El milagro de la vírgen, zarzuela en tres actos y cinco cuadros, en prosa & verso


previous item | next item

Citation
El milagro de la vírgen, zarzuela en tres actos y cinco cuadros, en prosa & verso

Material Information

Title:
El milagro de la vírgen, zarzuela en tres actos y cinco cuadros, en prosa & verso
Creator:
Pina Domínguez, Mariano
Publisher:
J. Rodriguez
Publication Date:
Language:
Spanish
Physical Description:
86 p. ; 19 cm

Subjects

Genre:
Musicals ( lcgft )

Record Information

Source Institution:
University of South Florida
Holding Location:
University of South Florida
Rights Management:
All applicable rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier:
028688960 ( ALEPH )
77482638 ( OCLC )
C16-00008 ( USFLDC DOI )
c16.8 ( USFLDC Handle )

Postcard Information

Format:
Book

Downloads

This item has the following downloads:


Full Text

PAGE 3

--

PAGE 4

EL MILAGRO DE LA. V1RGEN. ZARZ UELA EN TRES ACTOS Y CINCO CUADROS, EN PROSA Y VERSO, LSTRA D S D O N MABIANO PINA DOMINGUEZ, MUSJCA og DON R U P ERTO CHAP. E s tte nnd a on Maclrid en el Teatro c\o A POLO el 8 de Octubre de 1884 . MADRID IMPRENTA DE JOS RODRIGUEZ. Cal v a r io, iS, principa l . 1884 ,

PAGE 5

PBRSONAJES. MARA .......•.•..•........•...• G . \BRlELA ..•..•......•.•.•...•• GERTRUD!S ....••.••.........••.•• MATEO ....... .. H.OBERTO . " ..• '\ ................ . BERNARDO ....•.•••....•..•..•• EL CONDE ••.•.•..•••....•••••• ..................... . TABl!:RNERO ................... . SACRISTAN ................... . . NOTARIO •....•.•.••....•...•. PREGONERO ... Aldeanos y alde anas. SRTA. SOLER D1-FRA:-
PAGE 6

ACTO PRIMERO. El palio de la alquera de Berna r do. Al foro gran puorla por la cua l se dlvisa el campo. Esta puerta se ci o rra con un a cancela verja de hier ro. Puertas laterales. Sobre el mu1 0 del fondo, izquiorda, y dentro de una h ornacina, una Vrgtrn pequea de talla. Gran sillon la izquier ... da, primor Al foro deree h a , ventana con verja do hierro. Un far-01 pondo cerca d e l a Virgen . ESCENA PRIMERA . GERTH.UDIS , MARA. ALDEANAS. Gerlrudis senl:ida en el hillon; l as A ) deanas for1uando crculo su l ado en hanquolas taburet es. Mara sent:'ida Ja izquie rda. Todas s e ocupan e a la confec cion do 001-es, cintas y ado rn o• para el altar de l a Vir g en . MUSlC:A. Trabajemos con a rdor, tra bajemos con afan, } y de nuestra santa Vrge., adornemos el a l tar . M irto, rosas y alhel

PAGE 7

GEllTRUOIS. Cono. -6-la corona llevar, que son simbolo las flores de su frente virginal. Tejed las lindas llores de la pradera. Aspirad su fragancia que el aire lleva. Flores del alma! Yo estoy ya tan marchita que no doy nada. Pero en mis verdes tiempos ay! ... qne pasaron! fu como el mirto fresca, fn como e l uardo. Rosa temprana! Hoy son llores cordi ales las de mi alma. Pero alegreta soy como fu. Nada me importa lo que perdi. Esta es la vida. Qu se ha de hacer! Yo me contento con mi vejez. Si vos, vecina, pensais as, siempre, vecina, sereis feliz. Pero nosotras nuestra edad, somos difciles de contentar. )

PAGE 8

GERT. MARIA. GERT . MARIA. GERT . ALD. l.' GEnT. CORO. HABLADO. ( Ma .. ia.) Y t, muchacha, no dices nada? Qu quieres que diga, mi buena Gcrtrudis? Cualquier cosa! No tengas aprension! Rie como no sotras. ( las Aldeanas.) La pobrecilla anda hace dias algo malucha, y apenas duerme. Yo no s qu demonio le sucede. (Alto.) Acrcate y charla, y no pongas esa cara de viernes. Lugo. Dejad que termine el adorno de mis agua deras. Ah, si! Las aguaderas de graciosa. Su gentil borri quilla. Que como todos los aos ir tambien la fiesta. Pues ya lo creo! Conducir su ama, que la llena de moos y cintas con tal objeto, y que la pone como una reina! ... j, j, j. Y graciosa, lo comprende, porque en cuanto la adornan el rabo con el lazo de para cadas, lo sube y lo baja de un modo tan expresivo, que parece decirnos: Gracias! Gracias! Estoy hechi-cera! J7h J, j, j!... t.t' ( MUSICA GERTRUDIS. Tejed las lindas flores que habeis cogido, y pedir Ja Virgen que os d un maride. Todos los aos, ya sabeis que Ja Virgen hace un milagro. Yo la ped hace tiempo con alma y vida, y no 'Se di la Virgen por entendida.

PAGE 9

Cono. -8-Todo Ju en vano! vigilia perptua ) 'L ) me condenaron. Pero alegreta-soy como fu, nada me importa-lo que perd, etc. Si vos; vecina, pensais as. .. cte. (Suenan las campanas de la iglesia. Todas se levanta n y con-::;;;,;;:.--cl.uyen de arreglar el alt_ar.} .• _ a repican 'la'S"'Cimpanas. Cono. Pronto, pronto, terminad, que Ja proccsion en breve aqu mismo llegar. Pronto, pronto, concluyamos! que aqu todos entrarn; pues la imgcn venerada debe el pueblo saludar. ESCENA 11. DICHAS, ALDEANAS y ALDEANOS. Detrs salen formado s el con los chicos de la escuela. El SACHISTAN, el CONCEIO, compuesto de diez doce personas; BERl'IARDO y MATEO. El D-mine toca el vioHn y el Sacdst a n el piporro . Cono. (Mientras todas dan una vuelta por el patio.) Ora pronobis-laus tibi Cristi, 11'" gloria per seculam, gloria in principi. En gratiam tuam, libera nos. ' ' 1 Vrgen Santisirna, Madre de Dios. ). \ ' (De rodillas.} Salve, Vrgen del Consuelo} Todos ruegan tus pis.

PAGE 10

-9 Salve, Reina de Jos ngeles que conservas nuestra f. Un milagro te pedimos, ) l y un milagro nos dars. Salve, Virgen adorada. \ \ t.,.. Luz de inmensa ovadtan.) 4i'v BERNARDO. Y ahora, seores, permitidme ' que un pobre obsequio aqu ls de. Ya que hoy honrsteis mi morada con la costumbre cumplir. Gertrudis, del vino que abajo hay mejor, sirve al Concejo sin dilaci9n. Cono. Gracias, Bernardo,-por tu bondad. MATEO. { Tonos.' MATEO. Todos tus ddivas-aceptarn. (Sirv en do beber.) Celebramos esta fiesta desde tiempo inmemorial, en honor de la patrona ) que mirndonos est. Todo es zambra y alegra. Todo es bulla y expansion, porque el vino que se bebe) es un vino decidor. Anda, muchacha, baila un poquilo. Mueve con gracia tu cuerpecito. Que hoy vas tu Virgen celebrar -y aunque no quieras, has de danzar. Anda, muchacha, etc. 6J :O ll! No se pasa nunca un ao, y es notable por mi f, sin que nuestra amada Virgen )

PAGE 11

GERT. BERN. .\L\TEO. SAr.. Dom:rn. SAC. DOMINE. SAC. GERT. SAr.. MATEO . GER'f. SAC. MATEO. • -10-un milagro no nos d.1 El pasado la cosecha, por las lluvias se perdi, y en la fiesta de la VrgcnJ todo el campo floreci. Anda, muchacha, baila un poqt1ito, cte., cte. (Termina con un baile general muy animado.} HABLADO r/J Y que no es cuento, no seor. Todos los aos un milagro. Hace dos, salv de la muerte un pobre nio que se cay clesde el campanario de la iglesia. Y el anterior, devolvi la vista la sobrina del sei1or cura. Y lo CIUe ha hecho conmigo! Todos s:tbeis, que mi mujer tenia e l maldito vicio de l evantarme la mano. Hombre, el l evantar la mano es lcito. Pero, es que Jugo Ja dejaba caer con toda su sobre mis costillas . Ah! Un milagro, Virgen mia! Gritaba yo cada vez. Un milagro! Y al fin se realiz. No te pega ya. S! Pero yo contesto.-Esto es el milagro.-ntes no me atrevia nunca. Toda la aldea est llena de ejemplos. El dia de la fiesta ya se sabe. Prodigio al canto. Cuntas solteras no l e piden marido! Y cuntas casadas no l e suplican que se lleve al suyo! Apropsito de maridos. Tengo que daros una gra11 noticia. Dentro de poco celebrar mi boda, y dicho se est, que desde este momento, quedais todos invitados.

PAGE 12

D omNE. MATEO. MAR IA. BERN. MARA, SAC. BERN. SAc. MATEO. DOMINE. -11-Y con quin te casas? Con quin ha d e ser? Con la que adoro de sd e hace mucho tiempo, con la hija del seor mayordomo. ( Mara.) Vamos! No te po!lgas coloraua . Si no es un secreto para n adie . Quieres callar! Vaya una simpleza! Efoctiv:imente, amigos mos. Mateo, que es un bravo muchac lio, no dese a otra cosa; y yo tambien l a ambi ciono, pudi endo asegurar que har feliz mi Mara . . . No es verdad? Yo ... si . .. Vamos! Pensemos en la fiesta de maana . Ay, si la Vrgen me concediera su milagro! Qu le pediras? Encontrarme en el pellejo ele Mate o al termin ar la ceremonia . AvesLruz! Ea, despidmonos del seor mayordomo.Maana, en cuanto amanezca, llev aremos como siemp re vuestra imgen la iglesia para que e l pueblo entero la rinda culto. Eh? Da g lorm , seor Bernardo, gracias por todo. Adios, amigos mios. Hasta maiana. Tooos. Hasta maana. MUSICA CoRo. Oro pronobis, lautibi Cristi, e tc. ESCENA 111. GERTRUDIS, MARA, BERNARDO, MATEO. HABLADO. GE11r. Ahora que estamos solos es necesario, seor B e rnardo,

PAGE 13

MARA. BERN. GERT. BERN. MATEO. GERT. MAllA. GERT. MARA. GERT. MARA. MATEO. BERN. GEnT. MARIA. GERT. .\ARIA. GERT. MATEO. -12-que riis sriamentc vuestra hija. mi? Reilirla? Y por qu? Porque no me obedece; porque no hace caso maldito de mi autoridad. Es posible, hija mia? Pero qu ocurre, vamos ver? Qu ocurre? Friolera! Q1,1c hace quince dias est plida y ojerosa! y se empea en no tomar las medicinas que la preparo. Pero si estoy buena! Si no tengo nada! Ah! Ests buena? Por qu le pasas entnces las no ches enteras en vela? T misma me lo has confesado! Porque no tengo sueo. Ya lo veis! Decidme si no llevo razon! Despreciar una bebida que la hara dormir tranquilamente! Oh! Pero desde hoy la bebers en mi presencia. Bueno! Har lo que quieras!. .• No lengais cuidado, seora Gertrudis. La enfermedad de no es grave. Yo os aseguro que en cuanto se-< case se pondn ms colorada que una guinda, y dormir como un liron. J, j, j! No dices mal, muchacho! Pues dice mal, si seor! Dice mal! Eso es una simpleza. (Acaricindola.) Vaya, hija rnia, s complaciente . con esta vieja gruona que te quiere mucho, porque ... en fin, te ha criado! Si t supieras cunto se ama las nias que una cria! f'arece como si mi sangre corriese por tus venas. Oh, mi buena Gertruclis! Yo prometo no hacerte ra biar y obedecerte en todo. Bebers la tisana esta noche? Beber doble racion para darte gusto . Bendita seas! Voy prepararla! (Mirando Mateo.) Cuando se case! Vaya una presuncion ridcula! Presuncion?

PAGE 14

--15 -.J GERT. Calla, mastuerzo! (Vso. ) • BERN. MATEO. BEllN. MATEO. MARIA. BER!'i. MATEO. BERN. BERX. . \l.HEO. BrnN. MATEO. BERN. MARIA. MATEO. MARIA. ESCENA V. BERNARDO, MATEO, MARA. La pobre se desvive por tu salud! Y yo tambien, seilor Bernardo! Por lo mismo creo que es muy oportuno que hablemos francamente. Qu quieres decir? Que lo que ha ele suceder, cuanto ms pronto mejor. Vuestra hija y yo nos queremos; nada se opone nuestra boda, por consiguiente es preciso fijar el dia. (Cielos!\ Perfectamente. Hablas como uu libro, Mateo. Claro est. Mi dicha entera dependl\ de eso. Y no slo la mia. La de mi madre que aguarda con impacienci a el matrimonio; porque lo qui:! ella dice. Ya que voy a ten er nietos quiero conocerlos. No tenga is cuidado, madre, la respondo, de eso me encargo yo. Ea! Entnces que decida Mara. Eso es! Que ella misma fije dia para Ja boda. Ya sabes que la madrint1 ser Gabriela. Su her:nana de la infancia. La hija del seiior Conde. Ya s que pensais pedirle tal favor . No hay en toda Italia jven ms amable, ni c1ue ffiis afecto profese nuestra Mara. Corriente. Quedamos en que ser amadrinado por una condesa. Qu envidia pasarn todas las chicas de l a aldea! Conque slo esperamos tu decision. Habla pronto. (No s qu decir.) Yo ... Yo no s si debo ... Cmo es eso? Dudaras acaso? No tal, pero ... tener que decir yo misma ... Basta! Lo comprendo todo. El rubor no la permite continuar. Eso es! Lo Itas acertaLio.

PAGE 15

MATEO. BERN. MATEO. BEl\X. MATEO. MARIA. BERN . MATEO . MARIA. MATEO. MARIA . BERN . MARIA. MATEO. BERl'I. MATEO. BER'.'I. -H-Pobrecilla! Es lo ms inocente y lo ms tmida ... Pero todo puede arroglarse. Me ocurre uua idea mag nfica. Vamos ver la idea. Precisamente maana es la fiesta de la Vrgeu. Ya sabes la costumbre de In aldea. Todos aquellos que quieren declarar su amor cualquiera muchacha, de positan esta noche en su ven lana un ramo de flores. Si permanece all al amanecer, significa que aquel amor es corresporrdido. Si, por el contrario, la chica no le prefiere, arroja el ramo la calle. Es mucha Y e:>dad, pero no atino ahora ... Es muy sencillo . Escucha, Mara. Esta noche dejar en tu ventana el ramo que formar yo mismo con las rosas de mi jardn. Si al amanecer no ha cambiado de sitio, significar que fijas la boda para el domingo prximo; si l e arrojas la calle, querr decir que no quieres casarte; que me he engaado con respec t o tus sentimientos .. . que no me amas, en fin!. .. Mateo! Que no t e ama? No! Y a s que puedo contar con su cario; slo el figurarme l o contrario me tortura e l corazon , y me ... en fin .. • vamos, que me echara llor ar, se acab. (Pobre Mateo!) Apruebas la idea? S, s. Dices bien. De ese modo podr expresarte de una vez la .• ( O h ! Dios mio! Dios mio!) Qu tienes? Qu te pasa? Es .. . Que s yo! No puedo explicarme .. . Pues yo s me lo explico. Llora, porque . • . La verdad es que no s por qu llora. Pero s. De alegra! Y de pena! Y . . . en fin, porque le da la gana. (Es part icul ar • • • ) Vaya! Ya es hora de pagar los trabajadores de la alquera. Vamos, seor Bernardo . Dices bien.

PAGE 16

1 5 -MATEO. Ah! Me olvidaba deciros ... E sta maana al sa lir de Ja iglesia se m e acerc un jven, que desde hac e das anda por la a ldea y que nadie conoce, preguntndome si era cierto que pensabas vender esla quinta. BERN. Yo? MATEO. Se lo haban asegurado. Yo le cont est que estaba en un error; pero ins isti de tal modo, que conclu por decirle que viniese hablaro s . BER'i. Bueno! No pienso por ahora en semejante cosa, pero quiz pueda indicarle alguna que ... MATEO. Eso me dijo. Y se llama ... Aguardad . Ah! S. Ro berto. Eh? Roberto ? MAn:o. L e conoces? • MARIA. Yo? C mo quieres que conozca ... (Qu imprudencia!) BER:'I. Vamos, vamos! MATEO. Adios. Hasta lugo. Antes
PAGE 17

ROBERTO . MARIA. ROBEllTO . MAlllA. ROBE RTO. . ,,. -16-ESCENA VL MUSICA. DICHA, ROBERTO. (Sola! Oh ventura!) Robe rt o ! S! Roberto que t e adora y verte viene aqu . Oh ciclos! Qu imprudencia si alguno lleg a ver. No importa. Mi presencia al punto explicar . .. -. Luz hermosa de mis ojos, clara estrella de mi amor, no me mire s con enojos que me mata tu ri:wr. No rechaces, alma ma, este ardiente fre n e s, tu contento es mi ale gra, slo vivo p ara t. J'ulce amor que el 'pecho llena y que aspiro con afan. Dulce amor que me encaden a con la fuerza del iman. Dile al sr por quien suspiro lo que siente el corazon. Que por l no ms d e liro, J que l es toda mi ambicion Los n o s . \mor es la dicha,-la dicha es amar; b e ndit o el que puede-su dicha lograr. -f

PAGE 18

MARIA. ROBERTO. .. ROBERTO. MAlllA. ROBERTO. MARIA. ROBERTO. -17 -El cielo es ms puro,-ms claro es el sol, amar es la hay vida mejor.• La palabra que me diste necesario es ya cumplir, pues hoy mismo de mi suerte quieren otros decidir. Si es verdad que un santo lazo debe unir nuestra pasion, mi padre hablar es ruerza 1 , T r r. y alcanzar su bendicion. ) ''t • • i (/ • (Muy ljos esta nia ."'\ ,..; ; ............ .;,, • 71-'"'"/.<7 ' .•. me quiere conducir, ; •. < ' ; . ,;; mi audacia y disimulo .•. , '1 : , . • {' "; 1 me salvarn al fin.) .. -". ;;:;-.' De esposo nombre y mano .... '• , ' •' \. .. 1-, J /-aqui te he de entregar. ..... r S}. .._ ,.. : , (Mas ntcs en mis redM '• .. .. cogida te vers.) ' G./ ... Hoy mismo el bnen Mateo casarse quiere ya, y exige en breve plazo conlestacion formal. (Mejor; de esa manera no hay nada que temer • .Mi plan consigo y 1 ugo se casar con l.) Nada respondes? Juro por Dios que maana tu padre conocer mi amor. No me en:;a, Roberto, conmigo eres leal. Amarte es mi ventura. En t mi vida est. ,___

PAGE 19

-1.8-Los oos. mor es la dicha,-la dicha es amar, MARIA. ROBl::RTO. MARIA. ROBERTO. HAklA. ROBERTO. 1 endito el que puede-su dicha lograr. El cielo es ms puro,-ms claro es el sol, 2 .mar es la vida,-no hay vida mejor. ------HABLADO. Tranquila mi alma qued con tu sagrada promesa, y sus penas olvid. Quien as su afau expresa no puede engaarme, no. Engaarte? Yo no s cmo as tan de repent e mi cario te entregu, ni cmo creci la fe que por t mi pecho siente. Pero te habl un solo dia, y el amor que otro juraba sent que veloz hua mientras mi pecho inundaba el nuevo amor que naca. Todo convenido est, pero no he dicho hasta hoy, y en ello tu dicha va, ni qu ni quin soy. iY esto es importante! Bah! Bien mal acomodado siendo tu linaje el mio como me has asegurado, qu importa? Con ser honrado en el porvenir confio. un seor de noble cuna sirvo en Italia; un marqus hombre de escasa fortuna,

PAGE 20

']ARIA. RonERTO. ROBERTO. rn-pero cuya raza es calavera cual ninguna, jyen, apuesto, atrevido, de fino y amable trato y en amores aguerrido. (Nunca hacer de m he credo tan excelente retrato.) Ahora se piensa casar con cierta rica heredera que ha logrado enamorar, aunque l solamente espera la pinge dote pescar. Y en busca de su adorada hcia la quinta parti que la sirve de morada, pero ntes de su llegada otra conquista emprendi. Cmo? Yo no s en qu aldea vi una beldad peregrina que le sugiri esta idea. Triunfar de su amor desea, pues muy fcil lo unagina. 10h! Mi seor es osado! y en cuanto me haya casado contigo, le he de dejar. Me asusta su desenfado! Qu hombre tan particular! Y ahora ya sabes, Maria, pues mi cariiw es sincero, lo que anhela el alma mia, pero algo ms de t quiero y decrtelo vena. Tu esposo ser maana, pero ntes quiero ante Dios, como mi dicha temprana, que una ofrenda soberana

PAGE 21

-. MAl\IA. RCBEl\TO. MARIA. ROBEl\1' 0 . MARIA. ROBERTO . MARIA. ROBERTO. ROBERTO. ROBlll\TO. HOUERTO . -20-Je consagremos los dos. Esta noche, cuando aqu reposen todos, te espero junto la ermita, y all ese Dios quien venero nos bendecir. Qu o? Pre tendes ... Vana locura! Dudas de mi amor? No tal. As tuerces mi ventura? Cuando todo te asegura que es mi cario leal. Cuando con constante fe me entregas tu santo amor. Oh! Nunca, nunca pens que pudiese tu rigor negarme lo que so. Pero, Roberto! Es en vauo! Me compromete esa cita. Y quise darla mi mano! Roberto! Escchame! Oh! Quila! Escucha! (Dios soberano!) Todo lo arrostr por ti. Hoy quieres vida y honor que ponga en tus manos? Aqu alienta tal amor. Tambien eso alienta aqn. Por eso en tu amor confio y ante Dios lo he de jurar ya que tu afan es el mio. S! Oh! Gracias. (Con cunto bro supo mi audac;, luchar!)

PAGE 22

-2{ .. -, ESCENA VII. ICHOS, BERNARDO, MATEO. BER:'i. Terminarnos nuestra faena! Pero calla! (Viendo n Roberto.) Roo. • Servidor vuestro, seor B e rnardo . . \!Amo. Ah! (Ap. Bcrna1do.) Este es aquel dr. quien os habl hace poco. El que qui ere compraros la casa.) non. Hola! Vos tambien por aqu! Si seor. Aqu estamos todos. Ron. Dispensad que as tan de improviso me haya presentado en vuestra quinta; pregunt por vos, y esta linda jvcn me ha permitido aguardaros. Es mi hija, caballero! Ros. Jvnn hechicera! fTEO. Y mi futura! Roo. Hola! Ah dorde Ja ve,ii: (P:;r si acaso.) Hou. Os felicito eorr\ialmP!lt . . \lln:o. No hay de qu. Es decir, si hay de qu ... y tanto co-mo hay. Roo. Ignoro si este jven os habr dicho ... BERN. Que querais comprar mi casa de campo ... en elt'cto. Roa. Ya comprcndereis qtie no es para m. Es un encargi 1 por cue11ta de uu rico seor cuya administiacion poseo. BERN. Desgraciadamente, no pieuso por ahora veurler nada. Esta casa es el dote de mi hija. Pero conozco tma legua de aqu cierto colono, con quien tal vez podais entenderos. Roo. De veras? BERN. Maana mismo, si quercis, iremos juntos visitarlr, y no os digo hoy, porque ya casi es de noche. Roo. Pues quedamos en l, ' '. Adios, hermosa nia, ) ' no olvideis vuestra promesa. (Mirondo !\!aria.)

PAGE 23

-22 -MATEO. No hay miedo. Y en tal caso, aqu esloy p ara recordrsela. RoB. Gracias. Hasta maana. (Vso.} BERN. Servidor vuestro. MATEO. Adios. Muchas memorias. Es simptico este foraste ro, verdad? ESCENA VIII. DICHOS mnos ROBERTO. MA111A. Voy por all dtmtro ver lo que hace Gertrudis. 11ATEu. Y yo corro mi jardn, para formar con sus ms bellas flores nueslro ramo de boda. Mi madr<' me ayudar ... Te quiere tanto! ... .\1A111A. (Oh! Dara mi vida por arrancar de su pecho ese fu nesto amor. (Vse.)' ,; MATEO. BERN. Brn:I' . MATEO. BEllN. MATEO. BER:I'. ESCENA IX. "Y. MATEO. Conque si no mandais nada, seor Bernarrio ... Nada. Puedes irte tranquilo. Estoy tan impaciente por colocar mis flore s en aquella reja! Esta noch e no podr pegar los ojos. Os lo juro. Por qu razon? No tienes la seguridad de hallarlas al amanecer en el mismo sitio? Pues ya lo creo! Yo tengo un gran olfato; y en asun tos de amor, soy muy lince. Tan cierto de que vuestra hija me adora, como de esa llma que nos alumbra. Pero la pobre Mara es tan inocente. tan vergonzoso... Reparsteis lo colorada que se puso cuando le desarroll mi pensamiento? Me acuerdo, Mateo. Qu prueba eso, vamos ver? Prueba sencillamente ... MATEO. Que sinti una emocion profunda.

PAGE 24

-23 -fmr>. ' Justo. MATEO, Y qu prueba eso? BERV. Prueba ... fTEo. Que me adora! Y gir prueba eso? Eso! La cosa e s clara. No! Si lince no me gan ninguno. (vse.) BER"l. GERT. BERN. GERT. • AERN. BERN. GERT. BERN . GERT . ESCENA X. BERNARDO, lngo GERTRUDIS. J, j, j! Diablo de muchacho! (Saliendo pol' el foro con nn envoltorio de papel) Ea! Ya hice acopio para una semana. Qu es eso? Esto? Una medicina eficaz para aplacar los nerrios y conciliar el sueo. Pero qu hacen los criados que no enciendcm? Esta gente no se ocupa ele nada. (Encionde ol farol.) Como estamos en 1 una llena quieren sin duda ahorraros el gasto del aceite. Pero mi Vrgen nada tiene que ver con eso. Ajaj! Dominus tecum. (Suena ruido.) Quin grita por ah? Qu sucede? Aguardad! (So asoma al foro.) Jess! S! Son ellos! No me engao! . Quin? El seor Conde! La SfJorita Gabriela. El seor Conde. Adelante! Adelante! ESCENA XL MUSICA, CONDF.. (Saliendo como ol que acaba do caballo y est derrengado. Ambrosio con do& maleta• tambien padoco la misma onfermodad.)

PAGE 25

( -24-Gracias al mismo diablo-que al fiu pude llegar. BERN. Gabriela! Seor Conde.-Sorpresa sin igual. GABRIELA. (Abrazando Gertrudis.) Gertrudis de mi vida, abrzame otra v ez. En dnde e st Maria? GERTRUDIS, Dejad, la avisar. (vse. ) GA11RtELA. Ya v e s en qu estado-he puesto los dos. CorrnE. Yo e stoy d e rrengado. AMBllOSl. BERNARDO. CONDE. AMBROSIO. GABlllELA. Yo esto y como vos. Pero qu les pasa? Friolera! Agua val Que viuieron caballo y trotaron sin cesar. J, j! CoixoE y S! J, j! GABlllELA. Los caprichos la nia } caros me van a costar. Hicimos caballo \ seis leguas de un tiron. Por darme gusto en todo/ siguironme los dos. Corriendo como el rayo sudaba mi alaian y cuanto ms corra yo le animaba ms. CONDE y AMBROSIO. Hip! Hap! Crre, Lucero,-sin descansar. Cmo me duele toda ) la espina dorsal! 'j-f .}-v-Ha:j....,.. GABRIELA. Me gusta con delirio ) tal modo de viajar. Que el corazon se ensancha \

PAGE 26

---y agrada el campo ms. Obstculos venciendo se salta aqu y all y vnse en giro rpido los rboles danzar. Hip! Hap! Corre, Lucero,--corrc, alazn! CONDE y AMBROSlO. Hip! lHap! BERNARDO. CONDE. . \MBROSIO. CONDE. AMBROSIO. GABRIELA, ----..._ Co'.'iDE. A:.tDROSIO. Tonos. GERTRUDIS. MARIA. GAlllllELA. Y lugo queda uno ) "\ para irlo contar. Pue s vos sois g ran ginete. H tiempo que lo fu, pero como no monto ... L e pasa lo que mi . Esta l o quilla quiso llevarme de ella en pos y e stoy como una breva! Pues yo estoy como dos. Todo esta noche se pasar. Si tienes bue n vinagre. Si teneis mucha sal. J, j, j, j!-Chistoso est. • Qui n nos manda ir caballo! Qui n nos manda galopar! J, j, j, j!+ Yo bie n me que no estoy para estos trotes como todos pueden ver. ESCENA XII. DICHOS, GERTRUOIS, MARfA. '.JAll la tienes! G:ibriela mia! Venga un abrazo, bella :\lara.

PAGE 27

G A BRIELA. MARIA. Mi cario, Gabriela del alma, con la ausencia jams s e entibi. Siempre en t yo pens , hermana mia. .Mi recuerdo contigo vivi. tu lado corr la pradera GABRIELA. y sus flores cogimos los dos. A tu lado bail de alegra ToDos. MARIA. Co:oiDE. CONDE. GAB. C
PAGE 28

:\'{ARIA . CONDE. MARA. CO:'!DE. GAB. GEl\T. COC'
PAGE 29

2 8 -lla m a ? 13ER N . Aqu l e t eneis. MATEO. CONDE. GAR. 'hrno. Co:mE. f:. \ 3 . B rn 'l . GERT . BER'l. \!ATEO. A M U . \TEO . AMO . .\1.\ TEO. A irn . '!ATEO. llER:V. ESCENA XIII. J DlCHOS MATEO. Qu v eo! El seor C onde y su hija! Ho l a , buena p ieza!. • . Ah! T u pro m etido e s Mateo? Mej orando l o pres e nt e ! S, se ora! Bue n muc hacho! Trabajador, y s obre torlo muy ro bust o . H a r un g r a n marid o . Vaya, v aya! S e r p r ecis o dispone r la cena. No ! N o ten e mos ape tit o ! Lo q n e que remos es 1 l !'Scan sar . !Es extra o ! Eu v e z d e a legrars e se l e salt a n las lgrima s.) G e rtrudis! Corre disponerlo todo! Volando . { Vso . ) i T , !\falco, anda con Ambrosio , y echar un bura pienso los caballo s. Calla! N o haba r eparado! ... C m o va, seiior Ambro si 0 ? (O nJolo un g olpo e n el hombr o.) Ay ! Qu e s eso? N o m e toqneis! E s t ais e nfermo? S! pa1l e zco un t e rribl e a t aque f l e p otro e n t o d o r.1 cuerpo. Venirl, v enid y mi contar e is ... (Y n s e por la i zq u ierda . ) S i el s e or Conde quiere apoyarse en mi brazo , subi r emos su hahitacion. Co!'IDE. Vieues, Gabriela? GAo. Lugo ... D e jadnos un momento disfrutar aqu d e e st a hermosa noche . No olvides que partimos al a m anece r . GA11. Ya lo s , pap. N o teng o sueo.

PAGE 30

CONDE. BERN. CONDE . -29 -Tampoco lo t ena yo tu edad. Ay Bernardo! Qu viejos somos! No lo creaisl El seor Conde se conserva muy bien. Sil En Compota! (Vnse por l a dorecha.) I ESCENA XIV. GABRIELA, MARA. GABl\IELA. Oh! Djame, hermana mia, contemplar con embeleso ese rostro. Toma un beso .l\IAmA. GADRIELA. y no ocultes tu alegra. breme tu corazon y trtame sin tibieza, como siempre: con franqueza, te agrada mucho esa union? tu gusto m e acomodo! Y por qu no me has escrito? Vamos! Pronto! Necesito que ahora me lo cuentes todo. Hermana! Lloras? Por qu'? Habla! Excelente manera. Ah! Ya lo adivino. Espera. El m s obtuso lo v. Quier en unirte Mateo y el novio no te complace. Bueno. Me opongo al enlace; habla tu padre y Deo. Ya sab e s que yo soy as, que mi voluntad no humillo. El asunto es muy sencillo; yo lo arreglar por t. Pues bien: no debo ocultar mi h e rmana bienhechora el dolor que me devora y que supo. adivinar.

PAGE 31

-60-G ABRIELA. D e tus OJOS a l trav s to d e scubr en un instante. Con que v amos adela nt e , todo. M A l \ IA. Oye pues . MUSICA. Hace tiempo que Mateo m e expresaba si: pasion y mi amor IP, prometa. sin s a b er lo que era amor, cuando h poco quiso e l cic l o para hacerme padecer que p o r otro aqu sinti e r a lo que no s ent por l. GAURIELA. otro adoras? MARIA. Con locura. Con inmenso frene s m e ha ofrecido nombre y mano ____ _ ____...; y su amor me har feliz. A mi padr e que l o i gnora sus afane s e xpondr, y y o tiemblo ante su aust e r a y feroz seve ridad. G ABRIELA. Bah! No tiembles! No te apures. Yo tu lado me hallar . MARIA. Pero, qu dir Mateo? GABRIELA. Si no le amas, qu ha de h acer? Pues yo por el contrario mi futuro adoro, y todos sus caprichos, con gusto me acomodo. Es jven y galante

PAGE 32

MARIA. GABRIELA. YARIA . GABRIELA. MARIA. GABRIELA. .\IARIA. GABRIELA. MARIA. GABRIELA. MARIA. GABRIEi.A. -51-y ms es un marqus. Tu dicha me consuela. Feliz mereces ser. Cmo conociste al tuyo? Qu te dijo? Cmo fu? En la ermita una maana mi lado le encontr. La luz de sus ojos turb el alma mia, su voz cariosa mi ser conmovi. )fo dijo temblando. Te adoro, Mara! y su mano trmula, mi mano estrech. - • Pues yo en un baile le conoc, y su elegancia me fascin. Tambien te adoro! me dijo as. Pero ms atrevido mi mano bes. Ah! Y qu hiciste? Aguantarme! Y dar gracias Dios! Negros son sus ojos. Negros los del mio. Esbelto su talle • Su talle es lo mismo. Su rostro moreno. Moreno es tambien. Y tiene un bigote que es lo que hay que ver. Feliz coincidencia. Graciosa en verdad.

PAGE 33

-:52 -MARIA. GABRIELA. Su nombre? Roberto. El mio es Bellran. LAS DOS. Bello y radiante, hermana mia se n1s presenta el porvenir, como la luz del mievv dia Btm:'i. GAB. GEUT. .MARIA. GEnr. GAB. BERN. GERT . BEi\.'!. que quiere el cielo b e ndecir. Sueo de amores ) .... brillante sol, -i.. _ ... dulce esperanza /--del corazon. -Si esa es la vida quiero vivir. Mi pecho ansioso late por t. / ESCENA X V . DICHOS, BERNARDO, GERTRUDIS. HABLADO. Vaya, vaya! Creo, con permiso vuestro, que ya e s hora de retirarse. El serwr Conde duerme como un bendito y es necesario no mover ruido. Como gusteis . En el campo nos recogemos muy temprano. Ven conmigo. Te conducir tu habitacion . Por aqu. Ya sabes; junto tu cuarto. Buenas noches, seor Bernardo. Buenas noches, seorita Gabricla. Dormir mucl:lo. ( Bernardo.) :Me voy con ellas . De otro modo estaran charlando hasta el amanecer. {Vnse por la derecha.) jOlt! Eso ya se sabe! Ah! Sois vosotros? Y los caballos!

PAGE 34

MATEO. BERN. AMB. BEl\N. AMB . BERN. -35-Tienen pien para toda la noche. Entnces la cama. Santa palabra. Estareis cansado, eh? U!'! Y pensar que al amanecer nos aguarda otro tro tecito! Por all teneis vuestro cuarto . ( la derecha.) 4; B ueno, seor Bernardo. Podeis marcharos. Yo le servir de gua. Ahora cerrar Gcrt rudis.-Eal B uenas noches. (Vso izquierda.) Hasta maana, pap suegro. Hasta maana . Veis ese corredor? La llima puerta. . hm. )JATEO. Airn. Corrrnte. No os molesteis . (Bostezando.) Aaah! Y pen"-sar que maana ... Pobrecito Ambrosio! (Vse por la dore;ha. ) ESC ENA XVll. MATEO. Va al foro, a bre la ventana 'y en ella se ve un ramo de flores . Aqu est! Las ms hermosas que mi madre y yo hemos encontrado . Maana vendr buscarte, ramo mio. Permanece quiflto en esa reja donde t arn bien est mi corazon. MU SI CA F l ores p u rsimas las que cog. • ,.

PAGE 35

GEllT. M.\TEO. G&aT. M ATEO. G1mT. •IATEO. -34-Dulce esperanza de mi ilusion, maana al veros puestas ah latir ansioso mi corazon. Vosotras sois la vida, la vida de mi ser. Vosotras sois la imgeo de aquella que ador. Recibe, fresco ramo, el beso de mi amor. Maana recogerte tranquilo vendr yo._ ESCENA X V 111. DICBO, GERTRUDIS. Sigue la m6sica huta el &nal. odavia ests aqui, muchacho? Os aguardaba para que cerrscis. Ah! Pues eso vengo. Entnces adios. Hasta maana, que vendr con Lodos los mozos de la aldea para llevar nuestra Vrgen la iglesia. Anda con Dios, mortal afortunado. Cuntos quisieran v erse en tu pellejo! Ayl Qu alegria me corre por todo el cuerpo! ESCENA XIX. GERTRUDIS, cerrando la verja. Adios, buena pieza! Es un bendito! Maria ser dichosa. Tal vez diga bien ese tunante. Ea! Creo que nada falta. Adios, Virgencita! Vela por nosotros y mi hija adorada! (Vse. )

PAGE 36

-35 -ESCENA XX. Permanece sola algunos moment os. ESCENA XXI. MARf A 1 abro poco poco la puerta y sale con cierto mis t e ri o . Todos reposan.-Reina la calma. Por qu con miedo-se agita mi alma? Temblando estoy! Mas Roberto me espera y verle voy. Salgamos. (Se dirige al foro y ve el ramo en la ventana.) Qu miro! Las flores all! Oh! Triste esperanza! Qu hacer? Ay de m! La duda en mi pecho de nuevo se agita, que aqu mi conciencia perjura! me grita. Por ti su esperanza-perdida ser. Si arrojas las llores-la muerte le rlas. Qu hacer, Dios mio? Qu decidir? Mi amor es de Roberto. l solo vive aqu. , (Arrodillndose anta la Virgen. ) Vrg e n piadosa, Virgen amada, en t confio, mi honor ampara. T que en el fondo ves de mi 3Jma, dame un consuelo, seca mis lg rimas.

PAGE 37

-36 (So levanta.) La fe de mi ventura nace otra vez aqu. Adios, flores marchitas . Roberto triunfa al fin. -Ya no vacilo. (Va dil'igirso la ventana y queda par ada en medio do l a escena.) Oh! cielos! Qu es esto? Qu sent? Mi mente se oscurece. Apenas puedo andar. Roberto! Ag uarda! Esprame! Yo muero! Horrible afan! (So dirige vacilante al sillon.) ROBERTO. (Fuera voz lejana.) Amor es Ja dicha,-Ja dicha es amar, feliz el que pucdc-su,jjc_ ha lograr. El ciclo es ms puro,-ms claro es el sol, amar es Ja mejor . .._/ _,"'" ,,,. (Durante este tiempo, M ara. lucha en vano. Sus fucrt'.J.b la aba -.. donan y cae sentada en el sillon.) llARIA. Su voz me llama.-No puedo! No! Mis prpados se cie rran. El sueo me embarg! Ljos de aqu las flores! (Medio soando.) Roberto! Ese es ... mi amor! (Reclina Ja cabeza en el sillon, quedando dormida. Un pauelo que tiene en Ja mano cae al suelo. La luna ilumina la fignl'a de Mara. Es necesario que el telon baje con gran Juntitud . ) FIN DEL ACTO PRIMERO.

PAGE 38

ACTO, SEGUNDO. S alo n en la qui11la del Cnndo . ESCENA PRIMERA. ALDEA.NOS y T .OIJ:ANAS, AMBROSIO. MUSICA CoRO . Dganos, buen Ambrosio,-cuando e s la boda. y si todos podremos-ver la novia. Dganos si se quieren-con alma y vida. Cuntenos lo gu e sepa-de la familia . Somos aldeanos-de la vecindad, y el ser tan curiosos-e.s_muy natur;,ll.Todo lo que ocurra-queremos saber; hablad sin cuidado-que no lo dir . -AMBRO SIO. Es el novio un caballer o de bella figura, aunque no tiene dinero , segun se asegura .

PAGE 39

CORO. AMBROSIO. MUJERES. -38-Mas mi bella seorita con gusto s e casa, pue s por l se rlespepita y esto e s lo que pasa. Hoy vendr el Notario y el novio vendr, y maana todo se terminar. Y qu ms? Y qu ms? Una vez que e stn casarlos, segun mi creencia, tendrn los afortunados feliz descendencia. Mi seor, al primer nieto le adora sin tasa, y este afn vive sujeto y esto es lo que pasa. Me parece v L,lllo al angelito, montado en las rodillas d e l abuelito. Y oigo ya festejarle de tal manera, que nadie con ms gusto lo mismo hiciera. Aj! Aj! Quin te quiere en este mundo como yo? jMonin, monn! Chiquirritin! j8endita sea quien te pari! _ J -

PAGE 40

T onos . -59-Correr el nietecillo de mano en mano, limpio como un lucero fresco y lozano. Cuando crezca e l tunante ser un travi e so, y dir el abue lito sorbido e l s eso: Aj! ... Aj! Quin te quier e en esle mundo como yo? ... etc. Aj! .. Aj! ... e tc. HABLADO. AMB. Parece mentira, cmo se alegran las muchachas en cuanto se les habla d e una boda. Ya les parece todas stas que tienen el rorro en brazos. Tooos. J, j, j! ... A Lo. i .' Naturalmente, seor Ambrosio. Quin no se alegra con tal idea? AMB Pues mira, m me tiene sin cuidarlo. Aw. Porque vos no sois mujer. AMB. Afortunadament e . Vaya, vaya! Reliraos. Es preciso que aguardeis en el parque la llegada del futuro. Debeis saludarle Lodos con efusion. El seor Conde !o . agradecer mucho. Aw. 1 . .,Pero cmo vamos saludarle si no le conocemos? Aw.1.•, Pues es verdad! AMB. un futuro esposo se le conoce siempreri:Iay en su rostro un no s qu de resignacion melanclica, impo sible de confundir. que no se le despinta ninguna de stas! Aw. L Perder cuidado! No se me escapar. AMB. sta debe tener una nariz privilegiada. Ah! Como la . Jectura del contrato ser pblica, teneis , permiso para

PAGE 41

T ooos. AMB. Tooos. UNO. To Dos. AMB. Tooos. Ami. CONDE. CONDE. AMB. CONDE. AMO . CONDE. GAB. C oNDE . AMO. -40-asistir ella. Lugo habr msica y baile , y todo el vino que buenament e podais b e ber. Viva! Ea! Corred esperar al novio. Viva el novio! Y viva el seor Conde! Viva! Y viva Ambrosio! Viva! (Vo s e . ) ESCENA 11. AMBROSIO, lll 6g o 01 CONDE. !lle parece Justo que mi nombre vaya tambien m ezclado las aleg ras populares. Quin diablo grit aba tanto por aqu.? Vuestros servidores, seor Conde. Al anunciarles l a boda de vuestra hija no h a n podido contener su entusia smo. Y por qu. gritaban viva Ambrosio ! Sin duda para las timar m i modestia. Bueno, bueno. Que g r i t en, que baile n, que se diviert an! La dicba d e mi G abriela debe ser la d e todos. P o r mi parl e , Ambrosio, me siento rejuvenecido. Y s i n o fuese por las aguje tas, que an me ... Ay! No me hableis de aguje tas, seor C onde . Las t engo e n todo mi c u erpo. No vuelvo < montar caballo, aunqu e me emplumen . Ni yo tampoco. D e ntro.) Pap, pap! Mi hija! La seorita. ESCENA Jll. DICHOS,fGABRIELA. G .1+11. Qu tal? Te parece bien mi vestido? Cmo me e n -

PAGE 42

CONDE. GAB. GAB. AMO. GAB. CONDE. GAB. G . rn. GAS. Coi'iDE. GAB. CONDE. cu entras? Hechicera! Encantadora! -4-l -Gracias, pap! Muchas gracias! Ha venido el Notario? Voy enterarme. Quiz se halle en el despacho. Corre! No te detengas! (Siempre quiere ir escape. Lo mismo caballo que pi. {Vse.) ESCENA IV. GABRlELA, et CONDE. Oh! Qu contenta estoy! Es decir:, no. Hay algo que empaa mi dicha. Y qu es ello? La misteriosa desaparicion de Mara. Verdaderamente, fu extraordinario! ... Qu !e habr sucedido? Por qu( cuando ayer noe le vantamos, no estaha en la alquera? En vano la bus. caron por todas partes. Y segun indic Gertrudis, la fuga debi verificarse durante la noche, pues sn lecho estaba intacto, y la verja que d al campo y ella misma cerr cuidadosa mente, hallaba de par en par abierta al amanecer. Hasta las flores, que segun viste, hJba depositado su novio en la ventana con la esperanza de encontrarlas all al otro dia. estaban en el fango deshechas y mar chitas. (Oh! En cuanto eso ya me explico la causa.) El infeliz Mateo, lloraba como un chico. Y Bernardo? Uf! Sus ojos saltaban de las rbitas . Plido y con un ceo! ... Ya siento no haber permanecido all hasta averiguar ... La cosa era imposible. Harto hicimos con atrasar dC's horas la marcha . Vaya, vaya, voy ver si el Marqus. Estoy tan impaciente . (vse. ) 3 rJ , r

PAGE 43

-42-GAn. Pobre hermana mia! Dnde estar? Qu habr siclo de ella? GAn. GAn. AMB. GAn. AMB. GAS. A!IB. GAB. A!IB. GAB. AMB. V. J DICHOS, AMBROSIO. Seorita! Seorita Gabriela! Qu oc'urre? Ahi est! Quin? El notario? No. Mi futuro? Tampoco! Mara! Mara? f:' Dice que quiere veros. Su agitacion es terrible. Algo muy grave la debe pasar. Pronto! Condcela este sitio. Voy en seguida. escape! (De este modo no es posible curarse.) {V&so.) ESCENA VI. GABRIELA. GABRIELA, tugo MARA. 1 Estoy llena de ansiedad por saber lo que ha pasado (Apal'cc• Mara•) Mara! Ven mi lado! {La acerca. Mara llora ocultando o\ rostro.) GABRIELA. MARIA. GARRIELA. Qu tienes? Dios de bonda
PAGE 44

MARIA. \ -43 -Habla pronto y quiera el cielo que yo alivie tu quebranto. La noche que en Ja alquera mis penas te confi, una cita te ocult, que con Roberto tena. Mucho ntes de la alborada de mi aposento sali! y al patio me rliriji por ciego amor impulsada. Pero de pronto, vencida por repentino temor, sent un extrao sopr y ca desvanecida. De mi desmayo triunf, volvi impulsarme el deseo, v las llores de Mateo y al fango las arroj. Lugo, abriendo cuidadosa sin que ninguno mi cuita sorprendiese, hasta la ermita fu rpida y valerosa. All, Roberto esperaba de mi afn nico dueo, y otra vez sent aquel sueo extrao W,.W..J,ne embargaba. M"iii dichosa y sonr1en'tll en sus brazos me estrech, y la luna ilumin clara y hermosa mi frente. Con acento enamorado dicha eterna me ofreca. Quise alejarme, y segua presa de amor su lado. Terror profundo sonti, y de espanto so hel el alma. Por qu el silencio y la calma

PAGE 45

GABRIELA. MAlllA. GABRIELA . MARIA. GABRIEi.A. Y de sus pasos en pos, vi alejarse mi fortuna como el rayo de la luna que en mi frente puso Dios! Ya la luz del nuevo rlia en la campia brillaba, y Roberto se ale jaba, y mis splicas no oa. 1 M6'ces ... Corr, corr en alas de horrible idea. Y no volviste la aldea? Ver mi padre tem. Todos llenos de cnidado te buscaban ... Qu ansiedad! Gabriela! Por caridad! no me arrojes de tn lado! Oh! Nunca! He rmana qnerida! Pero es mucha tu imprudencia. Cmo explicar tal ausencia? Qu dirn de tu partida? Es fuerza de cualquier modo avisar... hJ.. Buena idea. Quiera Dios que tiempo sea. ; Ya lo tengo todo. Qu dices? Que al ser dia, bah! Mi ingenio es peregl'ino , te bailamos en el camino que conduce la alquera. Yo venirte te obligu. T accediste mi deseo

PAGE 46

MARIA. . GABRIELA. GABRIEi.A. MARIA. GABR1ELA. MARIA. GABRIELA. -45-mando ahora mismo un correo que la noticia les d. Tu padre queda tranquilo viendo nuestra travesura, y como estoy muy segura de que tu amor no est en vilo, vuelves Lu novit1 encontrar, por su cario te abrasas, tu padre lccede, te casas y pelillos ;la mar. Oh! T infundes en mi ser nueva vida . Ncio apuro! ESCENA VII. DICHOS, AMBROSIO. Ah llega vuestro futuro, seorita . Oh qu placer! Ven le vers. Uu momento! ... No quieres? Pobre Yara. Es verdad! Aumentarla mi ventura tu tormento. V mi cuarto, y am espera, Ambrosio 1 Ja quinta ir. Y a l fin .. . qu suceder? beso. (ba besa.) Lo que yo quiera! {Vse Mara . ) Por aq11, muchachos! Venir sal udar al seor Marqus. Ambrosio! MB. Qu mandais, seiorita? .

PAGE 47

-46-GAB. Nada. Ya no hay tiempo. Cuando todos s e marchen t e lo dir. 4NA vm. : DICHOS, CORO G RAL, lugo ROBERTO y et CONDE. Coao. Aq!.li est el seor marqus.-otario al fin lleg. al futuro-como Ambrosio mand.-Co!"DE. Pasad, querido yerno.-Que aqui Gabriela e ROBERTO. Gracias, gracias, amigos. CoRo. Qu atento y qt: ... la,.n .... nua. ROBERTO. GABRIELA. Beltran amado. Ya est en sus .. --l tuvo qu. \ Siempre, bien mio,-pens yo en t. Qu gentil pareja. eaos10. Cmo gozarn! Este matrimonio uy feliz ser. es son ambos. Bello orvenirl Ay! Con Jlnto gusto yo me viera a . Ljos de t, Gabriela de '1!i vida, triste ocult mi llanto y IlfMolor. Y al recordar tu imgen sent crecer el fuego de mi amo El cielo azul tu imgen me mostra a; le contempl pensando siempre en ti, y aquella voz que plcida brillaba era tu amor brillando para mi. /

PAGE 48

To os. Co. E. Tooos. -1-; . ' CO!iDE. Roo. r.o:rnE. Gn. <;ONDE. G1a. -4 -Hermosa luz mueras, no, qu 1 porvenir dichos avanza cual quis Brilla, genti faro de amores, divino sol, y hazme feliz como las flores con tu arrebol. Brilla, gentil-faro de amores, etc. HABLADO Ambrosio! Que sirvan del vino deg a toda esta gente. Viva! Pero cuidado con emborracharse . A, el CONDE, ROBERTO. -Veis qu conteo os estamos! Pue s y yo! Lr,dca de que vuestra encantadora hija m e pertenecer d e ntro de poco, me entusiasma , m e e:iloquece! (Y m11 enriquece.) Lo mismo, lo mismo exactamente deca yo cuando m e con su madre. Bueno, pap. Ahora no se trata d e t. Ya lo s, pero . .. Hemos decidido que la lectura del contrato se verifique hoy.

PAGE 49

CONDE. GAB. . CONDE. GAe. . Roe. CONDE. GAe. CONDE. GAD. CONDE. GAB. CO!'IDE. Roo. GAD. Roe. GAD. Co:..D.:. GAO. AMO. GAe. AMB. GAe. GAO. "GAe. A11e. -48 -Y lo hemos decidido ... Yo lo dir. Para t e rminar cuanto ntes con esas enfadosas formalidades. Parque, en fin, la vcirdad es ... Maana nos echarn las bendiciones . .. Oh felicidad! Iba deciros ... Ya lo s a bemos, p ap. Es intil. Pero d jame hablar una vciz siquiera! Acaso te lo impido? Iba suplicaros passeis mi despacho. Ah, s! Para fijar ciertas clusulas relativas mi dote. Eso es! Qu afan por atajarme! Estoy vue stras rde n es. (No dese o otra cosa.) Pronto! El notario csp a ra. Terminad en seguida. Adios, futura encantad ora! Adios, galante futuro! (Robet to la besa la mano . ) (J\le p arece qu e sa formalidad no est en el contra to. (Vnsc.}. X. GABRIELA, lugo AMBROSIO. Gracias Dios. (va. al foro.) Ambrosio! Ambrosio! Aqu esto y , seorita. Ac rcate. Es n e cesario que sin perder momento sempees un servicio importante. Estoy vuestras rde nes. Tocto mi afan s e cifra eu complace ros. Ya lo s. Por eso no confi'l ningun criado tan decada mision. Hablad. Ahora mismo vas montar caballo. Mara Santsima! Eh? Nada! Es que me. resiento.

PAGE 50

GAR. GAB. GAB. AMB. GAB. !,AR. GAB. AMB. GAB. GAB. A!rn. GAB. -r\,U).. GA!l. .'\.T,r1N1, . .. • ...... ,::: .. .... -,.-... : .. r '!/ -49 -.... • .• 1 ,{ .. \ /1 'J/• .... Vas la alquera de Bernardo. , r \-'.)-' . ) Seis leguas! : " t' , ,'" •? f) . .\ , .. "'--' . . . , Y qu ! Un galope de dos horas. . • \ ".:\i:i ,;" Es mucho galop e para m. .... y\r Bueno. T e 1iermito ir a l trote. " .,, u,J;: Muchsimas g racias por esa concesion ... ilusoria. Una v e z alli ... (Me crucifican . ) Oirs B e rnardo que s u hija est desde ayer en la quinta. En qu quinta? En sta! Muy bi e n. Que al salir nosotros d e la alquera nos la encontramos en el camino, y que yo l a obligu seguirnos. Ah! Comprencles? Aadirs que no pasen cuidado. Que todo ha sido una broma. (Par a bromitas estoy yo!) Has entendido? S s e ora, s. Po r mi desgracia! Anda ligero. (Y ahGra corramos un momento al lado de Mara. La pobre necesita mi cario y mi amparo. ) (Vse.) ,,_ t ESCENA XI. AMBROSIO. Llorara! S seor. Llorara! El caprichito me cuesta cuatro dias de cama. Por supuesto que yo no voy al trot e ! Lo mismo da una hora ms que m nos. En fin! M e calzar las botas por lo qu e pueda suceder. (Vse.) .. v'" :1-4. ESCENA XII. BERNARDO, MATEO. HER:-<. Entremo s aqu! Tal vez la seorita Gabriela ande por • 4

PAGE 51

--50 -este lado. ATEO. Como es rlia rle 'bilq y fiesta, nadie se ocupa de ave riguar qllin entra ni quin sale. BER:-1. Todos cantaban en l a bodega. :\1ATEO. Y nos hemos introducido en las habitaciones como Pedro por su casa. BERN. Dese o interrogar cualquiera, y lo temo al mismo tiempo. Mi ltima espe ranza est aqu . Si aada saben de si Gabnela ignora an lo que ha sido d e ella, adios mi consuelo! '.\!ATEO. Vaya, seor Bernardo! No permito que os apeneis de tal manera! BE11:-1. Apenarme ? '.'lo lo creas! Estoy tranquilo! -'!ATEO . Tranqllilo! Y esas dos lgrimas que asoman cada minut o por vuestros ojos? BERN. Es el polvo del camiao. Como hace tanto calor! ... MATEO. Aprended de mi! Aunque tengo el. corazon destroza-BEllN. MATEO. BER:'i. MATEO. BERi\. MATEO. BER:'i. f.R:'i. MATEO. do ... firme! Ni suspiro, ni me ailijo ... ni lloro! (Llo,.ando.) Pues eso qu es? Esto es irritac ion! El sol me quema la vista! No, !llateo! Es intil que nos engaemos. Los dos !lo_'. raa10s ... porque lloramos. Decs bien: Para qu ocultarlo? El llanto na.lie deshonra. Y adems ... descarga la cabeza ! Oh! Algunas todo mi d.ilor se convierte en rabia y dcsesperacion. La fuga de mi hija envuelve un mist erio qlle no adi' •tc.o, y sin emliar g'', prrsiento. Si me hubiese engaJo, si hubies e sirlri capaz de des honrar mi nombre! Si l •, rniserable!... ; \h. no, no!. Yo estoy loco! Deshor.raros .. ella! Un :.gel el..! cielo! r.'o abrigueis seme,1ante ide:t, se11r frnardo! Yo la J eficndo! Yo la amo tot lava! No lo m erece ! Ha sido una ingrat3! Por qu? Porqe no quiere cas n rse con Mateo? P or-T :..-

PAGE 52

-51 -que arroj d la ventana sus marchitas !lores? Bah! E r a y o muy poco p ara ella! B ER1'i. P e r o por qu abandona r la quinta? Por qu march arse dur a nt e la noche ? Dnde fu ? MATEO. Toma! si snpi.ramos eso, lo sabramos todo . BERN. Acabemo s. P o r all dentro debe haber lguien. S g u e me. MATEO. Chist! Espe rad. Sie nto pasos. A Mu. MATEO . B ER:'i, . Alrn IlERN. M ATE(). .\)IR. ti!il'I. Arun. BEll:'i. BERN. A Mu. BER:'i. MATEO. AMB. BimN. A'llB. ESCENA XIII. DICHOS, AMBROSIO. Pues seor , supuesto que u o hay otro r emerlio ... Ambrosio! Al fin! Calle ! No me e n gai10! Sois vosotros? Y a lo v e s. E n cuerp o y alma! Qu fclic i d act! Precisament e iba bus c aros . 1 buscarnos? S s e or. Mirad. Ya me haba puesto las bota s . El ci elo sin duda h a t!)nido pi edad de mis a g ujetas. Dices que ibas buscarnos? Pues y a lo creo! Para deciros qu e est aqu vnestr a hija . Aqu! (Con g ran alegl'ia.) Ah! Aqu? Es c i crlo? No m e engaas? (Gracias, Dios mio! Gracias.J Y tan cierto . Figuraos que al salir ayer d e la nl4u era nos la encontramos e n e l camino, y l a s ei1orita Gabriela s e en que haba de '"l'll;,.,' c o n ellu. Ah! Ya comprendo! Y dicho y hec h o . Sin avisa r m e ! Sin preve nirme! Bali F u 6 una brom a que os tenan preparada .

PAGE 53

BER:'i. Ali B. B E R N. B ER:'l. MATEO . BEllN. RERN. MATEO. BERN. MATEO. BEnN. MATEO . Una broma ? N atur a l m }ute . 52 -Con que fu .... Y e n d nde est ? Quier o al punto v erla. Aguardad! Voy anun c iaros en (Esto s e llam a tener sue rt e.) {Vse.) ESCENA X ! V . BERNARDO, MATEO. Ya lo oyes. Todo f u u n a broma! Cuando y o os d eca que e stab a seg uro de su i n o c e ncia. Sabe s lo que e stoy p e n sando, M ateo? Decid. Que quiz lo de las llores fuese broma tambi en. Pues y o os aseguro ... El qu ? V amos v e r. Que nunca h e t enido ms gana de llor a r q.u c ahor<:,>1 ----......__i Bah! Aqu viene. Parec e que m e a prie tan e l cor aw n con unas tenazas. ESCENA XV. DICHOS, GABRlELA, MARIA. MUSICA. MARIA. GABRIELA. Padr e qu erido! ( M a • a. ) S e renidad. Brn:-;Anoo. GABRIELA. Buc o su sto tu imprudencia n o s hizo p a s a r. N o la ri a i s ! Yo os l o suplico, t oda la culp a tuv e yo. f : uMuo o . Aunque Ja broma, bien m e explicom archa r as-jams debi

PAGE 54

MARIA. BERNARDO. MARIA, -53-Pero algo ms grave tambien ocnrri, y es fuerza que ahora te expliques mejor. Al pobre Mateo, que oculta su afan, tu amor ofreciste. No es cierto? Callad. (Mi horrible martirio matndome est.) Por qu tal mudanza? Por qu engatJ tal? Contesta. Dejadla! Qu va contestar? ... Yo so con una dicha imposible para m. Yo so que me adorabas. Sueo plcido y feliz! Pero rpido, despierto y en mi horrible dcspctar, aquel sueo se evapora y en tu amor no pienso Existe gran distancia entre los dos. Haces bien en no ;,marme cual te amo yo. Yo so que te quera como entnces te jur. Pero ncia me engf!aba y hoy sincera quiero ser . Como hermana, un puro afecto te consagra e l corazon. mi hermano. y no desprecit' s

PAGE 55

BRNARDO. GABlllEl.A. -54 quien nunca le vendi. No existe tal distancia entre los rlos. Mereces una esposa mejor que yo. Extraa mudanza. Qu puede pasar? La duela en mi pecho hiriurlome est. Su extraa mudanza ninguno creer . Porque de ese moLlO} ,. descubre su afan. I Fuera de aqu, pasion maldita! No quiero amar! Mas ay! En vano, en vano grita mi voluntad. Quiero mi vez cual tierno hermano jurarla amor. Pero mi afan tambien es vano, no puedo, no. l:.IBRIELA, BERNARDO y MAlllA. Fuera de aqu, su acento grita No quiere amar. Mas ay! en vano as se agita su voluntad. Quiere su vez, cual tierno hermano jurarla amor. Pero su afan, tambien es vano no puede, no.

PAGE 56

MARTA. BERNARDO. MARIA. BER'iARDO. GARRI E LA. MAR I A . GAllRIET.A . BERNAROU . :\fATEO. MAHA . 11 ATEO. -55-HABLADO. Juro que mi vida entera diese por poderte amar . Y por qu tant o ocult ar lo qtrn decirs e d e b i era? A y er mismo: cuando all su cario te expr e saba, por qu tu labio c alla ha lo que franco expresa aqu ? T emiendo que mi d e svo le hiri e s e ... Obraste muy mal! No es un p e cado mortal, qu rlemonio! Oh, Padre mio! Vamos! Reclamo indulgenci a para todos .. . su deseo fu no engaar Mateo. Tranquila est su concienci a. No hay en el mundo mujer que ame sin pode r amar. Por eso d ebo callar y su accion agrad e c e r. Ya es libr e ! Ya sin enojos puede estrechar e sta mano. L a querr ... como un herman o y as la vern mis ojos. mi lado, en l a a l quera vivi rs. No, a u nque os asombr e . Necesito hacerme hombre . Parto ia guerr a , Mara. Qu dices? Que no h e de s er nna sombra para t. Ljosl Muy l jos! A:;i

PAGE 57

GABR!llLA . MATEO. .\fAlllA. .\1ATEO. GABRIELA. BEllllAROO. GADRIELA. • MAl\IA. ROBERTO . .\lAlllA. R<•BERTO. MARIA. ROBERTO. MAt\IA. -56-dichosa le quiero ver. iNcio apuro! Aqu nada me inlcre!a. Y tu madre, infeliz? De esa . Oc esa s que estoy seguro!. .. Vamos! Basta de llorar! venid ... (Si no los alejo ... ) Venid y os dar un consejo. Mi padre os tiene que hablar un asunto de intrrs ... Qudate efi este aposento. ( Mario.) Nos marchamos al momento. ., 0 De eso hablaremos clespues. {Vnso. ) \.. ESCENA XVI. MARA, ' lugo RORERTO. Nada en mis ojos leyeron! Y cobarde les vend. Por qu de mi infamia aqu la causa no descubrieron? Ni soy digna de piedad ni merezco su perdon. Bueno. En esta habitacion aguardo. Dios de bondad! MUSICA Roberto! Qu miro! T aqu! (Maldicion!) En busca de m vienes .

PAGE 58

ROUERTO. RooE1no. ROBERTO. ROHERTO. -57-El ciclo te envi! Qu haces en este sitio? Responde sin lardar. Gabriela me protege; pues somos tiempos h por el cario hermanas. (Atroz fatalidad!)_ Poro ahora que recuerdo! Es el Marqus quizs aqul de quien me hablaste . . . Tu dueo ese ser. No hay duda: y su boda debiste aqu llegar. (La excusa es peregrina.) la verdad. Pues bien : lo has acertado. (No es cosa de negar.) Renace mi v . entural M1 dicha vuelve ya! Y yo de tu cario pens una vez dudar! (Mi astucia solamente aqu me salvar.) Por qu ocultar la causa de tu venida? Tem que te afligieses con mi partida. Ms tu ausencia importuna me afligi el alma. (Si Gabriela aparece pierdo la calma ) Perdona, Roberto mi horrib!e sospecha. Te juro, Mara, cumplir mi promesa.

PAGE 59

.\fARIA. ROBERTO. MAlllA. ROBERTO. .\lAlllA,, ROBERTO. MARIA. RonE11To. la quinta veloz correr. Prepara tu padre. V al punto, mi bien; si aqu, por desgracia, te viese el Marqus, quiz algun ob:;tculo ruisiera oponer . Veloz mi padre yo corro buscar. (Feliz aqui al verl e sin dL1da ser.) Muy pronto sus plantas mi amor depondr que en breve amor mio mi dueo has de se r. (11i astucia ha triunfado de aqu partir. Est yo casado. Lugo se ver.) (Mi amor ha triunfaJo. Dichosa soy ya. Mi padre adorado pronto lo sabr.) Corra al punto, vida mia, de mi d i cha corrt>cn pos, que maana en la alquer a nos bendi an los dos. Cor 5 a v1 a m1a • de tu dicha corro en pos, que mariana en la alqucrla nos bendigan los dos. A dios. Adios. (nlcs que me sorprendan ir.e alejar do aqui.)

PAGE 60

)fARIA. HOBERTO. i\iARIA. -59 -Tu marcha no demores. Los DOS. Roberto. ) HRIELA. GAlll\IELA. )faRIA. (;4 llRIELA . MAltlA. GABl\H:LA. MAlllA. ESCENA XVII. 'MARIA, lugo GABRIELA. HABLADO Cuando aqu mi padre vea, oh! Qu diclioso ser! En el jardin los dos pude un momento dejar, y vengo ... Gabriela ma! Qu ocurre? Una novedad tan inesperada que ..• Deja que te abrace! Bah! Tenias razon. Robert o m e adora! Ser verdad'! Acabo de verle. Aqu? Cmo? Te vino buscar? Eso pens, pero ... Ay! Con cunta folicidad respiro. Vamos, explcate! De tu futuro, aos h es humilde servidor, y como era natural

PAGE 61

. ' -tiO -que hoy asisliese su boda, vino en alas de su afn sin explicarme la causa. Y sirve al M.arqns? MAl\!A. Cabal. GABRIELA. Pues hablarle me interesa. MARIA. No, nol ntes quiere tratar con mi padre ... y voy corriendo ... GABl\IELA. Sabe que en la quinta est? MAl\IA. Lo ignora1 Y eso va s er la sorpresa principal. GAURlELA . Qu piensas decirle? MARIA. Pienso describindole mi afan y el amor que nos devora su tierno pecho ablandar. Mi padre, aunque es muy s e\1ero slo mi rl.icha querr. GABl\IELA. Bueno. Condcelc aqu. Mi facundia es colosal, y voy echarle un discurs o que ya vers ... ya vers! Vedla! Su pecho le adora. Tened, Bernardo, pit!dad! Tambien ha.beis sido jven. Ved que el novio es muy galan . . Mirad que tambien me caso! Nos echamos llorar. Cae tu novio de rodillas como el que no puede ms, y exclama tu parlre: Hijosl Venid! i<:fccto teatral. MARIA. Voy por l. Be ndita seas! u GABRIEU. Corre tu .Iicha encontrar .

PAGE 62

CONDE. Pero durle diablo se ha metido mi yerno? Ya est terminada e l acta y es preciso firmar. GAB. Por ah fuera debe hallars e . Bscale y que avisen \ todo el mundo. Co:rnE. Voy en seguida. Qu deseos tengo de t e rminar! Los preliminares de una bo1la son terribles para los pa dres. {Vse.) ESCENA XIX. Jfn,,/; GABRIELA, Iugo MARA, BERNARDO y MATEO. G .rn. Si aprornchando este momento vini esa Mara. Ah! { I I Ellos son! e_.----.!3ERN. Pero qu ocurre? Qu revelacion es esa que debo saber? GAB. Asi eslais todava? Nada le has dicho? MARIA GAll. Como estaba Mateo delante ... Comprendo! El rub o r no te lo l.a permitido. Yo lo dir por ti. Seor Bernardo, para qu andar cou rodeos ni circunloquios. llfARIA. Gabri el:t! (Estoy temblando.} G.1n. Vuestra hija est enamorada hace tiempo de un jvea que la corresponde y que va v e nir pediros su mano. Creo que con ms franqueza no se pueda hablar , BERN. Qu decs? (Dios mio!) BF.RN. Que mi hija? ... G.rn. Os suplica de rodillas vuestro perdon y el p e rmis:i para casarse. (A Mara.) (Llora un poquito. Ahora es muy convenic:itc.) MARIA. S, padre mio! Hace tiempo guardaba este secreto cu

PAGE 63

62 -mi corazon. Hoy prefiero revelrtelo porque estoy se g ura de tu cario y de tu bondad. BERN. Lugo entnces era esa la causa de tu tristeza y d e tu indiferencia con Mateo? l\1Al\IA, Oh! Pe rdname, h e rmano mio! Bien sabe Dios 4ue la pena que sientes me destroza el alma; p e r o me cre era mucho ms culpable tus ojos disimulanrl o hipcritamente mis sentimientos. MATEO. (No slo no m e quiere sino que ama otro!) S feliz, M ara . Esto e s lo nico que hoy ambiciono. GA1i. (Oh ! No tiene precio el corazon d e este j)fagnfico! Sl o falta que se prese nte e l novio.) CorrnE. (ocnt .. o . ) Por a qu! Ade ntro, adentro! GAo. Vienen para leer mi contrato re boda. MARtA. Apartmonos este lado. Desde aqu os dir qui n es lh persona tle que os hablaba. GAo. S s. Ensanos tu novio. Estoy rabiando por conoESCENA XX. COl'iDE, ROBERTO, ,. NOTARIO, AMBROSIO, COl:l.O GENEHAL. Salen l odos excepto Robol'IO. ”rdc n, rden y silencio! Pasad, seor Notario. UNA voz. Viva la novia. Tooos. Viva! f... a . r.u l es ? CoNtM. MARlA. GAB. N<> l e d i stingo ... Aguardad! (Roberto aparece por e l fondo . ) Varios! Adelante. Slo vos faltbais .. 'lir rllc! t1.11! El marqus !

PAGE 64

M,1n1,1. GABfil ELA. I\. O BERT O . GABfilEL A . CONDE. To Dos. MARIA. HOBl;RT O . AIAl\I A . R O BEl\T), .\:lAfil A . B1::11:'iA 11 DO. MARlA. GAlll\IE L. -63-M ' U S ICA. Qu has dicho? E s Roberto! Infam e trai cion. Acrcate . (Lleva Mara onfrenle de 11oberto . ) Mira! (Es ella ! Gran Dios!) T h a s s ido, responde, q ien vil la e n ga? Qu es est o ? Qu pasa? lob c rl o ! mi voz amante r esponde. (Linda situacion . ) Ni yo c onozco t'sta doncella, ni lo qu e hablais c omprendo : f'c\. Cicl o s ! Qu e s c u cho? Mise rable! N o m e c o noces? Claro cs. T u audacia incr eble ilc m se burl . E s te hombre, sab edlo, 1ai honra mancill. Qu dice? L o jnro d e l a nt e d e D ios! Niega s i le atr eves, p e r j uro, tr aidor! Mlraurn ci l a c ara, niega tu lrai cion! l fu! Ya n o hay Juda. l fu! Mi b a ldon 1en gauza rPclaina !

PAGE 65

Y MATEO. .\L\RIA. GABRIEi.A. RClBEl\TO. BER:'\AROO. 64 -Prudencia, seor. De mi loco desvaro -nada dnbo aqu ocultar. Aunque el deshonor me humille su vergenza importa m{is. De mi loco desvaro , nada oh, ciclos! queda'ya! Mi alegra y mi venlura, nunca, nunca, volvernn. De mi loco desvaro, nada puedo aqu ocultar. Hoy mis planes de fortuna esa nia ech rodar. Yo su loco desvaro, vive el cielo, he rle vengar. La deshonra de mis canas con su vid:i. pagnr . ATEO. De su loco desvaro, ,, justo ciclo, ten picda
PAGE 66

Tooos. GABRlllLA. ROBERTO, -65-Terrible venganza contra ella empic, maldita de un padre, maldita de Dios. ali
PAGE 68

ACTO TERCERO. CUADRO PRI MERO la izq uierd o la fchada porle ex.lori o r de l a alq ue ra de B e rnar clo. la d c nech a u na t ab e r r . a c o n c ob e rtizo. Corca de l a puo r b . mesas y ban c os. Al fondo l a montaa. Bello y pinto resco p a i saje . ESCENA PRIMERA. poco d e levau t a rse e l te l on, se ese o l sonido de u n tambor . A p are c en p or divorso s lados , ALDEANAS y ALDEANOS. E L T A B E RNER O . Coa o . MUSICA. V e nJ , venid. j'-Lllegad, llegad . Es e l t ambor del pregonero. Qu diablo viene aqu anunciar? Y a se a c erca-poco poco. No me p i s es!-No empujar!

PAGE 69

-68-Queda sitio para todos! Cuando grite se le oir. ESCENA H. DICHOS, el TAMBOR, el PREGONERO y gente del pueblo Coao . . Seor pregonero-venga por aqu, y en voz alta diga j lo que v decir. Todos esperamos-con curiosidad Qu pasa en la aldea? ___ . _Qu viene ”rden y silencio! ' . Presten atencion! mienlras todos griten no comienzo yo. Silencio, silencio, silencio por Dios. (Redoble de tambor.) PREG. (Recitado.) Se hace saber todos los habitante de la aldea ... )) Tooos. El qu? El qu? PREG. Silencio! Que dentro de media hora continuar la venta en subasta pblica de todos los muebles y efectos pertenecientes al difunto Bernardo, para pagar con su producto los acreedores. Tooos. A.h! Ya lo sabamos. Pues vaya una noticia! PREG. ()rdcn! Las personas que quieran tomar parle en la subasta se reunirn aqu en el trmino inuicado.H Tonos . (Riendo con gran algazara.) Bravo! j\, J, j! ... Tomad unas pastillas! ... Que no se oye! (El tambor y el Pregonelo y se retiran.)

PAGE 70

'fABllRNER CORO. uc B e rnardo se muri, olvidada tal noticia I hace tiempo tengo )O. f Si los muebles venden hoy l a venta aunque cuatro trastos viejos ser todo lo que dn. Cerrada h ace un ao est la alquera. Ninguno la g uarda. Ninguno la cuida. Todo apolillado sin duda estar, d e unos muebles viejos, qu van sacar! t Yo no s la historia que tanto vocean porque hace muy poco que vine la a ldea. Contadme, muchachos. Decidme qu fu En cuatro palabras te lo explicar. , Dueo de esta linea era un bue n seor, que su hija adoraba con fuerte pasion. Un novio la nia aqu le sali, , y para casars e ya estaban los dos. Pero una maana, sin ms dilacion, la nia con otro

PAGE 71

-70-la puerta tom. f !\laldita del padre, no ha vuelto jam s. Nadie r:le su suerte supo la verdad. Pero el pobre virjo solito qued, y de amarga pena dicen que muri. TAllEHNERO. La historia es triste . Vlgame Dios! Pero mil como esa conozco yo. Sois las mujeres, por nueslro mal, acercaos, os lo digo, una calamidad! Tonos. J, j, j, j! ,..,...,,.--TABERNERO. Es la verdad. w CORO. Habr buenas y habr malas. Eso es cosa natural. / Ya sabe el Tabernero lo sucedido. Yo sabr en la subasta probar su vino. Pues la malicia dice ... y es bien segur o que lo bautiza. HABLA.DO. TAB. s falso! No hay en toda Italia vino ms p ro que yo vendo.

PAGE 72

ALo. t."' Dice bien. Aqu hay muy malas lengu ..,.. .._. __ __ TAB. j__{No me conviene Conque decs se 1a vueho 's:lber ae 1a i a de ese s eor Bernardo? ALo. 1. Desde hace un ao no ha vuelto pisar la aldea. Sr asegura, sin embargo, que anda errante por esos mundos mendigando el sustento . Su infame conduct a le enajen el cario de todos. Si volviese alguna vez l a arrojaramos d e aqui No es cierto? ALD. 2. La ingrata deshonr su padre. ALo. 3! Y ha sido la causa de su muerte. ALo. i . ' Yo la odio. ALo. 2! Yo la aborrezco. ALD. 3. Yo la desprecio! TAB. Vamos! Un poco de pieddad para esa desgraciada. Era bonita? ALD. La Eso s. Muy bonita! TAB. Entnc e s comprenrlo vue stro rencor . Pero decidrnr: no era rico ese seor Bernarrlo? Si seor. La alq uera era rnya. TAB. Entnc e s no comprendo ... ALo. i ! El infeliz abandon todos sus negocios de tal modo, que concluy por arruinarse. ALD. 2. Y adems y a r ecordar eis ;que tambion l e robaron t o dos sus ahorros. Aw. L • Claro est. D e jaba las puertas abiertas. TAB. quiz s que volviese su hija. ALD. 1. Pobre B e rnardo! 'fAB. Pero viva solo? ALo. i . ' No s e or. Habitaba con l Gertrudis, la antigua nodriza d e su hija; pero se march de la aldea. TAB. Decidme .. . ALo. L Quereis sabe r ms todava? TAB. Una sola cosa. Y el novio aquel que estaba para ca s ars e ? ALn. i.' Ma o? Acaso no le conoceis? TAB Ah! Era Mateo su prometdo? Y decidme .. ,

PAGE 73

72 -ALn. L Basta, basta! Ya tengo seca l a boca! D e biais ser barbero, por lo curioso! J . . '! s o re am1lia! Eu fin! Este es el munt o! Vaya, vaya! Dentro de media hora vendrn todos los mozos y echarfo un trago. Apresurmonos convertir en dos cada cuartillo. (Entia en la taberna.) : ESCENA 111. MARIA. Desciendo lentamonlc por la montaa. Anda con trabajo, y est miserablemente ves tida. MSICA cias al ciclo, pude lle{;r. tlito el qu e mis pasos co uce este lugar. Santo de mi infancia, donde a.legre viv yo. Tu recuerdo el alma inunda de ventura y d e dolor. Dulce paz tras esos muros larg o tiempo d"sfrut; pero i u:;rata Ju o y prfida de esos muros m alej. Arrcpentida-vuelv hoy aqu. Harto he llorado. --M _ho sufr. De un padre ay ci!os!-Busco el perdon, Qu padre un hijo niega lo que ambiciono yo! HABLADO Mi pecho apnas respira! j All busco mi la alquera.)

PAGE 74

TABERNERO. MARIA. TABERNERO. :'>fARIA. TABERNERO. MARIA. TABERNERO. MARIA. 'r ABER:'. MARIA. TARERNEhO. MAl\IA. -y me detengo cobarde ante ese muro de piedra! "rie nes derecho, hija i ngrata < implorar dulce c l emencia? Lo ignoro! Pero maldita. DO quiero dejar la tie rra, (]Utl la maldicion de un p adre hasta en el sepulcro pesa. ' Vftlor! Ampreme el cielo. (Llama la iucrta.) Nadie acude! Nadie llega! No me oyen! Padre! Soy yo! Abre. Abre por Dios tu puerta! ESCENA IV. DICHA, el TABERNERO. Eh! Buena mujer. Quin habla? No espereis que nadie ati enda . Ah no pueden dar limosna. Esa casa est desierta. Qu decs? La verdad pura. Y sus dueos? Buena es esa? Pues no sabeis que murieron! (Jess!) No sois de la aldea? Pero ... Bernardo ... Gertrudis .. Bernardo muri de p e na, segun dicen. (Ah!) Eso dicen? S; por una hija perversa que los dos idolatraban!... No es cierto, no; ella era buena! •.. Cmo? (Padre! Padre mio!)

PAGE 75

-74 TABERNERO. Qu teneis? MARIA. No s: las fuerzas me abandonan. TABERNERO. (Ser de hambrn? Venid, (La infeliz apnas puede andar.) en este banco reposareis. (Lo conduce al banco) MARIA. Gracias. TABERNERO, Ea! No hay que apurarse! Qu diablo! (Y es jven! Jven y bella!) Quereis un vaso de vino? MARIA. No, seor, no. TABJ:RNERO. Cual la cera os pusisteis. MARIA. (Suena ruido.) No hagais caso. TABERNERO. Anda, anda! Valiente gresca! ir seguir la subasta y todos vienen ella. MARIA. La subasta? TABERi'iERo. De los muebles de Bernardo. Ayer la venta empez. MARIA. Venden sus muebles? 'fABER:'lERO. D:ij el pobre tantas deudas! ... Mirad all la justicia. Cunta gente! ... MARIA. (Oh, qu vergenza!) TABERNERO. y c6mo DO habr venido el ciego? Extrao su ausencia. Nunca sale de este sitio. Estar enfermo, por fuerza. MARIA. De quin hablais? TABERNERO. De Mateo! MARtA. Mateo! TABERNERO. Se fu la guerra despreciarlo por su novia,

PAGE 76

-75 --y en una accion ... la primera, perdi la vista! fR1A. (Gran Dios!) TABERNERO. Y aqu est de centinela todo el da; algunas veces contra la tapia se sienta, y llora y llora! ... fRIA. Callad. TABERNERO. Mirarlle! MARIA. (Es l!) TABERNERO. Ya se acerca. ESCENA V. DICHOS, MATEO. Pobremente vestido y audando muy despacio. Se dirige lentamente hasta la puerta de la alquoria, y all se detiene . La orquesta toca piano. -....,__ No os lo digr,? S! TABERNEflO. All v! (Sufr.i maldita tu afrenta!) ESCENA VI. DICHOS, el NOTARIO, el PREGONERO, CORO GENERAL. Todos salen moviendo gran algazara. NOTARIO. Orden y silencio! Tonos. La subasta! La subasta! NOTARIO. Pero quereis callar, condenados! Seor Pregonero! Mctcdme en la crcel al que chistl. (Silencio.) Vamos continuar la subasta anunciada. Slo quedan ya

PAGE 77

76 -cuatro baratijas. Abrid la puerta, seor teetetmio. (Abren la puerta do la alqueda.) Pueden entrar los que quieran para ver los objetos. (Algunos entrnn en l a alquera.} Acer cad mientras tanto la mesa. (Sacan un sillon y una m esa. Si n tase el Notat•i o. Todos forman un medio crculo.) MAlllA. (La alegra de esa gente me destroza el alma.) (Siem-pre cerca d e la taberna.} N / NOTAl\IO, (Toca un• campanilla.} Empieza la venta. (so pone las gafas y empieza leer torpomente e l inventario. ) Primero . Un ... n Quin ha escrito esto? Vaya una l ctrita!. .. Un l echon de madera blanca. Tooos. Eh? NoTAR10. Digo, no! Un lecho. ALD. L Decid una cama. NOTARIO. L o m ismo da, bruto. Un lecho de madera blanca con colchones y colgaduras. MARIA. (El mio. Aque l rlonde repos dichosa y tranquila.) NOTARIO. Adudicado Nicols e l Barrigon, por 30 florines. ln devocionario con estampas . .MARIA. (El de mi pobre madre!. . . Si yo pudiera! .. {Registrn-...., doso. } Nada! No tengo nada!) NoTAl\tO. Seis florines. MATEO. Siete, ocho, cuanto querais NOTARIO. Hombre! Para qu necesitar un libro ese ciego? Adjudicado Mateo! MARIA. {Con alegra.) Ah! (Se acerca insensiblemente al grupo.) NOTARIO. "Un sillon donde.debi sentarse Ad:rn. TODOS. J, j, j! NOTARIO. Una ru eca !11 Tooos. J, j. j! NoTAmo. Qui n quiere una rueca que anda sola? MATEO. Yo! NoTARIC'. Tambien el ciego? Adjudicada. MARIA. Oh! Esto es horrible! MATEO. {Sorprendido al oir la voz.\ tEh! Qun llora por aqu? {Cogiendo ou mano ) :\IARIA. Mateo! Mateo!

PAGE 78

MATEO. MARIA. MATEO. Tooos. />!ATEO. CORO. MARI . COR.'.>. M-NtA. CORO. ATEO. 'MARIA. MARIA. (Dando un grito.) Ah! No me engao! Mara! Silencio! La hija de Bernardo! Mara! (. Su dulce acento.-No me T eres Maria.-Esa es su voz. ;r{-"tl tPor qu su planta-dirige aqu? ' J Tened, yo os ruego,-piedad de m. Hija maldita, huye veloz. T no eres digna de compasion. a .. Vete y no vuelvas, ve te ele aqu. , Tened, yo os rnego,-piedad de m...-""'


PAGE 79

MARIA. MATEO. )IARIA. MATEO. )fARIA. MATEO. MARIA. -i8 -humilde perdon, que aqu de mi parlre gritaba la voz. Mas hija maldita, en vano esper el perdon que ambicionalia, y ya nunca alcanzar. Su voz adorada mi dicha caus. Sin verla mis ojos, l:.t \'” el corazon. Amor que dormia, despierta otra vez, y con fuego ms ardiente consumiendo est mi ser. De aqui sin trgua quiero marchar.-Slo la rnuerLe-me espera ya. Sin el consuelo-que ambicion, qu otra esperanza-puedo tener? r Aguarda! 1Espernl-No partas, no. Ql!e ese consuelo-te oLorga Dios. Tu padre amado-cuando muri, entre mis brazos-te perdon .. Cielos! Qu dices? Lo juro fiel. Oh, padre, padre mio!-Dichosa vuelvo ser! Su ltimo beso-fu para ti. Yo entre mis lgrimas-lo recib. un mi mejilla-siente el calor del beso aquel postrero-que mi alma estremeci. Bendito mil veces-el beso adorado, que en esa mejilla-mi padre estamp. Horrible tormenta-que se ha disipado!

PAGE 80

MATEO. MARIA . R o n . Ros. MATEO. Ros. MATEO. Ros. MATEO. R o11. R •HJ .. -79 -La luz de los ciclos-mi pecho inuml! B e ndito mil veces-el b eso adorado, que en su hora postr era-tu padr e me di . H e cihe, Mara,-su afecto sagrallo . Horrible tiniebla-la luz disip. HABLADO. El perdon apetecido-inunda de amor mi pecho. Quiero r ezar junto e l lecho-de mi padre b e ndecido. Slo ese favor te pido-ya que es tanta tu noblezr.. All mi d eber empieza.-D jamc solas llorar. V, Mara, sin tardar.-Reza por tu padre ! Reza! (Entta en li:t. alqu e ra. Matoo se sienta c erca do la taberna . ) ESCENA VIII. MATEO, lugo ROBERTO pe• l a u o re c h a . Aque lla es la alqu era ... Pero nt e s quisiera enterar m e . Cualquier imprudencia podra perjudicar mi pla n ... Ah! Un aldeano ... {Por l\fateo.) ste tal vez podr darme noticias ... (se a cerca.) Felices, buen amigo. Quin es? No os mole steis... Por la traza debeis ser vecino de esta aldea F.n efecto. Deciclme: contina siendo aquella alquera propiedad del buen Bernardo. Eh? ... No extraeis mi pregunta. Acabo de llegar uespu e s de,un ao de ausencia. y ... (Yo conozco esta voz.) (se levanta y so vue lve por completo frente . Roberto.) Quin sois entnces? (Roconoci ndole.) (Mateo.) Pr e gunto, que quin sois? Miradme bien. (Desdo e sto momo nl o R o borlo habla u a jo p ro-

PAGE 81

Roo. MATEO. Rou. .\iATEO. Roo. MATEO. Rou. .JATEO. Roo. MATEO. Roo. MATEO. Rou. MATEO. Roo. \JATEO. Roo. 'IATEO. koo. MATEO. Rou. .\frrEO. Rou. -80 -eurando disfrazar su voz.) Es intil, seor. Estoy ciego, (Ciego!) Azares de la guerra, busqu en:eua la encontr algo ms terrible y espantoso ... Pero esto nada debe importaros. Deciamos que ... (No conviene que me reconozca.) Lo siento en el al ma, seor .. Mateo, para serviros . Gr.icias. (Dnde he odo yo esta voz!) Y bien, seor Mateo. Esa alquera ... Ha sufrido cu un ao terribles desgracias . Qu decs? Su dueo ha muerto. Ha muerto Bernardo? Ah! Y qu ha sido de Mara? Creo qutJ se llamaba asi su hija. En efecto, seor. As se llamaba. Ha muerto tambien? Esa no ha muerto! Ah, vamos! Se casara sin duda con su antiglli)rnu:V1 -:--Tampoco! Mara arroj al campo las flores que aquel desgraciado coloc en su ventana la vspera de la fiesta de la Vrgen. Qu ingratitud! No! Decid ms bien, que traicion! La de Maria? La del infame que abusando de su inocencia la hizo desgraciada para siempre. La del cobarde que atrajo sobre su cabeza la maldicion de un padre! La del hombre, en fin, que . desde eutnces busca con afan aquel pobre aldeano para vengar en l su oprobio y su clcsesperacion. (Ah!) P0ro veces el cielo no es justo! Ese hombre ha desaparecido. Lugo Mara es digna de piedad.

PAGE 82

MATEO, Ron. MATEO. Ron. MATEO. Ron. MATEO . Ron. MATEO. Ron. Ron. -81 -Oh, si! Su martirio fu largo y doloroso. M e han dicho que su anti guo novio Ja adora todava. Y no os han engaado! Estais seguro? (Estas pre guntas con mucha intenclon.) Aqu! Hace un momento, ese hombre no ha podido contener Jos generosos impulsos de su corazon! Crea muerto el cario que aliment por ella largo tiempo, y al sentirla su lado, al estrechar entre las suyas su mano de nieve, aquel amor inund do nuevo todo su ser, abrasndole el alma con su fuego. Qu decs? Volvi verla? Luego est aqu? (Con su voz natural.) Reza en esle momento junto al Jecho de su padre! (La fortuna me 'favorece.) Gracias, amigo! Gracias. Un instante! •.. No puedo detenerme! Adios! (Esto lo dice alto.) (Comoreeordandodepronto.) Ah! Es la misma! Aguardad! (Acabemos. Valor!) (Entra en la alquera . Msica en la or questa.) Habladme otra vez! Oh! No me respondeis! Vos sois el infame Roberto! Ncio de m que hasta ahora no os he reconocido! Y esas preguntas ... Tal vez trame contra Mara otra nueva vileza! Corramos preve nirla! Mara! (Entra on la alquera.) CUADRO SEGUJIDO E T ESCENA PRIMgRA, MARA, lugo ROBERTO. MARIA. Me siento ms tranquila. Mi resolucion llena mi alma de dulce consuelo. Terminar mis dias en un santo asilo socorriendo Jos desgraciados y cubriendo m ros lro con e l velo sagrado de la caridad. All pensar ' 6

PAGE 83

Ros. MARIA. Ros. MAIUA. Ros. MARIA. ROB. MARIA. Roo. MARIA. Roo. MADIA. Roe. MARIA. H.OB. MAIUA. -82 -siempre en t, padre mio. All pedir Dios que tu cario inmensu no me abandone. Partamos. Un instante, Maria! (Retrocodiondo con espanto . ) Vos! Vos aqu? Vengo buscarte. Estoy soando? Vos en la casa que habe'is deshonrado! Vos hollaado con vuestra planta impura este sagrario asilo? Atrs! Salid de aru! Dejadme! Vengo, repito, en. busca tuya. Mi porvenir est en tus manos. ”yeme. Gabriela rne ama an. Slo una condic10n exige para nuestro enlace. Buscad rni her mana, rne ha dicho; si se ha casado al fin. con el hombre que tanto le amaba, creer que el cielo os absuelve de vuestra culpa. Ah! Ya comprendo! Pues bien! Mateo te ama. Oh! S! Estoy seguro! Csa te con l y realizas la ventura de todos. Tan vergonzosa proposicion me asombra y rne espan ta. Ni una palabra ms. Adios. Desoyes mi splica? Decid ms bien vuestra vileza. Por ltima vez. Qu debo contestar Gabriela? Que el cielo no os absu elve! Oh! Terne mi rabia: Terne mi venganza! Ya nada temo, seor marqus! Me habeis enseado ser valiente. Desdichada de ti! (La coge do un brazo y ambos se marchan por la derecha . ) Favor! Dejadme ! Socorro! (Mara fuora ya do oscona lanza un (grito desgarrndot-.} Ah! " ESCENA II. MATEO y CORO, por la izciuierda, lugo MARA. MATEO. Por aqu! No lrnbcis odo cslJS gritos? Mara! Pronto! Contr.sla!

PAGE 84

MARIA. CORO. -85-con un pual en la mano.) El cielo puso el pual en mis .manos! Con su muerte he vengado mi deshonra! MUSICA. _,/ No haya perdon.-No haya piedad. r-;L. ;i Pague su crmen-y su maldad. ( . I En esta escena., es decir, cuando salo el Coro, sa l dr una con-trafigura d e Mara vestida oxactamento igual, de modo quo ol pblico no la aperciba . Al salir Mara con el pual, los aldea -..,: nos)a rodean, v'.ontnces se h a ce'.el cambio, marchndose M;i#a {" y quedando en su puesto la contrafigura, quien Mateo abraza y sostiene. El Coro hace mlis primero, y los ltimos que .,J on andando muy despacio son Mateo y la contrafigura . En el acto do desaparecer, debo hacerse la mutacion . Dependo quizs el xito de este importantsimo detalle.) CUADRO TERCERO. La misma deooracion del act o primero. ESCENA PRIMERA. MARA. Hllase '.dormida en ol sillon como lo ostaba al terminar el acto primero. Su traje tambien es el mismo. El pauelo que dej caer sigue en ol suelo. La luna ilumina la figura do Mara. El ramo de lloros contina en la ventana. Todo, en .fin, exactamente como ntes . Poco poco amanece . MARIA. (Soando.) Quera matarme! Yo le arrt1bat el pual ... Perdon! .. . Ah! (Despierta sobro83ltada y mira su alrededor.) Qu es esto? Qu me pasa?

PAGE 85

GERT. MARIA. GERT. -84 -ESCENA II. (Dentro.) Maria! Mara! Esa voz! (Saliendo.) Qu haces aqu? Por qu no estabas en tu cuarto? MARIA. Gertrudisl Dios misericordioso! GERT. Qu tienes? Apuesto que te sorprendi el sueo en ese sillonl Es claro! Como tanto cargu la dsis, el efecto fu inmediato ... El sueo? Si! S! Un sueo debi ser. Y mi padre? Vive mi padre? GERT. ,Cmo si vive tu padre! Pues ya lo creo!.:. Mralo. Ve nid, seor Bernardo! Esta loquilla se ha quedado durmiendo en el patio toda la noche. (Abre la verja.) BERN. MARIA. BERN. MARIA. BERN. ESCENA 111. DICHOS, BERNARDO. En el patio? (Abrazano au padre con gran emo cion.) Padre mio! Padre mio! Qu tienes? Nada! No es nada! Vaya! Voy prepararlo todo para recibir la procesion que no debe tardar. (v e por la primera puerta de la izquierda.) ESCENA IV. MARIA, lugo ROBERTO. MARIA. Un su e o ! Y sin emba r go, siento ahora por Roberto inven cible horror! 1 Ros. (Vestido como on el primer acto,) Por qu no has acudido la cita?

PAGE 86

-85-MARIA, Oh! Ros. Por qu has faltado tu palabra? MARIA. Responde! Qui n eres? AMB. MARIA. MB, Ros. MARIA. AMB. MARU.. MARIA. ROB. ESCENA V. DICHOS, AMBROSIO. El seor Marqus! El futuro de mi sci10rita! (Oh! .Mi sueo no me engaaba.) Seor Conde! Seorita Gabrie\a! Mara!. .. Ni una palabra! Venid! Venid corriendo. (Gracias, Vrgen santa!) ESCENA VI. DICHOS, et CONDE, GABRIELA, GERTRU[JIS . ... Todos vestidos como en e l primer acto. ( Viendo Roborto . ) Oh qu sorpresa! T aqu! Mara, te pr e sento mi futuro esposo. Hacedla dichosa, seor marqus. Lo juro! ESCENA Yll. DICHOS, MATEO y ALDEANOS y BERNARDO. MATEO. (Saliendo muy alegro.) Adentro, muchachos! viva la ale gra! MARIA. Mateo! MArno. (Sealando el l'amo.) Mirad all m1 ramo! Esposa de mi alma! ( Empieza muy piano la msica.) MARIA. Oh, s! T eres el nico que merec e mi amor. 'Jl. (A Mara.) Cmo? T e casas con Mateo? Pues y e l otroi? 1RtA. Ya no le amo.

PAGE 87

GAilo MARIA. ;• 86 -Qu significa esto? " El despertar de un sueo , ; la revclacion divina; EL il!l-u.GRO DE 'LA VRGEN! ?',1 ESCENA ULTlMA ... tr ...V ,, . COHO GENERAL 'Y CHICOS r'mados como salieron en el ptimer acto. Loa mozas tcoloean la Vgen sob1e unas andas, y desfila la proell• TODOil. t sien mientras todos cantaR. Vrgcn pursi1na,' Madre de Dios, tiende tu manto de bendicon. Ora pronollis, latts tibi Cristi, gloria per seculam, gloria irwprincipi.

PAGE 89

f:Jfi 'l ••i( 1 •1 1 '1 \ '! \ i 1 \ 1 11 ! 1//11111/ i . \jtf'Pf !f // 11:\I '111 1 \ 1 11 U1ll 11I' • \ , 11' , 11/ I' M11,\1 \ \ , \ \ \\ \ \\\ 1 \ 1 \\ 1 rj 1 /1 1111 /Jf tl \ " \\ \\\• \In\ ;' \ PtMfr 1 "' l \ 1 i/lP f t P\'\ 1 \ 1 11; il! 1,, 1 1l:'i $, ' \ \.


printinsert_linkshareget_appmore_horiz

Download Options [CUSTOM IMAGE]

close
Choose Size
Choose file type

Cite this item close

APA

Cras ut cursus ante, a fringilla nunc. Mauris lorem nunc, cursus sit amet enim ac, vehicula vestibulum mi. Mauris viverra nisl vel enim faucibus porta. Praesent sit amet ornare diam, non finibus nulla.

MLA

Cras efficitur magna et sapien varius, luctus ullamcorper dolor convallis. Orci varius natoque penatibus et magnis dis parturient montes, nascetur ridiculus mus. Fusce sit amet justo ut erat laoreet congue sed a ante.

CHICAGO

Phasellus ornare in augue eu imperdiet. Donec malesuada sapien ante, at vehicula orci tempor molestie. Proin vitae urna elit. Pellentesque vitae nisi et diam euismod malesuada aliquet non erat.

WIKIPEDIA

Nunc fringilla dolor ut dictum placerat. Proin ac neque rutrum, consectetur ligula id, laoreet ligula. Nulla lorem massa, consectetur vitae consequat in, lobortis at dolor. Nunc sed leo odio.