Citation
Mundos subterráneos

Material Information

Title:
Mundos subterráneos
Series Title:
Mundos Subterráneos
Creator:
George Veni ( suggested by )
Unión Mexicana de Agrupaciones Espeleológicas
Publisher:
Unión Mexicana de Agrupaciones Espeleológicas
Publication Date:
Language:
Spanish

Subjects

Subjects / Keywords:
Regional Speleology ( local )
Genre:
serial ( sobekcm )
Location:
Mexico

Notes

General Note:
Publicación oficial de la Asociación Civil UMAE, Certificado de Licitud de Título No. 5658, Certificado de Licitud de Contenido No. 4373. Registro No. 864-91 de la Dirección General del Derecho de Autor. ISSN 0188- 6215. Prohibida la reproducción total o parcial sin autorización escrita del Comité Editorial.
Restriction:
Open Access - Permission by Publisher
Original Version:
No. 14-15 (2004)
General Note:
See Extended description for more information.

Record Information

Source Institution:
University of South Florida Library
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
K26-02216 ( USFLDC DOI )
k26.2216 ( USFLDC Handle )
21868 ( karstportal - original NodeID )
0188-6215, ( ISSN )

USFLDC Membership

Aggregations:
Karst Information Portal

Postcard Information

Format:
Serial

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text
Description
Publicacion oficial de la Asociacion Civil UMAE,
Certificado de Licitud de Titulo No. 5658, Certificado
de Licitud de Contenido No. 4373. Registro No. 864-91
de la Direccion General del Derecho de Autor. ISSN
0188- 6215. Prohibida la reproduccion total o parcial
sin autorizacion escrita del Comite Editorial.



PAGE 1

Mundos Subtarrnaos Nmero 14-15. Junio 2004 ISSN 0188-6215 Unin Mexicana de Agrupaciones Espeleolgicas, A. C. UMAE

PAGE 2

UNIN MEXICANA DE AGRUPACIONES ESPELEOLGICAS, A. C. Mesa Directiva 2004-2006 Ing. Rodolfo Gonzlez Luna (ITESM-CM) Presidente Dr. Jos G. Palacios Vargas (UNAM) Vicepresidente Dr. Juan Antonio Montao Hirose Secretario Sergio Santana Muoz (URION) Tesorero I. Rosamara Balvanera II. Salvador Rodrguez Pola III. Vicente Loreto Becerra Vocales Comit Editorial Dr. Jos G. Palacios Vargas Editor Titular Gabriela Castao Meneses Editora Asociada Consejo Editorial Internacional Eleonora Trajano (Brasil) Carlos Benedetto (Argentina) Jos Ayrton Labegalini (Brasil) Franco Urbani (Venezuela) Diseo y Formacin Gabriela Castao Meneses MUNDOS SUBTERRNEOS Publicacin oficial de la Asociacin Civil UMAE, Certificado de Licitud de Ttulo No. 5658, Certificado de Licitud de Contenido No. 43 73. Registro No. 864-91. Prohibida la reproduccin total o parcial sin autorizacin escrita del comit editorial. Los artculos son responsabilidad exclusiva de sus autores. Foto portada: Cesare Mangiagalli y Jorge Rueda Higareda, Gruta de Juxtlahuca, Guerrero, Mxico.

PAGE 4

ERRATA: NDICE COMPLETO NDICE IN MEMORIAN MARIANO FUENTES SILVA Curriculum Vitae CUEVAS CON VESTIGIOS ARQUEOLGICOS EN LA ZONA DE IXTACXOCHITLA, SIERRA NEGRA, PUEBLA, MXICO Ramona Garcia Ahurto y Rodrigo Remolina Anzures 6 MESOFAUNA DEL STANO DEL BARRO, QUERETARO Mariw10 Fuentes Silva y Leopoldo Cutz Pool DIFERENCIAS MORFOLGICAS ENTRE DIPLUROS CAVERNICOLAS Y EDFICOS Arturo Clarcia-Clmez LAS CUEVAS ENTRE LOS ANTIGUOS MAYAS. EL EJEMPLO DE NAJ TUNICH Marti1a A Garcia Snchez ALGUNOS ASPECTOS SOBRESALIENTES DE LA FAUNA CAVERNCOLA MEXICANA Sal Castaiicda y Alejandra Domnguez. UNA BREVE INTRODUCCIN AL ESPELEOBUCEO Mariano Fuentes Silva ODONATOS EN CUEVAS 24 28 34 43 51 Leonardo Gonzlez Valencia 56 HISTORIA DE UN KLANCO (CUENTO) Roberto Rojo 61 NOTAS DE INFORMACIN BIOESPELEOLGICA DE AMERICA LATINA Y EL CARffiE. XI 65 QU ES LA VIS? Jos Ayrton Labcgalini 66 INFORME DEL ACCIDENTE Y DE LAS LABORES DE RESCATE EN LA CUEVA "OZTOQUITO", MUNICIPIO DE TZICA TLACOY AN PUEBLA Fanny Monreal 70

PAGE 5

PRESENTACIN Este nmero de conjunto de Mundos Subterrneos representa 15 aos de labor editorial ininterrumpida para lograr que la revista se consolide como el rgano oficial de difusin de la UMAE, contando con los registros correspondientes ante gobernacin y registro de autor, as como en el registro de publicaciones peridicas. Gracias al comit editorial y a los miembros de la UMAE, la revista ya tiene difusin tanto nacional como internacional. Adems, se ha conformado un consejo editorial internacional, integrado por distinguidos investigadores de gran prestigio. Si bien la edicin de este nmero resulta un motivo de satisfaccin para el comit editorial y la UMAE, lamentamos profundamente que la comunidad espeleolgica mexicana est de luto por la irreparable prdida de Mariano Fuente Silva, de uno de sus ms reconocidos exponentes, bioespelelogo, espeleobuzo y entraable amigo, quien falleciera recientemente durante una expedicin. Por su obra y ejemplo que persistirn por siempre, este nmero est dedicado de manera muy especial a la memoria de Mariano Fuentes Silva, como un homenaje a quien siempre estuvo comprometido con la difusin del trabajo espeleolgico y fue un entusiasta colaborador de la revista, y en agradecimiento por la huella que dej en todos lo que tuvimos la fortuna de trabajar con l y conocerlo. Comit editorial NDICE IN MEMORIAN MARIANO FUENTES SILVA Curriculum Vitae CUEVAS CON VESTIGIOS ARQUEOLGICOS EN LA ZONA DE IXTACXOCHITLA, SIERRA NEGRA, PUEBLA, MXICO Ramona Garca Aburto y Rodrigo Remolina Anzures MESOFAUNA DEL STANO DEL BARRO,QUERETARO Mariano Fuentes Silva y Leopoldo Cutz Pool DIFERENCIAS MORFOLGICAS ENTRE DIPLUROS CAVERNICOLAS YEDFICOS Arturo Garca-Gmez LAS CUEVAS ENTRE LOS ANTIGUOS MAYAS. EL EJEMPLO DE NAJ TUNICH Martha A. Garca Snchez 1 6 24 28 34 ALGUNOS ASPECTOS SOBRESALIENTES DE LA FAUNA CAVERNCOLA MEXICANA Sal Castaeda y Alejandra Domnguez. 1 UNA BREVE INTRODUCCIN AL ESPELEOBUCEO Mariano Fuentes Silva HISTORIA DE UN KLANCO (CUENTO) Roberto Rojo NOTAS DE INFORMACIN BIOESPELEOLGICA DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE. XI QU ES LA UIS? Jos Ayrton Labegalini INFORME DEL ACCIDENTE Y DE LAS LABORES DE RESCATE EN LA CUEVA "OZTOQUITO", MUNICIPIO DE TZICATLACOYAN PUEBLA 43 51 61 65 66 Fanny Monreal 70

PAGE 7

Mundos Subterrneos UMAE INMEMORIAN MARIANO FUENTES SILVA CURRICULUM VITAE ESCOLARIDAD: Primaria: Manuel Bartolom Cosso 1982 Secundaria: Centro Escolar Hermanos Revueltas 1986 Bachillerato: Colegio de Ciencias y Humanidades Sur -UNAM 1990 Licenciatura: Pasante de Biologa, Facultad de Ciencias -UNAM 1999 TRAYECTORIA DEPORTIVA: 1982-1986: Jugador de Futbol Americano. Liga Universitaria. Organizacin Aguilas Reales_ 1991-1993: Jugador de Futbol Soccer. Equipo Representativo. Facultad de Ciencias. 1991-1994: 3 cursos de buceo deportivo (bsico, intermedio y avanzado), equip,o de buceo de la facultad de Ciencias, dependiente de la DGADR y AASUNAM. 1993-1994: Curso de Primeros Auxilios y Reanimacin Cardiopulmonar, avalado por el National Safety Council (USA). Curso ''DAN" (Dive Alert Network) de administracin de Oxgeno para accidentes de descompresin. 1994-1996: Cursos en la Asociacin de Montaismo y Exploracin UNAM *Bsico Tcnico de Alta Montaa: ascensos al Popocatpetl (5480 msnm), Iztacchuatl (5225 msnm), Nevado de Toluca y Malinche (4000-4500 msnm) y Pico de Orizaba (5748). Tcnico de Espeleologa: descensos a los stanos de San Francisco (214 m), Ojo de Agua (-97 m), Trueno (-146 m), Golondrinas (-5 11m), Ahuacatln de Guadalupe (100m), Otates (-200 m) y Tilaco (-619 m). 1996: Curso de Buceo "Master S cuba Diver" NAUI. 2000: Curso Superior de Espeleologa: descensos al stano del Barro ( -430 m), y tcnicas de espeleosocorro. GEU UNAM. 2002: Jugador de Ftbol Americano, equipo: Ratas Blancas de Psicologa, Intermedia libre UNAM 2004: Certificacin Cave Di ver por la lnternational Association of Nitrox and Techenical Divers, Inc. (IANTD). 20 de Febrero de 2004. TRAYECTORIA ACADEMICA: 1999: Pasante de la carrera de Biologa, y tesista del Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos, con la tesis: "Troglomorfismos en caros Cunaxidae (Acari: Prostigmata) de Cuevas Mexicanas,_

PAGE 8

PUBLICACIONES: Fuentes Silva, M. 1998 Prximo a "Un viaje al centro de la tierra". Expedicin Kota 1000, Mxico 98. Mundos Subterrneos 9: 19-23 Palacios-Vargas, J. G., M. Fuentes Silva & L. Cutz Pool. 1998. Nuevos registros fautsticos de cuevas de Quintana Roo, Mxico. Mundos Subterrneos UMAE., (9): 44-50. Palacios-Vargas, J. G., J. A. Monterrubio M. & M. Fuentes Silva. 1998. Un sistema cavencola nico en el continente "Las Sardinas,,. IV Congreso Nacional de Espeleologa: 43-45 PalaciosVargas, J. G., M Fuentes Silva & D Estrada. 1998. Primeros informes sobre la fauna de La Cueva de Villa Luz (Las Sardinas). IV Congreso Nacional de Espeleologa: 24-26 Fuentes Silva,M. 1999. Viaje al centro de la tierra. Natura 231: 58-62 Fuentes Silva ,M 2000. Expedicin Kota 1000. http ://www.montanismo.org.mx Palacios-Vargas, J. G. D. A. Estrada, M. Fuentes Silva & J. Monterrubio 200 l. Cave fauna from "Las Sardinas", one Mexican mixed energetic subterranean system. 13 International Congress of Speleology. Proceedings: 162-163. Fuentes Silva, M. 2001. Las cuevas de Villa Luz Natura 235: 76-78. 2 Nntero 14-15 Fuentes Silva, M. Espinosa-Matas & J. G Palacios-Vargas. 2002. XI International Congress of Acarology. Abstracts: 180. Fuentes Silva, M. 2002. Aportaciones recientes a la historia de la bioespeleologa mexicana. Mundos Subterraneos 13:7-15 PUBLICACIONES EN PRENSA Fuentes Silva, M. & L. Cutz (2004) Mesofauna del stano del Barro, Quertaro Mundos Subterrneos, 14-15 Fuentes Silva, M. (2004) Una breve introduccin al Espeleobuceo. Mundos Subterrneos, 14-15 Talarico, G 1_ G. Palacios-Vargas, M Fuentes Silva & G. Alberti. (in press). First ultrastructural observations on the tarsal pore organ of Pseudocel/us pearsei (Arachnida: Ricinulei). Memories of the International Congress of Arachnology. RECONOCIMIENTOS AGRADECIMIENTOS ESCRITO y POR Por la recoleccin de ejemplares, muestras de suelo y guano, su procesamiento y preparacin en: Gamboa, J A & L. K. Crdenas.l998. Descripcin de la cueva "Las Sardinas" Villa Luz, Tabasco, Mxico. Mundos Subterrneos 9: 51-54

PAGE 9

Mundos Subterrneos UMAE Por la ayuda, soporte tcnico y colecta de material biolgico durante la expedicin Kota 1000, en: Motycka, Z. 1999. News, study trips and sporting actlvttles (Mex 98). Speleoforum 99, Ceska Speleologiccka Spolcnost. Praha. CONGRESOS: IV Congreso Nacional Mexicano de Espeleologa TEHUACN, PUEBLA, :MEXICO. 4--7 DICIEMBRE 1998 Ponencia:Fuentes S.M.:. J.G. Palacios Vargas & D. Estrada. Primeros informes sobre la fauna de la cueva de Villa-Luz (Las Sardinas). Video: Fuentes S.M. J.G. PalaciosVargas & J. A. Monterrubio. Un sistema nico en el continente: "Las Sardinas". V Congreso Nacional de Espeleologa SAN JOAQUN, QUERTARO 17-20 NOV 2000 Video: Fuentes, S.M. J.G. PalaciosVargas, Monterrubio J.A. & D. Estrada. Fauna caverncola de "Las Sardinas", un sistema subterrneo de una mezcla de recursos energticos VI Congreso Nacional Mexicano de Espeleologa Tuxtla Gutirrez, Chiapas 1-4 febrero 2003 Ponencia: Fuentes S. M. & Cutz P. L. Nuevos registros de mesofauna del Stano del Barro (Sierra Gorda, Qro.) 13 Congreso Internacional de Espeleologa BRASILIA, BRASIL. 15-22 JULIO 2001 Ponencia-video : Fuentes, S.M. J. G. Palacios-Vargas, Monterrubio J.A. & D. Estrada. Cave fauna from "Las Sardinas", one mexican mixed energetic subterranean system. 11 o Congreso Internacional de Acarologa MERIDA, YUCATAN, l\1EXICO 8-13 SEP. 2002 Ponencia: Fuentes, S. M. S. EspinosaMatas & J.G. Palacios-Vargas. Mites Cunaxidae from Las Sardinas cave (Tabasco, Mxico) under the scanning m1croscope.. Program and A bstract book, 180 p. 16th International Congress of Arachnology BLGICA. 2-7 August 2004 Ponencia: G. J. G. Palacios M. Fuentes S. & G. Alberti. First ultrastructural observations on the tarsal pore organ of Pseudocellus pearsei (Arachnida: Ricinulei). RESEAS: Ecos de las profundidades. Resea del libro Stanos de Mxico de Ricardo Arias Femndez Ed. SEMARNAT, SECTUR. Mundos Subterrneos 13:102-103 DIPLOMADOS: Diplomado en Ilustracin de la Historia Natural-Facultad de Ciencias-UNAM Duracin : 66 horas Maestro en Arte Aldi de Oyarzabal. Junio 2001 3

PAGE 10

ACTNIDADES COMPLEMENTARIAS: Cursos de Francs, Alianza Francesa San Angel: 1981-1983 Participante de diversas expediciones espeleolgicas a Tabasco, San Luis Potos, Puebla, Quintana Roo y Guerrero como colector y asesor tcnico por parte del Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos. UNAM 1997-1999 Bilogo asesor de la expedicin Kota 1 000Mxico 98, de la sociedad Checa de Espeleologa al Sistema "Cheve", (-1386 m y 22.5 km de longitud) Oaxaca. Seminario curso de meditacin "Vipassana", 240 hrs de silencio absoluto, 120 hrs de meditacin. Tepoztln, Morelos 10-27 agosto 2001. Chofer y colector para la M. en C. Silvia Espinosa, Frontera Coroza} y Nah, selva lacandona, Mpio. de Ocosingo, Chiapas, Septiembre 2002. Anfitrin en las ts jornadas de orientacin vocacional, Abril 2002, secretaria de asuntos becas y servicio social, F acuitad de Ciencias UNAM. Participante de la expedicin de espeleobuceo Tulum 2003 de la Sociedad Checa de Espeleologa. Bilogo asesor de la expedicin Sistema Cheve 2004. 4 Nmero14-15 TRAYECTORIA LABORAL: Empleado de bodega y mostrador, Librera Madero 1990-2000 Staff (tcnico de cuerdas) de la competencia "Xtreme Tour Master Card 24 hrs", Valle de Bravo, Mxico 15-1 8 noviembre 200 l Staff (chofer y cuerdas) Xtreme tour Presa Pucuato, Michoacn. Staff (chofer y cuerdas) Xtreme tour Presa Iturbide, E do. de Mxico. Staff (chofer y produccin) X treme tour El Rodeo, Morelos. Junio 2002. Staff (chofer y produccin) Desafio todo terreno, Veracruz Julio 2002, Discovery Kids y Expediciones Tropicales Staff (cuerdas y produccin) Campeonato Mexicano de Deporte Monterrey Agosto 2002, Fox Sports y Tv. Azteca. Staff'Bike Adventure 1 a fecha, Malinalco, Edo. Mexo. Agosto 2002 Staff Bike Adventure 24 fecha, El Chico, Hidalgo, Octubre 2002 Instructor de Orientacin, Escuela de Aventura Expediciones Tropicales, Jalcomulco, Ver. Octubre 2002 CONFERENCIAS : Ponente durante la 1 a semana de cuevas en el aula Sotera Prieto II, del conjunto Amoxcalli de la Facultad de Ciencias de la UNAM, con el trabajo "Historia de la bioespeleologa en Mxico". Ponente durante la 2 semana de cuevas en el aula Sotera Prieto 11 del conjunto Amoxcalli de la F acuitad de Ciencias de la UNAM, con el trabajo una "Introduccin al Espeleobuceo"

PAGE 11

Mundos Subterrneos UMAE PARTICIPACIN EN PROYECTOS DE INVESTIGACIN: Tcnico acadmico del proyecto N 33965-N del CONACYT "Ecologa de un ambiente caverncola 2000-2002 Navegando en los buques oceanogrficos H 02 "Aldebarn", 1-1-03 "Antares" y la lancha patrullera P-47 de la Armada de Mxico con un total de 18 singladuras y 527 millas nutica Proyecto : Caracterizacin de arrecifes coralinos de Veracruz 1993-1995 Participante de la expedicin "Ixtacxochitla 2000" del Grupo Espeleolgico Universitario de la UNAM a la sierra negra de Puebla, Exploracin y Topografia de cuevas Participante de la expedicin "Ixtacxochitla 200 1-3" del GEU-UNAM a la sierra negra de Puebla Participante de la expedicin Ixtacxochitla Dic 2002 del GEU-UNAM 5

PAGE 12

CUEVAS CON VESTIGIOS ARQUEOLGICOS EN LA ZONA DE IXT ACXOCHITLA, SIERRA NEGRA, PUEBLA, MXICO Ramona Garca Aburto1 y Rodrigo Remolina Anzures2 J. 5 de febrero 1111, Amricas Unidast 03610,. Mxico, D.F. Email: moni _garciaburto@hotmail. com 2. Juan Snchez Azcona 1360. Del Valle, 03100. Mxico. D. F. E-ntai /: ro _rentolinanzures@hotmai/. cont Este trabajo es producto del curso "Arqueologa y Conservacin de Cuevas", impartido por la Mtra. Sandra Cruz Flores, que nos brind como espelelogos la oportunidad de percibir a la caverna, un lugar que nos es comn, como una cpsula del tiempo, una ventana a un enigmtico pasado que est ah, latente, que no deja de maravillarnos. Gracias a la visin y pautas a seguir que nos dio esta materia, hemos abierto no slo nuestros ojos, sino tambin nuestra mente, ante algo que los espelelogos y espelestas estamos siempre en posibilidad de encontrar, y que debemos respetar y valorar. El lugar que nos pareci idneo para poder aplicar los contenidos del curso fue IxtacxochitlaJ Municipio de Coyomeapan, Puebla, Mxico, la principal zona de exploracin espeleolgica del Grupo Espeleolgico Universitario de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico (GEU-UNAM), del 6 Nmero 14-15 que formamos parte. Para mayor informacin sobre las exploraciones en la zona se puede consultar el nmero 13 de Mundos Subterrneos, de septiembre de 2002. ASPECTOS GEOGRFICOS La Sierra Negra, donde se ubica la zona de lxtacxochitla, se encuentra en el extremo sureste del estado de Puebla, inmediatamente al oriente del Valle de Tehuacn. Limita adems con la Sierra Mazateca del estado de Oaxaca al sur y oriente y con la Sierra de Zongolica, Veracruz, al norte. Este macizo de tres sierras es parte de la Sierra Madre Oriental y constituye una de las zonas espeleolgicamente ms interesantes de Mxico, donde se encuentran muchas de las cavernas ms profundas del pas, e incluso del mundo. La Sierra Negra, as como las Mazateca, Cuicateca y Chinanteca y el mismo Valle de Tehuacn, forman parte de la Cuenca del Ro Papaloapan, la tercera en importancia por su volumen de agua en nuestro pas. Se ha denominado Ixtacxochitla al rea de la Sierra Negra que el GEU UNAM ha estado explorando desde 1989 alrededor de la comunidad del mismo nombre, fundada probablemente hace unos 50 aos, en la que habitan hoy en da alrededor de 400 indgenas de habla nhuatl. Se ubica en la ladera norte del Tzitzintpetl, la montaa ms alta de la Sierra Negra, elevndose hasta los 3,250 metros sobre el nivel del mar. Sus coordenadas geogrficas aproximadas son 18 21' latitud norte y 96 54' longitud este. El clima de la zona puede registrar variaciones muy grandes segn la poca del ao o incluso en unos cuantos das,

PAGE 13

Mundos Subterrneos UMAE debido a la influencia del Golfo de Mxico. La humedad relativa es alta durante todo el ao, salvo en ciertos das con fuertes vientos que alejan las nubes. La neblina es constante y en ocasiones impide la visibilidad ms all de dos o tres metros, y la lluvia puede caer ininterrumpidamente por 72 horas o ms Con respecto a sta, estimaciones del INEGI sealan en la parte ms alta del Tzitzintpetl una precipitacin anual del orden de 4,000 milmetros anuales. A pesar de los extremos de temperatura, la media anual es bastante clida en las faldas orientales de la Sierra, volvindose templada a la altura de Ixtacxochitla (1,350 m s.n.m.) y fresca en las partes ms altas hasta ahora exploradas por el GEU-UNAM (1,900 m. s. n. m .). Hay di versos ecosistemas en la zona, producto de la elevada humedad relativa y precipitacin y de las enormes variaciones altitudinales de la Sierra Negra, desde selvas tropicales sub perennifolias hasta bosques mesfilos de montaa (bosques de neblina) y pinares. Desgraciadamente, la pobreza en que vive la poblacin de la Sierra, mayoritariamente indgenas nahuas, hace que ao con ao se destruyan grandes extensiones de bosques para agricultura, daando especies animales y vegetales, sistemas hidrolgicos y clima, incluso a los mismos pobladores que con cada vez mayor trabajo obtienen solo lo indispensable para sobrevivir. Llegar a Ixtacxochitla fue dificil desde el comienzo, y an hoy presenta varios inconvenientes. El primero es su topografia extremadamente montaosa Se puede entrar a la Sierra Negra por carretera desde Tehuacn, Puebla, o desde Crdoba, Veracruz; entre ambas ciudades hay un camino de terracera de ms de 80 kilmetros, slo transitable en poca de secas y est construyndose uno ms. Es as que muchas porciones de la Sierra son slo accesibles caminando. De Zacatilihuic, donde la terracera termina, se caminan alrededor de 5 horas hasta la comunidad de Ixtacxochitla. Esto representa otro impedimento: el traslado del voluminoso equipo necesano para la exploracin espeleolgica y los alimentos. Es indispensable alquilar animales de carga para lograrlo. La zona de cuevas exploradas por el GEU-UNAM abarca desde los 1 ,3 50 metros sobre el nivel del mar, en que se ubica el centro del poblado de Ixtacxochitla, hasta los 1,900, punto situado a dos horas de caminata ms desde el mencionado punto de referencia. ASPECTOS HISTRICOS Poco es lo que se sabe concretamente sobre la Sierra Negra en la poca prehispnica. La mayor parte de los trabajos arqueolgicos en el rea se han centrado en el Valle de Tehuacn, y aunque son tiles para reconstruir la historia de la zona serrana, resultan insuficientes. Este Valle form parte, tanto en la poca prehispnica como en la virreina! y an en la actualidad, de un importante corredor comercial y de migracin entre los Valles Centrales de Oaxaca y el Valle de PueblaTlaxcala, y en ltima instancia con la Cuenca de Mxico Por l han circulado durante milenios ideas, mercancas, ejrcitos y pueblos en un sentido y en otro, constituyendo una zona de gran inters arqueolgico e histrico. En el estudio dirigido por Richard Stockton MacNeish en la dcada de 1960 referente al Valle de Tehuacn, zona inmediata al occidente de la Sierra Negra se establecieron una sene de 7

PAGE 14

conclusiones sumamente interesantes, principalmente que en este Valle se comenz a domesticar el maz, base de la alimentacin de las culturas prehispnicas y del actual mexicano, adems de muchas otras plantas en principio silvestres, como el aguacate, el amaranto, el chile y la calabaza. Esto sucedi probablemente hacia fines de la Fase El Riego, 7,000 aos antes del presente, poca de pequeos grupos habitantes de campamentos estacionales, en ocasiones en cuevas o en casa semi-subterrneas, que se movan segn los recursos alimenticios disponibles. Durante la Fase Coxcatln, de 7,000 a 5,400 aos a. P, los habitantes del Valle de Tehuacn comenzaron a tener intercambio con otras zonas, importando y exportando plantas domesticadas, cada vez ms especies, as como materias primas como obsidiana y toba volcnica. Es probablemente en esta poca cuando se establecen contactos con la Sierra Negra. Durante la Fase Abejas, de 5,400 a 4,300 a. P., aument la poblacin y el sedentarismo. El maz se hibridiz exitosamente para mejorar su calidad, tamao y productividad, lo que gener un ciclo de aumento demogrfico y mayor necesidad de producir alimentos. La mayora de las frutas ya no se recolectan sino que se siembran. En la siguiente etapa, la Fase Purrn, de 4,300 a 3,450 aos a. P., los datos son escasos, sin embargo aparece la agricultura aldeana formalmente as como la ceramica y probablemente el tejido, tanto en el Valle como en otras regiones de Mesoamrica. En la Fase Ajalpan, de 3,450 a 2,850 a. P., se establece la vida aldeana 8 Nmero 14-15 con agricultura de subsistencia, casas de bajareque, figurillas femeninas de ceramtca y otras manifestaciones artsticas con rasgos de estilo olmeca. El desarrollo de la regin iba al parejo que la mayora de Mesoamrica, aunque en la Fase Santa Mara:> entre 2,850 y 2,100 aos a. P., el Valle sufri un atraso. La sociedad se comenz a estratificar claramente en torno al control del agua. Durante la Fase Palo Blanco, de 2,100 a 1)500 a. P., mayormente parte del perodo Clsico, aument notablemente la agricultura de riego y con ella, la poblacin del Valle. La ltima fase de la historia prehispnica del Valle es la llamada Venta Salada, de 1,250 a 410 aos a. P., es decir a partir del llamado Epiclsico o Clsico Tardo hasta la conquista espaola. La mayor influencia al principio de esta fase provino de la Mixteca poblana, al occidente del Valle de Tehuacn. La evolucin de la agricultura de riego y de la hibridacin del maz continuaron esta larga tradicin regional. A fines del Clsico llegan al Valle los nonoalcas, grupo hablante de nhuatl procedente de Tula, fundando seoros como el mismo Tehuacn, Coxcatln y Teotitln del Camino. Ya cerca de la conquista espaola, los mexicas conquistaron el rea, al parecer durante el reinado de Moctezuma 11 ( l 502-1520). Otra interesantsima fuente consultada es el trabajo de Peter Gerhard, con informacin referente a la poca del contacto con los espaoles as como al virreinato completo, en el que las relaciones de la Sierra Negra con el Valle de Tehuacn se pueden comprobar claramente. La zona donde se asienta la actual Ixtacxochitla se ubicaba dentro de la jurisdiccin virreinal de Tehuacn, que

PAGE 15

Mundos Subterrneos UMAE comprenda adems del amplio valle del mismo nombre y de la Sierra Negra, buena parte de las planicies orientales donde se origina el Ro Tonto, sin llegar a las zonas costeras, que pertenecan a la jurisdiccin de Vera Cruz Nueva. En un punto elevado sobre la Sierra Negra se ubicaba el seoro de Tzoquitln (Zoquitln), habitado principalmente por descendientes de los nonoalcas hablantes de nhuatl, aunque con una minora mazateca. Tambin nhuatl se hablaba en Eloxochitln Axal yahualco) seoro ubicado en la vertiente oriental de la Sierra Negra, en tierra caliente, al norte de la zona de Ixtacxochitla. La zona del Valle fue atravesada por espaoles a principios de 1 520; Teohuacn, Tzapotitln y Cozcatln enviaron en son de paz representantes ante Corts a Tepeyacac (Tepeaca) el mtsmo ao. La regin serrana probablemente cay bajo el dominio espaol poco tiempo despus. En los primeros aos de la era virreinal, hubo considerable disminucin de la poblacin en la jurisdiccin completa. En 1570 haba alrededor de 6,430 tributarios. En 1600 la poblacin continuaba disminuyendo, con 4,400 tributarios en toda la jurisdiccin y 1,670 en 1629. Administrativa y religiosamente, la parte alta de la Sierra Negra, dentro de la cual est la actual lxtacxochitla, estaba sujeta a la cabecera de San Pablo Zoquitln. En un plano fechado en 1893, observado personalmente en la Presidencia Municipal de Coyomeapan, Puebla, aparecen como pueblos en la zona el mismo Coyomeapan, Zoquitln, Tlacotepec, Cuautla, as como los caseros de Coyolapa, Oztopulco, Tequitlale y otros a lo largo de un camino real que atravesaba la Sierra desde el Valle de Tehuacn hasta la llanura costera del Golfo, llamado "camino de Tierra Caliente". Cabe sealar que la poblacin ms cercana a nuestra actual zona de estudio, en este mapa es el mencionado Tequitlale, que aunque no aparece mencionado con anterioridad en los trabajos consultados, ya exista a fines del siglo XIX. En el sitio donde actualmente se ubica Ixtacxochitla, ladera arriba sobre el Tzitzintpetl, no aparece ninguna poblacin, por lo que tenemos la certeza de que el actual asentamiento se fund en algn momento del siglo XX. Sobre este punto es interesante que por menciones de pobladores actuales del rea de Ixtacxochitla, sabemos que buena parte de las personas de 60 aos de edad o ms nacieron en otro en el rea de Zoquitln y migraron, lo que refuerza lo visto en el mencionado mapa de Coyomeapan. Unos ms al parecer migraron desde la tierra caliente del lado veracruzano, donde actualmente se asientan enormes ingenios azucareros. Como ya mencionamos en el apartado referente a la geografia de la zona de estudio, la Sierra Negra forma una continuidad montaosa con las sierras Mazateca al sur y Zongolica al norte, por lo que nos parece interesante citar algunos datos histricos sobre estas dos regtones. De manera muy similar a los limites que hoy en da tienen los estados de Puebla. Oaxaca y Veracruz, la jurisdiccin virreinal de Tehuacn limitaba por el sur con las de Teutila y Teotitln del Camino, en lo que actualmente es Oaxaca, y con la de Zongolica al norte, en la porcin que hoy corresponde a Veracruz. 9

PAGE 16

En la porcin oaxaquea haba en el siglo XVI poblacin mazateca, que disminuy considerablemente por epidemias, mientras que sus vecinos chinantecos y cuicatecos, habitantes de la sierra ms al sur del Can del Santo Domingo, no se vieron tan afectados. Actualmente, varias poblaciones relativamente cercanas a lxtacxochitla son mazatecas, antiguos sujetos de Coxcatln, lo que nos indica la pervivencia, a principios del siglo XXI, de la distribucin de los grupos tnicos del siglo XVI. La Sierra de Zongolica (Tzoncoliuhcan) por su parte, estaba poblada al igual que la zona de Zoquitln, por nonoalcas hablantes de nhuatl, probablemente aliados con los mexicas, un vasto territorio que inclua comunidades serranas y de la tierra caliente. Como se ha podido ver, a pesar de la escasez de informacin, existen datos para reconstruir tentativamente el panorama histrico de la parte alta de la Sierra Negra, al menos a partir de los aos cercanos a la conquista espaola. Todos los poblados referidos, o al menos sus nombres, aparecen hoy en los mapas de la zona con excepcin de Axayahualco y Atzala. La divisin tnica actual de la Sierra Negra aparentemente es la misma que en el siglo XVI, con hablantes de nhuatl al poniente, norte y sur del Tzitzintpetl, y de mazateco al oriente. ANTECEDENTES ARQUEOLGICOS El trabajo arqueolgico ms importante realizado hasta hoy en las cercanas de la Sierra Negra es el comenzado alrededor 10 Nmero 14-15 de 1960 por Richard Stockton MacNeish y un sinnmero de colaboradores en el Valle, el Proyecto Arqueolgico-Botnico Tehuacn. Su finalidad bsica era investigar el origen de la agricultura en Mesoamrica, siendo este valle un sitio ideal para encontrar antiguas evidencias conservadas gracias a la presencia de cuevas y al clima seco. Se logr as establecer una secuencia cultural de ms de 12,000 aos, con abundantes datos sobre el uso y la domesticacin de diversas plantas, especialmente del maz, del que se encontraron datos que se remontan a 7,000 aos de antigedad. Adems de este interesantsimo proyecto, recientemente se han realizado trabajos arqueolgicos en el rea, cuyo testimonio localizamos en la Direccin de Registro Arqueolgico del INAH. Fue as que encontramos que todos los trabajos arqueolgicos realizados en los ltimos aos en la zona se han realizado en las faldas occidentales de la Sierra, dentro del mismo Valle de Tehuacn. Se reportan sitios con arquitectura de plataformas de piedra caliza y tierra, generalmente con trabajos de nivelacin en laderas o cumbres de cerros. En algunos se reporta la presencia de construcciones como juegos de pelota y tumbas relacionadas con tradiciones oaxaqueas. En todos los sitios reportados se presenta algn tipo de saqueo, incluso profesional. Los reportes de estos sitios arqueolgicos, tanto en los municipios poblanos como en los oaxaqueos, son de los arquelogos Jorge Bautista, Luciano Torres Gil y Miguel A. Jimnez a fines de los aos 90, como parte del Atlas Arqueolgico Nacional. Muchos de estos sitios arqueolgicos registrados se ubican en las cercanas de los poblados actuales de Coxcatln, Calipan, Zinacantepec y

PAGE 17

Mundos Subterrneos UMAE San Juan Miahuatln, en Puebla, y San Antonio Eloxochitln y Teotitln del Camino en Oaxaca. Slo uno de los sitios registrados en esta zona, al pi de la Sierra Negra, es una cueva, que se encontr saqueada, con paredes regularizadas por accin humana En las partes media y alta de la Sierra Negra, as como en la vertiente oriental de la misma, hacia la Planicie Costera del Golfo, no existe ningn registro de sitios arqueolgicos. A pesar de esto se sabe de la presencia de vestigios arqueolgicos en la Sierra, inclusive algunos en cuevas, publicados en unos cuantos trabajos, algunos de grupos de espelelogos extranjeros. La zona de Ixtacxochitla, por estar siendo explorada exclusivamente por el GEUUNAM desde 1989, no tiene ningn sitio arqueolgico registrado, y hasta antes de la realizacin del presente trabajo, slo se conocan este tipo de vestigios de la Cueva de Los dolos, tal como ya se haba mencionado en publicaciones anteriores. DESARROLLO A continuacin se presenta informacin sobre siete cuevas de la zona de Ixtacxochitla, Puebla. Tres ya haban sido exploradas en aos pasados, con reportes vagos de la presencia de materiales arqueolgicos; otras cuatro no eran conocidas todava por el GEU-UNAM, y se vtsttaron y documentaron especialmente para la realizacin de este trabajo. De algunas, personas de la localidad nos comentaron sobre la presencia de estos vestigios en su interior. El trabajo se realiz durante la semana del 7 al 16 de octubre de 2002, a partir del campamento base del GEU-UN AM en la zona, la Cueva del Chantoro. Se documentaron con fotografias, se realizaron sus topografias respectivas as como dibujos a detalle de las zonas con mayor concentracin de vestigios arqueolgicos dentro de las cuevas. La aproximacin a la mayora de ellas result complicada, sobre todo a las que se encuentran en zonas desmontadas recientemente para siembra de maz, ya que la vegetacin secundaria que crece una vez abandonados estos campos es sumamente cerrada, lo que implica abrir camino con machetes, a veces durante varias horas. Otras cuevas en cambio se encuentran todava en zonas boscosas, en donde la vegetacin es menos cerrada pero las distancias desde el campamento mucho mayores. En cuanto al trabajo al interior de las cuevas, en ninguna se requiri de equipo especial de espeleologa para los descensos y ascensos, es decir que son cuevas bsicamente horizontales, algunas slo con tramos inclinados y resbalosos en los que se coloc una cuerda slo para hacer ms cmoda la salida. En todas fue necesario usar lmparas elctricas para el recorrido, ya que los restos se encontraron casi siempre en zonas obscuras, slo en una ocasin en un rea con una pequea filtracin de luz insuficiente para avanzar con seguridad. Nuestra mayor inquietud era saber quines y porqu habitaron las remotas cuevas de la zona durante la poca prehispnica, considerando que an en nuestros das, como ya describimos, llegar a ellas resulta una labor extremadamente dificil. En nuestra estancia en Ixtacxochitla, surg1o la necesidad y la inquietud por resolver otros enigmas. Fue as que nos enfrentamos a hallazgos de los cuales no haba ningn reporte previo ni muchos datos que nos pudieran ayudar a interpretarlos. 11

PAGE 18

Echando mano de los conocimtentos adquiridos durante el curso de Arqueologa y Conservacin de Cavernas, as como de nuestra "lgica de espelelogo" fue que llegamos a elaborar la siguiente hiptesis, que es en realidad el meollo de este trabajo: que las cuevas analizadas probablemente cumplieron una de dos funciones durante su ocupacin prehispnica: como habitaciones tal vez semi-permanentes o corno sitios rituales Claro est que es una hiptesis hecha por espelelogos, no especialistas en arqueologa, tan slo basada en recorridos de superficie en las siete cuevas y en un posterior anlisis comparativo con piezas de museo y referencias bibliogrficas. Sin embargo, nos parece importante resaltar la "lgica" que mencionamos arriba y que hemos desarrollado a lo largo de varios aos de visitar todo tipo de cuevas. Esta forma de acercarnos a ellas nos da cierta intuicin sobre, por ejemplo, la posibilidad de usar ciertas partes de una cueva para descansar, mientras que otras nos resultaran impensables. De esta forma, el desarrollo del trabajo se dividir en dos partes: "Cuevas habitacin,, y "Cuevas rituales" y terminaremos con un anlisis con conclusiones fundamentadas que, aunque no irrefutables, s apoyan nuestra hiptesis. Estamos conscientes de que su plena comprobacin requerir numerosos estudios por parte de especialistas diversos; sirva este trabajo tan slo como una primera aproximacin al conocimiento arqueolgico de una zona absolutamente inexplorada. CUEVAS REFUGIO En este primer apartado describiremos tres de las siete cuevas estudiadas. 12 Nn1ero 14-15 Comparten una serie de caractersticas que en general nos hacen pensar que esta fue su funcin principal. En primer lugar, son cuevas secas o porciones secas de cuevas con ambientes diversos, con suelos libres de rocas, bastante planos, resguardadas de corrientes de aire, con escaso o nulo goteo de agua del techo. A pesar de ser zonas secas, todas cuentan con una fuente de agua cercana o definitivamente inmediata, lo que resulta indispensable para un uso habitacional. Estas cuevas en principio se consideraron refugios, pero analizndolas con cuidado,. existen modificaciones hechas por el hombre para permanecer en ellas ms tiempo y con mayor comodidad El uso de una cueva como refugio implica muy pocas o ninguna alteracin permanente, que prcticamente no dejan huella, mientras que en las cuevas descritas a continuacin son visibles varias adaptaciones l. Stano del Andrajo Su entrada es muy amplia y se puede identificar a lo lejos en una de las paredes de una gran una vez adentro se baja por una rampa de rocas desprendidas del techo y las paredes, en la que se van encontrando fragmentos de cermica, dispersos. Cuando nos encontramos a una profundidad de aproximadamente 30 metros, despus de avanzar 60 metros, del lado derecho de la cueva se encuentra una repisa en estado fsil, en la cual se observan los fragmentos de una olla de barro que tiene un dimetro de 1 7. 8 cm en la boca. La cueva contina por un _tiro vertical, lo que no nos permiti en esa ocasin explorar ms all. Esto tambin nos hace pensar que es menos probable encontrar vestigios arqueolgicos despus de este punto. La olla fragmentada se encuentra sobre una piedra plana que pareciera estar

PAGE 19

Mundos Subterrneos UMAE colocada ah con el fin de servirle de base A la izquierda de la olla, parte del espacio en esta repisa pareciera estar acondicionado para la estancia de alguien en el lugar, con un piso aplanado delimitado por una fila de piedras y un posible nicho excavado al pi de la pared que pudo haber contenido una fogata A unos tres metros de esta posible "cama" existe un goteo de agua de fcil pudimos observar cmo en la pared se encuentra trabajada una repisa de donde se encontr un trozo de cermica, donde suponemos se colocaba una olla para recolectar agua. Cabe mencionar que a pesar de la distancia a la que se encuentra esta posible habitacin de la entrada del stano, se percibe una tenue luz desde sta que iluminaba tenuemente la parte superior de la olla encontrada Olla en el Stano del Andrajo 2. Cueva de Carmelo La entrada a esta cueva es amplia, aproximadamente de ocho metros de ancho por ocho de altura, en un saln lleno de bloques de derrumbes Hacia el lado izquierdo se encuentra una repisa en la cual hay goteo constante, que conduce a un corredor que se angosta y en donde del lado derecho hay un paso estrecho de aproximadamente un metro de alto por 80 centmetros de ancho Pasando esta estrechez, hay un mnimo satn seco de 2 5 metros por 2 con un techo bajo que asemeja una cpula de aproximadamente 1.30 metros en su parte ms alta Es en este lugar donde encuentran fragmentos de cermica, as como de una nuestro gua local nos mencion que existan ah dos ollas completas La cueva no termina ah, ya que el corredor contina unos metros hasta el saln final, de ocho por cinco metros El suelo es lodoso y acumula agua en uno de los extremos, en donde se encontraron huellas de un tejn 3. Cueva del Escaln Viejo Esta cueva es parte del Sistema Tlloc, que es la cuarta en importancia de las cavidades exploradas hasta el momento en Ixtacxochitla Se accede tanto al sistema principal como a la Cueva del Escaln por un gran abrigo rocoso de ms de 30 metros de largo y hasta diez de altura La cueva es seca, bastante horizontal y a pesar de tener un pequeo desarrollo de 53 metros, cuenta con cuatro entradas Dos son muy estrechas y convergen en una rampa sumamente estrecha por un pequeo derrumbe Se llega as a un pequeo saln plano de aproximadamente 20 metros de largo por cinco de ancho, el cual nos conduce a la entrada ms amplia que se abre al gran abrigo rocoso. En el interior de la cueva, del lado derecho teniendo como esta entrada, se encuentra un murete de 60 centmetros de alto de forma convexa hecho con lajas de piedra caliza encimadas, que delimita una rampa de lodo que proviene de la cuarta entrada. A 13

PAGE 20

pesar de la presencia de esta construccin, no pudimos localizar durante nuestra visita ningn otro vestigio arqueolgico, ni mueble ni inmueble, por lo que creemos que la cueva ha sido saqueada debido a su acceso relativamente fcil. 11. CUEVAS RITUALES Dentro de este apartado incluimos cuatro de las cuevas visitadas Como puntos en comn podramos decir que son mucho ms hmedas que las clasificadas como habitaciones, con arroyos interiores, goteos intensos o pequeas cascadas, con suelos inclinados generalmente cubiertos de rocas, a veces de grandes dimensiones En ellas sera impensable establecer un refugio, y sin embargo presentan evidencias claras de presencia humana. Los objetos observados adems son de distinta manufactura que los del anterior grupo de cuevas, mucho ms complejos. 4. Cueva de la Ofrenda Su acceso es por medio de una entrada amplia, claramente identificable, en las cercanas de la actual Ixtacxochitla. El recorrido inicia con una rampa de lodo, p r oducto del goteo constante de agua en la avanzando entre la acumulacin de piedras resultado de un derrumbe, se llega a un pequeo saln seco y plano, donde se observan numerosos fragmentos de cermica, que se encuentran dispersos Entre ellos se d i stinguen asas, as como pequeos restos d e carbn Del lado izquierdo hay un estrecho corredor de aproximadamente 30 metros de desarrollo en donde se ven muchas formaciones (estalactitas y estalagmitas) rotas Por su gran tamao y por estar en una zona algo inaccesible, creemos que 14 Nmero 14-15 los cortes fueron hechos intencionalmente De regreso al saln seco, se inicia el ascenso sobre un piso cubierto de carbonato de calcio, despus del cual nos encontramos con los restos de una fogata, junto con una cantidad enorme de fragmentos de cermica, as como con un resto seo, que segn nos refiere un mdico podra tratarse de un fmur Este conjunto se encontr alineado con una pequea cascada, la nica de importancia en la cueva. El pasaje contina ascendiendo volvindose ms avanzando en medio de un derrumbe nos encontramos que la cueva se divide en dos ramales con formaciones de carbonato de calcio, escurnmtento de agua y algunos fragmentos de la cermica dispersos, hasta llegar a un punto en que es imposible continuar. Pedacera de cermica en la Cueva de la Ofrenda

PAGE 21

Mundos Subterrneos UMAE 5. Cueva del Plato Esta cueva es horizontal y forma parte del Sistema El Encanto, la cavidad ms profunda y larga explorada en el rea. Para entrar a esta cueva es necesario bajar una pequea dolina bastante inclinada de aproximadamente veinte metros de profundidad De esta cueva sale la fuente de agua ms alta del Sistema El Encanto La entrada a la cueva es una grieta en forma diagonal de aproximadamente 8 metros por 2 de ancho, el avance al interior se tiene que hacer sobre el arroyo, que mantiene prcticamente una lnea recta hasta llegar al fondo, a unos 16 metros de la entrada. La cueva se extiende hacia el lado derecho, en donde se abre un saln con el techo bajo Un orificio en una de sus paredes comunica con una pequea rampa de piedras que conduce a un pequeo saln, en con abundante goteo de agua, de donde proviene el caudal del arroyo de la entrada de la cueva este saloncito conduce a la segunda de la cueva 1 O metros arriba Regresando al saln principal, junto al arroyo y sobre una de las piedras que se encuentran en la parte ms alta, encontramos un plato fragmentado de cermica gris oscuro con una ligera tonalidad caf, por lo cual es dificil de identificar desde cierta distancia. A pesar de haber recorrido la cueva con cuidado ste fue el nico material localizado La calidad de trabajo y el brillo del plato lo hacen en verdad bello ) sus medidas son 30 centmetros de dimetro y 7 centmetros de profundidad Presenta decoracin en las orillas exteriores, por medio de lneas diagonales incisas formando tringulos. A unos metros de donde se hall esta pieza confluyen con el arroyo principal de la cueva varias resurgencias menores, lo que nos parece que le da al sitio especial importancia 6. Cueva de la Mesa Es una cueva muy pequea que nos fe mostrada por una persona de la comunidad sorprendido por la similitud de una formacin natural de esta cueva con una mesa. Esta cueva se encuentra en una zona de absorcin, y tiene una dimensin aproximada de 5 5metros por 3 Smetros, la entrada es de 1.5 de altura por l 5 metros de ancho Despus de observar la mencionada "mesa" nos dimos cuenta de que si bien es una formacin natural, se encuentra modificada por el hombre Se trata de una costra de carbonato de calcio acumulada originalmente sobre 15

PAGE 22

el piso lodoso de la cueva Este lodo fue vaciado por debajo del carbonato, dejndolo flotando entre las paredes del fondo de la cavidad Su borde fue cortado en lnea recta, de tal manera que se form una repisa aproximadamente rectangular. Al parecer se trata de un altar para realizar un ritual ya que encima se observan los extremos de estalac t itas cortadas en la misma cueva Los extremos de stas se ven sucios y erosionados, lo que nos habla de que seguramente son cortes antiguos Muy probablemente la cueva ha sido saqueada, ya es pequea y de muy fcil acceso Altar en la Cueva de la Mesa 7. Cuel'a de los dolos Es una pequea resurgencia que tiene agua todo el ao, que se encuentra al lado de una vereda en la zona de maizales al sur de Ixtacxochitla, por lo que est plenamente identificada por los campesinos del lugar ya que a c ondicionaron con pequeos troncos un canal que recoge parte del agua cerca de la entrada Para poder entrar a la cueva es necesario quitar temporalmente estos troncos ya que el pasaje es muy continua hacia el lado izquierdo, donde 16 Nt1zero 14-15 del techo cae una pequea cascada por la cual se debe pasar para entrar a un segundo saln A este paso le denominamos "la puerta de agua" Este segundo saln es de unos 3 metros de l argo por l. 5 metros de ancho y se encuentra en estado fsil. Es notable la cantidad de fragmentos de cermica q ue hay en l, sobre toso cerca de su pared norte, entre los que se distinguen tres piezas con caritas de Tlloc, dios de la lluvia en el centro de Mxico. Entre la cermica rota se observan dos lajas de caliza puestas verticalmente al centro de otras ms colocadas en forma horizontal, que siguen el contorno de la pared Tambin descubrimos que la pared sur del saloncito, que se encuentra frente a la ofrenda en mencin, esta trabajada de tal forma que se convirti en una banca A pesar del uso que actualmente se le da a la cueva, parece que no se encuentra saqueada Probablemente el tener que atravesar una cascada para acceder a las piezas arqueolgicas sea lo que las ha mantenido a sal v o de la curiosidad de los campesmos Vasija de Tlloc en la Cueva de los ldolos

PAGE 23

Mundos Subterrneos UMAE Mscara de Tlloc ANLISIS En la siguiente tabla se resumen los materiales y prcticas observadas en las siete cuevas en anlisis Posteriormente, analizaremos uno por uno los cuatro ms recurrentes: cermica rota, ollas Tlloc, fogatas y formaciones rotas En base a nuestro trabajo de investigacin hemos logrado interesantes interpretaciones, que sin embargo estn hechas nicamente a partir de recorridos de superficie, por lo que nuestras aseveraciones deben tomarse siempre como sugerencias sujetas a posteriores trabajos a profundidad por parte de especialistas Stano del Plato Cueva de Cueva de los dolos cermi.ca fonmciones rotas Ailillll Cie cerrrica construc-huesos e IOnes 17

PAGE 24

l. Cermica rota Como se ve en la tabla, uno de los elementos ms sobresalientes es que en cuatro de las siete cuevas se localizaron fragmentos de cermica rota. En el caso de la Cueva de la Ofrenda y en la de Los dolos, el aspecto de los fragmentos nos lleva a pensar que la cermica fue rota intencionalmente, ya que son pequeos y estn generalmente muy concentrados. Adems, considerando que tenemos certeza de una cueva e informes de dos en donde se encontraron piezas de barro completas, creemos que las condiciones de estas cuevas bien pueden mantener intactas las piezas,. El que se hallaran recurrentemente tantos trozos de cermica, descarta la posibilidad de que esto sea siempre un hecho accidental, oomo probablemente s sea el caso de las cuevas habitacin en que hallamos cermica rota, concretamente en El Andrajo y la Cueva de Carmelo. Partiendo de la hiptesis de que las ollas cuyos restos en las cuevas consideradas rituales (Los Idolos y La Ofrenda) se rompieron con un propsito determinado, nos parece sustancial un mito recogido en el siglo XVI entre los mexicas que a continuacin transcribimos: "Contaba la leyenda que Tlloc tena en el patio de su aposento cuatro grandes barreos de agua, uno de las lluvias buenas, otro de las nieves y dos de lluvias malas, y que para llover cre a los tlaloques, que son las nubes, los cuales tomaban el agua de los barreos con unos cntaros y empuaban unos grandes palos: cuando les mandaban llover vaciaban el agua de los cuando pegaban stos con los palos, tronaba, y 18 Nn1ero 14-15 si caa algn trozo del cntaro roto, era un rayo". A la luz de esta narracin cobra un sentido ms claro la relacin que existe entre encontrar en cuevas -cerca de una significativa corriente o cada de aguauna acumulacin importante de fragmentos de recipientes de barro al parecer rotos a propsito. Otras evidencias interesantes provienen de la cultura maya del posclsico, que comparti con otras culturas de Mesoamrica ciertas ideas religiosas. Se menciona que el rayo era el protector del maz y que era quien lo liberaba del inframundo, tal vez representado por la cueva. Sobre el vnculo entre ollas y agua, nos encontramos ejemplos como el del Cdice de Dresden, en el que en varias paginas aparece la Diosa I, con una olla en las Qlanos de la cual cae agua en abundancia. En una de las partes no alteradas de los vestigios arqueolgicos de la cueva Naj Tunich, en Guatemala, sitio maya con presencia en los perodos Preclsico y Clsico, se reporta la existencia de lo que parece ser una ofrenda frente a una de las pinturas rupestres, en la que se hallaron fragmentos de cermica rota y restos de varias fogatas Es notable la similitud con varios de los hallazgos en las cuevas de lxtacxochitla. En resumen, creemos que en las cuevas que analizamos pudo haberse realizado un ritual de rotura de recipientes de cermica, probablemente llenos de agua, con la idea de propiciar a la cueva a que dejara salir el agua contenida en la montaa.

PAGE 25

Mundos Subterrneos UMAE 2. Ollas Tlloc Un segundo punto de anlisis, ms especfico que el anterior, es en torno a las llamadas "ollas Tlloc", que en la zona de Ixtacxochitla slo hemos hallado hasta el momento en una de las cuevas exploradas, la de Los dolos. Tres piezas de esta cueva fueron identificadas con este tipo de cermica, comparndolas con las imgenes de este dios que en distintos materiales y tcnicas aparecen abundantemente en muchas pocas y regiones de Mesoamrica prehispnica. Estas caractersticas son: Tocado rematado por picos cnicos que simbolizan las montaas en las que el dios almacena el agua Banda en el tocado con una fila de crculos simbolizando chalchihuites, piedras preciosas, representacin de lo sagrado "Anteojeras,,, grandes crculos alrededor de los ojos Nariz prominente, a veces formada por dos serpientes enrolladas "Bigotera" o fauce formada por las cabezas de dos serpientes encontradas frente a frente Colmillos prominentes que surgen de las cabezas de las serpientes, que recuerdan el origen remoto de Tlloc y los dioses de la tierra identificados como ofidios y saurios. Las tres piezas con representacin de rostros encontradas en la Cueva de los dolos, tienen suficientes elementos que permiten identificarlos con el dios de la lluvia, Tlloc para los hablantes de nhuatl. Por su estilo, podemos especular que la poca en que se realizaron estas ptezas y en que probablemente se depositaron en la cueva, fue en el perodo posclsico, el ltimo de la historia prehispnica (900 -1521 d. C.). Adems, estn cercanamente relacionadas con las representaciones de Tlloc del centro de Mxico En muchas de las montaas que rodean la Cuenca de Mxico, que en las creencias prehispnicas eran el mbito donde vivan los dioses del agua, en grietas y cuevas se depositaban las imgenes de estas deidades, de distintos materiales como piedra, barro e incluso algunas hechas de varas, resinas y copal, como las encontradas en las faldas del Iztacchuatl, conservadas en el Museo Nacional de Antropologa e Historia. Haciendo un paralelismo con Ixtacxochitla, la colocacin de estas efigies de Tlloc en la Cueva de los dolos responde seguramente a algn tipo de ritual. Estas piezas se encontraron tambin rotas intencionalmente, junto con fragmentos de cermica convencional y con una colocacin de rocas de la misma cueva en posiciones especficas, lo que nos habla de algn tipo de ritual ms complejo. El encontrar piezas como ollas Tlloc, no utilitarias, rotas junto con piezas ms convencionales como las halladas en otras tres cuevas analizadas, nos hace pensar que aquellas tambin tuvieron funciones rituales, reforzando la hiptesis expuesta en el punto anterior. Entre las referencias del uso estas ollas con el rostro de Tlloc, encontramos la interesantsima representacin de un personaje portando una en uno de los magnficos murales de Cacaxtla, Tlaxcala, pertenecientes al perodo epiclsico, entre 650 y 900 d. C., es decir de una poca seguramente anterior a la de las piezas de Ixtacxochitla, segn suponemos por el anlisis comparativo ya mencionado. Este personaje, vestido con 19

PAGE 26

un traje de piel de jaguar, porta una vasija Tlloc entre sus brazos y la inclina intencionalmente para derramar el agua que contiene sobre un vstago vegetal que surge de su ombligo, en un probable rito propiciatorio. Esta escena refuerza nuevamente la hiptesis del uso ritual de cuatro de estas siete cuevas analizadas, especialmente claro en la de Los dolos 3. Fogatas El tercer anlisis de este trabajo, enfocado especialmente a las cuevas que hemos catalogado como rituales, es la presencia del fuego en estrecha asociacin con el agua y con la destruccin intencional de cermica. En el caso especfico de la Cueva de la Ofrenda, los restos de carbn son abundantes en varias de sus zonas, pero especial mente en una pequea depresin colocada en eje con la pequea Nmero 14-15 cascada (la nica de la cueva) y con el depsito de fragmentos de cermica Adems, al parecer la roca que las separa de la cascada fue rebajada en parte para permitir una mejor visibilidad del agua desde la fogata, que est a nivel del piso. Existe la certeza de que en las religiones mesoamericanas prehispnicas los principios opuestos se encuentran ntimamente ligados, llegando al extremo de representarlos simultneamente, por ejemplo, en mscaras de cermica que divididas en dos por su eje, representan un rostro mitad vivo y mitad muerto Siendo el agua y el fuego una dualidad de este tipo, creando una tensin entre la parte fra y la caliente, la obscura y la luminosa y finalmente la femenina y la masculina del cosmos, cobra sentido el encontrar evidencias de fuego asociadas a la posible ofrenda de la cueva del mismo nombre. Esta oposicin complementaria genera, por ejemplo en el caso de los mexicas de los tiempos de la conquista espaola, una serie de representaciones hbridas de Xiuhtecuhtli, dios del fuego, rector del centro del mundo, patrono adems de la l ite mexicana, con atributos del dios Tlloc, como los chalchihuites o piedras preciosas, pintura corporal azul, colmillos prominentes y un tocado de picos similar al del dios acutico

PAGE 27

Mundos Subterrneos UMAE Reunir los opuestos complementarios agua y fuego podra, segn algunas referencias, estar representando simblicamente a la sangre, liquido rojo, caliente y vivo como el fuego, que constitua la ofrenda mxima a los dioses en muchas culturas del mundo La asociacin de estos dos elementos en la Cueva de La Ofrenda con restos seos, concretamente al parecer un trozo de fmur y otro de una costilla nos lleva a otras hiptesis relacionadas tal vez con el sin embargo, en este trabajo no pretendemos ir ms all por la dificultad que entraa el tema dados los limitados datos que puede proporcionar un recuento de materiales de superficie como ste 4. Formaciones rotas El cuarto elemento recurrente en las cuevas visitadas en Ixtacxochitla (y ltimo que analizaremos) es la presencia de formaciones naturales de carbonato de calcio, estalactitas, estalagmitas y columnas, rotas tambin intencionalmente Algunas son pequeas, pero se observaron varios fragmentos de considerable dimetro, hasta de 20 centmetros Nos parece dificil que este corte de formaciones se deba a vandalismo reciente, ya que los pobladores locales escasamente entran a las cuevas, generalmente por temor, adems de que no hay turismo ni otros agentes agresores que han daado gravemente muchas cuevas en otras regiones del pas En ocasiones los cortes se observan "recientes", es decir con aristas filosas y de color blanco puro, mientras que en otros casos se notan bordes redondeados, nuevos crecimientos en las porciones que quedan in situ, y manchas de lodo o ptina en los cortes Creemos que esta interesante situacin obedece, ms que al tiempo en que se realiz el corte de la formacin, a las condiciones ambientales de la cueva Aunque esta afirmacin requiere probablemente de observaciones ms detalladas y mediciones de temperatura y humedad, entre otras, podemos decir por el momento que en general) en porciones ms secas de las cuevas y con menos contacto con el exterior, los cortes se conservan ms limpios y con apariencia de ser recientes, mientras que en porciones ms expuestas a humedad y a cambios de temperatura por la cercana con el exterior, los cortes se "intemperizan" con mayor facilidad y las formaciones de las que se cortaron secciones comienzan un nuevo desarrollo aunque lento El primer caso se observ en lo que llamamos el Pasaje de las Formaciones Rotas de la Cueva de la Ofrenda, que se encuentra en estado fsil 21

PAGE 28

y por su estrechez y lejana de la entrada probablemente mantiene condiciones ambientales ms estables El segundo caso, se document en la Cueva de la Mesa, donde hay un leve goteo y un gran contacto con el exterior por las pequeas dimensiones de la cavidad Las estalactitas rotas que cuelgan del techo tienen ya un pequeo crecimiento posterior al corte que le dan a las aristas una apariencia redondeada o "boleada". Un caso ms, que por falta de datos suficientes no incluimos en este trabajo pero que brevemente mencionamos, es el del Sistema la Salamandra, en la que se encontraron formaciones rotas tambin con nuevos crecimientos y cortes de apariencia patinada, adems de ceramtca rota dispersa. Por tener cuatro entradas a distancias no muy grandes entre ellas, creemos confirmar que la influencia del cambiante clima exterior y la presencia de filtraciones es la causante de esta coincidencia con la Cueva de la Mesa. En el caso concreto de la Cueva de los dolos, reportada en nuestra tabla como con formaciones rotas, existe un acomodo de lajas de roca caliza, al parecer de la misma cueva, por lo que la consideramos dentro de este apartado El patrn de disposicin de las formaciones presenta similitudes notables, ya que tanto en la Cueva de los dolos y en la de La Mesa, como en La Salamandra, dominan la composicin de los posibles altares una o dos formaciones rotas colocadas verticalmente que sobresalen claramente de las dems. En el caso de las formaciones encontradas en la Cueva de la Ofrenda, las que se observaron en el mencionado Pasaje estn dispersas al azar, al parecer en lo que fue una zona de corte de estos elementos pero no de colocacin ritual. En otras partes de 22 Nmero 14-15 la cueva no se observaron en superficie estas colocaciones de formaciones, ni como parte de la ofrenda, ni separadas de staJ lo que no necesariamente quiere decir que estn ausentes. Aunque la interpretacin de este tipo de elementos nos parece un refuerzo de la hiptesis del uso ritual de estas cuevas, no hemos localizado hasta el momento referencias claras sobre los significados religiosos de las formaciones caverncolas. Sabemos de rituales alrededor de formaciones espectaculares en cuevas del rea maya como Balankanch, Yucatn, y Naj Tunich, Petn, Guatemala, y en la relativamente cercana Resurgencia de Coyolatl, observamos personalmente restos de cermica y ltica a los pies de gigantescas estalagmitas. Tambin que en varias viejas ciudades, tambin mayas, como Yaxchiln, Chiapas, se colocaron a manera de estelas grandes estalactitas cortadas de alguna caverna. La colocacin predominantemente vertical de estas formaciones, as como su forma y su presencia en el interior de las cuevas, con todos los simbolismos que ya hemos estado mencionando de agua, fertilidad, propiciacin y ofrenda, nos sugiere asociaciones con un culto flico, que aunque escasamente documentado, aparece en diversas formas, sitios y pocas de la Mesoamrica prehispnica.

PAGE 29

Mundos Subten-neos UMAE BIBLIOGRAFA Broda, J. 1996 Paisajes rituales del Altiplano CentraL Arqueologa Mexicana, IV (20): 40-49. Cdice de Dresde. 1983. Edicin facsimilar; Fondo de Cultura Econmica, Mxico. Garca, A 1995. Cruce de caminos, desarrollo histrico de la regin poblano-tlaxcalteca. Arqueologa Mexicana, 111 (13): 12-17. Garca, A. 1997. Richard Stockton MacNeish y el origen de la agricultura Arqueologa Mexicana, V (25): 40-43. Garza T. De Gonzlez, S. & W. Tommasi de Magrelli 1987. Arqueologa, Atlas Cultural de Mxico. SEP INAH, Planeta, Mxico. Gerhard, P. 2000.Geograja histrica de la Nueva Espaa 1519-1821 Instituto de Investigaciones Histricas, UN AM, Mxico, MacNeish, R. S. 1995. Valle de Tehuacn. Arqueologa Mexicana, 111 (13): 18-23. Odena, L 1995. La Historia ToltecaChichimeca Arqueologa Mexicana, 111 (13): 39-41. Riva Palacio, V. (coordinador). 1984. Mxico a travs de los siglos, Tomo l. Cumbre, Mxico Taube, K. A. 1996 Antiguos dioses mayas. Arqueologa Mexicana, IV {20): 20-29. Vargas, J. & R. Remolina. 2002. Exploracin en Ixtacxochitla, avances y perspectivas. Mundos Subterrneos, 13: 61-68. 23

PAGE 30

MESOFAUNA DEL STANO DEL BARRO, QUERTARO. Mariano Fuentes Silva & Leopoldo Q. Cutz Pool. Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos, Departamento de Ecologa y Recursos Naturales, Facultad de Ciencias, UNAM. E-mail: anarquia20@hotmail. com, cutzpool@yahoo.com. Abstract: Mesojaunafrom the Stano del Barro, Quertaro, Mexico. The Stano del Barro pit is located at mountain range in Quertaro, ha ve -41 O m of vertical level and is very important because different biotops are present there In July 2000 the speleological team of the UNAM make an expedition, and we colect samples of soil, the results a great diversity of soil fauna, very 1mportant on the first levels of food chain. Resum: La msojaune du gouffre du Stano del Barro, tat de Quertaro, Mexique Le gouffre du Stano del situ dans les montagnes de l'Etat de Quertaro, a une profondeur de 41 O m et prsente une grande importance de par la prsence de diffrents biopopes En juillet 2000, le GEU ( Groupe Splologique de la UN AM) y a ralis une expdition, collectant des chantillons du sol. Les rsultats montrent la grande diversit de la faune du sol, qui est tres importante aux premiers niveaux de la chaine alimentaire 24 Nntero 14-15 El del Barro, est localizado en la sterra gorda de Quertaro, y es el tiro vertical ms grande ( -41 O m) de todo el pas y uno de los primeros a nivel mundial; es una cavidad de colapso de dimensiones gigantescas, con una profundidad total de 455 m., 400 m. de largo y 200 m. de ancho. Se encuentra 3 km al SW del pueblo de Santa Mara de Cocos, en el municipio de Arroyo Seco; y a lo largo de todo el permetro presenta una vegetacin exuberante principalmente en el extremo oeste' donde se inicia la sima con una rampa fuerte pendiente Esta cavidad es un claro ejemplo de sima tectnica originada dentro de las calizas de la formacin El Abra por una enorme fractura vertical asociada a eventos tectnicos, en ella la disolucin ha actuado de forma mnima, y se ha ampliado y modificado un poco de su forma original debido a varios derrumbes que han acumulado material rocoso sobre su piso (Lazcano & Espinasa) . 1984 un grupo de espelelogos 1tahanos efectuaron una serie de colectas en el fondo de sta sima y el anlisis de arroj un pequeo listado que tnclua un pseudoescorpin, un coleptero de la familia Tenebrionidae araas . ' hempteros y hompteros. Postenormente en 1991, Gloria Camacho hace una pequea colecta durante el proyecto Tlallampa, el anlisis lo vuelve a hacer el Dr. Palacios-Vargas obteniendo como resultado cuatro familias de caros oribtidos, una de mesostigmados y una de prostigmados, as como dos familias de Durante el IV congreso nactonal de espeleologa en Tehuacn, Puebla, Mxico, Gaucn & Hernndez ( 1998) de la escuela de biologa de la Universidad Autnoma de Quertaro,

PAGE 31

Mundos Subterrneos UMAE presentaron los resultados de un estudio sobre su biodiversidad, principalmente enfocada a los vertebrados e invertebrados de mayor tamao, entre los que destacan las famosas guacamayas verdes (Ara militaris) que se encuentran en peligro de extincin, ellos obtuvieron una lista de 93 spp. en el interior y 18 en el exterior, sugiriendo que a partir de la lista de especies obtenida se lleven a cabo estudios ms profundos de los organismos y su ambiente. A pesar de ser una cavidad de fama mundial muy visitada durante las dcadas de los 70's, 80's y 90's ha habido muy pocos intentos por conocer y preservar su biodiversidad.:. El ambiente del fondo del stano es nico en su tipo, semejante a un bosque mesfilo de montaa que no ha sido muy alterado por la accin del hombre. La sierra gorda es muy importante, ya que en una superficie relativamente pequea, inciden un gran nmero de ecosistemas con una alta biodiversidad, por lo que ocupa el primer lugar en cuanto" a ecodiversidad se refiere entre las reas naturales protegidas del pas, con elementos que implican un choque entre la fauna nerticat neotropical y mesoamericana de montaa, y donde encontramos especies relevantes de la flora y fauna mexicana, que solo son posibles de identificar con estudios sistemticos como el presente, los cuales han servido como base para establecer los regmenes de proteccin que en la reserva se han implementado. METODOLOGA En julio del 2000, para conmemorar el nuevo milenio, el GEU-UNAM efectu una expedicin como parte del curso superior de espeleologa impartido por el entrenador Javier Vargas Guerrero utilizando las tcnicas verticales colocaron dos lneas y una vez abajo, se colectaron cuatro muestras de 600 cm3 de hojarasca y suelo de distintas partes del stano, includa la pequea oquedad donde se encuentran las libretas de la muestras se conservaron en fresco durante su traslado al laboratorio donde fueron procesadas segn la tcnica embudos de BerleseTullgren, que ut1hza el geotropismo positivo y el fototropismo negativo de los organismos edficos para colectarlos finalmente en alcohol al 70 % ; para separar los diferentes grupos se utiliz un microscopio estereoscpico y con la ayuda de cucharillas de diseccin se colocaron los diferentes grupos en tubos viales, para su identificacin se hicieron preparaciones fijas que fueron observadas con el microscopio de contraste de fases RESULTADOS Se encontraron un total de siete taxa diferentes, pertenecientes al Phylum Arthropoda (Tabla 1). 25

PAGE 32

Tabla l. Listado de la mesofauna del Stano del Barro, Qro. Taxa c-ise .. Prostigmata, Cunaxidae Cunaxa sp. Bdellidae Rhagididae Rhagidia sp. Erythaeidae Trombididae Eupodidae Pachygnathidae Pachygnatus sp. Mesostigmata 4 morfoespecies an no determinadas. Oribatida, Cosmochthoniidae Cosmochthonius desaussuri S phaerocthoniidae Spherochtonius sp. Euphthiracaridae Rhysotritia sp. Nothridae Nothrus sp. Plasmobatidae So/enozetes sp. Gymnodamaeidae Plesiodamaeus sp. Eremobelbidae Eremobelba sp. Liacaridae Liacarus sp. Oppiidae Arcoppia sp. Scheloribatidae Galumnidae Clase Symphyla Clase Insecta Diptera Homoptera Coccidae Orden Coleoptera Tenebrionidae 26 Nmero 14-15 Orden Diplura Suborden Campodeidae Mexicampa sp. Dicampa sp. Japygidae Evalljapyx sp. Clase Collembola Neanuridae Sensil/anura sp. Micranurida sp. Palmanura sp. Onychiuridae Mesaphorura sp. Tomoceridae Tomocerus sp. Isotomidae 1 sotomurus sp. Isotomodes sp. Isotomiella minor H ypogastruridae Ceratohpysella sp. Odontellidae Superodontel/a sp. Entomobryidae Pseudosinel/a sp. Lepidocyrtus sp. Friesella sp. Folsomina onychuirina Hypogastruridae DISCUSIN Y CONCLUSIONES Los colmbolos y los oribtidos (con un gran nmero de familias) son descomponedores de la materia orgnica por lo que son importantes formadores de suelo y su diversidad refleja tambin una gran variedad de hbitos alimenticios: detritvoros y micfagos, mientras que los prostigmados, en particular los cunxidos) son depredadores especializados pertenecientes a los niveles ms bajos de

PAGE 33

Mundos Subterrneos UMAE las redes trficas, muy importantes para el mantenimiento del equilibrio ecolgico de la fauna edfica Los quilpodos o cienpies poseen como carcter distintivo las forcpulas, y unas glndulas venenosas que solo son potencialmente peligrosas en algunas especies que sin embargo no existen en Norteamrica y que son incapaces de afectar al ser humano, a pesar de ser unas criaturas fascinantes medianamente abundantes no estn suficientemente estudiados Los diplpodos o milpis son organismos conspicuos y comunes en la hojarasca, y su rol ecolgico en las comunidades edficas cada vez es ms reconocido Los snfitos son importantes descomponedores de materia orgnica y algunas especies son plagas reconocidas ya que se alimentan de las races de cultivos econmicamente in1portantes. En cuanto a los dipluros tenemos que el subgnero Dicampa es el primer registro para el pas y considerada por los especialistas como una nueva especie por ciertos caracteres taxonmicos, mientras que el gnero Mexicampa constituye el primer registro para el estado de Quertaro aunque su distribucin est restringida al centro del pas, presenta algunos caracteres que se asemejan a los de organismos la mayor parte de sus sedas son de gran tamao; en cuanto al gnero Evalljapyx es importante sealar la especiacin que se est efectuando ya que sus caracteres (a pesar de no ser de un ambiente caverncola estricto) difieren mucho en e o mparaci n a especies cercanas Por la lista tan completa de organismos habitantes del suelo y la hojarasca de este stano del Barro, llegamos a la conclusin de que posee una alta biodiversidad que es necesario estudiar ms a fondo determinando los modelos de especiacin y procesos evolutivos involucrados AGRADECIMIENTOS Al Bil. Arturo Garca Gmez por la identificacin de los dipluros, sus comentarios y su amistad, al Bil. Ricardo Iglesias Mendoza por la identificacin de los oribtidos, al Dr. Jos G. PalaciosVargas y a la Dra. Gabriela Castao Meneses las correcciones y sugerencias BIBLIOGRAFA Espinasa, P. R. 1990 Propuesta de clasificacin del karst de la Repblica Mexicana. Tesis Profesional, Ingeniera, UN AM, Mxico 131 pp. Lazcano, C. 1986. Las cavernas de la sierra Gorda. SEDUE/ UAQ/ SMES, Mxico 205 pp. Marimo Fuentes Silva en el Stano del Barro 27

PAGE 34

DIFERENCIAS MORFOLGICAS ENTRE DIPLUROS CAVERNICOLAS Y EDFICOS. Arturo Garca-Gmez. Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos, Departamento de Ecologa y Recursos Naturales, Fac. de Ciencias. UNAM. 04510 Mxico D.F. Email: gabl2y@yahoo.com.mx Abstract: Morphomologica/ Differences between Cave and Edaphic Diplurans Troglomorphic organisms show characteristics such as eyelessness, depigmentation, elongation of antennae and very elongated walking appendages. These changes allow us to establish their affinity to the cave environment Nevertheless, there are euedaphic and edaphic species which show the same morphological characteristics, due to the similarity between the hypogean environment and the caves. Such is the case within the diplurans, which due to their edaphic habits haves been collected in caves and outside of them. Comparisons between individuals from caves and edaphic habitats show minar modifications like a higher number of macrosetae on the thorax, increase in size of the cupuliform organ, and loss of secondary sexual characteristics in among others. In this work these differences are studied in order to establish a morphological pattern for cave diplurans. 28 Nmero 14-15 Rsum: Diffrences morphologiques entre Diploures cavernicoles e t daphiques Les organismes troglomorphes prsentent des caractristiques telles que : ccit, atrophie des yeux, dpigmentation, apigmentation, hypertrophie des anteones et allongement des pattes. Ces modifications nous permettent d'tablir leur affinit a l'environnement souterrain Nanmoins, il existe des especes eudaphones et daphiques qui prsentent les memes 9aractristiques morphologiques, du fait des similitudes entre l'environnement hypog et celui des grottes. Ctest le cas des diploures, dont les populations cavernicoles et daphiques prsentent des caractristiques morphologiques similaires. La comparaison entre les spcimens cavemicoles et daphiques montre, en autres, chez les cavernicoles, quelques petites modifications ; comme un nombre plus lev de macrosoies sur le thorax une taille plus importante de l'organe sensoriel cupuliforme, la perte des caractristiques sexuel1es secondaires chez les males. Cet article passe en revue ces diffrences) afin d'tablir un modele morphologique des diploures cavernicoles. INTRODUCCIN El termino caverncola se di para definir el comportamiento de algunos organismos, a los que les gusta habitar cuevas o grutas, a estas diferentes especies se pueden dividir en tres categoras ecolgicas: a) troglobios, b) troglfilos y e) trogloxenos. As) a los organismos troglobios les pueden definir como individuos con adaptaciones especiales para sobrevivir en un medio dichas

PAGE 35

Mundos Subterrneos UMAE adaptaciones (en Pterygota) van desde una reduccin o prdida de ojos, una despigmentacin cuticular, prdida de alas, desarrollo de largos apndices y antenas y, en ocasiones, un incremento del tamao del cuerpo, adems de cambios fisiolgicos para poder sobrevivir en bajas concentraciones de oxgeno (Howarth 1983). Pero los Diplura, apterigotas totalmente edficos, tienen como caractersticas particulares las mismas que los organismos antes mencionados, exceptuando los fisiolgicos, as que antes definiremos al orden Diplura, sus diferentes hbitats y por ltimo las adaptaciones caverncolas que lo definen como un organismo de caractersticas troglomorfas DIAGNOSIS. Son pequeos hexpodos apterigotos, con partes bucales masticadoras enttrofas (Paclt 1957; Vzquez y Villalobos 1987; Ferguson 1990) que no presentan rgano de Tomsvary; con antenas multiartculadas; el abdomen se compone de diez segmentos, los primeros siete presentan estilos; tambin presentan en algunos segmentos del abdomen vesculas, las cuales generalmente tienden a carecen de el gonoporo se encuentra entre los segmentos VIII y IX (V zquez y Villalobos tiene un par de cercos el cual puede ser largo y filamentoso, en los Campodeidae (Fig. 1 ), o corto con forma de pinzas, en los Japygidae (Fig. 2). Todos los dipluros tienen una cutcula delgada y prcticamente des pigmentada (Sendra 2001 ), son ciegos y la mayor parte del cuerpo es alargada y comprimida, carcter muy comn de los insectos euedficos ( endogeos) que habitan en una oscuridad casi completa. Generalmente llegan a medir hasta 1 centimetro de largo (Paclt 1957; Vzquez y Villalobos Bareth y Pags 1994) pero en ciertas regiones del mundo llegan a medir hasta los 5 centmetros, por ejemplo Dinjapygidae de Bolivia y Per (Gonzlez 1964) y Heterojapyx sp. de Australia (Tomlin 1999). Figura 1 Campodea sp; Figura 2 Japyx sp. HBITAT. Los Campodea se encuentran sujetos estrictamente al suelo, pero slo donde la humedad es relativamente alta. Se les puede hallar. en casi todo el planeta, exceptuando las regiones polares. Este grupo es representante en la hojarasca de selvas y bosques, principalmente en tambin se les puede ver en jardines; cerca de las riveras no se les encuentra en el desierto, pero en los oasis se han descubiertos formas muy de manera general se les puede hallar hasta desde el nivel del mar hasta los 4800 msnm. Dentro del hbitat subterrneo son relativamente abundantes donde se 29

PAGE 36

han podido encontrar a 800 metros de profundidad o un poco ms (Bareth 1986) y se les han encontrado caractersticas especificas, logrndose distinguir ejemplares de caractersticas troglomorfas (Bareth y Pags 1994). Los Japygidae, en comparacin a los campodeidos, son menos abundantes y slo los podemos encontrar entre las regiones situadas entre los 50 latitud norte y los 50 latitud sur. Son abundantes en primavera y otoo y, al igual que los Campodea son frecuentes en los suelos donde la humedad es cercana a la saturacin y la temperatura se encuentra relativamente elevada Por su gran tamao y al ser poco sensibles a la luminosidad, son de fcil observacin entre la hojarasca (Bareth y Pags 1994) Sin embargo, las pocas capturas que se han obtenido de este grupo no muestran caractersticas peculiares a la vida caverncola. Adaptaciones al medio subterrneo Bareth & Pags (1994) mencionan las siguientes caractersticas para las formas troglomorfas en los Campodea, as como su comparacin con las formas edficas. En el caso de los Campodea los caracteres representativos a la vida subterrnea son: el desarrollo del rgano cupuliforme del ltimo artejo antenal, incremento de la talla, alargamiento de los apndices, modificacin de la forma de las uas, disminucin o aumento en el nmero de faneras y regresin de caracteres sexuales secundarios (Vandel Bareth & Pags 1994). Para el caso del rgano cupuliforme, que se encuentra en el pice 30 Nmero 14-15 antenal, presenta un aumento en el nmero de sensilas, lo cual parece ser la primera manifestacin en la adaptacin caverncola. De forma general, en los organismos endogeos el nmero de sensilas es de 4 pero las formas caverncolas se llega a aumentar 12-15 o ms, por ejemplo Jeanne/icampa tiene 28 sensilas, pero al mismo tiempo del aumento de sensilas, la estructura de las mismas se modifica, hasta el punto de alargarse en su base formando un cuello nada caracterstico en los edficos (Fig. 3) El incremento de talla se da principalmente en las antenas y los as que mientras los endogeos cuentan con 46 tergitos antenales los troglobios pueden llegar a tener 59 o 62 y, de manera general, stos son ms largos (2 o 3 veces) que anchos. Figura 3. rgano cupuliforme de Campodea s str. ult.:r:Q.arte:]-9 Para el caso de los cercos, el alargamiento puede llegar a ser de 2 o 3 veces la longitud del cuerpo. As como las extremidades del cuerpo, las cuales se vuelven sumamente alargadas y delgadas, tanto que el par posterior puede llegar a sobrepasar la extremidad abdominal (Fig. 4A).

PAGE 37

Mundos Subterrneos UMAE l1.:;cuse:ni Figura 4. Ejemplares de ambientes caverncolas, tomado de Bareth y Pags 1994. En el caso de los ejemplares edficos, las uas tienen una forma semejante a una hoz, pero en los caverncolas esta forma se modifica a una imagen de escuadra, adems de presentar con frecuencia crestas laterotergal es perfectamente distingibles (Fig. SA). En ocasiones y principalmente en el gnero Para/locampa presentan una seda pretarsal con un incremento lateral considerable (Fig SB). En lo que concierne a la quetotaxia los Diplura, de forma general presentan la siguiente frmula: para el torax 3+ 3 macrosedas en alguno de los dos primeros terguitos y 2+2 macrosedas en el tercero, siendo sta la quetotaxia primitiva. El aumento o reduccin en nmero de estas sedas depende principalmente del bioma en que se encuentren los organismos, es as que la reduccin se da principalmente en los edficos y el aumento en los caverncolas. Ciertas lneas troglobias presentan una quetotaxia torcica reducida, por ejemplo Oncinocampa genuiteri del norte de Espaa, capturado a 500 metros de profundidad tiene un slo par de macrosedas sobre el protrax siendo este un caso extremo de reduccin conocido li\5 iJf:t u imp1.e d .. .:!fL en los Campodea. Figuras 5A. Ua con cresta laterotergal de Litocampa hrasiliensis, 58. Ua simple de Parallocampa con seada pretarsallaminal. La quetotaxia abdominal vara considerablemente al compararla con la torcica, pero no existen cambios significativos al comparar una forma edfica con una troglobia. Muy a menudo ciertos de los caracteres sexuales secundarios no aparecen en los machos troglobios, siendo sobre todo las faneras glandulares y sensoriales del margen posterior del primer esternito abdominal as como los pelos delgad?s que la preceden (Fig. 6). Contrariamente a los Campodea, los Japygidae presentan pocas modificaciones al medio caverncola, las cuales pueden ser: un aumento en el nmero de artejos antenales, un alargamiento poco visible de los 31

PAGE 38

apndices torcicos y abdominales (Fig.4B) y por ltimo la aparicin de sensilas placoides en los artejos antenales subapicales (Fig. 7). .. -... : lr .... .Snbcrjxa ,., Figura 6. Subcoxa del primer segmento abdominal de un Campodea de hbitos edaficos. Para varios autores, entre ellos Bareth ( 1986 y 1994 ), las diferentes modificaciones troglobias en los Campodea se deben principalmente a que las especies del hbitat caverncola evolucionan libremente sobre las paredes de las grutas y al tener diferentes condiciones espaciales (en comparacin a los edficos) se favorece el alargamiento y desarrollo de los apndices, de las antenas y los cercos entre otros caracteres. Pero sto no siempre concuerda ya que se han encontrado ejemplares ya sea fuera de las cuevas o de alta montaa con una gran cantidad de caracteres semejantes a los propios de las formas caverncolas. Por ejemplo para la quetotaxia torcica se menciona un aumento de macrosedas en el tercer segmento (Metanotum}, pero en Mxico se han colectado ejemplares del gnero Mexican1pa con un nmero superior de sedas en el metanoto, con un total de 4, pero tambin en el mesonoto presentan un 32 Nmero 14-15 aumento de sedas llegando a tener S (Wygodzinsky 1944); adems, en las diferentes colectas que se han realizado, se han encontrado ejemplares edficos con apndices ms largos que en ciertos troglobios. En los japygidos es ms dificil determinar un organismo troglobio, es ms, Bareth & pags ( 1994) piensa que dicho trmino no se puede aplicar a los Japigidae principalmente por sus hbitos los que le facilitan la entrada y salida a las cuevas al perseguir a diferentes presas, lo que a mi parecer lo lleva ms como un organismo trogloxeno. Figura 7. pice antenal del gnero Ctenjapyx Por ltimo se presenta un cuadro que representa la distribucin de los dipluros caverncolas de cuevas y de ambientes semejantes de Mxico.

PAGE 39

Mundos Subterrneos UMAE Gnero. Estado. Paratachycampa boneti Wygodzinsky 1944 Nuevo Len, Cueva de Garca. Juxtlacampa juxtlahuacensis Wygodzinsky 1944 Guerrero, Cueva de Juxtlahuaca Parallocampa cavernico/a Wygodzinsky 1944 Nuevo Len, Cueva de Garca. Campodea chica Wygodzinsky 1944 San Luis Potos, Cueva chica. Campodea s str. Morelos, Cueva del Diablo. Litocampa sp Morelos Cueva de San Juan Tepoztlan. Juxtlacampa sp. Quintana Roo, tigre 6. Campodea (Campodea s str.) sp Guerrero, Stano de Otates Campodea (Dicampa) sp Quertaro, Stano del Barro. Mexicampa sp. Quertaro, Stano del Barro. AGRADECIMIENTOS El Dr. Juan Montaa revis amablemente los resmenes, la traduccin en ingls fue corregida por Peter Sprouse y la de francs por ric Sanson. BIBLIOGRAFA. Bareth, C. 1986. Acquisitions rcentes sur 1 'ecologie et la biologie des diploures Campodeides (Insecta Apterigota), pp. 69-104. In Dallai, R. (ed.) Second international seminar on Apterygota, University of Siena, Italia. Bareth, C. & J. Pags. 1994. Insectes Aptrygoes. Diplura., pp. 277283. In Juberthie, Ch. & V. Decu ( eds.) Encyclopaedia Biospeologica. MoulisB ucarest. Francia-Rumania. Tomo l. Gonzlez, R 1964. Japygoidea de Sud Amrica, 6: revisin de la familia Dinjapigidae (Womersley, 1939). Acta zoologica lilloana. 20: 113-128. Howartb, F. G. 1983. Ecology of cave arthropods. Annua/ Review of Entomolgy., 28: 365-389. Paclt, J. 1957. Genera lnsectorunz, Quatre-Bras, Crainhem. Belgique. 123 pp. Sendra, A. 2001. investigacin, Sistemtica, B iogeografia. Lneas de Diplura, Faunstica y http :1/www. el a ve. drago. net/natura museo/inves/innves5. htm Tomlin, L. 1999. Diplura. htm.lflYWW_,_inru9 .. ctoscr/Texto9 .html Vandel, A. 1964. Biospologie, la bio/ogie des aninzaux cavernicoles. GauthierVillars Paris 619 pp. Vzquez, G. L. y A. Villalobos 1987. Zoologa del Phylum Arthropoda. pp. 285-287 Interamericana, Mxico. Wygodzinsky, P. 1944. Contribw;ao ao conhecimento da familia Can1podeidae (Entotrophi, insecta) do Mexico. Anales de la Escuela Nacional de Ciencias Biolgicas, 3: 367-404. 33

PAGE 40

LASCUEVASENTRE LOS ANTIGUOS MAYAS. EL EJEMPLO DE NAJ TUNICH Dibujo 22, Naj Tunich (Stone 1995: 147) Martha A. Garca Snchez Escuela Nacional de Antropologa e Historia. Isidro Fabela SIN Perifrico Sur. Abstract: Caves in the Ancient Maya World: the Exemple ofNaj Tunich. . Located 1n the Peten regton, 1n Guatemala, the cave of Naj Tunich is a site of great importance for the study of ancient Low Land societies Beyond its natural beauty, the cave holds one of the most impressive collections of Mayan art) as well as valuable information to help archaeologists in obtaining an approach on Mayan thought. Rsum: Les grottes chez les anciens mayas: J'exemple de Na} Tunich. Situe dans le Pten au Guatmala, la grotte de Naj Tunich est un site de grande importance pour 1, tude des socits prhispaniques des Terres Basses. En plus de sa beaut naturelle, la 34 Nmero 14-15 grotte prsente une impressionnante richesse d'art maya et nous apporte des lments prcieux pour comprendre la complexe pense maya. INTRODUCCIN En 1979 un cazador de nombre Bernab Pop, habitante del pueblo de Potun en el bosque tropical de Guatemala, reuni a sus perros y sali de al perseguir a uno de ellos en el bosque lleg a una espectacular cueva de grandes dimensiones (Naj Tunich) forrada de cientos de espeleotemas Lo que encontr fue uno de los sitios ms importantes para el estudio del pensamiento ritual maya y su descubrimiento llam la atencin de toda la comunidad arqueolgica mesoamericana. Naj Tunich alberga una de las colecciones ms bellas de representaciones artsticas mayas, as como una invaluable informacin sobre la sociedad precolombina de las Tierras Bajas. El sitio se caracteriza por su impresionante riqueza tanto arqueolgica como la cueva contiene 87 pinturas, 500 glifos en 40 textos, 6 tumbas, 3 albercas varios elementos constructivos, evidencia de sacrificio infantil, y una gran cantidad de material en concha, obsidiana y cermica. El significado de toda esta evidencia arqueolgica demuestra la importancia de las cuevas en la ideologa de la sociedad maya. Sin embargo, muchas de estas pinturas y glifos han sido perdidos para siempre, producto del saqueo y la negligencia, en combinacin con la fragilidad de los dibujos. Varias de estas obras de arte fueron destruidas aos

PAGE 41

Mundos Subterrneos UMAE despus de su descubrimiento. Un triste consuelo son las fotografias y catlogos elaborados a principios de la dcada de los ochenta. Al hablar del pensamiento de los antiguos mayas, nos referimos a su cosmovtston, o sea: "la v1ston estructurada en la cual los antiguos mesoamericanos combinaban de manera coherente sus nociones sobre el medio ambiente en el que vivan, y sobre el cosmos en el que situaban la vida del hombre" (Broda, 1990). La cosmovisin explica no slo la creacin del universo sino el nacimiento de la humanidad y el ordenamiento del mundo (Bassie-Sweet, 1994:3), y an ms importante, el lugar del hombre en este orden, y su obligacin de mantenerlo. LAS CUEVAS ENTRE LOS ANTIGUOS MAYAS El universo maya prehispnico incluye un cielo con trece niveles, una superficie terrestre gigantesca en la que caminaban los hombres, un mar en el cual flotaba la tierra y un inframundo en nueve niveles. En su centro se levantaba un gigantesco rbol de la vida, un ceiba sagrado, y su follaje se extenda al cielo y sus races al inframundo (Thompson, 1970; Stuart, 1981 Bassie-Sweet, 1994). En cada lado del mundo cuadriltero haba una montaa mitolgica alineada a un punto cardinal, en el centro se encontraba la montaa sagrada (Eliade, 1954), el acceso a la montaa y sus supernaturales era a travs de una cueva marcada por el rbol de ceiba Las cuevas eran el punto de transicin al inframundo o como indica Basie-Sweet (1994) al mar en el que flotaba el mundo Existe la creencia maya de que las montaas contienen cuevas, exista o no un acceso fisico a ellas (Bassie-Sweet, 1994). Las cuevas en Mesoamrica son, generalmente, vistas como acceso al inframundo al margen de estar asociadas con la lluvia, la fertilidad y la abundancia Gracias al estudio etnogrfico, sabemos que las actividades rituales eran dirigidas hacia localizaciones que simbolizaran los puntos centrales d et mundo, ya que representaban las cuevas sagradas de sus ancestros y de las deidades a quienes pertenecan las ofrendas dejadas. Las cuevas naturales cercanas tambin se pensaba que representaban las cuevas del horizonte Muchas comunidades modernas an utilizan las cuatro montaas sagradas para definir sus fronteras ritualmente (Tedlock, 1982). LA CUEVA DE NAJ TUNICH Antecedentes arqueolgicos. Naj Tunich fue comenzada a estudiar en 1980, el primer visitante con antecedentes antropolgicos fue el lingista de la universidad de Yale, Ventur quin arrib en junio de 1980. ste le dio al sitio su nombre Naj Tunich, que significa "cueva" o "casa de piedra, en Mopan, el idioma local. En enero de 1981 G Stuart ( 1981) realiz una exploracin que culmin en la publicacin de un artculo en la revista Nationa/ Geographic en agosto del mismo D. Stuart empez el estudio de las inscripciones. Dos espelelogos, Garza y Witte, mapearon la cueva en 1981 y publicaron una descripcin en la National Speleologica/ Society News. En su visita en febrero de 1981 por James Brady y el fotgrafo VanKirk, todas las inscripciones fueron fotografiadas, y se hicieron planos para 35

PAGE 42

un muestreo ms extensivo. (Brady y Stone, 1986). La cueva fue explorada y los artefactos localizados, contados y registrados. Todos los dibujos fueron localizados en el mapa del sitio y dibujados por Andrea Stone. A partir de entonces se realizaron continuas temporadas de investigacin por parte del investigador James Brady y su equipo de trabajo. Entorno geogrfico. Naj Tunich es una cueva ceremonial que se localiza en una regin conocida como el Petn, en las Tierras Bajas del rea maya, a 29 km del pueblo de Poptun y a pocos kilmetros de la frontera con Belice En el centro de la meseta de la Vaca, en Belice se encuentra un sistema de cuevas que son parte un sistema hidrulico formado por el ro Chiquibul y sus afluentes. Las cuevas suman un total de 50 km en extensin con espacios individuales que tiene una dimensin de hasta 18 km. Los volmenes de los tneles son de grandes proporciones, promediando 30 o 40 m de ancho (un cuarto mide 150 por 350 m) A pesar de que este es el sistema de cuevas ms largo de Centroamrica (Stone, 1995), prcticamente no se haba conocido hasta la dcada de los ochenta. En este complejo sistema subterrneo, se encuentra Naj Tunich. Los sitios arqueolgicos cercanos contemporneos a Naj Tunich son Lubaantun, Nim Li Punit, Pusilha en Belice Ixcun, Ixtutz y Sacul en Guatemala. Un recorrido subterrneo. reas de intensa actividad ritual. La entrada a la cueva es bastante accesible, en ella se encuentra una cmara gigantesca de 3 O m de altura y 150 m de largo. La luz solar entra fcilmente y es 36 Nnrero 14-15 un espacio realmente su techo, cubierto de cientos de estalactitas se extiende a 30 m sobre la superficie (Fig 1). Un levantamiento natural ocurre en dos tercios del rea y los mayas lo modificaron con un elaborado sistema para retener las paredes. A esta rea Brady ( 1989) la clasific como operacin VI que incluye un gran piso nivelado que cubre dos terceras partes de la entrada de la cueva, as como una pequea pendiente que une este piso con el nivel de la selva. Descendiendo del balcn se encuentra un embudo donde las autoridades han instalado una reja de acero; esta ruta nos lleva al un sistema de tneles con un dimetro aproximado de 15 m que se extiende 300 m antes de ramificarse. Una de estas ramificaciones, el tnel del norte termina en el Pozo del Silencio, una fractura de 16 m con lodo y agua en la superficie. En la ramificacin del oeste, aunque tuvo escaso material arqueolgico se encuentra el mayor nmero de las pinturas, 60 del total de 87. En Naj Tunich, se han reportado tres lugares que manifiestan una intensa actividad y que se consideraron sitios especialmente sagrados para los antiguos mayas. En stos se encontr una alta concentracin de materiales arqueolgicos y modificaciones al entorno de la cueva en forma de estructuras constructivas muy complejas. El primer sitio se encuentra en la parte ms profunda de la entrada, denominado "El el segundo se localiza a 40 m dentro del tnel, conformado por una alberca y varias el tercero se localiza en la parte de la cueva ms alejada de la entrada, llamada el Pozo del Silencio.

PAGE 43

Mundos Subterrneos UMAE Fig. l. Cueva de Naj Tunich (Tomado de Brady & Stone, 1986) De los tres lugares especialmente sagrados para los mayas, el primero es El Balcn, localizado a la entrada de la cueva. Las reas detrs de las paredes de la entrada fueron llenadas y niveladas artificialmente para crear un balcn que 37

PAGE 44

se levanta a 14.24 m_ de la superficie de la entrada al piso del segundo nivel l. El Balcn revela la concentracin ms alta de artefactos (Brady, 1989; Brady & Stone, 1986). La cermica est bastante mezclada pero se lograron distinguir fragmentos correspondientes al Clsico Temprano -250 a 600 d.C.-y Tardo 600-900 d.C. (Brady, 1989). Lamentablemente toda la zona del balcn se encuentra tan alterada por el saqueo que la informacin ha sido mermada considerablemente. Un camino que viene del nivel inferior tambin se encuentra muy alterado, por lo que no se pudo determinar ningn tipo de cronologa. En el nivel superior del balcn se construyeron seis estructuras que se cree que fueron tumbas (Brad y & S tone, 1986). Las sets fueron saqueadas, posiblemente desde tiempos prehispnicos; sto se cree debido a una estalagmita formada en la parte superior de un muro parcialmente destruido. Tres de las tumbas que fueron construidas como tales son las primeras en su tipo reportadas en el rea maya, y claramente muestran el status de lite de sus ocupantes. Fragmentos de hueso fueron encontrados en el piso as como varias cuentas de jade y una pequea placa del mismo material. Un fragmento de cermica encontrado aqu contiene un texto con dos gli fos asociados a gobernadores mayas, que traducido puede decir ''seor de la sucesin'" (Brady, 1989). Por lo tanto, es casi seguro que ste fue el lugar de entierro de un miembro de la lite y posiblemente de la realeza maya. En la parte superior del balcn hay otro elemento un cuarto que contiene una pequea alberca construida por los antiguos esta alberca ya no contiene agua. Los cuerpos 38 Nmero 14-15 de agua estancada eran considerados sagrados para los mayas y muchas veces se encontraban llenos de ofrendas_ Una segunda rea de importancia ceremonial se localiza a 40 m dentro del sistema de tnel, y se centra alrededor de otra alberca, la segunda de tres que se encuentran en la cueva (Brady & Stone, 1986). Esta seccin de la cueva es muy elaborada: al norte de la alberca se encuentra una plataforma con tres escalones y la parte superior ni velada en una plataforma. La parte superior de la plataforma contiene la concentracin ms alta de artefactos en todo el tnel. La tercer rea de intensa actividad ceremonial fue descubierta en la parte final del tnel del norte, en el punto ms alejado de la entrada de la cueva. Consiste en un cuarto profundo de cinco metros de ancho que se le nombr Pozo del Silencio_ El acercamiento a este pozo tiene una pendiente abrupta y el piso del tnel se convierte en una capa de lodo; las huellas de pies descalzos impregnadas en el lodo nos recuerdan a los antiguos peregrinos que visitaron este sitio. Una vez ms se encontr cermica del Preclsico (2,500 a. C.250 d. C.). Princi paJes obras artsticas. Petroglifos y huellas de manos Los petroglifos en Naj Tunich se opacan en comparacin con las pinturas, pero varios se distinguen como nico estilo que data a los petroglifos del Clsico reportado en una cueva maya (Stone, 1995). Se reportaron ocho petroglifos como parte de los dibujos y una docena de huellas de mano positivas. Pinturas Las pinturas y los dibujos en Naj Tunich son una de las ms grandes colecciones de arte de las cuevas mayas, comprenden 85 de 89 unidades de dibujos registrados.

PAGE 45

Mundos Subte"neos UMAE El ritual es el tema principal de sus pinturas, tal como lo es en la mayor parte de la narrativa artstica de los mayas. Sin embargo las pinturas contienen fragmentos del ritual maya del Clsico que rara vez es tan abierto Entre las figuras ms representativas se encuentran aquellas representando figuras humanas, asimismo la coleccin contiene las figuras ms explcitas de una relacin sexual conocida en el arte maya, encontramos representaciones de jugadores de pelota y dos escenas de msicos tocando tambores e instrumentos de viento. Los datos jeroglficos indican que las pinturas fueron creadas en el perodo 692-771, de 1 3 katun a 17 katun en la cuenta larga, perodo en el que surga el florecimiento de las Tierras Bajas. Hay tambin escenas de jugadores de pelota. Se levanta una figura a lado de una columna de glifos, observando un patrn escalonado de lneas negras representando un lado del juego de pelota. Una pelota negra aparentemente est rebotando de la superficie. De frente a los espectadores, se encuentra un jugador con vestimenta completa (Stuart, 1981 ) En el caso del dibujo 88, hay una evidencia contundente de que se hicieron rituales en presencia de las pinturas, ste se encuentra en el final del pasaje del norte. El acceso no es fcil, pues la entrada es muy estrecha. Se encuentra una estructura, que parece haber funcionado como altar, acompaada de ofrendas e inscripciones pintadas (Stone, 1995). El altar consiste en una acumulacin de rocas de un metro de alto pegadas a la pared, una roca plana se encuentra en la parte superior del altar, pero no se encontr nada sobre ella. Se puede inferir que una ceremonia fue elaborada en el altar que incluye el rompimiento de la vasija, pintado de las inscripciones y el quemado de pequeos fuegos en el altar. El conjunto del altar y el dibujo es un sitio muy importante ya que, a diferencia del Balcn, ste no fue alterado por el hombre despus de su deposicin, lo que result en un contexto intacto que di a los arquelogos un acercamiento profundo a su funcin pasada. Glifos Estas pinturas constituyen la coleccin ms amplia de textos mayas que se ha encontrado en una cueva. De las 1nscnpc10nes, 17 son fechas del calendario cclico. Los mayas consideraban los nmeros y los das en su calendario como una procesin de dioses que marcharon a lo largo del camino eterno, sin principio ni final. Haba estaciones a lo largo de este camino, una por cada da, otros para marcar el final de cada poca o perodo (Stuart, 1981 ). Una de estas estaciones posiblemente se muestra en dos columnas de glifos y se interpret como junio 30 de 741 d. C. Esta fecha se encontr dos veces y coincide con la cermica en la entrada de la cueva, y el estilo general de los glifos es el mismo encontrado en otros vasos correspondientes al perodo que va del 600 al 900 d. C (Stuart, 1981 ). Otro aspecto muy importante es que en los textos se mencionan los nombres de diversos sitios aledaos y 39

PAGE 46

muestra a Naj Tunich como un lugar de Naj Tunich evidentemente guardaba cierto prestigio regional Significado de la cueva. Las pinturas figurativas, con sus representaciones de danza, canto, tambores, derramamiento de sangre y los heroicos gemelos, nos dan evidencia directa que el ritual motiv la creacin de las pinturas. Las imgenes de la cueva se enfocan a la realizacin individual del ritual, el ritual como una experiencia vvida. La utilizacin del sitio de ninguna forma fue habitacional, pues la carencia de luz, los tneles angostos y la evidencia arqueolgica lo demuestran En la zona del altar se efectuaron ceremonias, evidencia de sto es la presencia de carbn encontrado entre las rocas (Stone, 1995). La mayora del quemado tuvo lugar arriba de las piedras. En el piso cerca del altar se encontraron dos vasijas cermicas pertenecientes al Clsico Tardo. Altar de piedras con bordes de olla y pintura asociada. Dibujo realizado por Jerulifer Clark (Tomado de Stone 1995) Esta cueva claramente tuvo una ocupacin ritual por parte de la lite 40 Nmero 14-15 maya. La razn por la cual se relacionan las cuevas con la clase privilegiada se basa en la naturaleza altamente estratificada de la antigua sociedad maya. Naj Tunich fue un sitio de adoracin entre la lite Esto se establece por la masiva construccin arquitectnica, la presencia de entierros de lite, la abundancia de artefactos que incluyen jade y vasijas polcromas, y principalmente, las impresionantes pinturas que contiene (Brady & Stone, 1986). Para la sociedad maya el gobierno era para cuidar y proteger; por lo tanto, aquel que gobierna lucha contra el mal y piensa que su sacrificio y sus esfuerzos, lleva a la gente la bendicin de los dioses (Guiteras, 1961 ). En Naj Tunich se encontr la presencia de sacrificio de los 20 individuos recuperados, cuatro eran infantes y otros cuatro eran jvenes. El esqueleto mejor preservado es de un nio de entre cinco y seis aos de edad, su crneo tiene tres orificios sin seal de que se hallan osificado (Brady y Stone, 1986 : 22). Este nio est enterrado en una tumba en la parte central del tnel, y pudo haber muerto por propsitos rituales como sacrificio a un dios maya, probablemente al dios de la lluvia. Los esqueletos de los otros nios estaban muy fragmentados o muy alterados para poder inferir la forma en que murieron o su funcin en la cueva; pero se sabe que los mayas practicaban el sacrificio ritual de nios al dios de la lluvia, que estaba asociado a las cuevas. El perodo de mayor actividad parece haber sido el Preclsico Tardo (250-550 d C ), a pesar de que los artefactos pertenecientes al Clsico Tardo son menos frecuentes, las inscripciones y las pinturas datan de este perodo y posiblemente tambin varias de las tumbas (Brady & Stone, 1986). Claramente, Naj Tunich fue un sitio

PAGE 47

Mundos Subterrneos UMAE religioso importante siglos antes de que se dibujaran las pinturas; y ciertamente, es muy probable que la cueva haya sido escogida como casa de este impresionante cuerpo de pinturas precisamente por su posicin, ya establecida de importancia ceremonial. En Naj Tunich los rituales pblicos se hicieron en la entrada de la cueva en donde penetra la luz solar y existe una amplia extensin espacial y se manifiesta en los elementos constructivos del rea del Balcn. Parece ser que los rituales privados se hicieron en el laberinto de tneles donde se encontr evidencia de autosacrificio y quemado de tnctenso. Dada la importancia ya discutida que tienen las cuevas en el pensamiento de los antiguos m a y as, no podemos abordar el estudio de stas stn un acercamiento a su cosmovisin, de otra forma, el estudio ser de carcter descriptivo y no explicativo. Esto tambin es importante debido al carcter de la evidencia arqueolgica encontrada en las en el caso de Naj Tunich el registro arqueolgico consiste en contextos rituales, principalmente, contextos funerarios y caracteres iconogrficos. Por lo tanto, cmo podemos explicar la sociedad maya si no conocemos la connotacin del entorno del contexto, los dioses asociados, la importancia de la cueva, y el papel que jugaba el grupo de lite dentro de la sociedad maya. Otro aspecto de especial relevancia para cualquier investigacin arqueolgica, y en el caso del estudio de cuevas no es excepcin, es la importancia de una aproximacin multidisciplinaria. La antropologa social y la etnohistoria, al analizar rituales actuales nos proporcionan un acercan1iento de carcter emic sobre dicho caracteres que pueden extenderse desde tiempos prehispnicos o estar de alguna forma ligados a ellos. La iconografia evidentemente jug un papel fundamental en Naj Tunich, las inscripciones simbolizan tanto parte del pensamiento ritual como un fechamiento absoluto. La biologa, para conocer el entorno, su comportamiento y el efecto sobre el grupo humano. La espeleologa jug un papel crucial en la exploracin y el mapeo del sitio, ya que el mapeo representa uno de los mayores problemas para los arquelogos especialistas en cuevas, y frecuentemente se ha visto la ausencia de mapas de los sitios en los informes. Adems enfatiz en la importancia de conocimientos sobre la conservacin de los materiales arqueolgicos, tanto el comportamiento de stos en contacto con su entorno a lo largo de su deposicin, como la preservacin de stos posteriormente al anlisis PROBLEMTICA SOBRE EL SAQUEO YLA CONSERVACIN Lamentablemente las pinturas y otros materiales culturales en Naj Tunich han sufrido daos irreparables, algunos debido al curso normal del tiempo, otros como consecuencia del saqueo prehispnico, pero el deterioro ms fuerte que sufri este sitio arqueolgico sucedi en los diez aos subsecuentes a su descubrimiento a principios de los ochenta. Entre 1980 y 1981 los turistas daaron intencionalmente o no, las pinturas an fres cas con el simple hecho de tocarlas. Adems la difusin local del nuevo descubrimiento trajo consigo una ola de saqueos, principalmente en la 41

PAGE 48

seccin del balcn Incluso en 1981, saqueadores trataron de romper un bloque de calcita, con el propsito de llevarse uno de los dibujos localizados en el Cuarto de Cristal (Stuart, 1981 ); lo que motiv a las autoridades a instalar una reja de hierro en la entrada al tnel. En el verano de 1989, con el asombro de la comunidad arqueolgica, tuvo lugar un incidente de terrible destruccin, una persona o un grupo de personas rompi la reja con el nico objetivo de destruir las pinturas, que como ya se mencion son extremadamente frgiles. Adems de pasar sus dedos por ellas, aventaron piedras que encontraron en la misma cueva, 23 pinturas se perdieron, el nico testimonio que tenemos de estas obras de arte son las fotografias tomadas por Andrea Stone y publicadas en el catlogo de 199 5. La problemtica de la conservacin de la evidencia arqueolgica es una realidad en la que las consecuencias son caras y los daos irreversibles. En la arqueologa, un descubrimiento lleva consigo la responsabilidad de la preservacin del mismo, la investigacin y la conservacin deben trabajar juntas. Las pinturas de Naj Tunich representan para la humanidad un valor incalculable, notables por su magnificencia artstica, proporcionan un acercamiento a la compleja cosmovisin antigua, a pesar de que nadie niega su importancia, amenazan con desaparecer luego de haber sobrevivido por ms de 1200 aos. Bibliografa Bassie-Sweet, K. 1994. At the Edge oj the World. Caves and late Classic Maya world viewt University of Oklahoma Press, London 42 Nmero 14-15 Brady, James. 1989. An investigation of Maya ritual cave use with special refernce to Naj Tunich, Peten Guatemala. Tesis para obtener el ttulo de Doctor de Filosofia en Arqueologa, Universidad de California. Brady, J. & A. Stone. 1986. Naj Tunich: Entrance to the Maya Underworld. Archaeology, 38: 18-25 Broda, J. 1990. Cosmovisin y observacin de la naturaleza : el ejemplo del culto a los cerros de Mesoamrica, pp.461-500. In Broda J., S., Iwanieszewski & L. Mauponi (eds.) Arqueoastronom a y etnoastronoma en Mesoamrica. UNAM, Mxico Eliade, M. 1954. The Myth of the Eterna/ Return, Bollinger Series XL VI, Pantheon Books, New York. Guiteras, C. 1961. Perils of the soul, Glencoe, New York. Howard, M. & A. J. Stone. 1995. Images of the underwor/d Naj Tunich and the tradition oj the Maya Cave Painting. University of Texas Press, Austin Stuart, G. 1981. Maya art treasures discovered in cave National Geographic, 160: 220-235. Tedlock, B. 1981. Time and the highland Maya, University of New Mexico Press, Albuquerq u e. Thompson, J. E. 1970. Maya History and Religion, University of Oklahoma Press, Norman

PAGE 49

Mundos Subte"neos UMAE ALGUNOS ASPECTOS SOBRESALIENTES DE LA FAUNA CAVERNCOLA MEXICANA Sal Castaeda y Alejandra Domnguez. Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos Departamento de Ecologa y Recursos Naturales, Facultad de Ciencias, UNAM. Grupo Espeleo/gico Universitario (GEU). E-mail: saulrcas@hotmil.com, aledomingueza@yahoo.com.mx Abstract: Sorne Outstanding Features of Mexican Cave Fauna. A revision of the data compiled by James Reddell in the book: "A review of the cavernicole fauna of Mexico, Guatemala and Belize" ( 1981) was made, with the purpose of explaining the characteristics of the cave fauna registered until then, as well as of obtaining the proportion that display the troglobite organisms with respect to the troglophiles. Resum: Quelques traits remarquab/es de la jaune cavernicole mexicaine Les donnes compiles par James Reddell dans son livre: "A review of the cavernicole fauna of Mexico, Guatemala and Belize" ( 1981) sont examins dans le but d'expliquer les traits caractristiques de la faune cavernicole tudi jusqu 1 a maintenant, et de dterminer la proportion des organismes troglobies existant parmi les troglophiles. ANTECEDENTES Mxico, conjuntamente con Guatemala y Belice, tiene una de las faunas caverncolas ms diversas en el mundo; y se considera que se conoce menos de la mitad de sta. Esta diversidad puede ser explicada en parte por los extensos sistemas caverncolas presentes en diferentes hbitats: desiertos, altas montaas, bosques y hoques tropicales. (Reddell, 1981 ). Reddell ( 1981) dividi para la Repblica Mexicana en 13 provincias fisiogrficas, que se presentan modificadas en la Fig. l. La fauna caverncola mexicana incluye especies con afinidad a ambos grupos templados y tropicales, as como grupos animales descendientes de ancestros marinos y de agua dulce y provenientes tanto del Norte como del Sur del continente (Reddell, 1981) sin embargo por mucho tiempo, los bioespelelogos tuvieron la creencia que los troglobios eran raros en los trpicos (Elliott, 2000). Hasta 1970 eran sumamente escasos los troglobios conocidos en zonas tropicales y cuevas de lava. Se pensaba, que la ausencia de organismos caverncolas estrictos en cuevas tropicales era debida a la falta de grandes oscilaciones climticas durante el Pleistoceno en los trpicos (Vandel, 1965), mientras que en zonas templadas ocurran las glaciaciones, las cuales eliminaban de la superficie las anteriores poblaciones de tipo subtropical y tropical. En esta visin, se consideraba necesario la eliminacin de las poblaciones de la superficie para que las poblaciones caverncolas estuvieran aisladas y as 43

PAGE 50

podran especiar aloptricamente y evolucionar como troglobios (Galn y Herrera, 1998). As, la fauna, ahora considerada troglobia, habra podido sobrevivir a las condiciones adversas en las cuevas con ambientes estables. Tambin se pensaba que las abundantes fuentes de alimento inhiban la adaptacin caverncola (Howart, 1993 ). Sin embargo, recientes descubrimientos de organismos troglobios en los trpicos, islas, cuevas de lava y cuevas eutrficas han revolucionado los conceptos que se tenan sobre la evolucin de las especies adaptadas a las cuevas tropicales y su ecologa. Estos descubrimientos demuestran que la adaptacin caverncola es un fenmeno general y se puede esperar que ocurra en cualquier lugar donde los hbitats caverncolas apropiados hayan estado disponibles para la colonizacin durante el tiempo suficiente (Howart, 1993). En general, la biomasa y diversidad en las cuevas tropicales es mucho ms alta que en zonas templadas, como ocurre tambin en los ambientes epigeos, sin embargo la principal diferencia entre los caverncolas de zonas tropicales y templadas reside en las proporciones de las diferentes categoras en el conjunto de la fauna caverncola de una regin. La proporcin que existe de troglobios/troglfilos es considerable44 Nmero 14-15 mente ms elevada en zonas templadas. Aproximadamente esta proporcin en cuevas de Europa es de 0.5 o mayor mientras que en los trpicos puede variar entre 0.1 y 0.05, o incluso menor. Un ejemplo numrico representativo: en cuevas de Gipuzkoa (Pirineos Vascos, entre Espaa y Francia) hay 102 especies troglobias y 84 en cuevas del norte de Venezuela hay 25 espec1es troglobias y 250 troglfilas (Galn; 1995). RESULTADOS Y DISCUSIN Hasta 1981 se tenan 295 registros y 255 especies de organismos troglobios para Mxico distribuidos en ocho regiones que comprenden dieciocho estados (Tabla 1 ). Como se observa en la tabla 1 existen Estados incluidos en ms de una regin. La regin que ms estados comprende el la Sierra Madre Oriental con 10 estados. Los organismos terrestres, tanto troglobios (324) como troglfilos (1546) predominan sobre los acuticos en las cuevas de nuestro pas, que presentan 112 y 160 registros respectivamente (Fig. 2) y en general, como se aprecia en la Tabla 2, los troglfilos terrestres son ms frecuentes que los organismos de las dems categoras.

PAGE 51

Mundos Subterrneos UMAE Tabla l. Nmero de especies troglobias por estados Chiapas Chihuahua Coahuila Durango Edo. de Mxico Guerrero Oaxaca Puebla Tabasco Tamaulipas Veracruz de S. M del Sur y Altos de S. M del Sur y Altos de Chi as S. M del Sur y Altos de Chi as S. M del Sur y Altos de Chia as S. M del Sur y Altos de Chi S. M del Sur y Altos de Chi as S. M del Sur y Altos de 29 1 10 5 1 7 23 2 9 51 26 45

PAGE 52

400...-----------------., ., 30 o E Ul e: ro o tU "C e QJ E ::J z o,..__ Troglobio& -!lcu.ilieos Troglobios tamutr Categora Nmero 14-15 Fig. 2 Nmero de troglobios terrestres y acuticos presentes en cuevas mexicanas Tabla 2. Regiones de la Repblica Mexicana, nmero de organismos acuticos (A) y terrestres (T) de las categoras troglobios y troglfilos as como el nmero de cuevas biolgicamente estudiadas por regin. De las regiones que se en la Tabla 2, la que presenta mayor nmero es la Sierra Madre Oriental con 1047 organismos, seguida de la Sierra Madre del Sur con 654 (Fig. 3) y en estos dqs casos los troglobios terrestres son el segundo grupo predominante. 46

PAGE 53

Mundos Subterrneos UMAE 3 1 -r--------------2 6 2 1 1 6 "r-0 6 +-----lt::l---t::l--1$1---< 1 1 r fl J (/) 0 0 m (/) z -o !"Tl -< o 0 o 0 D troglobios A 11 troglobios T O troglofilos A m troglofilos T Fig 3 Nmero de organismos de las diferentes categoras presentes en cada r egin De las 255 especies de caverncolas estrictos comprendidas en 34 rdenes, los artrpodos son el taxn con mayor nmero de representantes. Como se aprecia en la Fig 4, los ispodos, con 34 especies, son el grupo ms diverso seguido por las araas y los diplpodos Cabe resaltar que las zonas con mayor diversidad caverncola son las que tienen mayor nmero de cuevas biolgicamente estudiadas. AMBL Y P IGID A THY SANURA SCORPIONIDA CHORDEUMIDA SCHIZOMIOA AMPHIPODA ARANEAE DIPLOPOOA PSEUDOESCORPIO NE S Fig 4 Muestra las especies de troglobios por orden 47

PAGE 54

Vl (1) = o bo (1) 0::: bO

PAGE 55

Mundos Subterrneos UMAE De acuerdo con Galn ( 1993, 1995) la proporcin troglobios/troglofilos en zonas templadas es de O. S o ms, mientras que en las tropicales corresponde a O .1 o menos. Utilizando los datos de Reddell, se obtuvieron las proporciones que guardan estos organismos por regin (Tabla 3), la media de stas es O 198, resultando ms cercana a las propias de zonas tropicales. Tabla 3. Proporcin de troglobios 1 troglfilos en cada regin CONCLUSIN A pesar de que en nuestro pas los estudios bioespeleolgicos han aumentado de forma considerable en la ltimas dcadas, y que las especies caverncolas registradas para Mxico incrementan a la par, muchas de ellas no han sido colocadas en ninguna de las tres categoras en las que se clasifica la biota caverncola. Como podemos ver la diversidad de fauna caverncola conocida hasta el momento es alta ya que para 1981 en los 18 estados registrados por J Reddell se presentan 25 5 especies en 93 l cuevas, y seguramente sta ir incrementando, considerando que en Mxico existen un buen nmero de cuevas y zonas que an no han sido estudiadas biolgicamente. BIBLIOGRAFA Galn, C. 1995. Fauna troglobia de Venezuela : sinopsis, biologa, ambiente, distribucin y evolucin. Boletn de la Sociedad Venezolana de Espeleologa, 29: 20-38. Galn, C. y F. F. Herrera. 1998. Fauna caverncola: ambiente, especiacin y evolucin. Boletn de la Sociedad Venezolana de Espeleologa, 32: 13-43 49

PAGE 56

NnJero 14-15 Elliott, W. R. 2000. Conservation of the American cave and karst biota. cap 34, pp 665-689 In Wilkens, H ,D C Culver, and W .F. Humphreys. eds. Subterranean Ecosystems. Ecosystems of the world, 30. Elsevier, Amsterdam 791 pp Howarth, F. 1993. High-stress subterranean habitats and evolutionary change in cave jnhabiting arthropods American Naturalist, 1 4 2 : S65 S77 Reddell, J. 1981. A review of the cavernicole fauna of Mexico, Guatemala and Belize. Texas Memories oj Museum of University oj Texas Austin Bul/etin, 27: 1-327. V andel, A. 1965. Biospeleology: The Biology oj Cavernicolous Anin1als. Pergamon Press, Oxford 524 pp. Gruta de Juxtlahuca, Guerrero, Mxico Foto: Cesare Mangiagalli y Jorge Rueda 50

PAGE 57

Mundos Subterrneos UMAE UNA BREVE INTRODUCCIN AL ESPELEOBUCE01 P. de B. Mariano Fuentes Silva t Espelelogo UNAM, Di ve Master NAUI Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos, Departamento de Ecologa y Recursos Naturales, Facultad de Ciencias, UNAM. E-mail: anarquia20@hotmail. com. El espeleobuceo puede llegar a ser una actividad extremadamente agradable, pero tambin puede llegar a ser muy peligrosa, conllevando todos los riesgos del buceo deportivo en aguas abiertas. adems de los particulares a la actividad subterrnea como son: una completa obscuridad (en la mayora de los casos) una baja visibilidad del agua (dependiendo de la cueva) una alta concentracin de partculas en suspensin (por remocin del sedimento) baja temperatura del agua (con sus excepciones) pasos estrechos, posibilidad de perderse. Por lo cual para desarrollar exitosamente esta actividad hay que tener un alto grado de entrenamiento tanto flsico como mental, conocer a fondo los materiales y tcnicas utilizados, ya que cualquier error se paga con la vida; por lo tanto una da las fases ms importantes es la de planeacin, para minimizar 1 Conferencia presentada en la 3' Semana de Cuevas en la Facultad de Ciencias, UNAM cualquier problema y saber actuar en consecuencia. El espeleobuceo se realiza en lugares confinados donde no penetra la luz solar y se requiere de luz artificial as como de lneas que unan al buzo con la superficie, debido a lo cual se considera como una actividad riesgosa y segn mucha gente el deporte-ciencia ms peligroso que existe, por lo cual se requiere de un equipo especial y un entrenamiento especfico por parte de instructores calificados y sobretodo mucha actitud mental de parte del buzo. Como ya he sealado (y lo enfatizo por ser un punto muy importante) la prctica de dicha actividad es muy peligrosa y se torna an ms cuando se hace sin tener el equipo y entrenamiento adecuados, sin embargo si seguimos las tcnicas y procedimientos de seguridad se convierte en una actividad apasionante y funciona como una herramienta muy importante para la investigacin hidrolgica, biolgica y geomorfolgica. REQUISITOS PARA BUCEAR EN CAVERNAS: l -Conocer a fondo los procedimientos de seguridad y tener una amplia experiencia en buceo profundo, nocturno y de aguas turbias 2.Conocer la teora bsica de cavernas. 3 -Dominar totalmente habilidades del buceo como la respiracin compartida, el equilibrio del cuerpo y el control de la flotabilidad. 4.-Tener una buena condicin fisica y mental absoluto autocontrol, mucho sentido comn y gran disciplina. S.-Contar con el equipo adecuado, conocerlo y saberlo utilizar bien. 6.Siempre estar preparado mentalmente para las siguientes condiciones: las 51

PAGE 58

cuevas son ambientes confinados donde no existe la posibilidad de hacer un ascenso de emergencia, existe una alta dependencia de nuestro equipo y hay un alto riesgo de perderse por los cambios repentinos de visibilidad. Para una buena planeacin de nuestros buceos en cuevas, hay que conocer las caractersticas del sitio de buceo, darle un buen mantenimiento a todo nuestro equipo (revisar peridicamente reguladores y compresoras, probar tanques), conocer la localizacin de los servtctos de emergencia ms cercanos, siempre empacar todo nuestro equipo de manera correcta para que no sufra daos al ser transportado (especialmente visores, computadoras de buceo, carretes, y lmparas), tener un sistema de seales efectivo que nos permita la comunicacin subacutica, calcular el consumo propio y la duracin de los tanques para siempre respetar la regla de los tercios, y hacer siempre un chequeo justo antes de la buceada de lo que en ingls se conoce como SEABAG (signals, procedures, activities, buoyancy, air, gear). EQUIPO BSICO PARA ESPELEOBUCEO. Todo el equipo debe estar en excelentes condiciones de funcionamiento, debe ser de alta calidad, y sobre todo estar familiarizado con sus particularidades. VISOR: generalmente se usan de poco volumen, pero con las mismas especificaciones que para aguas abiertas (''tempered glass'' y que cubra hasta la nariz), no siendo necesario el uso de esnrquel, y debe permitir una visin lo ms amplia posible. ALETAS: se utilizan preferentemente aletas de tamao mediano-grande para una propulsin eficiente con movimientos 52 Nmero 14-15 cortos de las piernas, y sin correas que se puedan atorar en la lnea de vida. TANQUES: se puede utilizar casi cualquier tipo y tamao, pero como se necesita una gran reserva de aire, al menos se utilizan dos tanques, ya sea montados en la espalda o colocados a los costados. VLVULAS: para tanques independientes se utilizan los tipos "Y,, "K" o "Din K,, pero tambin existen vlvulas duales, con o sin reserva de seguridad. CHALECO COMPENSADOR: puede ser de varios modelos, pero generalmente se usa el de mariposa o el tipo chaleco, debe ser cmodo y nunca debe estar equipado con cpsulas de C02, de colocar lo ms cerca posible del centro de gravedad del buzo para dominar mejor la posicin del cuerpo. Adems se debe tener proteccin trmica e instrumentos, tales como brjula, computadora, manmetro y profundmetro. PROCEDIMIENTOS SEGURIDAD. DE Asegurar la salida es la parte fundamental del espeleobuceo, para lo cual utilizamos la lnea de vida, cuyo uso correcto es muy sta no debe quedar floja ni muy tensa, debe evitarse el nadar debajo de ella para que no se enrede con las vlvulas de los tanques, sino que debe quedar tendida a lo largo del recorrido asegurndola cada 20 o 30 m, o cada vez que se cambie de direccin; se utiliza nylon de uso rudo de Y2 pulgada, se debe usar un carrete lo suficientemente grande y de buena calidad, siempre en relacin con la distancia que se va a penetrar, siguiendola siempre con los dedos de la mano y nunca perder el

PAGE 59

Mundos Subte"neos UMAE contacto, al iniciar la inmersin la lnea de vida se asegura firmemente. La distancia de penetracin debe estar en funcin del consumo de aire y debe apegarse estrictamente a la regla de los tercios (vigilar el manmetro de manera constante): 1/3 de aire para el recorrido de entrada, un tercio de aire para el recorrido de salida y un tercio de aire de reserva para emergencias. En el caso de buceo en altitud) hay que hacer las correciones necesarias a las tablas o a las computadoras, para la descompresin se torna la maxtma profundidad alcanzada, y el tiempo de fondo se considera desde que se rompe el espejo de agua hasta salir nuevamente, o al llegar a la primera parada de descompresin. Se usa un casco con dos o tres luces integradas para proteger la cabeza y poder llevar las manos libres y facilitar el manejo de una cmara, herramientas, etc .. tambin es muy importante llevar luces secundarias y de emergencta (luz qumica). Como en cualquier inmersin se hace un plan de buceo detallado y preciso, siguiendo todos y cada uno de los procedimientos de seguridad, estableciendo dicho plan en base a la capacidad del buzo de menos experiencia. Muy importante es conocer nuestros lmites, respetarlos y no sobrepasarlos. El equipo de trabajo no debe ser slo un grupo de buzos o espelelogos, sino realmente un equipo que no exceda de tres integrantes, ya que en grupos mayores se puede dificultar la comunicacin y la coordinacin, adems hay que contar con un buen apoyo en superficie. Como buzo de cavernas se debe estar perfectamente entrenado para toda clase de emergencias, pero sobretodo psicolgicamente para evitar entrar en situaciones de pnico o euforia excesiva. Debido a que remover el sedimento en una cueva es altamente peligroso, la habilidad para avanzar sin hacerlo, es una de las tcnicas ms importantes; con el objeto de reducir el esfuerzo y minimizar la turbulencia se usan los scooters o remolcadores elctricos. BREVE HISTORIA Y NOTAS. Una de las primeras exploraciones de buzos en una cueva, la realiz el capitn Jacques Costeau en la fuente de la Vauclese en Francia muy cerca de Avion, la cual es un manantial situado al pie de un acantilado de 180 m de caliza a orillas del ro durante todo el ao brota un hilillo de agua, hasta que en Marzo estalla una furiosa erupc1on acutica que saca de madre al ro, esto dura cinco semanas y luego decrece, as ha ocurrido desde hace muchsimo tiempo. El principio de las fuentes intermitentes es el de un sifn (parte inundada que comunica de un lugar a otro, que se comunica a un depsito de agua que se halla a un nivel ms alto. En agosto de 1946 Costeau al frente del grupo de investigaciones submarinas de la armada de Francia visita la cueva, para lo cual utiliza un traje de inmersin de volmen constante sobre su ropa de lana, una escafandra autnoma tribotella, dos reflectores elctricos y 90 m de cuerda como lnea de vida, se meten y como a los 18 m les empieza a doler la cabeza, se sienten somnolientos y angustiados, y no se pueden comunicar adecuadamente, por lo cual pierden la cuerda gua, ya casi sin fuerzas Costeau la encuentra de nuevo y jala a su compaero a quin se le haba salido la boquilla de la boca y comenzaba a tragar agua, luego 53

PAGE 60

resulta que tampoco se hacen entender del equipo de superficie (a travs de un cdigo de tirones de la cuerda), por lo que en lugar de izarlos les sueltan ms curda hasta los 120 m, hasta que por fin y dramticamente los sacan posteriormente una segunda cardada vuelve a bajsr y siguen reconociendo la cueva hasta los 3 5 m donde empiezan a sentir los sntomas de la narcosis, pero de una manera diferente a como lo sentan en aguas abiertas, al final de la expedicin y despus de darle muchas vueltas al asunto, descubren que el aire de sus tanques contena dosis letales de monxido de carbono, producto de un fallo en la compresora de diesel. En el mundo ha habido vanos exploradores del espeleobuceo, como Charles Max:well en Sudfrica y J. Hasenmayer en Europa, en Mxico los dos ms conocidos son Sergio Zambrano y Angel Soto que fundan la Asociacin Mexicana de Buceo en Cuevas, actualmente hay muchos ms, como Fernando Rosado de la Asociacin Yuca teca de Espeleobuceo, y extranjeros como el suizo Oliver Knab quin ha topografiado 7 5 cuevas y resurgencias en nuestro pas desde Chihuahua hasta Yucatn, como la del Paso del Soldado en el parque nacional Lagunas de Montebello de 700 m de largo, y buceado los cenotes Timul y Ucil hasta los 100 m de profundidad, visitando tambin el nacimiento del ro Mante, del Sabinas y del Choy en SLP donde un equipo de buzos norteamericanos lleg hasta los 3 80 m de distancia, tambin visit el famoso manantial de La Media Luna, bajando por el agujero donde mana el agua hasta una galera a 50 m de profundidad. Otro personaje a quin no podemos dejar de mencionar es a Sheck 54 Nmero 14-15 Exley un norteamericano con ms de 25 aos de experiencia y ms de 3,200 inmersiones en cuevas quin en 1988 rompi un record de buceo (23 8 m reales) en la cueva del Mante perteneciente al sistema Purificacin en Tamaulipas, Mxico, buceando solo y con un apoyo de tan solo tres personas (entre ellos los dos mexicanos), luego se ahogara durante el proyecto Zacatn en 1994, y a pesar de ser extranjero fue un hombre que quera y respetaba la cultura mexicana, llevndose muy bien con la gente del pueblo, al grado de que cuando muri, se pusieron de luto y fueron a dejarle flores a la entrada de la cueva. Otros de los proyectos importantes de la actualidad han sido Nohoch Nah Chich lidereado por Mike Madden y Ox Bel Ha por GEO (Christopher Le Maillot, Sam Meacham), los dos en el estado de Quintana Roo, donde sin duda alguna existen las ms largas y hermosas cuevas bajo el agua en el mundo. El espeleobuceo de exploracin o paso de sifones ha tenido sus mejores momentos en Mxico con el "United States Deep Caving Team" lidereado por Bill Stone, quin buceando en solitario logr hacer la conexin entre Lita Nanta y San Agustn para hacer del sistema Huautla, una cueva de -1475 m de profundidad, y se buce el sifn de la cueva Cheve (-1366) para aumentar la profundidad y encontrar otro sifn que pue imposible de pasar, establecindola como la cueva ms profunda de Mxico y de toda Amrica (-1484). Actualmente con el proyecto "Odisea al Espacio Interno" se tiene la pretensin de establecer la conexin fisica entre el karst superior con el medio (cueva Charco -1146 m) y con el karst inferior (cueva de la Mano) para alcanzar un sistema de aproximadamente 2500 m

PAGE 61

Mundos Subterrneos UMAE de profundidad que se sabe geolgicamente conectadoJ y que lo convertira por mucho en la cuevas ms profunda de todo el mundo, en este proyecto se han utilizado diferentes modelos de aparatos recicladores de circuito serniabierto y cerrado que representan la ms avanzada tecnologa para el espeleobuceo. ALGUNAS PGINAS WEB RELACIONADAS CON ESPELEOBUCEO www.aquaexploration. com www. cavediver. net www.explorationdesign2.com www. safecavediving.com www. cozumel-diving-net/yucatech www.caves.org/sectionlcds Cuevas ms profundas de Quintana Roo: Sistema Dos Ojos. -119m Sist. Nohoch Nah Chich -73.6 m Aak Kimin -68.6 m Cenote Angel ita -59.4 m OxBel Ha -33.5 Cuevas ms largas de Q. Roo: Sistema Ox-Bel Ha 97224 m Sist. Nohoch Nah Chich 60985 m Sist. Dos Ojos 56671 m El Naranjal 20821 m Sac Actun 17078 m Parceme que para una introduccin al espeleobuceoJ es todo por hoy, por su atencin muchas gracias. 55

PAGE 62

ODONATOS EN CUEVAS Leonardo Gonzlez Valencia. Taller Biologa de Suelo y Cuevas. Laboratorio de Ecologa y Sistemtica de Microartrpodos. Departamento de Ecologa y Recursos Naturales. Facultad de Ciencias. Universidad Nacional Autnoma de Mxico. Email's: el_gato70@hotmail.com leonardofc@tutopia. com Abstract: Odonata in Caves The knowledge of the Odonata (dragonflies and damselflies) is very poor, as we can see because of the few records we have about them, at national level as well as international level. This work deals the main aspects of these insects, biological and ecological. Also it attempted to understand their role in caves. Resum: L *ordre des odonates dans les grottes Notre connaissance des odonates (Ubellules et demoiselles) est tres pauvre, comme le montre la faiblesse du nombre de leur occurence dans les registres aussi bien nationaux qu' internationaux Le prsent article prsente les caractristiques biologiques et cologiques principales de ces insectes, et tente d'en dduire leur fonction dans les grottes. 56 Nzero 14-15 INTRODUCCIN A continuacin mencionar algunas caractesticas morfolgicas generales de los odonatos, as como tambin har hincapi en algunos aspectos de su ciclo de vida. Posteriormente har mencin de algunos estudios que se han hecho sobre estos organismos, en algunas cuevas de Australia. Y por ltimo abordar los estudios con base en los registros que se han hecho en nuestro pas, as como tambin el posible papel que jueguen dentro de tales ecosistemas. La clasificacin taxonmica de estos organismos es la siguiente: Phyllum: Animalia Clase: Hexpoda. Subclase: Pterigota. Orden: Odonata. Subrdenes: Anisoptera Zygoptera. Morfologia externa El orden Odonata esta constituido por organismos adultos alados con tres pares de apndices locomotores, ojos compuestos muy conspicuos, antenas muy cortas, abdomen largo y delgado, partes bucales masticadoras, las alas presentan venacin primitiva, son activos voladores y cazadores. En tanto los juveniles tambin conocidos como nayde, estos son de forma muy distinta de los anteriores, ya que no presentan alas, viven en medios acuticos (agua dulce); su forma corporal es corta y ancha, presentan modificacin de piezas bucales (labio extensible), la punta del abdomen puede tener prolongaciones en algunos organismos y en otros solo puede ser corto (Gillott, 1995). A los organismos adultos tambin se les conoce con el nombre de caballitos del diablo y

PAGE 63

Mundos Subterrneos UMAE liblulas, y, [dragonflies and damselflies (segn lengua inglesa)]. Estos son representantes de los primeros insectos voladores (Arnett, 1993). Ciclo de vida El desarrollo postembrionario es del tipo hemimetabolo, ya que presentan estados de vida juvenil y adulto (W ard, 1992), y no hay una metamorfosis completa Las hembras despus de la cpula pueden depositar los huevos en los tejidos de las plantas ( oviposicin endofitica), sobre la superficie del agua en la vegetacin sumergida ( oviposicin epifitica) o incluso sobre los sustratos de otro tipo (rocas, sedimento, masa de plantas, etc). La incubacin de los huevos puede durar varias semanas y posteriormente emerge la nyade, la cual durar en ese periodo de vida durante varios estadios (Thorp & Covich, 1991) Estos organismos se encuentran en la sima de la cadena alimenticia, como depredadores dentro de los ecosistemas de los cuales son parte, ya que se alimentan de ninfas y larvas de otros organismos, invertebrados y vertebrados. O DONA TOS EN CUEVAS DEL MUNDO Las cuevas son excelentes refugios en las regiones tanto ridas como semiridas en incluso hasta tropicales. En pases como Australia en donde la regin de Kimberly es semirida se han encontrado registros de organismos pertenecientes al genero Gynacantha (Corbet, 1999). Estos son integrantes de la familia Aeshnidae, del suborden Anisoptera, los cuales habitan en grandes nmeros dentro de algunas cuevas australianas del noreste de dicha regin; estos se encontraron perchando tanto en paredes como cerca del techo de tales recintos. Los organismos de esta familia son de actividad crepuscular. Las tres cuevas donde fueron reportadas son las siguientes: "Tunne/ Creek, Wonzbarel/a Creek and 0/d Napier Downs" (Thomson, 1989) El microclima que crean las cuevas para estos organismos es de suma importancia para su propia supervivencia tanto de adultos como de juveniles, adems tambin se han tenido registros de nayades de especies de los gneros de Anax y Somatochlora que se encuentran habitando en cuevas Krtsticas del sureste de Europa, (Corbet, 1999). REGISTROS EN MXICO En Mxico han sido registradas 18 especies de anisopteros y zygopteros en algunos cenotes de la Pennsula de Yucatn, estos descubrimientos fueron hechos por Willaamson en pero aunque estos organismos depositan sus huevos en este tipo de recintos, esto no quiere decir que son fauna caverncola verdadera, y aunque las nyades pueden ser llevadas por la corriente, estas solo se pueden considerar como accidentales Algunas familias de Odonatos que fueron encontradas, son las siguientes: Aeshnidae, Coenagrionidae, Cordulegastridae y Libe/Iulidae (Reddell, 1981) Familia Cordulegastridae Por otra parte segn Hoffmann el al. (1986) y (Morales y Vzquez, 1982), de las cuevas estudiadas por ellos hasta ese ao, solo se encontraron organismos del orden en la gruta de Aguacachil en Taxco, Guerrero, Mxico. 57

PAGE 64

Adems tambin se han encontrado algunos organismos del Gnero Coenagrionidae en las cavidades de Puente de Dios del Ro Jalpan, Quertaro (Morales y V zquez, 1986). La Mariposa en eL municipio de Tetipac, Guerrero (Morales y Vzquez, 1985). y en La Joya en Taxco, Guerrero (Morales y V zquez, 1984). Estos descubrimientos se hicieron por alumnos de la materia de biologa de campo de diversos semestres, durante el periodo de tiempo que comprende de 1982 a 1986. Dicha materia se imparta en la facultad de ciencias de la UNAM durante bastante tiempo. PAPEL QUE JUEGAN LOS ODONATOSENLASCUEVAS Hasta la fecha no he encontrado algn trabajo que hable del papel que juegan exactamente estos organismos dentro de estos recintos, pero si hiciramos algn tipo de extrapolacin y tomramos en cuenta el papel ecolgico que tienen en la superficie, entonces tal vez encontraramos que estos se situaran como uno de los ms voraces predadores de organismos de talla pequea de la cueva. Esto es en lo que a ambientes acuticos se refiere, aunque tambin los adultos como ya se mencion con anterioridad, son voraces depredadores de insectos pequeos como dpteros y algunos de otros tipos, tienen la capacidad de sujetar a sus presas con las patas en el vuelo (Da vis, 1992 ). Y en el estado de nyade pueden hacer uso de su labio modificado por medio de elongar esta parte bucal para atrapar a sus presas (Gillott, 1995). Adems de que si se toma en cuenta que el estado ninfal es muy largo en comparacin con el adulto, ya que el 58 Nnrero 14-15 primero puede durar desde meses hasta aos y presenta varios estadios, aproximadamente de entre 11-12 y en el segundo estado de vida puede durar solo una o algunas semanas. Tambin cabe destacar que cuando los organismos adultos recin emergen del estado ninfal, son muy vulnerables a la depredacin (Thorp & Covich, 1991). Por lo tanto se puede decir que tales organismos son un punto importante dentro de las cadenas trficas de las cuevas en donde suelen encontrarse, los adultos son activos depredadores de insectos ms pequeos o incluso de su misma talla, pero a su vez tambin pueden ser la presa de otros organismos como murcilagos insectvoros y algunos otros vertebrados como anfibios y reptiles. Las nyades por otra parte tambin son importantes depredadores de los hbitats acuticos, en tanto a organismos pequeos se refiere, pero al igual que los adultos, muy probablemente tambin sean presa de vertebrados de "gran talla" tales como peces o anfibios que puedan habitar las cuevas en calidad de Trogljilos y/o Troglbios o tambin algunos Tlogloxenos. DISCUSION El conocimiento que se tiene de estos organismos es muy pobre en tanto a que faltan varios, si no es que muchos estudios acerca de los aspectos de la vida de estos, y un ejemplo muy claro de esto es el tema principal de ste breve escrito. En este mbito solo se tiene registrada muy poca informacin acerca de estos "animalitos" dentro de las cuevas. Un problema que es muy importante creo, es que en muchas de las exploraciones que se han hecho en cuevas de Mxico y el mundo, la mayora de los exploradores solo toma en cuenta solo los aspectos

PAGE 65

Mundos Subterrneos UMAE topogrficos, geolgicos, hidrolgicos, etc. Dejando de lado aspectos biticos de las cavernas. Solo basta con ver las numerosas publicaciones de revistas espeleolgicas nacionales e internacionales y en las cuales s nos llegamos a encontrar algunos artculos bioespeleolgicos es bastante. Aunado a esto pienso que si en las expediciones con fines espeleolgicas solamente, se reportaran los organismos que se vieran dentro de la cueva, aunque sea en forma de un "reporte informal" en el que se nombrar a estos solo con su nombre comn. Esto dara la pauta para nuevos estudios de fauna, quiz nunca antes reportada en cuevas. CONCLUSIONES Aunque el conocimiento de estos organismos dentro de las cuevas es escaso, esto a su vez brinda un amplio campo de estudio para los especialistas, para abordar aspectos etolgicos, ecolgicos, fisiolgicos y morfolgicos de los diferentes estados de vida de estos organismos, (huevo, nyade, adulto) Adems de que se intentar entender un poco ms acerca de estos magnficos organtsmos. Seria an ms interesante si ese tipo de estudios se comenzaran a realizar lo antes posible en Mxico. BIBLIOGRAFIA. Arnett, R. H. 1993. American insects, a handbook of the insects of America North of Mexico. The sandhill Crane Press, Inc. USA. 850 pp. Corbet, P. S. 1999. Dragonjlyes. Behavior and Ecology oj Odonata. Cornell University Press. USA. 829 pp. Davies, R. G. 1992. Outlines of entomology. 7th Edition rep. Chapman & Hall. U. K. 408 pp. Gillott> C. 1995 Entontology. 2nd Edition. Plenum Press USA 798 pp. Hoffmann, A., J. G. PalaciosVargas & J. B. Morales-Malacara. 1986. Manual de bioespeleologia. UNAM. Mxico. 171 pp. Morales-Malacara, J. B. & l. M. V zquez. 1982. Bioespeleologa de la Gruta de Aguacachil, Taxco, Guerrero. UNAM. FC. Mxico. 14. 77 pp. Morales-Malacara, J. B. & I. M. Vzquez. 1984. Bioespeleo/ogia de la Gruta u La Joya", Taxco, Guerrero. UNAM. FC. Mxico 110. pp. Morales-Malacara, J. B. & l. M Vzquez. 1985. Biespeleologa de la Gn1ta de la Mariposa, Tetipac, Guerrero. UNAM. FC. Mxico. 71 pp. Morales-Malacara, J. B. & l. M. V zquez. 1986. Bioespeleologa de algunas cuevas del Estado de Quertaro. (Cueva del puente de Dios del Rio Jalpan). UNAM. FC. Mxico. 145 pp. Reddeil, J. R. 1981. A review of the cavernicole fauna of Mexico, Guatemala and Belize. Texas Memories of Museum of University of Texas. Austin Bul/elin. 27: 1-327 59

PAGE 66

Nero 14-15 Thorp, J. H. & A. P. Covich. 1991. Ecology and clasification of North American jreshwater invertebrates. Acadernic Press, Inc USA. 911 pp. Thomson, D. J. 1989 a species of Gynacantha that breeds in caves (Anisoptera: Aeshnidae). Notu/. Odonatol . 3 : 41-43 Ward, J. V. 1992. Acuatic insect ecology. Biology and Habita!. Jonh Wiley & Sons Inc USA. 438 pp. Mariano Fuentes Silva en Ixtacxochitla, Sierra de Puebla, Mxico 60

PAGE 67

Mundos Subterrneos UMAE HISTORIA DE UN KANCLO (CUENTO) Roberto Rojo. El Colegio de la Frontera Sur Av. del Centenario 5.5 Chetumal, Quintana Roo, Mxico. C.P. 77000 Luz??? ... Qu es eso? Pregunt a mi compaero despus de reconocerlo al tocar su cuerpo con mis largusimas patas en de antenas, llenas de pelos sensitivos. El vena corriendo a toda prisa. Desde muy lejos por las estrechas y hmedas galeras; pude sentir sus pasos como se acercaban cada vez con mayor claridad y escuchaba sus gritos retumbar por las paredes milenarias. Luz!! Luz!! Gritaba ... Un resplandor que colorea todo!!! Deca, con su voz entrecortada por los jadeos del cansancio. Calma, calma, -dijedescansa un poco y cuntame que te pasa. Con mis finos sensores auscult a nuestro alrededor. Reposamos nuestros cuerpos contra el techo de la cmara donde nos encontrbamos. Con mis enormes garras tom un diminuto grillo que pasaba cerca al cual di muerte con mis afilados colmillos.Come un poco, le ofrec, mientras l, poco a poco recobraba el aliento.-No graciast! En este momento no tengo hambre. As que comenc a apretar el cadver contra mi cavidad oral mientras succionaba los lquidos del delicioso insecto Qu es lo que te traes ahora? -preguntEstaba yo en la cmara donde vivo, -comenzrecordando tiempos felices, cuando de repente un estruendo se dej sentir por todo el lugar. Y o, aterrado y confundido, busqu refugio en una rendija en la que suelo ocultarme cuando pasa alguna de esas tarntulas hambrientas cerca El temor fue terrible. El aire se sinti irrespirable, era tibio y haba muchas partculas de polvo volando por todo el sitio como aquella vez que pas el grupo de murcilagos perdidos -te acuerdas?-y con el aire de sus alas levantaron el polvo. Pues fue as pero mil veces ms fuerte Mis pulmones me ardan Estuve algn tiempo -pudieron haber sido horasinmvil. No me animaba a moverme. Finalmente, saqu, con temor y poco a poco una de mis patas anteniformes, explor alrededor. Pareca seguro, as que me aventur fuera de mi escondite Sent un fuerte ardor en mis ojos y todo era muy extrao, nunca haba sentido algo as. Regres a mi escondite y llor. Despus de un tiempo me arm de valor y sal. El ardor estaba de nuevo all, pero mientras pasaba el tiempo el dolor pasaba tambin. Mis ojos.. siempre me preguntaba De que me sirven? Estos rganos intiles slo ocupan espacio en mi cabeza y no me dejan pensar a gusto... sola decir ... Pero ahora, algo pasaba. Pude ver con ellos.VER??? Dije mientras los despojos de mi comida caan, ya que de la impresin, sin darme cuenta los solt. Cmo que ver? Explcate! -Si, pude ver como por el techo se haba derrumbado una parte y por all entraba un rayo claro, muy claro que iluminaba toda la cmara Todos los lugares que conozco a detalle, la gotera, las columnas, la pequea laguna de donde tomo el agua fresca estaban ah, pero ahora eran diferentes, tenan colores y tonalidades, se vean imponentes, pareca que haban crecido. Pude haber ido a la fuente de la luz pero me dio miedo, as que me introduje en la galera y corr gritando hasta que te encontr.Qu hacemos?, me dijo. Mmmm, no lo s, mascull mientras pasaba mi pata derecha por el cepillo de pelos que tengo entre los colmillos. Medit un poco y con aire arrogante, dije: Alguna vez, que recorriendo la sala de los murcilagos en 61

PAGE 68

busca de las excelentes cucarachas que se cran all por sus excrementos, escuch entre el ruido una conversacin sobre el "Afuera" Ellos hablaban sobre algo que se llama luna, que es brillante y se alimenta de otras cosas brillantes pequeas que llaman estrellas, engordando cada noche hasta que est llena y se va a dormir, desapareciendo durante algunos das para reposar su comida y apareciendo de nuevo delgada. Dicen que por que se alimenta de estrellas es de donde toma su brillo. Aunque cuando est llena no hay mucha comida, a muchos de ellos les gusta salir por que dicen que pueden ver ... Tambin o que existe algo muy, muy brillante, mucho ms que luna y que cuando sale, ellos tienen que regresar ac por que el brillo es tan grande que les duelen los ojos. Pero tambin o que antes que salga el brillo grande pueden ver cosas muy impresionantes ... Y hasta ah escuch, por que en eso estaba cuando justo frente a m pas una preciosa cucaracha que sin darse cuenta toc mi cuerpo con su larga antena. Qued paralizada en ese instante pues nuestro olor es inconfundible. Y o poda percibir su miedo. Pude sentir su gran tamao y buena condicin con mis anteniformes .. abr lo ms grande que pude mis pedipalpos llenos de afiladas espinas y arremet contra ella dndole el abrazo mortal. No tuvo tiempo de intentar siquiera escapar cuando mis colmillos atravesaron su suave cutcula. Pude sentir como cruzaba cada uno de sus rganos. No opuso mucha resistencia ya que mi abrazo fue definitivo .. mmm ... esa fue una comida memorable.-Mi compaero escuchaba atento mi relato, lo supe por su silencio e inmovilidad, ya que tocaba su. cuerpo de vez en cuando con mis anteniformes.As que no pude escuchar ms de la conversacin de aquellos murcilagos. Me pareci algo interesante aunque no supe si era verdad o no 62 Nmero 14-15 lo que platicaban. Pero ahora que me dices acerca de lo que pas en tu cmara .. Tal vez ese es un camino para el "Afuera, ... Y si vamos?, pregunt en un sobresalto.A el "afuera"? contest.-Si, quiero ver, ver, ver.Hemos vivido aqu siempre, nuestros padres, nuestros abuelos y hasta donde yo s, hemos habitado estas cavernas durante eones Nuestros cuerpos son perfectos para desenvolvernos en este entorno, la evolucin nos ha moldeado. De aqu somos y no s si sea correcto salir. .. Tienes miedo?, b 1, v ? d ? J' '' s pregunto ur on ... o. mte o. a .. -1, tienes miedo.Vamos, dije, ciego de coraje y aceptando el reto Nos escurrimos por los intrincados caminos de este conocido laberinto. Solitarios como estamos acostumbrados a estar en este mundo de penumbras, avanzamos por viejos pasajes en donde el nico sonido que se siente es el constante y eterno gotear de el techo que llora no se por qu. De repente, al final de un tnel, vi algo hiriente, brillante ... Me detuve, me sent un poco mareado y aturdido Mi compaero percibi que me detuve y me anim a continuar. La cmara estaba completamente iluminada y, por primera vez en mi vida vi. Mudo, paralizado, senta cosquillas recorriendo cada una de mis extremidades hasta mis pequeas garras. Una sensacin de jbilo captur mi cuerpo, era extraordinario. Mi compaero me jalaba para seguir explorando los sitios que alcanzaba esa luz. Mi cuerpo se fue tornando tibio y cada vez que nos colocbamos directamente bajo el potente haz el calor aumentaba hasta que no poda soportarlo y tena que correr a toda velocidad a alguna grieta a refugiarme. As estuvimos jugando por un rato. Felices nos colocbamos uno frente a otro y extraados veamos como se movan nuestros cuerpos. Era muy gracioso, nos veamos tan torpes ...

PAGE 69

Mundos Subterrneos UMAE Nunca antes nos habamos visto Sabamos como ramos pero nunca nos vimos. De repente un sonido desde la fuente de luz nos paraliz, nos sentamos infinitamente vulnerables, la eterna oscuridad que nos ocultaba, estaba ausente en ese momento. Lentamente volteamos ... Un extrao ser se asomaba desde arriba, otra luz sala de su cabeza. . Grit algo en un lenguaje y un sonido que no conocamos pero que podamos entender. Desapareci de nuestra vista e inmediatamente corrimos a ocultarnos. Apretados en la rendija que, aunque estrecha fue la primera que encontramos. Quedamos mudos y aterrados. Los sonidos continuaban. Asomamos nuestras cabezas para hacer uso de ese maravilloso sentido que acabbamos de descubrir y observamos como desde arriba caa un enorme hilo similar al que tejen las araas para atrapar a sus presas en un rincn de esta cueva Por el gran hilo comenz a descender uno de estos seres, supusimos que era un tipo de araa gigante aunque con menos patas. Tuvimos mucho miedo ya que las araas son nuestros depredadores naturales. Despus bajaron otros seres que por alguna extraa razn bautizamos como hezpeleohlogozh. Eran seres de varios colores y con extraas adaptaciones para trasladarse por su hilo que les salan de la cintura y del pecho. Eran jorobados y de sus gibas, sacaban cosas. Sus patas largas terminaban en color negro y en las cortas tenan dedos. Expectantes y con la paciencia que nos caracteriza, observamos su comportamiento. Sacaban unas cintas largas y unos cuadros blancos en donde uno de ellos rayaba como CUC\ndo la arena es muy fina y las patas hacen surcos. As, se introdujeron a las partes sin luz de nuestro mundo. Los seguimos mientras escuchbamos sus conversaciones. Hablaban de lo mal que estn las cosas en el "afuera,, de que los de su especie, a los que llamaban "gente", se matan entre s y matan a otros seres que ellos llamaban "selva, y "bosque" y tambin a uno que parece que es ms grande que todos y que le dicen "Tierra". Al parecer los de su especie sufren mucho. Decan todo esto mientras pegaban sus hilos en las orillas de los tneles grandes verticales para despus descender por ellos. Eso nos causaba gracia ya que ellos no pueden bajar como nosotros slo con nuestras garras. Adems se quitan la joroba mientras bajan y se la ponen entre las patas largas colgadas de otro hilo. Durante su camino, cada vez que encontraban a alguno de nuestros vecinos le apuntaban con algo y despus sala una luz como el gran brillo. La primera vez que vimos esto nos asustamos mucho y hasta nos escondimos. Pensamos que haban matado a la rana blanca. Y o creo que ella tambin lo pens pues qued inmvil y llorando. Los hezpeleohlogozh la dejaron ah, confundida y sola .-tiempo despus se volvi loca y se suicid-. No se a qu vinieron a nuestro mundo, tal vez a explorar como lo bamos a hacer nosotros antes de que se nos adelantaran ellos. Llegaron hasta donde no podan pasar con sus grandes cuerpos. No saben que si siguieran por la grieta, un poco adelante hay una gran sala donde cabran cientos de ellos y donde a veces nos sentamos a platicar mi compaero y yo. Hablaron acerca de la nueva claraboya -creo que as le llaman al lugar por donde entra la luzy de futuras expediciones. Sacaron cosas de sus jorobas y comenzaron a comer-Jajajajajaja que graciosos se vean comiendo de sus gibas. De repente uno de ellos volte y apunt con la luz de su cabeza a mi compaero Los dos quedamos inmviles. Uno de ellos que deca que era bilogo o algo as se acerc y tom a mi compaero. l gritaba y peda auxilio, fue un momento terrible. Los hezpeleohlogozh no 63

PAGE 70

Nmero 14-15 parecan tan grandes hasta que tomaron a mi compaero. Eran tan enormes que en una sola de sus patas cortas caba mi compaero. Yo no saba que hacer, a m no me haban visto, pero no poda hacer nada contra esos gigantes, as que esper. El que tena a mi compaero empez a explicarles que se trataba de un arcnido y que se llamaba amblipgido aunque la "gente" le dice Kanclo. El tipo pareca saber mucho, Ja! que arrogante era al explicar a mi compaero. Le pona nombres raros a cada una de sus partes el muy promiscuo. Finalmente lo liberaron y l corri y corri, por muchas galeras, yo lo segu, hasta que pude alcanzarlo. Estaba muy asustado y tena mucho asco de que lo haban tocado esos seres extraos Decidimos relajarnos. Pas el tiempo, algo que despus supe que estos seres tenan medido y que separaban en horas y das-. De ese grupo, no supimos ms. Al parecer, salieron por donde entraron. Por la fuente de la luz. Nosotros hicimos varias incursiones al "Afuera" y conocimos muchas cosas, algunas muy bellas y otras no. Una vez que mi compaero sali solo, ya nunca regres. Yo cambi de piel varias veces, y poco a poco llegaban y se iban grupos de hezpeleohlogozh Algunos eran respetuosos y otros no. Algunos vecinos se beneficiaron por la llegada de estos seres y otros no. Yo supe que en su mundo haba bondad pero que predominaban cosas que conoc como la avaricia, el odio, el miedo, la violencia y algo que llamaban "Busch". Me cans de su necedad y decid internarme en las recnditas galeras oscuras y hmedas de mi mundo, donde me siento tan bien .Desde entonces nunca he vuelto a ver y cada vez que pasa algn insecto, lo capturo y me alimento de su energa como algn da alguien lo har de la ma. Mi mundo es simple y oscuro Y as soy feliz. Amblipgido del Cenote Races, Quinta Roo. Foto: Mariano Fuentes Silva 64

PAGE 71

Mundos Subterrneos UMAE Notas de Informacin Bioespeleolgica de Amrica Latina y el Caribe. XI Esta informacin incluye principalmente a pases de la Regin Neotroptcal, y es continuacin de la publicada en el No. 11-12 de Mundos Subterrneos. 173. PETIT, CH. 1998. The walls are alive. Deep in a cave, scientists glimpse a strange new biology. U S. News & Wor/d Report, February 9: 59-60. En este trabajo se habla sobre la vida que existe en la Cueva de las Sardinas o de Villa Luz, Tabasco, Mxico. Especficamente sobre las bacterias ("snot -tites") que en ella habitan, ya. que en dicho lugar predomina un ambtente sulfuroso. Estas bacterias al no realizar fotosntesis obtienen su energa del hidrogeno sulfrico y otros qumicos inorgnicos de sitios ms profundos Por consiguiente se les denomina como organismos extremofilos, los son estudiados por el programa Vtda en Ambientes Extremos HLExEn" (siglas en Ingles). Adems se da a conocer a estos organismos como el inicio de la cadena trfica, la cual enlaza una gran diversidad tanto de artrpodos, como de murcilagos y pequeos peces, adems de lquenes y hongos. 174. GORDON, D. G. 1998. An acidic drip, drip, drip. home to billions. ABCnews.com. March 13. Gordon hace referencia a las snot-titas como grandes colonias de bacterias que le dan un color blanquecino a las estalagmitas que se encuentran en la Cueva de Villa Luz, Tabasco, Mxico. 3 . Estimndose en 1 cm la extstencta cientos o miles de especies. Adems se menciona que estas colonias obtienen su energa a travs de la oxidacin del sulfuro, transformando el ambiente subterrneo en el ms inusual de la tierra 175. HOSE, L. D. 1999. Return of the explorers club flag. The Explorers Journalt Spring: 23-27 En el presente trabajo se describe la ultima exploracin de Pisarowics en la Cueva de Villa Luz, describiendo las condiciones extremas donde existe vida desde colonias de bacterias hasta pequeos mamferos, pasando por hongos y artrpodos. Se hace hincapi en la existencia del cido sulfrico tanto en el aire, el agua y las paredes, corno elemento en la obtencin de energa para las snot-tltas, quienes son una importante fuente de energa. Por otro lado se mencionan otros ecosistemas similares como son: la Cueva de lechuguilla, Nuevo Mxico, y la de Movile, Rumania. Y a que estas tres oquedades tienen en comn comunidades de bacterias extremofilas, las cuales son importantes en la exobiologa, ya que cientficos especializados piensan que la vida en la tierra se pudo haber originado de ecosistemas semejantes e inclusive existe la hiptesis de la existencia de vida en Marte por en lugares similares. 65

PAGE 72

CONFERENCIA MAGISTRAL Que es la UIS? Jos Ayrton Labegalini. Presidente de la UIS. Rua Ernesto Gotarde/o, 410 3 7 580-000 -Monte Siio!MG -Brasil Union Internationale de Splo/ogie. Correo-e jal@tec3000.com.br La sigla UIS significa Union Internationale de Splologie, escrito en el idioma original, que es el francs. Aunque en otros idiomas se escriba de formas diferentes, siempre se usa la misma sigla UIS La UIS es una entidad no gubernamental, sin fines lucrativos,_ que propicia el desarrollo de las entre espelelogos cientficos y tcntcos de las ms variadas nacionalidades, con el objetivo de coordinar y hacer desarrollar la espeleologa internacional en los aspectos cientficos, tcnicos y culturales. La espeleologa comenz a desarrollarse como ciencia y tcnica desde fines del siglo XIX. A mediados del siglo XX la comunidad espeleolgica internacional, prcticamente una comunidad europea, idealiz los congresos internacionales de espeleologa, organizando el primero de ellos en Francia (Pars), en el ao de 1953. Los congresos siguientes fueron en Italia (Bari-1958), Austria (Viena .. I961 ?, Yugoslavia (Postojna-1965), (Stuttgard-1969), Checoslovaquia (Olomouc-1973), Inglaterra 1977), Estados Unidos de (Bowling Green -1981 ), Espana (Barcelona-1986), Hungra (Budapest-66 Nnero 14-15 1989) China (Beijing-1993 ), Suiza (La y Brasil (Brasilia200 1). Por iniciativa de algunos aficionados a la espeleologa, durante el congreso de 1965, se present la propuesta de creacin de una entidad internacional para congregar a los espelelogos de todo el mundo y coordinar sus actividades espeleolgicas. La UIS fue instituida el da 16 de septiembre de 1965, durante una sesin solemne en el Saln del Festival, dentro de la Gruta de Postoj na, por ocasin del 4 o Congreso Internacional de Espeleologa, cuando tuvo su primer estatuto aprobado y elegida su primera mesa directiva, formada por Bernard Geze (Francia) como Presidente, Gordon T. Warwick (Inglaterra) como Vicepresidente, Stjepan Mikulec (Yugoslavia) como segundo Vicepresidente y Albert Anavy (Lbano) como Secretario GeneraL Actualmente la UIS es dirigida por una Mesa Directiva formada por un presidente, dos vicepresidentes, _un secretario general y ocho secretanos adjuntos (el nmero se define en Asamblea General), siendo todos ellos de pases distintos, elegidos en Asambleas Generales que ocurren durante los Congresos Internacionales. La Mesa Directiva tambin comprende el Consejo Consultivo, formado por los ex presidentes y ex-miembros de la mesa directiva. Para coordinar el desarrollo tcnico y cientfico de la espeleologa internacional, la UIS instituy Departamentos, que estn formados por Comisiones y Grupos de Trabajo, cada uno con su Presidente y su cuerpo de integrantes. Todos estos rganos son

PAGE 73

Mundos Subte"neos UMAE independientes, realizan sus reuniones de trabajo, promueven el desarrollo de proyectos, e interactan con otras instituciones. Sus respectivos presidentes son electos y dan cuentas por medio de informes de actividades en las Asambleas Generales durante los Congresos Internacionales de Espeleologa Actualmente la UIS tiene los siguientes Departamentos, Comisiones y Grupos de Trabajo: Departamento de Proteccin y Manejo Comisin de proteccin, manejo y turismo en cavernas y regiones crsticas Departamento de investigacin cientfica Comisin de Fsico-Qumica e Hidrogeologa del Carst Comisin del Paleocarst y Espeleocronologa Comisin de Cavernas Glaciares y Carst en Regiones Polares Comisin de Grutas Volcnicas Comisin de Hidrogeologa y Espeleognesis Comisin de Mineraloga de Cavernas Comisin de Pseudocarst Comisin de Arqueologa y Paleontologa en Cavernas Comisin de Cavidades Artificiales Comisin Permanente de Espeleoterapia Grupo de Trabajo de Carst Hidrotermal Departamento de Documentacin Comisin de Bibliografia Comisin de Grandes Cavidades Comisin del Atlas de las Regiones Crsticas Comisin de la Historia de la Espeleologa Comisin de Informtica Grupo de Trabajo de Topografia Departamento de Exploracin Comisin de Rescate en Cavernas Comisin de Materiales y Tcnica Comisin de Espeleobuceo Departamento de Educacin y Enseanza Comisin de Educacin Espeleolgica. El nmero de Comisiones y Grupos de Trabajo no es fijo, se pueden crear si es necesario, y/o extinguirlos. Los Grupos de Trabajo son creados por tiempo determinado y las Comisiones son permanentes, desde que tengan actividades. La creacin de una Comisin o Grupo de Trabajo siempre se da por iniciativa de algn cientfico o tcnico del rea. Los interesados en participar slo tienen que contactar al presidente, solicitar la inclusin de su nombre y participar de las reuniones y discusiones. Para disciplinar los trabajos de exploracin de expediciones internacionales, la entidad instituy el Cdigo de tica de la UIS. Este cdigo, que aunque no tenga un poder de ley, da la gua tica para tales actividades que tengan como objetivo el desarrollo de la espeleologa, el aumento del conocimiento del patrimonio espeleolgico internacional y la convivencia entre comunidades espeleolgicas. Para verificar el "Estado del Arte11 de la espeleologa mundial, la UIS promueve cada 4 (cuatro) aos sus Congresos Internacionales de Espeleologa (ICS Intemational Congress of Speleology). En estos Congresos se presentan trabajos de los ms variados aspectos de la espeleologa, como: trabajos cientficos (geologa, hidrogeologa, mineraloga, biologa, climatologa, arqueologa, paleontologa, geografia, terapia, etc.), trabajos tcnicos (topografia, fotografia, educacin, informtica, legislacin, manejo, turismo, seguridad, rescate, nuevas tcnicas, etc.), 67

PAGE 74

y trabajos culturales (religin, artes, msica, pintura, escultura, filatelia, numismtica, etc.). Adems de la presentacin formal de trabajos existe una agenda de reuniones de las Comisiones y Grupos de espacio para el intercambio y la convivencia cultural en fiestas, concursos, competiciones, disputas y visitas tcnicas, excursiones pre y post-congreso para mostrar el carst y las cavernas del pas anfitrin. Para dirigir los destinos polticos de la UIS se realizan anualmente reuniones de la Mesa Directiva, y, durante los Congresos Internacionales de Espeleologa se realizan las Asambleas Generales de la entidad. La Mesa Directiva tiene autonoma administrativa, pero son las Asambleas Generales, constituidas por todos los Delegados de todos los pases asociados, quienes votan y deciden los rumbos de la UIS. En las Asambleas se presentan y votan las actividades de cuatro aos de trabajo de todos los rganos de la que se crean o extinguen comisiones y grupos de que se analiza la contabilidad de la que se admiten nuevos que se modifican los Estatutos o se aprueban nuevos que se analizan y se firman nuevos convenios y/o que se elige una nueva Mesa Directiva para el prximo que se escoge el pas anfitrin del prximo congreso. Actualmente la UIS tiene como miembros ms de sesenta pases de los cuatro continentes, est abierta a la asoctacton de entidades congneres (asociaciones y federaciones nacionales), tiene la mayora de sus Comisiones activas y gran produccin cientfica, publica el illS Bulletin y otros peridicos, mantiene en el aire un sitio web para informaciones y contactos espeleolgicos 68 Nmero 14-15 por todo el mundo. A travs de su sitio web es posible tener acceso a los Estatutos, Cdigo de tica, lista de pases miembros, lista de direcciones de la Mesa Directiva y de todos los rganos de la UIS, lista de los Delegados, lista de las Comisiones y Grupos de Trabajo, adems de una infinidad de enlaces con los sitios we b de todas las comisiones, federaciones nacionales y grupos de espeleologa de todo el mundo. La direccin de la UIS es: http :1/rubens. its. unimelb .edu.au/-pgm/uis /address.html. La publicacin cientfica oficial de la illS es el Intemational Journal of Speleology (actualmente se est imprimiendo el volumen 29) publicado bajo la responsabilidad de la Societa Speleologica Italiana. Mesa Directiva de la UIS en ejercicio, electa en la ltima Asamblea General de julio de 200 1, en Brasilia, Brasil, para el cuadrienio 2001/2005: Presidente Jos Ayrton LABEGALINI (Brasil) Vicepresidentes Andrew James EA VIS (Inglaterra) !!Jk Aleksander KLIM:CHOUK (Ucrania) klim@klim. carrier. kiev. u a Secretario General Pavel BOSK (Repblica Checa) bos!k@gli. cas Secretarios Adjuntos Roman HAPKA (Suiza) roman.haRka@bluewin. Andrej MIHEVC (Eslovenia) andrei mihevc@guest.ames. si Claude MOURET (Francia) claude. mouret@wanadoo. fr Fadi NADER (Lbano) fadinader@hotmail.com Armstrong OSBORNE (Australia)

PAGE 75

Mundos Subterrneos UMAE Linhua SONG (China)-songlh@igsnrr.ac.cn o songjyn@public.sti.ac cn Abel V ALE (Puerto Rico) enlacepr@caribe. net George HUPPERT (EUA) (fallecido en septiembre de 2002} Si eres un espelelogo, cientfico o tcnico, o simplemente eres un amante de la espeleologa, haz contactos con la UIS, dirige tu grupo de espeleologa para la Federacin o Sociedad Nacional de tu pas. Incentiva la filiacin de tu grupo en la UIS, incentiva a la Asociacin o Federacin de tu pas a ser un miembro en la UIS con indicacin de un Delegado y con derecho a voto en las Asambleas Generales. Ayuda a construir la UIS y a desarrollar la espeleologa internacional, sea desarrollando nuevas tcnicas, explorando nuevas cavernas, estudiando nuevas teoras, practicando el turismo espeleolgico racional, preservando el patrimonio natural, publicando informaciones, provocando el desarrollo sustentable, sea de la forma que practiques la espeleologa, pero participa. No esperes para ver lo que la UIS puede hacer por tus intereses, sino ve lo que t puedes hacer en favor del desarrollo de la espeleologa. Prctica la espeleologa a tu manera y exactamente donde t ests, pero comparte los resultados con la comunidad internacional. Monte Siao/Brasil, febrero de 2003 Jos Ayrton Labegalini Presidente de la UIS 69

PAGE 76

INFORME DEL ACCIDENTE Y DE LAS LABORES DE RESCATE EN LA CUEVA "OZTOQUITO", MUNICIPIO DE TZICATLACOYAN PUEBLA. 6 al 16 de abril de 2004. Grupo Espe/eolgico Universitario, UNAM. Fanny Monreal (Coord.). Nnt. 1 Mxico, Mayo de 2004. Grupo Espeleolgico Universitario (GEU), Mxico 2004. El viernes 9 de abril, varios espelelogos mexicanos, recibieron un mensaje urgente. Les reportaban que en la Cueva Oztoquito en Puebla, Mariano Fuentes, espelelogo y espeleobuzo mexicano, haba ingresado buceando al sifn 11 ubicado en el interior de la caverna y despus de haberse consumido el tiempo normal y de seguridad que poda indicar que sus tanques an contenan aire, no haba regresado a superficie. En la llamada, solicitaban ayuda para realizar un rescate. Este es el informe general que el Grupo Espeleolgico Universitario (G. E.U.) ha elaborado con respecto a este accidente. En este trabajo, se describe lo siguiente: 1 Un sifn o sump es una cavidad dentro de Wia cueva, completamente inundada de agua. Algunas veces esta cavidad es la parte final de una cueva antes de que se cierre por completo. Otras veces, la cueva continua. 70 Nmero 14-15 l .. Los antecedentes del Accidente. Cmo y bajo que circunstancias Mariano Fuentes ingres en el sifn. 2 .. Reporte de las labores de rescate. Informe completo de todos los esfuerzos. 3 Bitcora de la Coordinacin en Superficie. campamento. Administracin 4. Observaciones generales. del El G.E.U. de la UNAM, ha elaborado este informe con base en las siguientes razones: 1) El G.E.U. particip en todas las labores de rescate, por lo que tiene la obligacin de reportar su intervencin. 2) An no existen en Mxico, profesionales o comisiones dedicadas al anlisis de los accidentes espeleolgicos lo cual ha influido de forma negativa, en la formacin permanente de una cultura de seguridad en cuevas. 3) La informacin difundida a travs de diversos medios de comunicacin, fue en algunos casos confusa o incompleta. Son pocas, pero existen algunas notas periodsticas publicadas basadas en informacin falsa. El inters del GEU es que a travs de su aportacin de datos, podamos cooperar en la disminucin de la desinformacin Indice Antecedentes del Accidente Labores de Rescate Bitcora de la Coordinacin en superficie Comentarios generales de las labores de rescate en la cueva ''Oztoquito" en abril de 2004 Anexos

PAGE 77

Mundos Subterrneos UMAE Antecedentes del Accidente Martes 6 de abril1 El 6 de abril de 2004, Jos Montiel, lder del grupo espeleolgico Asociacin Base Draco3 Fernando Chvez y Alberto Maldonado, parten de la Ciudad de Mxico junto con Mariano Fuentes4 invitado adicional a la salida, hacia Puebla, Mx.5 El objetivo de esa pequea 2 Esta parte de los antecedentes ha sido elaborada con base en la versin de Jos Montiel, publicada en Internet antes de que iniciaran fonnalmente las labores de rescate l mismo seala que los datos no son totalmente correctos. Es necesario aclarar que ste no es Wl documento de investigacin acerca de las circunstancias previas al accidente que tennin con la vida de Mariano Fuentes. sino un informe de labores de rescate por parte del Grupo de Espeleologa de la Asociacin de Montaismo y Exploracin de la UNAM en el que se anexaran, en Wl apartado adicional, alg\Ul3S consideraciones que consideramos necesarias difundir. Se coment entre los espelelogos y los buzos que participaron, lo dificil que ser lograr una versin nica de lo que realmente sucedi hasta antes de no tener noticias de Mariano Fuentes y antes de haber reportado el accidente, lo cual es llll elemento que se debe tener en consideracin antes de emitir cualquier tipo de afirmaciones o juicios. La versin original de Jos Montiel se encuentra anexada en la parte final de este documento pero tambin es sencillo localizarla en Internet. 3 Asociacin Base Draco es un grupo de espeleologa en Mxico. No sabemos si los dems asistentes a la expedicin pertenecan a este grupo o slo eran amigos pero la salida es considerada como una organizada por el grupo Draco. 4 Mariano Fuentes no perteneca al grupo Draco de Jos Montiel y sta no era una salida vinculada deportiva o cientficamente a la UNAM. 5 Jos Montiel, seala en informacin que public el lunes 12 de abril a travs de un correo electrnico, que tambin asisti "su pequefio hijo". No poseemos datos veraces sobre a quien se refiere el Sr. Montiel, si a W13 hija de l o al hijo de una de las personas que los acompaaba. Tampoco sabemos si este "pequeo" descendi a expedicin fue, con base en la informacin publicada, el de tratar de encontrar y/o lograr la posible conexin subterrnea de dos stanos que se encuentran ubicados dentro del Municipio de Tzicatlacoyan, cerca del pueblo de San Jos Balbanera en el Estado de Puebla Jos Montiel, partiendo de su experiencia e informacin, mantiene la hiptesis de que pueden llegar a conectarse los stanos "Oztoque" y "Oztoquito". Ambos stanos, segn indica la carta topogrfica, tambin elaborada or Jos Montiel, terminan en sifones Segn los datos topogrficos, podra creerse que estas dos cuevas se pueden llegar a conectar en algn punto subterrneo Para poder comprobar esa hiptesis se tiene que bucear en los sifones. El lder de ese trabajo de exploracin realizado en Puebla fue Jos Montiel. Mircoles 7 de abril El mircoles 7 de abril, tres de los cuatro integrantes de esa salida introdujeron, bajando cada uno de ellos, "doble equipo para el buceo", descendiendo .. por el tiro de 122 m (nico) del stano Oztoquito ... El equipo que ingresaron a la cueva y que describe Jos Montiel fue "alimento y equipo para permanecer hasta tres das en el interior. Continua: "Alberto, Mariano y Montiel realizaron siete descensos (3, 2 y 2 respectivamente), para meter el material. Se instal el campamento y se verific que todo estuviera en orden para cualquiera de los dos stanos. 6 Un sifn o .. sump es una cavidad, dentro de Wla cueva, completamente inundada de agua. Algunas veces esta cavidad es la parte final de Wl3 cueva antes de que se cierre por completo dejando pasar slo filtraciones de agua. Para saber si es as o si continua ya sea con partes secas o inWldadas, hay que bucear. Este tipo de buceo es el ms peligroso que existe. 71

PAGE 78

posteriormente dormir". No se sabe, debido a la limitada informacin disponible, si ubicaron un campamento adicional dentro de la cueva. Fernando, el otro integrante de esta salida, parece ser que hasta ese momento, no entr a la caverna. Jueves 8 de abril Seala Jos Montiel: "Al despertar y despus de desayunar, se prepar el equipo de buceo e iniciaron el recorrido subterrneo de 600 m hasta el .. sifn alto". Mariano qued listo Montiel atenda la lnea de vida anclada a una plaqueta. Alberto en una balsa atento en la boca misma del sifn. Mariano realiz un primer intento, regresando lleno de alegra por la espectacular vista del sifn. Regres porque se le enred la lnea de vida. Los tres realizaron ajustes y adecuaciones para realizar un segundo intento, continuando con la misma base inicial: se dara una hora y media, antes de pensar cualquier cosa, esperando que por cualquier cosa imprevista, Mariano no pudiera regresar, en el caso de lograr la unin de los Oztoques, por lo tanto, se tendra que salir de Oztoquito y armar el Oztoque, adems de adecuarlo para la permanencia de reposo de Mariano,. Montiel tambin coment: "Mariano coment con emocin que el pasaje del sump era buceable y que le vea posibilidades de continuar y avanzar ms,7 7 A partir de este momento, se incorporo la infonnacin que la Comisin Nacional de Buceo en Cuevas de la Federacin Mexicana de Actividades Subacuticos ha elaborado con respecto a este informe. Esa versin, incorpora algunas declaraciones de los espeleobuzos norteamericanos Steve Ormeroid y Robert David Mulhollin y de los buzos Germn Y aez, Al do Castro y Alejandro Alvarez.. Reporte del accidente de ....... Pag. J. 72 Nmero 14-15 Continua la narracin: (e/ mismo jueves) ... "Mariano realiz su segunda inmersin, pas el tiempo de seguridad y no sala, se dio tiempo extra de espera y Montiel le indic a Alberto que saliera para que ambos realizaran el plan alternativo de armar la otra cavidad. "Se trat de alargar el tiempo de permanencia en el lugar, al preparar el lugar, en caso de que Mariano saliera y pudiera contar con elementos que facilitaran su regreso al campamento interior. Se dej encendida una .luz (estrobo) encendida, se coloc la balsa y dems material en forma que fuesen fcilmente visibles, adems agua, reserva de carburo Montiel inici el ascenso, para ir a equipar la otra cavidad pero, indic a Alberto que solicitara ayuda antes de ir al Oztoque y que Alberto sacara equipo para Mariano (saco de dormir, .... ) y se fuera directamente al Oztoque8 "Montiel lleg con Fernando (apoyo en superficie y en Balbanera), ponindolo al tanto de lo ocurrido, le entreg una libreta, pluma y unas tarjetas y le dict acciones concretas a seguir, para notificar al domicilio de la A. B. Draco los pasos a seguir en el mbito espeleolgico. Se tendra que contactar a Arturo Montero, Lorenzo Ortiz, Juan Montaa; Luis Palma y Antonio Aguirre. Adems de Cruz Roja y a las autoridades locales. Montiel fue a Oztoque e inici el equipamiento de la cavidad, al poco rato Alberto lo alcanz y ambos terminaron el equipamiento de la cavidad. "Alberto, con una manta espacial y una lata de atn, realiz el recorrido final de ms de 200 m de pasaje inundado (nadando en agua fra}, tratando de llegar con Mariano. Montiel analizaba la cavidad para ayudar con la extraccin de Mariano, quien se presuma el que saldra 8 No s tienen dat.os aproximados por hora de los sucesos que narra Jos Montiel

PAGE 79

Mundos Subterrneos UMAE con muchas dificultades, dado el posible enfriamiento que tendra. Al poco rato regresa Alberto, en un estado de franca hipotermia e indicando que Mariano no se encontraba de ese lado. Montiel le dio a Alberto un gorro de polar, le puso un neopreno seco, le coloc en una manta espacial, le dio a comer un atn y le coloc una cocineta encendida entre las piernas Cuando Montiel sala del segundo de los cuatro tiros de Oztoque, Fernando estaba en la superficie con personal de seguridad pblica y Fernando descendi el primer tiro. Fernando, Montiel y Alberto ya juntos en la base del primer tiro intercambiaron informacin. "Montiel sale de Oztoque, platica con seguridad pblica y se traslada al Oztoquito1 para gritar desde arriba, pensando en que Mariano bien pudiese estar ya en el campamento interior del mismo. De camino al otro stano se cruz con personal de Cruz Roja Puebla .... (as sigue la narracin) llegando al poco tiempo a la boca de la cavidad y realizar cinco series de siete gritos espaciados de 15 segundos cada uno (aproximadamente), pensando en pudiera estar cansado y dormido Montiel regres a tratar de reunirse con Alberto y Fernando, quienes an no llegaban. Al llegar aproximadamente entre ambas bocas de los stanos, los encontr, sentados y rodeados de socorristas y reporteros ... (jin del Existe una declaracin ministerial realizada por Jos Montiel en el Ministerio Pblico de Puebla. No slo l realiz declaraciones. Tambin la mayor parte de los espeleobuzos que participaron y miembros de la familia Fuentes. 9 Las letras en cursiva son notas del editor. Labores de Rescate Viernes 9 de abril. Javier Vargas, Jefe del rea de Espeleologa de la Asociacin de Montaismo y Exploracin de la UNAM, seala en informacin preliminar que: .... "El jueves en la tarde Mariano hizo una segunda inmersin (segundo intento) en solitario llevando dos tanques. Pasaron tres horas y l no regres. En ese momento uno de los miembros de este proyecto salieron a dar la voz de alarma. Llamaron a Lorenzo Ortiz del GEU y l me llam a m (Javier Vargas) La madrugada para amanecer viernes salieron del Distrito Federal Arturo Montero (de Cruz Roja), Juan Montaa (Presidente de la Unin Mexicana de Agrupaciones Espeleolgicas), Lorenzo Ortiz, Eric Molino) Rodrigo Remolina y Arturo Robles (los ltimos cuatro del GEU). "Como a las 1 O a m (del viernes 9), se revisaron los dos sifones de manera superficial para ver si Mariano Fuentes se encontraba cerca, con resultados negativos. A las 3 p.m. (del mismo viernes) llegamos Antonio Soriano, Ivn Gonzlez, Gerardo Galindo (cuatro espelelogos ms del GEU) y yo (Javier Vargas) con equipo personal y colectivo para utilizar en las labores de rescate Encontramos que ya estaban algunos miembros de Espeleo-Rescate Mxico, Bomberos, Proteccin Civil y varias agrupaciones (secciones) de Cruz Roja. Este mismo da, arriban al lugar los familiares de Mariano Fuentes. La organizacin de las labores de rescate, qued de la siguiente manera: en el puesto de control Juan Montaa y como coordinador operativo de espeleologa (parte tcnica) Javier Vargas. 73

PAGE 80

"Lo que se necesitaba, eran espeleobuzos. Toda la tarde (del viernes) se trat de contactar a miembros del equipo de buceo de la UNAM, pues sabamos que estaban tomando un curso de espeleobuceo,. A las 5 de la tarde Javier Vargas instala el sistema vertical y esta todo listo para utizarse en los descensos. Llegan al lugar espelelogos de San Luis Potos y de Espeleo .. Rescate Mxico integrndose al trabajo vertical. Se comienza a equipar la cueva para portear equipo, bajar tanques y al personal. Ingresan al stano espelelogos de la UNAM, Juan Carlos Carrillo, Director de la Comisin Nacional de Buceo en Cuevas y buzos de la UNAM que llegaron entrada la noche. El buceo se program para el sbado a las 1 O de la maana. Rodrigo Remolina, junto con Vernica y Flor Garca, miembros del GEU, se encargaron de localizar lo ms pronto posible, informacin acerca de espeleobuzos mexicanos que pudieran trabajar. Los primeros contactos se lograron con los buzos de aguas abiertas Ivn Palacios y Bruno Espinosa que se encontraban junto con Juan Carlos Carrillo en una salida de buceo en el Estado de Mxico lO. Sbado 10 de abril. Contina la informacin de Javier Vargas: "Juan Carlos Carrillo, instructor de buceo certificado por la National Speleological Society (NSS), realiz un buceo de prospeccin auxiliado por buzos de la UNAM, quienes eran alumnos suyos. Segn sus primera declaraciones posteriores ya en superficie: seala que avanz unos 40 metros siguiendo la lnea de vida de Mariano. Se encontr con pasos muy estrechos en los cuales apenas poda pasar. Seala que tena una visibilidad menor a 30 cm y que la cuerda 74 Nmero 14-15 de vida de Mariano se encuentra tendida en el fango del sifn. No encuentra a Mariano y determina que se necesitaba hacer una bsqueda ms metdica con buzos especializados en estas condiciones. Cuando Juan Carlos Carrillo lleg por primera vez al campamento, se inform de las caractersticas del sifn. Jos Montiel le coment que l lo haba buceado en varias ocasiones y que haba llegado como a 70 metros de penetracin 11. Le dijo que 10 11Mariano podra estar en una grieta y que posiblemente se encontrara como a 3 5 metros; que como a 70 metros podra haber un cuarto parcialmente inundado y que poda salir a una playa en ese cuarto. Tambin le comentaron que a Mariano le iban proporcionando lnea desde afuera y que l no iba poniendo su lnea con su carrete como se acostumbra en el buceo de cuevas. Juan Carlos tambin pregunt dnde se haban obtenido los tanques que utiliz Mariano y donde se haban cargado de aire 12 Contina Juan Carlos Carrillo: (ya dentro de la cueva) ..... La lnea gua que utiliz Mariano estaba colocada afuera del agua en una plaqueta .... La lnea era de polipropileno. En ese momento pens que tal vez la lnea iba a estar en el techo ya que generalmente esas lneas no 10 Segn seala Juan Carlos Carrillo, el viernes observ quizs el primer reportaje en la televisin acerca de este accidente. 11 Jos Montiel le proporcion a Rodrigo Remolina y posterionnente a Juan Carlos Carrillo informacin sobre el sifn, la cueva y lo que haba sucedido. Despus se cotejarla con los datos reales y desafortunadamente se pudo comprobar que sus declaraciones a veces eran contradictorias, sobre todo con respecto a la descripcin de la cueva. 12 Ibid. Reporte del Accidente ... Pg. 4

PAGE 81

Mundos Subterrneos UMAE se usan en buceo en cuevas porque flotan y son difciles de manejar. Al ver sto decid llevar mi propia lnea, ya que era evidente que esa lnea no estaba instalada de forma adecuada. "Descend y al tratar de ubicar la entrada del sump, me di cuenta que la visibilidad era casi nula. Comenc a seguir la lnea que inmediatamente se internaba en el sump por el techo. El techo, comenzaba a bajar y comenc a experimentar dificultad en mantener tensin en la lnea de mi carrete y en tratar de seguir con mi otra mano la lnea de Mariano..... ya que la lnea naranJa estaba totalmente suelta .... Busqu un punto donde hacer mi amarre secundario pero no encontr ninguna. Decid seguir adelante en busca de un punto de amarre. La visibilidad se haba convertido en cero .... El techo, ya lo tena en mi espalda y senta el lodo en mis rodillas La lnea naranja se haba enterrado en el lodo ocasionando una trampa de lnea en el lado derecho del pasaje .... Llegu a un punto en el que el techo y la pared ya no permitan pasar. Decid volver.,, Juan Carlos sali del sifn y coment esa informacin 13. Continua: "No haba gastado ms que 300 libras de uno de mis tanques y entr de nuevo. Esta vez trat de dirigirme del lado izquierdo del pasaje... Llegu al mismo punto anterior y volv a sentir que ese era el punto lmite para m. Esta fue una decisin muy dificil para m ya que pens que si Mariano estaba vivo podra ser de vida o muerte ... adems la presin del exterior era muy fuerte14. 13 En ese momento, se encontraban dentro de la cueva Jos Antonio Soriano, Ivn Gonzlez y Jos Montiel 14 !bid. Pg. 4 Continua la primera narracin que public Javier Vargas. "A las S p.m. terminamos de sacar a los buzos y su equipo y nos reunimos para tomar decisiones. Quedamos en contactar a espeleobuzos de Estados Unidos y del Estado de Quintana Roo que recomend Juan Carlos Carrillo para que realizaran el rescate. "En el transcurso de la noche del sbado 1 O de abril y la maana del domingo 11, se contact a los espeleobuzos de Quintana Roo y de Estados Unidos. Se espera que arriben al campamento en Puebla el lunes 12 en la noche o el martes 13 en la maana debido a la disponibilidad de vuelos y a los tiempos de traslado"15. El Cuerpo de Bomberos de Puebla y la Cruz Roja de Puebla coinciden en que la coordinacin del rescate se debe dejar en las manos de los espelelogos y buzos ya que el nivel tcnico que se requiere para las maniobras no es de su rea. Para el sbado por la maana, ya se encontraban en el lugar, elementos de Cruz Roja Puebla, de Proteccin Civil de Puebla y del Cuerpo de Bomberos de Puebla. Domingo 11 de abril. 15 Andrea Fuentes, la hermana de Mariano comenz de inmediato a realizar algwtas llamadas para ahorrar tiempo. La primem persona que se contact fue a Denny Willis. l a su vez, se comunic con Steve Ormeroid, ex director de la CDS de la NSS y actual tesorero, especialista es sumps (sifones) y miembro de la Consin Nacional de Rescate en Cuevas (NCRC) de Estados Unidos. DeMy tambin se comunic con Gennn Y aez. Andrea Contact con Gennn y con la Sociedad Espeleolgica de Cuba Seccin Nacional de Espeleobuceo, ya que le mencion que ellos, adems de ser espelelogos, podran tener experiencia en sumps. /bid. Reporte del Accidente ... Pg. 5 75

PAGE 82

No hay actividades. Todos se encuentran a la espera de la llegada de los buzos para comenzar a trabajar. Caba la posibilidad de que en el sifn existieran zonas fuera del agua conocidas como "burbujas de aire", que no era posible confirmar hasta momento, a pesar de que Juan Carlos durante su primera inmersin pudo confirmar la existencia de una grieta. Este elemento contribuy en parte a que la actitud de trabajo, al menos en esta primera parte de las labores, incluyendo la de los buzos, fuera de rescate y no para la extraccin de una persona que ha perdido la vida. Espelelogos y buzos elaboraron su plan de trabajo con base en la emergencia de localizar lo ms pronto posible a Mariano Fuentes y conocer cuales son sus condiciones fsicas. Se contacta a un grupo de gelogos del Instituto de Geologa de la UNAM, los cuales poseen equipo especializado de reconocimiento que podra ayudar a precisar la ubicacin de Mariano Fuentes desde partes secas facilitando la labor de buzos y espelelogos. Sin embargo, la opcin no es prctica debido al tiempo que requieren estos estudios (dos o tres das) y porque la topografia disponible no es confiable. Por la noche, regresan a la Ciudad de Mxico casi todas las personas que estaban en el campamento quedando slo una guardia en el lugar. Se confirman las coordinaciones generales. Llega al lugar el buzo Aldo Castro de Puebla para coordinar parte de la informacin de buceo. Lunes 12 de abril El lunes 12 de abril por la maana, Javier Vargas junto con otros siete espelelogos de la UNAM, salen del Distrito Federal con equipo y la camilla de rescate. Tambin va en este convoy Juan Montaa y buzos del grupo URION que llevan equipo de buceo. A lo largo del da llegan 76 Nmero 14-15 espelelogos de URION (dirigidos por Sergio Santana), Espeleo-Rescate Mxico (dirigidos por Antonio Aguirre) y del Socorro Alpino ( dirigiqos por Jess Torres). En el lugar de incidente, Cruz Roja Puebla instala una carpa de trabajo. Tambin se encuentran ah un agrupamiento de la Polica Judicial de Puebla, Convoyes Militares correspondientes a la Zona 2 5, los espelelogos que se haban quedado de guardia en la noche y Aldo Castro, buzo de Puebla. Un grupo de espelelogos cambia las cuerdas que utilizaron el grupo de Jos Montiel para bajar al "Oztoquito" pues stas no pueden ser utilizadas porque pertenecan a otro grupo y por las malas condiciones en que estaban. Tambin se reacomoda la tirolesa que sirve de sistema de traccin. Javier Vargas revisa los anclajes e instala un sistema permanente para el trabajo que se realizara en la cueva 16. Se han contactado a los dos espeleobuzos norteamericanos con ayuda de Juan Carlos Carrillo y familiares de Mariano Fuentes. Se confirma que uno de ellos llegar a Puebla por la tarde de este mismo da y el otro espeleobuzo, quizs podra arribar por la noche a la Ciudad de Mxico trasladndose de forma inmediata al lugar del accidente. Se espera su llegada el martes. Ambos buzos pudieron llegar a Mxico con ayuda de la NSS (con ayuda de la coordinacin del Nodo Texano dirigido por John Green), el Consulado Mexicano y el Departamento de Seguridad de los Estados Unidos. 16 En el reacomodo de la tirolesa participan miembros del GEU: Javier Vargas, Arturo Robles y Roberto Rodrguez. Para rearmar el tiro trabajan Jos Antonio Soriano, Lorenzo Ortiz ( GEU), Sergio Santana (URION) y Claudia Cruz.

PAGE 83

Mundos Subterrneos UMAE La misma noche del lunes 12, arriban dos espeleobuzos de Quintana Roo: Germn Yaez y Alejandro Alvarez. Comienzan a trabajar inmediatamente. Revisan la topografa disponible y se informan de las condiciones previas al accidente. Organizan su equipo para buceo y dan indicaciones para transportarlo y bajarlo al stano. Se solicitan varios espelelogos para trabajar en la cueva. Los buzos descienden utilizando el sistema de traccin instalado. Ingresan a la cueva, caminan hacia el sifn y se equipan. A lo largo del resto de la noche, solicitan ms equipo y personal. Por la noche del lunes 12, tambin llega el equipo de buceo de la Facultad de Ciencias de la UN AM a cargo de Gustavo Hernndez quien es especialista en administracin de rescates y situaciones de desastre. Con ellos viene tambin Juan Carlos Carrillo, que se haba regresado al D.F. Alejandro Alvarez, uno de los espeleobuzos, ingresa al sifn entre la madrugada del lunes y el amanecer del martes. Segn sus declaraciones, no puede avanzar mucho debido a lo dificil que resulta el lugar, la poca visibilidad y las condiciones de la lnea de vida de Mariano Fuentes. Se regresa debido a lo complicado de la situacin y deciden esperar a los espeleobuzos norteamericanos. Durante su inmersin, no logra localizar a Mariano. Los buzos trabajan ms de ocho horas continuas: .... Germn y Alejandro haran un primer buceo de reconocimiento en el sump para cambiar impresiones. Les mostr (Juan Carlos Carrillo) donde iniciaba la lnea naranja y dnde estaba la entrada al sump. Decidieron tambin llevar un carrete e intentar seguir la lnea naranja. Alejandro entr primero y Germn segua un poco atrs. Al cabo de un par de minutos salieron diciendo que las condiciones eran terribles en cuanto a visibilidad, lnea suelta, trampa de lnea y restricciones. Alejandro entr una segunda vez para tratar de avanzar ms. Regres y describi exactamente el lugar donde yo haba decidido regresar el sbado anterior. La distancia a la que llegamos debe ser por ah de los 3 5 metros de penetracin. Es dificil saber con exactitud la distancia en condiciones de mala visibilidad. La profundidad mxima era de 6 metros. Aunque estbamos en altitud (factor de correccin para altitud de 1.4}, esta profundidad no representaba ningn riesgo a nivel de saturacin de Nitrgeno" 17. Martes 13 de abril. Salen los espeleobuzos mexicanos a la superficie del stano antes del medio da junto con todos los espelelogos que trabajaron con ellos. Parte del equipo sale de la cueva, en especial los tanques de buceo para volverlos a llenar de aire No hay an, informacin sobre la ubicacin de Mariano Fuentes. Espelelogos de la UNAM, ya en superficie, realizan algunos clculos de la cueva con base en las topografias existentes para tratar de reforzar o eliminar la posibilidad de que los stanos "Oztoquito, y "Oztoque" se conecten por medio del sifn. Durante la tarde del martes 13, en distintos horarios vespertinos, arriban los espeleobuzos norteamericanos. Se lleva a cabo una reunin entre buzos nacionales y extranjeros con Juan Montaa y Javier Vargas. Los norteamericanos reciben todos los pormenores de lo sucedido hasta ese momento, la descripcin del sifn y las principales complejidades existentes. 17 /bid Reporte del accidente ... Pg. 7 77

PAGE 84

A partir de ese momento, se redefine la forma de trabajo de espelelogos y buzos con base en las indicaciones de Steve Ormeroid, espeleobuzo especializado No se modifica nada de las instalaciones verticales y con ellas se seguir laborando. Todo el grupo de espeleobuzos mextcanos tambin se encuentra trabajando baJo las indicaciones del Sr. Ormeroid. El solicita junto con Robert David Milhollin (el segundo espeleobuzo norteamericano), equipo de buceo adicional 18 colorantes, y artculos que deben de estar disponibles dentro de la cueva, a la orilla del sifn, para cuando Mariano Fuentes se encuentre fuera del agua. El equipo de logstica en campamento se coordina con las indicaciones que hacen los buzos y con las de los espelelogos. Tambin solicitan los espeleobuzos, debido a sus protocolos de trabajo, equipo para realizar pruebas en el interior del sifn con el fin de determinar las caractersticas del agua y del aire. Entre los objetivos que se tenan que cumplir antes de que los norteamericanos ingresaran era lograr la presencia de un paramdico o mdico 19 con equipo de oxgenoterapia y un botiqun ms pequeo de emergencia en la otra cueva, bote estanca con sleeping bag, cyalum, glucosa, jugos, colorante 18 "Robert David, por tener amplia experiencia en sumps, irunediatamente aport sugerencias para resolver el problema de la lnea de vida de Mariano Fuentes. Estos procedimientos que sugiri normalmente no se hacen en el buceo en cuevas fretcas pero parecan solucionar el problema Recomend que se colocaran unas estacas de pvc en el sedimento, que se lastrara la lnea naranja y que se tratara de orientar por el centro del pasaje para evitar las trampas de lnea,. lbid. Pg 8 19 El paramdico que descendi fue Gustavo Hemndez quien es Tcnico en Urgencias Mdicas Nivel III y pertenece a la UNAM. 78 Nn1ero 14-15 vegetal, barras de granola y algunos dulces. Tambin solicitan estacas, equipo especial de buceo y lastre para controlar la lnea de vida de Mariano. Siguiendo indicaciones de los buzos, Javier Vargas enva a un grupo de espelelogos de la UNAM, SMES y URION a armar la cueva de Oztoque con el fin de colocar equipo mdico sencillo hasta el sifn y para que el buzo Aldo Castro hiciera un reconocimiento de sus caractersticas20 Dependiendo de cmo fueran sucediendo los eventos, las labores de rescate de los espelelogos, hasta ese momento, se 20 Al entraron en un primer descenso, Ramn Espinasa (SMES), Sergio Santana (URION), Ricardo Martnez (GEU), Ornar Hemndez (Draco), Marisol Montenubio (GEU) y un paramdico de la Cruz Roja Escuela de Rescate Agreste. Posterionnente, entraron a desannar la caverna Ivn Gonzlez, Roberto Nolasco. Sergio Ortega y Eric Molino. Todos del GEU. Despus ingresan Arturo Robles. reingresa Marisol Monterrubio. y Ulises Barrientos (Socorro Alpino). El desarme de Oztoque tennin el mircoles 14. Comenta Juan Carlos Carrillo: "Se pens que si fuera cierto que esas dos entradas se pudieran unir por medio del sump, sera conveniente realizar un buceo para ver si Mariano estaba por el lado de Oztoque. Debido al gran esfuerzo y tiempo que requiere instalar WJa cueva con las cuerdas de descenso, quisimos aseguramos que el rumbo del desarrollo de la cueva de Oztoque confinnara que poda haber una conexin y sobretodo el rumbo del sump que fuera recproco con el de Oztoquito. Aldo Castro fue a Oztoque para tomar esos datos. Se determin que no haba tma reciprocidad y que sera muy dificil que el sump de Oztoquito diera con la cueva de Oztoque. Las entradas estaban a 784 metros de distancia y orientadas a 177 de Oztoque a Oztoquito. Para que hubiera lUll posible conexin el sump deba ir al norte. Saber sto fue impactante, ya que no haba ningn sustento para pensar que esas entradas se pudieran mr. Al parecer, las dos cuevas van hacia el sur." Ibid. Pg 9.

PAGE 85

Mundos Subterrneos UMAE llevan a cabo siguiendo dos premisas: la primera, trabajar para cubrir todas las necesidades de los buzos y segundo, estar preparados para trasladar de la forma ms eficiente y urgente a Mariano Fuentes hasta la superficie pensando en la existencia de una seria emergencta mdica o alguna fatalidad. Aproximadamente a las cuatro y media de la tarde del martes 13, ingresan todos los espeleobuzos a la cueva y casi todos los espelelogos21. Se introduce a la cueva aproximadamente una tonelada de peso entre equipo de buceo, equipo de espeleologa, comida y agua22 Entrada la noche, Steve Ormeroid es descendido por los espelelogos a la cueva y se le gua al sifn. Segn sus declaraciones posteriores ya en superficie, bucea aproximadamente entre sesenta y setenta metros (hasta este momento, no existen clculos exactos de la distancia que recorri). La descripcin que hace del sifn, revela que ste tiene partes muy estrechas en las que los tanques de Steve llegan a tocar el techo y su cuerpo el suelo. El "piso, del sump no 21 En ese momento, en el interior de la caverna, se encuentran trabajando Jos Antonio Soriano, Pablo Skoworodko, David Tirado, Carlos Cardona (todos del GEU), Juan Jos Acosta, Karim Fortes (Rescate Tehuacn Puebla), los espeleobuzos Germn Y aez, Alejandro Alvarez, Robert David y Steve Ormeroid. A las siete de la noche entran Ivn Gonzlez, Lorenzo Ortiz, Ricardo Martnez, Roberto Rodrguez, Arturo Robles, Sergio Ortega, Roberto Nolasco (todos del GEU). Gerardo Galindo (GEU) y Ramn Espinasa (SMES) entran por la maana del siguiente da a reemplazar a otros espelelogos. En este descenso se detect el ingreso de cmaras de video por parte de Wl elemento de la Cruz Roja. Despus nos enteraramos que esos videos fueron ofrecidos a algunos medios de comunicacin. 22L d . d d os 1stmtos escensos y ascensos e eqmpo que se realizaron, eran de peso menor. es estable. Se trata de un fango que al menor contacto, satura el agua de materia e impide casi en un 100 por ciento la visibilidad. Seala tambin, que el sifn es de forma irregular, dando "vueltas" formando una especie de "S" incompleta. Seala que no era ni fue una posibilidad, esperar a que el sedimento en agua disminuyera permitiendo una mejor visibilidad. Durante la noche, al grupo encargado de administrar campamento en superficie, se le solicitaron, adicionalmente al equipo que ya se haba bajado a la cueva, diversos artculos como lastre, cinturones y tubos de PVC con los que se trataron de instalar sub-estaciones seguras para los buzos a lo largo del sifn y controlar la lnea de vida de Mariano. En la madrugada del mircoles 14, casi al amanecer, Steve Ormeroid reporta que, siguiendo la lnea de vida, encuentra a Mariano Fuentes en una oquedad ligeramente ascendente, en la que el techo se encuentra a aproximadamente a siete metros del agua. Puede revisarlo y certifica que Mariano Fuentes no tiene signos vitales. Seala que se encuentra flotando, con su equipo de buceo puesto, sobredimensionado y con rigor mortis: Seala Juan Carlos Carrillo: "Steve llevaba equipo de montura lateral, un traje seco, casco y adems llevaba las estacas de PVC y el lastre con trozos de lnea amarrados para hacer que la lnea naranja se despegara del techo. Revis la cueva y las condiciones y dijo que efectivamente las condiciones eran muy malas. Me pregunt como haba visto la lnea el da que buce. Me pregunt si crea que era seguro que siguiera la lnea naranja sin llevar l su propia lnea. Le dije que al parecer la lnea naranja era resistente, aunque mal colocada. Decidi seguir la lnea naranja sin llevar su propia lnea. Lo not nervioso. 79

PAGE 86

Alejandro estara dentro del sump a unos pocos metros de la salida por si Steve necesitaba algo y Germn estara equipado en la alberca por seguridad. "Sali de un primer buceo y coment que ya haba comenzado a colocar lastre sobre la lnea naranja y quitarla de las trampas de lnea Volvi a entrar y esta vez lleg ms lejos. Iba colocando las estacas de PVC mientras avanzaba. Pas la conexin de la lnea naranja con la lnea blanca del carrete de seguridad de Mariano23. Lleg a la restriccin, que describi como una roca grande que haca que el pasaje fuera mas estrecho y bajo. Gir y sali. Dijo que la lnea ya se encontraba en condiciones ms favorables para realizar un tercer buceo para intentar ir ms all de la restriccin. Eran como las 6 a.m. del mircoles 14 de Abril. "Steve inici su tercer buceo, con la idea, esta vez, de pasar la restriccin. Pasaron aproximadamente 25 minutos. Vimos su luz de regreso. Sali, se quit su casco, su capucha y suspir. Dijo: lo encontr Describi que haba pasado de la roca y que el pasaje se comenzaba a agrandar por el techo hasta formar un cuarto. Vio el carrete de Mariano en el sedimento justo despus de la restriccin. No estaba enredado. Mir y sinti a los lados por si haba algo. Subi un poco y vio a Mariano flotando en la superficie de un cuarto parcialmente inundado. Desgraciadamente se encontraba sin vida Dijo que lleg a la superficie, que se quit su regulador, respir un par de veces y que sinti cierto sofocamiento. Vio que la distancia de la superficie al techo eran como 7 metros 23Una tcnica normal en el buceo de cuevas, es anudar lneas adicionales cuando se tennine la que originalmente se estaba utilizando. A Mariano Fuentes se le termin la lnea de vida que controlaban en la superficie del sifn. l anudo otra lnea que Uevaba y continu su buceo. 80 Nmero 14-15 Not que el equipo de Mariano estaba intacto, que no haba indicios que hubiera forcejeado con su equipo. Descendi y regres. Mencion que la distancia aparente del sump hasta donde haba encontrado a Mariano era de 70 metros aproximadamente24 Steve Ormeroid, coincidiendo y complementando algunos comentarios que ya haban hecho los espeleobuzos mexicanos, sealo que la lnea de vida de Mariano es un problema. Era muy fcil que los espeleobuzos se enredaran con ella. Steve sale del sifn a la parte seca de la caverna. Se notifica a los lderes del rescate, que Mariano Fuentes ha sido encontrado. Inmediatamente se informa a sus familiares. Entre buzos y espelelogos se planean las siguientes acciones Durante el transcurso del mircoles, salen el resto de los buzos y espelelogos a superficie y se extrae tambin parte del equipo de trabajo, sobre todo los tanques que deben volver a llenarse25 Mircoles 14 de abril Comienza entre los buzos y los espelelogos una nueva planeacin para la extraccin de Mariano Fuentes y se toman nuevas decisiones, sobretodo debido a que el tiempo dej de ser un factor determinante. David y Steve propusieron realizar varios buceos para terminar de orientar la lnea e ir introduciendo lastre para colocrselo a Mariano. Germn propuso que se usara una cuerda para que as un buzo lo jalara por el frente 24Ibid. Pg. 7 25El Cuerpo de Bomberos de Puebla llev la compresora con la que se rellenaron todos los tanques.

PAGE 87

Mundos Subterrneos UMAE y otro lo empujara26. Steve Ormeroid descansa lo que resta del mircoles planeando reingresar de nuevo junto con todos los espeleobuzos el jueves temprano ya que han trabajado ms de 20 horas seguidas. Se notifica a todos los participantes del rescate y a Ministerio Pblico de Puebla que a partir de la una de la tarde del jueves, una vez con los buzos trabajando, en cualquier momento podra estar fuera del sifn el cuerpo de Mariano. Jueves 15 de abril. Entran a trabajar temprano espeleobuzos y espelelogos. Steve Ormeroid ingresa al sifn con una cuerda de 200 metros. Su objetivo fue alcanzar de nueva cuenta a Mariano Fuentes, lo cual logra. Le quita parte del equipo de buceo que trae puesto (los tanques de aire, aletas y chaleco). Le ata una cuerda de maniobra y le coloca aproximadamente 200 libras de lastre (aprox. 100 kilos): Steve comienza a hacer el recorrido de salida y sufre un percance mientras se traslada en el sifn: se enreda con la cuerda de vida de Mariano y permanece atorado o detenido durante tiempo importante en un paso estrecho. Este accidente se convierte en un momento de crisis ya que el buzo ha entrado en una situacin de riesgo. Finalmente logra resolver el problema y al comenzar a trabajar para extraerlo, el traslado se complica debido a las condiciones fisicas del cuerpo de Mariano Fuentes Se difunden algunas propuestas alternas acerca de la forma en que puede extraerse a Mariano pero todas las ideas son desechadas ya que oo se ha podido siquiera acercarlo a las partes ms estrechas del sifn. Alguna propuesta fue 26lbid, Pg. 8 realizar incisiones en su cuerpo para expulsar parte del aire y disminuir su hinchazn a pesar de que llevaba colocado su traje de neopreno, pero eso quizs hubiera provocado un estallido de viseras. Tambin haba que buscar una forma adecuada para transportarlo a travs de los pasos estrechos. La otra opcin planteada fue la de dejar el cuerpo de Mariano en el interior. Steve Ormeroid plantea a la familia todas las posibilidades, solicita equipo adicional, y espera la determinacin familiar: "A las 7 a. m. del jueves l S de Abril se comenzaron las labores. Descendimos. Se hicieron varios buceos para introducir lastre al cuarto donde se encontraba Mariano y colocrselo para sumergirlo. Se sacaron sus tanques e hicimos un registro de su configuracin y presin. Los dos estaban vacos. En otro buceo se le amarr la cuerda con la que sera jalado una vez que se consiguiera descenderlo. Se piensa que la cantidad de lastre que se coloc a Mariano fue aproximadamente de 200 libras. An as no bajaba. Pablo se encontraba en la alberca del sump ayudando a manejar la cuerda para en caso de que se pudiera sumergir a Mariano, la jalaramos por medio de un cdigo de seales que propuso Germn. Steve se ator en la restriccin en el ltimo buceo y al salir coment que sera necesario bajar mas tanques y lastre, ya que no se poda sumergir a Mariano. Dijo que sto tomara ms buceos y tal vez sera necesario pensar en otra forma de sacar a Mariano. Propuso salir al campamento para que esto se comentara con la familia y con las autoridades"27 A media tarde, salen todos los buzos a superficie para proporcionar estos nuevos datos. La familia elige dejarlo en el 27 lbid. Pg. 9 81

PAGE 88

interior del sifn, decisin tomada de forma legal, con la presencia del Ministerio Pblico aproximadamente a las 4.30 de la tarde. Su extraccin, se podra convertir no slo en una maniobra que lastimara adicionalmente el cuerpo sino que pondra de nueva cuenta al equipo de buceo en una situacin de riesgo igual de elevada que la anterior. Steve Ormeroid reingresa a la cueva, reingresa al sifn, avanza lo ms que puede y corta la cuerda que haba logrado atar a Mariano Fuentes. Son entre las seis y siete de la tarde del mircoles. Salen todos los espeleobuzos y todos los espelelogos de la caverna que hasta ese momento haban estado trabajando. Se comienza la extraccin completa del equipo. Para realizar sto, ingresan reemplazos de espelelogos. Al terminar la madrugada del jueves y amanecer del viernes, no queda nada ni nadie en la cueva excepto el cuerpo de Mariano. Viernes 16 de abril El viernes en la maana, casi todos los grupos gubernamentales de rescate y ayuda ya se han ido, Tambin los medios de comunicacin. El GEU, espelelogos de San Luis Potos y URION se dedican a recoger basura y reorganizar el equipo de espeleologa. Bitcora de la Coordinacin en Superficie Sbado 10 de abril Desde el viernes 9 y hasta el lunes 12 de abril, no existi un grupo encargado de campamento en superficie. Aproximadamente haban en el lugar, un promedio de 1 O a 20 personas. Lunes 12 de abril 82 Nmero 14-15 El lunes 12 de abril por la tarde arrib al lugar del accidente un grupo de espelelogos de la UNAM junto con Juan Montaa, Presidente de la UMAE y Javier Vargas, Jefe del Area de Espeleologa de la Asociacin de Montaismo y Exploracin de la UN AM. Ellos dos haban regresado a la Ciudad de Mxico la noche anterior. Javier Vargas y Juan Montaa se informaron con el grupo de guardia sobre alguna circunstancia novedosa. Con respecto al estado de Mariano Fuentes no se tena ninguna informacin adicional. Con respecto al arribo de los buzos mexicanos, se esperaba su llegada para la noche de este mismo da lunes y con respecto a los buzos estadounidenses, se esperaba su llegada entre el lunes y el martes 13 de abril debido a la disponibilidad de vuelos y a los tiempos de traslado. La persona que facilit los contactos con los buzos fue Andrea Fuentes y Juan Carlos Carrillo. El lunes 12, Cruz Roja Puebla instal una carpa amplia para servtctos. Juan Montaa y Javier Vargas estuvieron de acuerdo en que: 1) Fanny Monreal, fuera el enlace para administrar algunos servicios y gestionar las necesidades que el equipo de espeleologa y el de buceo necesitara del campamento en 2) Gerardo Galindo se encargara de todo el equipo colectivo de espeleologa tanto de su mismo grupo como de todo el equipo adicional que otros grupos prestaran; 3) Juan Montaa, se hara cargo de difundir la informacin a los medios de comunicacin que se encontraban en el 4) Emmanuel Teyssier del grupo de buceo de la F acuitad de Ciencias, se hara cargo, a partir de las cinco de la tarde, de los servicios en la cocina. Cada uno de los administradores, nunca trabajo slo, generalmente tena asignada alguna

PAGE 89

Mundos Subterrneos UMAE asistencia o sus compaeros de grupo colaboraban. El lunes 12 de abril, se comenz a hacer un registro formal de todas las personas que estaban presentes Este registro inclua identificacin, organizacin a la que pertenece, especialidad que posee (espeleologa, buceo, paramdico, bombero), equipo de espeleologa o buceo que presta para las labores y en algunos casos, siguiendo una indicacin del equipo de buceo de ciencias, tipo de sangre y alergias. Tambin a partir del lunes 12, se registraron todas las actividades de rescate con los siguientes datos: actividad a realizar, personas que participan, horarios de trabajo y responsable de grupo. Esto se llev a cabo con el objetivo de manejar de forma confiable informacin acerca de quienes realizaban cierta actividad y en que horario. Con sto tambin se pudo conocer fcilmente, por ejemplo, quienes llevaban ms de lO horas trabajando, etc. Proteccin Civil de Puebla, a cargo del Lic Jos Hernndez, Jefe Operativo, recibiendo instrucciones de la Direccin General de Proteccin Civil del Estado de Puebla, envi un grupo de tres personas para proporcionar alimentos completos a aproximadamente 50 personas, dos veces al dia, por el tiempo que durara el rescate. La primera rutina de alimentos comenzaba a las nueve de la maana. Las prioridades de alimentacin, debido a que fcilmente se superaba el lmite de 50 personas trabajando (llegando a veces a ser ms 90 personas28), fueron en el siguiente y estricto orden: personas de trabajo de rescate en la cueva (buzos, espelelogos y bomberos, aproximadamente 30 personas), personal de logstica en campamento (aproximadamente lO personas), personal sin actividades (aproximadamente entre lO y 15 personas mximo). La segunda rutina de comida se serva aproximadamente entre tres y28 cuatro de la tarde. La misma regla de distribucin se aplicaba A partir de las cinco o seis de la tarde, los servicios de alimentos quedaban a cargo de personas del campamento. Entre las personas que estuvieron a cargo de las rondas nocturnas estuvieron personal militar de la zona 25) Equipo de Buceo de Ciencias, y espelelogos de varios grupos. Adicionalmente, el Cuerpo de Bomberos de Puebla, Cruz Roja de Puebla y diversas personas sin una actividad especfica, cedieron parte de su comida independientemente de la que se distribua en horarios especficos. Se instal una estufa porttil, dos mesas amplias, ms de 1 O sillas y todos los aditamentos necesarios para servir la comida. La basura del campamento, era reorganizada por el personal militar. No se instalaron baos porttiles o se hicieron letrinas. No se asign un espacio especfico como servtcto sanitario. Aunque la coordinacin del campamento y Proteccin Civil, comentaron acerca de esta necesidad debido al nmero de personas que se encontraban en el lugar, no se pudo llevar a cabo, la instalacin de servicios sanitarios porttiles. El valle era predominantemente plano y seco, lo cual en cierta medida, provoc que la gente se dispersara para hacer sus necesidades lejos del campamento base. Gustavo Hernndez y personal del Centro Mdico de la UN AM, a partir del lunes en la noche instalaron un centro de informacin con los datos principales: topografas disponibles de las cuevas, 28En la lista de personas del campamento en superficie, se tienen registradas l 02 y sabemos que algunos grupos o personas no se registraron. 83

PAGE 90

informacin acerca de las condiciones generales en las que se encontraba Mariano Fuentes hasta antes de ingresar al stano del Oztoquito y el registro diario de las condiciones climticas. El GEU informaba tambin ah, los nombres de los coordinadores, las actividades se estaban realizando y quienes estaban participando en ellas. Gustavo Hernndez cuando arrib, integr a todas las personas que se encontraban en el campamento indicando cual era la emergencia de la situacin y la actitud con la que se deba trabajar. Con eso, logr una gran integracin colocndolo como el principal asesor en superficie. Al llegar los espeleobuzos nacionales, la coordinacin del campamento los contacto para conocer sus requerimientos y tratar de solucionarlos. Realizaron una reunin con Javier Vargas, Juan Montaa y Gustavo Hernndez. Comenzaron a trabajar y salieron de la cueva hasta medioda del martes. A partir de las nueve o diez de la noche, el enlace en el campamento29 se mantuvo en guardia durante toda la madrugada para abastecer agua y alimento. Los responsables de campamento desde el lunes 12 fueron elementos del GEU, del Cuerpo de Bomberos y algunos miembros del equipo de Buceo de Ciencias. Prcticamente el equipo de campamento no se acerc a la cueva excepto cuando se 29EI equipo de buceo que se utiliz para el rescate era de los propios espeleobuzos aunque otros grupos prestaron equipo como URION y Buceo de la Facultad de Ciencias. Todo el equipo de buceo mexicano y estadounidense se encontraba ubicado en Wl lugar especfico que teman controlado y resguardado. Varias personas en superficie, durante las jornadas de rescate, se hicieron cargo de los requerimientos que solicitaban desde la cueva y llevaban un registro similar al de espeleologa, en el que se acreditaba que equipo se utilizarla, quien lo utilizara y la fecha. 84 Nmero 14-15 deban transportar cosas y an en esos casos, eran espelelogos del Socorro Alpino, URION, GEU, y personal de Cruz Roja Puebla o de buceo de la UNAM quienes transportaban equipo o alimento. El lunes 12 llegaron al lugar, varias unidades mviles de medios de comunicacin, reporteros de medios impresos y radiodifusoras. Para el lunes en la noche, se tenan registradas aproximadamente de 45 a 50 personas y ms de 1 O representantes de medios de comunicacin. Martes 13 de abril El martes 13 de abril, las labores de coordinacin de campamento fueron las siguientes: Se delimit un espacio al que no podan ingresar medios de comunicacin ni personas que no fueran a colaborar de forma inmediata en el rescate. Esta delimitacin, que incluy a todo el campamento en donde descansaba la gente y el centro de comando, fue necesaria ya que constantemente se observaba a personas ajenas a las labores, caminando entre las tiendas de campaa y los reporteros de los diferentes medios presentes, entraban y salan de la carpa para escuchar las reuniones de trabajo que realizaban los coordinadores. Debido a que los medios de comunicacin buscaban informacin, Juan Montaa junto con Gustavo Hemndez, se concentraron en difundir los datos que se iban generando cada determinado tiempo. De esa manera se control mejor el acceso de las personas que no tenan algo que hacer en el interior del centro de comando. En el momento en que arribaron los espelobuzos estadounidenses, la coordinacin de campamento se enlaz con ellos para ayudar en la solucin de sus requerimientos. Tienen una nueva

PAGE 91

Mundos Subterrneos UMAE reuntan con las coordinaciones, se informan de las condiciones que prevalecen en la cueva y se implementa una nueva forma de trabajo Momentneamente, todas las labores de la coordinacin de campamento se canalizan para que los expertos en espeleobuceo obtengan, en las mejores condiciones posibles lo que necesiten para trabajar. En particular, solicitan una lista de artculos que tienen que bajar a la cueva junto con ellos. La tarde y noche del martes son las jornadas de rescate ms prolongadas y en las que mayor cantidad de personas se encuentra participando ya que, prcticamente todos los buzos y espelelogos se encuentran trabajando en la cueva. El martes se tuvo un registro de aproximadamente 80 personas. A lo largo de la noche, se solicita a campamento equipo, alimentos y agua. Mircoles 14 de abril Los espeleobuzos estadounidenses, espelelogos y familiares, reportan a superficie, haber encontrado a Mariano Fuentes sin signos vitales en un espacio amplio dentro del sifn Espelelogos y buzos hacen declaraciones a los medios de comunicacin informando del hallazgo. Los planes de trabajo vuelven a modificarse aunque las rutinas de campamento siguen siendo las mismas Se siguen cumpliendo las rdenes de los coordinadores y de los buzos. Aproximadamente a las cinco de la tarde, Juan Montao organiza una rueda de prensa en la que estn presentes Germn Y aez, coordinador de los buzos mexicanos, los dos espeleobuzos estadounidenses, Robert David Milhollin y Steve Ormeroid, Javier Vargas, coordinador de espeleologa y Juan Montaa. En esta rueda se presenta la nueva informacin y se permite una ronda de preguntas. El Ministerio Pblico fue informado por la coordinacin del campamento, de la muerte de Mariano ya que siempre estuvo presente su representante. Nos indican que debemos notificarles cuando Mariano Fuentes ya se encuentre en la parte seca de la cueva para que comiencen a realizar su trabajo de la forma ms rpida y eficiente posible. Se les informa que debido a que los espeleobuzos descansaran toda la noche del mircoles, a partir del jueves a la una de la tarde el cuerpo podra estar fuera en cualquier momento. Un poco antes de las seis de la tarde, Proteccin Civil de Puebla comienza a recoger el servicio de comida debido a que tienen otros eventos que cubrir y no ha abastecido de agua al campamento. Tambin nos informa de que retirar las mesas y las sillas. Despus de algunas peticiones por parte de los coordinadores, no se logra la permanenCia de su equipo y esa misma tarde, se llevan todo. El problema en superficie no fue el desabastecimiento, sino el destiempo con el que avisaron de su retirada. Habindonos notificado un poco antes de que posiblemente cancelaran su apoyo, los espelelogos y buzos participantes nos hubiramos abastecido a tiempo. Inmediatamente hubo organizacin interna para obtener agua y comida, lo cual se logr. El Cuerpo de Bomberos comparti parte de su comida, un grupo de espelelogos del GEU trajo agua en garrafones Todos los que pudieron, cedieron parte de su comida personal aunque iba a resultar imposible abastecer a todas las personas. Aproximadamente a las nueve de la noche, mientras los espeleobuzos y los espelelogos descansaban y las labores en campamento se relajaron en la medida de 85

PAGE 92

lo posible ya que continuaba la extraccin de equipo del stano, Arturo Montero convoc a una reunin en la carpa de la Cruz Roja de Puebla que haba quedado desocupada. En esa reunin se encontraban presentes Jos Montiel, el jefe de la expedicin a los "Oztoques" en la que Mariano Fuentes perdi la vida, casi todos los espelelogos o al menos uno por cada grupo que particip en estas labores y ningn espeleobuzo. En esa reunin confusa para muchos, se coment que a dos elementos de la Cruz Roja se les haba negado caf la noche anterior. Jos Montiel seal que entre los medios se comentaba que se estaba escondiendo. Tambin se critic la forma en que se estaba organizando el rescate pero sin sealar casos ni personas especificas y se pregunt si se tena claro que sucedera despus de que el cuerpo de Mariano Fuentes llegara a superficie. Cabe sealar que todas esas acciones ya haban sido coordinadas horas antes por la familia de Mariano Fuentes, el Ministerio Pblico de Puebla y la coordinacin de campamento de superficie. Todos los involucrados y las personas estrictamente necesarias, conocan horarios, nombres y las rdenes que daban no slo los familiares sino las instancias de gobierno que deben cumplir con la ley. Desde das atrs, constantemente se llevaban a cabo reuniones de trabajo en las que los coordinadores tomaban las decisiones y difundan esa nueva informacin, ya que los planes de trabajo cambiaban constantemente. La principal legitimidad para la forma en que se trabajo, fue el reconocimiento y el respaldo de la familia de Mariano Fuentes} quienes reconocan al trabajo de espeleobuzos y espelelogos respaldando todas las decisiones que se fueron tomando. En esa reunin, a partir de las opiniones que emitieron los presentes, se ratificaron 86 Nmero 14-15 los mandos con excepcin del manejo de los medios de comunicacin que ahora coordinara Arturo Montero. J neves 15 de abril Entran a trabajar de nueva cuenta todos los espeleobuzos y varios grupos de espelelogos. Todo el da, las rutinas de funcionamiento del campamento siguen siendo las mismas excepto por las necesidades normales que surgen en la cueva, sobre todo de abastecimiento de agua, comida y equipo. A las nueve de la maana lleg un nuevo servicio de comida tipo "lunch'' y no con mens como ocurri en das previos. Dejan paquetes suficientes para dos das y para aproximadamente 60 personas. Antes de las tres de la tarde, se reporta en superficie que los espeleobuzos han tenido problemas para extraer el cuerpo. Se solicita equipo adicional. Aproximadamente entre tres y cuatro de la tarde, notifican que se ha decidido dejar a Mariano Fuentes en el interior del sifn debido a la complejidad de la extraccin. Salen todos los espeleobuzos de la cueva y casi todos los espelelogos. Se le informa a Ministerio Pblico de la nueva situacin. Ellos hablan directamente con la familia acerca de los procedimientos legales. Se cancela la posible intervencin de un helicptero para trasladar el cuerpo de Mariano y se solicita que buzos, familiares y otros involucrados se presenten en una agencia del Ministerio Pblico de Puebla para dejar constancia de los hechos con su declaracin. Se entrega la nueva informacin a los medios. En superficie, se lleva a cabo una ceremonia encabezada por la familia. Posteriormente, la labor principal para la que se orientaron los esfuerzos fue para extraer todo el equipo que se utiliz de la cueva. Aproximadamente son 20 tanques, equipo adicional de buceo, cuerda y otros

PAGE 93

Mundos Subte"neos UMAE accesorios como envases, ropa, etc. Durante la noche, junto con espelelogos y buzos de todos los grupos que estaban presentes, el equipo de bomberos realiza la traccin para sacar lo que resta del equipo. Aproximadamente a las cuatro de la maana del viernes, no quedaba nada ni nadie en la cueva. A las ocho de la noche, se retiran del lugar del accidente los espeleobuzos, los familiares de Mariano Fuentes y algunos espelelogos. A lo largo de lo que resta de la noche, casi todos los grupos que se presentaron se retiran junto con los medios de comunicacin. Viernes 16 de abril Durante la maana, espelelogos redistribuyen el equipo prestado, se quema el restante de basura, se recoge el campamento. Aproximadamente a las once de la maana, no queda nadie en el lugar. Comentarios Generales de las Labores de Rescate en la Cueva Oztoquito en abril de 2004. Introduccin Quiz la pregunta que ms veces se ha tratado de responder, ha sido la de "qu fue lo que sucedi en Puebla?". Otras preguntas que surgen, debido a la falta de informacin acerca de lo que implican realmente la espeleologa y el espeleobuceo cuando estos desafortunados accidentes se presentan, son interrogantes del tipo: "quin tiene la culpa?". Por la salud de dos actividades, no debern ser esas las preguntas que se traten de responder, ya que detrs de ellas subyacen juicios tendenciosos. Lo que s podemos tratar de contestar es "cules fueron las posibles fallas que se presentaron?. Qu errores se cometieron?,, sin dejar de reconocer que hasta en la exploracin ms perfecta pueden suceder accidentes. La respuesta a la pregunta inicial es casi la misma con la que se puede responder a idntica cuestin, en cualquier latitud del mundo: fue un accidente. Esa es la visin primaria que proponemos para elaborar conclusiones o anlisis que no consideramos totalmente definitivos. A pesar de las lecciones que otros accidentes deportivos han enseado, y de los distintos esfuerzos que se han realizado para practicar la espeleologa y el espeleobuceo de una forma ms segura, resulta inocente que alguien concluya que un accidente pudo haberse evitado, sobre todo en este tipo de actividades deportivas, cuando casi todos los que las practican, poseen el conocimiento previo de que se corren algunos riesgos. De ah la importancia que se le ha dado a escala mundial a los estndares del equipo con el que se deben realizar, el uso adecuado de las tcnicas, la publicacin de una amplia literatura de montaa que presenta la crontca de experiencias exitosas o fracasadas y la existencia de normas a veces no escritas que determinan a este tipo de deportes30 Existe una cuestin ms compleja que constantemente se mencion durante las labores de rescate, sobre todo en los medios de comunicacin y entre la gente JoE al XIsten gunas nonnas escntas, pero bsicamente se trata de lineamientos generales que deben cumplirse en cierto tipo de deportes, sobre todo en el buceo o el espeleobuceo. Sin embargo, la mayor parte de las "reglas", tienen que ver con las tcnicas y las limitaciones que tienen los artculos diseados y fabricados para practicar escalada, alta montaa o espeleologa. No sobra decir que muchas veces son las decisiones humanas las que ms frecuentemente producen los accidentes. 87

PAGE 94

que se inform a travs de ellos: "porqu entr?", "porqu estaba ah?". Quiz pudieran intentar una respuesta las personas ms allegadas a la vctima, que conociendo sus motivaciones, lo explicaran casi de forma inmediata. Quienes tambin podran contestarla, los espelelogos exploradores, escaladores, montaistas, y buzos profesionales, ya que realizan estas actividades con base en sus convicciones y sobre todo en sus deseos. Pero, an explicndolo, una gran parte de la poblacin que no se dedica a estas actividades, difcilmente comprendera el porqu, lo cual nos habla de la pobre cultura de deporte de aventura que hay en nuestro pas. Si bien no deseamos que estos incidentes se repitan, una de las lecciones ms contundentes que queda, es que los accidentes pueden suceder en cualquier momento y los espelelogos mexicanos interesados en estas situaciones, deben seguir trabajando para responder de forma ms profesional ante estos eventos. Afortunadamente, muchos grupos de espeleologa, no slo lograron trabajar eficientemente, sino que realmente comprendieron que se trataba de un rescate acutico y lo nico que se poda hacer, era servir a los espeleobuzos para que pudieran trabajar lo ms eficazmente posible. Es importante aclarar, que la libertad y la posibilidad que tienen todos los miembros de esta comunidad para llevar a cabo todas las actividades que deseen es un principio que no se puede juzgar jams. Cuando a raz de ciertos sucesos se tomen decisiones que impliquen detener el espritu de exploracin, habremos llegado a una conclusin totalmente errnea. De hecho, se necesitan ms hombres y mujeres con deseos de seguir explorando y de ir incrementando el nivel de la espeleologa mexicana. 88 Nmero 14-15 Habiendo considerado lo anterior) sealaremos con base en nuestras observaciones directas y a travs de las versiones ms veraces, una serie de comentarios generales con el fin de complementar el registro de lo que sucedi y tratando de contestar a la pregunta que busca identificar las fallas que existieron para sobre todas las cosas, aprender: Observaciones generales OSe realiz una salida de espeleologa que involucraba tcnicas de buceo, lo cual elevaba seriamente los niveles de seguridad mnimos que deben prevalecer y que no se cuidaron por parte del lder de la exploracin, el cual es responsable directo de todos los trabajos. La salida se realiz con la idea original no slo de explorar el sifn, sino de hecho, tratar de cruzarlo31 Es decir, esta fue una salida de exploracin en donde la actividad principal para los trabajos fue el buceo [JEI lder, Jos Montiel, es un espelelogo mexicano que dirige desde 1973, como el mismo seala, un grupo llamado Asociacin Base Draco. Ha elaborado topografias y se dedica a la espeleologa desde hace muchos aos. Su relato de lo que sucedi desde el jueves que ingresaron a la cueva, evidencia una personalidad de mucha iniciativa, pero poco nivel y conocimiento de los estndares mnimos de seguridad que deben cumplirse al realizar una 31 Jos Montiel coment en el campamento que l ya haba realizado buceos en el sifn y que seguramente, ste tendra 150 metros aproximados de largo, lo cual posiblemente es una suposicin personal ya que los clculos preliminares indicaron que no haba posibilidades de conexin, o al menos no en ese lugar, sino quizs a kilmetros de distancia.

PAGE 95

Mundos Subterrneos UMAE exploracin subterrnea. Resulta dificil comprender porque se realiz esta salida de exploracin con tanta ligereza: poco equipo de apoyo en cueva, poco equipo de apoyo para el espeleobuceo. [JNo estaba presente un buzo de apoyo afuera del agua cuando es necesario que est disponible en caso de que el buzo principal tenga problemas. Las personas a las que acompa Mariano Fuentes, no tienen experiencia de espeleobuceo cuando es ampliamente conocido que es una de las actividades deportivas ms peligrosas que existen, independientemente de las expectativas que se posean con respecto a la profundidad de una caverna o a la distancia que se calcula que tiene un sifn. [J Poco personal de apoyo de espeleologa. Al no salir Mariano Fuentes del sifn, los otros dos miembros de la salida, tuvieron que salirse de esa cueva para armar el otro stano, cuando se debi planear de antemano que alguien ya estuviera ah. Si hipotticamente se pensaba que los stanos se conectaban a travs del sifn, era bsico tener armada la otra caverna y que al menos estuviera una persona dentro. Esperaban que regresara por el mismo camino? Siguiendo la hiptesis de conexin de Jos Montiel, era ms seguro que Mariano Fuentes saliera por el segundo stano (Oztoques) en lugar de regresarse por el sifn Cules eran los mrgenes aproximados de tiempo de trabajo que se manejaban?. Quin auxiliara a Mariano Fu entes en la otra cueva para, por ejemplo, ayudarlo a desequiparse?. No lo sabemos. O Se debi haber pospuesto el trabajo de exploracin hasta contar con equipo de apoyo y material suficiente y adecuado. Realizar un buceo subterrneo requiere de experiencia, conocimientos y de una correcta planeacin. O Se comenta que el equipo que Mariano Fuentes utiliz para realizar su inmersin no era el adecuado. Las principales deficiencias que se pueden criticar son la calidad de las lmparas que utiliz, las caractersticas de la cuerda de vida que lo poda haber guiado de regreso as como la poca limpieza en su equipo32 Sin embargo, a pesar de estas deficiencias, y como desafortunadamente fue imposible realizar una autopsia, no se pueden elaborar conclusiones contundentes acerca de si estos dos elementos formaron parte esencial de las causas que lamentablemente terminaron con su vida, as como tampoco se puede desdear del todo la posibilidad de que la calidad del equipo influyera en los acontecimientos. OMariano Fuentes fue un buzo profesional de aguas abiertas y un espelelogo con muchos aos de experiencia adems de bilogo. Haba participado en expediciones nacionales e internacionales. La certificacin mxima que se le puede dar a un ser humano 32Con limpieza, el buzo se refiere al orden en que esta organizado el material. El equipo completo que Mariano Fuentes llevaba colocado eran: un tanque de 80 pies cbicos de aluminio en la espalda en un chaleco de aguas abiertas y un regulador con cuatro manguems en la primera etapa. Dos segundas etapas y una consola; otro tanque de 72 pies cbicos de acero con unas ligas u mosquetones para montrselo del lado izquierdo. El regulador llevaba 3 mangueras. Dos segundas etapas y una consola sin profundmetro; un carrete de salto como carrete de seguridad (no llevaba carrete primario); un casco con dos lmparas de seguridad montadas en el casco. No se vio que llevara computadora ni otros instrumentos, traje de 6mm. 89

PAGE 96

cuando se dedica al buceo de cuevas (jull caver), puede coadyuvar a disminuir algunos riesgos pero todos los buzos, enfrentan siempre riesgos muy altos. IJ Si bien es cierto que la cueva est en un lugar cercano y accesible, lo cual facilita el acercamiento, es importante resaltar que una vez reportado este percance, en poco tiempo se organizo un grupo que se dirigi inmediatamente hacia el lugar. A menos de 1 O horas del llamado de auxilio ya estaban en el lugar rescatistas, diversas instituciones gubernamentales y espelelogos para evaluar la situacin. A las quince horas de emitida la alerta, llegaron ms espelelogos y rescatistas de diferentes organizaciones con el equipo necesario para todas las maniobras verticales. [J Al ser este un accidente que sali de lo ordinario, la capacidad de ubicar a expertos en espelobuceo fue lenta o mala porque no se cuenta con una agenda de espeleobuzos mexicanos o extranjeros y que adems tengan experiencia en cuevas verticales o tengan experiencia en rescate O Se contaba con espelelogos suficientes: solo se trataba de un tiro y haba suficiente personal para ayudar a los espelobuzos en el porteo del material, adems de espelelogos que se podan dedicar a operar el sistema de ascenso y descenso. Adicionalmente estaba presentes el personal de bomberos y otras agrupaciones para la traccin y muchos espelelogos estaban disponibles en alerta para asistir en el momento que se les requ1nera. [JLo que hizo falta, fue mantener a los espelelogos informados y no tuvieran que ir al sitio del accidente hasta que se les requiriera 90 Nmero 14-15 [JA pesar del nmero de rescatistas en el lugar, no todos dominaban las tcnicas mnimas de progresin, lo cual provoc que muchas personas no tuvieran capacidad para trabajar de forma eficiente. OLa instalacin del sistema de ascensodescenso para el equipo y los espeleobuzos, funcion eficazmente. OLa operacin del sistema estuvo a cargo de espelelogos y la traccin fue hecha principalmente por los bomberos. El nmero de espelelogos dentro de la cueva estuvo supeditado al porteo del equipo medico, de buceo y necesidades adicionales de los buzos. ONo existi una buena coordinacin de los espelelogos que estaban dentro de la cueva ya que a veces solicitaban mas personal que al final no era necesario, llegando a haber hasta 20 espelelogos en el interior. An con esa sobrepoblacin, esta circunstancia no caus mayor problema. OLa disponibilidad de los espelelogos adems de su buen juicio, hizo que cada cual estuviera en el lugar adecuado, de acuerdo a sus capacidades (hubo un par de excepciones), lo que llev a realizar un trabajo seguro stn incidentes que lamentar. QFue complicado transmitir datos veraces a las personas interesadas que estabanJ por ejemplo, en la Ciudad de Mxico. La urgencia de las labores as como lo dificil que result realizar una llamada telefnica, es una deficiencia qoe se padeci y provoc desinformacin. Es indispensable contar con medios de comunicacin tiles. No se puede hacer un rescate con base en telfonos celulares particulares de las personas. Todos los

PAGE 97

Mundos Subterrneos UMAE grupos que participan en un rescate, espelelogos, rescatistas, etc., deben lograr tener un sistema de comunicacin eficaz. Se debe tener al menos un telfono satelital para satisfacer de mejor forma todas las necesidades. O Otro problema serio, atribuible en primer lugar a la falta de recursos y en segundo trmino a que existe mucho protagonismo, fue el que, como los radios fueron el medio de transmisin de informacin interna, los datos se intercambiaban sin respeto n1 consideracin. Todas las personas que posean un radio de comunicacin, podan enterarse de lo que suceda, lo cual no implicaba ninguna consecuencia negativa. El problema surgi cuando se utiliz esa informacin sin responsabilidad al. difundirla a quien se deseara o cuando se intervena en las conversaciones, incluso contradiciendo ordenes. Q Hay grupos en Mxico, como deben existir en muchas otras partes del mundo, que sealan en sus curricula ser rescatistas, paramdicos o expertos en salvamento y no lo personas que sealan que poseen capacidad fisica y tcnica para progresin espeleolgica y no la tienen; personas que seguramente la tuvieron y dejaron de actualizarse pero continan exigiendo participacin y respeto a su liderazgo. La experiencia es un elemento de alta vala, pero exigir la ms alta consideracin sin trabajar eficazmente, no es congruente. Ese tipo de actitudes y protagonismo no son tiles y se observaron constantemente en este rescate . Q En los medios impresos, las versiones publicadas apuntaban a que se trataba de una misin cientfica. De hecho, es dificil encontrar la palabra "deportivo" durante la cobertura que se realiz. Tambin se seal que era una salida de exploracin de un grupo de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico. Nunca fue una salida cientfica y tampoco una salida de algn grupo que pertenezca a la UNAM. La salida fue deportiva y la organiz el grupo Draco. O Se difundieron comentarios totalmente errneos que es necesario desmentir, por ejemplo: versiones romnticas de qu fue lo que sucedi hasta antes de que ingresara Mariano Fuentes al sifn, que la visibilidad en el agua bajara y que debido a eso se haban detenido las labores de rescate, que se necesitaban espeleobuzos con la categora de Mariano Fuentes y nadie ms en Mxico tena su nivel, que las labores de rescate podan comenzarse a hacer de forma inmediata por la otra caverna y que era un error no comenzar la bsqueda por ah, que la llegada de los espeleobuzos norteamericanos no era un factor importante, que los espeleobuzos norteamericanos posean equipo avanzado de comunicacin, que la misin de Mariano Fuentes no era explorar el sifn sino realizar el mapa topogrfico porque las dos cavernas era un hecho que estaban conectadas, que se bajaron cinco toneladas de equipo, que si los espeleobuzos hacan mal su labor, que el grupo de la UNAM ocult informacin y que fue as por respeto a la familia Todas estas declaraciones son falsas o claramente manipuladoras. [JExiste un punto pendiente de evaluar y que debido a que requiere de la validacin de expertos, no lo podemos dar por confirmado, pero lo sealamos ya que posteriormente publicaremos los resultados obtenidos. Dos gelogos universitarios, un espelelogo y un buzo suponen con base en sus clculos 91

PAGE 98

topogrficos realizados in situ y en trabajo de gabinete en la Ciudad de Mxico, utilizando la topografia disponible de las cuevas "Oztoque" y "Oztoquito", que 1) es posible que estos dos stanos puedan llegar a conectarse pero que esa conexin puede realizarse a ki16metros de ah o 2) no existe posibilidad de conexin. QNo es posible determinar la causa de muerte de Mariano Fuentes, sin resumimos resumen las hiptesis que propusieron los buzos y algunos espelelogos considerando que el buzo traa colocado intacto su equipo de buceo con las vlvulas abiertas: a) Presencia excesiva de bixido de carbono en la burbuja de aire en donde se encontr el cuerpo de Mariano Fuentes, lo cual produjo un desvanecimiento y posteriormente se ahog. b) La energa que abasteca las lmparas se agoto, con lo que se presentaron dificultades para reencontrar el camino de vuelta. e) Se agot el aire disponible en los tanques de oxigeno ya que haba realizado una inmersin previa con los mismos tanques d) La visibilidad fue nula debido al exceso de sedimento, lo cual complic el avance. e) La lnea de vida no era segura ya que no estaba bien instalada. f) Perdi contacto con la lnea de vida_ [J En todas las labores de rescate, en menor o mayor medida siempre existen fallas, faltantes, errores, decisiones mal tomadas o mal falta de Nmero 14-15 desconfianza o exceso de confianza, cansancio, tristeza, coraje, etc_ Lo que no es de ninguna manera tolerable, es la falta de respeto, hacia la vctima y hacia el esfuerzo de todos los participantes. No deben utilizarse ciertas palabras, para referirse a las personas, a las vctimas o a los eventos. Es el respeto, entre todos los miembros de una comunidad, sea de rescatistas, buzos o espelelogos, lo que permitir que la espeleologa mexicana crezca. Pueden existir diferencias serias, pero todas deben de sealarse claramente sin perder el respeto por nadie ni por nada. [JEs indispensable que se elabore un sistema que funcione en este tipo de desafortunados eventos, para inventariar el equipo. Es muy dificil controlarlo, debido a la urgencia de la situacin y a que se involucra mucha gente. Debe crearse un sistema integral que impida prdidas. OEI Grupo Espeleolgico Universitario, es un grupo mexicano al que lo une una gran pasin e inters por las cuevas. Tiene entre sus principales objetivos la formacin tcnica de nuevos espelelogos y la exploracin de nuevas cavidades Debido a sus objetivosJ est capacitado para realizar maniobras de rescate vertical pero no pretende ser, ni ser un grupo de rescate en cuevas. Sin embargo, tenemos conciencia de que debido a las caractersticas que un rescate espeleolgico posee, son los espelelogos los que deben intervenir. Debido a eso, continuaremos capacitndonos en ese sentido control, protagonismo, aciertos, [JLa prdida de Mariano Fuentes, es un eficiencia, eficacia, tensin, prdidas, lamentable evento en la historia de la buena o mala fortuna, frustracin, espeleologia y la exploracin mexicanas. Las personas que lo conocimos, guardaremos con bien su recuerdo. Agradecimientos Especiales. 92

PAGE 99

Mundos Subterrneos UMAE Gobierno del Estado Puebla, Mx. Gobierno del Estado de Quintana Roo, Mx. Universidad Nacional Autnoma de Mxico Ejrcito Nacional Mexicano Cruz Roja Mexicana National Speleological Society, U.S. Direccin Estatal de Proteccin Civil del Estado de Puebla Cuerpo de Bomberos, Buceo y Rescate Urbano del Estado de Puebla Cruz Roja Puebla Grupo de Buzos de Quintana Roo Comisin Nacional de Buceo en Cuevas Federacin Mexicana de Actividades Subacuticas Ministerio Pblico del Estado de Puebla Municipio de Tzicatlacoyan, Puebla Rescate Primeros Auxilios Puebla A. C Sociedad Mexicana de Exploraciones Subterraneas Unin Mexicana de Agrupaciones Espeleolgicas Grupo Espeleolgico Universitario Asociacin de Montaismo y Exploracin de la UNAM U.R.I.O.N. Socorro Alpino Mexicano Rescate Tehuacan Puebla Escuela Nacional de Espeleologa, S.L.P. Familiares y amigos de Mariano Fuentes. 93

PAGE 101

PATROCINADORES UNIN MEXICANA DE AGRUPACIONES ESPELEOLGICAS, A. C. FACULTAD DE CIENCIAS, UNAM DGAPA-UNAM, PROYECTO PAPIIT IN223803-2 CONACyT REG: 400302-5-0157 Normas de presentacin de originales (Instrucciones para los autores) La revista MUNDOS SUBTERRNEOS acepta para su publicacin artculos breves sobre diversos temas de la Espeleologa, preferentemente de Mxico o Amrica Latina. La extensin deber ser con un mximo de 20 cuartillas, incluyendo ilustraciones. En caso de contener ilustraciones a color, el autor pagar anticipadamente los costos. Adems de los artculos, se podrn publicar ensayos y reseas bibliogrficas de una o dos cuartillas. Todos los artculos formales debern contener: Ttulo especificado, autor( es) indicando institucin( es) y direccin. Un resumen en Ingls (ABSTRACT) y otro en Francs (RSUM), antecedern al texto (cada resumen con un mximo de 5 lneas). Figuras en caso necesario, y al final la bibliografa. Los artculos de investigacin original debern incluir: Objetivos, materiales y mtodos; as como resultados, discusiones y conclusiones ms relevantes. Se pide a los autores que los artculos sean originales y de calidad para elevar el prestigio de la revista. Los manuscritos deben presentarse en un disquete en W ord for Windows con interlineado sencillo, indicando en la etiqueta que versin del programa se utiliz. El comit Editorial determinar si el artculo es de inters para su publicacin y de ser necesario podr someterlo al arbitraje de especialistas nacionales o extranjeros para tener un criterio de evaluacin. Se agradece la participacin en este nmero de Bruno Delprat y Dr. Juan Montaa en la revisin de los resmenes en francs e ingls, y del M. en H. Ismael Arturo Montero Garca por la revisin de los artculos sobre arqueologa.

PAGE 102

Unin Mexicana de Agrupaciones Espeleolgicas, A. C. UMAE