALIZADAS: MI EXPERIENCIA EN EL CURSO DE ESPELEOLOGÍA, NIVEL -- ¡DU DU MA T ANGA!... -- ¡AVENTURA CARIBEÑA! -- EXPLORACIONES DEL GEA: DESCENSO DE CAÑONES: RÍO COLORADO DE LIBERIA -- CERRO LOS CUARTELES O 'CARAIGRES' -- EXPLORACIÓN EN SAN MIGUEL, ZONA SUR -- INSPECCIÓN AL "RESUMIDERO" DEL RÍO SAN GERARDO --EXPLORACIÓN CAVERNA OLLA QUEMADA -- RESEÑA BIBLIOGRÁFICA -- GUÍA P ARA LOS AUTORES -- CLASIFICADOS Y ANUNCIOS -- PATROCINADORES.
Restriction:
Open Access - Permission by Publisher
Original Version:
No. 7 (June 2010)
General Note:
See Extended description for more information.

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
K26-01338 ( USFLDC DOI )
k26.1338 ( USFLDC Handle )
12260 ( karstportal - original NodeID )

USFLDC Membership

Aggregations:
Karst Information Portal

Postcard Information

Format:
Serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text
Description
Newsletter of the
Anthros Costa Rica Grotto. Contenido: PAGINA DEL EDITOR: LA
EXPLORACION EN SUPERFICIE: UNA NECESIDAD IMPRESCINDIBLE --
NUESTRA SELECCION FOTOGRAFICA.--
NOTICIAS DESDE CENTROAMERICA: EXPEDICION INTERNACIONAL
AL SISTEMA CHIQUIBUL --
IMAGENES DE LA EXPLORACION AL SISTEMA CHIQUIBUL
--REGISTRO CENTROAMERICANO DE CAVERNAS (RCC) --GEA: ACTIVIDADES
REALIZADAS: MI EXPERIENCIA EN EL CURSO DE ESPELEOLOGIA, NIVEL
--
¡DU DU MA T ANGA!... --
¡AVENTURA CARIBENA! --
EXPLORACIONES DEL GEA: DESCENSO DE CANONES: RIO
COLORADO DE LIBERIA --
CERRO LOS CUARTELES O 'CARAIGRES' --
EXPLORACION EN SAN MIGUEL, ZONA SUR --
INSPECCION AL "RESUMIDERO" DEL RIO SAN GERARDO
--EXPLORACION CAVERNA OLLA QUEMADA --
RESENA BIBLIOGRAFICA --
GUIA P ARA LOS AUTORES --
CLASIFICADOS Y ANUNCIOS --
PATROCINADORES.



PAGE 1

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 NEWSLETTER OF THE ANTHROS COSTA RICA GROTTO, NSS nr rrr !"#$%!&!'

PAGE 2

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 2 CONTENIDO PGINA DEL EDITOR ................................. ................................................... .............................................. 4LA EXPLORACI"N EN SUPERFICIE: UNA NECESIDAD IMPRESCINDIBLE ................................................. 4NUESTRA SELECCI"N FOTOGRFICA ..................... ................................................... .......................... 9NOTICIAS DESDE CENTROAMRICA ...................... ................................................... .......................... 10EXPEDICI"N INTERNACIONAL AL SISTEMA CHIQUIBUL .................................................. .............................. 10IMGENES DE LA EXPLORACI"N AL SISTEMA CHIQUIBUL .................................................. .......................... 20REGISTRO CENTROAMERICANO DE CAVERNAS (RCC) ............................................. .................................... 27GEA: ACTIVIDADES REALIZADAS ....................... ................................................... .............................. 28MI EXPERIENCIA EN EL CURSO DE ESPELEOLOGA, NIVEL 1. ................................................ ........................ 28¡DU DU MATANGA!... ....................................... ................................................... .................................... 32¡AVENTURA CARIBEA! ................................................. ................................................... ........................... 36EXPLORACIONES DEL GEA ............................. ................................................... .................................... 38DESCENSO DE CAONES: RO COLORADO DE LIBERIA .................................................. ................................ 38CERRO LOS CUARTELES O 'CARAIGRES' ................................................. ................................................... ... 43EXPLORACI"N EN SAN MIGUEL, ZONA SUR .................................................. ............................................... 47INSPECCI"N AL “RESUMIDERO” DEL RO SAN GERARDO .................................................. ............................ 49EXPLORACI"N CAVERNA OLLA QUEMADA .................................................. ................................................ 55RESEA BIBLIOGRFICA .............................. ................................................... ....................................... 67GUA PARA LOS AUTORES ............................. ................................................... ...................................... 68CLASIFICADOS Y ANUNCIOS ........................... ................................................... .................................... 70PATROCINADORES .................................... ................................................... ............................................. 72

PAGE 3

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 3 Estimado pblico lector del Espeleo Informe Costa R ica (EICR) Es un placer presentar el resultado de un trabajo d e revisin grfica de nuestra Informe N 7. Pedimos disculpas por el retraso en la presentac in de este EICR N 7, y les deseamos una buena lectura y muchos xitos en sus actividade s espeleolgicas. Muy Atte. El Comit Editorial. San Jos. Costa Rica. 30 de Diciembre de 2010 nnrnnnnnn nrrn n rnrnn Nota del Editor: Las opiniones expresadas por los colaboradores en s us artculos y aportes no son necesariamente las de este Informe o del Grupo Espeleolgico Anthros. r rr

PAGE 4

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 4 PGINA DEL EDITOR LA EXPLORACI"N EN SUPERFICIE: Una necesidad imprescindible Carlos Goicoechea C. Espelelogo, GEA El objetivo bsico de la ciencia espeleolgica es la exploracin, estudio y diagnstico de todas las morfologas asociadas al fenmeno que se conoce como karsismo Aunque el trmino karsismo por excelencia, describe a todas esas morfologas en cualquier clase de terreno o material rocoso, es indudable que la gran mayora de las cavidades subterrneas, en nuestro pas y en el mundo, se dan con tajante mayora en las rocas sedimentarias que conocemos como calcreas o calizas Aunque el karst es un fenmeno subterrneo, se cone cta con el medio exterior por medio de mltiples 'agujeros' (entradas o Bocas), tales como cavernas, pozos, dolinas abiertas, surgencias y sumideros (de agua, activos o fsiles) valles ciegos o sin drenaje aparente y otros muchos. Son precisamente este tipo de "seale s" las que el espelelogo adiestrado debe aprender a reconocer, intuir y localizar. Como en casi toda actividad, para esto hay pautas, digamos que clsicas. De paso, hay que dest acar que el agua es el factor principal de formacin y modelado de las cavidades en caliza. Por lo tanto es el mejor aliado del explorador: el agua entra y sale de las cavernas. Las condiciones para la exploracin de la superfici e en nuestro pas no son nada fciles, ya que la gran mayora de las regiones krsticas perma necen an (¡gracias a Dios!) cubiertas por una espesa vegetacin tropical. La zona de Vena do de San Carlos es una excepcin, ya que ha habido mucha deforestacin. Esa condicin se dio tambin en Barra Honda, antes de su declaracin como Parque Nacional, gracias a la i ncansable labor del GE.CMCRi. El altiplano de ese cerro consista, hasta 1974, de "un montn de potreros pequeos, separados entre si por pequeos parches de bosque o charral" a excepcin de la parte Sureste, que por no fue deforestada (ni explorada) por cuanto es muy rocosa y escabrosa. El explorador de superficies krsticas debe saber, a ojos ciegas, qu es lo que busca. Por eso, hay que comenzar con una breve descripcin de los tipos de 'entradas', ingresos-salidas y/o Bocas (ver Glosario). Fotografa Scott Trescott, Cerro Caballito.

PAGE 5

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 5 Antes de irse al terreno en si, es vital que se rea lice 'exploracin de escritorio y biblioteca'. Por lo general, alguien ha estado ya antes en el si tio donde pensamos ir. Lo que ellos narren es importante, pues evita duplicacin de esfuerzos. Hoy en da, la 'Web' es un instrumento agilsimo. B asta 'saber teclear' las palabras adecuadas. Generalmente buscaremos nombres o lugare s especficos. Hay que insistir e insistir, al revs y al derecho. Son decenas los 't rucos' al respecto. Las largas visitas a bibliotecas rinden magnficos resultados : libros, peridicos, revistas, etc. Hay que pasar largos ratos revisando los Registros, por autor, por materia, por asociacin. Existen bibliotecas locales. Ya en el campo, hay que sentarse con tiempo y buen nimo a conversar y entrevistar a los 'lugareos': saloneros, pulperos, propietarios de fincas, baqueanos o monteadores, peones, maestros, funcionarios pblicos, etc. Es indispensable que, antes de ir a una determinada regin, nos aprendamos de memoria el o los mapas que abarcan esa localidad. M apas fsicos y polticos, geolgicos, geo-morfolgicos, de hidrologa, fotogr afa vertical, etc. Ya en el terreno, la vegetacin no debe ser obstcu lo. Hay que aprender 'a ver a travs de ella'. Eso exige tiempo y detenimiento: subirse a u na roca, a un rbol, a una colina y "buscar los espacios donde falta < algo >, donde la topografa de aleja de la norma". Un ejemplo claro son los valles ciegos. Son mini-cuenc as cerradas, donde el agua no tiene ms remedio que... ¡Sumergirse! Todo valle ciego tiene por ley que tener un drenaje, una salida, o sea, un Sumidero. Muchas veces -lateralmente o alrededor del vallee xistirn adems 'agujeros' en la roca, que son (o fueron) salidas secundarias de agua. El karst hay que verlo no como una sola cavidad, sino como un todo, prcticamente 'Sistemas no-visibles' para el ojo laico. Aqu aplica el trmino "Carso-hidrologa", ya sea activa o fsil. Un ejemplo clsico es la zona de La Bruja/Corredores Centenares de agujeros absorben el agua de lluvia y la canalizan hacia una o varias salidas (Surgencias, manantiales ojos de agua, Bocas o cavidades fsiles, etc.). Es una verdadera telaraa, controla da por fallas y fracturas geolgicas, que engaa incluso a los cartgrafos no entrenados. Alg o similar ocurre en el Valle Ciego de Carma pero su conocimiento es un dilema an mayor, dada la espesa vegetacin, que incluye bosque primario, secundario y tacotal y/o c harrales. En hidrologa krstica, hay una 'ley' universal: a todo Sumidero debe corresponder una Surgencia. Esto constituye la parte clave de la exploracin: localizando un ingreso o salida, hay que encontrar la contraparte. Generalmente el campesino o lugareo sabr algo de eso, ya que el agua es vital para ellos, y en los terrenos krsticos el agua "se esconde". Localizados ingreso y salida, hay que explorar activamente la parte intermedia. Como se dijo Fotografa Scott Trescott, Cerro Caballito.

PAGE 6

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 6 antes, buscar terreno ms alto es una magnfica ini ciativa. El ojo entrenado ver que determinado cauce topa de pronto con una ladera, un a elevacin; o sea, no hay paso superficialmente. En esos casos unos binculos son muy tiles. Muchas veces entre Sumidero y Surgencia habr dolinas, ventanas, depre siones y similares. Las 'chimeneas' que ya se han localizado dentro de una caverna son otra pista para encontrar en superficie las posibles Bocas o agujer os. La tcnica de reducir el plano de una cavidad a una simple 'silueta' en negro, y luego igualar la escala de este con la escala del mapa de superficie nos dice con bastante exactitud la relacin entre ambos, y sobre todo, donde buscar 'afuera' las posibles entradas. Si este procedimiento se ejecuta con varias cavernas de un mismo sector, sirve para ver la interrelacin entre ellas. En otras palabras, nos d ice donde habra que 'perseverar' para ver si es posible unir una con otra, ya sea excavando, forzando el paso en una gatera, en un sifn, con una escalada. Para reforzar esta tcnica se puede hacer lo mismo con los perfiles. Glosario Espeleologa Cavidad (o abertura): trmino genrico para designar cualquier agujero que nos lleve al sub-suelo. Cueva (o gruta): trmino vulgar que se usa para designar una abertur a de poco tamao en tierra o en roca, ya sea en el piso o en un paredn Gruta: cavidad pequea, generalmente en calcreo, que cuenta con un mximo de una Sala y talvez un pasaje de acceso. Caverna : abertura que penetra en la roca, generalmente calcrea. En Costa Rica d esigna especficamente a las que son horizontales o mixtas de dimensin mediana a extensa. Pozo: cavidad natural vertical o casi vertical, directame nte en la superficie, o dentro de una caverna, en la que la profundidad excede al ancho. Otros nombres son: sima, stano, abismo. Sima: agujero o abertura de medianas a grandes dimension es, cuyo desarrollo total es dominado por la verticalidad, pero combinado a la v ez con cierto desarrollo horizontal. Se da casi siempre en roca calcrea y se desarrolla ap rovechando las fallas y/o fracturas, o la interseccin de estas con los planos de estratifica cin. Tnel (natural): cavidad casi horizontal, casi siempre a bierta a ambos extremos, y por lo general bastante recta, de corte transversal unifor me, con ancho y alto muy constante. El campesino llama tnel a las cavidades. Otro nombre de campo es "Encanto". Ventana: 1.Agujero en una pared vertical de roca caliza. 2 .Agujero de dimensiones variadas, dentro de una caverna o sima, que da al e xterior o a otra parte de la cavidad. Sistema de cavidades: una red subterrnea de cavidades intercomunicadas entre si, sin importar la distancia, ya sea esta horizontal o ver tical, teniendo generalmente cuando menos dos Bocas o entradas independientes. Dolina: virtualmente embudo Depresin krstica cerrada, tipo circular o elips e, con drenaje subterrneo. Puede tener forma de plato, em budo, caldera o similar. Su dimetro por lo general excede su profundidad.

PAGE 7

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 7 Espeleo-morfologa : Mogote: loma caliza de laderas casi verticales, por lo gene ral rodeada de planicies aluviales. Torre krstica: en los terrenos calcreo-krsticos, loma muy escarp ada, casi vertical. Polje : depresin extensa en terreno krstico, tipo valle, pero cerrada por todo lado, con flancos escarpados y fondo mas o menos plano, basta nte similar a un Uvala Uvala : una depresin krstica grande, tipo valle o en form a de cubeta, alargado, con laderas empinadas, lo mismo que su borde superior. El fondo es irregular y no hay circulacin de aguas de superficie. Casi siempre el drenaje final es subterrneo. No hay arroyamiento superficial. Proviene del idioma esloveno. Valle ciego: valle generalmente en “V”, ciego o sin salida en su extremo inferior, que recoge todas las aguas de una cuenca, y que no tien e drenaje o salida en superficie, por lo que estas son evacuadas subterrneamente, por una s ima o una caverna. Otro trmino similar es depresin cerrada Lapiz, Karren: trminos de geo-espeleologa. En Costa Rica se acostumbra mas usar la palabra lapiz. Karren proviene del alemn y define rasgos menores de disolucin crsica, ya sea en superficie o bajo tierra, como canales, surcos, depresiones, agujeros y otros, que dan forma a la superficie de la piedra caliza. Toba calcrea: material de concrecin o redepositacin de la caliza, que el agua arrastra y deposita, mayormente en la superficie, a veces en las cavidades. Ver Tufa Tufa calcrea: (o toba calcrea). Material de depositacin secundaria sub-producto de la disolucin qumica. Carbonato que una vez afectado por la disolucin es arrastrado fuera del mundo subterrneo. Hidrologa: Fretico, ca. adj. Agua que se acumula en el subsuelo, sobre una capa impermeable; las aguas freticas pueden extraerse mediante pozos. 1. Se aplica al agua que est bajo tierra acumulada so bre una capa de tierra impermeable: las aguas freticas se pueden aprovechar construyen do pozos. 2. Se aplica al estrato que est bajo tierra y no perm ite filtrar el agua. 3. Se aplica al nivel mximo que puede alcanzar el agu a que se filtra por una abertura desde una capa impermeable a una permeable. Fretico: trmino usado en hidrologa hipogea Se refiere a las aguas dentro de un macizo, en este caso calcreo, y significa que no circulan libremente, pues llegaron a un nivel o capa impermeable, la llamada mesa de aguas establecindose un equilibrio. Un ejemplo sera Barra Honda, donde el cerro es en realidad un a gran esponja por debajo de la lnea fretica. De un diccionario de la Asociacin Australiana de E speleologa agregamos estos datos: Zona fretica: zona donde los vacos en la roca est n totalmente llenos de agua. Agua Fotografa Scott Trescott, Cerro Caballito.

PAGE 8

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 8 fretica: agua que se halla por debajo del nivel en el cual todos los vacos de la roca estn totalmente llenos de agua. Vadoso: trmino de hidrologa subterrnea. Vadoso se refiere a que hay circulacin, que las aguas fluyen, corren o caen, ya sea horizontalmente o inclinadas, pues an no alcanzan el nivel de la mesa de aguas o water table Manantial (crsico): surgencia ojo de agua, naciente. Mesa de Aguas o water-table ': sitio donde las aguas subterrneas alcanzan su nive l mximo de descenso, generalmente porque se lleg a una capa impermeable. Sumidero: ( 'sump' ) sitio donde son capturadas o se infiltran bajo tier ra las aguas de una quebrada o ro de superficie. Ese sitio puede ser u n agujero abierto o un arenero o pedrero, etc. Surgencia (o re-surgencia) : (' resurgence '). Sitio por donde brotan a la superficie aguas qu e circulaban o haban sido capturadas bajo tierra. Ge neralmente se tratar de una abertura mas o menos grande, por donde se puede incluso pene trar. Otro tipo de surgencia son los ojos de agua y los manantiales o nacientes. 1 GE.CMCR: Grupo Espeleolgico del Club de Montaer os de C. R., activo de 1967 a 1974/75.

PAGE 9

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 9 NUESTRA SELECCI"N FOTOGRFICA r! "r nn n #$%r nnnnrrrnnn %&' rnrnn () n !"!#n$ *!+%r nn#n##nn%nnn& n

PAGE 10

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 10 NOTICIAS DESDE CENTROAMRICA Expedicin Internacional al Sistema Chiquibul Gustavo Quesada, Espelelogo GEA El Sistema de cavernas de Chiquibul es el sistema m s grande y ms largo conocido en toda Centroamrica. El sistema se encuentra ubicado en u na de las zonas ms remotas de la selva al oeste Belice y se extiende hasta la front era con Guatemala, donde se encuentra la surgencia del ro Chiquibul, el cual recorre toda l a caverna. El sistema est compuesto por cuatro cavernas unidas hidrolgicamente, iniciando al este en Belice: Kabal, Tunkul, Cebada y finalizando en Guatemala: Xibalb Ms de 55 km de caverna han sido topografiados por espelelogos y se estima que el r ecorrido total de la caverna es de ms de 97 kilmetros. Este sistema de cavernas ha sido siempre una meta p ara todo espelelogo centroamericano, sin embargo su exploracin requiere una importante labor de coordinacin, as como conformar un equipo de espelelogos exploradores co n mucha experiencia, que puedan lograr recorrer este sistema con seguridad y conoci miento, as como enfrentar cualquier reto que se pudiera presentar, debido a su lejana de toda civilizacin. A finales del 2009, nuestro amigo y colega Richard Finch se comunic con mi persona para expresarme su intencin de visitar el Sistema Chiqu ibul a mediados de marzo de 2010. Sin pensarlo dos veces le mencion que sera una gran o portunidad que no debera dejar pasar. Fue as como 'Ric' arm un equipo de espelelogos i ntegrado por: Richard Finch (NSS), Mary Gratsch (NSS), Pete Miller (NSS1), Thomas Hawkins (BTC2), Ral Guevara (GEA3), Alberto Mora (GEA), Eric Mora (GEA) y Gustavo Quesa da (GEA). Los objetivos de la expedicin, adems de esperar u na gran aventura en este enorme sistema de cavernas, consistieron en: 1. Explorar e n detalle la entrada por Guatemala ( Xibalb ) al Sistema Chiquibul, 2. Recorrer en un solo viaj e de ida y regreso el trayecto desde la entrada Xibalb hasta Actun Zactun pasando por los famosos lagos de esta seccin, 3. Documentar el recorrido con fotografas de las principales formaciones y pasajes y 4. Consignar cualquier hallazgo de inter s cientfico que se pudiera lograr observar. En la Figura 1 se puede observar un mapa de 1988 el aborado por T. Miller mostrando el trayecto de la exploracin. La Seccin Xibalb-Zactun tiene una extensin de 6.8kms aproximadamente. El 19 de marzo salimos de nuestra base de operaciones en la Finca 1 NSS: National Speleological Society, E.E.U.U. 2 BTC: British Tea Cavers, Inglaterra 3 GEA: Grupo Espeleolgico Anthros, Costa Rica

PAGE 11

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 11 Ixobel y nos dirigimos hacia el norte rumbo al pueblo de Dolores, donde retomamos nuestra ruta hacia el Este por un camino de tierra, hasta l legar al poblado de Las Brisas. Figura 1. Plano “parcial” del Sistema Chiquibul. T. Miller, 1988 Una vez que llegamos a Las Brisas, nos esperaba nuestro gua conocido como “Liche” con cuatro caballos, listos para cargar la mayora de nuestro equipo de exploracin y campamento; el equipo personal debi cargarlo cada uno de nosotros a sus espaldas. El clima nos favoreci bastante al encontrarse nublado y sin lluvia, lo que permiti que avanzramos bastante rpido, especialmente el tramo que pasa por fincas de maz y grandes reas ya muy deforestadas. En tres horas y media de caminata lle gamos al ro que debamos de cruzar, hasta el cual llegaban las bestias. A partir de ah realizamos una cadena para cruzar todo el equipo al otro lado e iniciar el ascenso por una la dera que nos llevara hasta la entrada de Xibalb Tom mi maletn de montaa y otro de equipo e ini ci el ascenso.

PAGE 12

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 12 Al llegar a la cumbre, casi escalando por la jungla se llega a un bosquecito y a escasos 15 metros de la cspide se puede observar la impresio nante entrada de la caverna, de ms de 80 metros de alto por 200 metros de ancho. La sensa cin de estar ante esta imponente entrada hace que tu espritu aventurero se quiera s alir del pecho, y nos embarg una sensacin de admiracin por la naturaleza, al mismo tiempo que un enorme respeto por una caverna tan imponente a la vista, un sitio que sign ific el ingreso a un 'inframundo' para la cultura Maya. El descenso por la boca de la caverna hasta el sitio de campamento es de varios cientos de metros y con una pendiente mayor a los 45 grados. Justo al iniciar el descenso se puede observar a lo lejos un muro casi perfecto construido en roca por los mayas. Entrada al Sistema Chiquibul, en esta fotografa se observa solo el 50% de la boca. Los rboles al fon do tienen una altura de ms de 20 metros; en el crcul o rojo a la izquierda se ve a un espelelogo inicia ndo el descenso a la zona de campamento. Fotografa M. Gra tsch. Descenso al sitio de campamento; ntese el espelel ogo en el crculo rojo y el muro Maya en la parte inferior. Fotografa A. Mora

PAGE 13

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 13 Ese primer da haba sido bastante largo, sin embar go al llegar a la boca de la caverna y experimentar esa sensacin de inmensidad, aunada al propsito de explorar lo desconocido, simplemente dej atrs todo sentido de cansancio. N os propusimos a montar nuestro campamento, para tener algunas horas libres y poder explorar el ramal norte de la boca Xibalb Ubicacin de los campamentos en la boca Xibalb. Fo tografa: M. Gratsch. Despus de dejar listo el campamento, seguimos a nu estros experimentados compaeros al ramal norte de Xibalb con Pete liderando la ruta. Fuimos bordeando la b oca y nos sorprendi ver que lo que habamos contemplado inic ialmente era solo la mitad del tamao total de la boca, pues el ramal norte es por donde emerge el Ro Chiquibul y nos encontramos otro muro Maya, de unos 10 metros de al tura, simplemente impresionante, que daba la sensacin de que el paso se encontraba cerrado.

PAGE 14

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 14 En la fotografa de la izquierda, bordeando la entr ada de Xibalb desde el sur (sitio del campamento) hasta el Muro Maya y la seccin Norte. A la derecha Mary Gratsch (de azul) y Pete Miller (de rojo), escaland o hacia el Muro Maya para acceder al ramal Norte. Fue en el Ramal Norte donde realizamos nuestro primer ingreso a Chiquibul, dejando atrs la luz del da, que debido al gran tamao de la entrada ingresaba bastante dentro de la cavidad. Esta primer introduccin a Chiquibul por nuestros amigos estadounidenses, quienes ya haban ingresado en dos ocasiones anteriores, tuvo frutos el primer da, pues segn recorrimos en detalle este ramal y por una parte bien oculta, detrs de unas formaciones encontramos un sitio ceremonial muy bien conservado, el cual an tena residuos de carbn, color en las formaciones y partes de vasija. Segn indic Pete, quien lleg primero al sitio, no haba ninguna pisada en su alr ededor y nunca haba sido reportado en ningn artculo. Procedimos a documentar con fotogr afas el descubrimiento, las cuales estn disponibles para cualquier arquelogo interes ado. Posteriormente regresamos al campamento, cenamos un a buena sopa y alistamos todo nuestro equipo para la larga jornada que nos espera ba al da siguiente. Eric Mora al pie de un descubrimiento arqueolgico no registrado en el ramal Norte de Chiquibul. Fotografa Gustavo Quesada

PAGE 15

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 15 Xibalb – Actun Zactun el cruce de los lagos. El 20 de marzo muy temprano por la maana iniciamos nuestro recorrido hacia Actn Zactun ingresamos al pasaje principal de Chiquibul, pasa ndo por una abertura entre varias formaciones justo detrs del pequeo muro Maya, don de estaban acampando nuestros amigos estadounidenses. Nuevamente quedamos asombra dos al ingresar al pasaje principal, pues nos encontrbamos en una seccin superior, a u nos 30 metros de altura sobre el nivel del ro. An para esa fecha, se poda escuchar muy bien el ro, sin embargo la inmensidad del pasaje que poda tener unos 80 a 100 metros de ancho nos cautiv, pues nunca habamos estado en una caverna de tales dimensiones. Las sorpresas continuaron, pues nuestro recorrido se inici al lado de la pared Sur de la caverna, -(para no perdernos, debido a su enormidad)-, de pronto nos encontramos caminando por un sendero, si, un sendero construido por los Mayas, con gradas, muros que formaban plataformas, posiblemente para realizar ceremonias y fragmentos de vasijas por todas partes, algunas muy completas, as como evidencia de fuegos en las distintas plataformas, que en su mayora tenan vista hacia el Norte. Por el sendero Maya caminamos unas 2.5 horas aproximadamente, sorteando escaladas y pasos estrechos con desfiladeros hacia el ro de hasta 40 metros de cada, escalamos estalagmitas colapsadas, de tal tamao que si bien estaban en forma horizontal, por su grosor, nos obligaba a escalar hasta 5 metros de alto para pode rlas pasar. Dejamos el sendero y bajamos a buscar el ro, para iniciar un recorrido cerca de l agua hasta una interseccin fluvial, donde tomamos hacia la derecha y continuamos nuestro reco rrido. Algunas escaladas eran bastante complicadas y otras muy altas y filosas; e n una de ellas nuestro compaero Eric se cort su brazo y tuvimos que vendarlo, pues si bien la herida era pequea, era profunda y sangraba bastante. Despus de unas 4 horas de camin ar, escalar y esquivar grandes derrumbes y rocas, llegamos una sala impresionante, de puras formaciones colapsadas de color caf; ¡parecan grandes troncos de rboles, p or todas partes! Fue aqu donde debamos empezar a buscar un pasaje alto que nos llevara ha cia los lagos, as que nos dividimos e iniciamos la pesquisa. Estuvimos buscando el paso hacia los lagos por un b uen rato y nada que se dejaba ver; sin embargo de pronto escuchamos a Tom a los lejos grit arnos “¡Lo encontr!…” y todos nos dirigimos hacia donde provena su voz. Resulta que era una pendiente de puro barro, que luego se converta en un pasaje de barro hasta lleg ar al primer lago. Todos muy alegres por el hallazgo, nos preparamos para ingresar al agua, inflando los neumticos, excepto Ral y Sendero abierto por los mayas en la pared sur de Chiquibul. Fotografa Gustavo Q.

PAGE 16

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 16 yo, que desde el campamento ya los habamos inflado ; ¡tremendo error!, pues pasamos cerca de 4.5 horas tratando de no estallarlos por t odas partes de la caverna. Iniciamos el nado por el primer lago, en esta ocasin todo era nuevo para los siete, pues ninguno haba estado en esta parte de la caverna, as que la aventura se intensificaba ms, pues ya no tenamos gua, sino que debamos ir explorando y buscando nuestro camino hacia Actun Zactum El primer lago no fue tan largo, el agua estaba un poco fra, afortunadamente llevaba una camiseta de lycra que me haba prestado un buen amigo surfeador, y con eso poda mantener mi calor corporal; sin embargo, para una prxima con todo gusto llevara un traje de neopreno de 2 mm. En el segundo lago encontramos un reto bastante curioso, y fue que debamos escalar un mur o de unos 2,20 metros de altura; sin embargo nosotros estbamos flotando, sin ningn lug ar donde apoyarnos y an as debamos ver cmo hacer para que alguno se lograra sujetar de la pared y escalar. Con mucha astucia y ayuda de los que tenan mejor f lotacin, Tom logr sujetarse de la pared, la cual estaba completamente cubierta de bar ro y luego llegar hasta la parte ms alta; le arrojamos una cuerda y le at unos nudos para po der sujetarse. Haba poco espacio, escasamente para 3 de nosotros, as que pasamos los maletines, otros pasaron al otro lado y logramos todos vender esta paso difcil con un impo rtante trabajo en equipo. Continuamos nadando por otro gran lago; la sensaci n era increble, ante la altura del techo, donde nuestras luces se volvan como pequeas cande las en medio de un estadio y nosotros continubamos nadando por uno y otros lagos, de los que desconocamos su profundidad, as como la direccin correcta que debamos llevar. Sin embargo aqu nuestro amigo Pete logr convertirse en un navegante experto, un capitn dira yo. Entre un lago y otro encontrbamos todo tipo de formaciones, en algunos casos unos gours impresionantes, donde prcticamente uno poda darse una ducha como si fuera una gran tina de bao, y en otras ocasiones encontrbamos recorridos donde el suelo de roca era extremadamente filoso, lleno de puntas y agujeros, como los que se encuentra uno en un arrecife en el mar. Un paso que nos indic a todos que bamos en buena direccin, pues anteriormente lo habamos ledo en el relato de otra expedicin, fue una seccin de un lago donde el techo Tom escalando el muro en un cruce entre lagos. Fotografa Mary Gratsch Gustavo Quesada nadando sobre su neumtico en uno de los lagos hacia Actun Zactun. Fotografa Eric Mora.

PAGE 17

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 17 baja hasta escasos 30 cm, apenas suficientes para p asar nadando con la cabeza fuera del agua, pero en ese estrecho sopla un viento muy fuer te, debido al cambio de presin entre las enormes salas inundadas; el viento incluso forma al gn tipo de corriente y por eso hay que nadar ms fuerte. Fuimos contando uno tras otro los lagos, y al final izar el lago nmero 7, continuamos por un pasaje similar al cauce de un ro, cuando de pro nto vimos la luz natural al fondo: as era, lo habamos logrado, llegamos a la entrada de Actun Zactum Fue un momento colmado de una gran satisfaccin y la hora de parar a comer al go, pues ya llevbamos 12 horas de recorrido por la caverna. Nuestros amigos estadouni denses estaban preocupados por el tiempo que nos haba demorado en llegar hasta esta entrada y pensando en el tiempo de regreso, sin embargo yo saba que haban pasado muc has cosas por las cuales habamos durado tanto, como pequeos accidentes, mucho tiemp o invertido en encontrar la ruta correcta y una curva de aprendizaje para agilizar n uestro paso por la caverna, as que no me preocupaba por el regreso, pues adems bamos prepa rados para muchas horas ms de caverna. Iniciamos nuestro regreso, esquivando las dificulta des de los pasajes y lagos con mayor facilidad, sin embargo dentro del equipo algunos i ban ya cansados y empezaron los resbalones y cadas; ¡afortunadamente, ningn accid ente! El cruce de regreso por los lagos fue bastante rpido, pues especialmente el equipo t ico aprendi como acelerar su marcha y no perder tiempo con el cambio de patas de rana a z apatos, las medias, etc., sino que decidimos usar nuestros zapatos de montaa sin medi as y bien mojados junto con las patas de rana. Esto nos ayud mucho, pues al inicio no qu eramos mojarlos y andbamos botas de agua para usar con las patas de rana, pero el cambi o haca que perdiramos mucho tiempo, adems de andar cuidando que los zapatos de montaa no se mojaran. Era curioso ver como en cada lago una persona difer ente lideraba el recorrido, pues esa persona era la primera que haba cruzado en el cami no de venida y ahora de regreso recordaba bien los distintos puntos de ubicacin pa ra poder regresar; eso fue una gran ayuda, pues estando ya todos muy cansados, desorien tarse poda ser fcil. Llegamos todos muy satisfechos al final del ltimo lago por el tiempo que habamos hecho, pues lo habamos reducido a la mitad. Todos desinfl amos nuestros neumticos, que afortunadamente ninguno se haba estallado, a pesar de tantas rocas filosas, excepto por Tom, que realiz el recorrido con un traje de neopr eno y un chaleco salvavidas, lo cual a criterio de todos fue una buen opcin. Al salir del ltimo lago recargamos agua con un fil tro que llevaba Pete y todos estuvimos listos para emprender el regreso hacia el campament o, lleno de escaladas y largos trayectos. En este trayecto nos separamos bastante entre equip os, pues el cansancio asechaba a unos ms que otros. Todos venamos esperando encontrar e n cualquier momento el sendero Maya en el lado sur de la pared del pasaje principa l, sin embargo, habamos olvidado lo largo que era el trayecto por el ro.

PAGE 18

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 18 Tom lideraban el recorrido de la salida, pues si bi en Pete tena ms conocimiento y orientacin, se mantuvo atrs con Ric para ayudarlo s, pues no se senta bien y ocupaba ayuda. Nos detenamos cada cierto tiempo para reagr uparnos, hasta que llegamos a una parte baja del ro, el cual estaba lleno de lodo. T uvimos que atravesarlo para irnos a la pared Norte, sin embargo Ric y Erick empezaron a es calar una pared al sur del ro, pensando que en la parte alta encontraran el sende ro Maya, lo cual fue un error inducido por el cansancio. El resto llegamos a la parte alta de lado Norte, do nde Pete y Mary mencionaron haber estado haciendo fotografa a unas formaciones, ento nces vimos que Eric y Ric se distanciaron. Podamos ver sus luces a lo lejos, pu es estbamos a unos 100 metros de ellos; Eric trataba de encontrar a Ric. Ese fue un momento de mucha confusin para ellos, pues no se lograban ver, se gritaban en un momento de eu foria y nunca iban a encontrar el sendero Maya, pues ah no estaba; nosotros les dec amos que bajaran pero no queran hacer caso. Desafortunadamente perdimos casi una hora has ta que ambos sintieron un fuerte cansancio y decidieron escuchar las palabras de Tom de que bajaran al ro, lo cruzaran y escalaran hasta donde nosotros nos encontrbamos. A mbos lograron hacerlo, sin embargo agotaron toda su reserva de agua y estaban exhausto s. Una vez orientados todos por Pete y Mary, continuam os nuestra marcha hacia el campamento. Despus de 18 horas de recorrido logram os llegar al campamento, todos bien cansados y listos para un descanso bien merecido, p ero al mismo tiempo, muy satisfechos con lo que habamos logrado y tambin de que no hab a ocurrido ningn accidente. Habamos llegado como a las tres de la maana, ese da dormimos como hasta las diez, y luego nos levant el hambre, pues no habamos cenad o ni tampoco desayunado. As que hicimos lo que se torn en un manjar para todos en nuestro campamento: cafecito, sopas y un pan buensimo que habamos trado desde la Finca Ixobel

PAGE 19

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 19 El Campamento 1, lugar donde acamparon Mary, Pete y Ric. En el Campamento 2 acamparon los ticos, y muy cerca nuestro amigo Tom en su hamaca. Fotograf as por Mary Gratsch y Gustavo Quesada. Ral fue de los ltimos en despertar y tremendo sus to se llev, pues fue encontrando a su lado un insecto que pudimos identificar como un Triatoma infestans o chinche que transmite la enfermedad del Chagas; sin embargo no se pudo capturar para llevarlo a que lo identificaran, pero eso es otra historia. Pasamos e l da conversando y descansando, hasta que a las cinco de la tarde invit a mis compaeros a realizar una sesin de fotografa, pues haba unas formaciones impresionantes y partes del pasaje Maya que me interesaba mucho documentar; en esta ocasin Alberto y Ral me acomp aaron.

PAGE 20

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 20 Al da siguiente, nos levantamos con las bateras r ecargadas y listos para iniciar nuestro regreso, cargando todos los maletines hasta el ro, donde nos esperaban de nuevo los caballos, para el regreso a Las Brisas Ral y Eric cruzando el ro de regreso hacia donde nos esperaran los caballos de Xibalb. Foto Gustavo Quesada Cargando los caballos para el regreso a Las Brisas. Foto Gustavo Quesada Cuando regresamos a Las Brisas, nos dirigimos a la escuela para hacer una donacin de materiales didcticos a los nios. El profesor a cargo de la clase estuvo muy agradecido con el gesto de apoyo, y todos los nios nos despidieron con mucha alegra. Al caer la tarde habamos regresado a la Finca Ixobel para disfrutar de las delicias de comida que hacen sus expertas cocineras. Imgenes de la exploracin al Sistema Chiquibul Al finalizar nuestra expedicin, no podamos dejar pasar la necesidad de fotografar la majestuosidad de esta caverna y sus formaciones. Fu e entonces que nos dividimos en dos equipos con dos fotgrafos, uno liderado por Mary G ratsh y otro por Gustavo Quesada. Utilizando los bulbos con flash electrnicos que po rtaba Mary, pudimos iluminar grandes espacios imposibles de fotografiar con un flash nor mal. Ric Finch haciendo la entrega oficial de tiles a la Escuela de las Brisas. Foto Mary Gratsch.

PAGE 21

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 21 Entrada Xibalb, Sistema Chiquibul. Fotografa Gust avo Quesada Formaciones entrada Actun Zactun. Fotografa Mary G ratsh.

PAGE 22

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 22 Sector Norte de Xibalb. Fotografa Mary Gratsh.

PAGE 23

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 23 Sendero maya por el pasaje principal a 30mts de alt ura del ro hipogeo. Fotografa Gustavo Quesada.

PAGE 24

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 24 Secciones de escalada con pendientes de mayores de 60 grados y cadas de hasta 30 metros al ro hipoge o. Fotografa Gustavo Quesada.

PAGE 25

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 25 Formaciones colapsadas durante el recorrido por el pasaje principal. Fotografa Gustavo Quesada.

PAGE 26

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 26 Formaciones de gours en el sendero maya, pasaje pri ncipal. Fotografa Gustavo Quesada. Altar maya en el pasaje de la pared maya. Fotograf a Mary Gratsh.

PAGE 27

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 27 Registro Centroamericano de Cavernas (RCC) Carlos Goicoechea, Encargado RCC Actualmente el Registro Centroamericano de Cavernas (Junio 2010) tiene un total de 573* cavernas registradas en ICEKE para Centroamrica, las cuales se detallan en la siguiente tabla por pas: Pas Nmero de Cavernas Caverna ms larga Caverna ms profunda Belice 74 Sistema Chiquibul (97 km) Caverna Actn Box Ch'iich (-183m) Costa Rica 274 Sistema La Bruja-Rectngulo-Tururn (6 Km.) Caverna La Serpiente Dormida(-169m) El Salvador 19 Caverna Encanto (121 m) Caverna Encanto (-15 m) Guatemala 27 Cueva K'aba (3 Km.) Cueva Sacmoc (-70 m.) Honduras 125 Cueva Quebrada de Susmay (6.7 km) Sumidero de Maigual (-430 m) Nicaragua 7 Cueva de Murcilago (150 m) Cueva del Murcilago (17 m) Panam 47 Ol' Bank Underworld (1.146 m) Hueco de los Duendes (-22 m) A todos los espelelogos y exploradores de Centro A mrica: si usted cuenta con informacin sobre cavernas en Centroamrica, se le agradecer enviar esa informacin al ICEKE: proiceke@gmail.com Esa informacin ser ingresada a la base de datos d e ICEKE bajo carcter “confidencial” y manteniendo la fuente de origen de los datos. En ca so de solicitud de esta informacin por un tercero para efectos cientficos, el ICEKE valorar dicha solicitud y contactar previamente al autor para obtener su aprobacin, an tes de compartir dicha informacin con un tercero. Para que conozca ms del proyecto ICEKE visite http://proiceke.blogspot.com PROICEKE es un proyecto abierto, lo esperamos. (*): La diferencia est constituida por 27 cavidade s en Costa Rica catalogadas como "Karst Faltante de Explorar". Actuales Rcords Centroamericanos 'registrados' en SpeleoBase del ICEKE: Distancia: 97 Km, Sistema Chiquibul. Belice. Profundidad: -430 m, Sumidero de Maigual. Honduras

PAGE 28

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 28 GEA: ACTIVIDADES REALIZADAS Mi experiencia en el Curso de Espeleologa, Nivel 1 Vctor Hugo Carvajal, GEA. Desde pequeo las cavernas me han parecido cautivan tes, siempre so con entrar en ese submundo oscuro y misterioso. Con el paso del tiempo, nunca tuve la oportunidad real de poder visitar un sitio de estos, pero la idea siempre estaba ah presente. Un da, buscando informacin sobre cavernas en Costa Rica, fui a dar con el sitio Web del Grupo Espeleolgico Anthros (GEA). Dentro de la mucha informacin que encontr, me llam la atencin el hecho de que se ofrecan cursos para aprender a explorar ese fascinante mundo subterrneo. Fue as que me decid, y tras casi dos aos de espera -por problemas de horarios y otros-, finalmente pude matricular el Curso Bsic o de Espeleolgica con el GEA. Me sorprend al llegar el primer da del curso y ve r tanta gente interesada en el tema. En total el grupo estaba conformado por casi 30 person as, en su mayora profesionales en distintos campos, con mnima o ninguna experiencia en la exploracin de simas o cavernas, pero todos unidos por el mismo entusiasmo de conoce r este ambiente tan ajeno al diario vivir. El curso sera una sntesis sobre algunos de los muchos campos que abarca la ciencia espeleolgica. Se analizaran desde los aspectos ge olgicos que permiten la formacin de simas, el uso del equipo necesario para la explorac in, cartografa, fotografa, bioespeleologa, topografa, tcnicas de descenso y lo ms importante, realizaramos una salida de campo al verdadero mundo subterrneo. Las charlas fueron impartidas por expertos en cada materia. Cada presentacin fue despertando la curiosidad de los asistentes por su rea de inters o mayor aficin, en mi caso fueron la cartografa y la bioespeleologa las que ms me atrajeron. Aprendimos una serie de nudos y normas de seguridad necesarias, ta nto para el descenso vertical, como para una exploracin responsable. En total fueron 6 das de instruccin terica, adems de un par de salidas de campo; la primera fue la prctica de vertical y la ltima, la visita a la caverna Corredores, en la Zona Sur del pas. Ocho con “orejas”. Fotografa Vctor Carvajal.

PAGE 29

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 29 La prctica de vertical. El primer fin de semana, el punto de prctica sera en un antiguo puente de ferrocarril, ahora en desuso. Dividimos el grupo en dos, unos iran el sbado y otros el domingo, para tener mayor orden y aprovechar al mximo las prcticas. En mi caso fui el da domingo. El ambiente era de incertidumbre en general. Aunque todos habamos practicado los distintos nudos y sabamos lo seguro que es el equipo de vertical, llegada la hora habra que ver que tal sera el asunto, pues como bien dicen “no es lo mismo llamar al demonio, que verlo llegar.” Nos pusimos los equipos, aseguramos un mosquetn a la lnea de vida ubicada en el puente y dimos los primeros pasos, por entre los viejos ta blones y rieles. Haba cuatro puntos para hacer la prctica, cada uno con sus diferencias. En mi caso, tendra que esperar un buen rato para poder hacer el descenso, as que me dedique a ver al resto de compaeros. El susto empez a apoderarse de los primeros elegidos. Todos muy bien hasta que tuvieron que caminar hacia el filo del puente… ¡Ah si fue cierto! Algunos se pusieron fros -aun con el enorme calor que haca por tanto sol-, otros al contrario, sudaban como en maratn, todos estaban temerosos de confiarle la vida a una simple cuerda de 9 o 10 Mm., que con cada paso hacia atrs se empieza a ver ms y ms delgadita. Lo cierto es que todos, sin excepcin, t uvieron su propio miedo o por lo menos algn grado de ansiedad, al tener que pasar de una posicin vertical a estar colgando. Llegado mi turno –que por cierto fui el ltimo-, me coloqu el equipo y con ms ganas que miedos, arm el descendedor y comenc el descenso al lado de Gringo Loco' (Scott Trescott) como mi gua. Al momento de ascender ya no se tiene miedo, por el contrario, lo que sucede aqu es que, como no se est acostumbrado a subir por una cuerda, se tarda un poco en ambientarse. Se debe de coordinar los movimientos para poder aplicar correctamente la tcnica de ascenso tipo frog' que es la utilizada por el GEA-, y no parecer Equipo armado para descender. Fotografa Vctor Carvajal. Comenzando el descenso. Fotografa Vctor Carvajal. Compaeros de prctica. Fotografa Vctor Carvajal.

PAGE 30

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 30 ms bien un sapo saltando sin ningn control. Me to m algunos intentos, pero cuando pude coordinarme, sub sin mayores problemas. Terminado el ascenso y tras un almuerzo con una lin da vista, se nos vino el aguacero. Recogimos todo el equipo y desalojamos el puente. S olo algunos compaeros que ya haban comenzado, pudieron realizar el segundo ejer cicio, el resto nos fuimos al menos habiendo superado el primer asalto. Visita a la Caverna Corredores. La salida de campo sera a la Caverna Corredores, e n Ciudad Neily. Por lo largo del viaje casi cinco horas-, decidimos organizarnos dentro de l grupo, para compartir carros y gastos de gasolina. Saldramos el viernes por la noche, y cada uno viajara por la ruta de su preferencia: La nueva costanera, o el largo camino por el Cerro de La Muerte. Lo importante a fin de cuentas era dormir en Ciudad Neily, para salir el sbado temprano. En mi caso hice grupo con tres compaeros. Nos pusimos de acuerdo para salir de San Jos a las 7 p.m., pero debido a las enormes presas, paradas a comer y otros contratiempos, salimos en realidad con una hora y media de retraso. Despus de un largo camino acompaado de lluvias intermitentes, llegamos a Ciudad Neily a eso de la 1:30 a.m.. Armamos las tiendas en silencio para no levantar a nadie, y justo cuando estbamos casi dormidos… Comenz un tremendo escndalo de un bar-casa clandestino justo al lado. ¡Solo eso faltaba!... Lo poco que q uedaba de noche, y la bamos a pasar escuchando reggaeton, pitos de carros, bulla,… Amaneci, todos estbamos con un poco de desvelo a cuestas, pero con todas las ganas de empezar el tra yecto. Desayunamos rpido, alistamos las mochilas, nos pus imos nuestras mejores galas y emprendimos un corto viaje en los carros. El punto de acceso sera por un puente colg ante. Tras cruzarlo, nos esperaba una caminata de una hor a y media por entre la hmeda selva del sur. Solo nos detuvimos un par de veces a descansar y tomar un po co de agua. Casi sin darnos cuenta del tiempo, de repente habamos llegado a la Boca o entrada de la caverna. Preparamos el equipo -que bsicamente era un casco y una luz-, tuvimos una ltima y rpida charla, nos divid imos en tres grupos y comenzamos el viaje entre la penumbra Con solo haber andado algunos metros todo cambi. Entra mos en una oscuridad total, un silencio profundo, corta do solo por las voces y sonidos de los pasos, rodeados por Camino a la caverna. Fotografa Vctor Carvajal. Ro subterrneo. Fotografa Vctor Carvajal.

PAGE 31

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 31 formaciones de roca milenarias y muros gigantes que marcaban el sendero en lo profundoÂ… Caminamos hasta llegar al ro subterrneo que discurre por esta caverna. bamos admirando las formaciones, los insectos, mur cilagos y cadas de agua. El trayecto fue de poco ms de 1 Km. en medio del ro, hasta ll egar a un punto sin salida. Aqu 'comienza' el ro en esta caverna, pero en realidad todo el caudal proviene desde otras cavernas aun ms arriba. Desde ah el agua baja por una especie de tubo y llega hasta aqu, donde se vuelve a abrir paso en su largo camino al mar. Los que aun tenamos energa, decidimos realizar un recorrido extra antes de volver a la superficie. Bsicamente, consiste en una serie de pasos estrechos y mojados, donde hay que emplear al mximo el contorsionismo. Aqu se pone aprueba la tolerancia para permanecer en lugares muy cerrados y con ninguna luz. Hay pasos tan pequeos que se debe asumir una posicin tipo gusano y arrastrarse como tal, para poder salir del otro lado. Pusimos a prueba nuestras habilidades, trepando por entre piedras y bajando por pendientes llenas de barro tan resbaloso como jabn. No hay parte del cuerpo o de la indumentaria que quede lim pio o seco, despus de semejante trayecto. El recorrido es de suma belleza, se puede n apreciar los caprichos de la naturaleza en las formaciones rocosas ms extraas, o en las c ataratas y pozos escondidos a tantos metros bajo la superficie. Fue una experiencia comp letamente nueva para la gran mayora de nosotros. Habiendo terminado este peculiar recorrido, seguimos camino afuera de las tinieblas, hasta llegar otra vez a la entrada principal de la caverna. Almorzamos y emprendimos el regreso bajo la lluvia. Atrs qued la caverna, pero con nosotros nos trajimos un recuerdo imborrable de un mundo an poco conocido; atrs qued la caverna, pero en nosotros despert ese inters y curiosidad que todo ser humano posee, y que talvez hasta ese momento estaba dormido. Recorrido en la caverna Corredores. Fotografa Vctor Carvajal. Alumnos del curso de espeleologa nivel I, 2010. Fotografa Vctor Carvajal.

PAGE 32

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 32 ¡DU DU MATANGA!... Carolina Soto, Espeleologa GEA. Siete de la maana, todos ya desayunados y listos p ara nuestra gira para hacer la topografa de la caverna 'El Abismo Oscuro', en el Parque de Geologa, Naturaleza y Aventura "Fossil Land", ubicado en Patarr de Desam parados, San Jos. La meta era explorar la caverna en su totalidad y levantar la i nformacin topogrfica de la misma, para luego crear el plano, todo esto como parte del Curso de Topografa Subterrnea de Anthros. El curso fue impartido por Gustavo Quesada y Andrs Ulloa y const de tres sesiones de trabajo. La primera fue una sesin terica y de int roduccin al uso de los instrumentos topogrficos, impartida en un aula unos das antes. Aprendimos los pasos para medir topogrficamente espacios irregulares, comenzando p or ubicar la boca de una caverna con GPS, as como la medicin de distancias, inclin aciones verticales y horizontales. Adicionalmente, aprendimos sobre el uso de la libre ta de topografa, la forma correcta de incluir toda la informacin y de realizar el bosque jo del plano de la caverna, para lo cul tambin aprendimos el uso de las simbologas. La se gunda sesin fue la prctica, motivo por el cual nos encontramos en Fossil Land. Eso s, no podemos ingresar al Parque sin hacer primero el baile del pollo: “una alita por aqu y otra por all”… y estbamos en marcha hacia El Abismo Oscuro. En el trayecto nos l lam la atencin que, como el nombre del Parque lo indica, hay fsiles por doquie r, bsicamente fsiles de origen marino que segn nos indican, pueden tener al menos doce millones de aos. GEA ingresando a “El Abismo Oscuro” .Fotografa Alf redo Conejo.

PAGE 33

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Llegamos a la caverna, y luego de abrir el candado y el portn para poder ingresar, se nos presenta el primer obstculo: medir la entrada, ya que presenta una forma irregular al tratarse de un pozo. Tras muchos preparativos ingresamos al Abismo Oscur o, una caverna de aproximadamente setenta metros de longitud y veinti cuatro metros de de profundidad, con pasos y tneles estrechos y con formaciones de estalagmitas, estalactitas y flowstone o chorreadas, y en la que no hay existencia de agua Adicionalmente, podemos notar que hay presencia de murcilagos y una mala circulacin de aire, porque hay un mal olor que no se disipa a pesar de la gran cantidad de persona s. La caverna se encuentra en un antiguo tajo o cantera, y esto contribuy a que la misma perdiera cierta profundidad. En el proceso de extraccin de material calizo se dina mit encima y alrededor, lo que gener el colapso de algunas partes de la cavidad. Ingresamos y exploramos la totalidad de la caverna, y procedimos a tomar todas las medidas requeridas y a realizar un primer bosquejo. Muchos “...Cunto?”... Punto qu? y “¡Mdalo otra vez!” despus, tenamos todo lo que necesitbamos para hacer el plano, y podamos regresar a la superficie. Danny Brizuela tomando nota de las medidas. Una vez afuera, estbamos listos para almorzar y co menzar la tercera sesin de trabajo, sobre el uso del software de topografa, la generac in de poli-lneas y las estadsticas de la cueva, as como el dibujo del plano en el softwa re Xara Xtreme. Para lo anterior, ingresamos los datos en el software correspondiente y generamos un plano y ficha de la caverna. Posteriormente, elegimos la vista que util izaramos y era hora de comenzar a darle forma y personalizar el plano, al incluirle l os dibujos y colores. Sin embargo ya era tarde, por lo que se nos indic que cada uno deber a de terminar su plano de tarea, y que

PAGE 34

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 34 sera el mejor de todos los planos el que entregar amos a la empresa Fossil Land en agradecimiento por dejarnos explorar su el Abismo O scuro. Era hora de dar por terminado el da, sin embargo, la idea de las atracciones del Parque no nos permita irnos tranquilos, y gracias a la ge ntileza del propietario, seor Otto von Schroeter -(ya que el parque ya estaba cerrado)-, d iez minutos despus estbamos uniformados, con neumtico inflado en mano, mejor d icho en la cintura, listos para... ¡Una experiencia muy diferente!... Un tobogn de ag ua, de cientos de metros de largo, en el que se alcanzan velocidades inimaginables, con a gua chapoteando hasta en partes que sabamos que se poda... ¡DU DU MATANGA! Miembros del GEA y el “Capitn Tula”, listos para e l tobogn de agua. El plano de Danny Brizuela y Frank Alvarado super todas las expectativas del curso, con un trabajo de gran valor espeleolgico y topogr fico, el cul se adjunta. ¡Felicidades!

PAGE 35

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010

PAGE 36

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 ¡Aventura caribea! Kenneth Brenes, espelelogo GEA. Como es costumbre de los miembros del GEA, aparte d e la exploracin de cavernas se tienen constantemente salidas con la finalidad de a umentar la cohesin en el grupo, y que mejor que con “rides” de aventura. Lo bueno es que si a estas actividade s le unimos la palabra 'Caribe', pues es de pensar que no puede so nar mejor. A inicios de junio del 2010 se organiz una gira a la zona de Tortuguero en el Caribe Norte, con el fin de kayakear por los famosos canal es del lugar. Nos movilizamos pues en varios vehculos, saliendo bien temprano de San Jos con la idea de tomar el transporte acutico que sale a las 7:30 a.m. desde La Pavona, pasando antes por Gupiles, Cariari y por las grandes fincas de banano muy distintivas de l lugar y que sin duda daban esa vista peculiar y agradable. Despus de un viaje de aproximadamente una hora en bote hasta la comunidad de Tortuguero, pasando por el ro Suerte, procedimos a acomodarnos en un sencillo pero lindo hotel llamado Icaco ', en frente del mar, en donde la atencin del anfi trin don Calixto Lpez no pudo ser mejor. En la etapa previa del viaje algunos contactos del lugar nos afirmaban de la existencia de una caverna a las faldas del cerro Tortuguero, y nuestra primera ruta en kayak fue obviamente ese cerro. Despus de dos horas llegamos a la desembocadura o Boca de las lagunas del Tortuguero, previendo un acceso rpido al cerro; despus de visitar el mirador nos dimos a la tarea de buscar la famosa caverna del lugar. Encontramos un par de 'pequeos guas', estimando que la suma de sus edades no era mayor a los 20 aos, quienes nos llevaron al lugar y para nuestra sorpre sa, lo que encontramos fue una fractura realmente pequea de a lo sumo 4 metros de extensi n. Nuestros miembros gelogos llegaron a la conclusin de que la fisura fue provo cada por la lluvia y la escorrenta. Con respecto a la geologa, se puede decir que son roca s piroclsticas ( bombas, lapilli ) y basaltos alcalinos recientes. Con ello llegamos a l a conclusin de que los reportes de la existencia de una mtica cueva en la base del cerro son falsos. Al da siguiente nos hechizamos con la magia de los canales de Tortuguero y su bruma, no cabe duda que el tiempo parece transcurrir ms l ento en el Caribe, se puede decir que casi se detiene, y si a esto se le une una travesa por las entraas de los canales, pues no hay nada ms que decir.

PAGE 37

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 37 En resumen, tenamos a un lado el Refugio Nacional de Vida Silvestre Barra del Colorado Al otro, el Parque Nacional Tortuguero Al fondo, el sector conocido como Cuatro Esquinas y frente a este Tortuguero, un pueblito lleno de buena comida limonense, pequeas calles entre los vecindarios, q ue no dan paso a automviles, porque sencillamente no son necesarios, y el nico ruido q ue se escucha en el lugar es el del motor de las lanchas. Nos queda pendiente visitar el lugar en temporada d e desove de tortugas (de julio a diciembre), volvernos e hechizar con paz, y por qu no, fotografiar a alguna que otra nutria que nos quiera saludar por entre los canales Los entusiasmados participantes en un momento de eu foria caribea (Fotos GQC).

PAGE 38

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 38 EXPLORACIONES DEL GEA Descenso de caones: ro Colorado de Liberia Gustavo Quesada, Espelelogo GEA El descenso de caones es una tcnica desarrollada por espelelogos a nivel mundial, que al igual que la exploracin de cavernas, se encuent ra llena de aventura y adrenalina. En Costa Rica ha sido practicada informalmente por muc hos montaistas y espelelogos; sin embargo esta primera expedicin se convertira en l a primera gira oficial del GEA. Desde haca muchos aos atrs visitaba con compaer os del colegio el ro Colorado, cercano a Liberia, en el camino que sube al volcn Rincn de la Vieja, en el cual siempre encontrbamos una poza muy agradable y fresca, con aguas color celeste, lo cual segn tena entendido se debe al azufre. Este ro se enca ona aguas abajo; en un par de ocasiones, hace ms de 15 aos, fuimos a descender una catarata muy cercana a la poza en donde nos gustaba nadar con los compaeros de co legio; la catarata poda tener unos 10 metros de altura. En esa misma ocasin llev mi kayak de ro, para explorar el ro aguas arriba hasta donde se pudiera. Un par de aos despus, decid en compaa de un am igo ingresar al Parque Nacional "Rincn de la Vieja" y descender las cataratas que se forman en el ro (conocida como Catarata Escondida), en un curso de aguas que nace en el volcn y da origen al ro Colorado. En esa ocasin, instalamos spits o pernos en ambas cataratas; la primera tiene unos 10 a 12 metros y la segunda uno 13 a 15 metros Mapa del recorrido planificado para la exploracin y las posibles salidas.

PAGE 39

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 El camino que va al Parque Rincn de la Vieja cruza este ro sobre un puente, donde se puede observar claramente la profundidad del can, lo cual antoja a cualquier explorador. Despus de estas exploraciones y luego de reunir un equipo de espelelogos para la exploracin, se seleccion una posible ruta para la primera exploracin del can del ro Colorado, iniciando el descenso cerca del Rincn de la Vieja Lodge y con varias posibles 'salidas'4 en el trayecto, como se puede observar en el mapa. El 22 de mayo del 2010 a las 9:00 a.m. ingresamos al ro; el equipo e staba integrado por Xinia Gonzlez, Federico Traube (invitado), Scott Trescott, Heiner Madrigal, Ronald Ramrez y Gustavo Quesada, todos con experiencia en verticales, pero solamente Gustavo y Federico tenan experiencia en descenso de caones, lectura de ros y rescate. Equipo de la exploracin: Xinia, Heiner, Gustavo, R onald, Scott y Federico. Fotografa Scott Trescott. Recorrimos un tramo de unos de 2 kilmetros, con un a duracin de 4 horas aproximadamente y en el cual encontramos las siguie ntes cataratas: Catarata N 1: 4 metros de altura, se puede saltar con seguridad. Catarata N 2: 15 metros de altura, se instalaron s pits para el descenso. Catarata N 3: 4 metros de altura, se puede saltar con seguridad. Catarata N 4: 4 metros de altura, se puede saltar con seguridad. 4 'salida' : sitio pre-seleccionado donde es posible salir del can, ya sea porque el descenso se torna virtualmente imposible, por algn accidente, por ag otamiento, etc.

PAGE 40

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 40 Catarata N desde arriba. Fotografa Scott Trescott. Federico inspeccionando la poza de la catarata N previo al salto. Fotografa Scott Trescott. Ronald al inicio del descenso, catarata N 2. Fotografa Scott Trescott A la espera del descenso de los dems compaeros y listos para atender cualquier rescate. Fotografa Scott Trescott. Durante recorrido logramos pasar una serie de secci ones donde el ro se encaona, formando paredes laterales de hasta unos 30 m de al tura. Como se puede observar en la ltima fotografa, detrs de Scott y Heiner se obse rvan las grandes paredes del can, un paraso para los escaladores. En el siguiente mapa se muestra el recorrido realizado. Se ingres por el puente que cruza el ro Colorado a 150 m de la entrada del Rincn de la Vieja Lodge nombrado como Entrada #1 y la 'salida' la realizamos en el punto indicado como Catarata IN03, la cual representa la tercer catarata que ingresaba al can desde lo alto de sus paredes laterales. En caso de repetir esta travesa, se recomienda tomar como punto de salida el P04 4MT, el cual representa el ltimo salto realizado, debido a que despus de ah el ro no hace ms saltos y se debe caminar mucho para llegar al punto de salida. Sin embargo se requerira

PAGE 41

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 41 haber dejado una cuerda colgada desde arriba, para poder salir por medio de ascenso vertical, pues es imposible salir del can debido a la altura de las paredes laterales. Al fondo la Catarata IN02, que ingresa al can del ro. Fotografa Scott Trescott.

PAGE 42

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010

PAGE 43

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Cerro Los Cuarteles o 'Caraigres' Heiner Madrigal P. Espelelogo GEA. En esta actividad se suelen escuchar historias fant sticas en los pueblos, acerca de las cavernas, que est embrujada, que se escuchan llant os, risas, cantos, que hay vacas fantasma, en fin muchas de toda ndole que de algu na u otra manera forman parte de la cultura local y de la identidad del pueblo donde es ta se ubica. Pero que pasa cuando esas historias que escuchamos y que nunca creemos se tornan algo reales, debido a algunos acontecimientos que ocurre n durante la expedicin, que crean dudas, refuerzan las fantasas y claro dejan bonita s ancdotas que contar de una expedicin. Pues bien, algo de misticismo, de supersticin y de eventos inusuales son los que tien y hacen particular la exploracin que realizamos al cerro los Cuarteles o Cerro el Dragn, pero que originalmente se conoci como cerro 'Caraigres'. El pasado 16 de Enero, acompaados por un buen clima y unas excelentes vistas, iniciamos el ascenso al Cerro los Cuarteles -(ubicado en San Ignacio de Acosta, cantn nmero doce de la provincia de San Jos)-, de 2506 metros sobre el nivel del mar y de difcil acceso, solo para 4 x 4. La travesa inici en el centro de Acosta, donde tomamos camino hacia La Legua de Los Naranjos, que es el poblado ms cercano al cerro. Despus de casi 45 minutos en carro llegamos a una zona donde los destrozos causados por un enorme derrumbe, que es posible obs ervar desde varios kilmetros de distancia -(ocasionado por las fuertes lluvias de hace un par de aos)-, dejaron una huella imborrable en la geografa del lugar: enorme s rocas, troncos de grandes rboles y cauces profundos por donde baj todo el material de la montaa son ms que evidentes. Luego de conversar con algunos pobladores y de preg untar algunas direcciones, llegamos finalmente a la casa de familia Castro, donde luego de conversar un rato con el jefe de familia don Oscar Castro, acordamos que nos guiara hacia la zona ms alta del cerro, lugar donde se murmura existe una caverna. Cerro los Cuarteles, visto desde Vuelta de Jorco Aserr.

PAGE 44

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 44 Iniciamos el ascenso a pie por un sendero en la montaa bastante pronunciado, los primeros minutos caminamos entre la montaa cerrada por el follaje de grandes rboles y acompaados por el canto de aves, al tiempo que escuchbamos por parte del gua una curiosa historia de que en la caverna habita una mujer (una bruja), a la cual se le puede escuchar cantando durante las tardes y al amanecer, y que adems protege la caverna para que nadie pueda localizarla o entrar en ella. Incrdulos como siempre, escuchamos la historia y r espetamos las creencias; despus de casi una hora de camino abandonamos los grandes rb oles para caminar en terreno abierto, utilizado para ganado, y es a partir de aq u que empezamos a disfrutar de hermosas vistas desde las alturas. Los participantes en la exploracin. Fotografa: Sc ott Trescott Una de las enormes rocas arrastradas por el derrumb e.

PAGE 45

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Vista panormica desde el Cerro Los Cuarteles. Luego de caminar un buen rato por los potreros y con buen clima, entramos a la 'recta final' del recorrido, la cual consista en un ascenso muy difcil entre arbustos, rboles, y enredaderas. Es aqu donde empiezan los eventos curiosos, a escasos 200 metros de donde supuestamente se divisa la entrada de la caverna fuimos envueltos de repente por una espesa neblina, que no nos permita ver ms que algunos metros a nuestro alrededor; esto adicional a que el descenso que debamos realizar al otro lado del cerro era casi totalmente vertical. Pero no solo la neblina repentina nos llam la aten cin, sino la aparicin de serpientes que nos pegaron un buen susto, primero una conocida como Toboba Negra que se cruz en el sendero, y luego una experiencia que a nivel personal no olvidare nunca: “Luego de “Ventana” en la pared de roca.

PAGE 46

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 46 llegar casi al pie de la supuesta boca de la cavern a, mientras todos se sentaban a descansar, decid avanzar un poco ms junto con do n Oscar, con la intencin de ser el primero en encontrar la caverna. Al llegar a una de las 'ventanas' en la roca, como la llamaba el gua, era necesario escalar un poco en l a roca para poder entrar, al comienzo del corto ascenso, como a dos metros del suelo, res bal y baj por la roca hasta el mismo lugar donde haba comenzado, con la sorpresa de que al voltear a ver a don Oscar, este de manera muy lenta pero segura saca un revolver de su bolso, me apunta directamente a los pies y dispara; en ese momento me quede inmvil del susto, pero veo como a mi lado sale escabullida una enorme serpiente Terciopelo, q ue estaba a punto de morderme, tras caer de la roca justo en su nido. Claro que inicial mente pens que el disparo era para m, el sonido del disparo asust a mis compaeros, quie nes primero gritaron mi nombre, con semejante susto se imaginaran que la voz no me sal a, luego llamaron a don Oscar, pero este tampoco contest, pues estaba buscando la serp iente; debido al silencio de ambos, se vinieron pensamientos a la cabeza de mis compaeros como por ejemplo el capitn Eric Mora: “quin mat a quin?” o la expresin de Scott Trescott: “Oh Oh” ... Bueno, para fortuna de todos no ocurri nada de lo que es taban pensando. Despus de lo ocurrido y tras analizar los altos ri esgos a los que nos exponamos, decidimos emprender el regreso, con la sorpresa de que al alejarnos del lugar la neblina se disperso totalmente y el cerro qued despejado de nuevo, lo cual nos pareci demasiado curioso. Mientras descendamos y comentbamos sobre lo sucedido, tenamos la sensacin de ser observados desde lejos, situacin que se prest para escuchar por parte de don Oscar otras historias fantsticas de la zona, como por ejemplo la del “Dueo del Monte” entre otras. En fin as se vivi esta 'expedicin', llena de cur iosos eventos; un dato ms, se cumplen ya siete expediciones a la zona, sin poder llegar a la caverna del Cerro los Cuarteles, ¡juzguen ustedes!... Otra hermosa vista desde el Cerro los Cuarteles.

PAGE 47

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 47 Exploracin en San Miguel, Zona Sur Danny Brizuela, Espelelogo GEA. Despus de haber realizado la exploracin y topogra fiado de la caverna El Perrito, el jueves 1 de abril de 2010, surgi la posibilidad de realizar la exploracin de otra zona conocida por Jos Alfaro, donde segn le dijeron lo s vecinos del lugar existan 'unas cuantas cavernas'. Como la expedicin requera acampar en el lugar al menos dos das, no todo el grupo quiso ir, y entonces solamente asistieron 'los pri mos' Adrin Alvarado, Frank E. Alvarado y Danny Brizuela, adems de Heiner Madriga l, Scott Trescott ( 'Gringo Loco' ) y Mara Ramrez, Jos Alfaro y su hijo Gustavo. El recorrido entre la carretera Interamericana Sur y el pequeo pueblo de San Miguel, lugar de nuestro campamento, dur aproximadamente 45 minutos; el camino era de piedra caliza con mucho barro, algo muy comn en es te lugar. Nuestra primera parada fue la pulpera del pueblo, donde estaban reunidos algunos personajes importantes del lugar, entre ellos algun os nios muy atentos por nuestra llegada, acompaados de sus madres. Tambin nos to pamos con la dicha de conocer al seor ms viejo del pueblo, quien curiosamente era nativo de Moravia, en San Jos, y decidi venirse a vivir al pueblo de San Miguel bus cando la tranquilidad, hace ya poco ms de 50 aos. En la charla que tuvimos con los lugareos, se logr confirmar la existencia de varias cavernas, por lo que decidimos montar el campamento ; la gente del pueblo muy amablemente nos brind un espacio al frente de la p laza de ftbol, en un galern que utilizan para actividades del pueblo. Una vez instalados, la noche se acercaba y decidimo s quedarnos descansando para retomar fuerzas despus de un da agotador. Sin em bargo, la belleza que mostraba la naturaleza del lugar nos invitaba a acercarnos ms a ella, y con solo dar unos pasos por la plaza logramos observar la hermosa fauna, principal mente anfibios e insectos, que cautivaron nuestra atencin. Al da siguiente, la maana se mostraba soleada y e n perfectas condiciones para salir a conocer ms de este hermoso lugar. Desayunamos, no s cargamos de energa y nos preparamos para salir. Debamos capturar el momento con una fotografa del equipo, y tres seores curiosos (entre los cuales se encontra ba el que nos describi “una catarata de mil metros”), lo que provoc gracia y admiracin en tre nosotros, y ms que motivados emprendimos el viaje con nuestro gua Jos Fernando Caminamos durante poco menos de una hora por un tri llo en medio de la montaa, hasta llegar a un afluente, en donde Jos Fernando nos in dic que caminando ro arriba, siguiendo el cauce, podramos encontrar una cueva d ebajo de una cascada. Caminamos por el can hasta llegar a la cascada, pero no enc ontramos ninguna cueva, solo una

PAGE 48

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 48 pequea grieta, por lo que nos devolvimos por donde subimos hasta llegar al principio del ro. Continuamos nuestro recorrido montaa arriba, atrav esando el denso bosque en busca de una segunda cueva, y llegamos a la parte alta de un barranco. El gua, Jos Alfaro y Adrin Alvarado realizaron el descenso al barranco; el camino era bastante empinado y resbaloso, pero lograron llegar a otra pequea grie ta llena de barro, sin resultados satisfactorios. Nos tomamos un momento para descansar, comer e hidr atarnos, mientras Jos Fernando nos contaba que exista una tercer cavidad, cerca d e la famosa 'catarata de los mil metros' Una vez ms, movidos por el deseo de encontrar a l fin una cueva, caminamos montaa abajo, a pesar de que tenamos muchas ganas de llegar a la catarata; algunos compaeros no podan seguir al paso necesario, por lo que como grupo unido decidimos entonces detener la expedicin y nos quedamos solam ente con el sonido que a lo lejos creaba la cada de agua en la montaa. Continuamos el descenso y justo cuando desistimos l a idea de encontrar una caverna, la naturaleza nos sorprendi y al atravesar una finca sembrada con maz, debajo de un Guarumo divisamos una agrupacin de rocas calcreas Al acercarnos notamos una abertura que para nuestra alegra era por fin la bo ca de una caverna. El ingreso era complicado, pero al fin estbamos de ntro una cueva, pequea en longitud pero rica en vida: una cantidad enorme de murcilag os viva en su interior, se encontraban en dos salas y rodeaban todas las pared es. A simple vista observamos dos o tres especies, algunas de ellas con cras aferradas a sus pechos. La cavernita contaba con algunas formaciones y posea un pequeo flujo de ag ua que la atravesaba. Satisfechos por haber encontrado una caverna, empre ndimos viaje al campamento. De camino, despus de un duro trayecto, vistamos la ca sa de la mam de Jos Fernando, quien muy amablemente accedi a vendernos una de s us gallinas para preparar una deliciosa sopa. Esa noche, Jos Alfaro fue el cocinero elegido, y c on pocos ingredientes prepar la tan esperada cena, despus de un da agotador. Orgullosos por lograr nuestro cometido y con la pro mesa de volver, iniciamos el viaje a casa la maana siguiente, no sin antes despedirnos de Jos Fernando, su familia y el pueblo de San Miguel, que nos recibi con los brazo s abiertos.

PAGE 49

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 49 Inspeccin al “Resumidero” del ro San Gerardo Providencia de Dota, San Jos, Costa Rica Xinia Gonzlez Sand, Espeleolga GEA. Correo electrnico: xiniagonzalez@gmail.com Ro San Gerardo, Providencia de Dota Surgencia del Ro San Gerardo, conocido como el Resumidero. Providencia de Dota. Antecedentes En el ao 2010 durante un paseo familiar a la zona de Providencia de Dota, el Sr. Sergio Retana, poblador oriundo de Providencia de Dota, me coment: “El ro San Gerardo desaparece en un sector de pied ras grandes y luego el ro sale por la pared rocosa del mismo cauce aguas abajo” Durante el mes de febrero del 2010, realic una ins peccin al lugar acompaada de Sergio Retana y Federico Traube, en esta inspeccin de campo se corrobor la informacin brindada. En abril del mismo ao se pr ograma una segunda visita al sitio con otros miembros de Anthros: Gustavo Quesada y Wi lliam Orozco y otros pobladores de Providencia que queran acompaarnos a este siti o en el ro San Gerardo. Generalidades del rea de estudio El ro San Gerardo se encuentra dentro de la Cuenca del ro Savegre, la cual se encuentra en la vertiente Pacfica de la Cordillera de Talama nca, en el Pacfico Central de Costa Rica. Abarca una superficie de aproximadamente 590 km2, lo que representa un 1,15 % del territorio costarricense. Forma parte del rea de Conservacin Pacfico Central (ACOPAC), que es una de las 11 regiones en que el M inisterio de Ambiente, Energa y Telecomunicaciones (MINAET) divide el territorio co starricense. Polticamente, la cuenca comprende parte de los cantones de Aguirre, Tarraz, Dota y Prez Zeledn.

PAGE 50

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 50 Cuenca del ro Savegre (Proyecto Savegre, 2003) La Cuenca del Savegre presenta un terreno quebrado, dominado por grandes pendientes. En una corta distancia de tan slo 41 kilmetros li neales, desciende desde los 3.491 metros sobre el nivel del mar en el Cerro Buena Vis ta, popularmente conocido como Macizo de la Muerte, hasta el nivel del mar en Play a del Rey, dentro del Parque Nacional Manuel Antonio. El principal ro es el Savegre, res ultado de la unin de los ros Savegre y Divisin. La accin de sus aguas ha construido pr ofundos valles en forma de “V” en el trayecto de montaa, mientras que, en las partes m s bajas, la acumulacin de depsitos aluviales ha formado planicies. El clima de la Cuenca del Savegre vara segn la al titud, produciendo como resultado una gran variedad de microclimas. En el sector superio r, llueve entre 2050 y 2600 mm al ao y la temperatura vara de 9 a 18 C. Por su parte, en la cuenca baja llueve de 3080 a 3420 mm al ao, aunque hay sectores que superan los 4000 y 5000 milmetros. Su temperatura vara de 23 a 27 C. Se da una estacin seca entre diciembre y abril y una lluviosa de mayo a diciembre, ste ltimo interrumpido de julio a agosto por el Veranillo de San Juan. Resultado de su variada topografa, as como de su heterogeneidad de microclimas, la cuenca del ro Savegre es uno de los sitios con may or biodiversidad del pas. Con tan solo un 1,15 % del territorio nacional, Savegre pos ee alrededor de un 20 % de todas las especies de plantas registradas para Costa Rica. L a zona an mantiene gran parte de sus

PAGE 51

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 51 ecosistemas naturales en buen estado, lo que ha fav orecido la conservacin de su biodiversidad. En la cuenca alta predominan los bo sques nubosos, con gran presencia de robles, aunque tambin hay algunos parches de pram o en los picos ms altos. En la cuenca baja dominan los grandes rboles del denso b osque tropical lluvioso. Sumidero ro San Gerardo El sumidero del ro Savegre se localiza en la hoja cartogrfica Vueltas 1:50.000, en las coordenadas 9.531370 N, 83.832630 W, a una altitud de 1733.8 msnm (ver anexo 1). En este sector del ro se observaron grandes rocas y u n estancamiento de agua (poza) con poca corriente con un lecho arenoso fino, por este sitio de arenas finas y grietas dentro de las rocas grandes se infiltraba la corriente de agu a. Este sitio se localiza aproximadamente a 40 metros en lnea recta de la sa lida del sumidero. Resumidero del ro San Gerardo La surgencia del ro San Gerardo, conocido por los lugareos como “el Resumidero”, tiene una entrada principal de aproximadamente 8 me tros la cual tiene diferentes aperturas en la roca por donde sale el agua. Poste rior a la entrada se ensancha, permitiendo que una persona se encuentre de pie, en este sitio la corriente de agua es fuerte, esta seccin tiene una dimensin de 4 metro s. Luego la pared del sumidero se estrecha (1,5 metros) y se tiene dos opciones para continuar 1) sumergirse y pasar por debajo del agua o 2) escalar la roca y pasar por en cima. Luego hay un pasadizo estrecho de 3 metros de largo y 1,5 metros de ancho que se p asa nadando. Posteriormente hay un pasadizo de 2 metros ancho por 3 metros de alto, en la pared final del sumidero sale gran cantidad de agua por debajo de la roca. Al lado de recho hay un pequeo tnel por donde se sumerge el agua y no hay ramificaciones que cont inen. Al lado izquierdo del pasadizo, se observ una seccin con rocas grandes (derrumbe) que se han desprendido del techo del sumidero, debido a lo inestable del s itio no se continu por este sector del sumidero, se observ que de atrs del derrumbe sale gran cantidad de agua (ver detalle en el sketch del sumidero).

PAGE 52

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 52 Entrada del “resumidero” Parte interna posterior a la entrada del “resumider o”

PAGE 53

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 53 Seccin ms estrecha del “resumidero” Vista del pasadizo estrecho Seccin de derrumbe Seccin donde se sumerge el agua debajo de la roca Bioespeleologa Durante la inspeccin en el interior del sumidero s e observ una trucha arco iris pequea ( Oncorhynchus mykiss ) despigmentada posiblemente por la ausencia de luz Esta especie extica es tpica de la zona de San Gerardo de Dota y Providencia que cultivan la especie para fines ecotursticos y de consumo local. Informacin de soporte Proyecto Savegre. 2003. Caracterizacin de la veget acin del rea de Conservacin Pacfico Central (ACOPAC), Costa Rica. Instituto Na cional de Biodiversidad y Museo Nacional de Costa Rica. Informe Tcnico. Fuente digital http://www.inbio.ac.cr/araucaria/eco s-acopac.pdf Comunicacin personal con el Sr. Sergio Retana, Pro videncia de Dota. Contacto tel. 2770-2344.

PAGE 54

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 54 Anexos Anexo 1. Coordenadas y altitud de los sitios visita dos en la inspeccin de campo, Providencia de Dota Sketch del “Resumidero” del ro San Gerardo

PAGE 55

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 55 Exploracin Caverna Olla Quemada Gustavo Quesada, Espelelogo, GEA. La expedicin de ese fin de semana de Junio de 2010 fue todo un xito, pues super nuestras expectativas; el viaje en si fue agotador, pues la zona es de muy difcil acceso y por todo lado que se quiera andar hay que trepar la montaa…! Venimos todos magullados, agotados y arratonados! ¡Pero vali la pena El 11 de junio emprendimos nuestra primera expedici n a la zona alta del ro Savegre, dirigindonos inicialmente hacia Dominical, donde p asaramos la noche en la Reserva Biolgica Firestone donde nuestro amigo Donald McFarlane nos esperar a para acampar y salir temprano el da siguiente. El sbado muy te mprano, nos reunimos en Quepos con el resto de los colegas para emprender un largo cam ino en doble traccin hacia el Cerro Nara, en donde nos esperaba nuestro gua “El Negro” con caballos para poder trasladar toda la carga por montaa, ros y senderos hasta el pueblo de Piedras Blancas de Ro Nuevo. El paisaje rumbo al Rancho Tinam lugar donde dejaramos los vehculos y cargaramo s los caballos, era simplemente espectacular, pues se pueden observar las montaas desde donde nacen, en la costa de Quepos y ascienden hast a el Cerro de la Muerte, por la zona de Providencia. Pocos pueblos, con casas muy distanciadas entre s y con cerros que suben cientos de metros, pintaban de verde todo a nuestro alrededor. Arribamos al Rancho Tinam, donde nos esperaba “el Negro”, quien por suerte trajo suficientes caballos para llevar todo nuestro equipo de campamento y exploracin, durante un recorrido que salvamos a pie, subiendo y bajando cerros hasta llegar a toparnos c on las aguas cristalinas del ro Savegr

PAGE 56

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Rancho Tinam, punto de inicio de la expedicin. Fotografa G. Quesada. Alistando el equipo en los caballos. Fotografa G. Quesada. Caminata hacia el Pueblo de Piedras Blancas. Transp orte del equipo por la montaa. Cuando arribamos al ro Savegre, nos topamos con nu estra primera aventura, pues debamos cruzar en equipos de dos el ro por medio de un andarivel hacia el otro lado, y transportar toda la carga en varios viajes, para qu e los caballos pasaran nadando el ro; tremenda leccin de nado nos dieron esos caballos, pues el ro tena bastante corriente y era muy ancho y profundo, pero lo lograron como tod os unos atletas olmpicos, aunque en esta ocasin era su propia vida la recompensa. Aguas cristalinas del ro Savegre. Fotografa G. Quesada. Plano "narrado" hecho por Carlos Goicoechea, por referencias en 1987. Fotografa J. G. Badilla.

PAGE 57

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 57 El Negro y sus intrpidos caballos cruzando el ro Savegre. Fotografa G. Quesada. Donald McFarlane en la entrada principal de la caverna Olla Quemada. Continuamos por la montaa hasta llegar al pueblo d e Piedras Blancas, donde montamos nuestro campamento y lo dejamos listo para la noche pues sabamos que a la hora que regresramos, caeramos rendidos del cansancio. As emprendimos nuestro viaje nuevamente por la montaa pendiente arriba, en algu nos momentos, el sendero se puede decir que tenamos que escalarlo, pues las pendient es eran muy fuertes, hasta que llegamos baados en sudor a la boca o entrada de la caverna Olla Quemada. Esta caverna haba sido documentada por el espelel ogo Carlos Goicoechea desde 1987, cuando se realiz una exploracin, en la cual no pa rticip; sin embargo con datos verbales se dispuso a hacer un "plano narrado" de la caverna. Veinte aos despus, en marzo del 2007, nuestros amigos y colegas de la NSS5, Keith Christenson y Donald McFarlane, vendran a explorar la caverna y elabora r un plano detallado de la misma. Sin embargo no finalizaron la exploracin total de la cavidad, por encontrarse en la 'Gatera de Andy' un pasaje muy estrecho, continuado por varios desc ensos verticales y pasajes, que ameritaba un nmero mayor de exploradores por n orma de seguridad. En marzo de 2008, nuestro colega Jos Gilbert Badilla y su espo sa Sofa (ambos del GEA), visitaron la caverna. 5 National Speleological Society de Huntsville, Alabama, EE. UU.

PAGE 58

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 58 Muy entusiastas y bien preparados, ingresamos a la caverna con un equipo integrado por Xinia Gonzalez, Heiner Madrigal, Luis Roberto Aguil ar, Andres Ulloa, Carolina Picado y Gustavo Quesada (miembros del GEA), Donald McFarlan e (miembro de la NSS) y Federico Traube, un amigo invitado a esta aventura.

PAGE 59

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 59 Despus de conocer la Sala de la Cpula, la cual ti ene muy bonitas formaciones, especialmente una formacin de flowstone y un anillo muy interesante en el techo, nos dirigimos hacia la 'Gatera de Andy', que realmente es la gatera ms angosta en que me he metido: me senta dentro de un tubo de caera de 6 0 Cm., que adems de angosto, tena un quiebre de 90 a medio camino y uno sin poder ec har marcha atrs. Justo al finalizar la gatera se llega al primer poz o, en donde solamente haba espacio para 1 persona en una repisita de unos 50 Cm., ah mismo haba que ponerse el equipo de vertical, ¡nada ms incmodo!... Luis “Nano” y Gustavo, que conformaron el equipo de avanzada armando los pozos, iniciaron con este primer pozo de casi 5 metros lib res. El espacio era tan limitado que nos pusimos solamente el arns y el descendedor hacer r appel; ya abajo del primer pozo (-5 m. Aprox.), nos pusimos el resto del equipo de vert ical. Abajo del primer pozo, venan un segundo y luego un tercer pozo, cada uno ms profun do hasta llegar a una pequea salita, donde se iniciaba una grieta ms estrecha. Ni Andr s ni Gustavo entramos, as que Luis y Donald continuaron con la exploracin, hasta que ll egaron a una parte demasiado estrecha donde ninguno pasaba, ¡ni la hormiga del 'Declogo' de nuestro amigo Goicoechea! Cruce en andarivel con toda la carga. Fotografa G. Quesada. Sofa Blanco frente a una formacin de flowstone en la Sala 4: “La Cpula”. Fotografa J. G. Badilla.

PAGE 60

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Sala de la Cpula. Fotografa K. Christenson. Pasaje de ascenso a la Sala de la Cpula. Fotografa K. Christenson. Sala N 3 o Sala de las Columnas. Fotografa K. Christenson. Pasaje principal. Fotografa K. Christenson. Salimos de la caverna muy satisfechos de haber lleg ado hasta el final y con el levantamiento topogrfico ya hecho, para finalizar el plano en detalle iniciado por Keith aos atrs. El regreso al campamento fue toda una a ventura, pues salimos de noche y llova tanto que el sendero era un tobogn de barro por la montaa, nos sentamos como en un parque de diversiones, bajando sentados por l a ladera de la montaa sin poder detenernos en algunas partes. "El Negro" nos espera ba con una cena caliente que nos hizo volver el alma al cuerpo, despus de tantas horas d e exploracin, caminatas y desgaste fsico.

PAGE 61

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 61 Al da siguiente nuestro gua nos llev a explorar otra caverna, conocida por algunos lugareos, pero nunca explorada anteriormente por espelelogos; la nombramos Caverna La Hembra. Se nombr as por un chiste que nos cont el “Negro” sobre la identificacin de hormigas hembra. La caverna sigue una grieta con rumbo SW, empieza con una entrada pequea en forma de tringulo de 1,5 m. de alto por 1 metro de ancho, y luego el techo sube hasta los 7 m. Aprox., pero las paredes del pasaje principal se mantienen a unos 2 m. de ancho. Se contina por el pasaje hasta llegar... ¡nuevamente a una gatera!; a esta gatera se le nombr la Gatera del Tepezcuintle pues Andrs y Carolina que iban de primeros, se toparon en ese espacio tan angosto a un tepezcuintle6, el cual al sentirse encerrado los enfrent y les pas a Andrs por un lado y a Caroli na por las piernas; ¡tremendo susto se llevaron, pues desde fuera de la gatera escuchamos los gritos! Al final de la angosta gatera hay un pozo y una chi menea, este pozo no hubo tiempo de explorarlo, pues eran ya las 10:30 a.m. y debamos de regresar. Se realiz una medicin rpida de la caverna, sin sketch, desde adentro hacia afuera, quedando pendiente est e nuevo pozo, que tiene una profundidad de aproximada mente 6 m. y la chimenea de 12,7 m. de alto, donde contina un pasaje de aproximadam ente 1,5 m. Para explorar este pasaje superior habra que realizar una escalada ar tificial. Tremendo susto nos peg el tepezcuintle en la gatera de la Caverna La Hembra. Fotografa G. Quesada. Carolina saliendo de la gatera, despus de haberse encontrado con el tepezcuintle. Fotografa G. Quesada. 6 Tepezcuintle: Agouti paca Entrada a la Caverna La Hembra. Fotografa G. Quesada.

PAGE 62

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 62 Nuestro gua" El Negro" en la salita previa a la Gatera del Tepezcuintle. Fotografa G. Quesada. Pasaje principal de la Caverna La Hembra. Fotografa G. Quesada. Luis “Nano” en la entrada de la Caverna La Hembra. Fotografa G. Quesada. El equipo de exploracin despus de salir de la Caverna La Hembra. Fotografa G. Quesada. Adicionalmente a estas dos cavernas, nos coment el “Negro” que "hay muchas ms" pero en lugares bastante alejados y se requiere de uno a varios das para ir explorarlos y poder regresar. En el siguiente mapa de la zona se representa el trayecto de la expedicin, desde el Rancho Tinam hasta el pueblo de Piedras Blancas de Ro Nuevo.

PAGE 63

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 En el segundo mapa se puede observar la ubicacin d e varias de las cavernas exploradas por el Grupo Espeleolgico Anthros en la zona del Pacfico Central: caverna de Damas (Quepos), caverna El Sumidero (Providencia de Dota) caverna de la Vaca y Cav. Santa Juana (Ro Paquita de Tarraz) y las cavernas Olla Quemada y La Hembra, en Savegre.

PAGE 64

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Plano final de Olla Quemada, elaborado por la 'Expe dicin Anthros-Savegre-2010'.

PAGE 65

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 Caractersticas geolgicas de Olla Quemada y alred edores. Andrs Ulloa, Gelogo, GEA. En el recorrido realizado durante la expedicin sol amente se observaron rocas sedimentarias detrticas y calizas. Las rocas sedim entarias detrticas se encuentran constituidas por areniscas medias a gruesas y congl omerados finos, con mucho aporte de material volcnico; estas rocas no fueron analizada s detalladamente, porque no era ese el objetivo de la expedicin. Las calizas presentan es tratos mtricos a masivos, son de color grisceo y presentan abundantes fsiles, como macro -foraminferos y restos de algas. Estas calizas se podran correlacionar con calizas del Eoceno Medio a Superior (Formacin Fila de Cal), segn Granados & Aguilar (1983); sin embargo es necesario esperar los resultados de anlisis de seccin delga da que se estn realizando en este momento para precisar mejor la edad. Fotografa area en la que se muestra la ubicacin de algunos puntos geogrficos, lineamientos, caliza s y zonas por explorar. En la caverna Olla Quemada se reconocieron dos cali zas, separadas por una capa blanca, arcillosa, en la que se pueden reconocer cristales de cuarzo y podra corresponder con una tobita. Esta capa tiene aproximadamente 35 Cm. de e spesor y presenta acuamientos laterales. La caliza superior se caracteriza por la presencia de oolitos y la caliza inferior presenta una mayor abundancia de macro-foraminifer os. En la caliza inferior se encuentra un lente de aprox. 5 Cm. de arenisca verd osa muy alterada, que podra corresponder a vidrio volcnico alterado.

PAGE 66

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 66 Lente de tobita (blanco) que separa las calizas sup erior e inferior. En la base de la piqueta se encue ntra una arenisca verdosa, que corresponde a vidrio volc nico alterado. En la literatura existente con respecto a la Formac in Fila de Cal, no ha sido descrito un horizonte de tobita intercalado entre las calizas. Este horizonte es de mucha importancia para estudios geolgicos, ya que a partir de este s e puede estudiar las caracteristicas del vulcanismo del Eoceno, y se podra datar mediante m todos radiomtricos para obtener la edad de las calizas, que no ha sido precisada en la zona. Un aspecto que llam la atencin de la caverna Olla Quemada, es que fue rellenada por sedimentos completamente (colmatada), y luego estos fueron erosionados por los actuales cursos de agua hipogeos. Estos rellenos se encuentran constituidos por alternancias de limos, arenas y conglomerados. Las arenas son medias a finas, de color caf, inconsolidadas y algunas pueden ser masivas a estratificadas. Los conglomerados tienen clastos de hasta 25 Cm., son redondeados a subredondeados, de baja esferecidad, presentan soporte por clastos, son polimodales con una matriz poco seleccionada, inconsolidados y de color caf. Para obtener la eda d en que fue colmatada la cueva, Donald McFarlane recolect dos muestras para realizar dataciones (DAM 10-9 y DAM 10-10). Ambas se encuentran separadas aproximadamente por 2 m. de relleno. La muestra inferior corresponde a una arenisca y la su perior corresponde a una capa de ceniza? de 3Cm. de espesor. Limos, arenas y conglomerados que conforman el relleno de la caverna Olla Quemada.

PAGE 67

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 67 En la expedicin se tomarom muestras para realizar secciones delgadas y describir los fsiles y ambientes de las calizas, muestras para d atar los sedimentos y muestras para realizar anlisis geoqumicos y posibles dataciones de la capa de tobitas. Estas muestras estan siendo procesadas y los resultados se publica ran en un futuro trabajo. REFERENCIAS. RANADOS, R. & AGUILAR, T., 1983: Geopaleontologa d e la cuenca baja del ro Savegre, Costa Rica.Brenesia, 21: 229-260. RESEA BIBLIOGRFICA PRIORIDADES DE MONITOREO DE LAS CAVERNAS EN AMRICA CENTRAL Y EL CARIBE ii -(Acta Carsolgica 31/1 10. Pgs. 123-134. Ljublj ana, 2002)Por: Michael Day1 & Susan Koenig2 1 Department of Geography, University of Wisconsin-Milwaukee, P.O. Box 413, WI-53201, Milwaukee, Wisconsin, USA. E-mail: mickday@uwm.edu 2 Windsor Research Centre, Sherwood Content P.O., Trelawny, Jamaica. E-mail: susankoenig@cockpitcountry.com Resumen Las reas krsticas cubren unos 300.000 Km.2 (35 %) de la superficie terrestre de Amrica Central y el Caribe. El nmero de cavernas es probablemente de decenas de miles. El monitoreo de las cavernas es raro en toda Amrica Central y el Caribe, y generalmente se le concede una prioridad baja por l os organismos responsables de la gestin del medio ambiente y la preservacin.

PAGE 68

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 68 Las excepciones se producen slo en algunas reas p rotegidas y en pocas cavernas comerciales. Fundamentalmente, no se reconoce en ge neral que hay una necesidad de controlar las cavernas. Ms all de eso, el monitor eo es muy limitado por escasez de fondos, equipo y personal calificado. El monitoreo de las cavernas es algo claramente jus tificado, porque los entornos de las cavernas son intrnsecamente frgiles y porque Las reas krsticas estn bajo aumento de las presiones del desarrollo. En este contexto, sel eccionar el inventario y monitoreo de los programas parece ser aconsejable, en al menos algun as de las cavernas ms importantes. Esos programas podran centrarse en el monitoreo f sico del entorno, restos histricos y prehistricos, las poblaciones de fauna, la extrac cin de recursos, la calidad del agua y las visitas de humanos. Igualmente importante, los ambientes de superficie krstica es tambin necesario controlarlos, porque la degradaci n en la superficie casi inevitablemente se refleja en el deterioro de las c ondiciones subterrneas. 1 El original en ingls se titula: "Cave Monitoring Priorities in Central America and the Caribbean" y puede ser descargado en: http://carsologica.zrc-sazu.si/?stran=article&id=15 5 La traduccin al espaol la hizo Carlos Goicoechea C., y esta disponible en la pgina Web del GEA, en la direccin ( www.anthros.org ). GUA PARA LOS AUTORES El ESPELEOINFORME COSTA RICA (EICR) es la revista d el Grupo Espeleo-lgico Anthros que tiene como objetivo documentar las expl oraciones, invest-gaciones y actividades espeleolgicas en Costa Rica y Centroam rica. El EICR publica los siguientes tipos de artculos y documentos: a) Secciones fotogrficas b) Planos de cuevas c) Reseas de libros o artculos d) Reseas sobre actividades realizadas e) Informes de exploraciones f) Notas tcnicas y cientficas Los artculos que quieran ser publicados en la revi sta debern contener: Ttulo, autor(es) indicando la institucin y correo electrnico, figu ras (en caso de ser necesario) y referencias biblio-grficas (en caso de ser necesar io). Los artculos sometidos deben estar escritos en idi oma espaol y ser enviados de manera electrnica en formato Word (.doc) al comit editor ial de la revista, a la siguiente direccin electrnica: ComiteEditorial@anthros.org

PAGE 69

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 69 El comit Editorial determinar si el artculo es d e inters para su publicacin y de ser necesario podr someterlo al arbitraje de especiali stas nacionales o extranjeros para tener un criterio de evaluacin. Los artculos que no se ajustan al formato y temtica sern devueltos. Los autores debern escribir el artculo siguiendo las siguientes normas: Texto: Se debe utilizar letra Times New Roman tamao 12. E l ttulo del artculo se escribe en mayscula y negrilla, los ttulos de los captulos en mayscula, negrilla y centrados, los subcaptulos en negrilla minscula c on alineacin izquierda. Cuadros: Se deben citar en el texto y es necesario indicar el nmero de cuadro. Figuras: Se incluyen fotografas, dibujos, croquis, planos y mapas. Deben citarse dentro del texto donde corresponda y deben numerarse conse cutivamente. El ancho mximo de la figura debe de ser 15 cm para doble columna y 7 cm de ancho para una co-lumna. Las fotografas deben tener autor y si es posible tambi n la fecha. Unidades: Debe usarse sin excepcin el Sistema Mtrico Decima l. Consultar: http://physicstoday.org/guide/metric.pdf Puntos cardinales: Se pueden usar abreviados con mayscula (N, S, E, W SW, NE) o la palabra completa en minscula (sur, noreste, noroes te). Fechas lmites para la recepcin de trabajos: Sern los das 30 de junio y 30 de noviembre. El comit revisar los trabajos y notificara al/los autor(es) si es necesario realizar cambios.

PAGE 70

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 70 CLASIFICADOS Y ANUNCIOS ()r"!&*!"&*""'+,'n(nnnnnnn&nnnn&rn%r%nn)rn)%n&r -./(0-1"$+&*"",*r+n,nnnn(rrnn$nr nnn r nn-# nr#%nnrnn n,+nnnnn, % nnrnr#nnnrnnnnnnnn%rnn%(%#nrn.nn n, rn!//0n rnr.nnnn 1n&nn&rn 2n 3n#nnnrnnn%nnnn rnnn #nnn.nnn 4nn+nnnr nr 5nrn6 r,-) /""&&2/34& nnnnrnnnnnn% &nr%nnn nnn+nrrnnr( rnn rnr7nnn#rn rrn rnn%rnrn#rn 8 4 59!:/6% 59!;/6<=n% rnn8

PAGE 71

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 71 4n>n,rn n7 59!?6 15&!$+3&*!6"$" 777$%!&!' //@nnnrn,nnn7 #rnnAn# @n#nn&n>5,n 6, 5 r64>75?/B6::;C-!::?1n$75?/B6""D?-B;:;nE>n'n

PAGE 72

ESPELEO INFORME COSTA RICA, JUNIO 2010 72 ¡ANUNCIOS!!! El Proyecto ICEKE hace un llamado a instituciones acadmicas y cientficas a afiliarse a la red, as como a los colaboradores que quieran ayudar con este proyecto en Centroamrica. Contctenos: proiceke@gmail.com PATROCINADORES Comisin Editorial: Gustavo Quesada, Ferdinando Didonna, Andrs Ulloa y Vctor Carvajal. Colaboraciones: Carlos Goicoechea, Vctor Carvajal, Carolina Soto, Gustavo Quesada, Heiner Madrigal, Andrs Ulloa Kenneth Brenes y Xini a Gonzlez. Diagramacin y Fotografa: G. Quesada, Vctor Carvajal. Foto Portada: Gustavo Quesada. Esta Revista es un espacio abierto para la divulgac in de temas relativos a la espeleologa en Centroamrica. Para recibir la revista favor escribir a: informe@anthros.org Si est interesado en colaborar, comunquese con: informe@anthros.org Gracias por leer Espeleo Informe Costa Rica